Está en la página 1de 2

Curva de Phillips

La curva de Phillips parte del principio de que la cantidad de dinero circulante (comúnmente denominada
“masa monetaria”) tiene efectos reales sobre la economía a corto plazo. De esta manera un aumento de la
masa monetaria tendría un efecto beneficioso sobre la demanda agregada, ya que los ciudadanos gastarán
más al ver incrementados sus salarios nominales (efecto conocido como “ilusión monetaria”).

No obstante, también existe una curva de Phillips a largo plazo, la cual no se ajusta a la relación anterior.
En este caso, se parte del supuesto de que con el paso del tiempo los agentes económicos condicionarán su
comportamiento a las previsiones de inflación, y esto anularía los efectos reales sobre la economía: se trata
del principio de la neutralidad del dinero a largo plazo, representado gráficamente por una línea vertical en el
valor considerado como la tasa natural de desempleo, o cuando existen restricciones competitivas en la
economía real se llama tasa NAIRU.

En un modelo como el de la gráfica se parte de una situación de equilibrio, con una tasa natural
de desempleo del 5% y una inflación del 1%. Un aumento de la inflación hasta el 3,5% llevaría el
punto de equilibrio hacia arriba, reduciendo el desempleo hasta el 3%, pero a medida que este
valor se acerca a cero va aumentando la pendiente de la curva, es decir que para crear empleo
cada vez hace falta más inflación.

La curva a largo plazo, en cambio, refleja la neutralidad del dinero en periodos de tiempo
superiores a un año, lo que significa que el desempleo tenderá a mantenerse en su tasa natural
independientemente de los niveles de inflación.
Cuando se trata de estimular la economía por encima de la tasa natural de desempleo, lo que
provocará en el largo plazo será una inflación más elevada para el mismo nivel de empleo.

INFLACION

La inflación es el aumento generalizado y sostenido del nivel de precios existentes en el mercado durante un
período de tiempo, a periodo de un año. Cuando el nivel general de precios aumenta, con cada unidad de moneda
se adquieren menos bienes y servicios. Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la
moneda.

 Deflación: caída en el nivel general de precios (índice de inflación negativo).


 Desinflación: desaceleración de los precios.
 Hiperinflación: espiral acelerada fuera de control de la inflación.
 Estanflación: combinación de inflación, crecimiento económico lento o estancamiento de la economía y alto
desempleo.
 Reflación: intento de elevar el nivel general de precios para contrarrestar las presiones deflacionarias

TIPOS DE INFLACION

 Inflación por política monetaria: depende de las políticas que lleve a cabo el Banco Central. Una política en
la cual se incremente la emisión de dinero por encima de su demanda real en la economía producirá una
disminución del poder adquisitivo del dinero, y por ende, los precios, expresados en unidades monetarias,
aumentarán.
 Inflación por consumo o demanda: obedece a la ley de oferta y demanda. Si la demanda de bienes excede
la capacidad de producción o importación de bienes, los precios aumentan.
 Inflación por costos: ocurre cuando el precio de las materias primas aumenta, provocado así que el
productor, para no perder dinero, incrementa sus precios.
 Inflación autoconstruida: ocurre cuando se prevé un fuerte incremento futuro en los precios y por ende, se
comienzan a ajustar los precios desde antes para que el aumento sea gradual.
 Inflación generada por expectativas de inflación: sucede cuando los trabajadores piden aumentos de
salarios para contrarrestar los efectos de la inflación, esto provoca que, al haber un aumento de salario, hay
también un aumento de precios por parte de los empresarios