Está en la página 1de 1

El Alquimista es uno de los fenómenos literarios más importantes del Siglo XX, con

más de 30 millones de copias vendidas alrededor del mundo. El libro ha sido


traducido a más de 67 idiomas y encabeza la lista de los libros más vendidos de
todos los tiempos en 18 países. El abrumador éxito de El Alquimista puede ser
atribuido a diferentes factores. Primero, la historia del pastor Santiago es la de una
espiritualidad cotidiana que la gente puede aplicar en su día a día. Uno de los
mensajes centrales del libro es que la espiritualidad no es una cualidad separada
de la necesidad de una persona de cumplir sus sueños. De hecho, lo que el
corazón de una persona desea de verdad son mensajes del universo. Perseguir
estos deseos lo mejor posible es lo que hace a uno sentirse vivo. En segundo
lugar, El Alquimista está escrito con un estilo directo y simple que permite que su
mensaje central brille más fácilmente. De esta forma, El Alquimista es parte de una
larga tradición de historias religiosas con moraleja, como los cuentos de hadas y
los cuentos infantiles, que tienen como meta enseñar una lección de vida. El estilo
encantadoramente simple, junto con la lección de vida no confesional incluida en
el libro, explican el interés de tantos lectores con diferentes gustos e inclinaciones
espirituales.