Está en la página 1de 1

¿Por qué es tan necesario el periodismo urbano?

Estamos en un momento en el que los ciudadanos están volteando a ver los problemas que viven
a diario en esta ciudad a causa de un mal diseño urbano (ocasionado a su vez por una serie de
malas políticas públicas), pero también están volteando a ver las posibilidades para solucionarlos.
A diario los medios nos informan al respecto. Datos, cifras, nombres, lugares, declaraciones,
declaraciones, declaraciones...

Esta cobertura periodística —que realmente no llega a ser periodística porque es insuficiente—
de los problemas urbanos de la ciudad se ha convertido en una denuncia de casos aislados que
no informan al lector sobre sus causas, consecuencias y posibles soluciones. Así, algunas
personas han aceptado la idea de que los problemas en esta ciudad no pueden solucionarse y que
la situación actual será cada vez peor. Peor aún es que en ocasiones no son siquiera conscientes
de que las cosas en esta ciudad están mal.

El 5 de marzo de 2019 el arquitecto japonés Arata Isozaki recibió el Pritzker, el premio de


arquitectura más importante. Al respecto The Guardian recordó que Isozaki nació en 1931 Ōita,
en la isla japonesa de Kyushu, cercana a Hiroshima, por lo que el bombardeo de 1945 impactó
tanto su niñez que por eso decidió dedicarse a esta carrera. “Crecí en la zona cero. Estaba
totalmente en ruinas, ahí no había arquitectura, ni edificios, ni siquiera una ciudad. Solo me
rodeaban cuarteles y refugios. Entonces, mi primera experiencia de arquitectura fue el vacío de
la arquitectura, y comencé a considerar cómo las personas podrían reconstruir sus hogares y
ciudades”.

La Segunda Guerra Mundial ya es lejana, Japón también, pero la experiencia de Isozaki es


cercana. En Ciudad de México nuestra primera experiencia con el diseño urbano es precisamente
la falta de diseño urbano, por eso asumimos que así debe de ser. ¿Mejorarlo? Eso ni se nos pasa
por la cabeza.

Por eso este trabajo es tan necesario. Merecemos contar con información sólida, confiable y
atractiva para concientizarnos sobre lo que pasa en las ciudades. ¿Y por qué no? Para tomar una
postura más activa para avanzar hacia la ciudad que queremos. Actualmente en el mundo más
de la mitad de la población ya es urbana y se espera que esa cantidad llegue a 66% para 2050.

Si nuestro futuro será urbano, el urbanismo no debe ser propio solamente de urbanistas y
arquitectos. Acerquemos estos conocimientos a la mayor cantidad de gente posible. ¿Cómo
lograrlo? A través de un periodismo honesto y que explique el conocimiento especializado en un
lenguaje claro y atractivo.