Está en la página 1de 18

‘Hip hop’: la revolución que nació en una

fiesta de barrio
Por: Santiago sembrano-15 de octubre 2017 12:32 a.m.

Editorial: El Tiempo

Rescatado de : http://www.eltiempo.com/cultura/musica-y-libros/historia-y-evolucion-

del-hip-hop-141292

Así surgió esta virtuosa mezcla entre el ritmo de los DJ y la capacidad de improvisación
de los MC.

El panorama actual de género es esperanzador, con propuestas de grupos distintos.


Foto:
Mauricio Moreno / Archivo EL TIEMPO

Por: Santiago Cembrano

15 de octubre 2017 , 12:32 a.m.

Hoy llena estadios y llega a cada rincón del planeta en casi todos los idiomas, pero la
semilla del ‘hip hop’ fue una fiesta de barrio en el número 1520 de la Sedgwick
Avenue, en el Bronx, Nueva York. Era el 11 de agosto de 1973 y el Back to School Jam
prometía ser una simple noche de baile y diversión antes del regreso a clases. Sin
embargo, terminó siendo la génesis de lo que hoy es uno de los géneros musicales más
populares del mundo.

DJ Kool Herc se había dado cuenta de que cuando ponía disco y ‘funk’ en las fiestas, la
gente bailaba más en los momentos en que la percusión se intensificaba: los ‘breaks’.
Entonces, en esa noche caliente, decidió hacer algo que para muchos era una herejía:
botar el resto de la canción y solo mantener los ‘breaks’.

La técnica era transgresora e implicaba interrumpir con la mano el movimiento natural


del vinilo, para mantenerlo en la zona de la percusión. Así también aumentaba la
dificultad de ser DJ: no bastaba con elegir la música, era necesario poder encontrar los
‘breaks’ rápidamente.

En ese momento nadie lo llamó ‘hip hop’, pero los DJ empezaron a seguir la senda de
Herc. Mientras alargaban los ‘breaks’ y en la pista de baile aumentaba el frenesí, un
maestro de ceremonias cogía el micrófono e improvisaba rimas para animar la fiesta.
Fue el inicio del rap, con frases simples y pegajosas que complementaban el trabajo en
las tornamesas.

Durante el resto de la década de los 70, el género avanzó clandestinamente. Su único


registro eran casetes en los que se grababan las fiestas, pero nadie aún hacía rap con la
intención de crear canciones: el énfasis estaba en la escena en vivo, no en la radio.

Esto cambió en 1979, cuando la cantante Sylvia Robinson percibió en una fiesta la
popularidad del fenómeno. Decidió entonces reclutar a tres MC (maestros de
ceremonia) para hacer la primera canción de rap dirigida a la radio: ‘Rapper’s Delight’,
de la Sugarhill Gang.

Su éxito arrollador fue el inicio de una tendencia en la que los raperos se volvieron más
protagónicos que los DJ, los héroes en un principio.

Con las palabras como herramientas, los raperos pasaron la década de los 80
describiendo su realidad. Como el ‘hip hop’ nació en barrios marginales de Nueva
York, gran parte de su contenido consistía en narrar cómo era vivir ahí. Pero también se
hablaba de fiesta, de mujeres, de querer dinero para salir del gueto. Era la época de
Rakim, NWA y Run DMC.

Aunque en la década de 1980 el rap se volvió importante en el medio musical,


socialmente era visto con recelo por la sociedad blanca de Estados Unidos. Esto empezó
a cambiar a mediados de los años 90, cuando, sin dejar su tono callejero, artistas como
The Notorious B.I.G. y 2Pac se apoderaron de las emisoras y el rap pasó a ser uno de
los sonidos emblemáticos de la juventud norteamericana.

A pesar de cruzarse con la cultura popular, el lado más oscuro del rap nunca dejó de
existir. En los 90, artistas como Wu-Tang Clan y Nas se caracterizaron por sus crudos
relatos de violencia callejera. Hasta hoy, aun cuando ya casi es pop en cuanto a su
alcance, parte de su encanto es esa rebeldía que siempre ha representado.

Con la llegada del nuevo siglo, el rap, además de sonar en la radio y tener buenas
ventas, se fue integrando con la cultura pop. Esto en gran medida fue gracias a Eminem,
el primer rapero blanco de éxito masivo, que ayudó a retar la narrativa de que el rap era
música de negros. En esta época también triunfaron estrellas como Jay-Z y Kanye West.

Hoy, artistas como Kendrick Lamar y Drake se cuentan entre los principales de todo el
mundo. Sus discos son éxitos enormes en ventas, los escuchan en todos los estratos
sociales y colaboran con cantantes como Rihanna y Taylor Swift. Mientras tanto,
Netflix produce especiales sobre la historia del ‘hip hop’. Lo que antes era música
marginal hoy está engranado en la conciencia colectiva de Occidente.

Nombrar a todos los grandes raperos sería imposible. Pero sí se puede anotar que los
mejores han sido cronistas de su época, analizando las tendencias que los rodean con
precisión casi antropológica. Han sido visionarios de realidades alternas y promotores
de un futuro distinto.

En Colombia, el ‘hip hop’ llegó en los años 80 con las películas sobre ‘breakdance’. En
los 90 surgieron las primeras exploraciones musicales, con grupos como La Etnnia.
Desde entonces, el rap nacional ha avanzado considerablemente.

El panorama actual es esperanzador, con propuestas de grupos distintos. Están las rimas
introspectivas de N. Hardem, el verso letrado de Rapiphero, la poesía maldita de Zof
Ziro y el rap nadaísta de Gambeta, entre otros. Gambeta, del grupo AlcolirykoZ, de
Medellín, que lleva más de diez años en la lidia, ha notado un gran cambio en los
últimos años. “El público se siente orgulloso del rap colombiano, hay más aceptación.
Sin milagro no hay fe: hay grupos que le han mostrado un camino a la gente. Hicimos
que el rap sonara en todos los gremios: gomelos, neas, chirris, metaleros… Yo siento
ese como mi gran logro”, afirma.

En la noticia se explica acerca de el origen el RAP ,cuenta como en una fiesta los
DJ´s cambiaron las melodías por los beats ,produciendo el ¨bombo y caja¨ se
organizaban las fiestas.Nunca se pensó hacer canciones de este tipo hasta que tres
mc´s fueron patrocinaos para salir por radio ;lo cual expandio este genero por los
estados unidos y por el mundo.Cuenta además como a Colombia llego este genero
y como se ha venido expandiendo hasta hoy dia.

Diccionario no ilustrado de la real


academia del hip hop
Por: Andrés Salazar -Miércoles, 25 Mayo, 2016 - 07:20

Editorial: Radionica

Rescatado de : https://www.radionica.rocks/noticias/diccionario-no-ilustrado-de-la-real-

academia-del-hip-hop

Hicimos un glosario de palabras propias del hip hop y aquí lo presentamos.


Diccionario no ilustrado de la real academia del hip hop

Por:
Andrés Salazar
Miércoles, 25 Mayo, 2016 - 07:20

El siguiente es un listado de palabras que hace referencia a las diferentes corrientes y


expresiones artísticas del hip hop. Es un diccionario en donde basados en el
libro "Soñando se resiste. Hip hop: en la calle y al parque" del Fondo de Cultura de
Bogotá, definimos algunos de los términos más importantes del movimiento hip hop.

Ustedes también pueden ser partícipes de este glosario artístico agregando expresiones y
escuchando #Radiónica3, el verso de la calle, solo sonidos del hip hop 24 horas del día,
7 días de la semana.

Batalla

1. Enfrentamiento entre B-boys o B-girls. Se da por turnos, de forma individual, por


parejas o en grupo (crew), según se establezca. La rutina de baile se realiza en el centro.
También se le llama reto. 2. Combate cara a cara entre MC, en donde dos
improvisadores compiten por ver quién rapea mejor y quién concibe las mejores rimas.

B-boy

Bailarín de breakdance o breakdancer. Por extensión, persona que pertence a la cultura


hip hop y por tanto se viste y peina al estilo hip hop (en el caso de las mujeres es B-
girl).

Beat

Ritmo, golpe.

Beat-box
Caja de ritmo. Técnica vocal que consiste en emitir sonidos rítmicos con la boca y las
cuerdas vocales para dar el efecto de percusión. Se usa en las canciones cuando para la
música y el rapero o MC continúa cantando a capella, sin música, imitando los sonidos
de la batería.

Blin Blin

1. Onomatopeya del sonido de las cadenas que los raperos llevan en el cuello. 2. Prenda
ostentosa que forma parte del código estético de algunos raperos (hoppers), que se
vuelven comerciales y están más cercanos al reguetón que al hip hop.

Blockbuster

Letra grande cuadrada de dos colores (relleno y borde). Blade and Comet (2 letreristas)
la inventaron para cubrir grandes superficies y hacerlas legibles a cualquier transeúnte.

Booker

Persona encargada de hacer booking, es decir, de conseguir contactos, llevar agenda,


programar y dar circulación al grupo.

Break (corte)

Tramo de una canción donde la música rompe para dejar que la sección rítmica toque
sin acompañamiento. El DJ utiliza el break como base rítmica para las canciones de hip
hop.

Breakdance

Danza urbana. Forma parte de la cultura hip hop.

Breakdown

Momento en que se suspende el canto en una canción de rap y suena solo la música.
Espacio en donde se aprovecha para bailar. Es cuando se introduce el scratch.

Bombing

Bomardeo. Actividad realizada por un grafitero que dedica sus habilidades y materiales
a pintar de forma masiva su firma (tag) o seudónimo en un área determinada. Suelen
usarse stickers, aerosol, vinilos, marcadores y otros accesorios.

Conquer

Tapete donde bailan los B-boys.

Crew (grupo, "parche")

Modismo inglés con que a veces se identifican los grupos o "parches" que se reunen
para pintar, bailar y cantar.
Emcee (MC)

Termino que proviene de Master of Ceremony (maestro de ceremonia). En un principio


se les conocía así a las personas que animaban al público en sesiones
de discjockeys. Actualmente son conocidos como MC los vocalistas de rap.

Fade

Corte de pelo de los B-boys, corto, muy rapado por los lados.

Freestyle

1. Modalidad más básica del breakdance que incluye combinaciones de pasos con los
pies en el suelo, de pie y movimientos llamados freezes. 2. Improvisación fluida de
rimas o letras de un MC. 3. Rapeo sin música a veces acompañado de un beat-box.

Flow

1. Capacidad para improvisar sobre una melodía sin trabarse, sin excesivas pausas, sin
muletillas, sino de forma fluida y con estilo. 2. Estilo.

Gangsta (de gangster)

Estilo de rap duro, generalmente con canciones sobe sexo o violencia y críticas directas
a alguien o algo.

Grafiti

Expresión artística urbana que acompaña a la cultura hip hop y se practica


principalmente sobre muros o superficies de visualización pública.

Gueto

Zona marginal donde se concentran las personas menos favorecidas de las ciudades.

Hopper (hiphopper)

Rapero.

Loops

Secciones cortas de las pistas musicales que se crean para ser repetidas.

New School

Escuela que se caracteriza por gente más joven con un rap más agresivo pero menos
mensaje y trasfondo social.

Old School
Escuela de los principios del rap y estilos musicales de los años 70 y parte de los 80,
representada por los artistas clásicos o precursores del rap mundial, marcada
especialmente por su crítica a la sociedad y a la cruda realidad que se vive en los barrios
marginales.

Power Move

Paso más complicado del breakdance realizado con movimientos acrobáticos, de forma
rítmica e imaginativa.

Rap

Estilo musical nacido en los guetos de Nueva York, basado en percusiones muy
marcadas (beats) y fondo musical electrónico, acompañado por una voz que rima al
ritmo de la música.

Sampler

Aparato que permite grabar, recuperar y almacenar digitalmente secuencias sonoras o


cortes para ser reproducidos posteriormente tal cual como fueron grabados o para
transformarlos por medio de efectos.

Scratch

Técnica utilizada por los DJs de hip hop y música electrónica la cual consiste en mover
un disco de vinilo hacia adelante y hacia atrás sobre el plato del tocadiscos para crear un
efecto parecido al de rayar el disco.

Street Fashion

Moda de la gente hip hop que busca ser auténtica en cada prenda que viste.

Tag

1. Firma del grafitero. 2. Forma básica del grafiti.

Toy

Grafitero sin habilidades. Novato u aprendiz que no tiene un interés genuino por el arte.

Wildstyle

1. Estilo de vida arriesgado del grafitero que lo lleva a escribir donde nadie se atreve. 2.
Estilo bidimensional de grafiti de letras complejas, diferente a las tipografías
convencionales.

Windmill

Paso de breakdance en el que un B-boy gira con su cuerpo pegado al suelo, sin que sus
piernas lleguen a tocarlo.
En este articulko se explican varias palabras que son elementales para comprender
el mundo del RAP,sus practicas;costumbres, retos ,maneras de competencia
,ect.En fin todo lo relacionado con la cultura.

Alcolirykoz llega a Bogotá con su nuevo


álbum
Por: Sonia Cano 08 de marzo 2018 , 06:17 p.m.

Editorial: El tiempo

Rescatado de : http://www.eltiempo.com/bogota/alcolirykoz-llega-a-bogota-con-su-
album-servicios-ambulatorioz-191588

Desde este jueves hasta el 10 de marzo, firmarán autógrafos y darán dos conciertos en la
capital.

Gambeta, Fa-Zeta y Kastro presentarán en Bogotá su nuevo álbum ‘Servicios


Ambulatorioz’. Foto: Julián Gaviria.
Foto:

Julián Gaviria
Desde hoy, con firma de autógrafos, venta de discos y dos noches llenas de música, el
público capitalino disfrutará un fin de semana lleno de rap a cargo de una de las
agrupaciones más representativas del país.

El grupo nació en los años 90 en Medellín y durante los últimos 19 años, Fa-Zeta y los
primos Gambeta y Kastro, se han hecho su camino artístico en la escena del rap en
Colombia. Sus integrantes ya se acercan a los 35 años y a lo largo de su carrera han
logrado capturar sus historias a través de la música, llevándolas a tarimas como las
del Festival Estéreo Picnic.

Uno de los sencillos más representativos del nuevo álbum es Tararea, este ha tenido una
gran acogida por parte del público, en YouTube ya cuenta con 702.624 visualizaciones
y 11.000 me gusta.Además, esta canción, que evoca sonidos como los del funk, se ganó
un espacio en emisoras públicas como Radiónica, y privadas como Los 40 Principales
en el país.

“Tararea es una canción para que la gente sienta el rap, se lo baile y se lo goce de otra
manera. Es un himno para estar feliz”, afirmó Gambeta.

Tararea es una canción para que la gente sienta el rap, se lo baile y se lo goce de otra

manera. Es un himno para estar feliz

Ya son cinco discos los que se suman a la carrera de Alcolirykoz, el último de ellos,
Servicios Ambulatorioz, ya se encuentra disponible en las plataformas digitales como
Deezer y Spotify.

Por eso, este mes, al ritmo del sencillo Tararea, Gambeta, Fa-Zeta y Kastro, integrantes
de este grupo de Aranjuez, Medellín presentarán en Bogotá su nuevo álbum.

Si usted es de los que les gusta tener en físico los discos y un recuerdo con sus artistas
favoritos, este jueves no se pierda la oportunidad de comprar el álbum en la tienda This
is Hardcore, ubicada en el local 204 del centro comercial Orbicentro (calle 53 n.° 27-
34).

Allí, Gambeta, Kastro y Fa-Zeta estarán desde las 3 de la tarde hasta 7 de la noche
autografiando su material, puede pasar, comprarlo y, de paso, tomarse una foto con
ellos.
“Este tipo de contacto con la gente nos parece fundamental, hace rato no lo hacemos y
sé que va a ser muy grato esta vez, porque hay mucha gente que lo ha estado
esperando. Si quiere un abrazo, una foto con nosotros y una firma en el disco, allá
estaremos”, declaró Gambeta.

Además, la agrupación realizará dos conciertos el viernes y el sábado en el Teatro


Lumiere. Fue tanta la acogida, que las boletas del primer concierto se agotaron y
tuvieron que lanzar una fecha más. Todo está listo para que Alcolirykoz se suban al
escenario este fin de semana en Bogotá, y si usted es de los afortunados que alcanzó a
comprar boletas, no olvide disfrutarlo al máximo.

Alcoliricoz uno de los grupos mas representativos del rap colombiano, según la
noticia hace poco tiempo los integrantes de la banda compartieron con los
seguidores y promocionaron sus éxitos.
Cuenta también como estos crecieron como grupo artístico y han ganado los
mejores lugares dentro del rap nacional.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Con hip hop alejan a jóvenes de los ‘malos


pasos’

Por: Michael Cruz Roa- 22 de noviembre 2017 , 07:38 a.m.

Editorial: El tiempo

Rescatado de : http://www.eltiempo.com/bogota/hip-hop-y-break-dance-para-jovenes-
en-usaquen-153884

Así funciona un proyecto en Usaquén que se basa en el trabajo comunitario.


Laura Ordóñez, Fernanda Blanco, Cristian Sosa, Daniel Ordóñez (centro) y Harold
Farías (abajo) hacen parte del proyecto de ‘hip hop’.
Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

“La gente piensa por los ojos” repite una y otra vez Harold Farías, mientras señala su
chaqueta beisbolera y su gorro de lana. Acepta que en la calle la gente lo mira con
recelo. “Hay mucho estigma contra los que cantamos rap”, relata el joven que vive
en el barrio El Codito, de Usaquén.

Antes, Harold –de 24 años– se la pasaba ‘campaneando’ por su barrio. Caminaba para
arriba y para abajo. Se preocupaba poco por el futuro, por sus estudios, y estaba cansado
de la cantaleta de su familia, para que se ocupara en algo.
Este panorama cambió cuando conoció los ritmos de la cultura urbana. Aunque era
tímido al principio para componer sus versos de rap, se dio cuenta que tenía cosas por
decir: Que los jóvenes no tenían oportunidades, que la realidad de su barrio era
difícil, que la droga se podía conseguir a la vuelta de la esquina, entre otros.

Con la vena musical alborotada, empezó a dedicarle todo su tiempo al arte urbano. En
ese camino conoció a Cristian Sosa, de 21 años, y conformaron su grupo Raptodología.
Cristian, al igual que Harold, fue criado en un contexto agreste, donde las disfunciones
familiares y las carencias económicas les cortan las alas a los jóvenes para soñar. Hoy
ambos son muestra del cambio. El primero trabaja de mesero, y el segundo, de
cocinero. En las noches y los días de descanso se dedican a enriquecer su carrera
artística. “Dedicarse a la música lo obliga a uno a ser disciplinado y a dejar de
perder el tiempo por ahí en malos pasos. Lo aleja de las drogas, la delincuencia y lo
invita a soñar”, señaló Cristian.

Ellos son dos de los participantes del proyecto ‘Hip hop, la voz de mi barrio’, de la
Corporación Mujeres Fresia, que desde el 2011 realiza trabajos de formación
artística con niños, niñas y jóvenes de El Codito, ubicado en lo alto de los cerros
orientales, en el norte de la ciudad. Trabajan rap, break dance, graffiti, entre otros

Fernanda Blanco es una de las creadoras de este grupo. Junto a Íngrid Cristancho y
Diana Ortega decidieron ayudar a jóvenes que, como ellas, se criaron en El Codito. “La
gente juzga a los jóvenes por tomar malas decisiones, pero deberían preocuparse
porque lo están haciendo solos, sin que nadie los acompañe o los guíe”, recalcó la
líder de 28 años.

A las becas del programa Estímulos de la Secretaría Distrital de Cultura, que se


organizan anualmente y que entrega recursos para fortalecer procesos artísticos en
diferentes áreas se presentaron con el proyecto ‘Hip hop libre de sexismos’ y resultaron
ganadoras.

“La idea surge porque como mujeres vemos que muchas artistas urbanas entran a los
grupos pero se retiran muy rápido, debido al embarazo adolescente, a la edad, y a otras
responsabilidades que deben asumir muy rápido”, explicó.

En este proceso han implementado dos trabajos. El primero de ellos, clases de break
dance (danza urbana) mezclada con tap. “Ambas manejan ritmos con el cuerpo y esto ha
sido muy interesante. Tenemos 25 niñas que asisten a los talleres en el colegio
Frederick Neumann (Usaquén), y que vienen de las UPZ Verbenal y San Cristóbal
Norte”, indicó.

El segundo son los espacios de rap y hip hop que realizan en la biblioteca comunitaria
La Cura, ubicada en El Codito, a donde asisten los jóvenes del grupo Hip hop la voz de
mi barrio, y con quienes ya grabaron tres canciones.

La beca que recibieron de la Secretaría de Cultura le permitirá a Fernanda viajar a


España para compartir su experiencia con otras organizaciones, y fortalecer sus
capacidades en gestión cultural, para seguir contribuyendo a la vida de jóvenes como
Daniel Ordóñez, de 15 años, quien se había retirado del colegio. “Yo me la pasaba para
arriba y para abajo, pero ahora asisto a los talleres, y he mejorado en la composición de
temas. Ya estoy buscando cupo para el colegio el otro año”, explicó Daniel.

Laura Ordóñez, de 16 años, es una de las jóvenes que se le midió a asistir a este
proyecto. Señala que tiene una vida solitaria, por diferentes circunstancias de su vida,
pero que con el rap puede expresar todo lo que le pasa. “Al principio era tímida para
cantar y escribir, pero una vez uno descubre la música no puede dejarla”, concluyó.
Programa de becas

El portafolio de becas del Programa Distrital de Estímulos apoya iniciativas artísticas,


comunitarias y deportivas que fortalezcan la cultura. Se puede participar anualmente en
la convocatoria que abre la Secretaría de Cultura en el primer semestre del año.

El proyecto ‘Hip Hop libre de sexismos’ fue uno de los 20 ganadores del 2016 en la
convocatoria Beca Ciudadanías en Movimiento, que “busca promover procesos
comunitarios, que aporten al fortalecimiento y promoción de la ciudadanía y cultura de
paz, la convivencia, la apropiación del espacio público y el respeto por la diferencia”,
señaló la secretaria de esta cartera, María Claudia López.

Los ganadores de las becas Estímulos 2017 fueron anunciados este martes en la noche y
entregó apoyos por más de $ 6.700 millones.

En todos los lugares siempre habrá gente que hará prejuicios, en este caso también
muchos de los artistas son interrogados y rechazados por muchas personas ,pero
sin importar eso muchos han cambiado su vida para bien y se han dedicado a este
genero musical ,principalmente en condiciones difíciles muchos jóvenes sufren de
problemas de violencia,consumo ,delito ,etc;el arte es una manera de evitar estos
problemas y en bogota se ha mejorado la ayuda a jóvenes ,ofreciendo talleres-
orientacion donde muchos descubren su talento y dejan atrás problemas mortales.
Los colores del ‘hip hop’, en un parque
Por: redacción el tiempo -25 de octubre 2017 , 07:27 a.m.

Editorial: El tiempo
Rescatado de: http://www.eltiempo.com/cultura/musica-y-libros/entre-buena-musica-y-
peleas-asi-le-fue-a-hip-hop-al-parque-2017-143970
El fin de semana se vivió la edición número 21 de este festival que convoca a una
cultura inmensa.

En un solo escenario, Hip Hop al Parque reunió a 74.000 personas.


Foto:

Andrés Sandoval / Alcaldía de Bogotá

El respeto a la cultura hip hop y a los artistas que la defienden y guardan fue una de las
líneas transversales que unieron la edición 21 del festival Hip Hop al Parque.Fueron dos
días balanceados: hubo rap, DJ, breakdance y grafiti. También, artistas colombianos y
extranjeros, latinos y estadounidenses, jóvenes y veteranos. En total, asistieron 74.000
personas, según Idartes.
Dos de los homenajes a la cultura se dieron durante las presentaciones de cierre de
ambos días. En la noche del sábado, la rapera de Filadelfia Bahamadia invitó a la tarima
a dos MC (cantantes) colombianos para que fueran ellos quienes tomaran la posta,
mientras ella hacía el beat con una función de su celular. Fue un llamado a “valorar a los
artistas locales, a la gente que lleva haciendo hip hop mucho tiempo en Colombia”.

Bahamadia, sin ser una artista que corra por el escenario y grite y salte para contagiar al
público, logró captar la atención del festival con su claridad vocal, sus rimas y los éxitos
que sus seguidores esperaban, como 3 the Hard Way, de su álbum Kollage, y Push Up
Ya Lighter, su colaboración con The Roots.

El domingo fue el turno de EPDM, el legendario dúo de Nueva York, que hizo dos
homenajes: primero, reproduciendo temas importantes de artistas colombianos como
Tres Coronas y La Etnnia, que ayudaron a establecer su conexión con el público. Luego
invitaron a la gente a corear las canciones de artistas que ya habían fallecido, como
Phife Dawg, Big Pun y the Notorious B.I.G., recordando así que en el hip hop el respeto
a los que se han ido es fundamental.
Erick Sermon y PMD, quienes conforman el dúo, pusieron a cabecear a los asistentes
con las intensas líneas de bajo que caracterizan su sonido y con su funk flow. Cantaron
éxitos de Strictly Business, su primer álbum, como I’m Housin y You Gots To Chill, y
Da Joint, Richter Scale y The Simphony 2000. Fue una presentación vibrante y
enérgica, de artistas que con la experiencia han aprendido a dar conciertos completos.
Un llamado de paz

Una de las consignas que exclamaron varios artistas desde el escenario fue ‘Hip hop es
vida’, el lema de esta edición del festival. Los llamados a la acción para no manchar el
nombre del hip hop y volver a la paz y unidad que esta cultura ha representado fueron
múltiples.

“Hip hop es paz, es educación, es tolerancia y respeto, es un vehículo salvador, un


espectáculo de vida, de amor y de unidad”, clamó El Flako ELC, de Laberinto ELC.
Esta agrupación de Medellín, que ya se había presentado en las ediciones de 2002 y
2009 del festival, mostró que las nuevas generaciones siguen acudiendo a su música
como un canon del hip hop nacional.
Además del rap, la diversidad del hip hop se vio entre los asistentes. Durante la
presentación del colectivo de DJ The X-Ecutioners, se improvisaron varias ruedas de
breakdance a lo largo de la explanada del Simón Bolívar. La destreza física de los bboys
y bgirls se sincronizó con los trucos de tornamesismo de los DJ que se presentaban,
demostrando que, aunque no estaban en una tarima, eran igual de representantes del hip
hop.

Dentro del panorama nacional, también se destacaron las presentaciones de Realidad


Mental y Da Steez Brothas.

El primer grupo lleva varios años haciendo música cruda y sincera, que choca tanto
estética como líricamente. Los segundos también proponen un sonido sin adornos; es
una propuesta sencilla, pero que, como lo muestra el éxito de su EP más reciente, ha
sido muy recibida en las calles bogotanas.
Las fallas

No obstante los esfuerzos de los artistas, de la Policía y de Idartes, y aunque, según la


entidad, esta fue una de las ediciones con mejor comportamiento de los últimos años, la
violencia sigue siendo un factor importante en Hip Hop al Parque.

En algún momento, EPMD tuvo que interrumpir su presentación para llamar a la calma
a los asistentes: “Si no paran (las peleas), no podemos seguir”, advertían los músicos en
inglés.
No obstante los intensos controles y requisas en la entrada, se desataron varias riñas con
puñales durante los dos días. Los filtros tampoco evitaron que aguardiente, cocaína,
marihuana, popper y más se vendieran a los asistentes, varios de ellos menores de edad.

Hip Hop al Parque volvió a reunir a varios de los más grandes artistas de hip hop de la
región, así como grandes figuras ya clásicas de la edad dorada del género. El escenario,
el sonido y las luces fueron impecables. La entrega de los artistas fue el punto más alto.
Y en gran porcentaje, el público estuvo a la altura de esta cita anual que congrega a toda
la comunidad del hip hop nacional.

Esta noticia habla de la edición de hip hop al parque del 2017 ,cuenta de la
evolución de este evento que año tras año hace 20 años ,sige en pie y con una
cultura que asiste con el fin de disfrutar los bailes , improvisaciones y beat box.
Entre otras también se destaca la violencia y el consumo y venta de drogas.