Está en la página 1de 13

ÁLBUM

El universo es brillante

Geografía 💯
Las galaxias elípticas
Las galaxias elípticas presentan una forma esférica u oval sin estructura
interna y de brillo más o menos uniforme. Las estrellas en su seno van y vienen
en todos los sentidos de modo desordenado. Si no estuvieran en movimiento,
acabarían por caer hacia el centro de la galaxia y ésta se colapsaría bajo su
propia gravedad, pero a causa de su movimiento, las estrellas están sometidas
a una fuerza centrífuga que les impide caer hacia el centro.

La galaxia elíptica NGC 1132 a 300 millones de años-luz de nosotros, fotografiada por el
telescopio espacial. Crédito: NASA / ESA

Las galaxias espirales

Las galaxias espirales son más complejas. Están esencialmente constituidas


por dos elementos: un núcleo esférico rodeado de un disco de materia, en el
cual aparece una estructura espiral. Hay una gran diversidad de forma,
desde un núcleo enorme rodeado de pequeños brazos espirales hasta un
núcleo minúsculo con brazos muy largo

La galaxia espiral barrada NGC 1365 fotografiada por el VLT. Crédito: VLT

2
Las galaxias lenticulares

Entre espirales y elípticas existe un caso intermediario, el de las galaxias


lenticulares. Como las espirales, éstas poseen un núcleo voluminoso y un
disco, pero, como las elípticas, carecen de brazos espirales y poseen un
medio interestelar relativamente pobre.

La galaxia lenticular NGC 5866, a 45 millones de años-luz, fotografiada por el telescopio


espacial. Crédito: NASA / ESA

Las galaxias irregulares

Existe por fin una última categoría, la de las galaxias irregulares, que
contiene todas las galaxias que no entran en los tres grupos anteriores.
Estas galaxias presentan un aspecto deforme la mayor parte del tiempo, y
son muy ricas en gas y polvo. Pueden clasificarse en dos grupos.

La Gran Nube de Magallanes, una galaxia irregular situada a 160.000 años-


luz de nosotros y cerca de 30.000 años-luz de diámetro. Crédito: W. - H. Wang

3
Estrellas
Protoestrella
Tal como su nombre lo indica, se trata de una estrella en estado de evolución.
Es un cúmulo de gas que ha colapsado desde una nube molecular gigantesca.
La fase de protoestrella dura un largo tiempo, aproximadamente unos 100.000
años, durante este tiempo es que la gravedad y la presión se van
incrementando, lo que produce un colapso en la protoestrella.

Estrella T Tauri

Las T Tauri son aquellas estrellas en estado de evolución, siendo este el


estado previo a la conversión en una estrella de secuencia principal. La fase
T Tauri ocurre al final de la fase protoestrella, cuando la presión gravitacional
que contiene a la estrella es la fuente de su energía. Este tipo de estrellas no
tienen la presión ni la temperatura suficiente en sus núcleos como para
generar una fusión nuclear. La similitud que tienen éstas con las estrellas de
secuencia principal es su temperatura.

4
Estrella de secuencia principal
Este tipo de estrellas compone la gran mayoría de las estrellas, tanto de
nuestra galaxia como del resto del universo en general y un claro ejemplo de
esta clase de estrellas es nuestro mismísimo Sol. Una estrella en esta fase se
encuentra en estado de equilibrio hidrostático, la masa de estas estrellas
varían enormemente pero lo mínimo es alrededor de 0.08 veces la masa total
del sol

Gigante roja
Las fase de gigante roja se da cuando una estrella ha consumido todo el
hidrógeno de su núcleo, lo que provoca que la fusión se vea interrumpida y la
estrella ya no pueda generar presión. Una capa de hidrógeno alrededor del
núcleo se enciende permitiendo la continuidad de la vida de la estrella, pero
este proceso causa que la misma se vea reducida en tamaño. Las gigantes

5
rojas llegan a tener un tamaño de hasta 100 veces mayor que en su fase de
secuencia principal.

Enana blanca
Cuando las estrellas ya no tienen más hidrógeno en su núcleo, es cuando se
convierten en una enana blanca. Se dan varios procesos entonces, los cuales
finalizan cuando la estrella finalmente colapsa dentro de su propia gravedad.
Una enana blanca brilla porque alguna vez fue una estrella radiante, sin
embargo, ya no hay ningún tipo de reacción sucediendo en ellas.

Enana roja
Las enanas rojas son las estrellas más comunes del universo. Son un tipo
diferente de estrellas de secuencia principal, la diferencia es que tienen poca
masa y son mucho más frías que, por ejemplo, el Sol.

6
Estrella supergigante
Las estrellas más grandes del universo son las supergigantes. Estas llegan a
tener entre 10 y 50 veces la masa del Sol. Al ser tan enormes, consumen el
hidrógeno en su núcleo a un ritmo muy rápido, razón por la cual mueren
jóvenes y cuando lo hacen detonan, causando una supernova, proceso por el
cual se desintegran completamente.

PLANETAS
Mercurio

Es el planeta más pequeño del


sistema solar con un diámetro en su ecuador de 4.879 kilómetros (3.031

7
millas). También es el más cercano al Sol a una distancia de 57.910.000
kilómetros (35.983.605 millas).

Venus

Después del Sol y la Luna es


el objeto más luminoso del cielo. Venus aparece iluminado por un bello color
plateado, y se ve bien a simple vista por la mañana o por la tarde.

El diámetro de su ecuador es de 12.100 kilómetros (7.518 millas), y se


encuentra a una distancia del sol de 108.200.000 kilómetros (67.232.363
millas).

La Tierra

Después de Venus, en orden de la


distancia al Sol, encontramos a la Tierra y es nuestro hogar. Se estima que se
formó hace ya unos 4.600 millones de años y tan solo hace 1.000 millones de
años que se originó la vida en ella.

8
Marte

Llamado también “el planeta rojo” a causa de su color. Es el planeta en el cual


se dan las condiciones ambientales más parecidas a las de la Tierra.

Esto es debido a que, aunque su temperatura en superficie por la noche es


bajísima, durante día puede llegar hasta los 25 grados.

La atmósfera está muy rarificada, más o menos como la terrestre a 32.000


metros de altitud, y contiene sobre todo anhídrido carbónico y casi nada de
oxígeno.

Júpiter

Es el más grande de los planetas


del sistema solar y gira alrededor del Sol muy lentamente, cerca de 12 años.

9
Todavía no se sabe con precisión de qué está constituido. Pero se conoce con
certeza que es poco denso, y además en gran parte, gaseoso.

Saturno

La principal característica de
Saturno son sus misteriosos anillos: parece que se trata de fragmentos de un
satélite desintegrado.

Saturno es uno de los cuatro planetas con anillos que existen en el sistema
solar junto a Júpiter, Urano y Neptuno. Y sin duda, cuenta con el sistema de
anillos más grande de todos y el más visible.

Urano

Es el tercer planeta en tamaño


del sistema solar, por ese motivo se puede observar a simple vista por la noche
si las condiciones atmosféricas son propicias.

10
Es el tercer planeta en tamaño del sistema solar, por ese motivo se puede
observar a simple vista por la noche si las condiciones atmosféricas son
propicias.

Neptuno

Todavía más lejano al


Sol, Neptuno emplea casi 165 años en una órbita completa. Su masa es 17
veces la masa de la Tierra

Tiene una temperatura en la superficie de 230 grados bajo cero. Forma parte
de los llamados planetas exteriores.

Plutón

En el año 2006, Dejó de ser considerado


uno de los planetas del sistema solar por la Unión Astronómica Internacional
(ver noticia completa aquí).

11
Hasta esa fecha, Plutón era considerado el planeta más alejado del Sol.

Emplea la escalofriante cantidad de 248 años para girar a su alrededor y por


cuanto se sabe de él es una esfera rocosa cubierta de gases congelados.

QUASARES

Reuters
Impresionantes quásares que casi tienen el tamaño de nuestro sistema solar
están esparcidas por todo el universo, cientos de miles de ellas. Los quásares
son, al mismo tiempo, uno de los monstruos más feroces.

Monstruo mortal
Por suerte, ningún quásar está cercano a la Tierra, dijo Schmidt, quien hizo el
descubrimiento en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Si fuera así, "estaríamos todos muertos". Sería cocinar la superficie de la


Tierra con ráfagas masivas de radiación conocida como rayos gamma. Si

12
estuviera lo suficientemente cerca, el quásar podría devorar nuestro planeta,
el Sol, el sistema solar, en cuestión de meses, dijo Schmidt.

Un hoyo negro supermasivo


Los quásares tienen en su centro un “supermasivo” hoyo negro, que contiene
materia equivalente a unos 1,000 millones de soles. Un hoyo negro típico
contiene aproximadamente hasta 10 soles.

El hoyo negro "supermasivo"

, incluidas las estrellas y planetas enteros, dijo Schmidt. En el proceso, el


material se hace infinitamente caliente y de una forma muy brillante, como un
colorido disco.

13