Está en la página 1de 3

ACTIVIDADES DE INCLUSION EN EL AULA DE CLASE PARA ESTUDIANTES

CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

En el colegio donde actualmente ejerzo mi vocación docente, me encuentro con un


estudiante con discapacidad auditiva. Por eso me he topado con diferentes obstáculos en la
enseñanza de mi materia. En primer lugar, ha habido una difícil integración del grupo pues
no todos los compañeros de clase han podido socializar con él debido a la falta de
conocimiento de dicha discapacidad. En segundo lugar, como docente, no he podido tener
una buena comunicación con el estudiante porque no tengo el conocimiento de cómo lograr
la enseñanza de mi materia en un estudiante con esta condición. Por esta razón, se da la
necesidad de buscar mecanismos para mejorar su aprendizaje y se presenta a continuación
las siguientes actividades.

Las siguientes tres actividades están diseñadas para incluir a los estudiantes con
discapacidad auditiva en la aula de clase. Cada actividad pertenece a tres temáticas
diferentes: a) conocimiento de la sordera, b) comunicación a través del cuerpo y c)
aprendizaje de vocabulario en lenguaje de signos. Así mismo, se resalta los materiales
necesarios para el desarrollo de las actividades y se incluye el tiempo estimado para la
duración de cada una de ellas.

Conocimiento de la sordera
Nombre de la actividad: Soy sordo
Tiempo: una sesión de 40-50 minutos
Objetivos
1. Entender lo que es la sordera
2. Percibir el entorno tanto con el sentido del oído como con su ausencia
Descripción
1. Conversatorio con el grupo de estudiantes acerca de la sordera. Se les formula las
preguntas ¿qué es la sordera?, ¿qué se siente ser sordo? ¿por qué hay niños sordos?
¿qué limitaciones trae al ser sordo? ¿qué no oyen las personas sordas?
2. Se realiza el experimento para identificar qué tipo de sonidos no puede oír una
persona sorda. El profesor o los estudiantes sordos emiten diversos sonidos
(palmadas, instrumentos musicales, golpes, etc.). Luego, se hace una comparación
de cómo es oír y no oír, por ejemplo, se hace el gesto de dar una palmada sin
producir ningún sonido.
3. Se realiza el experimento de qué se siente al no oír. Los estudiantes no sordos se
mueven dentro del aula de clase con tapones y cascos, mientras el resto de
compañeros emiten sonidos (hablan, hay música, cantan, etc.)
4. Socialización en grupo de qué sensaciones y percepciones han tenido a lo largo de
la actividad.
Recursos materiales
Instrumentos musicales, tapones para los oídos y cascos
Comunicación a través del cuerpo
Nombre de la actividad: Cara y cuerpo
Tiempo: 15 minutos
Objetivos
1. Desarrollar la expresión corporal y facial
Descripción
5. Todo el grupo se coloca de pie formando un círculo y efectuamos diversos
movimientos con cara y cuerpo.
6. Hacemos un estiramiento con cada una de las partes del cuerpo (dedos, muñecas,
codos, hombros, boca, cejas, etc.). Después asociamos una actividad para cada una
de las partes del cuerpo. Con los dedos se puede amasar el pan, modelar, tocar
instrumentos musicales, coser, pintar las uñas; con las muñecas, batir los huevos,
peinar, encender una moto; con los codos, hacer señales de lejos, levantar pesas,
luchar con espadas, jugar al tenis); con los hombros, remar, nadar, valorar, gestos
de indiferencia, con el cuello, seguir la pelota de tenis en un partido, dar cabezadas
de sueño, asentir, negar.
Recursos materiales
Materiales necesarios para representar lo que podemos comunicar con las partes de nuestro
cuerpo (instrumentos musicales, cuchara, plastilina, etc.)

Aprendizaje de vocabulario en el lenguaje de signos


Nombre de la actividad: La caja de los tesoros
Tiempo: 30 minutos
Objetivos
1. Trabajar vocabularios en el lenguaje de los signos
2. Desarrollar la memoria visual
Descripción
1. Todo el grupo se sienta formando un círculo.
2. Traemos diferentes objetos al aula de clase y una caja opaca. Primero hablamos
sobre aquellos objetos (qué son, cuál es su funcionalidad, de qué están hechos,
cómo son, etc.). Después, exponemos el signo que le corresponde a cada objeto e
introducimos los objetos en la caja opaca.
3. Se pasa la caja a todos los estudiantes, quienes van sacando un objeto y dicen el
signo correspondiente. Cada estudiante vuelve a meter el objeto en la caja y se la
pasa al siguiente compañero.
4. Uno o dos días después de la actividad, quitamos ya sea uno o varios objetos de la
caja. Nuevamente formamos al grupo en círculo y pasamos la caja para que los
estudiantes vuelvan a sacar los objetos y recuerden qué signo les correspondían.
Después, daremos pistas para que los estudiantes intenten adivinar qué objeto u
objetos faltan, de qué color eran, qué compañero sacó de la caja cada objeto, etc.
Recursos materiales
Caja opaca, diferentes objetos (se puede agruparlos por temáticas y tener una caja para
cada una de ellas, por ejemplo, los útiles escolares pueden estar incluidos en una caja y en
otra, útiles de aseo).
Bibliografía

Pérez, I. (2014). Inclusión del alumnado sordo en el aula de la Educación Infantil a través
de la lengua de signos. 22 de Octubre 2018, de Universidad Internacional de La Rioja Sitio
web:
https://reunir.unir.net/bitstream/handle/123456789/2448/perez.abelleira.pdf?sequence=1&i
sAllowed=y