Está en la página 1de 15

MECANICA DE FLUIDOS

INTRODUCCION.-

La Mecánica de los Fluidos, como área de estudio, se ha desarrollado gracias al


entendimiento de las propiedades de los fluidos, a la aplicación de las leyes
básicas de la mecánica y la termodinámica y a una experimentación ordenada.
Debido al comportamiento que tienen algunos fluidos, se hace interesante su
estudio, sobre todo a nivel experimental, teniendo en cuenta que dicha sustancia
posee ciertas propiedades tales como viscosidad y densidad, las cuales las cuales
juegan papeles principales en flujos de canales abiertos y cerrados y en flujos
alrededor de objetos sumergidos.
Este interés en el estudio de los fluidos es a consecuencia de que en la vida diaria
no existe un fluido ideal, es decir, una sustancia en la cual se esté aplicando un
esfuerzo, el cual puede ser muy pequeño, para que se resista a fluir con absoluta
facilidad

La necesidad de comprender el comportamiento de los fluidos ha sido siempre


imperiosa para nosotros: al fin y al cabo, nuestra vida depende de dos fluidos, el
aire y el agua. Asegurar el suministro de ambos es un requisito indispensable para
nuestra supervivencia, y esto significa que mucho antes de que Newton
estableciera principio alguno ni supiéramos lo que es una fuerza con el menor
rigor ya teníamos cierta idea sobre las características fundamentales de los fluidos
y cómo manipularlos.
Esto significa que, en sus comienzos –mucho antes de recibir su nombre actual–
la mecánica de fluidos era algo completamente empírico, y no tanto el campo de
estudio de los científicos como de los ingenieros civiles: sin un conocimiento,
aunque sea rudimentario, de la flotabilidad de los cuerpos, las variaciones de
presión del agua y hasta dónde es posible elevarla y cosas parecidas, es muy
difícil establecer una civilización tecnológica. Esta versión eminentemente práctica,
no demasiado preocupada por principios fundamentales y sí por las aplicaciones
técnicas del conocimiento, fue denominada hidráulica por su preocupación
central, el agua.
Durante muchos siglos continuamos avanzando muy lentamente en nuestra
comprensión del comportamiento de los fluidos de este modo empírico.
El Principio de Pascal, se refiere a que cuando aplicas fuerzas sobre un recipiente
con algún líquido, la presión será uniforme entodas las partes del recipiente. La
prensa hidráulica se basa en este principio ya que este mecanismo que tiene
comunicación entre los dos extremos, en este caso utilizamos una manguera de
plástico quees impulsada por un pistón, o como en este caso una jeringa, a la que
aplicando fuerzas menores podremos obtener fuerzas mayores del otro lado. La
prensa hidráulica sirve para transmitir la fuerzaaplicada de un lado al otro.
En el siguiente procedimiento podremos confirmar que como la presión es la
misma al pasar el líquido de un lado al otro, la fuerza aumenta o disminuye de
acuerdo al ladocorrespondiente. Se transmite a todos los puntos del mismo con la
misma intensidad.
La conservación de la masa de fluido a través de dos secciones (sean éstas A1 y
A2) de un conducto o tubo de corriente establece que: la masa que entra es igual a
la masa que sale.

OBJETIVOS.-
OBJETIVO PRINCIPAL.-
- Demostrar experimentalmente el principio de pascal.
OBJETIVOS SECUNDARIOS.-
- Demostrar y aplicar la ecuación de la continuidad.
- Demostrar y aplicar el principio de la prensa hidráulica.
MARCO TEORICO.-
Uno de los primeros en atacar el problema de una manera más científica fue
Leonardo da Vinci. El divino italiano realizó multitud de experimentos bastante
metódicos sobre el flujo de agua y aire alrededor de objetos, y documentó sus
descubrimientos con diagramas maravillosos, como hacía casi siempre. Leonardo
llegó a introducir pequeños objetos en el agua para observar su movimiento según
fluía el líquido, observó los remolinos que aparecen cuando el agua fluye
rápidamente sobre un cuerpo, es decir, la aparición de la turbulencia, y llegó a
realizar diseños que minimizaban esa turbulencia.
Sin embargo, en la época de Leonardo la Física no se había casado aún con las
Matemáticas –algo que empezaría a suceder con Galileo Galilei–, con lo que una
auténtica teoría de fluidos no podía surgir. El propio Galileo, que yo sepa, no
dedicó demasiado esfuerzo a esa tarea, pero dos de sus discípulos, Benedetto
Castelli y Evangelista Torricelli, fueron de los primeros en establecer las bases de
lo que se llamaría hidrodinámica, la contrapartida teórica de la hidráulica. Fíjate
en que el nombre seguía estando derivado del fluido más estudiado de todos, el
agua.
El problema era la complejidad del comportamiento de los fluidos: son muy
difíciles de describir teóricamente, en parte por las sutiles diferencias entre fluidos
y sólidos, en parte por la interacción de unas partes del fluido con otras y con las
paredes que lo contienen. Por tanto, durante mucho tiempo la hidrodinámica sólo
fue útil en casos muy particulares y para situaciones concretas; fuera de ellas era
un desastre como predicción del comportamiento real. Una vez más, nuestras
limitaciones matemáticas eran las culpables, ya que haría falta el desarrollo del
cálculo infinitesimal para describir acertadamente el movimiento de los fluidos.
En el caso de fluidos en equilibrio, dado que no había movimiento del fluido, la
cosa era bastante más sencilla. Su descripción, la hidrostática –un caso
partícular de la hidrodinámica–, sí era posible matemáticamente con una precisión
muy razonable. Torricelli estableció algunas de sus bases, pero el auténtico padre
de la hidrostática y, por tanto, uno de los pioneros de la hidrodinámica, fue el
francés Blaise Pascal, del que hablaremos con seguridad en este bloque.
Isaac Newton realizó algunos avances en hidrodinámica, como el estudio del flujo
del agua a través de orificios y la descripción de la viscosidad, pero su principal
aporte a esta ciencia fue el desarrollo del cálculo infinitesimal –probablemente de
manera independiente y casi simultánea a Gottfried Leibniz–. Con esa “madurez”
de las matemáticas fue posible atacar el problema de verdad, con una herramienta
realmente preparada para el problema.
Otros científicos tras Newton, como Daniel Bernoulli y Jean le Rondd’Alembert,
realizaron grandes avances en hidrodinámica. A estas alturas, a mediados del
siglo XVIII, los científicos ya no estudiaban casos concretos del comportamiento
de los fluidos, sino que trataban de establecer principios generales; por ejemplo,
una de las mejores obras de d’Alembert se llama Traité des fluides. Las
matemáticas nos proporcionaron, una vez más, las herramientas para dar un salto
en nuestro conocimiento de los fluidos cuando el genial Leonhard Euler desarrolló
las ecuaciones en derivadas parciales y las empleó para describir, por primera
vez, el comportamiento general de un fluido de manera teórica.
El problema era que las ecuaciones de Euler y otras basadas en su trabajo eran
desastrosas en la mayor parte de los casos, y sólo funcionaban bien de verdad en
algunas situaciones. Por lo tanto, incluso en el siglo XVIII gran parte de la
hidrodinámica era considerada una curiosidad teórica. Los ingenieros seguían
obteniendo mejores resultados simplemente utilizando métodos puramente
empíricos que recurriendo a las ecuaciones de Euler y similares.
Todo cambió en el siglo XIX. Primero, un par de físicos –un inglés, Sir George
Stokes, y un francés, Claude-Louis Navier– establecieron en 1822 una ecuación
que describía razonablemente bien el comportamiento de los fluidos.
Posteriormente, el alemán Gustav Kirchhoff (cuyo nombre puede sonarte por
la radiación de cuerpo negro). Kirchhoff refinó las ecuaciones para determinar un
coeficiente relacionado con el movimiento turbulento de un fluido a través de un
agujero –una de las circunstancias en las que anteriormente los resultados
teóricos y los experimentales divergían enormemente–. El coeficiente no es
importante ahora mismo, pero sí lo es el hecho de que Kirchhoff predijo un valor
de 0,61 utilizando las ecuaciones diferenciales. El resultado experimental resultó
ser 0,60. Todo cambiaría desde entonces: ya no estábamos frente a una
curiosidad, sino a algo utilísimo en la práctica.
A partir de entonces se diluyó la diferencia entre hidráulica e hidrodinámica y nació
una verdaderamecánica de fluidos. El nombre es, desde luego, infinitamente
mejor que cualquiera de los otros dos, porque no sugiere nada acerca del agua.
Hoy en día hablamos de ella cuando nos referimos al estudio de fluidos en
general, pero seguimos usando los términos antiguos
de hidrostática ehidrodinámica para el estudio de los líquidos –no cualquier fluido–
en equilibrio o no. También utilizamos aerodinámica, por ejemplo, para referirnos
al flujo de gases; como en el caso del agua, el aire forma parte del nombre por ser
el gas al que más aplicamos esta teoría.
El caso es que desde la segunda mitad del XIX los ingenieros empezaron a utilizar
más y más las ecuaciones diferenciales, perfeccionadas por muchos otros
científicos. Ya en el siglo XX nos encontramos con un nuevo obstáculo: las
matemáticas funcionaban, pero en muchos casos el comportamiento de los fluidos
resultó ser caótico, es decir, endiabladamente difícil de calcular con exactitud más
allá de cierto tiempo. Las matemáticas estaban preparadas, pero nuestra
capacidad de cálculo no.
En este caso quien vino a nuestro rescate fue la informática. Hoy en día, para las
aplicaciones prácticas que involucran conjuntos de ecuaciones no lineales son
nuestros programas informáticos quienes resuelven las ecuaciones y predicen el
comportamiento de los fluidos. Pero, por más complejas que se hayan hecho las
matemáticas involucradas, la base teórica sigue siendo la misma: la aplicación de
la mecánica newtoniana a medios continuos capaces de fluir.
Si todo esto de ecuaciones diferenciales te ha dejado un poco apabullado, no te
preocupes: como Pascal, nosotros empezaremos a estudiar los fluidos en
equilibrio –es decir, la estática de fluidos– para luego ir adentrándonos en asuntos
más tortuosos. Lo bueno de la mecánica de fluidos es que unas bases sólidas no
demasiado extensas permiten ya entender muchas cosas del mundo que nos
rodea sin necesidad de meterse en camisas de once varas.
MARCO CONCEPTUAL
FLUIDOS

CONCEPTO:

Es la parte de la física que estudia la acción de los fluidos en reposo o en


movimiento, tanto como sus aplicaciones y mecanismos que se aplican en los
fluidos.Es la parte de la mecánica que estudia el comportamiento de los fluidos en
equilibrio (Hidrostática) y en movimiento (Hidrodinámica). Esta es una ciencia
básica de la Ingeniería la cual tomó sus principios de las Leyes de Newton y
estudia la estática, la cinemática y la dinámica de los fluidos.

Se clasifica en:
- Estática: De los líquidos llamada Hidrostática. De los gases llamada Aerostática.
- Cinemática: De los líquidos llamada Hidrodinámica. De los gases llamada
Aerodinámica.

HIDROSTATICA:

La hidrostática es la rama de la mecánica de fluidos o de la hidráulica, que estudia


los fluidos en estado de equilibrio, es decir, sin que existan fuerzas que alteren su
movimiento o posición. Los principales teoremas que respaldan el estudio de la
hidrostática son el principio de Pascal y el principio de Arquímedes.

PRINCIPIO DE PASCAL:

En física, el principio de Pascal o ley de Pascal, es una ley enunciada por el físico
y matemático francés Blaise Pascal (1623-1662) que se resume en la frase: “el
incremento de presión aplicado a una superficie de un fluido incompresible
(líquido), contenido en un recipiente indeformable, se transmite con el mismo valor
a cada una de las partes del mismo”. Es decir que si en el interior de un líquido se
origina una presión, estas se transmiten con igual intensidad en todas direcciones
y sentidos. En el sistema internacional, la unidad de presión es 1 Pascal (Pa), que
se define como la fuerza ejercida por 1 newton sobre la superficie de 1 metro
cuadrado.

PRESION HIDROSTATICA:

Un fluido pesa y ejerce presión sobre las paredes, sobre el fondo del recipiente
que lo contiene y sobre la superficie de cualquier objeto sumergido en él. Esta
presión, llamada presión hidrostática, provoca, en fluidos en reposo, una fuerza
perpendicular a las paredes del recipiente o a la superficie del objeto sumergido
sin importar la orientación que adopten las caras. Si el líquido fluyera, las fuerzas
resultantes de las presiones ya no serían necesariamente perpendiculares a las
superficies. Esta presión depende de la densidad del líquido en cuestión

DENSIDAD DE LOS FLUIDOS:

La densidad de una sustancia se define como el cociente de su masa entre el


volumen que ocupa. La unidad de medida en el S.I. de Unidades es kg/m3,
también se utiliza la unidad g/cm3.

SUSTANCIA DENSIDAD EN Kg/m3

Aceite 920

Acero 7850

Agua 1000

Aire 1,3

Alcohol 780

Aluminio 2700

Caucho 950

Cobre 8960

Cuerpo Humano 950

Gasolina 680

Helio 0,18
Madera 900

Mercurio 13580

Sangre 1480-1600

Tierra (Planeta) 5515

Vidrio 2500

PISTONES

CONCEPTO DE PISTON:

Se denomina pistón Se trata de un émbolo que se ajusta al interior de las paredes


del cilindro mediante aros flexibles llamados segmentos. Efectúa un movimiento
alternativo, obligando al fluido que ocupa el cilindro a modificar su presión y
volumen o transformando en movimiento el cambio de presión y volumen del
fluido. En todas las aplicaciones en que se emplea, el pistón recibe o transmite
fuerzas en forma de presión de a un líquido o de a un gas.

TRANSMISION DE POTENCIA:
Una fuerza mecánica, trabajo o potencia es aplicada en el pistón A. La presión
interna desarrollada en el fluido por su la densidad ejerciendo una fuerza de
empuje en el pistón B. Según la ley de Pascal la presión desarrollada en el fluido
es igual en todos los puntos por la que la fuerza desarrollada en el pistón B es
igual a la fuerza ejercida en el fluido por el pistón A, asumiendo que los diámetros
de A y B son iguales y sin importar el ancho o largo de la distancia entre los
pistones, es decir por donde transitará el fluido desde el pistón A hasta llegar al
pistón B.

APLICACION DE POTENCIA EN JERINGAS:


El largo cilindro de la figura puede ser dividido en dos cilindros individuales del
mismo diámetro y colocados a distancia uno de otro conectados entre si por una
cañería. El mismo principio de transmisión de la fuerza puede ser aplicado, y la
fuerza desarrollada en el pistón B va ser igual a la fuerza ejercida por el pistón A.
En el siguiente gráfico podemos observar la versatilidad de los sistemas
hidráulicos y/o neumáticos al poder ubicarse los componentes aislantes no de
otro, y transmitir las fuerzas en forma inmediata a través de distancias
considerables con escasas perdidas. Las transmisiones pueden llevarse a
cualquier posición. Aun doblando esquinas, pueden transmitirse a través de
tuberías relativamente pequeñas con pequeñas perdidas de potencia.

PALANCAS

CONCEPTO DE PALANCA:

La palanca es una máquina simple que se emplea en una gran variedad de


aplicaciones. Probablemente, incluso, las palancas sean uno de los primeros
mecanismos ingeniados para multiplicar fuerzas. Es cosa de imaginarse el colocar
una gran roca como puerta a una caverna o al revés, sacar grandes rocas para
habilitar una caverna. Con una buena palanca es posible mover los más grandes
pesos y también aquellos que por ser tan pequeños también representan dificultad
para tratarlos.

Básicamente está constituida por una barra rígida, un punto de apoyo o Fulcro y
dos o más fuerzas presentes: una fuerza a la que hay que vencer, normalmente es
un peso a sostener o a levantar o a mover, y la fuerza que se aplica para realizar
la acción que se menciona. La distancia que hay entre el punto de apoyo y el lugar
donde está aplicada cada fuerza, en la barra rígida, se denomina brazo. Así, a
cada fuerza le corresponde un cierto brazo. Como en casi todos los casos de
máquinas simples, con la palanca se trata de vencer una resistencia, situada en
un extremo de la barra, aplicando una fuerza de valor más pequeño que se
denomina potencia, en el otro extremo de la barra.

En una palanca podemos distinguir entonces los siguientes elementos:


-El punto de apoyo o fulcro.
-Potencia: la fuerza (en la figura de abajo: esfuerzo) que se ha de aplicar.
-Resistencia: el peso (en la figura de abajo: carga) que se ha de mover.

PRINCIPIO DE GALILEO GALILEI:


Se cuenta que el propio Galileo Galilei habría dicho: "Dadme un punto de apoyo y
moveré el mundo". En realidad, obtenido ese punto de apoyo y usando una
palanca suficientemente larga, eso es posible. En nuestro diario vivir son muchas
las veces que “estamos haciendo palanca”. Desde mover un dedo o un brazo o un
pie hasta tomar la cuchara para beber la sopa involucra el hacer palanca de una u
otra forma. Ni hablar de cosas más evidentes como jugar al balancín, hacer
funcionar una balanza, usar un cortaúñas, una tijera, un sacaclavos, etc. Casi
siempre que se pregunta respecto a la utilidad de una palanca, la respuesta va por
el lado de que “sirve para multiplicar una fuerza”, y eso es cierto pero prevalece el
sentido que multiplicar es aumentar, y no es así siempre, a veces el multiplicar es
disminuir al multiplicar por un número decimal por ejemplo.

TIPOS DE PALANCAS:

La ubicación del fulcro respecto a la carga y a la potencia o esfuerzo, definen el


tipo de palanca:

-Palanca de primer tipo o primera clase: Se caracteriza por tener el fulcro entre la
fuerza a vencer y la fuerza a aplicar. Esta palanca amplifica la fuerza que se
aplica; es decir, consigue fuerzas más grandes a partir de otras más pequeñas.
Algunos ejemplos de este tipo de palanca son: el alicates, la balanza, la tijera, las
tenazas y el balancín. Algo que desde ya debe destacarse es que al accionar una
palanca se producirá un movimiento rotatorio respecto al fulcro, que en ese caso
sería el eje de rotación.

-Palanca de segundo tipo o segunda clase: Se caracteriza porque la fuerza a


vencer se encuentra entre el fulcro y la fuerza a aplicar. Este tipo de palanca
también es bastante común, se tiene en lo siguientes casos: carretilla, destapador
de botellas, rompenueces. También se observa, como en el caso anterior, que el
uso de esta palanca involucra un movimiento rotatorio respecto al fulcro que
nuevamente pasa a llamarse eje de rotación.

-Palanca de tercer tipo o tercera clase: Se caracteriza por ejercerse la fuerza “a


aplicar” entre el fulcro y la fuerza a vencer. Este tipo de palanca parece difícil de
encontrar como ejemplo concreto, sin embargo el brazo humano es un buen
ejemplo de este caso, y cualquier articulación es de este tipo, también otro
ejemplo lo tenemos al levantar una cuchara con sopa o el tenedor con los
tallarines, una corchetera funciona también aplicando una palanca de este tipo.
Este tipo de palanca es ideal para situaciones de precisión, donde la fuerza
aplicada suele ser mayor que la fuerza a vencer. Y, nuevamente, su uso involucra
un movimiento rotatorio.

-Palancas múltiples: Varias palancas combinadas.Por ejemplo: el cortaúñas es


una combinación de dos palancas, el mango es una combinación de 2º género
que presiona las hojas de corte hasta unirlas. Las hojas de corte no son otra cosa
que las bocas o extremos de una pinza y, constituyen, por tanto, una palanca de
tercer género. Otro tipo de palancas múltiples se tiene en el caso de una máquina
retroexcavadora, que tiene movimientos giratorios (un tipo de palanca), de
ascenso y descenso (otra palanca) y de avanzar o retroceder (otra palanca).

DESARROLLO.-

APLICACION DE LAS PALANCAS AL BRAZO HIDRAULICO:

En la figura se puede apreciar que las palancas que vamos a utilizar en nuestro
proyecto serán de tercer tipo o de tercer grado ya que en este tipo de palancas la
fuerza aplicada debe ser mayor a la fuerza a levantar y en nuestro trabajo es de
vital importancia poder levantar objetos. Además se utilizarán palancas múltiples
ya que es brazo que construiremos constará de dos hasta cuatro palancas para
poder lograr el cometido. Las palancas que utilizaremos serán hechas de un
material resistente preferiblemente de madera y sostenidas en sus ejes por piezas
metálicas, que permitirán obtener un movimiento circular en cada una de las
palancas y un movimiento rotatorio en su eje para poder girar el brazo en distintas
direcciones.

MOVIMIENTOS DEL BRAZO HIDRAULICO

El movimiento vertical consiste en desplazar arriba o abajo nuestro centro de


masas mediante una extensión o una flexión de las articulaciones.

El movimiento rotatorio es el que se basa en un eje de giro y radio constante: la


trayectoria será una circunferencia. Si, además, la velocidad de giro es constante,
se produce el movimiento circular uniforme, que es un caso particular de
movimiento circular, con radio fijo y velocidad angular constante.

En el movimiento circular hay que tener en cuenta algunos conceptos específicos


para este tipo de movimiento:
-Eje de giro: es la línea alrededor de la cual se realiza la rotación, este eje puede
permanecer fijo o variar con el tiempo, pero para cada instante de tiempo, es el eje
de la rotación.
-Arco: partiendo de un eje de giro, es el ángulo o arco de radio unitario con el que
se mide el desplazamiento angular. Su unidad es el radián.
-Velocidad angular: es la variación de desplazamiento angular por unidad de
tiempo.
-Aceleración angular: es la variación de la velocidad angular por unidad de tiempo.

En dinámica del movimiento giratorio se tienen en cuenta además:


-Momento de inercia: es una cualidad de los cuerpos que resulta de multiplicar una
porción de masa por la distancia que la separa al eje de giro.
-Momento de fuerza: o par motor es la fuerza aplicada por la distancia al eje de
giro.

MOVIMIENTOS DEL BRAZO HIDRAULICO


El movimiento vertical consiste en desplazar arriba o abajo nuestro centro de
masas mediante una extensión o una flexión de las articulaciones.El movimiento
rotatorio es el que se basa en un eje de giro y radio constante: la trayectoria será
una circunferencia. Si, además, la velocidad de giro es constante, se produce el
movimiento circular uniforme, que es un caso particular de movimiento circular,
con radio fijo y velocidad angular constante.

En el movimiento circular hay que tener en cuenta algunos conceptos específicos


para este tipo de movimiento:
-Eje de giro: es la línea alrededor de la cual se realiza la rotación, este eje puede
permanecer fijo o variar con el tiempo, pero para cada instante de tiempo, es el eje
de la rotación.
-Arco: partiendo de un eje de giro, es el ángulo o arco de radio unitario con el que
se mide el desplazamiento angular. Su unidad es el radián.
-Velocidad angular: es la variación de desplazamiento angular por unidad de
tiempo.
-Aceleración angular: es la variación de la velocidad angular por unidad de tiempo.

En dinámica del movimiento giratorio se tienen en cuenta además:


-Momento de inercia: es una cualidad

MATERIALES.-
Ø Jeringas: serán utilizadas para hacer funcionar el brazo hidráulico ya que gracias
a ellas el brazo tendrá movimiento y es lo más esencial que necesita el brazo
para funcionar.

Ø Clavos: serán utilizados para poder construir el carrito del brazo, también para fijar
los rieles en la base y también como eje de gira miento del brazo hacia los lados.

Ø Tornillos Y Tuercas: Los tornillos serán utilizados como pasadores para que el
brazo se mueva de arriba hacia abajo, mientras que las tuercas se fijaran a los
tornillos para sostenerlos.

Ø Madera: es lo esencial para poder elaborar el brazo hidráulico ya que gracias a la


madera se podrá dar forma al brazo y construir el carrito para que tenga movilidad
horizontal.

Ø Mangueras De Acuario: se utilizara para unir las jeringas para poder darle
movimiento al brazo, también se utilizara para que pase el líquido de una jeringa a
otra.

Ø Agua: será utilizado para demostrar que un líquido con poca densidad es
necesario aplicar mayor fuerza.

Ø Pintura: se utilizara para darle color al brazo.

Ø Lijas: se utilizara para lijar la madera y quitar las astillas que esta tenga

MONTAJE EXPERIMENTAL.-
PROCEDIMIENTO.-
-Cortaremos la madera en forma rectangular para que sea la base de todo el
proyecto.
-Posteriormente se procederá a dibujar en la madera restante las piezas que serán
el cuerpo del brazo hidráulico.
-Una vez dibujado las partes procederemos a cortarlas y prepáralas para la
pintura.
-Pintaremos el brazo con el color elegido, luego ensamblaremos las piezas para
darle forma al brazo.
-Una vez ensamblada las piezas comprobaremos que tenga movilidad y
comprobaremos que todo este acorde al plano.
-Tomaremos las jeringas, las mangueras y las uniremos.
-Una vez unidas pondremos el líquido de freno o agua y probaremos que tengan el
suficiente líquido para que pueda funcionar.
-Luego las adaptaremos al brazo y probaremos que las mismas hagan funcionar al
brazo.
- Pondremos jeringas en la base circular y probaremos que estas muevan el brazo
de lado a lado.
-Colocaremos el brazo ya antes armado en la base circular y lo haremos funcionar
para poder ver errores en el mismo y poderlo corregir.
-Una vez hecho todo esto comprobaremos que este brazo sea capaz de levantar
algún objeto y de transportarlo de un lugar a otro.
ANEXOS

“FOTOS DE TU BRAZO “