Está en la página 1de 15
LA TUMBA DE TIRO EN EL AREA MAYA Rafael Girard. Poca © ninguna referencia se ha hecho en ese tipo de cémara sepulcral en el drea maya. En cambio, se dis- pone de amplia,informacién sobre las tumbas de'tiro del Gccidente de México, do Panand, de Colombia, Venezuela, #1 Bouador, Peru, Brasil y del Noroeste argentino. No - ha sido destacada previamente 1a importancia de esa ar- quitectura funeraria en el drea maya, donde existe des- de tienpos renotos, hasta la fecha. La hipstesis de su probable origen maya se fundamenta en los hechos siguien Mitoloais. El Popol-Vuh es le tinica fuente indoanericana que registra el mito de origen de 1a tunba de pose con cana Fa lateral, tanto en su sepecto formal, cono funcional. Este mito de origen se eacenifica en el episodio de la supiesta muerte de Zipscng por 400 muchachos. Ellos le hacea cavar una fosa refunds, destinada a recibir un = horecn gigantesco, que splastare al gigante en el fondo de la cava. Conogiendo les aviesas intenciones d= sus = enemigos, gipseng brid en el fondo de la fose una gale Fis lateral pare esconderse, evitendo de ser aplastado. "EL Royo que estaba haciendo era para salvarse. al abrir el hoya, hizo hacia un lado una segunda excava Gin para Iibrarse,..no estaba cavendo su sepultura si fo que estaba abricnde otro hoyo para salvarse...Por Ul tino los Llané Zipscné, pero cuando llané ya so habia ~ puesto a salvo dentro del hoyo" Popol-Vun(trad, Recinos México, 1947 pig. 112. Es significative la insistencia de la citada fuen te en sehalar, repetidgnente que Zipscnd estaba cavando, Gentro del pozo, tna camara lateral para librarse de la muerte. Los $00 muchachos levantan el pesado sadero y lo dejan caer en la fosa, creyendo haber aplastado al gi-- Gante. Pero el se habla refugiado en la cava lateral. creyéndolo muerte, los muchachos celebran el acon tecimiento con una fiesta en el propio enplazamiento de ie tunba y se enborrachan con chicha, hasta caer iner-~ mes. Entonces, Zipacng sale de su escondrijo y derriba Ta. casa donde estaban reunigos sus enemigos, maténdolos a'todos, (P. Vuh. Recinos pég. 113). En el episodio anterior el Popol-Vuh objetive un principio escatoloyico fundasental? La influnidad a la ~ fuerte solo se obtiene a condicién de no ser aplastudo por el material de relleno del pozo, 1a cual se cunple favando una canara lateral. 61 f A mayor abundamiento, 1a citada fuente resalta, en otro episodio, protagonizado por el misn Zipacné, Coie Ste miere definitivanente bajo 1a presién de un gran - cerro que los genelos derriban sobre su cuerpo. "Se de- Erunba el gran cerro y le cayd lentamente sobre el pe-~ che. Nunca més yolvié Zipacns y fue convertido en pie-- ara". (P, Vuh pag. 116). Al mostrar la eficiencia del nicho lateral para - alcanzer 1 inmortalidad y, a la vez, las fatales consa Guencias de wi contacto del cuerpo con la tierra, el - Popol-Vuh establece el antecedente ejenplar de 1a tuxba de pozo con canara lateral, y su espiritualidad corres- pondiente. Arqueoloa{a. Poca atencién se ha prestado a ese,tipo de sepul- tacién que existe en las tres zonas del drea maya (Pack fico, Altos, Tierras bajas de 1a vertiente atlantica) y en todos ios periodos arqueolégicos (Preclésico, clé~ Sico, Postclésico). Stanley #. Boggs descubrié en Tazumal (drea maya del Pacifico) cuatro tunbas de tiro. Comparten las ca-- racter{sticas siguientes: Profundidad del pozo dos a - tres metros, forma rectangular. El pozo parte del basa~ mento de un temple y fue anpliado an la parte inferior para formar una cémara oval o rectangular. Cielo en for fa do arco, piso splanado. Leg eequeletoe ectaban envuch foe en lienzos de corteza de arbol y cubiertos con peta : tes, Ofrendas funerarias, Entrada a la tunba sellada con adobes y Lodo. La Gnica fecha de radiocarbon encontrada en una de lag tusbas corresponde al aho 440-120 a. C., es decir fala época de ocupacién pocomame, que fue anterior @ la pipil (1). De 1a regidn de los Altos se tienen, entre otras, las referencias de R. B. Woodbury y Aubrey 5. Trik (2): La tumba de Zaculen que se encusntra bajo,la es-- tructura 1, por ejemplo, consiste en una gran cémara fu neraria de planta redonda u ovalada, cavada en talpeta~ te. Se accede a ella por una escalinata que parte de - | una plataforna de la pirénide, La escalera desenboca en un vestibulo que se va estrechando en un angosto corre- dor, cerrado por una loza de piedra. Woodbury y Trix com paran esa tumba a otra de £1 Opefio. Tunbas con escaleras @xisten también en Colombia, Cémaras sepulcrales cavadas en talpetate, con 1a - entrada cerrada por una loza y, acceso mediante un ti- nel, fueron descubiertas por Manuel Gamio en Salcajé - (Altos). (Informe personal de Edwin M. Shook). Millian R. Coe encontrd varias turbas de pozo - con una o varias galerias laterales en Tikal. Estan ca 82 yadas en piedra caliza bajo pirdmideg. Las hay simples Serdos, tres, cuatro y hasta cinco cdnaras sepulcrales, Gistribuidgs en ol fondo de un pozo. Algunas correspon Gen el perfodo PRECLASICO, identificado por la cerami~ €a Chicanel de las ofrendas mortuorias. (Informe perso nal) (3). ‘Tumbas con fltiples cémaras laterales, concecta des a un pozo comin, se han encontrado en Nayarit, Ja~ Lisco y Colombia, La expedicién 2 cargo del Peabody Museun (1909-~ 1910) descubrié variag tunbas de tiro, entre otras las ae Yalgch, cuya seccién plana y transversal se reprodu ce aqui. Entre dos pilares de ia portada de un templo habia un pozo cuadrado, forrado con piedras; en el fon do del pozo se abre una cémara lateral en la cual fue: fon encontrados esqyeletos y ofrendas, que consistfan en una rica coleccién de alfarerfa, (4). En la citada obra de Tozzer se menciona 39 tunbas engontradas en el sector recorrido por dicha expedi-- cidn, Las cdmaras sepulcrales estén cavadas en piedre calize y cerradas con loza, Hay tunbas en forma de bo- fella o de cipula lobulada, como pusde apreciarse en - las ilustraciones de las paginas 192 y 194 de la cite Ge obra: Tunbas Gp forna de botella se. encuentran en - Colombia, El Ecuador y Perd. El tipo de tumba a un'ni- vel mas bajo que el fondo del poz0 (Yaloch, Tikal) se- encuentran también en Nayarit, Panand y Colombia. A, Leydyard Smith describe ¢ jlustra algunas tur bas del perfogo Preclasico y del Clasico (5). Sus for- mas son Variadas; hay cémaras miltiples con su respec- tivo pozo de acceso, unidas en un solo complejo, como pusde apreciarse en dos de las figs. 89 que se reprody Gen aqui. También hay tunbas en forma de botella, cava Gas en 1a roca y revestidas de piedra y mezcla (fig. — 220). Bsa tunba contenia ricas ofrendas de 1a fase Tea Nicolas 4. Hellmuth, director del proyecto Yaxhé, Petén, encontré una tumba de tiro de una sola cémara — fen Yaxhd, cuyo piso esté al nivel del fondo del pozo. Es similar a las descubiertas por Boggs en Tazunal, ~ (informe personal). Alberto Ruz L. describe varios chultun funerarios (chultun burial) dei drea maya y reproduce el plano y- el perfil de ese tipo de sepultamiento encontrado en - Vaxactiin, tomindolos de Wauchope. (6). A ese tipo de tunba suele llamarse chultun, térni- AQ que me parece inadecuado pues se aplica el misno nom 63