Está en la página 1de 1

CONCLUSIONES

Las fobias evocan un sentimiento de terror ante diferentes estímulos aversivos dependiendo
lo que cada ser humano maneje como desagrado extremo, siendo totalmente diferente a lo
que se define como miedo.

Teniendo como base la teoría de aprendizaje cognitiva, se encuentra que están directamente
relacionados, ya que proviene la razón principal de los estímulos vs la conducta que todo
ser humano y/o animal tiene frente a las situaciones por las que se encuentre sometido a
diario, encontramos que para toda reacción que se emita debe existir una situación que
anteceda dicha conducta para de esta manera generar el aprendizaje, el cual se observa, se
adquiere a medida que vamos adquiriendo conocimiento y sometiendo así el pensamiento
de cada ser, para de esta manera generar respuesta a cada estimulo presentado.

Es posible realizar procesos de nueva adaptación a las fobias desarrolladas por medio de
terapias que buscan fomentar una tolerancia a la fobia como tal, logrando un acercamiento
propio a la misma; sin dejar de lado que estos procesos se establecen de la misma manera
teniendo como variante que el estímulo condicionado pase de ser aversivo a ser apetitivo y
así direccionar la nueva conducta.