Está en la página 1de 6

Factores que afectan el rendimiento de la granza de arroz:

Maleza: Se denomina maleza, mala hierba, planta arvense, monte o planta indeseable a cualquier
especie vegetal que crece de forma silvestre en una zona cultivada o controlada por el ser humano
como cultivos agrícolas o jardines.

Plaga: Se refiere a todos los animales, plantas y microorganismos que tienen un efecto negativo
sobre la producción agrícola. Las plagas prosperan si existen una fuente concentrada y confiable de
alimento.

Enfermedades: es cualquier alteración ocasionada por un agente patógeno que afecta: la síntesis y
la utilización de alimentos, los nutrientes minerales y el agua, de tal forma que la planta afectada
cambia de apariencia y tiene una producción menor que una planta sana de la misma especie.

 Malezas en la granza de arroz

Las principales malezas que se encuentran en los arrozales incluyen:

- Ageratum conyzoides - Echinochloa crus-galli


- Cyperus difformis - Fimbristylis miliacea
- Cyperus iria - Ischaemum rugosum
- Echinochloa colona - Monochoria vaginalis.

El arroz rojo (Oryza rufipogon) es una maleza importante en América Latina y el Caribe y en los
países de Europa; aparte de la rotación de cultivos, un cultivo cuidadoso y el uso de buena semilla,
no existe un control químico adecuado. Las malezas acompañan en forma casi universal a los
cultivos de arroz en las zonas tropicales y en muchos casos su crecimiento es tan prolífico que, solo
si son erradicadas en el momento oportuno, se evitan reducciones drásticas del rendimiento.

Las malezas compiten con el cultivo y reducen los rendimientos. El manejo de las malezas es, por lo
tanto, sumamente importante.

El arroz de secano también sufre sensiblemente a causa de la falta de un correcto control de las
malezas. En los sistemas bajo riego y en tierras bajas donde se practica la siembra directa, las
malezas son un problema primario porque el arroz y las malezas emergen al mismo tiempo; el
control de las malezas por medio de la inundación es difícil en el caso del arroz de siembra directa.
Las malezas pueden ser controladas por medio de una combinación de prácticas culturales
adecuadas por medios mecánicos y químicos, conocida como Manejo Integrado de Plagas.
Manejo integrado de plagas:

- La labranza en seco de los campos de arroz, la siembra de cultivos alternados con


implementos y herramientas adecuados y el manejo del agua contribuyen a favorecer el
crecimiento del arroz y reducir el crecimiento de las malezas.

- Elegir cultivares con capacidad para formar rápidamente macollos, lo cual unido al
trasplante de las plántulas en líneas cercanas puede producir una densa vegetación que
puede ahogar las malezas.

- Seguir prácticas adecuadas de rotación de cultivos para combatir las malezas. El cultivo
continuado del arroz durante varios años en el mismo campo agrava el problema de las
malezas.

- Siempre que sea posible, en los campos severamente infestados de malezas, aplicar la
práctica de barbecho cultivado.

- Usar semillas certificadas de buena calidad y sin semillas de malezas.

- Controlar las malezas usando herbicidas adecuados de pre– y post– emergencia. Cuando se
aplican herbicidas, drenar los campos antes de su aplicación e inundarlos nuevamente 48–
72 horas después de su aplicación.

También se usan herbicidas para controlar las malezas. Sin embargo, las malezas resistentes
a los herbicidas y la consecuente contaminación son temas de actualidad en los sistemas de
siembra directa. Está siendo desarrollada una tecnología más sostenible de manejo
integrado de malezas por medio de la investigación sobre la promoción de la competitividad
contra las malezas, la alelopatía del arroz y una detallada comprensión de la biología, la
ecología y los problemas socioeconómicos de las principales malezas en los distintos
sistemas de siembra de arroz.
 Insectos – Plagas:

El arroz crece en ambientes húmedos y cálidos donde los insectos–plaga también prosperan y dañan
el cultivo. Más de 100 especies de insectos son consideradas plagas del arroz, pero solamente 20 de
ellas tienen importancia económica.

Estas especies atacan todas las partes de la planta de arroz en algún momento de su desarrollo y
existen pocas variedades resistentes de arroz. Se conocen:

Control de insectos – plaga y enfermedades

Si bien en algunos cultivares de arroz se han introducido genes de resistencia a plagas y


enfermedades, el uso de pesticidas no ha declinado. Los pesticidas a menudo son antieconómicos y
pueden romper el equilibrio biológico entre las plagas y las enfermedades y sus enemigos naturales.
Los enfoques modernos de protección vegetal enfatizan el manejo integrado de las plagas antes que
su control o erradicación.
En este enfoque, una plaga es considerada como tal solo cuando su población alcanza un nivel que
puede causar una reducción de los rendimientos. Se enfatiza el uso de factores naturales tales como
los predatores y los parásitos que previenen el incremento de una plaga particular.

- Los conceptos y las recomendaciones del Manejo Integrado de Plagas (MIP) deberían ser
aplicados en todos los casos.
- Sembrar cultivares resistentes a las plagas y enfermedades locales.
- Usar pesticidas solo como el último recurso para reducir densidades anormales de las plagas
cuando la pérdida del cultivo puede superar el costo del tratamiento.
- Ejecutar todas las operaciones culturales en el momento oportuno, incluyendo la siembra.
La demora en la siembra predispone el cultivo al ataque de insectos y enfermedades, en
especial a brusone.
- No aplicar cantidades excesivas de fertilizantes nitrogenados. El exceso de fertilizantes
nitrogenados predispone el cultivo a la incidencia de brusone y del tizón de la vaina y
bacteriano.
- Mantener una densidad óptima de plantas.
- Usar una combinación de tácticas de control – tanto respecto a la resistencia de las plantas
como a los pesticidas– y basar las decisiones en sólidas bases económicas.

Plagas del suelo y la raíz en los cultivos de arroz de Nicaragua:

1- La gallina ciega: es muy dañina, se controla antes de la siembra con la preparación del suelo,
el arado la saca a la superficie, mueren por el sol y las aves se las comen. También se pueden
recolectar manualmente.

2- El grillotopo de la raíz y el coralillo: se previenen los daños aumentando la cantidad de


semilla de siembra y eliminando los residuos de cosecha y malezas.

Plagas de follaje en los cultivos de arroz en Nicaragua:

1. La novia del arroz: es un gusano barrenador que se mete dentro del tallo donde se alimenta.
La presencia de masas de huevos son signos de la plaga en el futuro.

2. La sogata: afecta las hojas y tallos tiernos en los primeros 30 días. Transmite la enfermedad
conocida como hoja blanca.

3. Chinche del arroz: dañan la espiga y chupan los granos en formación y en estado lechoso.
Se controlan con la eliminación de restos de cosecha y malezas, y con una fecha de siembra
adecuada.
 Enfermedades:

1. La piricularia: es una enfermedad que se presenta en el follaje del arroz, es producida


por hongo y afecta a la planta en cualquier etapa. Se puede controlar con variedades
resistentes y controles químicos.

2. El manchado del grano: es otra enfermedad del arroz producida por bacteria y hongo.
Se previene con fungicidas y bactericidas antes y durante la floración.

3. La hoja blanca: se previene controlando las poblaciones de sogata y con el uso de


variedades resistentes.

Las enfermedades se previenen con variedades resistentes, controlando los insectos que las
transmiten, con un buen control de malezas, fertilización adecuada, uso de semillas sanas y control
químico con productos autorizados.

Otros daños: (Aves y roedores)

Las ratas y ratones, pueden ocasionar daños totales en el cultivo, atacan en todas las etapas, pero
los mayores daños son en la siembra, al inicio del crecimiento vegetativo y cuando la espiga está
comenzando a formarse.

El control se previene teniendo limpio el cultivo, los alrededores y cosecha rápida. Se recomienda
elaborar cebos envenenados como el racumín. En una proporción de 19 libras de puntilla de arroz,
mezcle 1 libra de racumín y le agrega aceite para que el producto se adhiera al arroz. Los pájaros
también causan daños a la siembra cuando se comen las semillas sembradas y durante la cosecha
cuando los granos están en estado lechoso y maduro.

En resumen, estos son los principales factores que afectan el rendimiento de la granza de arroz,
significando pérdidas para los productores nacionales.
Variedades de arroz cultivadas en Nicaragua:

INTA Dorado: Resistente a la enfermedad piricularia; se cosecha entre los 120 a 125 días;
rendimiento 110 quintales por manzana; para siembra en las zonas de Chinandega, Jalapa,
Pantasma, Río San Juan y Cárdenas .

INTA L-8: Tolerante a la enfermedad piricularia, mancha marrón y escaldadura de la hoja; días a
cosecha 120 a 125 días; rendimiento potencial de 120 quintales por manzana; y mayor contenido
nutricional en hierro, para siembra en las zonas de Chinandega, Granada, Rivas, Carazo, Nueva
Segovia, Matagalpa, Jinotega y la RAAN.

INTA N-1: Resistente a la enfermedad piricularia; cosecha de 117-120 días, rendimiento de 120
quintales por manzana; para siembra en León, Chinandega, Granada, Matagalpa, Rivas y Carazo.

INTA Fortaleza Secano: Tolerante a la enfermedad piricularia y acame; días a cosecha entre 90 a 95
días; rendimiento potencial de 75 quintales por manzana; para siembra en las zonas de El Sauce,
Achuapa, Santa Rosa, Los Zarzales, Malpaisillo, Somotillo, Villa Nueva, León este, Telica, Masaya,
Santa Teresa, Diriomo y Nandaime.

INTA Chinandega: Resistente a la enfermedad piricularia; días a cosecha 105 a 110 días; rendimiento
de 115 quintales por manzana; para siembra en las zonas de León, Chinandega, Granada, Matagalpa,
Rivas y Carazo.

INTA L-9: Tolerante a la enfermedad piricularia, mancha marrón y escaldadura de la hoja; días a
cosecha 120 a 125 días; rendimiento potencial de 120 quintales por manzana;y mayor contenido
nutricional en hierro, para siembra en las zonas de Chinandega, Granada, Rivas, Carazo, Nueva
Segovia, Matagalpa, Jinotega y la RAAN.