Está en la página 1de 56

Lagunas de estabilización

1. INTRODUCCIÓN

La contaminación y el progresivo deterioro de las aguas, es un problema


suficientemente conocido como para que sea necesario incidir aquí sobre su importancia
y gravedad. La preocupación creciente por este tema, se refleja claramente en una
legislación cada vez más estricta en los países desarrollados, en lo que ha vertidos a
cauces públicos se refiere.

El tratamiento de aguas residuales puede rebasar las disponibilidades


económicas de pequeñas colectividades. La inversión inicial de cualquier estación
depuradora es importante, pero son los costes de explotación los que han propiciado que
la mayor parte de ellas, sobre todo en las zonas rurales y núcleos de población
medianos, estén sin funcionar.

Es necesario por tanto encontrar un procedimiento económico para la depuración


de aguas residuales. Como alternativa a las técnicas convencionales de depuración se
han desarrollado una serie de sistemas denominados “naturales”, que aprovechan y
potencian los procesos de purificación físicos, químicos y biológicos que ocurren de
forma espontánea en la naturaleza. Estos sistemas, necesitan grandes superficies de
terreno, presentan unos bajos costes de inversión (siempre y cuando haya disponibilidad
de terrenos y su precio no sea muy elevado) y mantenimiento, y proporcionan un
efluente de calidad muchas veces incluso superior al obtenido en una depuradora
convencional, sobre todo cuando existen condiciones favorables de clima e
iluminación.. Entre estos sistemas naturales se encuentra el lagunaje.

La depuración de aguas residuales por lagunaje no requiere prácticamente


energía externa, excepto la radiación solar, ya que debido a la gran disponibilidad de
nutrientes y materia orgánica, se origina un intenso crecimiento algal con una gran
producción de oxígeno fotosintético que es empleado para la degradación de la materia
orgánica.

Esta tecnología para el tratamiento de aguas residuales está adquiriendo gran


desarrollo en nuestro país, sobre todo en la zona mediterránea donde la escasez de agua
es mayor, ya que el efluente de estos sistemas puede ser utilizado directamente para
riego.

2
Lagunas de estabilización

2. ANTECEDENTES

2.1. INTRODUCCIÓN.

El tratamiento de aguas residuales por lagunaje consiste en el almacenamiento de


estas durante un tiempo variable en función de la carga aplicada y las condiciones
climáticas, de forma que la materia orgánica resulta degradada mediante la actividad de las
bacterias heterótrofas presentes en el medio. Es un método biológico natural de
tratamiento, basado en los mismos principios por los que tiene lugar la autodepuración en
ríos y lagos.

Las aguas residuales susceptibles de ser tratadas razonablemente por lagunaje,


tienen orígenes muy diversos:

- Aguas residuales urbanas.


- Aguas residuales industriales (es necesario un tratamiento previo, distinto según la
actividad de la que procedan):
-Industria de madera y papel.
-Industria alimentaria.
-Industria del petróleo.
-Industria química.
-Industria minera.
-Industria textil.
-Industria de curtidos.
- Aguas residuales mixtas (urbanas e industriales).

2.2. TIPOS DE LAGUNAS.

Las lagunas de estabilización pueden clasificarse según diversos criterios. Los más
utilizados son los siguientes:

1. Según las reacciones biológicas.


2. Según el grado de tratamiento previo.
3. Según el método de aireación.
4. Según las condiciones de descarga.

3
Lagunas de estabilización

2.2.1.- Según las reacciones biológicas.

Las reacciones biológicas más importantes que tienen lugar en una laguna son:

a) Oxidación de la materia orgánica por bacterias aerobias:

La respiración bacteriana provoca la degradación de la materia orgánica del agua


residual hasta CO2 y H2O:

C6H14O2N + 3.35 O2

0.12 NH4+ + 0.12 OH- + 1.6 CO2 + 0.88 C5H7O2N + 3.62 H2O

produciendo energía y nuevas células.

b) Producción fotosintética de oxígeno:

La fotosíntesis algal produce, a partir del CO2, nuevas algas y oxígeno que es
utilizado en la respiración bacteriana:

106 CO2 + 16 NH4+ + HPO42- + 100 H2O



C106H263O110N16P + 103 O2 +2 H+
Todo esto, se resume en la Figura 1.

4
Lagunas de estabilización

Figura 1.- Simbiosis algas bacterias.

c) Digestión anaerobia de la materia orgánica con producción de metano (Figura


2).

Materia orgánica

Hidrólisis y Fermentación

Acidos Orgánicos

Acetogénesis
Deshidrogenación

CH44-COO- CO2 + H2
Acetogénesis
Hidrogenación

Metanogénesis Metanogénesis

CH4 + CO2 CH4 + H2 O

Figura 2.- Degradación anaerobia de la materia orgánica.

Según que reacciones sean las dominantes en el funcionamiento, las lagunas se


pueden clasificar en tres grandes grupos: anaerobias, facultativas y aerobias.

2.2.1.1.- Lagunas anaerobias.

Reciben aguas residuales brutas, sin tratamiento previo, con alta carga orgánica,
DBO5 > 300 mg/l, y elevado contenido en sólidos en suspensión, S.S. > 300 mg/l,

5
Lagunas de estabilización

produciendo una estabilización parcial de la materia orgánica por medio de su digestión


anaerobia. Las principales reacciones que se producen son la formación de ácidos grasos y
producción de CH4 a partir de ellos.

Estas lagunas suelen tener una profundidad entre 2 y 5 m. Una profundidad


aproximada de 4 m se considera óptima desde el punto de vista de la eficacia del
tratamiento.

La eficacia de estas lagunas en la eliminación de materia orgánica es elevada,


pudiendo alcanzar valores del 85 % en eliminación de DBO 5, aunque son más habituales
eficacias del 60-80 %. Incluso con tiempos de retención cortos, 2 días, la eliminación de
DBO5 es elevada, 45-70 %, por lo que se usan como primer paso en el tratamiento de
aguas de elevada carga orgánica.

Este tipo de lagunas se utiliza fundamentalmente en climas templados, pues la


actividad de las bacterias metanogénicas se inhibe prácticamente a temperaturas inferiores
a 10-12 ºC.

2.2.1.2.- Lagunas facultativas.

Reciben el agua residual bruta, o bien el efluente de una laguna anaerobia, fosa
séptica o tanque de sedimentación convencional .

En la zona superficial, se produce la oxidación de la materia orgánica por procesos


aerobios. En estas lagunas el oxígeno se obtiene por reaireación superficial y por la
actividad fotosintética de las algas. Bajo esta zona aerobia se encuentra una anaerobia
donde tiene lugar la degradación anaerobia de la materia orgánica.

Finalmente, la materia sedimentable se acumula en el fondo, donde es digerida,


también por digestión anaerobia.

La profundidad de las lagunas facultativas suele estar comprendida entre 1 y 2 m


pudiendo ser más profundas, sobre todo si tratan agua residual bruta.

El tiempo de retención y la eficacia en la eliminación de DBO 5, igual que la carga


superficial aplicable, dependen de la temperatura. A temperaturas superiores a 15ºC, el
tiempo de retención mínimo es de 5 días si la laguna recibe el efluente de una laguna

6
Lagunas de estabilización

anaerobia y superior a 10 días si trata agua residual bruta, siendo habituales tiempos de
retención de 15-30 días y 7-15 días.

2.2.1.2.1- Lagunas facultativas profundas.

Un tipo particular de lagunas facultativas son aquellas con profundidad superior a


2 m, lo que implica unas menores necesidades de terreno como ventaja adicional sobre el
lagunaje convencional. Estas lagunas profundas, cuyo estudio y desarrollo es
relativamente, suelen ser construidas con una doble finalidad, la de servir como sistema de
depuración y de regulación para riegos. Conceptualmente pueden ser descritas como un
sistema de lagunas de estabilización en el que se combina laguna anaerobia, facultativa y
de maduración en una sola unidad. La zona anaerobia en una laguna profunda es
considerablemente mayor que en la laguna facultativa tradicional, presentando junto a esta
característica dos fenómenos distintos respecto al lagunaje convencional, una amplia zona
no fótica y la presencia de estratificación térmica. La estratificación térmica se desarrolla
durante los meses de primavera y verano, consecuencia del aumento de temperatura en las
capas superficiales. Durante el período de estratificación se pueden distinguir dos zonas en
la laguna, una superficial (epilimnio) y otra en el fondo (hipolimnio) separadas por la
termoclina, donde se produce una variación brusca de la temperatura. A mediados de
otoño, el enfriamiento de las capas superficiales provoca la desaparición de la
estratificación térmica, produciéndose la homogeneización de la columna de agua.

Por otra parte, en climas áridos y secos, la mayor profundidad de estas lagunas
provoca una disminución de la tasa de evaporación, beneficiosa tanto en el
almacenamiento para riego como para evitar aumentos de salinidad en el efluente.

En cuanto a la eficacia depuradora de las lagunas profundas, la eliminación de


materia orgánica es alta, con reducciones del 83%-97% para la DBO 5 y del 71%-92% para
la DQO, mientras que los nutrientes son reducidos durante el tratamiento en un 40%-90%
(ortofosfato) y 39%-99.9% (nitrógeno amoniacal).

La información respecto del comportamiento de estas unidades describe los


distintos fenómenos que se desarrollan en la masa de agua entre los cuales destacan la
estratificación térmica, nitrificación, desnitrificación, crecimiento y destrucción
bacteriana y de algas, generación y utilización de oxígeno, etc., concentrándose la
mayoría de los estudios en los aspectos que inciden en la mortandad de coliformes
fecales. Estos embalses han sido utilizados por más de una década en Israel; en la
actualidad están siendo utilizados en España y otros países mediterráneos, como

7
Lagunas de estabilización

también se han sugerido como sistema de tratamiento en algunos países de


Latinoamérica.

No existe en la actualidad una metodología concreta para el dimensionamiento


de estas unidades, lo que no permite establecer con certeza el comportamiento de las
mismas. Algunos autores han desarrollado modelos multifactores que incluyen
intensidad de la luz, temperatura, pH, DBO, profundidad, concentración de algas,
turbiedad y número de dispersión; todos estos modelos consideran que los patrones de
mezcla en el interior del embalse corresponden a condiciones de mezcla completa, lo
cual, no es claramente aplicable durante todo el año.

En los embalses profundos se desarrollan diversos fenómenos que condicionan


la mezcla del agua y por lo tanto las características del efluente. Estos fenómenos, que
denominaremos hidrodinámicos, tiene su origen en las características geométricas de las
unidades y en parámetros ambientales como el viento, la temperatura y la radiación
solar. De estos cuatro factores, se ha comprobado que el que tiene mayor relevancia en
el comportamiento de un embalse es la temperatura, seguido de la radiación solar,
teniendo la geometría y el viento poca relevancia.

La temperatura define los patrones de flujo dentro de los embalses, pues el


fluido que llega al embalse posee ciertas características como su temperatura (o
densidad) y su velocidad, lo que define el flujo que se desarrollará una vez que éste se
integre al volumen de agua de la unidad. Así vemos que en épocas de bajas temperaturas
no existe gran gradiente térmico y se desarrolla mezcla completa en las unidades En
estos periodos la temperatura es similar en toda la laguna y las reacciones biológicas en
estas lagunas son más lentas, hay una menor radiación solar que solo se da en la capa
superficial de la laguna y la transferencia del oxígeno del aire solo puede ser superficial
pues no llega a capas más profundas, hacen que en este periodo de tiempo la laguna se
comporte como laguna anaerobia o facultativa, según la profundidad de esta laguna y de
la carga orgánica que recibe. En este periodo de tiempo la laguna puede padecer
problemas de olores pues si tiene una gran superficie y la funcionar como anaerobia o
facultativa el sulfhídrico formado puede pasar a la atmósfera.

En períodos calurosos, el fluido que entra a un embalse tiene una mayor


temperatura, por lo que el líquido que entra a esta laguna tiende a ir a las capas
superficiales siguiendo una trayectoria de acuerdo a fenómenos como las corrientes de
densidad. En este sentido la estratificación térmica juega un papel relevante, pues es
este fenómeno el cual, mediante la modificación de la densidad del agua, produce

8
Lagunas de estabilización

diferencias de peso de las distintas capas de agua y las ubica dentro de la columna
líquida. De esta forma, las capas de mayor temperatura tendrán menos densidad, es
decir, menor peso y se ubicarán cerca de la superficie y los estratos más fríos tienen
mayor peso y se ubicarán en el fondo. El agua tiende a subir y arrastra capas frías de la
parte más profunda y se rompe la estratificación térmica formada. La transferencia de
oxígeno que se produce en la superficie de la laguna, debido a estas corrientes, pasa a
capas profundas y con la mayor radiación solar que hay en estos periodos como son
primavera y verano, que aunque disminuye con la profundidad de la laguna tiende a una
mejor depuración debido al oxígeno disuelto en ella. En este periodo de temperatura
más alta, la laguna puede comportarse como laguna facultativa o de maduración, según
profundidad y carga orgánica. Si funciona como facultativa el fondo de la laguna
soportaría toda la carga orgánica, con altos valores de DBO y con valores altos de
coliformes fecales en superficie y bajos en el fondo, y en la superficie tendrá menor
carga orgánica y baja concentración de coliformes fecales que, ayudado por la
estratificación térmica impedirá que asciendan rápidamente hacia los estratos
superiores. De esta forma al captar desde la superficie del segundo tramo se obtendría
un efluente de mejor calidad tanto físico-química como bacteriológica, con
posibilidades de alcanzar los estándares para riego.

La concentración de microorganismos es menor en los periodos de altas


temperaturas y es posible obtener en el efluente una gran eliminación de este parámetro
debido a las corrientes de densidad y a la eliminación por el oxígeno existente. La
concentración de sulfuros disminuye, oxidándose a sulfatos, al igual que el amonio que
se oxida a nitratos y a nitritos, aumentando la conductividad.

Los tabiques flotantes no evitan los cortocircuitos superficiales en épocas


cálidas, ya que poseen ventana abierta en toda la sección, desde superficie hasta el
fondo. Hay una similitud de las concentraciones de los parámetros medidos en la masa
de agua. Un efecto similar en que la remoción bacteriológica no aumentó en eficiencia
aun cuando hasta 4 tabiques separadores fueron instalados.

2.2.1.3.- Lagunas aerobias.

Son lagunas poco profundas, entre 1 y 1.5 m de profundidad. No reciben


demasiada carga orgánica (67-224 kg DBO/hadía) (Rojo, 1988), por lo que se mantienen
las condiciones aerobias.

9
Lagunas de estabilización

En estas lagunas se produce la degradación de la materia orgánica por la actividad


de las bacterias aerobias, que consumen el oxígeno producido fotosintéticamente por las
algas.

Reciben agua procedente de otros tratamientos, por lo que contiene relativamente


pocos sólidos en suspensión.

2.2.2.- Según el grado de tratamiento previo.

Dependiendo del tratamiento previo del influente, las lagunas se pueden clasificar
en los siguientes tipos:

2.2.2.1.- Lagunas primarias.

Reciben agua residual bruta, sin tratamiento previo. Pueden ser anaerobias o
facultativas.

2.2.2.2.- Lagunas secundarias.

Reciben agua residual que ha sido sometida a un tratamiento primario, en ellas se


realiza el tratamiento secundario. Pueden ser facultativas o aerobias.

2.2.2.3.- Lagunas terciarias o de maduración.

El influente que reciben ha sido sometido previamente a un tratamiento secundario.

La función principal de estas lagunas es la eliminación de organismos patógenos y


de nutrientes (N y P), hasta los niveles deseados. Son poco efectivas en la reducción de
DBO5, ya que reciben un influente con poca DBO5 soluble.
Son lagunas poco profundas, 1-1.5 m. Son diseñadas para trabajar con tiempos de
retención elevados > 20 días, de 3 a 10 días cuando hay dos o más en serie, con un mínimo
de 5 días cuando sólo se dispone de una laguna de maduración.

Las lagunas de maduración suelen constituir la ultima etapa del tratamiento por
lagunaje.

2.2.3.- Según el método de aireación.

10
Lagunas de estabilización

La aireación de las lagunas puede ser natural o mecánica. En función de ello las
lagunas se clasifican en:

2.2.3.1.- Lagunas aerobias.

La aireación es natural, el oxígeno se suministra por la reaireación superficial y


fundamentalmente por la actividad fotosintética de las algas. En este grupo se pueden
incluir las lagunas aerobias, facultativas y de maduración.

2.2.3.2.- Lagunas aireadas.

En estas lagunas el oxígeno disponible no es suficiente para llevar a cabo la


oxidación de la materia orgánica, por lo que se precisa un aporte adicional de oxígeno
por medios mecánicos. Presentan la ventaja que el agua a tratar necesita un menor
tiempo de retención, siendo los requerimientos de terreno muy inferiores.

Las aguas residuales antes de ser vertidas a las masas receptoras, deben recibir
un tratamiento adecuado, capaz de modificar sus condiciones físicas, químicas y
microbiológicas al límite de evitar que su disposición provoque problemas graves de
contaminación en el cuerpo de agua receptor.

El sistema de lagunas aireadas es un método de tratamiento de líquidos


residuales, que se adaptan a nuestras condiciones climáticas. Es una alternativa de
tratamiento frente a los problemas de malos olores, baja eficiencia y la necesidad de
grandes extensiones de terreno.

Con las ventajas considerables que ya tiene el proceso tradicional de lagunas de


estabilización, principalmente por su bajo costo, simplicidad y flexibilidad operacional,
además tiene otra ventaja que es el hecho de que el área de terreno que ocupan no
superan el 10 % de las utilizadas en las mismas.

El desarrollo del proceso de lagunas aireadas ha marcado un avance importante


en el tratamiento secundario de aguas residuales, ya que es un proceso biológico en que
los organismos vivos aeróbicos y los sólidos orgánicos, presentes en las aguas

11
Lagunas de estabilización

residuales, se mezclan íntimamente en un medio favorable para la descomposición


aeróbica de los sólidos. La eficiencia del proceso depende de que se mantenga
continuamente el oxígeno disuelto durante todo el tratamiento. La idea de este proceso
es de reducir la carga orgánica del agua residual a valores tolerables antes de descargarla
a la masa receptora.

La eficiencia del proceso depende de que se mantenga continuamente el oxígeno


disuelto durante todo el tratamiento. Con esto se consiguen varias ventajas como son,
una mejor mezcla entre los sólidos orgánicos y los microorganismos aerobios en un
medio favorable para la descomposición aeróbica de los sólidos y reducir la carga
orgánica del agua residual a valores tolerables antes de descargarla a la masa receptora,
se reduce el tiempo de residencia en las lagunas facultativas y de maduración con una
remoción de DBO aceptable en períodos de retención más cortos que en lagunas sin
aireación, impide el crecimiento excesivo de algas y otras condiciones producidas por
sobrecarga orgánica y variaciones estaciónales de temperatura.

La aireación de las lagunas se produce por medios mecánicos en aparatos


llamados aireadores, que se instalan en las lagunas donde se quiere que el aporte de
oxígeno sea mayor debido a las causas antes mencionadas. La instalación es imposible
en las lagunas anaerobias debido a que estas lagunas operan en condiciones de ausencia
de oxígeno con un potencial redox muy negativo. En las lagunas facultativas al existir
dos partes, una aerobia superficial y otra más profunda anaerobia, los aireadores en
estas lagunas distribuyen el oxigeno en la parte superficial sin que afecte a la parte más
profunda y cree problemas en la parte más profunda, además de evitar la deposición de
materia sedimentable en el fondo, que es otro factor importante de estas lagunas. En las
lagunas de maduración, estos aireadores pueden aportar aire a mayor profundidad
debido a que en estas lagunas la concentración de oxígeno es importante en toda la
laguna. En los dos tipos de lagunas se pueden colocar varios aireadores según el tamaño
de las lagunas y el aporte de oxígeno requerido, distribuyéndose para que se cree un
flujo de oxígeno en un mismo sentido y no haya cortocircuitos y partes muertas en las
lagunas.

Los aireadores que se instalan en las lagunas son del tipo Aireador/mezclador de
aspiración horizontal.

12
Lagunas de estabilización

El aireador/mezclador es de aspiración con hélice. El aire atmosférico es


descargado debajo del agua y mezclado por medio de una hélice giratoria. El eje motriz
de la hélice está hueco y se extiende desde el eje del motor a través de un cojinete
interior donde están unidos a la hélice y el difusor. Este eje motriz tiene aberturas por
encima de la superficie del agua para permitir la entrada de aire atmosférico en el tubo
hueco.

La hélice giratoria hace que el fluido circule por la abertura anular del difusor
creando una caída de presión que aspira el aire por debajo de la superficie del agua. El
aire se difunde formando burbujas finas producidas por el flujo horizontal creado por la
hélice. El tamaño medio de las burbujas producidas es de 2,0 mm que es el establecido
por la agencia para la protección del medio ambiente (EPA) de EE.UU para difusores de
poros finos. Estas burbujas se dispersan por una gran zona de influencia
proporcionando un amplio tiempo de contacto con el agua. Las zonas de influencia del
aireador AIRE-O2 para la mezcla y la dispersión del oxígeno varían con el tamaño de la
unidad. Se pueden instalar unidades aireadoras múltiples AIRE-O 2 para mezclar y
dispersar completamente el oxígeno por todo el estanque.

Comparando con el tratamiento convencional de lagunas de estabilización, con


lagunas que posean estos aireadores, las concentraciones de DBO 5 y DQO, disminuyen
considerablemente, al igual que el nitrógeno total Kjeldahl (NTK), nitrógeno amoniacal,
y una desaparición de los nitritos, en cambio hay un aumento en la concentración y
nitratos, debido a la estabilización del nitrógeno presente en las lagunas, ya que existe
un efectivo proceso de nitrificación. La concentración de los sólidos en suspensión es
igual o un poco superior debido a la agitación que producen los aireadores en las
lagunas. La conductividad del agua es mayor por la formación de nitratos en los
procesos de nitrificación.

2.2.4.- Según las condiciones de descarga.

Según se descargue el efluente, las lagunas se pueden clasificar de la siguiente


manera:
2.2.4.1.- Lagunas sin descarga.

13
Lagunas de estabilización

En ellas los aportes de agua, influente y precipitaciones, son iguales a las perdidas
por evaporación e infiltración.

2.2.4.2.- Lagunas con régimen discontinuo o por lotes.

Una vez llenas mantienen el agua a depurar retenida hasta que se alcanza el nivel
de depuración deseado, momento en que se descargan.

2.2.4.3.- Lagunas con régimen semicontinuo.

Son aquellas con entrada de agua a depurar y salida de agua depurada


intermitentes.

2.2.4.4.- Lagunas con régimen continuo.

Son aquellas con entrada continua de agua a tratar y salida continua de agua
depurada. Son las más utilizadas.

Figura 4. Tres lagunas de estabilización iguales y con ubicación igual


de las estructuras de entrada y salida de diseño diferente.

A pesar de que las tres lagunas a), b) y c) son iguales y de que la ubicación de las
estructuras de entrada y salida son similares, las calidades de los efluentes son diferentes
debido al diferente tipo de estructura.

Conforme las lagunas se alargan (L/W > 4) el tipo de estructura de entrada y


salida pierde importancia, y el flujo pasa a ser regido principalmente por las leyes del
flujo laminar en canales abiertos.

14
Lagunas de estabilización

2.3.- SISTEMAS DE LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN (WSPS).

Son combinaciones de los distintos tipos de lagunas. La unidad básica suele ser la
laguna facultativa.

En la Figura 3.3 se presenta una disposición típica de un WSPS.

LAGUNAS ANAEROBIAS

LAGUNAS FACULTATIVAS

LAGUNAS DE
MADURACIÓN

F
F
F

A de WSPS.
Figura 3.3.- Disposición típica
F
A
A 3.4, seF pueden observar otras disposiciones posibles.
En la figura
A F
A F

F M
F M
F M

A
F M
A
A F M
A F M
A F M

15
A F
M M M
A F
Lagunas de estabilización

Figura 3.4.- Combinaciones de distintos tipos de lagunas.

El número de lagunas debe ser el mayor posible y como mínimo deben ser tres.
Las lagunas pueden conectarse en serie y en paralelo.

La forma habitual de trabajo en lagunas anaerobias suele ser en paralelo, al trabajar


de esta forma se reduce la carga orgánica de la primera laguna y se evita su sobrecarga.

Las lagunas facultativas, trabajan tanto en serie como en paralelo. Cuando se


trabaja en serie, lo habitual, es que los rendimientos aumenten ya que se minimiza el
contenido en algas de la última laguna (si la concentración de nutrientes ha descendido) y
se obtiene un efluente de mayor calidad. Puede ocurrir que las concentraciones de
nutrientes (fósforo, nitrógeno) sean elevadas, lo que originaría un incremento del contenido
en algas, aumentado el pH y O2 disuelto. Todo ello no es negativo si se utiliza el agua para
regar, ya que el efluente estaría más oxigenado y la eliminación de microorganismos
patógenos sería mayor (debido fundamentalmente al aumento del pH). Asimismo, aunque
las microalgas del efluente aumentan la DBO5, no suelen producir obstrucciones en los
equipos de riego por goteo.

Las lagunas en serie funcionan peor en invierno por la sobrecarga de la primera


laguna, obteniéndose mejores rendimientos en verano. Por último las lagunas de
maduración se disponen en serie por los motivos ya mencionados para lagunas
facultativas.

Para mejorar los rendimientos depuradores se pueden utilizar distintos


procedimientos:

16
Lagunas de estabilización

Recirculación del efluente:

Se aplica fundamentalmente para cargas muy grandes y pobres en


microorganismos.

Baffles en las lagunas:

La adición de tabiques deflectores en las lagunas, tiene como misión dirigir el flujo
del líquido a través de la laguna, para mejorar la eficacia de la instalación. Se han
realizado pocas investigaciones sobre el tema.

Aireación:

La aireación mecánica permite tratar cargas mayores, disminuir tiempos de


retención y utilizar lagunas de menor superficie.

2.4.- VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL LAGUNAJE.

1.- Es la forma más barata de tratamiento, tanto en construcción y operación, como


en mantenimiento, y no requieren energía externa, excepto la solar.

2.- Reduce la concentración de patógenos a niveles muy bajos.

3.- Puede tratar cargas hidráulicas y orgánicas muy variables.

4.- Tolera grandes concentraciones de metales pesados.

5.- La operación y el mantenimiento son muy sencillos. Las espumas y flotantes


deben ser retiradas, también los aceites y grasas, y los fangos deben evacuarse cada 3 o 4
años.

6.- En el proceso de lagunaje se genera biomasa potencialmente aprovechable una


vez separada del efluente. Este posible subproducto está constituido por el fitoplancton,
zooplancton, vegetación superior en lagunas con macrofitas y peces.

7.- Si el efluente es utilizado para riego, éste posee un potencial fertilizante muy
elevado.

17
Lagunas de estabilización

Por todo esto son muy utilizados en todo el mundo, siempre que haya terreno
disponible a un precio razonable.

Los principales inconvenientes que presentan las lagunas de estabilización son la


presencia de materia en suspensión en el efluente, debida a altas concentraciones de
fitoplancton, y una gran ocupación de terreno, que es superior a la de otros métodos de
tratamiento (Moreno, 1991). Además de estos inconvenientes, en caso de mal
funcionamiento se pueden presentar otros como malos olores y presencia de mosquitos,
por lo que deben situarse en lugares alejados como mínimo 400 metros de una zona
habitada para no molestar a la población.

Otro aspecto importante relacionado con las pérdidas de agua es la posible


polución de las aguas subterráneas. Es poco probable el paso de patógenos u otros
organismos al subsuelo. Los nitratos pueden llegar a causar problemas. Conviene
investigar hasta qué grado el aumento de la profundidad de las lagunas haga que el
lixiviado proceda de una soma completamente anaeróbica en la cual haya ocurrido
desnitrificación.

Siendo las lagunas de estabilización estructuras construidas para mejorar la


salud, deberá procurarse que las mismas no sean criaderos de vectores (mosquitos,
caracoles, etc.) que vayan a propagar enfermedades como la malaria, la fiebre amarilla o
la esquistosomiasis.

La mejor forma de controlar los mosquitos la constituye un buen mantenimiento


de las lagunas y de los diques. Además, se pueden realizar variaciones del nivel del agua
mediante las cuales se logra eliminar las larvas. En casos extremos se pueden aplicar
insecticidas. Si se llegan a observar caracoles deberá procurarse su identificación, y
según el caso, su control.

El uso de peces larvicidas puede constituir un buen método de control de


mosquitos, pero estos peces no siempre logran sobrevivir en lagunas de estabilización.

Las lagunas facultativas sobrecargadas y las anaeróbicas pueden producir malos


olores (ocasionados por sulfuros).

En áreas tropicales 350 kg DBO5 /ha x día parece ser el límite de carga para
lagunas facultativas primarias a 20°C. El límite para secundarias está cerca de 250 kg
DBO5 /ha x día.

18
Lagunas de estabilización

Las lagunas facultativas sobrecargadas suelen producir más malos olores (las
algas desaparecen cuando la concentración de S= es mayor de 6.5 mg/1). Según Gloyna
y Espino, la corrección posible consiste en disminuir la carga orgánica o aumentar el
tiempo de retención según la ecuación (Journal ASCE, June 1969).

S = (mg/1) = (0.000105 8 Lo - 0.001655 t + 0.0553) x SO4=

estando: Lo en kg DBO5 / ha = día, t en días; SO4= en mg/l.

Las lagunas anaerobias sometidas a cargas entre 50 y 300 gramos de DBO5 por
metro cúbico y por día suelen ser aptas para remociones de DBO de hasta un 50%. Su
alta carga (pequeño tamaño) hace que permitan economizar terreno. Sin embargo, en
algunas partes no se aconseja su uso por el peligro que produzcan malos olores.

El uso de reactores anaeróbicos de manto de lodos y flujo ascendente (UASB =


Upflow Anaerobic Sludge Blanket) puede llegar a consistir un tratamiento previo a las
algunas de estabilización que permita reducir el área con menos riesgo de producción de
malos olores que en las lagunas anaeróbicas. Actualmente (mayo 1986) el CEPIS está
construyendo un UASB en San Juan de Miraflores, Lima, a escala piloto (1 1/seg).

Debido a su bajo período de retención, la eficiencia de los UASB en remoción


de patógenos es muy baja, pero esto se puede compensar haciendo más profundas las
lagunas facultativas y de acabado para lograr una eficiencia bacteriológica aceptable.

2.5.- EXTENSIÓN DEL LAGUNAJE

La utilización de las lagunas como almacenes de aguas residuales, se viene


realizando desde hace siglos. Fueron utilizadas por los romanos, luego por poblaciones de
Europa Central, Asia y durante el siglo XX se han extendido por numerosos países.

El primer estudio práctico sobre depuración por lagunaje, se realizó en 1901 en San
Antonio (Texas). Actualmente sigue en servicio y es conocido con el nombre de Mitchell
Lake. A raíz de los éxitos obtenidos con este experimento, el lagunaje se extendió
rápidamente en Estados Unidos.

19
Lagunas de estabilización

En un principio los estanques se construyeron con poca experiencia y algunos


fracasaron, fue después de un período de estudios en los años 1940-50, cuando se
empezaron a establecer criterios racionales para la construcción de los estanques.

2.5.1.- Extensión del lagunaje en el mundo.

Actualmente el lagunaje se encuentra extendido por todo el mundo, y en climas


muy diversos, desde las regiones polares al ecuador. Existe constancia de su uso en al
menos 40 países, entre los que se podría destacar Estados Unidos, que en 1962 ya contaba
con alrededor de 3250 instalaciones, duplicando esta cifra en tan sólo 10 años.

2.5.2.- Extensión del lagunaje en Europa.

Se pueden encontrar lagunas de estabilización en 16 países de Europa, en


diferentes campos de aplicación: pequeñas comunidades, áreas turísticas, tratamiento
terciario, etc.
Las primeras experiencias en lagunas de depuración se desarrollaron en Europa
Central en la Edad Media, y fueron lagunas de granjas y lagunas de peces enriquecidas con
residuos orgánicos.

La laguna de estabilización más antigua de Europa se encuentra en Munich


(Alemania). Fue construida en 1920 para el tratamiento terciario de las aguas de dicha
ciudad y sigue aún en funcionamiento. La planta cubre un área de 233 ha, dividida en
lagunas de 7 ha.

En 1986 el número de países en los que existían lagunas de estabilización era ya de


16. Se dispone de información técnica de 10 de estos 16 países, existiendo distintos estados
de desarrollo. Se pueden distinguir los siguientes casos:

- Países donde la técnica está generalizada, como Alemania y Francia.


- Países que han empezado a recoger datos de WSP y en los que comienza a
implantarse esta tecnología, como Portugal, España, Bélgica y Suiza.
- Países en los que WSP ha sido implantado, pero su desarrollo va a menos por
distintas razones (situación geográfica, regulaciones, etc.), como Dinamarca, Hungría y
Reino Unido.

20
Lagunas de estabilización

Los WSP son principalmente empleados en Europa para el tratamiento de aguas


residuales domésticas (< 2000 habitantes). Es el caso de la mayoría de las plantas que
operan en Alemania y Francia.

Plantas de mayor tamaño (>10000 habitantes), fueron construidas para el


tratamiento de aguas residuales en comunidades que presentan un gran incremento de
población en verano (áreas turísticas). Es el caso de países como Portugal, España y
Francia.

La depuración anaerobia se emplea en algunos países para el tratamiento de


residuos industriales y agrícolas (Alemania y Portugal). Las lagunas facultativas han
adquirido menos desarrollo en este campo.
En ciertos países se emplean también WSP para el tratamiento terciario (5 % de las
plantas en Francia, buenos resultados en Reino Unido, una planta en Portugal y en Suiza).
Este procedimiento se emplea cuando se requiere una reducción en el contenido de
nutrientes y una alta desinfección microbiana.

2.5.3.- Lagunaje en España.

La planta de depuración mediante lagunas de estabilización en La Solana (Ciudad


Real), es la primera planta de este tipo de cierta entidad construida en España, aún cuando
EMASESA de Sevilla tiene una laguna experimental (Ranilla), de la que se hace un
seguimiento desde 1980. Además de éstas también existen depuradoras por lagunaje en:

Menorca San Cristobal y Mercadal-Fornells.


Mallorca Sineu.
Alicante La Algueña, Guardamar del Segura y Santa Pola.
Castellón Rosell, Canet lo Roig y Vall d'Alba.
Valladolid Rueda y Medina del Campo.
Segovia Cantimpalos.
Cádiz Alcalá del Valle.
Huelva Bonares y Bollullos del Condado.
Málaga Fuente de Piedra, Humilladero.
Almería Retamar.
Sevilla La Lantejuela.
Albacete Hellín.
Guadalajara Azuqueca de Henares, Yunquera de Henares, y Alovera.

21
Lagunas de estabilización

Ciudad Real Ciudad Real, Argamasilla de Alba y Moral de Calatrava.


Toledo Corral de Almaguer, Miguel Esteban, Orgaz, Urda y Manzaneque.

Murcia.

2.5.4.- Lagunaje en Murcia.

El uso de esta tecnología para la depuración de aguas residuales ha adquirido gran


importancia en la región de Murcia, donde ya existen una cantidad importante de sistemas
de lagunaje. Esto es debido fundamentalmente a los menores costes de mantenimiento de
éstas en comparación con las depuradoras convencionales, a las características
climatológicas de la región (alto grado de insolación, temperaturas moderadas) y al interés
en la reutilización del agua especialmente escasa.

Las estaciones depuradoras por lagunaje de la región de Murcia son:

Los Alcázares, San Javier, Jumilla, Mula, Cieza, Alcantarilla, Alhama, Cartagena,
Ceutí-Lorquí, Molina de Segura, Las Torres de Cotillas, El Algar-Los Urrutias, Fortuna y
Mazarrón.

2.6. DISEÑO DE LAGUNAS DE ESTABILIZACION.

El diseño de lagunas de estabilización se suele llevar a cabo por procedimientos


sencillos, basados normalmente en la reducción de una sola variable (generalmente
materia orgánica como DBO5). Existe una gran variedad de métodos de diseño, los
parámetros en los que se basan los cálculos suelen ser uno o varios de los siguientes
(Moreno, 1991):

- Carga volumétrica (g DBO5/ ha·día).


- Carga superficial (kg DBO5/ ha·día).
- Tiempo de retención hidráulico (días).
- Profundidad de la laguna.

A continuación se va a exponer los procedimientos más generalizados para el


diseño de lagunas anaerobias, facultativas y de maduración.

2.6.1. Diseño de lagunas anaerobias.

22
Lagunas de estabilización

El diseño de lagunas anaerobias se lleva a cabo mediante procedimientos


empíricos. Los parámetros de diseño más empleados son la carga volumétrica y el tiempo
de retención hidráulico, ya que los procesos que tienen lugar en ellas son independientes
de los fenómenos superficiales.

Aun así, existen distintos métodos basados en la carga superficial necesaria para
mantener una laguna en condiciones anaerobias, aunque los datos aportados por los
distintos autores varían mucho. Por ejemplo, Eckenfelder presenta datos relativos a
lagunas anaerobias con cargas superficiales entre 280-4500 kg DBO5/ha·día y
profundidades entre 2.5 y 5 m, en las que se alcanzan reducciones de DBO 5 entre 50-
80 %. Otros estudios (Yañez, 1980) sugieren un límite inferior de 1000 kg DBO5/ha·día
para mantener las condiciones anaerobias. La Agencia de Protección del Medio Ambiente
de Estados Unidos sugiere un intervalo de 220-1100 kg DBO5/ha·día.

En cuanto a procedimientos basados en la carga volumétrica se ha propuesto


distintos intervalos y límites. A continuación se expone algunos de ellos expresados en
g DBO5/m3·día:

40-250 Bradley y Senra, 1976.


125 Gloyna, 1981.
< 400 Mara, 1976.
90-500 Parker, 1970.
90-350 Oswald, 1968.
200-500 Cooper, 1968.
42-283 Fisher et al., 1968.
190-240 White, 1970.
100-400 Arthur, 1986.

El tiempo de retención hidráulico es bastante utilizado para el diseño de este tipo


de lagunas. Al igual que en los casos anteriores, los datos presentados por los distintos
autores varían mucho unos de otros. A continuación se expone algunos de ellos
expresados en días:

5-50 Eckenfelder, 1970.


5 Mara, 1976.
2-5 Parker y col., 1959.
30-50 Eckenfelder, 1961.
2-5 Malina y Ríos, 1976.

23
Lagunas de estabilización

2 Arthur, 1986.

En cuanto a la eliminación de materia orgánica como DBO5, los valores oscilan


entre 50 % en invierno y 80 % en verano, con temperaturas superiores a 25 ºC. Basándose
en los resultados obtenidos en el estudio de fosas sépticas en Estados Unidos y Zambia, se
propone la siguiente formula empírica para la reducción de materia orgánica en lagunas
anaerobias en función del tiempo de residencia:

Li
Le = n
(1)
k n ( Le / Li ) R+1

donde:

Li = DBO5 del influente, mg/l;


Le = DBO5 del efluente, mg/l;
R = tiempo de retención hidráulico, días;
n = exponente empírico, adimensional, 4.8 para T > 20 ºC;
kn = coeficiente de diseño adimensional, 6.0 para T > 20 ºC.
Esta ecuación se considera válida en climas tropicales y subtropicales.

La Organización Mundial de la Salud propone los siguientes criterios para


temperaturas superiores a 22 ºC:

- Carga volumétrica inferior a 300 g DBO5/ ha·día;


- Tiempo de retención del orden de 5 días;
- Eliminación de DBO5 del orden del 50 %;
- Profundidad entre 2.5 y 5 m.

El informe elaborado para el Departamento de Desarrollo del Banco Mundial,


propone los siguientes parametros de diseño:

- Carga volumétrica entre 0.1-0.4 kg DBO5/ ha·día;


- Tiempo de retención del orden de 2 días;
- Carga superficial entre 4000-16000 kg DBO5/ha·día
- Profundidad entre 2.5 y 5 m.

24
Lagunas de estabilización

Además, la O.M.S. recomienda que se cuente al menos con dos lagunas


anaerobias en paralelo para asegurar la continuidad del proceso en caso de limpieza y
retirada de fangos en una de las unidades.

El intervalo en años en que debe limpiarse una laguna anaerobia es el siguiente:

Volumen de la laguna( m3 )
T ~ ) Poblacion ,hab (2)
2 ( Va , m3 / hab  ano

donde:

Va = Velocidad de acumulación de fango.

2.6.2. Diseño de lagunas facultativas.

Los métodos de diseño de lagunas facultativas se pueden clasificar de la siguiente


forma:

1. Métodos empíricos:

Son relaciones matemáticas sencillas deducidas de la observación experimental en


una laguna de estabilización, o en un grupo de ellas que trabajan en condiciones similares.
Se utilizan como variables de diseño un grupo reducido de estas, fundamentalmente
caudal, tiempo de residencia y carga aplicada. El principal parámetro de diseño es
demanda bioquímica de oxígeno a los 5 días (DBO 5), que es una medida de la carga
orgánica.

2. Métodos racionales:

En ellos se intenta ofrecer una explicación en términos cinéticos de lo que ocurre


en las lagunas de estabilización. Normalmente se basan en la reducción de una sola
variable indicativa de la carga orgánica y se fundamentan en hipótesis restrictivas. Entre
estas hipótesis se encuentran las siguientes:

25
Lagunas de estabilización

- La composición de la alimentación se considera constante durante todo el año.


- El régimen hidráulico corresponde a un modelo ideal de flujo.
- No se define el sistema detrítico, es decir, no se consideran las sedimentaciones
orgánicas en el fango.
- Las lagunas funcionan en régimen estacionario.
- La cinética de la depuración es de primer orden, con una constante de
velocidad, que se suele definir como exponencial de la temperatura.

3. Métodos matemáticos:

En realidad son una subcategoría de los anteriores, pero presentan características


muy diferentes en cuanto a las hipótesis utilizadas. Se considera que las lagunas son
sistemas dinámicos, con cinéticas complejas y regímenes no ideales de flujo.
Se basan en la modelización matemática de las interacciones físico-químicas y
biológicas responsables de la depuración en lagunas. Su complejidad es mucho mayor, ya
que describen en forma dinámica la relación simbiótica existente entre bacterias y
fitoplancton, para lo que es necesario llevar a cabo un balance de materia de las distintas
especies químicas y biológicas presentes en el sistema.

A continuación se describen los métodos empíricos y racionales más utilizados:

2.6.2.1. Métodos empíricos.

La utilización de un intervalo admisible de carga superficial es el parámetro de


diseño más utilizado. Como consecuencia de la gran variedad de situaciones en que han
sido deducidos, existe una gran diversidad de intervalos sugeridos por los distintos
autores. La O.M.S., recomienda para climas templados un intervalo de 200-400 kg
DBO5/ha·día.

Otros métodos empíricos consisten en ecuaciones deducidas a partir de datos


recogidos en varias lagunas que trabajan en condiciones similares. Los más conocidos son
los siguientes:

2.6.2.1.a. Ecuación de Arceivala.

Relaciona la carga superficial admisible con la latitud. Se dedujo a partir de datos


obtenidos en India, es aplicable para el diseño en este país y en un intervalo de latitud
entre 8o N-36o N:

26
Lagunas de estabilización

L (kg DBO5 / ha  dia) = 375 - 6.25 (latitud) (3)

En esta ecuación la latitud viene a representar las variaciones en temperatura de


las distintas zonas.

2.6.2.1.b. Método de McGarry y Pescod.

El análisis de datos operativos de lagunas facultativas situadas en diversas zonas


geográficas, indica que la carga superficial máxima aplicable a una laguna facultativa, se
relaciona con la temperatura mensual media del aire en la forma siguiente:

T (4)
L max = 60.3 x 1.0993
La carga admisible máxima aumenta con la temperatura, por lo que para el diseño
se utiliza la aproximación más conservadora, para la que se toma la temperatura media
ambiente del mes más frío. Con esto se obtendría una laguna que trabajaría en el límite de
lo tolerado, al menos un mes al año. Para evitar la anaerobiosis se utiliza un factor de
seguridad, con lo que la ecuación queda:

Lmax  20  T  120 (5)

en ambas ecuaciones Lmax viene expresado en kg DBO5/ha·día.

En estudios posteriores se ha puesto de manifiesto que esta ecuación no resulta


adecuada para lagunas con cargas superficiales pequeñas (14.1-27.2 kg DBO 5/ ha·día).
Para cargas superficiales unas diez veces superiores, en climas cálidos, se obtienen
buenos resultados.

2.6.2.1.c. Ecuación de Arthur.

Arthur, propone una forma modificada de la ecuación de McGarry y Pescod:

Lmax = 20  T - 60 (kg DBO5 / ha dia) (6)

Esta relación proporciona una factor de seguridad alrededor de 1.5, para evitar que
la laguna facultativa se convierta en anaerobia.

2.6.2.1.d. Método de Larsen.

27
Lagunas de estabilización

El area necesaria para conseguir una reducción prefijada en materia orgánica en


una laguna de estabilización facultativa se calcula en función de cinco factores
adimensionales, del modo siguiente:

MOT = ( 2.468 RED  2.468 TTC + 23.9 / TEMPR + 150 / DRY)  106 (7)

estos factores adimensionales se definen como:

7 S I 1/ 3
MOT = 1.0783x10 (8)
Qi L e1/ 3
Li - L e (9)
RED =
Li

1/ 3
0.0879 W Li
TTC = 1/3
(10)
I

TW
TEMPR = (11)
Ta

DRY = Humedad relativa (%) (12)

siendo:

S = superficie de la laguna, ft2;


I = radiación solar, Btu/ft2 día;
W = velocidad del viento, millas/hr;
TW = temperatura del agua de la laguna, 0F;
Ta = temperatura del aire, 0F;
Qi = caudal del influente, gal/día.
Li = DBO5 del influente, mg/l;
Le = DBO5 del efluente, mg/l.

28
Lagunas de estabilización

Esta ecuación se aplica en las condiciones más desfavorables: intensidad de


radiación solar y temperatura media en invierno, carga orgánica máxima, etc.

2.6.2.1.e. Método de Gloyna.

Después de estudiar los resultados obtenidos en numerosos estanques a escala de


laboratorio, planta piloto, y más de 200 estanques en explotación, Gloyna y colaboradores
desarrollaron varias fórmulas que permiten establecer una relación entre el volumen del
estanque, la temperatura, la DBO5, el caudal del influente, y la toxicidad. La primera de
estas ecuaciones para la que la eficacia en la reducción de la DBO 5 estaba entre un 85-
95% fue la publicada por Hermann y Gloyna:

V  ( 3.5 x10 5 ) N q Li  35  Tm (13)


donde:

V = volumen de la laguna, m3;


N = población contribuyente;
q = producción de agua residual por persona, l/día;
Li = DBO5 del influente, mg/l;
 = coeficiente de temperatura, 1.09 adimensional;
Tm = temperatura media del agua correspondiente al mes más frío, º C.

La ecuación 13 fue actualizada por Gloyna en 1976 con el objeto de incorporar


unos factores de corrección referidos a la concentración de iones sulfato presentes en el
medio, y a la toxicidad algal, obteniendo finalmente la ecuación 14:

V
= R  3.5 x10 5 Q Li  (35-Tm) f  f /
(14)
Q

donde:

V, Li, , Tm, tienen el mismo significado que en la ecuación 14;


Q = caudal del influente, l/día;
R = tiempo de retención hidráulico, días;
f = factor de toxicidad algal = 1.0 para aguas residuales de origen domestico;
f' = factor de corrección para la DBO5 producido por la presencia en el medio de
iones sulfato = 1.0 para concentraciones de iones sulfato < 500 mg/l.

29
Lagunas de estabilización

Una vez calculado el volumen de la laguna mediante la ecuación 14, debe


adoptarse un valor para la profundidad que dependerá del tipo de agua residual, contenido
en sólidos sedimentables, temperatura y condiciones climáticas.
La O.M.S. recomienda el uso de los métodos de Gloyna o de McGarry y Pescod,
en función de la carga orgánica a depurar y de la localización geográfica de las lagunas,
cuando no se dispone de datos específicos fiables.

2.6.2.1.f. Método de la radiación solar.

Este método, se basa en el supuesto de que todo el oxígeno necesario para el


proceso de estabilización aerobia se produce a expensas de la acción fotosintética de las
algas, bajo la influencia de la radiación solar.
La ecuación propuesta es:

D DBO5
R (15)
 I ( C / 0.1 )

donde:

C = 2.8×10-5;
D = profundidad del estanque, cm;
R = tiempo de retención, días;
 = factor de eficacia para la conversión de la luz. Representa la relación
entre la cantidad de oxígeno producido y la DBO 5 que hay que reducir en la
laguna. Se expresa en %;
I = intensidad de la luz, cal/cm2 día;
DBO5 = carga orgánica, mg/l.

Conocido el tiempo de residencia, el caudal y la profundidad, se puede calcular la


superficie.

2.6.2.1.g. Relaciones de Mara y Marecos.

Recomiendan las siguientes consideraciones de diseño:

Ls = 100 T< 10ºC


Ls = 10×T 10< T< 20ºC

30
Lagunas de estabilización

Ls = 50(1.072)T-2 T > 20ºC


Ls = 350(1.107-0.002×T)T-2 T > 10ºC

Una vez seleccionada la carga de diseño, se elige la profundidad (normalmente


entre 1.5 y 2 m) y se determina el area de la laguna mediante la siguiente ecuación:

10 Li Q
A = (16)
Ls

dónde:

A = área de la laguna, m2;


Li = DBO5 del influente, mg/l;
Q = caudal del influente, m3/día;
Ls = carga orgánica superficial de diseño, kg DBO5/ ha·día).

2.6.2.2. Métodos racionales.

2.6.2.2.a. Método de la cinética de primer orden.

Fue desarrollado por Marais y Shaw, también es conocido como aproximación de


mezcla completa. Este método se basa en las siguientes hipótesis:

- La reducción de la materia orgánica manifiesta una cinética de primer orden.


- En la laguna se dan condiciones de mezcla completa.
- No se producen pérdidas por filtración y/o evaporación.

La ecuación propuesta es:

Le 1
= (17)
Li 1 + kR

donde:

Le = DBO5 del efluente, mg/l;


Li = DBO5 del influente, mg/l;
k = constante de velocidad, días-1;

31
Lagunas de estabilización

R = tiempo de retención, días.

sustituyendo R por V/Q, se puede calcular la superficie de la laguna:

Q  Li 
A = (18)
D k  L e 

donde:

D = profundidad de la laguna, m;
Q = caudal del influente, m3/día;
A = superficie, m2.
a) Modificación de Middlebrooks.

Middlebrooks modifica la ecuación de Marais, proponiéndola de la siguiente


forma:

n
Le  1 
=   (19)
Li  1 + k Rn 
donde:

Le = DBO5 del efluente, mg/l;


Li = DBO5 del influente, mg/l;
k = constante de velocidad, días-1;
Rn = tiempo de retención hidráulico en cada laguna, días;
n = número de lagunas en serie.

Esta ecuación está referida a n lagunas conectadas en serie, para las que la eficacia
máxima se obtendrá cuando el tiempo de retención en cada laguna sea idéntico.

b) Modificación de Mara.

Basándose en el hecho experimental de que la DBO5 de los estanques facultativos


no debe ser nunca inferior a 55 mg/l, Mara propone una modificación al método de
Marais y Shaw, que proporciona una expresión del área en función del caudal del
influente, la DBO5 del influente, la constante cinética y la profundidad del estanque:

32
Lagunas de estabilización

Li - 55
A = Q (20)
55 k D

donde:

A = área de la laguna, m2;


Q = caudal, m3/día;
Li = DBO5 del influente, mg/l;
k = constante cinética de degradación, día-1;
D = profundidad del estanque, m.

2.6.2.2.b. Método de Uhlmann.

Uhlmann y col. adoptan para el diseño de lagunas de estabilización, el modelo de


n reactores de mezcla completa operando en serie. Obtienen una expresión de la constante
cinética de degradación, k, en función de la carga orgánica, el tiempo de retención y la
temperatura:

RJ
k = (21)
G

donde:

G = (0.327 + (10.277/T) + 1/ (L(0.25 + 0.476/T)))


J = -1/(1.391 + 1.304/T + (0.061 + 0.05T)/L)
R = tiempo de retención hidráulico, días;
T = temperatura, ºC;
L = carga orgánica volumétrica, g DBO5/m3 ·día;
k = constante cinética de primer orden, (días)-1.

2.6.2.2.c. Ecuación de Wehner-Wilhelm. Aplicación de Thirumurthi para flujo


pistón.

Las bases de la aproximación de Thirumurthi, son distintas a las de los modelos


estudiados anteriormente, ya que tiene en cuenta el estado de dispersión hidráulico de la
laguna. Su modelo fue desarrollado para unas condiciones intermedias entre las de flujo
pistón y sistemas de mezcla completa. El grado de mezcla se representa mediante un

33
Lagunas de estabilización

parámetro adimensional, d, cuyo valor va desde cero para condiciones de flujo pistón, a
infinito para sistemas de mezcla completa.

Wehner y Wilhelm, basándose en la segunda ley de Fick de la difusión molecular,


obtuvieron la ecuación 22 para reactores químicos cuya cinética no es de primer orden y
en los que no se dan unas condiciones de flujo ideal.

1/ 2 d
Le 4ae (22)
=
Li (1 + a )2 e1/ 2d - (1 - a )2 e a / 2d
donde:

Le = DBO5 del efluente, mg/l;


Li = DBO5 del influente, mg/l;
a = (1 + 4kRd)1/2
k = constante cinética de primer orden, días-1;
R = tiempo de retención hidráulico, días;
d = módulo adimensional de dispersión de flujo

H HR
d = = (23)
UL X2

H = coeficiente de dispersión axial, ft2/h;


U = velocidad del fluido, ft/h;
X = longitud que recorre una partícula típica, desde que entra hasta que
sale de la laguna, ft.

Para simplificar los cálculos y como aproximación, Thirumurthi desestima el


segundo término del denominador de la ecuación de Wehner-Wilhelm por tener un valor
muy pequeño, quedando la ecuación:

Le 4 a e 1 a / 2 d
= (24)
Li (1 + a )2

Con los datos procentes de varias lagunas e investigaciones de laboratorio,


Thirumurthi propone una ecuación simplificada, que se obtiene al considerar en la
ecuación de Wehner-Wilhelm, las condiciones hidráulicas para flujo pistón (d = 0). Esta
ecuación es:

34
Lagunas de estabilización

Le
 e  kR (25)
Li

Thirumurthi indica que el principal parámetro de diseño es la constante de


velocidad para la reducción de la DBO5, normalmente ésta se considera únicamente
función de la temperatura. Para pequeños intervalos de temperatura se puede expresar
como:

(T -T0 )
k = k0  (26)
k0 = valor de la constante a la temperatura de referencia.

En otras ocasiones el efecto de factores como toxicidad, intensidad luminosa o


características hidráulicas se engloba dentro de la constante de velocidad. Se definen unos
estándar ambientales:

- Temperatura en la laguna de 20ºC.


- Carga orgánica de 672 kg DBO5/ha·día
- Ausencia de agentes químicos tóxicos.
- Radiación solar mínima de 100 langleys/ día.
- Ausencia de carga orgánica originada por los sólidos sedimentables.

La constante de velocidad se define en este caso como:

k = k 20  CTe  C0  CTox (27)

donde:

CTe = factor de corrección de temperatura.


C0 = factor de corrección para la carga orgánica.
CTox = factor de corrección para los compuestos tóxicos procedentes de
industrias químicas.

Además de los métodos de diseño aquí expuestos, existen otros de uso menos
frecuente, como son:

- Método de Polprasert y Bhattarai.

35
Lagunas de estabilización

- Método de la alimentación intermitente.


- Método de Ferrara y Harleman.

2.6.3. Diseño de lagunas de maduracion.

El objetivo fundamental de las lagunas de maduración es la reducción de agentes


patógenos, por tanto los métodos de diseño se basan en los modelos cinéticos para la
eliminación de éstos, normalmente representados por los coliformes fecales.

Los modelos de simulación de calidad de aguas superficiales, generalmente


utilizan una cinética de primer orden para representar la desaparición de coliformes del
medio acuático. La ecuación que se recomienda con más frecuencia para el diseño de
lagunas de maduración, se basa en suponer una cinética de primer orden para la
eliminación de patógenos, así como un régimen de flujo en mezcla completa. La ecuación
de diseño es la siguiente:

Ni (28)
Ne=
1+ k b R

donde:

Ne = número de coliformes fecales/100 ml en el efluente;


Ni = número de coliformes fecales/100 ml en el influente;
kb = constante de velocidad para la eliminación de coliformes, día-1;
R = tiempo de retención, días.

Para la construcción de varias lagunas de maduración en serie, la ecuación de


diseño sería:

Ni (29)
Ne =
(1+ k b R1 ) (1+ k b R2 )...(1+ k b Rn )

donde Rn es el tiempo de retención en la laguna n.

La constante de velocidad se suele expresar de la forma siguiente:

( T  20 )
k b = k 20  (30)

36
Lagunas de estabilización

donde:

k20 = constante de velocidad a 20 ºC, día-1;


 = coeficiente de temperatura, 1.19 adimensional;
T = temperatura, ºC.

Habitualmente se toma un valor constante para kb, que depende únicamente del
microorganismo que se considere. Los valores habituales para kb son 2 d-1 para
Escherichia coli y 0.8 d-1 para Salmonella typhi.

La presencia de coliformes fecales se ve afectada por la intensidad luminosa. Para


incluir este factor, Chamberlin y Mitchell propusieron la siguiente definición de velocidad
específica de desaparición de coliformes:

k = k l l 0 e-  z (31)

donde:

kl = constante de proporcionalidad específica de cada microorganismo, cm2/cal;


l0 = energía luminosa a nivel de la superficie de la laguna, cal/cm2 hr;
 = coeficiente de extinción, m-1;
z = profundidad, m.

Según esta ecuación la velocidad específica se anularía en la oscuridad, debido a


esto se ha desarrollado una ecuación alternativa, que incluye componentes dependientes e
independientes de la intensidad luminosa. Expresa la velocidad específica en función de
la temperatura, salinidad e intensidad luminosa:

0.8 + 0.006 (% AM)


k = . ( T 20 ) + k l l
107 (32)
24

donde:

% AM = salinidad, expresada como tanto por ciento de agua de mar;


T = temperatura, ºC.

37
Lagunas de estabilización

La O.M.S. recomienda un tiempo de retención mínimo de 5 días si se cuenta con


una sola laguna de maduración, y 3 días por laguna cuando hay dos o más trabajando en
serie.

También se puede hacer el diseño de las lagunas de maduración sabiendo la carga


superficial que reciben. Para ello al calcular la carga superficial, ésta no debe de superar
los 15-50 kg DBO5/ha·día, que es el intervalo de reducción del número de
microorganismos indicadores de la contaminación fecal.

2.7. CONSTRUCCIÓN Y PROBLEMAS DE LAS LAGUNAS DE


ESTABILIZACIÓN.

2.7.1.- Antecedentes

El diseño de lagunas no consiste solamente en determinar la superficie y


profundidad sino, particularmente en resolver un sin número de detalles de construcción
y especificaciones que asegurarán un funcionamiento y estabilidad adecuado de la
unidad a lo largo de su vida útil.

Muchos informes acerca de lagunas existentes demuestran una serie de defectos


en su funcionamiento, averías en las estructuras y molestias de una pobre ingeniería. Un
buen diseño minimiza malos funcionamientos tales como manchas anaeróbicas en una
laguna facultativa, carencia de efluente por infiltración excesiva hacia el fondo, diques
erosionados, crecimiento excesivo de maleza, proliferación resultantes de mosquitos,
débil efecto de mezcla inducido por el viento, acumulación de sedimentos alrededor de
la entrada y otras penosas circunstancias.

Además, una buena ingeniería trae como consecuencia, casi siempre, la


reducción en los costos por la minimización en el revestimiento y la optimización de la
excavación y el relleno.

Hay muchas buenas razones para no descuidar la ingeniería y detalles de


construcción.

38
Lagunas de estabilización

2.7.2.- Movimiento de Tierra

2.7.2.1.- Volumen mínimo de movimiento de tierra

En un terreno llano es suficiente realizar una excavación poco profunda para


conseguir el material requerido para la construcción de los diques. Dos condiciones son
obligatorias:

1.- El nivel de agua en la laguna debe quedar situado debajo del nivel de la
solera del último tramo de la alcantarilla de llegada si es por gravedad.
2.- El suelo removido debe ser adecuado para la compactación y mantener una
cohesión cuando es humedecido.

La tierra orgánica y la arena no son adecuadas para la construcción de diques.


normalmente, un buen material se encuentra debajo de la superficie del suelo. Este
terreno más adecuado puede ser utilizado para formar el núcleo impermeable y estable
del dique y el sobrante utilizarse para completar el dique y para formar el talud.

De no haber tierra disponible en el lugar de la obra, la misma deberá ser


transportada de otro lugar. En este caso, pueden surgir problemas económicos. los
suelos compresibles o plásticos pueden afectar considerablemente el costo de la
construcción, lo que haría que la alternativa de lagunas de estabilización como medio de
tratamiento no sea económica.

Ante la presencia de un terreno adecuado, el material excavado es apilado en


capas y compactado sucesivamente. La condición más económica surge cuando toda la
tierra requerida para construir las represas proviene de la excavación del fondo de la
laguna. Partiendo de un punto de vista puramente geométrico, el volumen excavado
debe igualar al apilado. Debe hacerse una compensación adicional por la expansión
durante la excavación y la reducción durante la compactación. Dependiendo de la
compresibilidad de la tierra, contenido de humedad y otros factores, por lo general el
volumen de suelo que entra en la conformación del dique es menor al excavado.

En condiciones ideales, una laguna cuadrada con una superficie de cuatro


hectáreas, una profundidad en el agua de 2 m, parte libre de 0.5 m, 2 m de ancho en la
coronación y pendientes de 1:3 en el lado húmedo y 1:1.5 en el otro lado, requeriría una
excavación de 0.4 m de profundidad.

39
Lagunas de estabilización

El sondeo del suelo con un horadador manual puede ayudar a identificar el


material disponible para estimar los costos de construcción.

Si el terreno no es parejo, el propósito debe ser el mismo: tener el relleno igual a


la excavación más la compensación.

Construcción de lagunas en terrenos agrícolas con alto contenido orgánico como


raíces y ramas deben ser removidas, porque una vez que el material orgánico se
descompone puede dar lugar a la formación de roturas o grietas, que expondrían a la
estructura a un alto riesgo.

2.7.2.2- Geometría del dique

Con la finalidad de mantener al mínimo la erosión causada por olas provocadas


por el viento, la pendiente del dique en el lado húmedo debe ser suave, más menos 1 en
la parte vertical a 3 en la parte horizontal. Los taludes más empinados pueden ser
adoptados en el caso de suelos muy duros y si se utiliza un revestimiento protector.

En el lado seco el declive es usualmente 1:1.5 o más empinado.

El talud en el lado seco y la faja sobre el nivel del agua en el lado húmedo
deberán, protegerse con césped contra la erosión. El tipo de césped utilizado para este
propósito tiene una marcada influencia en los costos de mantenimiento.

Si el césped llega por debajo de la superficie del agua, esto creará un hábitat para
larvas, caracoles y otros tipos de animales. Una angosta faja desnuda, de alrededor de
0.2 m, deberá mantenerse entre el césped y el nivel del agua.

La coronación del dique debe ser hecha lo suficientemente ancha como para
permitir el fácil tráfico de camionetas o camiones en grandes instalaciones,
considerando que en instalaciones pequeñas todo lo que se necesita es un sendero de 1
m de ancho y de por lo menos 3.0 m en instalaciones mayores para el acceso de
vehículos. La parte de la coronación debe consolidarse adecuadamente para evitar su
deterioro como consecuencia del tránsito y tener una geométrica curva que evite la
acumulación del agua de lluvia.

40
Lagunas de estabilización

Después de terminar el movimiento inicial de la tierra, los taludes son afinados a


mano o mecánicamente por medio de niveladora. Luego se siembra el, césped siempre
que se disponga de personal suficiente, y del equipo para su manutención.

El mantenimiento de los diques consiste en cortar las malezas que crezcan en


ellos, y procurar que haya un césped bien cuidado que evite la erosión eólica y les dé un
aspecto agradable a las lagunas. La parte superior de los diques puede mantenerse
acondicionada para la circulación de vehículos. Los descensos de nivel del dique por
asentamiento deben repararse rápidamente agregando material adicional, previo
despalme y escarificación.

2.7.3. Revestimiento

El revestimiento es más una excepción que una regla. Su aplicación aumenta


considerablemente el costo y, por esta razón, sólo se debe utilizar en circunstancias en
que no pueda evitarse.

2.7.3.1.- Impermeabilización del fondo

Si la tierra es muy permeable teóricamente puede suceder que la laguna nunca


complete su llenado debido a la infiltración a través del fondo. En este caso, el nivel del
agua se mantiene en un punto donde la carga estática, encima del fondo, es suficiente
para lograr la entrada del fluido en la tierra porosa subyacente. En la práctica, esta
situación se supera con facilidad durante la puesta en marcha de las lagunas anaeróbicas
o primarias. La retención se torna más difícil en el caso de lagunas secundarias o de
maduración por la naturaleza de los sólidos suspendidos presentes en las aguas
residuales tratadas.

En muchos casos pueden evitarse sorpresas desagradables por medio de un


análisis granulométrico del suelo y pruebas de infiltración, pero a pesar de ello, los
resultados obtenidos son frecuentemente engañosos y las fallas pueden ser detectadas
algunas veces sólo después de que los trabajos se han completado.

De cualquier modo, si se decide construir una laguna en tierra relativamente


porosa, la superficie de la unidad debe ser hecha impermeable por medio de una capa

41
Lagunas de estabilización

compacta de 0.10 m de tierra arcillosa transportada de un sitio cercano. A primera vista


no parece mucho, pero una hectárea requiere 1,000 m de revestimiento de arcilla.

Algunos diseñadores recomiendan capas más delgadas, por debajo de 0.05 m,


pero se entiende que un revestimiento tan reducido difícilmente puede ser uniforme y es
propenso a presentar fallas tales como grietas, derrumbes por lavado, subpresión,
adhesión pobre al suelo original, etc.

Los revestimientos de polietileno y de vinilo han sido utilizados en algunas


ocasiones pero el costo es relativamente alto en países en desarrollo. SI esta clase de
impermeabilización es utilizada, usualmente debe revestirse tanto el fondo como los
taludes. Los bordes del forro avanzan hacia la cima del dique donde deben ser fijados
por los medios más adecuados. Los recubrimientos de plástico se utilizan por lo general
en unidades relativamente pequeñas y más que nada en lagunas aireadas
mecánicamente.

Aparentemente, ésta constituye una alternativa factible en lugar del


revestimiento con arcilla, particularmente si ésta debe ser transportada desde una gran
distancia. el caso de suelos con más de 70% de material granular por peso (grava o
arena), el uso de suelo-cemento es una solución económica.

El suelo, cemento es preparado manualmente con el material extraído en el


lugar, mezclándolo con 8-11% de cemento Portland, basado en sólidos secos. El suelo
es aflojado manualmente con un rastrillo a una profundidad de cerca de 50 mm y se deja
secar. La cantidad exacta de cemento es colocada sobre la arena en pequeñas cantidades
iguales (8 a 10 kg/m ), y distribuidos uniformemente. A continuación se mezcla bien con
el suelo sin moverlo del lugar a fin de asegurar una capa uniforme. Finalmente se
compacta. Si la tierra se ha dejado secar mucho como para presentar una cohesión
pobre, una cantidad mínima de agua se añade cuidadosamente por medio de un envase
para regar. El cuidado de curado es similar al utilizado para el concreto.

Parece ser que una cantidad de 8 Kg de cemento Portland por m2 de fondo de


laguna es competitiva, en costo, con cualquier otro medio de revestimiento, aún a un
costo de mano de obra mucho mayor.

2.7.3.2.- Revestimiento de taludes

42
Lagunas de estabilización

En términos generales, el revestimiento de un talud suave es innecesario. Para


este propósito se recomienda pendientes de 1 en la vertical y 3 6 4 en la horizontal. En
este caso las olas que resultan de la fricción del viento reventarán en el talud
aligerándose, pero ello no significa que no dañe el talud.

En caso de pendientes más pronunciadas el revestimiento puede hacerse


obligatorio.

Aparentemente, el revestimiento de piedra es lo más recomendable para el talud,


siempre y cuando el material rocoso se pueda adquirir a bajo costo, colocándose una
parte por encima y otra por debajo del nivel del agua las piedras de diferentes tamaños y
formas se acomodan manualmente sin unirlas con argamasa. El empedrado es un medio
efectivo contra la erosión y la maleza.

El área empedrada deberá tener 0.15 m de espesor y su altura ser mayor a la


prevista para las olas. El ancho mínimo recomendable es de 1 m, siendo 0.5 m por
encima y 0.5 m por debajo del nivel de las aguas cuando están tranquilas.

Es probable que el empedrado acumule grasa y otros materiales flotantes. Por


este motivo algunas personas se inclinan a usar losas de concreto o un revestimiento de
ladrillo, a pesar de ser más costosos, a fin de lograr una superficie más plana.

Es importante recalcar que el plantar árboles de gran envergadura en las


cercanías de la laguna puede, hasta cierto punto, reducir la fricción causada por el
viento. El efecto de mezcla y de difusión del oxigeno fotosintético en las capas
subterráneas depende en su mayor parte de las corrientes inducidas por el viento. Por lo
tanto, el viento resulta, más que un perjuicio, un beneficio.

2.7.3.3- Revestimiento y polución

Parece existir un interés general en el tema de la polución del agua subterránea


por causa de las infiltraciones. Gran parte del temor se debe a la carencia de
información acerca de la propiedad de autopurificación del agua subterránea durante su
migración a través de los constituyentes del suelo. la escasa literatura existente sobre el
tema conduce a las siguientes conclusiones:

- La contaminación bacteria desaparece completamente, en la mayoría de los


casos, a un par de metros del punto de infiltración de las aguas residuales.

43
Lagunas de estabilización

- La salinidad se reduce en gran parte mediante su dilución y difusión en las


grandes masas de agua subterránea.
- La materia coloidal orgánica mineral se elimina completamente.
- La materia orgánica soluble se conserva prácticamente intacta por períodos
prolongados.
- El nitrógeno orgánico cuando varia a nitrato no sufre un cambio marcado y
puede usarse como indicador del movimiento de las aguas subterráneas.

En cualquier caso, la naturaleza de la polución es química y puede no existir


problemas de salud excepto en circunstancias muy especiales, tales como cuando se
presentan suelos cavernosos, tuberías de suministro de agua potable ubicadas junto a las
instalaciones de la laguna u otros.

2.7.4.- Otros Detalles de Construcción

2.7.4.1.- Estructuras de ingresos

Existe bastante controversia en cuanto si la tubería de entrada a una laguna debe


ir sumergida o sobre el nivel del agua. Los argumentos a favor de las tuberías
sumergidas son su bajo costo y sencillos métodos de construcción. Los argumentos en
su contra son: el asentamiento de lodo en caudales bajos con la consecuente obstrucción
de la tubería y la aparición de material asentado alrededor de la desembocadura.

Los argumentos a favor de las tuberías elevadas son la ausencia de obstrucciones


con caudales bajos porque se aseguran velocidades mínimas mediante secciones de flujo
parcial, mientras que los canales sumergidos están siempre llenos. El efecto de mezcla y
las condiciones de dispersión del afluente en el cuerpo de agua se aseguran debido a la
turbulencia originada por la caída del afluente. El control visual de los caudales
aproximados es posible desde cualquier punto de la coronación del dique. Los
argumentos en contra son: costos más altos debido a los soportes para las tuberías (por
ejemplo pilares de albañilería) y exposición al vandalismo.

Las tuberías de entrada, tanto sumergidas como elevadas, deberán distar de los
bordes. En lagunas cuadradas la tubería de entrada generalmente termina en el centro,
En lagunas rectangulares termina en un punto de la línea central más larga, equidistante
de tres de los lados. Esto evita que las aguas crudas lleguen hasta los bordes.

44
Lagunas de estabilización

Algunos autores recomiendan tuberías de entrada sumergidas terminando en una


pequeña pieza vertical apuntada hacia arriba a fin de que la boca no tome contacto con
el material sedimentado. Esta práctica ofrece mayor riesgo de obstrucción.

Otros indican que es preferible colocar la tubería al nivel del suelo,


prolongándola unos 2 m o más por encima de una depresión circular, de 0.5 m de
profundidad y 10 m o más de diámetro, donde se acumulará la arena por muchos años
sin interferir con la boca del canal.

Con frecuencia las tuberías de entrada descargan sobre una losa de concreto de
aproximadamente 1 m de diámetro cuando van sumergidas y en el caso ingresos sobre
el nivel del agua descarga sobre un revestimiento de piedra de aproximadamente 1 x 2
m justo debajo de la boca de la tubería para evitar la socavación del fondo de la laguna
durante la fase de llenado.

Uno de los aspectos que debe ser mejor investigado al proyectar lagunas de
estabilización es el del balance hídrico, hemos tomado lo siguiente:

Tan importante es procurar una carga orgánica adecuada como lograr un balance
hídrico apropiado.

La mayoría de las lagunas de estabilización que no han logrado cumplir su


objetivo ha sido por causa de un balance hídrico inadecuado. Son pocas la lagunas que
han fallado por aplicarles una carga orgánica mal calculada, pues el diseño por carga
orgánica es más flexible que por balance hídrico.

Entre más grande hagamos una laguna, más nos vamos del lado de la seguridad
desde el punto de vista de carga orgánica, pero más la comprometemos desde el punto
de vista del balance hídrico. El balance hídrico suele ser dado por la ecuación:

Qe = Qa + (Pr + Pc ) - (E + Pe) (33)

donde:
Qe = caudal efluente
Qa = caudal afluente de aguas residuales
Pr = precipitación que cae sobre la laguna

45
Lagunas de estabilización

Pc = infiltración de agua subterránea hacía la laguna (sucede cuando el nivel


freático está sobre el de la laguna)
E = evaporación
Pe = pérdidas por percolaci6n (sucede cuando el nivel freático está por debajo
del de las lagunas y éstas no se han sellado).

Las cantidades anteriores se pueden trabajar en metros cúbicos por día o litros
por día.

Analizando el mes crítico (de menos lluvia, el nivel freático más bajo, de mayor
evaporación) el valor de Q, tiene que ser positivo. Es aquí donde algunas veces se hace
necesario reducir el área de las lagunas, y el diseño del lado de la seguridad consiste en
hacer lagunas más pequeñas (en área total) y no más grandes como supondría quien
haga un análisis superficial del problema.

Si en un primer tanteo durante un diseño obtenemos un valor de Q, negativo,


quedan varias alternativas; entre ellas, impermeabilizar la laguna con material arcilloso
o membranas sintéticas. Pero hay un recurso que puede ser más económico, y éste
consiste en usar lagunas anaerobias. Un sistema de lagunas con anaeróbicas primarias
puede tener un 60% del área de uno equivalente que use sólo lagunas facultativas; lo
cual es muy importante desde el punto de vista de balance hídrico. En casos extremos se
pueden usar lagunas anaerobias primarias y secundarias, con lo cual el área puede llegar
a ser hasta un 40% de la de un sistema equivalente que no use lagunas anaeróbicas. En
zonas muy céntricas donde no sea aconsejable el uso de lagunas anaerobias, éstas
podrían ser sustituidas por lagunas aireadas mecánicamente.

Recuérdese que un buen diseño no consiste en hacer muchas lagunas en serie o


lagunas muy grandes sino lograr la adecuada remoción de carga orgánica y patógenos
con un balance hídrico positivo aún en la época crítica desde el punto de vista hídrico.

Estas lagunas cuentan con aliviadero. Las lagunas se diseñan con un borde libre
que da margen para el aumento de carga sobre el vertedero de salida cuando sucede este
caudal máximo.

Otro aspecto importante relacionado con las pérdidas de agua es la posible


polución de las aguas subterráneas. Es poco probable el paso de patógenos u otros
organismos al subsuelo. Los nitratos pueden llegar a causar problemas. Conviene
investigar hasta qué grado el aumento de la profundidad de las lagunas haga que el

46
Lagunas de estabilización

lixiviado proceda de una soma completamente anaeróbica en la cual haya ocurrido


desnitrificación.

2.7.4.2.- Estructuras de salida

La estructura de salida de una laguna determina el nivel del agua dentro de ella y
podrá colocarse en cualquier punto del borde, ordinariamente al pie del dique y opuesto
a la tubería de entrada.

Hay muchos tipos de salidas. La mayoría contempla el tendido de una tubería en


el fondo de la laguna que atraviesa el dique. Esto permite vaciar completamente la
laguna en caso necesario.

El dispositivo de salida más sencillo consta de una tubería vertical cuyo extremo
superior alcanza el punto del nivel de agua deseado. El extremo inferior se conecta a la
tubería de descarga.

Las tuberías de descarga que atraviesan los diques deberán instalarse con
anterioridad a la construcción de los mismos a fin de evitar cortes y rellenos en una obra
recién construida, corriéndose el peligro de debilitar algún punto.

Las estructuras salida más convenientes son con dispositivos para variar el nivel
del agua con fines operativos. Por ejemplo, disminuyendo el nivel en 0.50 m se
facilitará enormemente la eliminación de maleza y reparación de los taludes erosionados
por el choque de las olas.

Tal dispositivo de salida puede consistir simplemente de una caja cuadrada


vertical cuya base repose sobre el fondo, al pie del dique, y su extremo superior
sobresalga sobre el nivel del agua. Uno de los lados de esta caja se construye
parcialmente y se colocan planchas de contención, que pueden ponerse o quitarse a
voluntad, a manera de un vertedero de altura variable.

Actualmente se recomienda la instalación de una pantalla alrededor del


dispositivo de salida para impedir que penetre materia flotante y espuma en el efluente y
la consiguiente salida de huevos y quistes de parásitos.

2.7.4.3.- Medidores de caudal

47
Lagunas de estabilización

Deberán instalarse dos medidores de caudal en cada laguna: uno en la entrada y


otro en la salida.

Es mejor instalar el medidor de caudal de entrada al ingreso del sistema de


tratamiento. En este caso los medidores adecuados son el canal de Parshall o el medidor
Bowlus y Palmer.

El medidor de caudal de salida puede ser la misma estructura de salida, si tiene


la forma de un vertedero rectangular. De otro modo, se puede instalar en la tubería de
descarga, por el lado exterior del dique.

La comparación entre los flujos de entrada y salida da una idea de la magnitud


de la evaporación e infiltración, así como del efecto de dilución de la precipitación
pluvial. Además, es un medio correcto de evaluar el desempeño de una laguna.

Estas lagunas cuentan con aliviadero. Las lagunas se diseñan con un borde libre
que da margen para el aumento de carga sobre el vertedero de salida cuando sucede este
caudal máximo.

2.7.4.- Tuberías de interconexión

Las tuberías de interconexión se utilizan para transferir el efluente de una laguna


a otra en casos donde se operan dos o más unidades en serie, tal como de una laguna
anaeróbica conectada a una facultativa o una facultativa conectada a una de maduración.

En muchos casos una tubería que atraviesa el dique, bajo el nivel del espejo de
agua, es suficiente para establecer una interconexión adecuada. En esta circunstancia el
nivel del agua en ambas lagunas mostrará una diferencial igual a la pérdida de carga
causada por la tubería de interconexión.

Suponiendo que ambas lagunas deban mantener niveles de agua distintos, la


estructura de salida de la primera laguna debe empezar con algún dispositivo que le
asegure un nivel constante a ella.

Si la tubería interconectada está un tanto por debajo del nivel del agua en ambos
extremos, digamos a 0.30 m o más, no es necesaria ninguna protección especial para
evitar que el material flotante penetre en la segunda laguna.

48
Lagunas de estabilización

Algunas personas agregan a la boca de entrada una curva acodada vuelta hacia
abajo, a fin de que llegue hasta una capa más profunda. Este dispositivo puede utilizarse
para corregir fácilmente cualquier error relacionado con la altura en que la composición
del contenido de la primera laguna es adecuada para su transferencia a la segunda.

Con frecuencia la tubería de entrada a la segunda laguna se prolonga hacia abajo


a lo largo de la pendiente hasta que alcanza el pie del terraplén.

Algunas veces el de caudal se instala en la tubería de transferencia. La mejor


ubicación es en el lado de ingreso, colocado en una caja que penetre ligeramente en el
dique.

Las tuberías de interconexión de una laguna anaeróbica y una facultativa deberá


estar protegida en todo momento contra la penetración de materia flotante.

2.7.5.- Acumulación, Manejo y Remoción de Lodos

Se ha visto al comienzo de este documento la importancia que tiene la geometría


de las lagunas. Por consiguiente es de interés para el investigador y el operador tomar en
cuenta la acumulación de lodos, la frecuencia de su remoción y el efecto de los mismos
en el comportamiento de los reactores.

Las lagunas de estabilización son sedimentadores sobredimensionados. Por


consiguiente, en las lagunas primarias es retenido casi el 100% de los sólidos
sedimentables. En las lagunas de estabilización no se lleva a cabo un proceso de
floculación biológica como el que ocurre con los lodos activados y los biofiltros. Por
consiguiente no ocurre una sedimentación secundaria. Esto hace que la acumulación de
lodos en lagunas con grado superior al primario sea despreciable para fines prácticos.

Deberá investigarse para cada área geográfica el volumen de lodo acumulado en


las lagunas primarias. Como referencia se indica que este volumen está entre 150 y 200
1/hab x año de acumulación de lodo húmedo.

Según Hanish, referencia 8, la acumulación de lodos procedentes de los sólidos


sedimentables es del orden de 800 1/hab x año. Pero el proceso de digestión anaeróbica
que se lleva a cabo en el fondo de las lagunas reduce este volumen al valor antes
mencionado de 150-200 1/hab x año.

49
Lagunas de estabilización

Cuando llega el momento de remover los lodos (de acuerdo con lo previsto en el
diseño, y tomando en cuenta que debe haber más de una laguna primaria) se procede a
drenar y secar la laguna que se va a limpiar, con lo cual el volumen seco del lodo llega a
ser menor (del orden de 50 1/hab x año). Para esta última operación debe aprovecharse
la estación seca o estiaje.

2.7.5.- Revisión del Diseño de la Alcantarilla Afluente

Al tratar sobre la remoción de suelos se mostró que es más económico utilizar la


tierra excavada. De esta manera se obtiene una marcada elevación del fondo y, por
tanto, del nivel del agua el cual la mayor parte de las veces afecta el diseño del emisor
en el tramo final. Tal situación puede corregirse rediseñando la alcantarilla afluente, la
que probablemente fue diseñada por otro grupo de profesionales cuya preocupación era
enterrar las tuberías, mientras que seria interesante sacarlas gradualmente del suelo
mediante la reducción de pendiente e instalarlas sobre un terraplén conducente a la parte
superior del dique de la laguna.

Si éste no fuera el caso, se deberá efectuar una comparación de costos


incluyendo una estación de bombeo, previa decisión de ahondar la laguna.

2.7.6.- Instalaciones y Equipos de las Lagunas

2.7.6.1.- Preliminares

El tratamiento de aguas residuales por medio de lagunas de estabilización es un


proceso natural de tratamiento biológico. Se las ha desarrollado con el propósito de
suministrar efluentes adecuados para la mayoría de las aguas receptoras a bajo costo y
utilizando mano de obra no calificada. Por otro lado, después que el diseñador ha
dimensionado el sistema de tratamiento los procesos de estabilización, prácticamente
quedarán a merced de las fuerzas naturales y, por lo tanto, es muy poco lo que se puede
hacer además de mantener la laguna en buenas condiciones. Consecuentemente, la
denominación "operación de lagunas" es un tanto inadecuada puesto que darle
mantenimiento es casi todo lo que se puede hacer.

Por esta razón, las instalaciones, servicios y equipos de la laguna deberán ser
mínimos a fin de no interferir con su simplicidad. Si se considera absolutamente
indispensable una planta de bombeo, el caso cambia y la operación se hace obligatoria.

50
Lagunas de estabilización

En estas ocasiones existe la ventaja de realizar algún tipo de pretratamiento ya que, de


cualquier forma, habrá un operador permanente.

El pretratamiento abarcar tan solo la remoción de arena, material grueso y


flotantes. En el caso de desechos industriales, un ajuste adicional del pH y la adición de
nutrientes podrían ser necesarios.

2.7.6.2.- Estaciones de bombeo

Si es imposible conducir el agua servida hasta la laguna por gravedad, habrá que
instalar una estación de bombeo. Esto deberá evitarse cada vez que sea posible
rediseñado, la alcantarilla de entrada con una pendiente más pequeña o trasladando la
ubicación de las lagunas a un lugar más favorable.

El inconveniente de las estaciones de bombeo es que requieren una línea de


transmisión eléctrica, constante asistencia y un operador capacitado. Las bombas sufren
obstrucciones, desgaste, fugas. Inclusive cuando funcionan normalmente son blanco de
sospechas por posibles desperfectos. Es más, las bombas centrifugas baten los flóculos
ya formados en el afluente hasta transformarlos en turbiedad, obstaculizando así su
asentamiento en el fondo de la laguna. Además se requiere de mano de obra calificada
para su mantenimiento. Las bombas de tornillo de Arquímedes presentan menos
desventajas y son unidades de flujo variable con ajuste automático. El caudal aguas
arriba es igual al caudal aguas abajo. Las bombas de tornillo cuestan más que las
bombas centrifugas pero menos que las bombas centrifugas de velocidad variable. No
necesitan de una cámara de succión y frecuentemente prescinden de la rejilla para
materiales gruesos.

De cualquier modo, una estación de bombeo es fuente de innumerables


problemas y por lo tanto vale la pena intentar eliminarla.

2.7.6.3.- Rejas

Si se incluye una estación de bombeo, deberá instalarse una rejilla de barras


delante de las bombas a fin de evitar su obstrucción.

En ausencia de una estación de bombeo, las opiniones en cuanto a la


conveniencia de instalar una rejilla se dividen: hay quienes están a favor de equipar la
entrada con este dispositivo a fin de eliminar el aspecto antiestético que ofrece el

51
Lagunas de estabilización

desecho flotante. Otros, por el contrario, están en contra de las rejillas porque requieren
atención constantemente. Es más, el material retenido se compone de material grueso,
sin importar que flote o se asiente y, en este último caso, es conveniente dejar el
material más pesado en el afluente.

Figura 10. Apantallamiento en un canal Parshall para la remoción de flotantes.

En todo caso, siempre es necesario evitar que las materias flotantes se integren al
efluente de la laguna mediante la provisión de pantallas, siendo la salida, sea sumergida.

De cualquier forma, el material flotante se puede remover fácilmente mediante


una desnatadora de mango largo tan pronto como éste se acerque al borde de la laguna
impulsado por el viento.

El material cribado o flotante que se retira de las lagunas deberá quemarse o


enterrarse.

Las rejillas se construyen de barras paralelas rectas o curvas y pueden limpiarse,


ya sea en forma manual o mecánica, por medio de rastrillos. Para instalaciones más
pequeñas, de hasta 50 l/s por ejemplo, son adecuadas las rejillas de limpieza manual.
Por encima de los 150 l/s generalmente se prefieren las rejillas de limpieza mecánica.
Entre los 50 y 150 ls habrá que elegir tomando en cuenta los argumentos en pro y en
contra.

Para que las rejas no se saturen con los sólidos que pueda poseer el agua residual, suelen
ponerse dos tipos de rejas, una de gruesos y otra de finos

52
Lagunas de estabilización

2.7.6.4.- Desarenadores

Algunas autoridades en el tema recomiendan desarenadores como medio para


minimizar la acumulación de sedimentos en la laguna. Se han reportado casos de
acumulación de arena hasta tal punto severos que surgió una isla en medio de una
laguna de relativamente poca profundidad. Tales casos son excepcionales y la
acumulación de materiales asentados no se debe únicamente a la arena puesto que
intervienen todo tipo de sedimentos (lodos).

Si el sistema de alcantarillado es del tipo separativo, se puede esperar muy poca


arena, aproximadamente 1 a 3 L percápita anualmente. En lagunas cuyo lecho tiene un
área de 2 m por persona servida esto significaría una capa de 1 mm anual si se esparce
uniformemente. Aún centuplicando este valor, tomarían 20 años llenar completamente
una laguna de 2 m de profundidad.

Bajo condiciones normales es un hecho que el material granular constituye


aproximadamente el 5% del peso del material asentado y, en estos casos, remover la
arena ofrece muy pocas ventajas.

La figura cambia si el sistema de alcantarillado es del tipo combinado en el cual


las aguas pluviales pueden contener considerable cantidad de materia arenosa. En estas
circunstancias el uso de un desarenador puede resultar ventajoso.Algunos desechos
industriales contienen arena en cantidades apreciables, como son los que provienen del
lavado de raíces y tubérculos, del pulimento de vidrio y mármol, etc. Estas aguas
residuales pueden ocasionar depósitos perjudiciales en las lagunas. En estas ocasiones
los desarenadores pueden ser útiles para la remoción de los desperdicios.

Excepto en los casos mencionados, se debe evitar el uso de desarenadores


porque aumentan innecesariamente el número horas-hombre requeridas para la
operación y mantenimiento de las instalaciones de la laguna.

Hay varios tipos de desarenadores. Los de uso más frecuente son del tipo de
limpieza manual. La más simple consiste en un canal largo y recto dotado de un
vertedero adecuado y con sección transversal de tal forma que el agua residual fluya a

53
Lagunas de estabilización

una velocidad constante de aproximadamente 0.3 m/s, independientemente del caudal.


Una buena combinación es un canal trapezoidal con canal Parshall.

La arena removida podrá contener materia putrescible en alta proporción que,


por lo tanto, debe ser enterrada.

Los desarenadores se pueden reemplazar por una depresión en el lecho de la


laguna, justo debajo del extremo de la tubería de entrada. Esta excavación deberá
tenerse suficiente volumen para almacenar materia asentada durante un par de años.

2.7.6.5.- Vivienda del operador

Se recomienda que el operador habite junto a la laguna a fin de que tome interés
en la buena marcha de las instalaciones y vele porque no se produzcan inmundicias. En
este caso un sólo hombre será suficiente para realizar el trabajo relacionado con la
operación y el mantenimiento de una laguna de mediano tamaño. No hay mucho que
hacer y con frecuencia habrá tiempo de sobra para otras tareas fuera del sitio de la
laguna tales como desobstruir alcantarillas y ayudar al personal de mantenimiento del
sistema de alcantarillado.
2.7.6.6.- Suministro de agua

Se deberá instalar algún medio de abastecimiento de agua en el sitio de la


laguna, especialmente si hay una vivienda para el operador. De cualquier modo, el
operador necesita, por lo menos, lavar sus manos y las herramientas con agua
inobjetablemente limpia. La mejor solución es conectar la instalación de agua al
servicio público, pero si esto no es posible por razones económicas o técnicas, se podrá
proveer un suministro local similar a los que se utilizan en granjas alejadas, obteniendo
agua subterránea mediante un molino de viento, por ejemplo. Si el operador no reside
junto a la laguna, un pozo con torno será suficiente en instalaciones pequeñas.

No debe olvidarse que el tratamiento por lagunas de estabilización es una


solución de índole económica. Por lo tanto, incluir aparatos costosos en sus
instalaciones equivale a desperdiciar dinero valioso.

2.7.6.7.- Instalación eléctrica

54
Lagunas de estabilización

Si se va a instalar una estación de bombeo o una vivienda para el operador,


deberá suministrarse energía eléctrica. Generalmente no es difícil traer un cable
eléctrico pero, en caso contrario, se puede instalar un generador diesel.

La energía eléctrica se usa, entonces, para hacer funcionar las bombas y los
artefactos domésticos. En este caso es aconsejable iluminar lugares tales como
construcciones, veredas, puntos de muestreo y medición de caudal, entradas y salidas,
cercas, rejas, etc. Esto contribuye a la seguridad.

Si no se cuenta con una estación bombeo o vivienda para el operador, la energía


eléctrica es de poca utilidad, aún si se instala un pequeño laboratorio, ya que las
instalaciones de la laguna deben ser baratas.

2.7.6.8.- Laboratorio

En países en vías de desarrollo lo no se puede esperar mucho del operador, quien


se encarga generalmente de la operación y el mantenimiento de la laguna. Un
laboratorio razonable requiere de un profesional del grado medio por lo menos. A no ser
que exista efectuar trabajos de investigación, no vale la pena contratar personal
altamente remunerado.

Sin embargo, hay pruebas simples que un obrero no calificado puede realizar
después de un breve entrenamiento, determinaciones sencillas tales como leer un
termómetro, un medidor de caudal, un cono Imhoff, un papel indicador del pH o
identificar olores y colores. Este trabajo ayuda a mantener al operador contento y a que
se sienta importante y que no se aburra o fastidie con la monotonía de su trabajo.

El laboratorio de la laguna debe limitarse a cumplir pruebas rudimentarias. Más


aún, las instalaciones para la recolección y preservación de muestras pueden incluirse si
las pruebas se van a hacer en el laboratorio principal. En este caso el operador estará a
cargo de recolectar y etiquetar las muestras y se le deberá entrenar para desempeñar
estas funciones correctamente.

2.7.6.9.- Estación meteorológica

Una vez más, en caso de existir interés por trabajos de investigación, se pueden
instalar instrumentos meteorológicos a fin de mejorar los conocimientos sobre la
influencia de las condiciones climáticas locales. La estación puede contar con un

55
Lagunas de estabilización

anenómetro, termómetro, evaporimetro, higrómetro, pluviómetro, actinómetro, etc.


Normalmente no lo maneja el operador de la laguna, salvo casos muy especiales.

2.7.6.10.- Acciones de emergencia: teléfono, alarmas, primeros auxilios

Pueden suscitarse accidentes en el lugar de la laguna. Los operadores, visitas y


extraños están sujetos a contingencias, pudiendo resultar heridos, caerse a la laguna y
hasta ahogarse. A fin de reducir al mínimo las consecuencias de estos infortunados
hechos, habrá de tenerse a la mano ciertos artefactos de emergencia, ya que
generalmente las lagunas están distantes de las áreas urbanas de las cuales se puede
obtener ayuda.

El teléfono es un medio relativamente barato y sumamente efectivo para lograr


el tipo adecuado de ayuda.

Una alarma, como por ejemplo una sirena, puede utilizarse para atraer la
atención de personas que se encuentran cerca cuando el operador se halla solo, mal
herido y sus movimientos están obstaculizados, laboratorio o si está socorriendo a un
herido o ahogado y no puede dejarlo solo.

Tanto los chalecos salvavidas como los botiquines de primeros auxilios deben
hallarse accesibles para casos menos severos.

2.7.6.11.- Otras facilidades

Otras facilidades podrían ser: veredas, caminos, estacionamientos, servicios


higiénicos, armario para implementos y herramientas, sala del operador, etc. Las áreas
desocupadas deberán cubrirse con césped y flores. Deberá seleccionarse árboles, plantas
ornamentales y arbustos que no pierdan demasiadas hojas.

Algunas especies de pasto reducen al mínimo la conservación y poda del césped.


Se deberá preferir estas y existen estudios realizados por operadores de lagunas en el
sentido que se pueden reducir considerablemente los costos de mantenimiento
seleccionando sensatamente la especie de pasto a sembrar.

2.7.6.12.- Implementos y herramientas de mantenimiento

La mayoría de las instalaciones se mantienen mediante simple operaciones.

56
Lagunas de estabilización

Lo adecuado es contar, por ejemplo, con desnatadoras, implementos de


jardinería tales como rastrillo, azada, zapapico, pala, grúa de tijeras guadaña, y
herramientas tales como llave de manguera, llave para tubos serrucho, desarmador,
martillo, cortadora, taladro, alicates, tijeras, prenda: protectoras, cascos, botas y guantes
de jebe, etc.

Un bote pequeño o bote salvavidas serán de utilidad para recolectar muestras.


Con estas ayudas el operador puede efectuar pequeñas reparaciones de
compuertas de madera, tuberías, accesorios y otros dispositivos así como mantener las
instalaciones en buen estado.

2.7.7.- Resumen

En muchas plantas convencionales de tratamiento de aguas residuales, se pueden


alcanzar los requerimientos de calidad del efluente a través de una operación eficiente.
En las lagunas de estabilización, la operación eficiente es importante, pero la calidad del
efluente está determinada por las condiciones climáticas y, principalmente, por la
temperatura y la luz solar. Cuando los ingenieros diseñan lagunas de estabilización,
saben que la calidad del efluente cambiará de un mes al otro, de una semana a otra, e
incluso de un día a otro. Sin embargo, las autoridades de salud pública demandan que
los proyectistas indiquen cuál será la calidad del efluente.

Para el riesgo indiscriminado con aguas residuales tratadas, se requiere que la


calidad bacteriológica sea buena. Estos significa que a concentración de Coliformes
fecales sea menor de 1,000/100 ml (NMP CF < 1,000/100 mL). La literatura indica que
esto se puede lograr con 3 ó 4 lagunas de estabilización en serie. Pero el problema es
cuándo y cómo.

57