Está en la página 1de 2

MÉTODO DE ELEMENTOS DE FRONTERA

El método de elementos de frontera, es también conocido como método de elementos de


contorno o método de elementos de borde (es mejor conocido como BEM, del inglés
boundary element method) es un método numérico para resolver ecuaciones en
derivadas parciales lineales que han sido formuladas como ecuaciones integrales (en
forma de integral sobre la frontera). Puede ser usado en muchas áreas de la ingeniería y
ciencias incluyendo mecánica de fluidos, acústica, electromagnetismo, y mecánica de la
fractura. (En electromagnetismo, el término más tradicional "método de los momentos"
es comúnmente, pero no siempre, sinónimo de "método de elementos de frontera".)
BASES MATEMÁTICAS
La ecuación integral se puede considerar como una solución exacta de la ecuación
diferencial parcial. El método de los elementos de frontera usa las condiciones de
frontera dadas y las usa para resolver una ecuación integral en la frontera, en lugar de
tomarse valores en todo el espacio definido por una ecuación diferencial parcial. Una vez
hecho esto, en la etapa de post-procesamiento, la ecuación integral se puede utilizar de
nuevo para calcular numéricamente la solución en cualquier punto deseado en el interior
del dominio.
BEM es aplicable a problemas para los cuales se conoce una función de Green. Esto
usualmente implica campos lineales en medios homogéneos. Esto restringe la
generalidad de los problemas en los que el método se puede aplicar. En la formulación
se pueden incluir también no-linealidades, pero esto en general introduce integrales de
volumen que requieren que se discretice el dominio, quitando una de las ventajas más
resaltadas del método. Una técnica para tratar con las integrales de volumen sin
necesidad de discretizarlo es el método de reciprocidad-dual. La técnica aproxima los
integrando usando funciones bases radiales (funciones de interpolación locales) y
convierte las integrales de volumen a integrales de superficie luego de usar colocación
en algunos puntos seleccionados en el dominio (incluyendo la frontera). En el BEM de
reciprocidad-dual, no hay necesidad de discretizar el volumen en mallas, las variables
desconocidas en puntos al interior del dominio están relacionadas con la solución
aproximada de las ecuaciones consideradas.
La forma de resolver el problema es discretizando la frontera en trozos denominados
"elementos" y luego se forma un sistema de ecuaciones que se organiza en forma
matricial y se soluciona numéricamente, los coeficientes de la matriz resultan de la
"influencia" que tenga la función de Green en cierto elemento si la fuente está en otro
elemento. Para obtener la matriz de coeficientes la función de Green debe ser integrada,
ya sea sólo sobre los elementos con fuentes o sobre los elementos con fuentes y los
elementos con reacciones. El método en el que las dos integraciones descritas son
iguales es llamado "método de Galerkin". El costo computacional relacionado con una
implementación simple del método de Galerkin es muy alto ya que se deben recorrer los

elementos dos veces (entonces se tienen pasadas). Por cada par de elementos se se
repite según la cantidad de puntos de Gauss que se usen en la integración, lo que
introduce un factor multiplicativo del número de puntos de Gauss al cuadrado.
Las funciones de Green, o soluciones fundamentales, suelen ser problemáticas a la hora
de integrar ya que están basadas en una solución del sistema sujeto a una carga puntual
(e.g. el campo eléctrico debido a una carga puntual). Integrar esas funciones singulares
puede ser complicado, en el caso de elementos con geometrías simples (e.g. triángulos
planos) se puede usar integración analítica. En el caso de elementos más generales, es
posible diseñar esquemas puramente numéricos que se adapten a la singularidad, lo que
incrementa el costo computacional. Cuando la fuente y el elemento influencia están
alejado, la función de Green no cambia tan bruscamente y es posible realizar la
integración numérica fácilmente. Esta característica es comúnmente usada en
programas de BEM para acelerar los cálculos.
El método de elementos de frontera es en ocasiones más eficiente que otros métodos,
incluyendo elementos finitos, en términos de recursos computacionales para problemas
donde hay una razón superficie/volumen baja. 1 Conceptualmente, trabaja construyendo
una "malla" sobre la superficie modelada. Sin embargo, para muchos problemas el
método de elementos de frontera es significativamente menos eficiente que los métodos
de discretización de volumen (Método de los elementos finitos, Método de diferencias
finitas, Método de volúmenes finitos).
Las formulaciones de elementos de frontera típicamente dan como resultado matrices
que están completamente pobladas. Esto significa que los recursos de almacenamiento
y tiempo computacional tienden a crecer proporcionalmente al cuadrado del tamaño del
problema. En contraste, las matrices de elementos finitos son
típicamente bandeadas (los elementos son sólo localmente conexos) y las necesidades
de almacenamiento para este tipo de matrices crece típicamente linealmente con el
tamaño del problema. Se pueden usar técnicas de compresión (e.g. expansiones
multipolares o almacenamiento jerárquico de matrices) para alivianar estos problemas,
el costo es la complejidad que se añade y la utilidad está muy ligada al tipo de
problemas que se resuelve y a su geometría.