Está en la página 1de 6
LAS INSTITUGIONES EBUCATIVAS: INSTITUCIONES DE EXISTENCIA Todo conjunto educative (organizacion/establecimiento) son entonces, instituciones de existencia en el sentido sintetizado antes. En primer lugar Porque |ellas tienen un papel primordial en la formacién social global; papel uno y multiple, desde la regulacién, ta reproduccién y transmisin hasta el cambio y la transformacion. En segundo lugar, porque ellas tienen una funcién esencial para los | seres humanos; funcién psiquica, en tanto posibilitan ef desarrollo de la identidad de cada sujeto singular. i Funcion de socializacién, en tanto posibilitan la humaniaacion en términos de “hacerse" un humano reconocible como miembro de una sociedad, y una cultura, Funcis: #, @n tanto posibilitan la constitucién de cada sujeto como sujeto social, en el trabajo y las relaciones sociales Funciones atin mas basicas como posibilitar, 0 no, el desarrollo biolés ‘0 y la Sobrevivencia el que, en la complejidad de las sociedades actuales, no se efectiviza sino en las tramas de instituciones (familiares, educativas, terapéuticas) Si quisiéramos hablar de Jas instituciones educativas en términos de “produccién’, tendriamos que decir que su objetivo es “producir” sujetos educados, formados, capaci dos, criticos, creativos... Lo cual instala en ei corazon de Ia institucion la “cuestién del sujeto” y, aunque sus resultados sean lo contrario, 0 desplace @ los sujetos para privilegiar otros fines, la “cuestion de los sujetos” reaparece; se hace sentir de mil maneras: en el fracaso, la violencia, la pegeinider Permanece enmascarada, resistiendo. I SE aE La limportancia que fa “cuestién del sujeto” tiene en las jnstituciones de existencia explica, como lo desarrollé antes, que no podamos| hablar s6lo de historia y debamos reconocer la historizacién originada en las relaciones humanas, en la trama simbélica e imaginaria donde ella alimenta sus significados. | Es por esta raz6n que los escenarios educativos se inundan de subjetividad y personalismo; que de tanto trabajo la aventura del andlisis en términos de simbolizacién, que implique la confrontacién critica con la’ realidad) Pero lo més fuerte, y radical, que estas instituciones plantean, son los problemds dé la alteridad "..esto es, de la aceptacién del otro en tanto sujeto pensante y auténomo por cada uno de tos actores sociales que mantienen con él relaciones afectivas y vinculos intelectuales...” (Enriquez, E.-ob. on pag, 85) | rs | | No se trata tan s6lo de la aceptacién. La alteridad también plantea el conflicto y! la rivalidad entre los miembros, angustias y peligros especificas, sacrificios y renunciamientos de los propios deseos y las pulsiones. | { Es por este imperio de la “cuestién del sujeto’ y la “alteridad” que conlieva, que la investigacién diagnéstica y el anélisis concreto del micromundo que constituye un establecimiento escolar -o infiemnillo si Io * apreciamos en su dramatismo- debe rechazar de plano el punto de vista unicista, 'simplista y negador, para ubicarse desde una visidn pluralista y complejal Este micromundo une obligadamente por una raz6n social (trabajar 0 adquirir una acreditacién educativa tegitima) a personas basicamente diferentes, heterogéneas en sus necesidades y demandas, en sus historias } Y cOdigos. Dispuestas, 0 no, a aceptar la convivencia; a reconocer 0 no a -27- 3 i Rca me las leyes y las normas como terceros reguladores. A veces en conflicto desde contencién y referencia, a veces confrontando, transgrediendo, en el limite, vamos, buscando alianzas, complementos, parejas o grupos de Para resolverios, o al menos intentarlo, las instituciones crean valores, emblemas valiosos, normas y reglas que sirven como “ley organizadora’ Gel espacio, el tiempo, la tarea y de la vida social y mental de los miembros que la forman. Para que este “orden simbélico” opere en el sentido de unificar y Garantizer su poder regulatorio, también deberd favorecer las manifestaciones de deseo y pulsiones, fantasmas y proyecciones | imaginarias a condicién de que se metaforicen y metabolican en deseos | social ¢ institucionalmente, aceptables y valorados I La normativa institucional prescribe y proscribe, premia y castiga Regula Pero no resuelve fos conflictos, ellos son consustancial a la vida institucional. Con frecuencia fracasa y reaviva los combates y los deseos de transgresion, Por su parte esta regulacién siempre inestable no evita el sufrimiento que toda alteridad forzosa conileva, Podemos asi decir que el micromundo institucional no esta constituido 86l0 por, configuraciones de relaciones sociales derivadas de las posiciones ¥ roles instituides (directive, docente de aula, alumnos, administrativos, Supervisores) sino también por tramas de vinculos con sus investimientos de afectos, deseos, seduccién, dominio, prejuicios, fantasmas y atavismos. Los “lugares” que los sujetos ocupan en Ia institucién no se determinan ni legitiman, solamente a partir de las posiciones y roles prefigurados por un orden simbélico normatizado, sino por fas tramas de vinculos que, ano 28 |