Está en la página 1de 4

La industria petroquímica mexicana, tiene su origen desde el momento

en que el petróleo es expropiado en 1938, y nace en 1959 con la primera


planta de dodecilbenceno, pero es hasta después de la Segunda Guerra
Mundial en la década de los sesenta cuando comienza una expansión
y desarrollo importante hasta 1982, acorde con las necesidades del país
y el especial contexto internacional.

Posteriormente en 1992 se promulgó la Ley Orgánica de Petróleos


Mexicanos y Organismos Subsidiarios por la cual se crearon cuatro
organismos subsidiarios: Pemex Exploración y Producción, Pemex
Refinación, Pemex Gas y Petroquímica Básica, y Pemex Petroquímica;
este último manejaría todos los productos no reservados al Estado, por
tanto, desde un inicio se concibió que Pemex Petroquímica fuera
susceptible de ser desincorporada.

2. PRODUCCIÓN

El sector petroquímico mexicano tiene la capacidad y amplitud que se


le supone como potencia petrolera de primera línea, tanto en
petroquímica básica como en los derivados. En la actualidad, cuenta
con quince plantas refinadoras, En la actualidad, la planta refinadora
con mayor capacidad de procesamiento es Salina Cruz con 310.000
barriles diarios.

Textil
Automotriz/ transporte
Detergentes y cosméticos
Calzado
Empaque/ bebidas y alimentos
Agricultura
Construcción
Vestido
3. INVERSIÓN

Debido a las reformas que se han hecho, en los últimos años la iniciativa privada ha invertido
4346 millones de dólares con el fin de modernizarse y de buscar una rápida inclusión en la
globalización.

La falta de inversión en PEMEX Petroquímica se pondrá en serio peligro la viabilidad


tecnológica y operativa de las plantas y el equipo lo cual lo cual afectaría el desarrollo futuro
de este sector. De hecho se considera que las plantas y el equipo de la paraestatal no es
competitivo a nivel mundial

Las entidades federativas que mas captar inversión son: Tamaulipas, Estado de México,
Jalisco, Veracruz, y Nuevo León.

ESCENARIO ACTUAL

Pemex anunciará a fines de abril qué empresa se quedará con el 80% de las acciones del
complejo petroquímico de Cosoleacaque, tras el llamado a licitación efectuado tiempo atrás.
Se incluyen cinco unidades productoras de amoníaco con una capacidad total de 6.350 t/d,
una de p-xileno de 120 t/d, una planta de hidrógeno e instalaciones de transporte y distribución
de amoníaco. Posteriormente, el gobierno mexicano decidió reservarse la venta de las plantas
que elaboran 13 "tipos clave" de productos petroquímicos para que permanezcan bajo
propiedad mayoritariamente mexicana. Esto no incluye al complejo de Casoleacaque, ya
licitado.

Se trata de petroquímicos "secundarios", específicamente plásticos y fibras, para los cuales


Pemex retendría entre 20 y 30 % y el resto hasta completar el 51 % lo tomarían empresas
mexicanas privadas.

En Querétaro, Hoechst pondrá en marcha a principios de 1997 una planta de PET de unas
80.000 t/a y proyecta ampliar su presencia en Brasil en este sector.

A fines de 1997 Pecten (Shell) se puso en marcha su planta de PET, de 90.000 t/a, en
Altamira. Inversión: 100 millones de dólares.
Petrocel - Temex construyo en Altamira una planta de ácido tereftálico de 350.000 t/a de
capacidad, con una inversión de 300 - MM U$S y se puso en marcha a comienzos de 1998.

BASF construyó en Tamaulipas una planta de poliestireno de 143.000 t/a, y se termino en


1998.

Dos nuevas plantas de MTBE en refinerías de PEMEX: 90.000 t/a en Tula y 45.000 t/a en
Salamanca.
Autoridades de la Secretaría de Energía informaron que existen cuando menos tres proyectos
de escala mundial para instalar craquers de etano, que en conjunto superarían 1,000 millones
de dólares en inversiones.

Estas plantas, que se planean instalar en el sureste de Veracruz, tendrían una capacidad
superior a las 750,000 toneladas anuales, volumen que se requiere para poder ser competitivo
en el mercado internacional.
Las empresas interesadas en estos proyectos son 100% privadas y extranjeras, dijeron los
funcionarios.

6. EMPLEO

Esta industria tiene un gran efecto multiplicador del empleo ya que por cada empleo en la
petroquímica secundaria se generan 8 en la petroquímica intermedia y 14 en la industria
manufacturera.
El empleo, en este sector desde los años 80 en PEMEX-Petroquímica, ha tenido un
crecimiento sostenido en especifico del personal de planta, y un disminución constante del
personal transitorio.
En el sector privada la oferta de trabajo mas grande es para técnicos, y en los últimos años ha
disminuido la oferta de trabajo y se ha incrementado el numero de despidos en obreros y
ejecutivos.
Por entidades federativas las que captan mas empleo en la industria son: Estado de México,
Nuevo León y Veracruz. Las que mostraron un descenso del personal, fueron el Distrito
Federal y Jalisco.
De hecho en el ultimo informe a cerca de los rumbos a tomar en la política industrial, el sector
químico es uno de los 9 ejes donde se va a basar la economía. Ya que cuenta con elevada
competitividad, tiene una gran aportación al comercio exterior y además tiene un gran grado
de potencialidad para el desarrollo del país.

9. CONCLUSIONES

Para concluir este trabajo, podemos decir que la industria petroquímica es muy importante
para el país, ya que forma parte esencial de las diferentes cadenas productivas de las
industrias, la cual en especifo la petroquímica producida por PEMEX esta recibiendo los
embates de la globalización y la formación de oligopolios que amenazan con tener le control
total del mercado. Si embargo con respecto a la iniciativa privada y extranjera cabe decir que
han hecho esfuerzos por modernizar la planta productiva de la petroquímica mexicana, solo
que considero necesario la regulación de este vital sector, paras que las ganancias no salgan
del país, sino se reinviertan para hacer día con día mas fuerte al sector. Así como hay que
buscar de ambos ladeos la mejor manera de incrementar la producción y mejorar la tecnología
para que así: Disminución de costos

Mejores rendimientos
Eliminación de contaminantes
Alta seguridad en la producción
Mejores productos al consumidor
Alta eficiencia energética
Y tengamos un sector petrolquímico competitivo y redistributivo a nivel internacional.