Está en la página 1de 4

INTRODUCCIÓN

Todo educador debe poseer una formación ética, intelectual y moral que le permita
impartir una enseñanza de calidad, pero ante todo se vea reflejada por ciertos principios y
valores que lo hacen crecer como persona y así mismo interactuar y ayudar al desarrollo de
otros buscando siempre la excelencia, la justicia y la verdad.
A través de la observación de la película "LA MANCHA DE GRASA" trabajaremos un caso
práctico relacionado a las acciones de una maestra y la manera en cómo ella se enfrenta a
los principios éticos.
A continuación, se muestra la valoración personal con respecto al perfil de la maestra, su
relación con el alumno Lito de acuerdo a los principios éticos, situaciones de desapego a los
principios éticos por parte de la maestra y la actuación del sacerdote dentro de la
conmovedora historia.
1- Cuál es tu valoración respecto al perfil de la maestra?
Considero que a la maestra Elena, le faltaba liderazgo, no desarrollaba en sus alumnos la
valoración y el respeto por los demás. Era una maestra que no demostraba alegría ni calidez
en el trato; no conocía ni comprendía la vida de sus alumnos, no respetaba el ritmo y el
estilo de aprendizaje de los mismo y mucho menos sus intereses. En pocas palabras carecía
de los principios éticos que debe poseer una maestra de educación, ya sea del Nivel Inicial,
básico o medio; lo importante es poseerlo y saberlos aplicar.

2- Cómo ves la relación de la maestra con el estudiante Lito de acuerdo a los


principios éticos?
¡Muy mala al principio, ya que ella en vez de evaluar solo media al estudiante Lito todo el
tiempo! No se detuvo en ningún momento a preguntar; ¿por qué? su alumno Lito no le
hacia las tareas o ¿por qué? su cuaderno llegaba siempre manchado de grasa. Solo hacia
prejuicios de los hechos.
A fin de cuentas, en la película vemos que la maestra reacciono a tiempo y reconoció su
error; empieza la reflexión, el tomar conciencia, y la toma de decisiones de querer cambiar
y asumir con mucha responsabilidad el reto. Se le ve que cambia su aspecto, ya no se le ve
altanera, se viste más acorde con su ambiente de trabajo y lo más importante, les pide
disculpa a los niños. Aunque todo esto se da, gracias a la intervención del sacerdote quien
le muestra a la maestra la realidad de vida que viven sus estudiantes.

3- Narra 5 situaciones que evidencien desapego a los principios éticos por parte
de la maestra.
1. Falta de humanidad; cuando ella lo regañaba por llegar tarde o por tener sucio su
cuaderno – acaso es usted tonto, - le dijo ella; reprochándole sobre la mancha de
grasa en su cuaderno. El niño se sintió triste y diseccionado.
2. Falta de conciencia social; por no integrarse a la comunidad en un principio para
conocer el entorno de sus estudiantes.
3. Falta de comunicación; no hablaba ni les preguntaba a sus alumnos sobre sus vidas
o sobre lo que querían aprender. Ella llegaba, corregía y ponía clase que ni al caso
venían, muy fuera del contexto de sus alumnos.
4. No respetar los ritmos y los estilos de aprendizaje de sus alumnos; utilizaba las
mismas estrategias de aprendizaje con los niños de la colina y los niños del barrio
marginado, dos contextos muy diferentes.
5. Menos preciar y criticar a los alumnos por su condición social o económica. -no
entiendo por qué le cuesta tanto entender los ejercicios de matemática; los niños
de la colina aprenden tan fácil y rápido, -le dijo ella al sacerdote cuando la fue a
visitar al salón de clase.

4- Qué opinión te merece la actuación del sacerdote en esta historia?


¡¡Excelente!! Un hombre lleno de vocación y muy humano, se preocupa por el bienestar y la
felicidad de los niños de su comunidad.
Su capacidad de empatía y de liderazgo pudieron sensibilizarse ante la situación que vivía el
niño Lito. Se cuestionó sobre las circunstancias en que vivía y en relación con su desempeño
escolar y como eso le afectaba emocionalmente, hizo que la profesora viera la realidad en la
que vivía el niño, enseñándole donde vivía Lito, recorrió los contextos marginados que él
recorría.

5- Si te tocara trabajar como docente en una Escuela como la de Lito, ¿qué harías
para mejorar la situación?
1. En primer lugar, me tomaría un tiempo para indagar sobre el contexto donde voy a
trabajar y donde viven mis estudiantes.
2. Tendría mas acercamiento a las familias.
3. Utilizaría su diario vivir para desarrollar y planificar mis clases.
4. Antes de iniciar las clases indagaría sobre el tema anterior para entrar en calor.
5. No expondría los errores o deficiencias de mis alumnos frente a toda la clase. Hablaría
con el estudiante en particular en privado.
Conclusión.
Toda persona que decida ser maestro, lo debe hacer con amor y satisfacción, que sea algo
innato que tiene la persona a esta profesión. Un docente con vocación realiza su labor con
agrado, dedicación y entrega; para obtener resultados positivos en todo su trabajo
formando personas integras con calidad humana, resolviendo las situaciones pedagógicas
de la mejor manera; el maestro que ama su profesión está en constante investigación y
preparación intelectual y moral.
Visto de esta manera, la maestra Elena, al principio poseía una arrogancia; para ella todos
sus alumnos aprendían de la misma forma y ni siquiera se tomó la delicadeza de conocer el
contexto donde trabajaba. Luego, se da cuenta de que, el entorno donde viven sus alumnos
es muy distinto al de las Colinas; lugar donde ella también trabaja por las mañanas, por lo
que decide cambiar su actitud y su método de enseñanza favoreciendo así el aprendizaje
de sus alumnos.
La conducta negatividad que puedan presentar algunos niños, no siempre dependerán
de ellos mismos sino también de su contexto, de la situación familiar y de la actitud que
tenga la maestra con ellos. Debemos respetar, valorar su tiempo y su integridad humana.
Es nuestro deber motivarlos, convertir su realidad en aprendizaje significativo e integrarlos
a la sociedad como personas competentes. Y esto solo se logra cuando el maestro posee
una formación ética, intelectual y moral que le permita impartir una enseñanza de calidad.