Está en la página 1de 121

Querido Amigo Misionero:

Me da mucha alegría que por primera vez o nuevamente estés respondiendo al


llamado que Dios te hace a ser SU MISIONERO, es decir su enviado. Grábalo muy
fuertemente en tu corazón: Soy enviado por Dios. Él es quien te ha escogido y te ha
mandado a llevar su mensaje de evangelio. Al igual que a los Apóstoles el te ha dado una
misión muy concreta: ir a servir a una pequeña comunidad.

Cuando estés leyendo estás líneas todavía no sabrás a que gente concreta vas a
servir, pero ellas te están esperando. Todavía no saben que serás tu, pero saben que
vendrá un enviado de Dios. Por eso te invito, de todo corazón, a que le prestes tus pies a
Jesús, para llevar su mensaje a esos lugares en donde no ha llegado; préstale sus
manos, para saludar y acoger a los que en momentos se han sentido rechazados por los
demás; préstale tus oídos para escuchar el gemido del pueblo sufriente, que se siente
abandonado por Dios; préstale tus labios para que SU palabra llegue a ellos y les llene el
corazón; pero, sobre todo, préstale tu CORAZÓN, para que Él pueda seguir amando a
toda esa gente.

Recuerda eres un enviado de Dios, no lo defraudes. Él confía plenamente en ti, el


te ha tomado de donde andabas y te ha enviado. Gracias por escucharlo y seguir ese
llamado profundo que está en lo más interior de tu ser.

Aprovecha está oportunidad para crecer en tu fe y como persona. Esta experiencia


no te tiene que dejar igual. Tiene que transformar toda tu manera de ver la vida y tu
existencia.

En esta misión no estarás sólo: el Espíritu Santo te guiará en cada momento.


Confíate a él y encomiéndate con todo tu corazón. Ve junto con tus hermanos a llevar la
Buena Nueva del Señor.

¡Adelante y Arriba! Alza tu corazón y vamos con los ojos fijos en el Señor de
la Misericordia
ORACIÓN DEL MISIONERO
Padre Santo y fiel,
Que nos miras con bondad,
Nos perdonas con misericordia
Y nos ayudas con amor.
Tú que nos enviaste como Primer Misionero
A Jesús Nuestro Señor:
Abre tu corazón paternal
A nuestra oración por la Misión.

Anima nuestra confianza,


Refuerza nuestra esperanza
En tu bondad y generosidad,
Para que podamos testimoniar
Sin disputas ni discusiones,
Con nuestra vida
La grandeza de tu amor
Y la alegría de tu Reino.

San Francisco de Asís, ruega por nosotros


Y acompáñanos en nuestra Misión.
Amén.
¿Qué es un Misionero?
Si Dios hubiese querido que los seres humanos fueran piedras, seriamos seres
sin movimientos, sin emociones, sin ... si Dios hubiese querido que fuésemos
solo árboles solo nos moveríamos de un lado a otro por la fuerza del aire y
siempre estaríamos en el mismo lugar a pesar de que tendríamos la misión de
dar frutos y nuestro tiempo para nacer, crecer, dar fruto y morir... si Dios
hubiese querido que fuésemos solo animales naceríamos con un código de
funciones ya establecidas, creceríamos, nos reproduciríamos y moriríamos. Es
indiscutible que las piedras, las plantas y los animales son seres maravillosos,
creados por Dios. Pero Dios quiso que tú y yo fuéramos personas, imagen y
semejanza de El, capaces de compartir lo maravilloso de su creación y
también la grandeza de ser sus hijos, tenemos una misión en nuestra existencia
y pocos lo saben.

La vocación misionera es un llamado especial que Dios te hace a tí como un


Padre a su hijo para que tomes conciencia de lo que eres. Muchas veces nos
encontramos involucrados en este mundo con múltiples maneras de vivir, en el
cuál, el ser humano de nuestra actualidad llega a confundirse y a definirse no
por lo que es, como hijo de Dios, sino como una piedra, como un vegetal o
bien solo por el instinto sin control, como un animal.

Un Misionero es aquel que conociendo a Jesús a decidido seguirlo, primero


para estar con él, aprender de él y posteriormente, siendo su discípulo, lo lleva
a romper esquemas por los cuales antes se definía y veía la vida diferente;
siendo discípulo a aprendido a caminar por la vida con un gran maestro y se
ha vuelto el mismo una Buena Nueva.
Un Misionero es una persona que siendo discípulo, al hacer las cosas de su
maestro, también quiere que otros lo conozcan y junto con el sean discípulos
sin distinción de raza o condición social.

Para un misionero no hay fronteras geográficas, sociales o de razas; para un


misionero todos tienen el derecho de conocer a Jesús, de ser hermanos; para
un misionero no existen fronteras morales ni religiosas, existe la palabra de su
maestro: Misericordia.
DOMINGO DE RAMOS

PRIMERA PARTE
CONMEMORACIÓN DE LA ENTRADA DEL SEÑOR A JERUSALÉN

Lo que se necesita para la bendición de las palmas:


1. Palmas.
2. Agua Bendita.
3. La Biblia.
4. Una imagen del Señor, que no sea crucifijo, puede ser una imagen del Sagrado Corazón
u otra.
5. El manual que estás estudiando.
6. Incensario o Sahumerio.
7. Incienso o Estoraque.
8. Dos cirios o candelas.
9. Un pedestal para la Imagen del Señor.

Quiénes la realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida.
2. El ministro de la Palabra.
3. El monitor.
4. El Salmista o coro.
5. Dos lectores

Cantos a preparar:
1. Tu Reinarás.
2. Que viva mi Cristo.
ES IMPORTANTE BUSCAR LA PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD EN TODOS
LOS OFICIOS QUE SE REALICEN, CON LAS LECTURAS, LOS CANTOS, EL
SALMO, ETC., ASÍ COMO LA DE TODOS LOS INTEGRANTES DEL EQUIPO
MISIONERO, POR SER ESTE EL PRIMER OFICIO Y COMO SE REALIZA EL
PRIMER DIA EN LA COMUNIDAD, ES MUY COMÚN QUE LA GENTE NO
PARTICIPE DE MANERA MUY ACTIVA, POR LO QUE EL EQUIPO DEBE
ENCARGARSE CASI DE LA TOTALIDAD DEL OFICIO, SIENDO ANIMADORES Y
EJEMPLO PARA QUE LA GENTE SE MOTIVE A VIVIR LA SEMANA MAYOR QUE
COMIENZA CON ESTE OFICIO, SIN EMBARGO, DESDE ESTE MOMENTO EL
MINISTRO DEBERÁ DE HACER ENFASIS EN LA IMPORTANCIA DE LA
PARTICIPACIÓN POR PARTE DE LOS HABITANTES DE LA COMUNIDAD; EN
CASO DE QUE LA COMUNIDAD SEA MUY PARTICIPATIVA O CUENTE CON
PERSONAS DESIGNADAS CON ANTERIORIDAD PARA LAS LECTURAS, EL
SALMO, LOS CANTOS, ETC., LOS INTEGRANTES DEL EQUIPO MISIONERO, A
EXCEPCIÓN DEL MINISTRO, DEBERÁN PERMITIR QUE LAS PERSONAS DE LA
COMUNIDAD REALICEN SUS TAREAS, PASANDO ELLOS A FORMAR PARTE DE
LA ASAMBLEA QUE VIVIRÁ EL OFICIO. EN CASO DE QUE LA COMUNIDAD
CUENTE CON UN MINISTRO DE LA EUCARISTÍA, EL MINISTRO DEL EQUIPO
MISIONERO DEBERA DIRIGIR SOLAMENTE LA LITURGIA DE LA PALABRA,
DEJANDO LA LITURGIA DE LA EUCARISTÍA AL MINISTRO DE LA
COMUNIDAD.

Cómo realizarla:
Reunidos en un lugar distinto de la ermita, teniendo las palmas en las manos los fieles,
estando la imagen del Señor en un lugar céntrico.
Inmediatamente el ministro de la Palabra saluda al a asamblea con las siguientes palabras:

M.P. EL SEÑOR JESÚS, QUE ENTRA TRIUNFANTE EN MEDIO DEL PUEBLO,


PARA SALVARLO POR SUPASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN, ESTE CON
NOSOTROS.

La asamblea responde:
A. AMÉN.

El monitor dirá entonces:

EN EL CASO EN QUE EL COORDINADOR DEL EQUIPO MISIONERO Y EL


MINISTRO SEAN DOS PERSONAS DIFERENTES, SE RECOMIENDA QUE EL
COORDINADOR TOME EL PAPEL DEL MONITOR, YA QUE DE ALGUNA
MANERA COLABORA A LA REFLEXIÓN SOBRE LA VIVENCIA DEL OFICIO, SIN
EMBARGO, EL MONITOR PUEDE SER CUALQUIER OTRA PERSONA, DE
PREFERENCIA HABITANTE DE LA COMUNIDAD.
MONITOR:

QUERIDOS HERMANOS:
DESPUÉS DE HABERNOS PREPARADO DESDE EL PRINCIPIO DE LA
CUARESMA CON NUESTRA PENITENCIA Y NUESTRAS OBRAS DE
CARIDAD, HOY NOS REUNIMOS PARA INICIAR, UNIDOS CON TODA LA
IGLESIA, LA CELEBRACIÓN ANUAL DE LOS MISTERIOS QUE EMPEZARON
CON LA ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN. ACOMPAÑEMOS CON FE Y
DEVOCIÓN A NUESTRO SALVADOR EN SU ENTRADA TRIUNFAL A LA
CIUDAD SANTA, PARA QUE , PARTICIPANDO AHORA DE SU CRUZ
PODAMOS PARTICIPAR UN DÍA DE SU GLORIOSA RESURRECCIÓN Y DE SU
VIDA.

El ministro de la Palabra dirá entonces, teniendo las manos unidas y la asamblea repetirá
con él:

M.P. AUMENTA, SEÑOR, LA FE DE LOS QUE TENEMOS EN TI NUESTRA


ESPERANZA Y CONCEDE A QUIENES AGITAMOS ESTAS PALMAS EN
HONOR DE CRISTO VICTORIOSO, PERMANECER UNIDOS A ÉL PARA DAR
FRUTOS DE BUENAS OBRAS... AMEN.

El ministro de la Palabra rocía las palmas con el agua bendita. NO se puede bendecir el
agua, por lo tanto, el Ministro de la Palabra debe de ir preparado para las misiones con una
botella de Agua Bendita.

Enseguida se lee el Evangelio correspondiente sin saludar a la asamblea como el sacerdote,


sin signar el libro como el sacerdote, pero signándose el ministro de la Palabra y la
asamblea. Al terminar la lectura del Evangelio , no besa el libro y dice:

EL SALUDO DEL SACERDOTE ES, “EL SEÑOR ESTA CON USTEDES” Y


RESPONDE LA ASAMBLEA “Y CON SU ESPÍRITU”, DESPUÉS DICE: “LECTURA
DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN…” AL MISMO TIEMPO QUE REALIZA LA
SEÑAL DE LA CRUZ (SIGNAR) SOBRE EL EVANGELIO.

EN EL CASO DEL MINOSTRO DE LA PALABRA (O ESTRAORDINARIO DE LA


EUCARISTIA SEGÚN SEA EL CASO), SOLAMENTE DIRÁ “LECTURA DEL SANTO
EVANGELIO SEGÚN…” AL MISMO TIEMPO QUE SE PERSIGNA EL Y LA
ASAMBLEA. NO ES NECESARIO QUE SE TENGA EL LIBRO DE LA LITURGIA DE
LA MISA PARA LEER EL EVANGELIO, SINO QUE SE PUEDE UTILIZAR ESTE
MANUAL, EL LIBRO DE “LA SEMANA SANTA DEL PUEBLO” (CON EL
EVANGELIO CORRESPONDIENTE AL CICLO DEL AÑO)
Lectura del Santo Evangelio según San Marcos: 21, 1-11

Cuando se acercaron a Jerusalén y llegaron a Betfagé, al monte de los Olivos,


Jesús envió a dos discípulos, 2 diciéndoles: "Vayan al pueblo que está enfrente, e
inmediatamente encontrarán un asna atada, junto con su cría. Desátenla y
tráiganmelos. Y si alguien les dice algo, respondan: "El Señor los necesita y los va
a devolver en seguida"".

Esto sucedió para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: Digan a la hija
de Sión: Mira que tu rey viene hacia ti, humilde y montado sobre un asna, sobre la
cría de un animal de carga.

Los discípulos fueron e hicieron lo que Jesús les había mandado; 7 trajeron el
asna y su cría, pusieron sus mantos sobre ellos y Jesús se montó. Entonces la
mayor parte de la gente comenzó a extender sus mantos sobre el camino, y otros
cortaban ramas de los árboles y lo cubrían con ellas.
La multitud que iba delante de Jesús y la que lo seguía gritaba:
"¡Hosana al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
¡Hosana en las alturas!".

Cuando entró en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, y preguntaban: "¿Quién


es este?".

Y la gente respondía: "Es Jesús, el profeta de Nazaret en Galilea".


Palabra del Señor
Gloria a ti, Señor Jesús.

Se guardan unos momentos de silencio, e inmediatamente después el ministro de la


Palabra se dirige a la asamblea, desarrollando las siguientes ideas:

1. Nuestra procesión con Jesús al Sacrificio.


2. El triunfo de Cristo en Jerusalén en el sacrificio de la Cruz.
3. El marchar con Cristo hacia el Calvario y la Redención.

Terminada la reflexión, se inicia la procesión ES NECESARIO QUE EL EQUIPO


COORDINADOR PREPARE LOS CANTOS CON TIEMPO, YA SEA QUE ELLOS
MISMOS EMPIECEN O QUE SE HAYAN PUESTO DE ACUERDO CON LAS
PERSONAS DE LA COMUNIDAD, PERO SIEMPRE DEBE DE HABER AL
MENOS UN CANTO DURANTE LA PROCESIÓN A LA CAPILLA. EN EL CASO
DE QUE LA GENTE ACOSTUMBRE ALGÚN OTRO CANTO QUE NO SEA LOS
QUE ARRIBAN SE SUGIEREN, DEBE DE CUMPLIR SOLAMENTE CON SER UN
CANTO DE ACLAMACIÓN A CRISTO COMO REY.
Terminada la reflexión, (que debe de ser breve) se inicia la procesión con los ramos, flores,
palmas, entonando alguno de los siguientes cantos:

 QUE VIVA MI CRISTO.


 TU REINARAS

Tiene que ir hasta adelante la imagen del Señor y puede ir acompañada de incienso y dos
candelas a los lados.

La asamblea va por detrás y entra a la ermita hasta lo último. Una vez que se ha entrado a
la ermita, se procede a la Liturgia de la Palabra.

SEGUNDA PARTE
LITURGIA DE LA PALABRA

Como realizarla:
Una vez que han entrado todos en la ermita, se sientan y se guarda silencio, y el monitor
dirá a la asamblea las siguientes palabras:

MONITOR.
NOSOTROS QUE SOMOS LA IGLESIA DEL SEÑOR, SABEMOS QUE SOMOS
EL PUEBLO DE LA NUEVA Y DEFINITIVA ALIANZA, GRACIAS A LA PASIÓN
SALVADORA DE JESÚS, LA CUAL ES REALIZADA OBEDIENTEMENTE POR
ÉL. SABEMOS LO QUE LE HA COSTADO A JESÚS, QUIEN NO PROTEGIÓ SU
CARA A LOS GOLPES Y QUE SINTIÓ EL DESAMPARO Y LA SOLEDAD EN LA
CRUZ, CON TAL DE QUE SEAMOS HIJOS EN EL HIJO. ESCUCHEMOS CON
ATENCIÓN.

Una vez hecha la monición anterior desde un lugar distinto de donde se proclama la
Palabra, se acerca el primer lector para hacer la lectura correspondiente sin decir
"PRIMERA LECTURA", ni leer el pequeño texto que la sintetiza, sino que sólo dirá:
"Lectura del libro de ..." e iniciará inmediatamente la lectura del texto bíblico
correspondiente. Esto es para todos los lectores.

La asamblea, una vez que ha terminado la lectura, responde de la manera acostumbrada.


LECTOR 1: Lectura del libro del profeta Isaías 50, 4-7.

En aquel entonces, dijo Isaías: «El Señor me ha dado una lengua experta,
para que pueda confortar al abatido con palabras de aliento. Mañana tras mañana,
el Señor despierta mi oído, para que escuche yo, como discípulo. El Señor Dios
me ha hecho oír sus palabras y yo no he opuesto resistencia ni me he echado
para atrás.

Ofrecí la espalda a los que me golpeaban, la mejilla a los que me tiraban de


la barba. No aparté mi rostro de los insultos y salivazos. Pero el Señor me ayuda,
por eso no quedaré confundido, por eso endureció mi rostro como roca y sé que
no quedaré avergonzado
Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Terminada la lectura de la Palabra, el salmista se acercará al lugar de la proclamación de la


Palabra para decir el salmo correspondiente, pero sin anunciar "SALMO
RESPONSORIAL", sino que salmodiará la parte que le corresponde y la asamblea
responderá de la misma manera.

Salmo Responsorial
Del Salmo 21

R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?.

Al verme se burlan de mí, hacen muecas, mueven la cabeza: «Acudió al Señor,


que lo ponga a salvo; que lo libre si tanto lo quiere».
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?.

Me acorrala una jauría de perros, me rodea una banda de malhechores; me


taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos.
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?.

Se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica. Pero tú, Señor, no te quedes lejos;
fuerza mía, ven corriendo a ayudarme.
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?.

Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Fieles del


Señor, alábenlo; linaje de Jacob, glorifíquenlo; témanlo, linaje de Israel.
R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado.
LECTOR 2: Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 2, 6-11.

Hermanos: Cristo, siendo Dios, no consideró que debía aferrarse a las


prerrogativas de su condición divina, sino que, por el contrario, se anonadó a sí
mismo, tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres. Así,
hecho uno de ellos, se humilló a sí mismo y por obediencia aceptó incluso la
muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le
otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que, al nombre de Jesús,
todos doblen la rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos, y todos reconozcan
públicamente que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Terminada la segunda lectura, se entonará la aclamación antes del Evangelio, ya sea


salmodiada o cantada por el coro, según la manera acostumbrada en cada ermita. Se
procede a la lectura de la Pasión del Señor, teniendo en cuanta lo que se ha dicho
anteriormente en la lectura del Evangelio de la Entrada Triunfal: Lectura del Evangelio sin
saludar a la asamblea como el sacerdote, sin signar el libro como el sacerdote, pero
signándose el ministro de la Palabra y la asamblea.

En esta proclamación del Evangelio participan:


1. El ministro de la Palabra quien lee las partes de Cristo.
2. Un lector, quien hace el papel de narrador.
3. Un lector que hace el papel de pueblo, sanedrín, sacerdotes, etc.

Aclamación antes del Evangelio

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.


R. Honor y Gloria a ti, Señor Jesús
Cristo se humilló por nosotros y por obediencia aceptó incluso la muerte, y una
muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó el nombre
que está sobre todo nombre.

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.


Pasiòn de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo; 27,11-57

C.- En aquel tiempo, Jesús compareció ante el gobernador, y este le preguntó:

S.-"¿Tú eres el rey de los judíos?".

C.-Él respondió:

+.-"Tú lo dices".
C.- Al ser acusado por los sumos sacerdotes y los ancianos, no respondió nada.
Pilato le dijo:

S.-"¿No oyes todo lo que declaran contra ti?".

C.-Jesús no respondió a ninguna de sus preguntas, y esto dejó muy admirado al


gobernador.
En cada Fiesta, el gobernador acostumbraba a poner en libertad a un preso, a
elección del pueblo. Había entonces uno famoso, llamado Barrabás.
Pilato preguntó al pueblo que estaba reunido:

S.-"¿A quién quieren que ponga en libertad, a Barrabás o a Jesús, llamado el


Mesías?".
C.- Él sabía bien que lo habían entregado por envidia. Mientras estaba sentado en
el tribunal, su mujer le mandó decir:

S.-"No te mezcles en el asunto de ese justo, porque hoy, por su causa, tuve un
sueño que me hizo sufrir mucho".
C.- Mientras tanto, los sumos sacerdotes y los ancianos convencieron a la multitud
que pidiera la libertad de Barrabás y la muerte de Jesús.
Tomando de nuevo la palabra, el gobernador les preguntó:

S.-"¿A cuál de los dos quieren que ponga en libertad?".

C.- Ellos respondieron:

S.- "A Barrabás".

C.-Pilato continuó:

S.- "¿Y qué haré con Jesús, llamado el Mesías?".

C.- Todos respondieron:

S.-"¡Que sea crucificado!".

C.-Él insistió:
S.-"¿Qué mal ha hecho?".

C.- Pero ellos gritaban cada vez más fuerte:

S.-"¡Que sea crucificado!".

C.- Al ver que no se llegaba a nada, sino que aumentaba el tumulto, Pilato hizo
traer agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo:

S.-"Yo soy inocente de esta sangre. Es asunto de ustedes".


C.-Y todo el pueblo respondió:

S.-"Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos".

C.- Entonces, Pilato puso en libertad a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo


hecho azotar, lo entregó para que fuera crucificado.
Los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio y reunieron a toda la
guardia alrededor de él.
Entonces lo desvistieron y le pusieron un manto rojo.
Luego tejieron una corona de espinas y la colocaron sobre su cabeza, pusieron
una caña en su mano derecha y, doblando la rodilla delante de él, se burlaban,
diciendo:

S.- "Salud, rey de los judíos".

C.- Y escupiéndolo, le quitaron la caña y con ella le golpeaban la cabeza.


Después de haberse burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron de nuevo sus
vestiduras y lo llevaron a crucificar.
Al salir, se encontraron con un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo obligaron
a llevar la cruz.
Cuando llegaron al lugar llamado Gólgota, que significa "lugar del Cráneo", le
dieron de beber vino con hiel. Él lo probó, pero no quiso tomarlo.
Después de crucificarlo, los soldados sortearon sus vestiduras y se las
repartieron; y sentándose allí, se quedaron para custodiarlo.
Colocaron sobre su cabeza una inscripción con el motivo de su condena: "Este es
Jesús, el rey de los judíos".
Al mismo tiempo, fueron crucificados con él dos bandidos, uno a su derecha y el
otro a su izquierda.
Los que pasaban, lo insultaban y, moviendo la cabeza, decían:

S.- "Tú, que destruyes el Templo y en tres días lo vuelves a edificar, ¡sálvate a ti
mismo, si eres Hijo de Dios, y baja de la cruz!".

C.- De la misma manera, los sumos sacerdotes, junto con los escribas y los
ancianos, se burlaban, diciendo:
S.- "¡Ha salvado a otros y no puede salvarse a sí mismo! Es rey de Israel: que
baje ahora de la cruz y creeremos en él.
Ha confiado en Dios; que él lo libre ahora si lo ama, ya que él dijo: "Yo soy Hijo
de Dios"".

C.-También lo insultaban los bandidos crucificados con él.


Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, las tinieblas cubrieron toda la región.
Hacia las tres de la tarde, Jesús exclamó en alta voz:

+.- "Elí, Elí, lemá sabactani",

C.- Que significa: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?".
Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron:

S.- "Está llamando a Elías".

C.- En seguida, uno de ellos corrió a tomar una esponja, la empapó en vinagre y,
poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber.
Pero los otros le decían:

S.- "Espera, veamos si Elías viene a salvarlo".

C.- Entonces Jesús, clamando otra vez con voz potente, entregó su espíritu.

(Aquí todos se arrodillan y guardan silencio por unos instantes)

ES IMPORTANTE QUE EL MINISTRO INDIQUE A LA ASAMBLEA QUE


SE TIENEN QUE ARRODILLAR. ES RECOMENDABLE QUE SEA
APROXIMADAMENTE DE 10 SEGUNDOS EL MOMENTO DE SILENCIO.

C.- Inmediatamente, el velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo, la tierra
tembló, las rocas se partieron y las tumbas se abrieron. Muchos cuerpos de santos
que habían muerto resucitaron y, saliendo de las tumbas después que Jesús
resucitó, entraron en la Ciudad santa y se aparecieron a mucha gente.
El centurión y los hombres que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y todo lo
que pasaba, se llenaron de miedo y dijeron:

S.- "¡Verdaderamente, este era Hijo de Dios!".

Palabra del Señor

Gloria a ti, señor Jesùs.


Se guardan unos minutos de silencio (2 ó 3) y se prosigue con la profesión de fe que dirá
toda la asamblea. Lo inicia el ministro de la Palabra.

UN DETALLE QUE HAY QUE CONTEMPLAR ANTES DE INICIAR EL OFICIO, ES


EL DE SABER QUE CREDO REZAN EN LA COMUNIDA; EN CASO DE SER EL
CREDO DE LOS DOCE APÓSTOLES (EL QUE SE ENCUENTRA ESCRITO
ADELANTE), DEBERÁ SER ESTE EL QUE SE RECE EN EL MOMENTO DE LA
PROFESIÓN DE FE; EN CASO CONTRARIO, SE REZA EL CREDO LARGO
(CONCILIO DE CONSTANTINOPLA) QUE ES EL QUE COMÚNMENTE REZAMOS
(EL ESCRITO EN SEGUNDO LUGAR). NO EXISTE NINGÚN OTRO CREDO A
PARTE DE ESTOS DOS, POR LO QUE NECESARIAMENTE TIENE QUE SER UNO
DE ESTOS.

M.P. (CREDO DE CONSTANTINOPLA)


CREO EN UN SÓLO DIOS, PADRE TODOPODEROSO, CREADOR DEL CIELO Y DE
LA TIERRA,
DE TODO LO VISIBLE Y LO INVISIBLE,
CREO EN UN SOLO SEÑOR, JESUCRISTO, HIJO ÚNICO DE DIOS,
NACIDO DEL PADRE ANTES DE TODOS LOS SIGLOS:
DIOS DE DIOS, LUZ DE LUZ, DIOS VERDADERO DE DIOS VERDADERO,
ENGENDRADO, NO CREADO, DE LA MISMA NATURALEZA QUE EL PADRE,
POR QUIEN TODO FUE HECHO;
QUE POR NOSOTROS, LOS HOMBRES
Y POR NUESTRA SALVACIÓN, BAJÓ DEL CIELO,
Y POR OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
SE ENCARNÓ DE MARÍA, LA VIRGEN, Y SE HIZO HOMBRE;
Y POR NUESTRA CAUSA FUE CRUCIFICADO EN TIEMPOS DE PONCIO PILATO,
PADECIÓ Y FUE SEPULTADO Y RESUCITÓ AL TERCER DÍA, SEGÚN LAS
ESCRITURAS,
Y SUBIÓ AL CIELO, Y ESTÁ SENTADO A LA DERECHA DEL PADRE;
Y DE NUEVO VENDRÁ CON GLORIA, PARA JUZGARA A VIVOS Y MUERTOS,
Y SU REINO NO TENDRÁ FIN.
CREO EN EL ESPÍRITU SANTO, SEÑOR Y DADOR DE VIDA,
QUE PROCEDE DEL PADRE Y DEL HIJO, QUE CON EL PADRE Y EL HIJO,
RECIBE UNA MISMA ADORACIÓN Y GLORIA, Y QUE HABLÓ POR LOS
PROFETAS.
CREO EN LA IGLESIA, QUE ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA.
CONFIESO QUE HAY UN SOLO BAUTISMO PARA EL PERDÓN DE LOS
PECADOS.
ESPERO LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS Y LA VIDA DEL MUNDO
FUTURO.
AMÉN.
Inmediatamente después vienen las oraciones de los fieles, las que iniciará el ministro de la
Palabra.

M.P. PARA QUE EN ESTA SEMANA SANTA LA IGLESIA SE PURIFIQUE


PLENAMENTE CON LA SANGRE DE CRISTO...

La asamblea responde:
A. POR LA PASIÓN DE CRISTO, ¡SÁLVANOS, SEÑOR!.

M.P. PARA QUE POR MEDIO DE LA REDENCIÓN DE CRISTO, LLEGUE A


TODOS LOS PUEBLOS LA PAZ Y LA SALVACIÓN...
A…

M.P. PARA QUE TODOS LOS QUE ESTÁN UNIDOS A CRISTO POR
ENFERMEDAD Y LAS PENAS SEOFREZCAN CON VALOR Y FORTALEZA EN
SU PASIÓN.
A…

M.P. PARA QUE TODOS NOSOTROS, POR MEDIO DE LA PASIÓN Y MUERTE


DE JESUCRISTO, LLEGUEMOS A LA GLORIA DE LA RESURRECCIÓN.
A…

Se pueden añadir algunas intenciones libres; terminadas, se pasa al rito de la comunión si


se cuenta con el Santísimo Sacramento, en caso contrario se pasa al rito de la paz.
TERCERA PARTE
RITO DE LA COMUNIÓN

ES IMPORTANTE RECALCAR QUE ESTA PARTE DE LA LITURGIA SOLO PUEDE SER


CELEBRADA POR UNA PERSONA QUE HAYA SIDO NOMBRADA MINISTRO DE LA
EUCARISTÍA. EN ALGUNOS CASOS, LAS COMUNIDADES CUENTAN CON
PERSONAS QUE DESEMPEÑAN ESTE CARGO, POR LO QUE ES RESPONSABILIDAD
DEL COORDINADOR IDENTIFICAR A LA PERSONA Y DE INFORMARLE DE SU
PARTICIPACIÓN EN LA LITURGIA, EN CASO DE QUE NO SE CUENTE CON
MINISTRO DE LA EUCARISTÍA EN LA COMUNIDAD Y EL PÁRROCO HAYA
NOMBRADO A EL MINISTRO DE LA PALABRA COMO MINISTRO DE LA
EXTRAORDINARIO DE LA EUCARISTÍA, SE PODRÁ HACER ESTA PARTE DE LA
LITURGIA; TAMBIÉS ES IMPORTANTE RECALCAR QUE SI NO SE CUENTA CON
HOSTIAS CONSAGRADAS EN LA CAPILLA, NI EL MINISTRO EXTRAORDINARIO DE
LA EUCARISTÍA DE LA COMUNIÓN NI EL ORDINARIO PODRÁN CONSAGRARLAS,
ES NECESARIO QUE EL PÁRROCO MANDE HOSTIAS A LA COMUNIDAD.

Lo que se necesita para la Celebración:


1. El altar dignamente vestido, con sus velas y, de ser posible, que esté decorado con flores.
2. El manual que estás estudiando.

Quiénes la realizan:
1. El ministro extraordinario de la Eucaristía.
2. La comunidad y asamblea reunida.

Cantos a preparar:
1. Hazme un instrumento de tu paz.
2. Altísimo Señor.
3. Corazón Santo.

Cómo realizarlo:
Una vez terminadas la oraciones de los fieles, el ministro extraordinario de la Eucaristía se
acerca al lugar donde está reservado el Santísimo Sacramento, toma el copón, lo deposita
sobre el altar, hace genuflexión, e invita a recitar el Padre Nuestro con las siguientes
palabras:

M.E. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL


SEÑOR, HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE...

M.E. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO, SANTIFICADO SEA TU


NOMBRE; VENGA A NOSOTROS TU REINO; HÁGASE SEÑOR TU VOLUNTAD
EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO. DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA
DÍA; Y PERDONA NUESTRAS OFENSAS, COMO TAMBIÉN NOSOTROS
PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN; NO NOS DEJES CAER EN LA
TENTACIÓN, Y LÍBRANOS DEL MAL.
Terminada la oración del Padre Nuestro, se invita a la asamblea a unirse todos de las manos
y a darse la paz con las siguientes palabras:

M.E. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS CON SU CRUZ,


UNÁMONOS AL DARNOS LA PAZ COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN
REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminado el canto de paz, el ministro extraordinario de la Eucaristía hace genuflexión,


toma la hostia y, sosteniéndola un poco elevada sobre el copón, vuelto hacia el pueblo dice:

M.E. ESTE ES EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO,


DICHOSOS LOS INVITADOS A LA CENA DEL SEÑOR.

La asamblea responde:

A. SEÑOR, NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA, PERO UNA


PALABRA TUYA BASTARÁ PARA
SANARME.

El ministro extraordinario de la Eucaristía comulga diciendo en secreto: "Que el cuerpo de


Cristo me guarde para la vida eterna".

Inmediatamente después, toma el copón, se acerca a los que van a comulgar, presenta a
cada uno la hostia elevándola un poco y diciendo:

M.E. EL CUERPO DE CRISTO.

El que va a comulgar responde "AMEN" y recibe la hostia. Mientras el ministro


extraordinario de la Eucaristía da la comunión, se entonan los siguientes cantos:
ALTÍSIMO SEÑOR y CORAZÓN SANTO.

Terminada la comunión, el ministro extraordinario de la Eucaristía reserva el Santísimo


Sacramento y hace genuflexión.

Se guarda un momento de silencio y dice la siguiente oración teniendo las manos juntas:
M.E. DIOS NUESTRO, QUE LLEVASTE A CABO LA OBRA DE LA REDENCIÓN
HUMANA POR EL MISTERIO PASCUAL DE TU HIJO, CONCÉDENOS QUE, AL
ANUNCIAR LLENOS DE FE SU MUERTE Y RESURRECCIÓN, RECIBAMOS
CADA VEZ CON MAYO ABUNDANCIA LOS FRUTOS DE LA SALVACIÓN.
POR CRISTO NUESTRO SEÑOR.

La asamblea responde:
A. AMÉN.

Terminado el rito de la Comunión se pasa al rito de despedida.

TERCERA PARTE
RITO DE PAZ

(Este rito se realiza en donde NO se dé la comunión).


Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro de la Palabra
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cómo realizarlo:
Una vez que se han terminado las oraciones de los fieles el ministro de la Palabra invita a la
asamblea a darse la paz tomándose todos de las manos y diciendo las siguientes palabras:

M.P. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS EN SU CRUZ, DÉMONOS


LA PAZ COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir "Cordero de Dios"

Terminado el canto de paz, el ministro de la Palabra invita ala asamblea a recitar el Padre
Nuestro con las siguientes palabras:
M.P. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL
SEÑOR, HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE...
M.P. PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO...
CUARTA PARTE
RITO DE DESPEDIDA

Cantos a preparar:
1. Que viva mi Cristo.
2. Tú reinarás.

Cómo realizarlo:
Terminado el rito de la comunión o el rito de la paz, el ministro de la Palabra dirá las
siguientes palabras:

M.P. QUE DIOS, PADRE DE MISERICORDIA, HABIÉNDONOS DADO EL


EJEMPLO DE SU AMOR EN LA PASIÓN DE SU QUERIDO HIJO, NOS
CONCEDA POR NUESTRA ENTREGA A DIOS Y A LOS HOMBRES, LA MEJOR
DE SUS BENDICIONES EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL
ESPÍRITU SANTO.

La asamblea responde:

A. AMÉN.

Se entona el canto QUE VIVA MI CRISTO y salen procesionalmente hacia sus casas en
donde, en su altar, colocarán las palmas benditas.
JUEVES SANTO

PRIMERA PARTE
RITO INTRODUCTORIO

Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
Quienes lo realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida.
2. El ministro de la Palabra.
3. El coro o cantor.
Cantos a preparar:
1. Pueblo de Reyes.
2. Gloria al Señor que reina en el cielo.

Cómo realizarlo:
Se reúne la comunidad en la ermita a la hora indicada, y ya reunidos, el coro o cantor
entona el canto de entrada: PUEBLO DE REYES
Terminando el canto, el ministro de la Palabra se signa y con él toda la asamblea mientras
dice:

M.P. EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO.

La asamblea responde:
A. AMÉN.

Inmediatamente dice a la asamblea:

M.P. HERMANOS: NOS HEMOS REUNIDO EN ESTA TARDE (NOCHE) PARA


VIVIR JUNTOS CON JESÚS LOS MOMENTOS MÁS IMPORTANTES DE SU
OBRA REDENTORA. MEDITAREMOS PROFUNDAMENTE LO QUE EL NOS
DICE CON SU PALABRA Y LO QUE NOS PIDE A CADA UNO DE NOSOTROS.
NOS HA DEJADO JESÚS GRANDES DONES, LOS CUALES MUCHAS VECES
NO HEMOS SABIDO APROVECHAR O LOS HEMOS DESPRECIADO, POR
ESOS, EN SILENCIO, PIDAMOS AL SEÑOR QUE PURIFIQUE NUESTROS
CORAZONES DE TODO PECADO...

Se guardan unos momentos de silencio y después continua el Ministro de la Palabra.

M.P. TU QUE HAS PUESTO LA SALVACIÓN DEL GENERO HUMANO EN EL


ÁRBOL DE LA CRUZ, SEÑOR, TEN PIEDAD.

La asamblea responde
A. SEÑOR, TEN PIEDAD.
M.P. TU QUE PADECISTE POR NOSOTROS PARA QUE SIGAMOS TUS
HUELLAS, CRISTO, TEN PIEDAD.
A. CRISTO, TEN PIEDAD.

M.P. TU QUE, CARGADO CON NUESTROS PECADOS, SUBISTE AL LEÑO


PARA QUE NOSOTROS, MUERTOS AL PECADO, VIVAMOS EN LA JUSTICIA,
SEÑOR, TEN PIEDAD.
A. SEÑOR, TEN PIEDAD.

El ministro de la Palabra y la asamblea dirán a una sola voz:

M.P. DIOS TODO PODEROSO TENGA MISERICORDIA DE NOSOTROS,


PERDONE NUESTROS PECADOS Y NOS LLEVE A LA VIDA ETERNA.
A. AMÉN.

A continuación el coro, el ministro de la Palabra y toda la asamblea entonan el gloria


solemne:
GLORIA AL SEÑOR QUE REINA EN EL CIELO.

Mientras se canta el Gloria solemne se tocan sin cesar las campanas de la ermita o del
templo, las cuales NO volverán a tocarse, sino hasta la Vigilia Pascual. Terminando el
canto de Gloria, se callan las campanas y se sientan todos para iniciar la Liturgia de la
Palabra.

MONITOR.

JESÚS NOS ENTREGA SU CUERPO Y SUS SANGRE EN EL SACRIFICIO


DE LA EUCARISTÍA, PARA QUE NOSOTROS CONTINUEMOS
REALIZÁNDOLO, NO ES UN SACRIFICIO MÁS, ES EL ÚNICO Y VERDADERO
SACRIFICIO, LA ÚNICA Y VERDADERA PASCUA, LA ÚNICA Y DEFINITIVA
ALIANZA, MEDIANTE LA CUAL PROCLAMAMOS LA MUERTE DEL SEÑOR
HASTA QUE EL VUELVA. ESCUCHEMOS CON ATENCIÓN.

Una vez hecha la monición anterior desde un lugar distinto de donde se proclama la
Palabra, se acerca el primer lector para hacer la lectura correspondiente sin decir
"PRIMERA LECTURA", ni leer el pequeño texto que la sintetiza, sino que sólo dirá:
"Lectura del libro de..." e iniciará inmediatamente la lectura del texto bíblico
correspondiente. Esto es para todos los lectores.

Primera Lectura
Lectura del libro del Éxodo 12, 1-8.11-14.

En aquellos días, el Señor dijo a Moisés y a Aarón en Egipto: «Este mes


será para ustedes el más importante de todos, será el primer mes del año. Digan a
toda la asamblea de Israel: “Que el día décimo de este mes prepare cada uno un
cordero por familia, uno por casa. Si la familia es demasiado pequeña para
comerlo entero, que invite a cenar en su casa a su vecino más próximo, según el
número de personas y la porción de cordero que cada cual pueda comer. Será un
animal sin defecto, macho, de un año; podrá ser cordero o cabrito.
Lo guardarán hasta el día catorce de este mes, y toda la comunidad de
Israel lo inmolará al atardecer. Luego rociarán con la sangre el marco de la puerta
en las casas donde vayan a comerlo. Lo comerán esa noche asado al fuego, con
panes sin levadura y hierbas amargas. Y lo comerán así: el cinturón puesto, los
pies calzados, bastón en mano y a toda prisa, porque es la pascua del Señor.

Esa noche pasaré yo por el país de Egipto y mataré a todos sus


primogénitos, tanto de los hombres como de los animales. Así ejecutaré mi
sentencia contra todos los dioses de Egipto. Yo, el Señor. La sangre servirá de
señal en las casas donde estén; al ver yo la sangre, pasaré de largo y, cuando yo
castigue a Egipto, la plaga exterminadora no los alcanzará cuando hiera yo a
Egipto.

Este día lo recordarán siempre y lo celebrarán como fiesta del Señor,


institución perpetua para todas las generaciones”».
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

La asamblea, una vez que ha terminado la lectura, responde de la manera acostumbrada.


Terminada la lectura de la Palabra, el salmista se acercará al lugar de la proclamación de la
Palabra para salmodiar el salmo correspondiente, pero sin anunciar "SALMO
RESPONSORIAL", sino que salmodiará la parte que le corresponde y la asamblea
responderá de la misma manera.

Salmo Responsorial
Sal 115, 12-13.15-16bc.17-18

Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.


R. Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

¿Cómo le pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Levantaré el cáliz de


la salvación, invocando su nombre.
R. Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

El Señor siente profundamente la muerte de sus fieles. Señor, yo soy tu


siervo, hijo de tu esclava; rompiste mis ataduras.
R.Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

Te ofreceré un sacrificio de acción de gracias invocando tu nombre; cumpliré


mis promesas al Señor en presencia de todo el pueblo.
Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
Segunda Lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 11, 23-26

Hermanos: Por lo que a mí toca, del Señor recibí la tradición que les he
transmitido, a saber, que Jesús, el Señor, la noche en que iba a ser entregado,
tomó pan y, después de dar gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi cuerpo entregado
por ustedes; hagan esto en memoria mía».

Igualmente, después de cenar, tomó el cáliz y dijo: «Este cáliz es la nueva


alianza sellada con mi sangre; cuantas veces beban de él, háganlo en memoria
mía».

Así pues, siempre que coman de este pan y beban de este cáliz, anuncian
la muerte del Señor hasta que él venga.
Palabra de Dios. R. Te Alabamos Señor.

Terminada la segunda lectura, se entonará la aclamación antes del Evangelio, ya sea


salmodiada o cantada por el coro, según la manera acostumbrada en cada ermita. Se
procede a la lectura del Evangelio, sin saludar a la asamblea como el sacerdote, sin signar el
libro como el sacerdote, pero signándose el ministro de la Palabra y la asamblea.

Aclamación antes del Evangelio

R.Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor: que se amen unos a otros
como yo los he amado.

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.


Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Juan 13, 1-15

Era la víspera de la fiesta de la pascua. Jesús sabía que le había llegado la hora
de dejar este mundo para ir al Padre. Y él, que había amado a los suyos, que
estaban en el mundo, llevó su amor hasta el final. Estaban cenando y ya el diablo
había convencido a Judas Iscariote, hijo de Simón, para que entregara a Jesús.
Entonces Jesús, sabiendo que el Padre le había entregado todo, y que de Dios
había venido y a Dios regresaba, se levantó de la mesa, se quitó el manto, tomó
una toalla y se la colocó en la cintura.

Después echó agua en una palangana y comenzó a lavar los pies de los
discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba a la cintura. Cuando llegó a
Simón Pedro, éste se resistió: «Señor, ¿cómo vas a lavarme tú a mí los pies?»
Jesús le contestó: «Lo que estoy haciendo, tú no lo puedes comprender ahora; lo
comprenderás después». Pedro insistió: «Jamás permitiré que me laves los pies».
Entonces Jesús le contestó: «Si no te lavo los pies, no tendrás nada que ver
conmigo». Simón Pedro reaccionó diciendo: «Señor, no sólo los pies; lávame
también las manos y la cabeza».

Pero Jesús le dijo: «El que se ha bañado sólo necesita lavarse los pies,
porque está completamente limpio; y ustedes están limpios, aunque no todos».
Sabía muy bien Jesús quién lo iba a entregar; por eso dijo: “No todos están
limpios”.

Después de lavarles los pies, se puso de nuevo el manto, volvió a sentarse


a la mesa y dijo: «¿Comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me
llaman Maestro y Señor, y tienen razón, porque efectivamente lo soy. Pues bien, si
yo, que soy el Maestro y el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben
hacer lo mismo unos con otros. Les he dado ejemplo, para que hagan lo mismo
que yo he hecho con ustedes».
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Se guardan unos momentos de silencio y el ministro de la Palabra se dirige a la asamblea


desarrollando las siguientes
ideas:

1. Jesucristo, el Señor nos deja la Eucaristía para que nosotros podamos conocerle,
adorarle, alimentarnos de Él y alcancemos la salvación que nos ofrece.
2. La Eucaristía se continúa gracias al Orden Sacerdotal: Haced esto en conmemoración
mía.
3. Nos da el Señor un mandamiento de amor y de servicio para con todos los hermanos
(lavatorio de los pies) viviendo profundamente la caridad.

Terminada la reflexión se hace el lavatorio de los pies.


LAVATORIO DE PIES

Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
2. Abundante agua y jabón.
3. Toallas para secar los pies.

Quiénes lo realizan:
1. El patrón, mayordomo o presidente de la ermita.
2. Doce varones de la comunidad (adultos) que sirvan de apóstoles y que sean escogidos
por el equipo de servicio litúrgico.
3. La comunidad o asamblea reunida.
4. El coro.

Cantos a preparar:

 YO NO SOY NADA

ES MUY IMPORTANTE QUE LOS APÓSTOLES SEAN ADULTOS, SIN EMBARGO,


SUELE PASAR QUE EN MUCHAS DE LAS COMUNIDADES NO SE LLEGAN A
COMPLETAR LOS DOCE APÓSTOLES ADULTOS, EN ESTE CASO SE SUGIERE
QUE SE COMPLEMENTEN CON JÓVENES O EN SU DEFECTO, SOLAMENTE
NIÑOS, PERO NO HAY QUE COMPLETAR O COMBINAR ADULTOS CON NIÑOS.
PARA ESTA PARTE DE LA LITURGIA, EL MINISTRO DE LA PALABRA O
EXTRAORDINARIO DE LA EUCARISTÍA ES QUIEN LO REALIZA,
INDEPENDIENTEMENTE DE SI HAY O NO MINISTRO DE LA EUCARISTÍA EN LA
COMUNIDAD.

Cómo realizarlo:

En un lugar visible, se colocan los doce varones designados para servir como apóstoles y el
que va a realizar el lavatorio. El Ministro de la Palabra, moja el pie, unta un poco de jabón
(en símbolo del perfume que usaban los judíos), lo enjuaga, lo seca, y finalmente lo besa.
Repetirá los mismos pasos con cada uno de los apóstoles.
Hay que realizar este signo con mucha humildad, recordando que es un mandato del señor.

EL RESTO DEL EQUIPO DEBE ESTAR AL LADO DEL MINISTRO PARA


ACERCARLE LOS UTENSILIOS NECESARIOS; ESTO ES CON EL FIN DE QUE EL
MINISTRO SE DEDIQUE EXCLUSIVAMENTE AL LAVATORIO, ADEMÁS DE
HACERLO DE MANERA MÁS ÁGIL.

Mientras se hace el lavatorio de los pies el coro y la asamblea cantan:


YO NO SOY NADA

Terminando el lavatorio de los pies, se hacen las oraciones de los fieles.


M.P. PARA QUE LA IGLESIA PERMANEZCA EN CONSTANTE ADORACIÓN
DE CRISTO EUCARISTÍA Y ASÍ BROTEN ACTITUDES DE SERVICIO EN LA
CARIDAD.
A. TE LO PEDIMOS, SEÑOR.

M.P. PARA QUE NUESTROS GOBERNANTES DESCUBRAN QUE EN EL


SERVICIO Y EN EL AMOR SE HACE POSIBLE LA PAZ ...
A. TE LO PEDIMOS, SEÑOR.

M.P. PARA QUE LOS POBRES, ENFERMOS Y NECESITADOS ENCUENTREN


FORTALEZA EN CRISTO Y TAMBIÉN VIVAN EN EL SERVICIO A SUS
HERMANOS ...
A. TE LO PEDIMOS, SEÑOR.

M.P. PARA QUE TODOS NOSOTROS SIGAMOS EL EJEMPLO DEL SEÑOR Y


VIVAMOSPROFUNDAMENTE EL MANDAMIENTO DEL AMOR ...
A. TE LO PEDIMOS, SEÑOR.

Se pueden añadir algunas intenciones libres.

Terminada la oración de los fieles, NO SE DICE EL CREDO, y se pasa al rito de


comunión, si se cuenta con el Santísimo Sacramento, de caso contrario se pasa al rito de
paz.
TERCERA PARTE
RITO DE LA COMUNIÓN

(Este rito se realizará solamente donde se tenga la reserva del Santísimo Sacramento)

Lo que se necesita para la Celebración:


1. El Altar dignamente vestido, con sus velas y, de ser posible, que esté decorado con
flores.
2. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro extraordinario de la Eucaristía.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. Señor, ¿ a quién iremos ?.
2. Es mi cuerpo, tomad y comed.

Cómo realizarlo:
Una vez terminadas las oraciones de los fieles, el ministro extraordinario de la Eucaristía se
acerca al lugar donde está reservado el Santísimo Sacramento, toma el copón, lo deposita
sobre el altar, hace genuflexión, e invita a recitar el Padre nuestro con las siguientes
palabras:

M.E. ANTES DE PARTICIPAR EN EL BANQUETE DE LA EUCARISTÍA, SIGNO


DE RECONCILIACIÓN Y VÍNCULO DE UNIÓN FRATERNA, OREMOS
JUNTOS COMO EL SEÑOR NOS HA ENSEÑADO.

M.E. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…

Terminada la oración del Padre Nuestro, se invita a la asamblea a unirse todos de las manos
y a darse la paz con las siguientes palabras:

M.E. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS CON SU CRUZ,


UNÁMONOS AL DARNOS LA PAZ, COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN
REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminando el canto de paz, el ministro extraordinario de la Eucaristía hace genuflexión,


toma la hostia y sosteniéndola un poco elevada sobre el copón, vuelto hacia el pueblo dice:
M.E. ESTE ES EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO,
DICHOSOS LOS INVITADOS A LA CENA DEL SEÑOR.

La asamblea responde:
A. SEÑOR, NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA, PERO UNA
PALABRA TUYA BASTARÁ PARA SANARME.

El ministro extraordinario de la Eucaristía comulga diciendo en secreto: "Que el cuerpo de


Cristo me guarde para la vida eterna".

Inmediatamente después, toma el copón, se acerca a los que van a comulgar, presenta a
cada uno la hostia elevándola un
poco y diciendo:

M.E. EL CUERPO DE CRISTO.


El que va a comulgar responde "AMEN" y recibe la hostia. Mientras el ministro de la
Eucaristía da la comunión, se entonan los siguientes cantos: SEÑOR ¿A QUIEN IREMOS?
y ES MI CUERPO TOMAD Y COMED.

Terminada la comunión el ministro extraordinario de la Eucaristía NO reserva el Santísimo


Sacramento, lo deposita en el Altar, hace genuflexión. Se guarda un momento de silencio y
dice la siguiente oración, teniendo las manos juntas:

M.E. DIOS NUESTRO, QUE LLEVASTE A CABO LA OBRA DE LA REDENCIÓN


HUMANA POR EL MISTERIO PASCUAL DE TU HIJO, CONCÉDENOS QUE, AL
ANUNCIAR LLENOS DE FE SU MUERTE Y RESURRECCIÓN, RECIBAMOS
CADA VEZ CON MAYOR ABUNDANCIA LOS FRUTOS DE LA SALVACIÓN ...
POR CRISTO NUESTRO SEÑOR ...
A. AMÉN.

TERMINADO EL RITO DE LA COMUNIÓN, SI SE CUENTA CON EL SANTÍSIMO


SACRAMENTO SE PASARIA AL RITO DE LA TRASLACIÓN DEL SANTISIMO
SACRAMENTO, EN CASO CONTRARIO SE CONTINUA CON EL RITO DE PAZ.
RITO DE PAZ

(Se realizarán en caso de no contar con el Sagrado Sacramento de la Comunión)

Cómo realizarlo:
Una vez que se ha terminado las oraciones de los fieles el ministro de la Palabra invita a la
asamblea a darse la paz tomándose de las manos y diciendo las siguientes palabras:

M.P. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS EN SU CRUZ, DÉMONOS


LA PAZ COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminando el canto de paz, el ministro de la Palabra invita a la asamblea a recitar el Padre


nuestro con las siguientes palabras:

M.P.
PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL SEÑOR
HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE....

M.P. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…

Terminado el rito de la Paz, el ministro de la Palabra dirá las siguientes palabras:

M.P. QUE DIOS, PADRE DE MISERICORDIA, HABIÉNDONOS DADO EL


EJEMPLO DE SU AMOR EN LA PASIÓN DE SU QUERIDO HIJO, NOS
CONCEDA POR NUESTRA ENTREGA A DIOS Y A LOS HOMBRES, LA MEJOR
DE SUS BENDICIONES EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL
ESPÍRITU SANTO.
A. AMÉN

Se entona el canto: TE DOY GRACIAS JESÚS.


CUARTA PARTE
TRASLACIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Lo que se necesita:
1. Un MONUMENTO para trasladar a él al Santísimo Sacramento, adornado con FLORES
NATURALES.
2. Incensario o Sahumerio.
3. Incienso o Estoraque.
4. Dos cirios o candelas
5. El manual que estás estudiando
Quiénes lo realizan:
1. El ministro extraordinario de la Eucaristía.
2. La comunidad o asamblea reunida.
3. Los que llevan los cirios o candelas.
4. Quien lleva el incensario o Sahumerio.
5. El coro o cantor.
Cantos a preparar:
1. Cantemos al amor de los amores.
2. Altísimo Señor
3. Bendito, Bendito, Bendito sea Dios.

Cómo realizarlo:
Terminada la oración después de la Comunión, el ministro extraordinario de la Eucaristía,
tomando reverentemente al Santísimo y junto a él dos personas con los cirios o candelas,
sale procesionalmente a lo largo de la capilla.

Se forma la procesión por detrás del Santísimo Sacramento y se acompaña a depositarlo en


el monumento, mientras se hace esto, se entonan los siguientes cantos: CANTEMOS AL
AMOR DE LOS AMORES, ALTÍSIMO SEÑOR Y BENDITO, BENDITO, BENDITO
SEA DIOS.

Una vez que se ha depositado en el monumento el Santísimo Sacramento, el ministro


extraordinario de la Eucaristía lo inciensa o sahuma tres veces, y terminado el canto,
durante algunos momentos se adora.

Es recomendable que a lo largo de toda la noche haya ADORACIÓN del Santísimo,


teniendo en cuenta que pasada la media noche deberá hacerse sin solemnidad.
VIERNES SANTO

NO HAY QUE OLVIDAR QUE ESTE DÍA, MAS QUE SER UN DÍA DE LUTO, ES UN
DÍA DE GUARDA, DE RECOGIMIENTO EN ESPERA DE LA RESURRECCIÓN DE
NUESTRO SEÑOR JESÚS. ES INDISPENSABLE EL AYUNO EN ESTE DIA,
ADEMÁS DE VESTIR DE NEGRO EN SEÑAL DE ESA RESERVA QUE TENEMOS
EN NUESTRO CORAZÓN.
EL COORDINADOR DEBERÁ BUSCAR EN ESTE DÍA UN MOMENTO PARA
REALIZAR UNA REFLEXIÓN FUERTE CON SUS MUCHACHOS, DE MANERA
QUE SE HAGAN CONSCIENTES DEL SIGNIFICADO DE ESTE DÍA, RECALCANDO
LA IMPORTANCIA DE QUE “SI EL GRANO DE TRIGO NO MUERE, SOLO
QUEDARÁ”.
PARA EL VIACRUSIS EL EQUIPO DEBERÁ BUSCAR LA PARTICIPACIÓN DE
LA GENTE DE LA COMUNIDAD, ESPECIALMENTE DE LOS JÓVENES,
INVITÁNDOLOS A PONER SU ALTAR A LO LARGO DE LAS ESTACIONES
DEL VIACRUCIS, ADEMÁS DE REPRESENTAR CADA UNO DE ESTAS CON
SUS PERSONAJES PRINCIPALES (JESÚS, MARÍA, EL CIRINEO, LAS
MUJERES PIADOSAS, EL AZOTADOR, ETC.), ADEMÁS DE UNA CRUZ DE
TAMAÑO REAL QUE SE UTILIZARÁ PARA LA ADORACIÓN DESPUÉS DEL
VÍA CRUCIS.

REALIZACIÓN DEL VIA CRUCIS

Lo que se necesita:
1.- El manual que estás estudiando
Quienes lo realizan:
1.- El ministro de la Palabra
2.- Los personajes del mismo
3.- La comunidad reunida
Como realizarlo:
Previamente habiéndose organizado con la comunidad y habiendo repartido las
estaciones en la misma, se cita a la comunidad en un punto(Cabe mencionar que debemos
preguntar a la comunidad si tienen ya una forma de realizarlo, si es así nos adecuamos a
ellos de no ser así se les orienta como hacerlo tratando de que los miembros de la
comunidad sean quienes se comprometan a la realización) y de ahí se inicia el camino del
vía crucis escenificando en cada estación lo que representa.
Saludo inicia.
EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO,
AMÉN.
Acto de Contrición
JESUCRISTO, MI DIOS Y MI SALVADOR: YO ME ARREPIENTO DE CORAZÓN DE
TODOS LOS PECADOS QUE
HE COMETIDO, PORQUE CON ELLOS OFENDÍ A UN DIOS TAN BUENO.
PROPONGO FIRMEMENTE NO
VOLVER A PECAR, CONFÍO EN QUE ME PERDONARÁS MIS CULPAS Y ME
LLEVARÁS A LA VIDA ETERNA,
PORQUE ERES BUENO. AMÉN.
Oración preparatoria
SEÑOR MÍO JESUCRISTO QUE NOS INVITAS A TOMAR LA CRUZ Y SEGUIRTE,
CAMINANDO TÚ DELANTE
PARA DARNOS EJEMPLO: DANOS TU LUZ Y TU GRACIA AL MEDITAR EN ESTE
VÍA CRUCIS TUS PASOS
PARA SABER Y QUERER SEGUIRTE. MADRE DOLOROSA: INSPÍRANOS LOS
SENTIMIENTOS DE AMOR
CONQUE ACOMPAÑASTE EN ESTE CAMINO DE AMARGURA A TU DIVINO
HIJO. AMÉN.

M.P. Hermanos estamos aquí reunidos para recordar los grandes sufrimientos que Cristo
soportó para salvarnos. Un día Cristo dijo: “No existe amor más grande que dar la vida por
los amigos” (Jn 15,13.)

Sufriendo y muriendo en la Cruz, Jesús nos dio la prueba más grande de su amor.
Recorriendo estas estaciones del VIA CRUCIS, iremos meditando sobre nuestros pecados,
que fueron la causa de la muerte de Cristo, y al mismo tiempo nos preguntaremos: ¿Qué
hacemos para que la sangre de Cristo no sea desperdiciada? ¿Cuánta gente hay todavía que
no conoce a Cristo y no lo ama? ¿Qué puedo hacer yo para que se acerquen mas a Jesús,
que sufrió tanto para salvarnos?.

I JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

M.P. Ya el profeta Isaías lo había anunciado:


C ¿Quién podrá creer esta noticia? No tenia ni gracia ni belleza para que nos fijáramos en
él.
Despreciado y tenido como la basura de los hombres, hombre de dolores y familiarizado
con el sufrimiento. Ha sido tratado como culpable a causa de nuestras rebeldías y aplastado
por nuestros pecados.
El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus llagas hemos sido sanados. Sin embrago,
eran nuestras dolencias las que él llevaba, eran nuestros dolores los que le pesaban. FUE
DETENIDO Y ENJUICIADO injustamente y herido de muerte por los crímenes de su
pueblo (Is 53,1-8)
M.P. Nosotros somos aquel pueblo por el que Cristo fue condenado a muerte. Cristo
aceptó ser NUESTRO REPRESENTANTE delante del Padre y pagar por nuestros pecados.
La condena de Pilato tenía que recaer sobre cada uno de nosotros.

(Se reflexiona en silencio: se recomiendo no sea mayor de 10 segundos)

M.P. OREMOS
Señor Jesús, gracias por habernos amado tanto. Ten piedad de nosotros. Ayúdanos a
conocer nuestros pecados, que han sido la causa de tu condenación a tu muerte.

M.P. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

AS. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

(enseguida se continua camino a la siguiente estación, se entona un canto, puede ser


Perdón oh Dios mío, Perdona a tu pueblo señor)

II JESÚS CARGA LA CRUZ Y SE DIRIGE AL CALVARIO

M.P Después de la condena le entregan a Cristo una cruz y empieza su largo y penoso
camino hacia el Calvario, lugar donde será crucificado.
Detengámonos y pensemos: Si Cristo hizo tanto por nosotros, ¿Es justo que nosotros
sigamos diciendo que estamos ocupados y no tenemos tiempo para conocer más a Cristo y
seguirlo de veras? ¿Por qué nos espanta tanto el sufrimiento, si nuestro Maestro llego a dar
la vida por nosotros?

C Si alguno quiere seguirme, olvídese de sí mismo, tome su cruz y sígueme. Porque si


alguno quiere salvar su vida, la perderá; en cambio, si pierde la vida por mi y por el
Evangelio, la salvará. ¿De que sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde su vida? O,
¿Qué puede ganar el hombre a cambio de su vida .
Yo les digo: Si alguno se avergüenza de mí y de mis palabras en medio de esta gente
adúltera y pecadora, también el Hijo del Hombre se avergonzará de él, cuando venga en la
gloria del Padre, rodeado de sus santos ángeles.(Mc 8,34-38)
(reflexión en silencio)
M.P. Señor Jesús, concédenos llevar nuestra cruz con fidelidad hasta la muerte.

M.P. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo


III JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ

M.P. Cristo no puede seguir adelante, cargando con la cruz por mucho rato. Ya se acabaron
sus fuerzas: la agonía en el Getsemanì, la noche pasada entre los insultos de los jefes del
pueblo, la flagelación y la coronación de espinas, lo han destruido, y cae agotado.
Los soldados se le acercan y le pegan sin compasión. Jesús reúne todas sus fuerzas, se
levanta otra vez y sigue su camino, sin decir una palabra. Escuchemos al profeta Isaías:

C He ofrecido mi espalda a los que me golpeaban, y mis mejillas a los que me jalaban la
barba, y no oculté mi rostro ante las injurias y salivazos. Puse mi cara dura como piedra (Is
50,6-7)
(reflexión en silencio)
M.P. OREMOS
Señor Jesús, enséñanos a sufrir. Que no nos desanimemos en la puerta. Danos la
fuerza para levantarnos, cuando caemos en el pecado.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

IV JESÚS ENCUENTRA A SU MADRE

M.P. Ya se lo había anunciado el anciano Simeón, cuando María presentó al niño Jesús al
templo:

C Simeón lo bendijo, y después dijo a María, su Madre: Mira , este niño debe ser causa
tanto de caída como de resurrección para la gente de Israel. Será puesto como bandera, de
modo que a Él lo atacarán y a ti misma una espada te atravesará el corazón (Lc 2,34-35)

M.P. Al ver a Jesús cargando la cruz y lleno de sangre, entre los insultos de la gente, María
siente en su corazón un profundo dolor y se acuerda de la profecía de Simeón. Conociendo
las Escrituras, María sabe mediante el sufrimiento, Cristo nos va a salvar. Por eso se une
íntimamente al sacrificio de su Hijo, sufriendo con el por nuestra salvación.
(reflexión en silencio)
M.P. OREMOS
Oh, María, madre de Jesús y madre nuestra, enséñanos a sufrir con Jesús por la salvación
del mundo entero.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo


V EL CIRINEO AYUDA A JESÚS A LLEVAR LA CRUZ

M.P. Jesús ya no puede seguir con la cruz, está tan acabado. Entonces, los soldados
obligan a un hombre de Cirene para que ayude a Jesús a llevar la Cruz. Es un ejemplo para
nosotros. También nosotros tenemos que ayudar a Jesús para que su sangre no sea inútil
para nuestros hermanos. Todavía hay muchos que no conocen a Cristo; nosotros tenemos
que preocuparnos por ellos y hacer algo. Acordémonos de las palabras de Cristo:

C La cosecha es abundante, pero los obreros son pocos; por eso rueguen al Dueño de la
cosecha que envíe obreros a su cosecha. Vayan, los envió como corderos en medio de lobos
(Lc 10, 2-3)

M.P. Pidamos a Dios continuamente para que envié más misioneros y catequistas su
Iglesia, que tengan el valor de predicar el mensaje de Cristo con fe y sin miedo,
convencidos de que sólo mediante la entrega y el sufrimiento se ayuda a Cristo en su obra
de salvación (reflexión en silencio)

M.P. OREMOS
Señor Jesús, perdónanos si muchas veces no te hemos ayudado a llevar la cruz.
Tal vez por culpa nuestra muchos se echaron a perder. Ayúdanos a vivir el compromiso que
tomamos el día de la Confirmación, de ser soldados tuyos en el mundo.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

VI LA VERÓNICA ENJUGA EL ROSTRO DE JESÚS

M.P. Mientras Jesús trata de seguir adelante, una mujer se le acerca y le enjuga el rostro
con una toalla, quedando en ella la imagen de su cara. Cada cristiano tiene que imitar a la
Verónica, procurando transformar su misma vida en la imagen de Cristo. Escuchemos a
San Pablo:

C Hagan morir lo que les queda de vida terrenal, es decir, relaciones sexuales impuras,
cosas prohibidas, pasión desordenada, malos deseos y esa codicia que es una manera de
servir a los ídolos. Ustedes se despojaron del hombre viejo y de su manera de vivir para
revestirse del hombre nuevo, que se va siempre renovando y progresando hacia el
conocimiento verdadero, conforme a la imagen de Dios, su Creador (Col 3, 5-10)
(reflexión en silencio)
M.P. OREMOS
Señor Jesús, graba en nuestros corazones la imagen de tu rostro. Que nunca nos olvidemos
de ti.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo


VII JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ

M.P. Nuestras recaídas en el pecado fueron la causa de las numerosas caídas de Jesús en su
doloroso camino hacia el Calvario. Es necesario que tomemos en serio nuestro compromiso
cristiano, recordando que hemos sido salvados por la sangre de Cristo, el Hijo de Dios.

C Como hijos obedientes, no vivan más como en el tiempo anterior, cuando todavía
ignoraban y se guiaban por sus pasiones. El que los llamó a ustedes, es santo; y también
ustedes han de ser santos en toda su conducta, según dice la Escritura: Ustedes serán santos
porque yo lo soy. No olviden que han sido liberados de la vida inútil que llevaban antes,
imitando a sus padres, no mediante un rescate material de oro y plata, sino con la sangre
preciosa del Cordero sin mancha ni defecto. Ámense unos a otros de todo corazón, ya que
nacieron a otra vida que no viene de hombres mortales; ustedes ahora viven por la palabra
eterna del Dios que vive y permanece. Esta es la Buena Nueva, que llegó a ustedes (1 Pe 1,
14-16.18-19. 22-23.25) (reflexión en silencio)

M.P Señor Jesús, perdónanos por nuestras recaídas en el pecado. Danos la fuerza de tu
Espíritu, para que podamos resistir a los ataques del demonio.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

VIII JESÚS HABLA A LAS PIADOSAS MUJERES

C Lo seguía muchísima gente, especialmente las mujeres que se golpeaban el pecho y se


lamentaban por Él. Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloren por
mi. Lloren más bien por ustedes mismas y por sus hijos. Por que va a llegar el día en que se
dirá: Felices las mujeres que no dieron a luz ni amamantaron. Entonces se dirá: ¡Ojalà que
las lomas nos ocultaran! Por que si así tratan al árbol verde, ¿qué no harán con el seco? (Lc
23,27-31)

M.P. Ahora Jesús nos dirige las mismas palabras: No lloren por mi, yo ya hice todo lo que
pude para salvarlos. Lloren más bien por ustedes mismos. Porque, si no se arrepienten de
veras y no dejan el pecado de una vez, recibirán tremendos castigos, como les pasó a los
habitantes de Jerusalén, por no haber hecho caso a mis palabras. Y sufrirán aún más, porque
se tratará de un castigo eterno. (reflexión en silencio)

M.P. OREMOS
Señor Jesús, concédenos un verdadero arrepentimiento de nuestros pecados y un firme
propósito de no volver a pecar.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo


IX JESÚS CAE POR TERCERA VEZ

M.P. A pesar de hacer todo el esfuerzo posible para seguir adelante, Jesús ya no aguanta y
cae por tercera vez. Así es cuando uno es débil. Así pasa con nosotros, cuando volvemos a
caer en el pecado. Es necesario que Dios mismo intervenga en nuestra vida, purificándonos
del pecado y dándonos un nuevo corazón. Escuchemos al profeta Ezequiel:

C Derramaré sobre ustedes agua purificada y serán purificados. Los purificaré de toda
mancha y de todos sus ídolos. Les daré un corazón nuevo. Y pondré dentro de ustedes un
espíritu nuevo. Les quitaré el cuerpo el corazón de piedra, y les pondré un corazón de
carne. Infundiré mi espíritu dentro de ustedes, para que vivan según mis mandamientos y
respeten mis órdenes (Ez 36,25-27)

M.P. Si seguimos pecando, es que no hemos tenido fe suficiente en las promesas de


nuestro Padre Dios. Pidámosle a Dios que aumente nuestra fe y cumpla en nosotros su
promesa. (reflexión en silencia)

M.P. OREMOS
Oh, Padre Celestial, en el nombre de Jesús, te pedimos que nos quites de una vez este
corazón de piedra y nos concedas un corazón de carne que te sepa amar de veras a Ti y a
los hermanos.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

X JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS

M.P Llegados al lugar de la ejecución, le quitan las vestiduras a Jesús.

C Yo soy un gusano, y ya no un hombre; vergüenza de los hombres y basura del pueblo.


Mis huesos se han descoyuntado, mi corazón se derrite como cera. Se reparten entre si mis
vestiduras y mi túnica se juegan a los dados (Sal 22,7.15-19)

M.P. Mientras Jesús es despojado de las vestiduras, nosotros seguimos teniendo nuestro
corazón apegado al dinero y a los honores. Se ve que no hemos entendido nada del mensaje
de Cristo. Es necesario que de una vez tomemos una decisión clara: o con Cristo o contra
Cristo, ya que es imposible servir a dos amos. (reflexión en silencio)

M.P. OREMOS
Señor Jesús, ayúdanos a despojarnos de nuestras malas costumbres.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo


XI JESÚS ES CRUCIFICADO

M.P. Empezando su predicación, Jesús había dicho:

C Así como Moisés levanto la serpiente de bronce en el desierto, así también es necesario
que el Hijo del Hombre sea levantado en alto, para que todo que crea en Él tenga la vida
eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que les dio su Hijo único, para que todo el crea en
Él, no se pierda, sino que tenga la vida eterna (Jn 3,14-16)

M.P. ¿Cuánta gente hay todavía en el mundo que no conoce este amor de Dios?¿Qué estoy
haciendo yo para que la Sangre de Cristo no sea inútil para mí y para mis hermanos?
(reflexión en silencio)
M.P. OREMOS
Señor Jesús, ayúdanos a ser testigos en el mundo. Que todos los hombres conozcan
tu amor y se acerquen a Ti.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

XII JESÚS MUERE EN LA CRUZ

M.P. Después de tres horas de penosísima agonía, Jesús muere, entre los insultos y las
burlas del pueblo. Es el nuevo Cordero Pascual. En su sangre se establece el nuevo
Compromiso, o Alianza, entre Dios y el nuevo pueblo de Israel, representado por María,
San Juan y unas cuantas mujeres. Es el momento más importante de toda la historia de la
humanidad. Alabemos a Cristo y démosle gracias por el grande amor que nos ha
manifestado.

C Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos, porque fuiste degollado y por tu sangre
compraste para Dios, hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos
para nuestro Dios un reino de sacerdotes que reina sobre la tierra. Digno es el Cordero que
ha sido degollado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fuerza y el honor, la
gloria y la alabanza. (Ap. 9,10-12) ( reflexión en silencio)

M.P. OREMOS
Gracias oh Señor Jesús, por habernos amado tanto. Que nunca nos cansemos de
alabarte y bendecirte.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo


XII BAJAN A JESÚS DE LA CRUZ

C Vinieron entonces los soldados y les quebraron las piernas a los que estaban
crucificados para después retirarlos. Al llegar a Jesús vieron que ya estaba muerto. Así que
no le quebraron las piernas, si no que uno de los soldados le abrió el costado de una lanza y
al instante salió sangre y agua. El que lo vio lo declara para ayudarles en su fe, y su
testimonio es verdadero. El mismo sabe que dice verdad. Esto sucedió para que se cumpla
la Escritura que dice: “No le quebrarán un solo hueso”, y en otra dice: “Contemplaran al
que traspasaron” (Jn 19,32-37)

M.P. ¿Qué mas hubiera podido hacer Jesús por nosotros, y no lo hizo?. “Contemplaran al
que traspasaron”, dice San Juan, concluyendo el relato de la Pasión de Cristo. Es lo que
nosotros estamos tratando de hacer: contemplar, meditar, pensar seriamente en Cristo,
muerto por nosotros. En realidad, sabemos que “en ningún otro se encuentra la salvación,
ya que no se ha dado a los hombres sobre la tierra otro hombre por el cual podamos ser
salvados (Hch 4, 12) ( reflexión en silencio)

M.P OREMOS
Señor Jesús, reconocemos que Tú eres el único Salvador y Señor. Que nunca nos
olvidemos de Ti.

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos

AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo

XIV JESÚS ES SEPULTADO

M.P. Después de haberlo bajado de la cruz, lo llevaron al sepulcro. He aquí el ejemplo más
grande de la humillación. Escuchemos a San Pablo:

C Tengan un mismo amor, un mismo espíritu, un único sentir y no hagan nada por
rivalidad o por orgullo. Al contrario, que cada uno, humildemente, estime a los otros como
superiores a sí mismo. No busque nadie sus propios intereses, sino más bien, el beneficio
de los demás. Tengan entre ustedes los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús: Él, que
era de condición divina, no se aferró celoso a su igualdad con Dios. Sino que se aniquiló a
sí mismo tomando la condición de siervo, se humillo, obedeciendo hasta la muerte, y
muerte en una cruz (Fil. 2,2-8)

M.P. Aquí vemos todo lo contrario de la actitud de Adán y Eva, nuestros padres en la
desobediencia. Siendo hombres, quisieron ser iguales a Dios. Jesús, siendo Dios se hizo
igual a nosotros, para salvarnos. El silencio del sepulcro tiene mucho que enseñarnos.
(reflexión en silencio)
M.P. OREMOS
Señor Jesús, enséñanos a ser humildes. Que nunca busquemos los honores de este mundo

M.P Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos


AS. Que por tu santa cruz redimiste al mundo
Oración final
SEÑOR, HEMOS LLEGADO AL FINAL DE ESTE CAMINO DOLOROSO QUE TU
RECORRISTE. NO SABEMOS, SEÑOR, SI ADMIRAR MÁS TUS DOLORES O EL
GRANDE AMOR QUE HAS TENIDO CON NOSOTROS LOS HOMBRES
TU NOS CONOCES, SABES COMO SOMOS, TU CONOCES EL CAMINO QUE
LLEVAMOS RECORRIDO, TU VES
NUESTROS ESFUERZOS POR QUERER EL BIEN A PESAR DE NUESTRAS
DEBILIDADES, SÓLO QUEREMOS
DECIRTE UNA COSA:
EN NUESTRO VIA CRUCIS NECESITAMOS CONTAR CONTIGO, QUEREMOS SER
FIELES A LA VOLUNTAD DE
DIOS SOBRE CADA UNO DE NOSOTROS, ACEPTAMOS LAS ALEGRÍAS Y LAS
CRUCES QUE NOS OFRECES,
PERO BIEN SABES QUE SOLOS NADA PODEMOS.
SEÑOR, QUEREMOS QUE TU CUENTES CON NOSOTROS, PERO SOBRE TODAS
LAS COSAS QUEREMOS
CONTAR CONTIGO, SEÑOR.
Y QUEREMOS RECORDAR LAS PALABRAS DE TU EVANGELIO: "NO BUSQUEN
ENTRE LOS MUERTOS AL QUE ESTÁ VIVO". NO BUSQUEMOS EN EL PASADO
LO QUE DEBEMOS CONSTRUIR PARA EL FUTURO. TE LO PEDIMOS POR LOS
DOLORES DE TU MADRE MARÍA VIRGEN. AMÉN.

Primera Palabra:
“PADRE, PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Segunda Palabra:
“EN VERDAD TE DIGO, QUE HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Tercera Palabra:
JESÚS DIRIGIÉNDOSE A SU MADRE LE DICE:
"MUJER, AHÍ TIENES A TU HIJO"
DESPUÉS DICE AL DISCÍPULO:
"AHÍ TIENES A TU MADRE".
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Cuarta Palabra:
“DIOS MÍO, DIOS MÍO,
¿ POR QUÉ ME HAS ABANDONADO ?”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Quinta Palabra:
“TENGO SED”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Sexta Palabra:
“TODO ESTÁ CUMPLIDO”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
Séptima Palabra:
“PADRE, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU”.
Meditar en silencio y compartir lo que el Señor nos dice. Entonar algún canto apropiado.
SI EL VIACRUSIS SE REALIZA TEMPRANO, HABRÀ QUE DEJAR LA LITURGIA
DE LA PALABRA PARA LA TARDE.

LITURGIA DE LA PALABRA

Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro de la Palabra.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cómo realizarlo:
Dejar el altar completamente desnudo, las cruces cubiertas o quitadas de igual manera que
las imágenes de los santos, a la hora convenida se reúnen todos en la ermita, al iniciarse la
celebración se ponen todos de rodillas y oran en silencio por unos momentos.
Inmediatamente después se inicia la Liturgia de la Palabra. NO SE HACEN CANTOS NI
ORACIONES EN VOZ ALTA.

Lo que se necesita para la Celebración:


1. La Biblia o misal mensual.
2. Un lugar digno para proclamar la Palabra.
Quiénes la realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida.
2. El ministro de la Palabra.
3. El monitor.
4. El Salmista o coro.
5. Dos lectores
Cómo realizarla:
Después de haberse puesto todos de rodillas y habiendo orado en silencio, todos se sientan
y el monitor dirá a la asamblea las siguientes palabras.

ORACIÒN COLECTA

M.P. Padre Nuestro Misericordioso, santifica y protege a esta familia tuya, por cuya
salvaciòn derramò su Sangre y Resucitò glorioso tu Hijo. El vive y reina por los siglos de
los Siglos.
A. Amèn

Monitor. LA IGLESIA PROCLAMA LA MUERTE DE JESÚS HASTA QUE ÉL


VUELVA, NOS ENSEÑA AL QUE FUE TRASPASADO POR NUESTROS DELITOS,
PERO QUE EN SU OBEDIENCIA Y CONFIANZA EN EL PADRE, SE CONVIERTE
EN SALVACIÓN ETERNA PARA TODOS LOS HOMBRES, SIENDO EXALTADO
POR DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS.
ESCUCHEMOS CON ATENCIÓN.

Una vez hecha la monición anterior desde un lugar distinto de donde se proclama la
Palabra, se acerca el primer lector para hacer la lectura correspondiente sin decir
"PRIMERA LECTURA", ni leer el pequeño texto que la sintetiza, sino que sólo
dirá: "Lectura del libro de..." e iniciará inmediatamente la lectura del texto bíblico
correspondiente. Esto es para todos los lectores.

Primera Lectura

Lectura del libro del profeta Isaías 52, 13-53; 12.

Mi siervo tendrá éxito, crecerá y llegará muy alto. Lo mismo que muchos se
horrorizaban al verlo, porque estaba tan desfigurado que no parecía hombre ni tenía aspecto
humano, así asombrará a muchas naciones. Los reyes se quedarán sin palabras, al ver algo
que nunca les habían contado y comprender algo que nunca habían oído.

¿Quién creyó nuestro anuncio? ¿A quién se manifestó el poder del Señor?. Creció
ante el Señor como un retoño, como raíz en tierra árida. No tenía gracia ni belleza para que
nos fijáramos en él, tampoco aspecto atractivo para que lo admiráramos. Fue despreciado y
rechazado por los hombres, abrumado de dolores y habituado al sufrimiento; como alguien
a quien no se quiere mirar, lo despreciamos y lo estimamos en nada. Sin embargo, él
llevaba nuestros sufrimientos, soportaba nuestros dolores. Nosotros lo creíamos castigado,
herido por Dios y humillado, pero eran nuestras rebeldías las que lo traspasaban y nuestras
culpas las que lo trituraban. Sufrió el castigo para nuestro bien y con sus heridas nos sanó.

Andábamos todos errantes como ovejas, cada uno por su camino, y el Señor cargó
sobre él todas nuestras culpas. Cuando era maltratado, él se sometía, y no abría la boca;
como cordero llevado al matadero, como oveja ante el esquilador, enmudecía y no abría la
boca.

Sin defensa ni juicio se lo llevaron, y ¿quién se preocupó de su suerte?. Lo


arrancaron de la tierra de los vivos, lo hirieron por los pecados de mi pueblo; lo enterraron
con los malhechores, lo sepultaron con los malvados, aunque él no cometió ningún crimen
ni hubo engaño en su boca. Pero el Señor quiso quebrantarlo con sufrimientos. Y si él
entrega su vida como expiación, verá su descendencia, tendrá larga vida y por medio de él,
prosperarán los planes del Señor. Después de una vida de amarguras verá la luz,
comprenderá su destino. Mi siervo, el justo, traerá a muchos la salvación cargando con las
culpas de ellos. Por eso, le daré un puesto de honor entre los grandes y con los poderosos
participará del triunfo, por haberse entregado a la muerte y haber compartido la suerte de
los pecadores. Pues él cargó con los pecados de muchos e intercedió por los pecadores.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

La asamblea, una vez que ha terminado la lectura, responde de la manera


acostumbrada.
Terminada la lectura de la Palabra, el salmista se acercará al lugar de la
proclamación de la Palabra para salmodiar el salmo correspondiente, pero
sin anunciar "SALMO RESPONSORIAL", sino que salmodiará la parte que le
corresponde y la asamblea responderá de la misma manera.

Salmo Responsorial
Sal 30, 2.6.12-13.15-16.17 y 25

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.


R. Padre, en tus manos encomiendo mi espìritu.

A ti, Señor, me acojo, que no quede yo nunca defraudado; líbrame por tu


bondad. En tus manos encomiendo mi espíritu; tú, mi Dios leal, me librarás.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Soy la burla de mis agresores, motivo de risa para mis vecinos, el espanto de
mis conocidos; los que me ven por la calle huyen de mí; olvidado de todos
como un muerto, me he convertido en un objeto inútil.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Pero yo confío en ti, Señor; yo te digo: «Tú eres mi Dios». Mi destino está en
tus manos, líbrame de los enemigos que me persiguen.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Que tu rostro resplandezca sobre tu siervo, sálvame por tu amor. Sean fuertes
y anímense, todos los que esperan en el Señor.
R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Segunda Lectura
Lectura de la carta a los Hebreos 4, 14-16; 5, 7-9.

Hermanos: Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un sumo sacerdote


eminente que ha penetrado en los cielos, mantengámonos firmes en la fe que
profesamos. Pues no es él un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de
nuestras flaquezas, sino que ha sido probado en todo como nosotros excepto en
el pecado. Acerquémonos, pues, con plena confianza al trono de la gracia, a fin de
obtener misericordia y encontrar la gracia de un
socorro oportuno. El mismo Cristo, que en los días de su vida mortal presentó
oraciones y súplicas con grandes gritos y lágrimas al que podía salvarlo de la
muerte, fue escuchado en atención a su actitud reverente; y precisamente porque
era Hijo, aprendió sufriendo a obedecer. Llegado a la perfección, se convirtió en
causa de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Palabra de Dios.Te alabamos, Señor.
Se procede a la lectura de la Pasión del Señor, sin saludar a la asamblea como el
sacerdote, sin signar el libro como el sacerdote, pero signándose el ministro de la
Palabra y la asamblea.

En esta proclamación del Evangelio participan:


1. El ministro de la Palabra, quien lee las partes de Cristo.
2. El lector, quien hace el papel de narrador.
3. Un lector que hace el papel de pueblo, sanedrín, sacerdotes, etc.

Aclamación antes del Evangelio

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Cristo se humilló por nosotros y por obediencia aceptó incluso la muerte, y


una muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó
el nombre que está sobre todo nombre.

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesú


s.
Evangelio

† Pasión de nuestro Señor Jesucristo, según san Juan 18, 1-19, 42.
C En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron el torrente Cedrón y
entraron en un huerto que había cerca. Este lugar era conocido por Judas, el
traidor, porque Jesús se reunía frecuentemente allí con sus discípulos. Así
que Judas, llevando consigo un destacamento de soldados romanos y los
guardias puestos a su disposición por los sumos sacerdotes y los fariseos,
se dirigió a aquel lugar. Iban armados y equipados con faroles y antorchas.
Jesús, que sabía todo lo que iba a ocurrir, salió a su encuentro y les preguntó:
†. «¿A quién buscan?».
C. Ellos contestaron:
S. «A Jesús de Nazaret».
C. Les dijo Jesús:
†. «Yo soy».
C. Judas, el traidor, estaba allí con ellos. En cuanto les dijo: “Yo soy”,
retrocedieron
y cayeron a tierra. Jesús les preguntó de nuevo:
†. «¿A quién buscan?».
C. Volvieron a contestarle:
S. «A Jesús de Nazaret».
C. Jesús les dijo:
†. «Ya les he dicho que soy yo. Por tanto, si me buscan a mí, dejen que
éstos se vayan».
C. Así se cumplió lo que él mismo había dicho: “No he perdido a ninguno
de los que me diste”. Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la
desenvainó e hirió con ella a un criado del sumo sacerdote, cortándole la
oreja derecha. Este criado se llamaba Malco. Pero Jesús dijo a Pedro:
†. «Guarda tu espada. ¿Es que no debo beber este cáliz de amargura que
el Padre me ha preparado?».
Los soldados romanos, con su comandante al frente, y la guardia judía,
arrestaron a Jesús y le ataron las manos. Acto seguido, lo condujeron a
casa de Anás, el cual era suegro de Caifás, que era sumo sacerdote aquel
año. Caifás era el que había aconsejado a los judíos: “Conviene que
muera un solo hombre por el pueblo”.
Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Este discípulo, que era
conocido del sumo sacerdote, entró al mismo tiempo que Jesús en el
patio interior de la casa del sumo sacerdote. Pedro, en cambio, tuvo que
quedarse fuera junto a la puerta, hasta que el otro discípulo, el conocido
del sumo sacerdote, habló a la portera y consiguió que lo dejara entrar.
Pero la portera preguntó a Pedro:
S. «¿No eres tú también uno de los discípulos de ese hombre?».
C. Pedro le contestó:
S. «No, no lo soy».
C. Como hacía frío, los criados y la guardia habían preparado una fogata y
estaban en torno a ella calentándose. Pedro estaba también con ellos
calentándose.
El sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de su
enseñanza. Jesús declaró:
†. «Yo he hablado siempre en público. He enseñado en las sinagogas y en
el templo, donde se reúnen todos los judíos. No he enseñado nada
clandestinamente. ¿Por qué me preguntas a mí? Pregunta a los que me
han oído, y ellos podrán informarte».
C. Al oír esta respuesta, uno de los guardias, que estaba junto a él, le dio
una bofetada, diciéndole:
S. «¿Cómo te atreves a contestar así al sumo sacerdote?».
C. Jesús le dijo:
†. «Si he hablado mal, demuéstrame en qué; pero si he hablado bien, ¿por
qué me pegas?».
C. Entonces Anás lo envió, con las manos atadas, a Caifás, el sumo sacerdote.
Mientras Simón Pedro estaba junto a la fogata, calentándose, uno le
preguntó:
S. «¿No eres tú también uno de los discípulos de ese hombre?».
C. Pedro lo negó diciendo:
S. «No, no lo soy».
C. Uno de los criados del sumo sacerdote, pariente de aquél a quien Pedro
había cortado la oreja, le insistió:
S. «¿Cómo que no? Yo mismo te vi en el huerto con él».
C. Pedro volvió a negarlo. Y en aquel momento cantó el gallo.
Después condujeron a Jesús desde la casa de Caifás hasta el palacio del
gobernador. Era de madrugada. Los judíos no entraron en el palacio para
no contraer impureza legal, y poder celebrar así la cena de pascua.
Pilato, por su parte, salió adonde estaban ellos y les preguntó:
S. «¿De qué acusan a este hombre?».
C. Ellos le contestaron:
S. «Si no fuera un criminal, no te lo habríamos entregado».
C. Pilato les dijo:
S. «Llévenselo y júzguenlo según su ley».
C. Los judíos dijeron:
S. «Nosotros no estamos autorizados para condenar a muerte a nadie».
C. Así se cumplió la palabra de Jesús, que había anunciado de qué forma iba
a morir. Pilato volvió a entrar en su palacio, llamó a Jesús y le interrogó:
S. «¿Eres tú el rey de los judíos?».
C. Jesús le contestó:
†. «¿Dices eso por ti mismo o te lo han dicho otros de mí?».
C. Pilato respondió:
S. «¿Acaso soy yo judío? Son los de tu propia nación y lo sumos sacerdotes
los que te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?»
C. Jesús le explicó:
†. «Mi reino no es de este mundo. Si lo fuera, mis seguidores hubieran
luchado para impedir que yo fuera entregado a los judíos. Pero no, mi
reino no es de este mundo».
C. Pilato insistió:
S. «Entonces, ¿eres rey?».
C. Jesús le respondió:
†. «Soy rey, como tú dices. Y mi misión consiste en dar testimonio de la
verdad. Precisamente para eso he nacido y para eso he venido al mundo.
Todo el que pertenece a la verdad escucha mi voz».
C. Pilato le preguntó:
S. «¿Y qué es la verdad?».
C. Después de decir esto, Pilato salió de nuevo y dijo a los judíos:
S. «Yo no encuentro delito alguno en este hombre. Pero como ustedes
tienen derecho a que les ponga en libertad un prisionero durante la
fiesta de la pascua, ¿quieren que deje en libertad al rey de los judíos?».
C. Pero ellos seguían gritando:
S. « ¡No, a ése no! ¡Deja en libertad a Barrabás!» (El tal Barrabás era un
bandido).
C. Entonces Pilato ordenó que lo azotaran. Los soldados prepararon una
corona de espinas y se la pusieron en la cabeza. También le colocaron
sobre los hombros un manto rojo. Y se acercaban a él, diciendo:
S. «¡Salve, rey de los judíos!».
C. Y le daban bofetadas. Pilato salió, una vez más, y les dijo:
S. «Miren, lo traigo de nuevo para que quede bien claro que yo no encuentro
delito alguno en este hombre».
C. Salió, pues, Jesús afuera. Llevaba sobre su cabeza la corona de espinas y
sobre sus hombros el manto rojo.
Pilato lo presentó con estas palabras:
S. «¡Este es el hombre!».
C. Los sumos sacerdotes y los guardias, al verlo, comenzaron a gritar:
S. «¡Crucifícalo, crucifícalo!»
C. Pilato les dijo:
S. «Llévenselo ustedes y crucifíquenlo; porque yo no encuentro delito
alguno en él».
C. Los judíos insistieron:
S. «Nosotros tenemos una ley y, según ella, debe morir, porque se ha
presentado a sí mismo como Hijo de Dios».
C. Al oír esto, Pilato sintió aún más miedo. Entró de nuevo en el palacio y
preguntó a Jesús:
S. «¿De dónde eres tú?»
C. Pero Jesús no le contestó. Pilato le dijo:
S. «¿Te niegas a contestarme? ¿Es que no sabes que yo tengo autoridad,
tanto para dejarte en libertad como para ordenar que te crucifiquen?».
C. Jesús le respondió:
†. «No tendrías autoridad alguna sobre mí, si no te la hubieran dado de
lo alto; por eso, el que me entregó a ti tiene más culpa que tú».
C. Desde ese momento Pilato intentaba ponerlo en libertad. Pero los judíos
le gritaban:
S. «Si pones en libertad a ese hombre, no eres amigo del emperador romano.
Porque cualquiera que tenga la pretensión de ser rey, es enemigo
del emperador».
C. Pilato, al oír esto, mandó que sacaran fuera a Jesús y lo sentó en el
tribunal, en el lugar conocido con el nombre de «Enlosado» (que en la
lengua de los judíos, se llama “Gábbata”). Era la víspera de la fiesta de la
pascua, hacia el mediodía. Pilato dijo a los judíos:
S. «¡Aquí tienen a su rey!».
C. Ellos comenzaron a gritar:
S. «¡Mátalo! ¡Crucifícalo!».
C. Pilato insistió:
S. «¿Cómo voy a crucificar a su rey?».
C. Pero los sumos sacerdotes contestaron:
S. «Nuestro único rey es el emperador romano».
C. Entonces Pilato les entregó a Jesús para que lo crucificaran. Se hicieron,
pues, cargo de Jesús quien, llevando a hombros su propia cruz, salió de
la ciudad hacia un lugar llamado “La Calavera” (que en la lengua de los
judíos se dice “Gólgota”). Allí lo crucificaron junto con otros dos, uno a
cada lado de Jesús. Pilato mandó escribir y poner sobre la cruz un letrero
con esta inscripción: “Jesús de Nazaret, el rey de los judíos”. Leyeron el
letrero muchos judíos, porque el lugar donde Jesús había sido crucificado
estaba cerca de la ciudad, y estaba escrito en hebreo, en latín y en
griego. Los sumos sacerdotes se presentaron a Pilato y le dijeron:
S. «No escribas: “El rey de los judíos”, sino más bien: “Este hombre ha
dicho: Yo soy el rey de los judíos”».
C. Pilato les contestó:
S. «Lo que he escrito, escrito queda».
C. Los soldados, después de crucificar a Jesús, se apropiaron de sus vestidos
e hicieron con ellos cuatro partes, una para cada uno. Dejaron aparte
la túnica. Como era una túnica sin costuras, tejida de una sola pieza de
arriba abajo, los soldados llegaron a este acuerdo:
S. «Es mejor que no la dividamos, vamos a sortearla para ver a quién le
toca».
C. Así se cumplió este texto de la Escritura: Dividieron entre ellos mis
vestidos y mi túnica la echaron a suertes.
Eso fue lo que hicieron los soldados. Junto a la cruz de Jesús estaban su
madre, la hermana de su madre, María la mujer de Cleofás, y María Magdalena.
Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo a quien tanto
amaba, dijo a su madre:
†. «Mujer, ahí tienes a tu hijo».
C. Después dijo al discípulo:
†. «Ahí tienes a tu madre».
C. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió como suya. Después
Jesús, sabiendo que todo se había cumplido, para que también se cumpliera
la Escritura, exclamó:
†. «Tengo sed».
C. Había allí una jarra con vinagre. Los soldados colocaron en la punta de
una caña una esponja empapada en el vinagre y se la acercaron a la boca.
Jesús probó el vinagre y dijo:
†. «Todo está cumplido».
C. E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Aquí todos se arrodillan y oran en silencio unos instantes.

C. Como era el día de la preparación de la fiesta de pascua, los judíos no


querían que los cuerpos quedaran en la cruz aquel sábado, ya que aquel
día se celebraba una fiesta muy solemne. Por eso pidieron a Pilato que
ordenara romper las piernas a los crucificados y que los bajaran de la
cruz.
Fueron, pues, los soldados y rompieron las piernas a los dos que habían
sido crucificados con Jesús. Cuando se acercaron a Jesús, se dieron
cuenta de que ya había muerto; por eso no le rompieron las piernas. Pero
uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza, y en seguida
brotó del costado sangre y agua.
El que vio estas cosas da testimonio de ellas, y su testimonio es verdadero.
El sabe que dice la verdad, para que también ustedes crean. Esto
sucedió para que se cumpliera la Escritura, que dice: No le quebrarán
ningún hueso. La Escritura dice también en otro pasaje: Mirarán al que
traspasaron.
Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque
lo mantenía en secreto por miedo a los judíos, pidió autorización a Pilato
para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se lo concedió.
Entonces él fue y tomó el cuerpo de Jesús. Llegó también Nicodemo, el
que en una ocasión había ido a hablar con Jesús durante la noche, con
unos treinta kilos de una mezcla de mirra y perfume. Entre los dos se
llevaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con vendas de lino bien
empapadas en la mezcla de mirra y perfume, según la costumbre judía de
sepultar a los muertos. Cerca del lugar donde fue crucificado Jesús había
un huerto y, en el huerto, un sepulcro nuevo en el que nadie había sido
enterrado. Allí, pues, depositaron a Jesús, dado que el sepulcro estaba
cerca y era la víspera de la fiesta de pascua.
Palabra del Señor.
A. Honor a Ti, Señor Jesus.

Se guardan unos momentos de silencio y el Ministro de la Palabra se dirige a la


asamblea desarrollando la siguientes ideas.
1.- El Señor que entregó su vida por nosotros.
2.- La nueva alianza con Dios nuestro Señor.

Terminada la reflexión se hacen las oraciones de los fieles. NO SE DICE CREDO.

ORACIONES DE LOS FIELES

M.P. POR LA SANTA IGLESIA DE DIOS PARA QUE EL SEÑOR LE CONCEDA


LA PAZ Y LA UNIDAD, LA PROTEJA EN TODO EL MUNDO Y NOS CONCEDA
UNA VIDA SERENA, PARA ALABAR A DIOS PADRE TODOPODEROSO.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR NUESTRO SANTO PADRE EL PAPA, PARA QUE DIOS NUESTRO
SEÑOR QUE LO ELIGIÓ ENTRE LOS OBISPOS, LO ASISTA Y PROTEJA PARA
BIEN DE SU IGLESIA, COMO GUÍA Y PASTOR DEL PUEBLO SANTO DE
DIOS.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR NUESTRO OBISPO, POR TODOS LOS OBISPOS, PRESBÍTEROS,


DIÁCONOS, POR TODOS LOS QUE EJERCEN ALGÚN MINISTERIO EN LA
IGLESIA Y POR TODO EL PUEBLO DE DIOS.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR LOS CATECUMENOS, PARA QUE DIOS NUESTRO SEÑOR LOS
ILUMINE INTERIORMENTE Y LES COMUNIQUE SU AMOR; Y PARA QUE,
MEDIANTE EL BAUTISMO, SE LES PERDONEN TODOS SUS PECADOS Y
QUEDEN INCORPORADOS A CRISTO NUESTRO SEÑOR.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR TODOS LOS QUE CREEN EN CRISTO, PARA QUE DIOS NUESTRO
SEÑOR LES CONCEDA VIVIR SINCERAMENTE LO QUE PROFESAN Y SE
DIGNE REUNIRLOS PARA SIEMPRE EN UN SOLO REBAÑO, BAJO UN SOLO
PASTOR.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR EL PUEBLO JUDÍO, AL QUE DIOS SE DIGNÓ HABLAR POR MEDIO
DE LOS PROFETAS PARA QUE EL SEÑOR LE CONCEDA PROGRESAR
CONTINUAMENTE EN EL AMOR A SU NOMBRE Y EN LA FIDELIDAD A SU
ALIANZA.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.
M.P. POR LOS QUE NO CREEN EN CRISTO, PARA QUE, ILUMINADOS POR
EL ESPÍRITU SANTO, PUEDAN ENCONTRAR EL CAMINO DE LA
SALVACIÓN.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR LOS QUE NO CONOCEN A DIOS, PARA QUE OBREN SIEMPRE CON
BONDAD Y RECTITUD Y PUEDAN LLEGAR ASÍ A CONOCER A DIOS.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. POR LOS JEFES DE ESTADO Y TODOS LOS RESPONSABLES DE LOS


ASUNTOS PÚBLICOS, PARA QUE DIOS NUESTRO SEÑOR LES INSPIRE
DECISIONES QUE PROMUEVAN EL BIEN COMÚN, EN UN AMBIENTE DE
PAZ Y LIBERTAD.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

M.P. PARA QUE DIOS PADRE TODOPODEROSO LIBRE AL MUNDO DE


TODAS SUS MISERIAS, DÉ SALUD A LOS ENFERMOS Y PAN A LOS QUE
TIENEN HAMBRE, LIBERE A LOS ENCARCELADOS Y HAGA JUSTICIA A
LOS OPRIMIDOS, CONCEDA SEGURIDAD A LOS QUE VIAJAN, UN PRONTO
RETORNO A LOS QUE SE ENCUENTRAN LEJOS DEL HOGAR Y LA VIDA
ETERNA A LOS MORIBUNDOS.
A. TE ROGAMOS, SEÑOR.

Terminada la oración de los fieles se pasa a la adoración de la Cruz.


SEGUNDA PARTE
ADORACIÒN DE LA CRUZ

Lo que se necesita:
1. Una Cruz cubierta con una tela morada. Puede ir adornada la Cruz con flores.
2. Dos cirios o candelas.
4. El manual que estás estudiando.
Quiénes la realizan:
1. El ministro de la Palabra.
3. Quienes llevan los cirios o candelas.
4. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. Perdona a tu pueblo, Señor.
2. Perdón , ¡Oh, Dios mío!.

Cómo realizarla:
Cuando el Ministro de la Palabra toma en sus manos la cruz (que debe estar cubierta) y nos
la presenta para venerarla dirà:

M.P. “Así como levantó Moisés la serpiente de bronce en el desierto, así tiene que ser
levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea por él la vida eterna.

El ministro de la Palabra la recibe, descubre un poco el extremo superior, la eleva y dice:

M.P. MIREN EL ÁRBOL DE LA CRUZ DONDE ESTUVO CLAVADO CRISTO EL


SALVADOR DEL MUNDO.
La asamblea responde:
A. VENID Y ADOREMOS.

Terminada la respuesta todos se arrodillan y adoran en silencio por unos momentos la cruz.
Se ponen de pie y el ministro de la Palabra descubre el brazo derecho y vuelve a decir:

M.P. MIREN EL ÁRBOL DE LA CRUZ DONDE ESTUVO CLAVADO CRISTO EL


SALVADOR DEL MUNDO.
La asamblea responde:
A. VENID Y ADOREMOS.

Se vuelven a poner de rodillas, adoran en silencio por unos momentos la Cruz, se ponen de
pie, el ministro de la Palabra descubre por completo la Cruz y repite por tercera vez:
M.P. MIREN EL ÁRBOL DE LA CRUZ DONDE ESTUVO CLAVADO CRISTO EL
SALVADOR DEL MUNDO.
La asamblea responde:
A. VENID Y ADOREMOS.
Se vuelven a arrodillar como en los momentos anteriores. Entonces se invita a la asamblea
a besar la cruz. Poniéndose de pie, pasan uno a uno a besar la cruz.Mientras se hace la
adoración se canta: PERDONA A TU PUEBLO SEÑOR y PERDÓN, ¡OH DIOS MÍO!.

TERCERA PARTE
RITO DE LA COMUNION

(Este rito se realizará solamente donde se tenga la reserva del Santísimo Sacramento)

Lo que se necesita para la Celebración:


1. El Altar dignamente vestido, con sus velas y, de ser posible, que esté decorado con
flores.
2. El manual que estás estudiando.
Quiénes la realizan:
1. El ministro extraordinario de la Eucaristía.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. Un mandamiento nuevo.
2. Altísimo Señor.
Cómo realizarla:
Una vez terminada la adoración de la Cruz, se viste el altar, permaneciendo los cirios o
candelas encendidas, el ministro extraordinario de la Eucaristía se acerca al lugar donde
está reservado el Santísimo Sacramento, toma el copón, lo deposita sobre el altar, hace
genuflexión e invita a recitar el Padre Nuestro con las siguientes palabras:

M.P. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL


SEÑOR HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE:

M.E. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…

Terminada la oración del Padre Nuestro, se invita ala asamblea a unirse todos las manos y a
darse la paz con las siguientes palabras:

M.P. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS EN SU CRUZ, DÉMONOS


LA PAZ COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminando el canto de paz, el ministro extraordinario de la Eucaristía hace genuflexión,


toma la hostia y, sosteniéndola un poco elevándola sobre el copón, vuelto hacia el pueblo
dice:

M.E. ESTE ES EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO,


DICHOSOS LOS INVITADOS A LA CENA DEL SEÑOR.
La asamblea responde:
A. SEÑOR, NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA, PERO UNA
PALABRA TUYA BASTARÁ PARA SANARME.

El ministro extraordinario de la Eucaristía comulga diciendo en secreto: "Que el cuerpo de


Cristo me guarde para la vida eterna".

Inmediatamente después, toma el copón, se acerca a los que van a comulgar, presenta a
cada uno la hostia elevándola un poco y diciendo:

M.E. EL CUERPO DE CRISTO.

El que va a comulgar responde "AMÉN" y recibe la hostia. Mientras el ministro de la


Eucaristía da la Comunión, se entonan los siguientes cantos: UN MANDAMIENTO
NUEVO y ALTÍSIMO SEÑOR.

Terminada la Comunión, el ministro extraordinario de la Eucaristía reserva el Santísimo


Sacramento y hace genuflexión. Se guarda un momento de silencio y dice la siguiente
oración teniendo las manos juntas:

M.E. DIOS DE PODER Y DE BONDAD, QUE POR MEDIO DE LA MUERTE Y


RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO NOS REDIMISTE A TODOS, PROSIGUE EN
NOSOTROS LA OBRA DE TU AMOR, A FIN DE QUE EL RECUERDO
CONSTANTE DE NUESTRA SALVACIÓN, NOS IMPULSE A CONSEGUIR
PLENAMENTE SUS FRUTOS, POR CRISTO NUESTRO SEÑOR.
La asamblea responde:
A. AMÉN.

TERMINADA LA ORACIÓN TODOS SE RETIRAN EN SILENCIO, TRATANDO DE


CONSERVAR EL RESTO DEL DÍA Y DE LA NOCHE EL ESPÍRITU DE
RECOGIMIENTO LOGRADO EN LA CELEBRACIÓN.
Después que se han retirado todos se desnuda nuevamente el altar.
TERCERA PARTE
RITO DE PAZ

(Este rito se realizará en donde NO se de la comunión).

Una vez que se ha terminado la adoración de la cruz el Ministro de la Palabra invita a la


asamblea a rezar el Padre Nuestro.

M.P. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL


SEÑOR HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE....

M.P. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…

Enseguida el ministro de la Palabra invita a la asamblea a darse la paz tomándose de las


manos y diciendo las siguientes palabras:

M.P. EN CRISTO, QUE NOS HA HECHO HERMANOS EN SU CRUZ, DÉMONOS


LA PAZ COMO SIGNO DE LA REDENCIÓN REALIZADA EN EL AMOR.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminando el canto de paz, el ministro de la Palabra invita a la asamblea a recitar el Padre


nuestro con las siguientes palabras:
M.P. QUE DIOS, PADRE DE MISERICORDIA, HABÈNDOSE DADO EL
EJEMPLO DE SU AMOR EN LA PASIÒN DE SU QUERIDO HIJO, NOS
CONCEDA POR NUESTRA ENTREGA A DIOS Y A LOS HOMBRES LA MEJOR
DE SUS BENDICIONES EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL
ESPIRITU SANTO.
A. Amen.

TERMINADA LA ORACIÓN TODOS SE RETIRAN EN SILENCIO, TRATANDO DE


CONSERVAR POR EL RESTO DEL DÍA Y LA NOCHE EL ESPÍRITU DE
RECOGIMIENTO LOGRADO EN LA CELEBRACIÓN.
Después que se han retirado todos se desnuda nuevamente el altar.
VIGILIA PASCUAL
PRIMERA PARTE
LUCERNARIO O RITO DE LA LUZ

Lo que se necesita:
1. Una fogata grande fuera de la ermita.
2. Una vela grande o cirio adornado con flores naturales y la base necesaria para colocarlo
dentro de la ermita.
3. Incensario o Sahumerio.
4. Incienso o Estoraque.
5. El manual que estás estudiando.
Quiénes la realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida, quienes llevan sus velas o veladoras preferentemente.
2. El ministro de la palabra
3. Un lector
4. Un monitor.
5. Quien lleve el incensario o sahumerio.
Cómo realizarlo:
Se reúnen todos alrededor de la pila de leña, fuera de la ermita, se apagan todas las luces
que se encenderán hasta el momento del GLORIA SOLEMNE; todos tienen en sus manos
las velas o veladoras, el ministro de la Palabra que tiene en sus manos el cirio adornado con
flores, saluda a la comunidad con las siguientes palabras:

M.P. EL SEÑOR, QUE NOS VISITARÁ COMO EL SOL QUE NACE DE LO


ALTO, PARA GUIAR NUESTROS PASOS POR EL CAMINO DE LA PAZ, ESTÉ
CON NOSOTROS.
La asamblea responde:
A. AMÉN.

El monitor dirá a la asamblea:

MONITOR.

HERMANOS, EN ESTA NOCHE SANTA, EN QUE NUESTRO SEÑOR


JESUCRISTO PASÓ DE LA MUERTE A LA VIDA, LA IGLESIA INVITA A
TODOS SUS HIJOS, QUE ESTÁN POR TODO EL MUNDO, A QUE SE REÚNAN
A VELAR EN ORACIÓN. CELEBREMOS, PUES, JUNTOS, LA PASCUA DEL
SEÑOR, ESCUCHANDO SU PALABRA CON LA ESPERANZA CIERTA DE
PARTICIPAR TAMBIÉN EN SU TRIUNFO SOBRE LA MUERTE Y DE VIVIR
CON ÉL PARA SIEMPRE JUNTO AL PADRE.

Terminada la monición el ministro de la Palabra enciende la fogata y va haciendo


conciencia a la comunidad de cómo la luz poco a poco va venciendo a la tinieblas, de cómo
Cristo, de igual manera que la luz, en nuestra vida va disipando las tinieblas del pecado. Ya
que ha prendido bien la fogata dirá entonces, teniendo las manos juntas y repitiendo con él
la comunidad, las siguientes palabras:

M.P. DIOS NUESTRO, QUE POR MEDIO DE TU HIJO NOS HAS COMUNICADO
EL FUEGO DE TU VIDA DIVINA, TE PEDIMOS QUE BENDIGAS ESTE FUEGO
NUEVO Y QUE ESTAS FIESTAS PASCUALES ENCIENDAN EN NOSOTROS EL
DESEO DEL CIELO, PARA QUE PODAMOS LLEGAR CON UN ESPÍRITU
RENOVADO A TU REINO, AMÉN.

Nota: Cuando no se bendice el Fuego Nuevo en la ermita, se suprime la oración anterior y


si es posible se trae con anterioridad de la parroquia en donde el párroco deberá
entregárselos y con él se prende la fogata. El ministro de la Palabra enciende el cirio de la
brasa tomada de la fogata diciendo:

PREPARACIÒN DEL CIRIO

SI, POR RAZONES PASTORALES PARECE OPORTUNO HACER RESALTAR CON


ALGUNOS SÌMBOLOS LA DIGNIDAD Y LA SIGNIFICACIÒN DEL CIRIO
PASCUAL, PUEDE HACERSE DE ESTE MODO: UNA VEZ BENDECIDO EL
FUEGO NUEVO, UN ACÒLITO O UNO DE LOS MINISTROS LLEVA EL CIRIO
PASCUAL ANTE EL CELEBRANTE. ESTE, CON UN PUNZÒN, GRABA UNA CRUZ
EN EL CIRIO. DESPUÈS, TRAZA SOBRE EL LA LETRA GRIEGA ALFA Y
DEBAJO, LA LETRA OMEGA; ENTRE LOS BRAZOS DE LA CRUZ TRAZA LOS
CUATRO NÙMEROS DEL AÑO EN CURSO, MIENTRAS DICE:

1.- Cristo Ayer y Hoy


Traza la línea vertical.

2.- Principio y Fin.


Traza la lìnea horizontal.

3.- Alfa.
Traza la letra alfa, arriba de la línea vertical.

4.- Y Omega.
Traza la letra Omega, debajo de la lìnea vertical.

5.- Suyo es el Tiempo.


Traza el primer numero del año en curso, en el ángulo superior izquierdo de la cruz.

6.- Y la Eternidad.
Traza el segundo nùmero del año, en el àngulo superior derecho.

7.- A Èl la Gloria y el poder.


Traza el tercer numero del año, en el àngulo inferior izquierdo.
8.- Por los siglos de los siglos. Amèn.
Traza el cuarto nùmero del año en el àngulo inferior derecho.

Después de haber trazado la cruz y los demàs signos, el sacerdote puede incrustar en el
cirio cinco granos de incienso, en forma de cruz diciendo al mismo tiempo.

1.- Por sus santas llagas.


2.- Gloriosas,
3.- Nos proteja,
4.- Y nos guarde,
5.- Jesucristo Nuestro Señor. Amèn.

El Ministro de la Palabra enciende el Cirio de una brasa tomada de la fogata


diciendo:

M.P. QUE LA LUZ DE CRISTO, RESUCITADO Y GLORIOSO, ALEJE LAS


TINIEBLAS DE NUESTRO CORAZÓN Y NUESTRO ESPÍRITU.

Elevando el Cirio, el ministro de la Palabra anuncia a la PERSONA DE CRISTO


RESUCITADO en el cirio diciendo con fuerte voz:

M.P. CRISTO, LA LUZ DEL MUNDO.


La asamblea responde con las siguientes palabras:
A. DEMOS GRACIAS A DIOS.

Inmediatamente se inicia la procesión hacia a ermita, llevando por delante el incensario o


sahumerio con brasas y estoraque o incienso, en la puerta de la ermita se anuncia por
segunda vez por voz del ministro de la Palabra a la PERSONA DE CRISTO
RESUCITADO EN EL CIRIO.

M.P. CRISTO, LUZ DEL MUNDO.


Y la asamblea responde:
A. DEMOS GRACIAS A DIOS.

En este momento se comienzan a encender las velas o veladoras del cirio (4 a 8 personas) y
se van comunicando la luz, teniendo cuidado de que no se empujen y se vayan a quemar,
hay que dar suficiente tiempo.

Se continúa la procesión hacia el interior de la ermita y, al llegar al altar, se anuncia por


tercera vez a la PERSONA DE CRISTO RESUCITADO EN EL CIRIO y responde la
asamblea:

M.P. CRISTO, LUZ DEL MUNDO.


Y la asamblea responde:
A. DEMOS GRACIAS A DIOS.
En este momento, todas las velas y veladoras deberán estar encendidas y permanecer así
hasta el solemne canto del Gloria.

LAS LUCES DE LA ERMITA DEBERÁN PERMANECER APAGADAS.


Una vez acomodados todos, el monitor hará la siguiente introducción:

Monitor.

EN ESTE MOMENTO SE PROCLAMA EL PREGÓN PASCUAL EN EL QUE SE


RECUERDA EL CAMINO DE SALVACIÓN SEÑALADO POR DIOS AL PUEBLO
DE ISRAEL, CAMINO QUE SE CUMPLE PLENA Y PERFECTAMENTE EN
CRISTO Y QUE AHORA LA IGLESIA CELEBRA Y VIVE LLENA DE FE POR
LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR.

Un buen lector proclamará el Pregón Pascual, y antes de iniciar la lectura del mismo,
inciensa o sahúma el cirio, deja al pie del mismo el incensario o sahumerio durante el resto
de la celebración.

L.
ALÉGRENSE, AHORA, LOS COROS DE LOS ÁNGELES,
ALÉGRENSE LOS HABITANTES DEL CIELO,
Y POR LA VICTORIA DEL REY TAN PODEROSO,
QUE LAS CAMPANAS ANUNCIEN LA SALVACIÓN.
GOCE TAMBIÉN LA TIERRA, INUNDADA DE TANTA CLARIDAD,
Y QUE, ILUMINADA CON LA LUZ DEL REY ETERNO
SE SIENTA LIBRE DE LA TINIEBLA QUE CUBRÍA EL MUNDO ENTERO.
ALÉGRESE TAMBIÉN NUESTRA MADRE LA IGLESIA,
ENGALANADA DE LUZ TAN BRILLANTE;
RETUMBE ESTE TEMPLO CON LAS ACLAMACIONES DEL PUEBLO.
ALÉGRENSE LOS PASTORES DE LA IGLESIA,
OBISPOS, SACERDOTES Y DIÁCONOS, QUE EN LA LUZ DE CRISTO
RESUCITADO
ENCUENTREN UNA FIRME ESPERANZA
PARA SU SERVICIO EN EL AMOR.
ALÉGRENSE LOS RELIGIOSOS Y RELIGIOSAS,
QUE ESTA LUZ FORTALECE SU LLAMADO
A LAS TAREAS APOSTÓLICAS.
ALÉGRENSE LOS ESPOSOS Y PADRES CRISTIANOS,
LOS VIUDOS Y VIUDAS, LO CÉLIBES
QUE ILUMINADOS EN SU CAMINO POR EL AMOR,
SOSTIENEN LA GRACIA DE DIOS Y VIVEN LA FE,
LA ESPERANZA Y LA CARIDAD.
ALÉGRENSE LOS GOBERNANTES, LOS PROFESIONISTAS,
OBREROS, CAMPESINOS Y TODOS AQUELLOS QUE,
EN CRISTO RESUCITADO,
BUSCAN UN MEJOR MODO DE VIDA PARA TODOS.
ALÉGRENSE, ESPECIALMENTE, LOS POBRES, LOS ENFERMOS,
LOS PERSEGUIDOS, QUE EN SUS SUFRIMIENTOS ENCUENTRAN,
ILUMINADOS POR CRISTO, LA SALVACIÓN Y FORTALEZA DE
QUIEN LES LLAMÓ BIENAVENTURADOS.
EN VERDAD ES JUSTO Y NECESARIO
CANTAR CON TODO EL AMOR DEL CORAZÓN,
A DIOS QUE NO VEMOS, EL PADRE TODOPODEROSO,
Y A SU ÚNICO HIJO, NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
PORQUE CRISTO HA PAGADO POR NOSOTROS
A DIOS PADRE LA DEUDA DE ADÁN
Y HA LAVADO CON SU SANGRE LIMPÍSIMA
LA CONDENA DEL ANTIGUO PECADO.
42
PORQUE ESTAS SON LAS FIESTAS DE PASCUA,
EN LAS QUE SE SACRIFICA A CRISTO,
EL VERDADERO CORDERO DE DIOS,
EL CUAL, CON SU SANGRE HACE SUYOS LOS CORAZONES DE LOS FIELES.
ESTA ES LA NOCHE EN QUE SACASTE DE EGIPTO A LOS ISRAELITAS,
Y LOS HICISTE PASAR A PIE POR EL MAR ROJO.
ESTA ES LA NOCHE EN QUE LA COLUMNA DE FUEGO
ILUMINÓ LAS TINIEBLAS DEL PECADO.
ESTA ES LA NOCHE QUE TODOS LOS QUE CREEMOS
EN CRISTO POR TODA LA TIERRA,
NOS ARRANCA DE LOS VICIOS DEL MUNDO Y
DE LA MALDAD DEL PECADO,
NOS REGRESA A LA GRACIA Y NOS UNE A LOS SANTOS.
ESTA ES LA NOCHE,
EN QUE ROTAS LAS CADENAS DE LA MUERTE,
CRISTO SALE VICTORIOSO DEL SEPULCRO.
¡ QUE ASOMBROSO BENEFICIO DE TU AMOR POR NOSOTROS !
¡ QUE INCOMPARABLE TERNURA Y CARIDAD !
¡ PARA RESCATARNOS ENTREGASTE A TU HIJO !.
NECESARIO FUE EL PECADO DE ADÁN,
QUE HA SIDO BORRADO POR LA MUERTE DE CRISTO.
¡ FELIZ LA CULPA QUE MERECIÓ TAL REDENTOR !.
Y ASÍ, ESTA NOCHE SANTA ALEJA LOS PECADOS,
LAVA LAS CULPAS, DEVUELVE LA INOCENCIA A
LOS CAÍDOS, LA ALEGRÍA A LOS TRISTES.
¡ QUE NOCHE TAN DICHOSA, EN QUE SE UNE EL
CIELO CON LA TIERRA, LO HUMANO CON LO DIVINO!
EN ESTA NOCHE DE GRACIA,
ACEPTA, PADRE SANTO, EL SACRIFICIO DE LA NUEVA
ALIANZA, QUE LA SANTA IGLESIA TE OFRECE
EN LA SOLEMNE OFRENDA DE ESTE LUMINOSO CIRIO,
QUE REPRESENTA A CRISTO RESUCITADO.
TE ROGAMOS, SEÑOR, QUE ESTE CIRIO, DEDICADO A TI,
DESTRUYA LA OBSCURIDAD DE ESTA NOCHE,
ARDA SIN APAGARSE Y ACEPTADO COMO PERFUME,
SE UNA A LAS ESTRELLAS DEL CIELO.
QUE EL LUCERO DE LA MAÑANA LO ENCUENTRE ARDIENDO,
ESE LUCERO QUE NO SE OCULTA, JESUCRISTO, TU HIJO
QUE VOLVIENDO DE LA MUERTE,
BRILLA SERENO PARA TODOS LOS HOMBRES
Y VIVE Y REINA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
La asamblea responde con voz fuerte:
A. AMEN, AMEN, AMEN.

Terminado el Pregón Pascual se inicia la Liturgia de la Palabra.

SEGUNDA PARTE
LITURGIA DE LA PALABRA

Lo que se necesita para la Celebración:


1. La Biblia o misal mensual.
2. Un lugar digno para proclamar la Palabra.
Quiénes la realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida.
2. El ministro de la Palabra.
3. El monitor.
4. Ocho Salmistas.
5. Ocho lectores
Cantos a preparar:
1. Gloria al Señor.
2. Aleluya, aleluya, aleluya.

Cómo realizarla:
Terminado el Pregón Pascual se sientan y permanecen con sus velas o veladoras
encendidas, las luces de la ermita apagadas, y se disponen a escuchar la Palabra de Dios. El
monitor dirá a la asamblea las siguientes palabras:

Monitor.

HERMANOS CON EL PREGÓN PASCUAL, HEMOS COMENZADO LA


CELEBRACIÓN DE LA NOCHE SANTA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR.
ESCUCHEMOS, PUES, CON DEVOCIÓN LA PALABRA DE DIOS, ESTEMOS EN
ORACIÓN PARA QUE NUESTRO BUEN PADRE DIOS LLEVE HASTA EL
FINAL LA OBRA DE LA SALVACIÓN INICIADA CON LA MUERTE Y
RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO.

La elección de las lecturas del Antiguo Testamento queda al criterio de cada


comunidad, pero se les invita a que las hagan todas. De no ser así, la primera lectura de
Génesis 1, 1-2, 2, la tercera del Éxodo 14, 15-15,1 y la séptima de Ezequiel 36, 16-28,
DEBERÁN HACERSE OBLIGATORIAMENTE, al igual que la carta de Pablo y el
Evangelio.
Una vez hecha la monición anterior desde un lugar distinto de donde se proclama la
Palabra, se acerca el primer lector para hacer la lectura correspondiente sin decir
"PRIMERA LECTURA", ni leer el pequeño texto que la sintetiza, sino que sólo dirá:
"Lectura del libro de..." e iniciará inmediatamente la lectura del texto bíblico
correspondiente. Esto es para todos los lectores.

Terminada la lectura de la Palabra, el salmista se acercará al lugar de la proclamación de la


Palabra para salmodiar el salmo correspondiente, pero sin anunciar "SALMO
RESPONSORIAL", sino que salmodiará la parte que le corresponde y la asamblea
responderá de la misma manera.

Posteriormente se harán las lecturas siguientes de igual modo que la primera.

Primera Lectura

Lectura del libro del Génesis 1, 1-2, 2.

En el principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era soledad y caos; y las
tinieblas cubrían la faz del abismo. El espíritu de Dios se movía sobre la
superficie de las aguas.
Dijo Dios: «Que exista la luz». Yla luz existió. Vio Dios que la luz era buena,
y separó la luz de las tinieblas. Llamó a la luz “día” y a las tinieblas “noche”.
Fue la tarde y la mañana del primer día.
Dijo Dios: «Que haya una bóveda entre las aguas, que separe unas aguas
de otras». E hizo Dios una bóveda y separó con ellas las aguas de arriba, de
las aguas de abajo. Y así fue. Llamó Dios a la bóveda “cielo”. Fue la tarde y
la mañana del segundo día.
Dijo Dios: «Que se junten las aguas de debajo del cielo en un solo lugar y
que aparezca el suelo seco». Y así fue. Llamó Dios “tierra” al suelo seco y
“mar” a la masa de las aguas. Y vio Dios que era bueno.
Dijo Dios: «Verdee la tierra con plantas que den semilla y árboles que den
fruto y semilla, según su especie, sobre la tierra». Y así fue. Brotó de la tierra
hierba verde que producía semilla, según su especie, y árboles que daban
fruto y llevaban semilla, según su especie. Y vio Dios que era bueno. Fue la
tarde y la mañana del tercer día.
Dijo Dios: «Que haya lumbreras en la bóveda del cielo, que separen el día
de la noche, señalen las estaciones, los días y los años, y luzcan en la
bóveda del cielo para iluminar la tierra». Y así fue. Hizo Dios las dos
grandes lumbreras: la lumbrera mayor para regir el día y la menor, para regir la
noche; y también hizo las estrellas. Dios puso las lumbreras en la bóveda del
cielo para iluminar la tierra, para regir el día y la noche, y separar la luz de las
tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Fue la tarde y la mañana del cuarto día.
Dijo Dios: «Agítense las aguas con un hervidero de seres vivientes y revoloteen
sobre la tierra las aves, bajo la bóveda del cielo». Creó Dios los
grandes animales marinos y los vivientes que en el agua se deslizan y la
pueblan, según su especie. Creo también el mundo de las aves, según sus
especies. Vio Dios que era bueno y los bendijo, diciendo: «Sean fecundos y
multiplíquense; llenen las aguas del mar; que las aves se multipliquen en
la tierra» Fue la tarde y la mañana del quinto día.
Dijo Dios: «Produzca la tierra vivientes, según sus especies». Y así fue. Hizo
Dios las fieras, los animales domésticos y los reptiles, cada uno según su
especie. Y vio Dios que era bueno.
Dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine
a los peces del mar, a las aves del cielo, a los animales domésticos y a todo
animal que se arrastra sobre la tierra». Y creó Dios al hombre a su imagen:
a imagen suya lo creó; hombre y mujer los creó.
Y los bendijo Dios y les dijo: «Sean fecundos y multiplíquense, llenen la
tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a
todos ser viviente que se mueve sobre la tierra».
Y dijo Dios: «He aquí que les entrego todas las plantas de semilla que hay
sobre la faz de la tierra, y todos los árboles que producen frutos y semilla,
para que les sirvan de alimento. Y a todas las fieras de la tierra, a todos las
aves del cielo, a todos los reptiles de la tierra, a todos los seres que
respiran, también les doy por alimento las verdes plantas». Y así fue. Vio
Dios todo lo que había hecho y lo encontró muy bueno. Fue la tarde y la
mañana del sexto día.
Así quedaron concluidos el cielo y la tierra con todos sus ornamentos, y
terminada su obra, descansó Dios el séptimo día de todo cuanto había hecho.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial
Sal 103, 1-2a.5-6.10.12.13-14.24

Bendice al Señor, alma mía.


R. Bendice al Señor, alma mìa

Bendice al Señor, alma mía; Señor y Dios mío, inmensa es tu grandeza. Te


vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto.
R. Bendice al Señor, alma mía.

Sobre bases inconmovibles asentaste la tierra para siempre. Con un vestido


de mares la cubriste y las aguas en las montañas concentraste.
R. Bendice al Señor, alma mía.

En los valles haces brotar las fuentes, que van corriendo entre montañas;
junto a ellas vienen a vivir las aves, y entre las ramas cantan.
Bendice al Señor, alma mía.

Desde tu cielo riegas los montes y sacias la tierra del fruto de tus manos;
haces brotar hierba para los ganados y pasto para los que sirven al hombre.
Bendice al Señor, alma mía.

¡Qué numerosas son tus obras, Señor, y todas las hiciste con maestría!; la
tierra está llena de tus criaturas. Bendice al Señor, alma mía.
Bendice al Señor, alma mía.

Segunda Lectura
Lectura del libro del Génesis 22, 1-18.

En aquel tiempo, Dios le puso una prueba a Abraham y le dijo: «¡Abraham,


Abraham!» El respondió: «Aquí estoy». Y Dios le dijo: «Toma a tu hijo
único, Isaac, a quien tanto amas; vete a la región de Moria y ofrécemelo en
sacrificio, en el monte que yo te indicaré».
Abraham madrugó, aparejó su burro, tomó consigo a dos de sus criados y a
su hijo Isaac; cortó leña para el sacrificio y se encaminó al lugar que Dios le
había indicado. Al tercer día divisó a lo lejos el lugar. Les dijo entonces a sus
criados: «Quédense aquí con el burro; yo iré con el muchacho hasta allá,
para adorar a Dios y después regresaremos».
Abraham tomó la leña para el sacrificio, se la cargó a su hijo Isaac y tomó en
su mano el fuego y el cuchillo. Los dos caminaban juntos. Isaac dijo a su
padre Abraham: «¡Padre!» El respondió: «¿Qué quieres, hijo?» El muchacho
contestó: «Ya tenemos fuego y leña, ¿pero dónde está el cordero para
el sacrificio?» Abraham le contestó: «Dios nos dará el cordero para el
sacrificio, hijo mío». Y siguieron caminando juntos.
Cuando llegaron al sitio que Dios le había señalado, Abraham levantó un
altar y acomodó la leña. Luego ató a su hijo Isaac, lo puso sobre el altar,
encima de la leña, y tomó el cuchillo para degollarlo. Pero el ángel del Señor
lo llamó desde el cielo y le dijo: «¡Abraham, Abraham!» El contestó: «Aquí
estoy». El ángel le dijo: «No descargues la mano contra tu hijo, ni le hagas
daño. Ya veo que temes a Dios, porque no le has negado a tu hijo único».
Abraham levantó los ojos y vio un carnero, enredado por los cuernos en la
maleza. Atrapó el carnero y lo ofreció en sacrificio, en lugar de su hijo.
Abrahán puso por nombre a aquel sitio “el Señor provee”, por lo que aun el
día de hoy se dice: “el monte donde el Señor provee”.
El ángel del Señor volvió a llamar a Abraham desde el cielo y le dijo: «Juro
por mí mismo, dice el Señor, que por haber hecho esto y no haberme negado
a tu hijo único, yo te bendeciré y multiplicaré tu descendencia como las
estrellas del cielo y las arenas del mar. Tus descendientes conquistarán las
ciudades enemigas. En tu descendencia serán bendecidos todos los pue-
blos de la tierra, porque obedeciste a mis palabras».
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.
Salmo Responsorial
Sal 15, 5.8.9-10.11

Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.


R. Protègeme, Dios Mì, porque me refugio en ti,

El Señor es la parte que me ha tocado en herencia: mi vida está en sus manos.


Tengo siempre presente al Señor y con él a mi lado, jamás tropezaré.
R. Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.

Por eso se me alegran el corazón y el alma y mi cuerpo vivirá tranquilo,


porque tú no me abandonarás a la muerte, ni dejarás que sufra yo la corrupción.
Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.

Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y de alegría


perpetua junto a ti.
Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.

Tercera Lectura
Lectura del libro del Éxodo 14, 15-31; 15, 1ª

En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: «¿Por qué sigues clamando a mí?
Diles a los israelitas que se pongan en marcha. Y tú alza tu bastón, extiende
tu mano sobre el mar y divídelo, para que los israelitas entren en el mar
sin mojarse. Yo voy a endurecer el corazón de los egipcios para que los
persigan, y me cubriré de gloria a expensas del faraón y de sus carros y de
su caballería. Sabrán los egipcios que yo soy el Señor, cuando me haya
cubierto de gloria a expensas del faraón, de sus carros y de su caballería».
El ángel del Señor, que iba al frente de las huestes de Israel, se colocó tras
ellas, también la columna de nube de delante se desplazó de allí y se puso a
sus espaldas, colocándose entre el campamento de los israelitas y el campamento
de los egipcios. La nube era tinieblas para unos y claridad para otros,
y así los ejércitos no trabaron contacto durante toda la noche.
Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor hizo soplar durante toda la
noche un fuerte viento del este, que secó el mar y se dividieron las aguas.
Los israelitas entraron en medio mar como en tierra seca, mientras que las
aguas formaban una muralla a su derecha e izquierda. Los egipcios se lanzaron
en su persecución, entrando tras ellos toda la caballería del faraón, sus
carros y sus soldados.
Hacia el amanecer, el Señor miró desde la columna de fuego y humo al ejército
de los egipcios y sembró entre ellos el pánico. Trabó las ruedas de sus
carros, que apenas podían avanzar. Dijeron entonces los egipcios: «Huyamos
de Israel, porque el Señor lucha en su favor contra Egipto».
Entonces el Señor dijo a Moisés: « Extiende tu mano sobre el mar, y vuelvan
las aguas sobre los egipcios, sus carros y sus jinetes». Y extendió Moisés su
mano sobre el mar; y al amanecer las aguas volvieron a su sitio. Al huir los
egipcios se encontraron con ellas, y el Señor los derribó en medio del mar. Y
volvieron las aguas y cubrieron los carros, los jinetes y todo el ejército del
faraón que se había metido en el mar para perseguir a Israel. Ni uno solo se
salvó. Pero los hijos de Israel caminaban por lo seco en medio del mar; las aguas
les hacían muralla a derecha e izquierda. Aquel día salvó el Señor a Israel de las
manos de Egipto. Israel vio a los egipcios muertos, en la orilla del mar. Israel
vio la mano fuerte del Señor y creyó en el Señor y en Moisés, su siervo.
Entonces Moisés y los hijos de Israel cantaron un cántico al Señor.

Salmo Responsorial
Ex 15, 1-2.3-4.5-6.17-18

Alabemos al Señor por su victoria.


R. Alabemos al Señor por su victoria.

Cantemos al Señor, sublime es su victoria: caballos y jinetes arrojó en el


mar. Mi fortaleza y mi canto es el Señor, él es mi salvación, él es mi
Dios, yo lo alabaré; es el Dios de mis padres, yo le cantaré.
R. Alabemos al Señor por su victoria.

El Señor es un guerrero, su nombre es el Señor. Precipitó en el mar los carros


del faraón y a sus guerreros; ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Alabemos al Señor por su victoria.

El mar cayó sobre ellos; en las temibles aguas como plomo se hundieron.
Extendiste tu diestra, Señor, y se los tragó la tierra.
Alabemos al Señor por su victoria.

Tú llevas a tu pueblo para plantarlo en el monte que le diste en herencia, en


el lugar que convertiste en tu morada, en el santuario que construyeron tus
manos. Tú, Señor, reinarás para siempre.
Alabemos al Señor por su victoria.

Cuarta Lectura
Lectura del libro del profeta Isaías 54, 5-14

«El que te creó, te tomará por esposa; su nombre es “Señor de los ejércitos”.
Tu redentor es el Santo de Israel; será llamado “Dios de toda la
tierra”.
Como a una mujer abandonada y abatida te vuelve a llamar el Señor.
¿Acaso repudia uno a la esposa de la juventud?, dice tu Dios.
Por un instante te abandoné, pero con inmensa misericordia te volveré a
tomar. En un arrebato de ira te oculté un instante mi rostro, pero con amor
eterno me he apiadado de ti, dice el Señor, tu redentor.
Me pasa ahora como en los días de Noé: entonces juré que las aguas del
diluvio no volverían a cubrir la tierra; ahora juro no enojarme ya contra
ti ni volver a amenazarte. Podrán desaparecer los montes y hundirse las
colinas, pero mi amor por ti no desaparecerá y mi alianza de paz quedará
firme para siempre. Lo dice el Señor, el que se apiada de ti. Tú, la afligida,
la zarandeada por la tempestad, la no consolada: He aquí que yo mismo
coloco tus piedras sobre piedras finas, tus cimientos sobre zafiros; te pondré
almenas de rubí y puertas de esmeralda y murallas de piedras preciosas.
Todos tus hijos serán discípulos del Señor, y será grande su prosperidad.
Serás consolidada en la justicia. Destierra la angustia, pues ya nada tienes
que temer; olvida tu miedo, porque ya no se acercará a ti».

Salmo Responsorial
Del salmo 29

Te alabaré, Señor eternamente.


R. Te alabarè, Señor eternamente.

Te alabaré, Señor, pues no dejaste que se rieran de mí mis enemigos. Tú,


Señor, me salvaste de la muerte y a punto de morir, me reviviste.
R. Te alabaré, Señor eternamente.

Alaben al Señor quienes lo aman, den gracias a su nombre, porque su ira


dura un solo instante y su bondad, toda la vida. El llanto nos visita por la
tarde; por la mañana, el júbilo.
Te alabaré, Señor eternamente.

Escúchame, Señor, y compadécete; Señor, ven en mi ayuda. Convertiste mi


duelo en alegría, te alabaré por eso eternamente.
Te alabaré, Señor eternamente.

Quinta Lectura

Lectura del libro del profeta Isaías 55, 1-11

Esto dice el Señor: «Todos ustedes, los que tienen sed, vengan por agua; y
los que no tienen dinero, vengan, tomen trigo y coman; tomen vino y leche
sin pagar. ¿Por qué gastar el dinero en lo que no es pan y el salario, en lo
que no alimenta?.
Escúchenme atentos y comerán bien, saborearán platillos sustanciosos.
Préstenme atención, vengan a mí, escúchenme y vivirán.
Sellaré con ustedes una alianza perpetua, cumpliré las promesas que hice
a David. Como a él lo puse por testigo ante los pueblos, como príncipe y
soberano de las naciones, así tú reunirás a un pueblo desconocido, y las
naciones que no te conocían acudirán a ti, por amor del Señor, tu Dios, por
el Santo de Israel, que te ha honrado.
Busquen al Señor mientras lo pueden encontrar, invóquenlo mientras está
cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal, sus planes; que
regrese al Señor, y él tendrá piedad; a nuestro Dios, que es rico en perdón.
Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, sus caminos no son
mis caminos. Porque así como aventajan los cielos a la tierra, así aventajan
mis caminos a los de ustedes y mis pensamientos a sus pensamientos.
Como bajan del cielo la lluvia y la nieve y no vuelven allá, sino después de
empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, a fin de que dé semilla
para sembrar y pan para comer, así será la palabra que sale de mi boca:
no volverá a mí sin resultado, sino que hará mi voluntad y cumplirá su
misión».

Salmo Responsorial
Isaías 12

El Señor es mi Dios y salvador.


R. El Señor es mi Dios y mi salvador.

El Señor es mi Dios y salvador: con él estoy seguro y nada temo. El Señor es


mi protección y mi fuerza, y ha sido mi salvación. Sacarán agua con gozo de
la fuente de salvación.
R. El Señor es mi Dios y salvador.

Den gracias al Señor, invoquen su nombre, cuenten a los pueblos sus hazañas,
proclamen que su nombre es sublime.
El Señor es mi Dios y salvador.

Alaben al Señor por sus proezas, anúncienlas a toda la tierra. Griten jubilosos,
habitantes de Sión, porque el Dios de Israel ha sido grande con ustedes.
El Señor es mi Dios y salvador.

Sexta Lectura

Lectura del libro del profeta Baruc 3, 9-15. 32-4, 4.


Escucha, Israel, los mandatos de vida, presta oído para que adquieras prudencia.
¿A qué se debe, Israel, que estés aún en país enemigo, que envejezcas
en tierra extranjera, que te hayas contaminado por el trato con los muertos,
que te veas contado entre los que descienden al abismo?.
Es que abandonaste la fuente de la sabiduría. Si hubieras seguido los senderos
de Dios, habitarías en paz eternamente. Aprende dónde están la prudencia,
la inteligencia y la energía, así aprenderás dónde se encuentra el secreto
de vivir larga vida y dónde la luz de los ojos y la paz. ¿Quién es el que halló
el lugar de la sabiduría y tuvo acceso a sus tesoros?.
El que todo lo sabe, la conoce; con su inteligencia la ha escudriñado. El que
cimentó la tierra para todos los tiempos, y la pobló de animales cuadrúpedos;
el que envía la luz, y ella va, la llama, y temblorosa le obedece; llama a los
astros, que brillan jubilosos en sus puestos de guardia, y ellos le responden:
«Aquí estamos», y refulgen gozosos para aquel que los hizo. El es nuestro
Dios y no hay otro como él; él ha escudriñado los caminos de la sabiduría y
se la dio a su hijo Jacob, a Israel, su predilecto. Después de esto, ella apareció
en el mundo y convivió con los hombres.
La sabiduría es el libro de los mandatos de Dios, la ley de validez eterna; los
que la guardan, vivirán, los que la abandonan, morirán.
Vuélvete a ella, Jacob, y abrázala; camina hacia la claridad de su luz; no
entregues a otros tu gloria, ni tu dignidad a un pueblo extranjero. Bienaventurados
nosotros, Israel, porque lo que agrada al Señor nos ha sido revelado.
Palabra de Dios. Te alabamos Señor.

Salmo Responsorial
Del Salmo 18

Señor, tú tienes palabras de vida eterna.


R. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es
fiel e instruye al ignorante.
R. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor
es límpida y da luz a los ojos.
Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del


Señor son verdaderos y eternamente justos.
Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

Más precioso que el oro, más que el oro fino; más dulce que la miel de un
panal que destila.
Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

Séptima Lectura

Lectura del libro del profeta Ezequiel 36, 16-28

En aquel tiempo, me fue dirigida la palabra del Señor en estos términos: «Hijo
de hombre, cuando los de la casa de Israel habitaban en su tierra, la
mancharon con su conducta y sus obras; como inmundicia fue su proceder
ante mis ojos. Entonces descargué mi furor contra ellos, por la sangre que
habían derramado en el país y por haberlo profanado con sus idolatrías.
Los dispersé entre las naciones y anduvieron errantes por todas las tierras.
Los juzgué según su conducta, según sus acciones los sentencié. Y en
las naciones a las que se fueron, desacreditaron mi santo nombre, haciendo
que de ellos se dijera: “Este es el pueblo del Señor, y ha tenido que salir
de su tierra”. Pero, por mi santo nombre, que la casa de Israel profanó entre
las naciones a donde llegó, me he compadecido. Por eso, dile a la casa de
Israel: “Esto dice el Señor: no lo hago por ustedes, casa de Israel. Yo mismo
mostraré la santidad de mi nombre excelso, que ustedes profanaron entre
las naciones. Entonces ellas reconocerán que yo soy el Señor, cuando, por
medio de ustedes les haga ver mi santidad.
Los sacaré a ustedes de entre las naciones, los reuniré de todos los países
y los llevaré a su tierra. Los rociaré con agua pura y quedarán purifica-
dos; los purificaré de todas sus inmundicias e idolatrías.
Les daré un corazón nuevo y les infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de
ustedes el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Les infundiré
mi espíritu y los haré vivir según mis preceptos y guardar y cumplir mis
mandamientos. Habitarán en la tierra que di a sus padres; ustedes serán
mi pueblo y yo seré su Dios”».
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor

Salmo Responsorial
De los salmos 41 y 42

Estoy sediento del Dios que da la vida.


R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

Como el venado busca el agua de los ríos, así cansada, mi alma te busca a ti,
Dios mío.
R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

Del Dios que da la vida está mi ser sediento. ¿Cuándo será posible ver de
nuevo su templo?
Estoy sediento del Dios que da la vida.

Recuerdo cuando íbamos a casa del Señor, cantando, jubilosos, alabanzas a


Dios.
Estoy sediento del Dios que da la vida.

Envíame, Señor, tu luz y tu verdad; que ellas se conviertan en mi guía y hasta


tu monte santo me conduzcan, allí donde tú habitas.
Estoy sediento del Dios que da la vida.

Al altar del Señor me acercaré, al Dios que es mi alegría, y a mi Dios, el Señor,


le daré gracias al compás de la cítara.
Estoy sediento del Dios que da la vida.
Terminado el salmo responsorial de la última lectura, toda la asamblea se pone de
pie y llena de júbilo entona solamente el canto del GLORIA y durante el canto del
mismo se TOCAN LAS CAMPANAS de la ermita hasta que finalice dicho canto.
Mientras tanto se prenden las velas del altar y las luces de la ermita.
Terminado el canto del Gloria, se apagan las velas o veladoras de la comunidad,
se sienta la asamblea y se dispone a escuchar las siguientes lecturas que van
precedidas por la siguiente monición.

Acabado el «Gloria», el celebrante dice la Oración colecta, como de ordinario.

Oración Colecta

Oremos:
Dios nuestro, que haces resplandecer esta noche santa con la gloria del
Señor resucitado, aviva en tu Iglesia el espíritu filial para que, renovados
en cuerpo y alma, nos entreguemos plenamente a tu servicio.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Seguidamente el subdiácono o un lector lee la epístola de san Pablo.

Epístola
Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya nunca morirá.
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 6,3-11.
Hermanos: Todos los que hemos sido incorporados a Cristo Jesús por medio
del bautismo, hemos sido incorporados a su muerte. En efecto, por el bautismo
fuimos sepultados con él en su muerte, para que, así como Cristo resucitó
de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros llevemos
una vida nueva.
Porque, si hemos estado íntimamente unidos a él por una muerte semejante
a la suya, también lo estaremos en su resurrección. Sabemos que nuestro
viejo yo fue crucificado con Cristo, para que el cuerpo del pecado quedara
destruido, a fin de que ya no sirvamos al pecado, pues el que ha muerto
queda libre del pecado.
Por lo tanto, si hemos muerto con Cristo, estamos seguros de que también
viviremos con él; pues sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los
muertos, ya nunca morirá. La muerte ya no tiene dominio sobre él, porque al
morir, murió al pecado de una vez para siempre; y al resucitar, vive ahora para
Dios. Lo mismo ustedes, considérense muertos al pecado y vivos para Dios
en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Terminada la Epístola, todos se ponen de pie y el celebrante entona


solemnemente
el «Aleluya» que todos repiten.

Luego un salmista o un lector dice el salmo, al que el pueblo responde aleluya


Salmo Responsorial
Salmo 117

R. Aleluya, aleluya.
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna.
Diga la casa de Israel: Su misericordia es eterna.

«Aleluya, aleluya».
La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor es nuestro orgullo. No
moriré, continuaré viviendo para contar lo que el Señor ha hecho.

Aleluya, aleluya.
La piedra que desecharon los constructores, es ahora la piedra angular. Esto
es obra de la mano del Señor, es un milagro patente.

Aleluya, aleluya.
Una vez que llegó al lugar de la proclamación de la Palabra de Dios, esperará a
que el monitor haga la monición general a las lecturas del Antiguo Testamento
desde un lugar distinto al de la proclamación de la Palabra.

Terminado el canto de Aleluya, el ministro de la Palabra sin saludar a la asamblea


como el sacerdote, sin signar el libro como el sacerdote, pero signándose él y toda
la comunidad, hace la lectura del Evangelio correspondiente.

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo; 28, 1-10

Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y


la otra María fueron a visitar el sepulcro. De pronto, se produjo un gran temblor de
tierra: el Ángel del Señor bajó del cielo, hizo rodar la piedra del sepulcro y se sentó
sobre ella.
Su aspecto era como el de un relámpago y sus vestiduras eran blancas como la
nieve. Al verlo, los guardias temblaron de espanto y quedaron como muertos.
El Ángel dijo a las mujeres: "No teman, yo sé que ustedes buscan a Jesús, el
Crucificado. No está aquí, porque ha resucitado como lo había dicho. Vengan a
ver el lugar donde estaba, y vayan en seguida a decir a sus discípulos: "Ha
resucitado de entre los muertos, e irá antes que ustedes a Galilea: allí lo verán".
Esto es lo que tenía que decirles".
Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del
sepulcro y corrieron a dar la noticia a los discípulos. De pronto, Jesús salió a su
encuentro y las saludó, diciendo: "Alégrense". Ellas se acercaron y, abrazándole
los pies, se postraron delante de él. Y Jesús les dijo: "No teman; avisen a mis
hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán".
Palabra del Señor
Gloria a ti señor Jesùs
El ministro de la Palabra NO besa el libro.

Una vez que se ha terminado la lectura del Evangelio, se deja un momento de silencio y
luego se hace una breve reflexión, la cual NO durará más de 10 minutos, tocando los
siguientes puntos:

1. Dios a lo largo de toda la Historia de la Salvación va guiando a su pueblo de Israel, por el


camino de la libertad en donde les enseña que es un pueblo que ha sido escogido, elegido,
que al caminar se tiene que ir uniendo para formarse como pueblo de Dios y que al unirse
se libera de las esclavitudes y se hace hermano para liberar a los demás.
2. Con Cristo, Dios hace que este camino llegue a su plenitud, y con la Resurrección del
Señor, hace un pacto permanente que quiere que su Iglesia viva y sea ahora el Nuevo
Pueblo de Dios.
3. Al celebrar la Resurrección de Jesús, se vuelve a hacer presente este pacto, y nos invita a
que como Nuevo Pueblo de Dios, vivamos una renovación total, un compromiso bien firme
en el servicio a los demás y siempre pensando que podemos ser mejores mirando hacia
adelante y hagamos cada día una Iglesia que viva plenamente la esperanza de hacer
realidad aquí y ahora el Reino de Dios.

Terminada la reflexión se pasa a la renovación de las promesas bautismales.


TERCERA PARTE
RITO DE RENOVACIÒN DE LAS PROMESAS BAUTISMALES.

Lo que se necesita:
1. Un depósito que contenga la suficiente agua para rociar a la asamblea, procurando que
no sobre agua, pero tampoco
falte.
2. Una rama de albahaca, o alguna similar.
3. El manual que estás estudiando.
Quiénes la realizan:
1. La comunidad o asamblea reunida.
2. El ministro de la Palabra.
3. El cantor o coro.
4. El monitor.
Cantos a preparar:
1. Vamos cantando al Señor.
2. Como el ciervo al agua va.
3. Fuente Bautismal.
Cómo realizarlo:
Terminada la reflexión de la Palabra de Dios, el monitor invita a la asamblea a entonar las
Letanías de los Santos con las siguientes palabras:

Monitor.
LA IGLESIA QUE PEREGRINA HACIA EL SEÑOR, RECONOCIÉNDOSE
PECADORA, INVOCA A LA IGLESIA QUE HA ALCANZADO LA SANTIDAD,
PARA QUE INTERCEDA POR ELLA.

El cantor entona las letanías, ya sean cantadas o rezadas y la asamblea responde del modo
acostumbrado.

CANTOR ASAMBLEA

SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS


CRISTO, TEN PIEDAD DE NOSOTROS CRISTO, TEN PIEDAD DE NOSOTROS
SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS
STA. MARÍA, MADRE DE DIOS RUEGA POR NOSOTROS
SAN MIGUEL RUEGA POR NOSOTROS
SANTOS ÁNGELES DE DIOS RUEGA POR NOSOTROS
SAN JUAN BAUTISTA RUEGA POR NOSOTROS
SAN JOSÉ RUEGA POR NOSOTROS
SAN PEDRO Y PABLO RUEGA POR NOSOTROS
SAN ANDRÉS RUEGA POR NOSOTROS
SAN JUAN RUEGA POR NOSOTROS
STA. MARÍA MAGDALENA RUEGA POR NOSOTROS
SAN ESTEBAN RUEGA POR NOSOTROS
SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA RUEGA POR NOSOTROS
SAN LORENZO RUEGA POR NOSOTROS
SANTAS PERPETUA Y FELICITAS RUEGA POR NOSOTROS
SANTA INÉS RUEGA POR NOSOTROS
SAN GREGORIO RUEGA POR NOSOTROS
SAN AGUSTÍN RUEGA POR NOSOTROS
SAN ATANASIO RUEGA POR NOSOTROS
SAN BASILIO RUEGA POR NOSOTROS
SAN MARTÍN RUEGA POR NOSOTROS
SAN BENITO RUEGA POR NOSOTROS
SANTOS FRANCISCO Y DOMINGO RUEGA POR NOSOTROS
SAN FRANCISCO JAVIER RUEGA POR NOSOTROS
SAN JUAN MARÍA VIANNEY RUEGA POR NOSOTROS
SANTA CATALINA DE SIENA RUEGA POR NOSOTROS
SANTA TERESA DE ÁVILA RUEGA POR NOSOTROS
SANTOS Y SANTAS DE DIOS RUEGA POR NOSOTROS
MUÉSTRATE PROPICIO LÍBRANOS, SEÑOR
DE TODO MAL LÍBRANOS SEÑOR
DE LA MUERTE ETERNA LÍBRANOS SEÑOR
POR TU ENCARNACIÓN LÍBRANOS, SEÑOR
POR TU MUERTE Y RESURRECCIÓN LÍBRANOS, SEÑOR
POR EL DON DEL ESPÍRITU SANTO LÍBRANOS, SEÑOR
NOSOTROS QUE SOMOS PECADORES TE ROGAMOS, SEÑOR

Terminadas las Letanías de los Santos, que se hace de pie, el monitor invita a la asamblea a
orar en silencio con las siguientes palabras:

M. PIDAMOS, QUERIDOS HERMANOS, A DIOS PADRE TODOPODEROSO,


QUE BENDIGA ESTA AGUA CON LA CUAL SEREMOS ROCIADOS EN
MEMORIA DE NUESTRO BAUTISMO, Y QUE NOS RENUEVE
INTERIORMENTE, PARA QUE PERMANEZCAMOS FIELES AL ESPÍRITU
QUE HEMOS RECIBIDO.

La asamblea ora en silencio.

El ministro de la Palabra, con las manos juntas, junto con toda la comunidad dice la
siguiente oración:

M.P. SEÑOR, DIOS NUESTRO, MÍRANOS CON BONDAD EN ESTA NOCHE


SANTÍSIMA EN QUE VELAMOS EN ORACIÓN RECORDANDO LA OBRA
ADMIRABLE DE NUESTRA CREACIÓN Y LA OBRA MÁS ADMIRABLE DE
NUESTRA REDENCIÓN. DÍGNATE BENDECIR ESTA AGUA, ASÍ COMO
JESUCRISTO SANTIFICÓ EL AGUA DEL JORDÁN, INICIANDO EL
SACRAMENTO DE UNA VIDA NUEVA QUE NOS LIBRA DE LA CORRUPCIÓN
DEL PECADO. QUE ESTA AGUA NOS RECUERDE AHORA, QUE ESTAMOS
BAUTIZADOS Y QUE DEBEMOS PARTICIPAR EN LA ALEGRÍA DE LA
RESURRECCIÓN DEL SEÑOR DURANTE TODA NUESTRA VIDA. AMÉN.
EN ESTE MOMENTO EL MINISTRO DE LA PALABRA DEBERÀ TOMAR EL AGUA
BENDITA QUE SOBRÒ DEL DOMINGO DE RAMOS; NO SE PUEDE BENDECIR EL
AGUA.

La asamblea enciende sus velas o veladoras del cirio, comunicándose la luz unos a otros,
mientras tanto se puede cantar:

VAMOS CANTANDO AL SEÑOR.

Una vez que todos han encendido sus velas o veladora, y están acomodados en sus lugares,
teniendo las velas o veladoras en sus manos, el ministro de la Palabra dice a la comunidad:

M.P. HERMANOS, POR MEDIO DEL BAUTISMO HEMOS PARTICIPADO DEL


MISTERIO PASCUAL DE CRISTO, ES DECIR, POR MEDIO DEL BAUTISMO
HEMOS SIDO ENTERRADOS CON ÉL EN SU MUERTE PARA RESUCITAR
CON ÉL A UNA VIDA NUEVA.
POR ESO, AL TERMINAR LA CUARESMA ES MUY IMPORTANTE QUE
RENOVEMOS LAS PROMESAS DE NUESTRO BAUTISMO CON LAS CUALES
UN DÍA RENUNCIAMOS A SATANÁS Y A SUS OBRAS Y NOS
COMPROMETIMOS A SERVIR A DIOS, EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA,
POR ESO, LES PREGUNTO :

Para cada respuesta de la profesión de fe, se puede levantar la vela o veladora encendida
como un signo exterior de lo que decimos con las palabras.

¿ RENUNCIAMOS TODOS NOSOTROS A SATANÁS ?


Todos responden a una sola voz:
T. SÍ, RENUNCIO.

M.P. ¿ RENUNCIAMOS A TODAS SUS OBRAS ?.


T. SÍ, RENUNCIO.

M.P. ¿ RENUNCIAMOS A TODAS SUS MALDADES ?.


T. SÍ, RENUNCIO.

M P. ¿ CREEN USTEDES EN DIOS PADRE TODOPODEROSO, CREADOR DEL


CIELO Y DE LA TIERRA ?.
T. SÍ, CREO.

M.P. ¿ CREEN EN JESUCRISTO, SU ÚNICO HIJO Y SEÑOR NUESTRO, QUE


NACIÓ DE MARÍA, LA VIRGEN, PADECIÓ Y MURIÓ POR NOSOTROS,
RESUCITÓ Y ESTÁ SENTADO A LA DERECHA DEL PADRE ?.
T. SÍ, CREO.
M.P. ¿ CREEN EN EL ESPÍRITU SANTO, EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA,
EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS, EN EL PERDÓN DE LOS PECADOS, EN
LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS Y EN LA VIDA ETERNA ?.
T. SÍ, CREO.

M.P. HERMANOS: ESTA ES NUESTRA FE QUE NOS UNE COMO IGLESIA, EN


LA QUE NOS GLORIAMOS EN JESUCRISTO RESUCITADO, EN LA QUE
NACIMOS, VIVIMOS Y QUEREMOS MORIR.
T. AMEN, AMEN, AMEN.

Terminada la profesión de fe, el ministro de la Palabra rociará a todos los participantes con
el agua, pasando por en medio de ellos. Mientras tanto se canta:

COMO CIERVO AL AGUA VA Y FUENTE BAUTISMAL.

Después de rociar al pueblo, se apagan las velas o veladoras y se pasa al rito de Comunión
o al rito de la paz, según sea el caso.

CUARTA PARTE
RITO DE LA COMUNIÒN

(Este rito se realizará solamente donde se tenga la reserva del Santísimo Sacramento)
Lo que se necesita para la Celebración:
1. El Altar dignamente vestido, con sus velas y, de ser posible, que esté decorado con
flores.
2. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro extraordinario de la Eucaristía.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. Hazme un instrumento de tu paz.
2. Es mi cuerpo, tomad y comed.
3. Señor, ¿ A quién iremos ?.

Cómo realizarlo:
Una vez que se ha terminado la Liturgia de la Renovación de las Promesas Bautismales, el
ministro extraordinario de la Eucaristía se acerca al lugar de la reserva, toma el copón lo
deposita sobre el altar, hace genuflexión e invita a recitar el Padre Nuestro con las
siguientes palabras:

M.E. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DE


NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS,
DIGAMOS AL PADRE:
M.E. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…
Terminada la oración del Padre Nuestro, se invita ala asamblea a unirse todos las manos y a
darse la paz con las siguientes palabras:

M.E. CRISTO EL SEÑOR HA RESUCITADO Y NOS HA HECHO UNA SOLA


FAMILIA UNIDA EN EL AMOR, POR ESO COMO HERMANOS NOS DAMOS
LA PAZ.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.

Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".

Terminando el canto de paz, el ministro extraordinario de la Eucaristía hace genuflexión,


toma la hostia y, sosteniéndola un poco elevándola sobre el copón, vuelto hacia el pueblo
dice:

M.E. ESTE ES EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO,


DICHOSOS LOS INVITADOS A LA CENA DEL SEÑOR.
La asamblea responde:
A. SEÑOR, NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA, PERO UNA
PALABRA TUYA BASTARÁ PARA SANARME.

El ministro extraordinario de la Eucaristía comulga diciendo en secreto: "Que el cuerpo de


Cristo me guarde para la vida eterna".

Inmediatamente después, toma el copón, se acerca a los que van a comulgar, presenta a
cada uno la hostia elevándola un poco y diciendo:

M.E. EL CUERPO DE CRISTO.

El que va a comulgar responde "AMÉN" y recibe la hostia. Mientras el ministro de la


Eucaristía da la comunión, se entonan los siguientes cantos:

ES MI CUERPO, TOMAD Y COMED y SEÑOR ¿A QUIEN IREMOS?.

Terminada la Comunión, el ministro extraordinario de la Eucaristía reserva el Santísimo


Sacramento y hace genuflexión.
Se guarda un momento de silencio y dice la siguiente oración teniendo las manos juntas:

M.E. DIOS DE PODER Y MISERICORDIA, QUE EN LA RESURRECCIÓN DE


JESUCRISTO NOS HA DEVUELTO LA ESPERANZA DE LA VIDA ETERNA,
AUMENTA EN NOSOTROS LA EFICACIA DEL MISTERIO PASCUAL, CON LA
FUERZA DE ESTE SACRAMENTO DE SALVACIÓN, POR CRISTO NUESTRO
SEÑOR.
La asamblea responde:
A. AMÉN.
B. Terminado el rito de Comunión se pasa al rito de despedida.
QUINTA PARTE
RITO DE LA PAZ
(Este rito se realizará en donde NO se de la comunión).
Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro de la Palabra.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. Hazme un instrumento de tu paz.
Cómo realizarlo:
Una vez que se ha terminado la Liturgia de la Renovación de las promesas bautismales, el
ministro de la Palabra invita a la asamblea a darse la paz tomándose de las manos y
diciendo las siguientes palabras:

M. P. CRISTO EL SEÑOR HA RESUCITADO Y NOS HA HECHO UNA SOLA


FAMILIA UNIDA EN EL AMOR, POR ESO COMO HERMANOS NOS DAMOS
LA PAZ.

Todos levantan las manos en señal de paz y posteriormente se entona el canto: HAZME
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.
Nunca cantar o decir el "Cordero de Dios".
Terminando el canto de paz, el ministro de la Palabra invita a la asamblea a recitar el Padre
nuestro con las siguientes palabras:

M.P. PORQUE SABEMOS QUE POR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DEL


SEÑOR HEMOS CONSEGUIDO SER HIJOS DE DIOS, DIGAMOS AL PADRE....
M.E. PADRE NUESTRO, QUE ESTAS EN EL CIELO…

Terminado el rito de la paz se pasa al rito de despedida.


SEXTA PARTE
RITO DE DESPEDIDA

Lo que se necesita:
1. El manual que estás estudiando.
Quiénes lo realizan:
1. El ministro de la Palabra.
2. La comunidad o asamblea reunida.
Cantos a preparar:
1. El Señor es mi luz y mi salvación.
2. Todos unidos formando un solo cuerpo.
3. Cristo está conmigo.
4. Formamos la gran familia.

Cómo realizarlo:
Una vez que se ha terminado la oración después de la Comunión o el Padre Nuestro, se
invita a la asamblea a que encienda nuevamente sus velas o veladoras, comunicándose la
luz unos a otros. La luz se toma del cirio. Mientras se enciende la luz, se canta: EL SEÑOR
ES MI LUZ Y MI SALVACIÓN.

Encendidas las velas o veladoras, el ministro de la Palabra despide a la asamblea con las
siguientes palabras:

M.P. HERMANOS: AL PARTICIPAR EN ESTA CELEBRACIÓN DE LA PASCUA,


HEMOS VIVIDO EL GRAN MISTERIO DE NUESTRA FE CRISTIANA, EL PASO
DE LA MUERTE A LA VIDA DE JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR, PASO QUE
TAMBIÉN NOS DEBEMOS DAR DIARIAMENTE COMO IGLESIA PEREGRINA.
POR ESO, VOLVAMOS A NUESTRAS CASAS LLEVANDO ESA LUZ QUE ES
CRISTO, PARA ILUMINAR A NUESTRA IGLESIA COMO TESTIGOS DE SU
RESURRECCIÓN GLORIOSA. EL SEÑOR, QUE NOS LLAMÓ A SALIR DE LA
TINIEBLA Y A ENTRAR EN LA LUZ MARAVILLOSA, VAYA CON NOSOTROS
A TODOS NUESTROS HOGARES, ALELUYA, ALELUYA.

La asamblea responde:
A. DEMOS GRACIAS A DIOS, ALELUYA, ALELUYA.

1. Antes de que la asamblea se retire de la ermita, el ministro de la Palabra hará las


siguientes indicaciones:
Una vez que salgan de la ermita se encaminan hacia sus casas, llevando su luz y cuidando
de que no se les apague en el camino, pueden ir cantando: CRISTO ESTÁ CONMIGO.
2. Al llegar a sus casas, ante su altar o en el mismo lugar en donde han puesto las palmas
benditas, colocan la vela o veladora encendida del cirio´

Mientras sale la asamblea de la ermita todos entonan el canto: TODOS UNIDOS


FORMANDO UN SOLO CUERPO.
REFLEXIONES

LA SILLA

La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer una


oración para su padre que estaba muy enfermo. Cuando el sacerdote llegó a la
habitación del enfermo, encontró a este hombre en su cama con la cabeza alzada
por un par de almohadas. Había una silla al lado de su cama, por lo que el
sacerdote pensó que el hombre sabía que vendría a verlo. "Supongo que me
estaba esperando", le dijo. "No, ¿quién es usted?", dijo el hombre. "Soy el
sacerdote que su hija llamó para que orase con usted; cuando vi la silla vacía al
lado de su cama supuse que usted sabía que yo vendría a visitarlo". "Ah sí, la
silla", dijo el hombre enfermo, ¿le importa cerrar la puerta? El sacerdote
sorprendido la cerró. "Nunca le he dicho esto a nadie, pero toda mi vida la he
pasado sin saber como orar. Cuando he estado en la Iglesia he escuchado
siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, ...,
pero siempre esto de las oraciones me entró por un oído y me salió por el otro,
pues no tengo idea de como hacerlo.
Entonces hace mucho tiempo abandoné por completo la oración." Esto ha
sido así en mi hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor
amigo me dijo: José, esto de la oración es simplemente tener una conversación
con Jesús. Así es como te sugiero que lo hagas: te sientas en una silla y colocas
otra silla vacía enfrente tuyo, luego con fe miras a Jesús sentado delante de ti.

No es algo alocado el hacerlo pues Él nos dijo: "Yo estaré siempre con
vosotros". Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás
haciendo conmigo ahora"."Es así que lo hice una vez y me gustó tanto que lo he
seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces". Siempre tengo mucho
cuidado que no me vaya a ver mi hija.... pues me internaría de inmediato en el
manicomio." El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José
que era muy bueno lo que había estado haciendo, y que no dejara de hacerlo.
Luego hizo una oración con él, le extendió una bendición y se fue a su parroquia.
Dos días después, la hija de José llamó al sacerdote para decirle que su padre
había fallecido. El sacerdote le preguntó: "¿Falleció en paz?" "Sí, cuando salí de la
casa a eso de las dos de la tarde me llamó y fui a verlo a su cama, me dijo lo
mucho que me quería y me dio un beso." "Cuando regresé de hacer compras una
hora más tarde ya lo encontré muerto. "Pero hay algo extraño al respecto de su
muerte, pues aparentemente, justo antes de morir, se acerco a la silla que estaba
al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré. ¿Qué cree
usted que pueda significar esto?" El sacerdote se secó las lágrimas de emoción y
le respondió: "Ojala que todos nos pudiésemos ir de esa manera..."
EL SANTO ROSARIO

Paseaba un día el apóstol Santo Tomás por los jardines del cielo, cuando
vio pasar un alma que no resplandecía tanto como las demás... y luego vio otra... y
una más... De inmediato fue a reclamarle a San Pedro...Oye, Pedro, ¿por qué
andan por ahí algunas almas que luego se ve que no tienen tantas cualidades y
virtudes como las demás? Pedro le contestó un tanto nervioso, ya que Tomás era
capaz de armarle un escándalo que hasta el puesto le podía costar. ¿Dime por
dónde, Tomás? Por todos lados, indicó el quejoso. Vamos a ver -dijo Pedro-, y
saliendo de la portería se dirigieron a los jardines.

En efecto, por doquier se veían almas que no resplandecían tanto. Sin


embargo se veían felices de estar ahí.

Pues mira, esos no han pasado por la puerta. Yo no los hubiera dejado
entrar... puntualizó Pedro. Pues entonces aquí está pasando algo raro, y más nos
vale que investiguemos -dijo con determinación Tomás, el cual necesitaba ver el
origen de la situación. Decidieron recorrer las vallas del Paraíso, y para su
sorpresa encontraron un gran agujero en una de las vallas, la que quedaba más
cerca de la Tierra.

¡ Caramba ! Es por aquí por donde se están colando -dijo con aire triunfal
Tomás-. El que hizo esto, lo va a pagar caro con nuestro Dios, que aunque bueno,
es muy justo... sentenció Pedro. Se acercaron ambos al agujero, y con sorpresa
descubrieron que había atado de ahí un inmenso rosario que llegaba hasta la
Tierra, y muchas almas por ahí venían subiendo.

Ambos apóstoles se giraron con cara de sorpresa y consternación... Tras


un silencio, Pedro dijo: Ay, María no ha cambiado nada. Desde que la conocí en
Caná supe que era de esa gente que no deja de estar ayudando... (Jn 2, 1-11)

Tomás resignado dijo: Si ni su Hijo se le escapa. ¿Te acuerdas de que no


quería hacer aquel milagro y con una sola mirada de Ella accedió? Pedro concluyó
diciendo: Mira, Tomás, tú y yo no hemos visto nada... .¿Ustedes también?, resonó
una voz que los sobresaltó... Con cara de asustados se volvieron hacia el Trono
de la Majestad de Dios... pero lo que percibieron fue una gran sonrisa...
SACUDETE Y SUBE

Se cuenta de cierto campesino que tenía una mula ya vieja. En un


lamentable descuido, la mula cayó en un pozo que había en la finca. El campesino
oyó los bramidos del animal, y corrió para ver lo que ocurría. Le dio pena ver a su
fiel servidora en esa condición, pero después de analizar cuidadosamente la
situación, creyó que no había modo de salvar al pobre animal, y que más valía
sepultarla en el mismo pozo.

El campesino llamó a sus vecinos y les contó lo que estaba ocurriendo y les
pidió que le ayudaran a enterrar la mula en el pozo para que no continuara
sufriendo.

Al principio, la mula se puso histérica. Pero a medida que el campesino y


sus vecinos continuaban paleando tierra sobre sus lomos, una idea vino a
su mente. A la mula se le ocurrió que cada vez que una pala de tierra cayera
sobre sus lomos.... ¡ELLA DEBÍA SACUDIRSE Y SUBIR SOBRE LA TIERRA!
Esto hizo la mula palazo tras palazo. SACÚDETE Y SUBE. Sacúdete y sube.
Sacúdete y sube!! Repetía la mula para alentarse a sí misma.

No importaba cuan dolorosos fueran los golpes de la tierra y las piedras


sobre su lomo, o lo tormentoso de la situación, la mula luchó contra el
pánico, y continuó SACUDIENDOSE Y SUBIENDO. A sus pies se fue
elevando de nivel el piso. Los hombres sorprendidos captaron la estrategia
de la mula, y eso les alentó a continuar paleando. Poco a poco se pudo llegar
hasta el punto en que la mula cansada y abatida pudo salir de un brinco de
las paredes de aquel pozo. La tierra que parecía que la enterraría, se
convirtió en su bendición, todo por la manera en la que ella enfrentó la
adversidad.

¡ASI ES LA VIDA!
Si enfrentamos nuestros problemas y respondemos positivamente, y
rehusamos dar lugar al pánico, a la amargura, y las lamentaciones de
nuestra baja autoestima, las adversidades, que vienen a nuestra
vida a tratar de enterrarnos, nos darán el potencial para poder salir
beneficiados y bendecidos!
A empujar
Cuentan que un muy buen hombre vivía en el campo pero tenía problemas físicos,
cuando un día se le apareció Jesús y le dijo: "Necesito que vayas hacia aquella
gran roca de la montaña, y te pido que la empujes día y noche durante 1 año".

El hombre quedó perplejo cuando escuchó esas palabras, pero obedeció y se


dirigió hacia la enorme roca de varias toneladas que Jesús le mostró.

Empezó a empujarla con todas sus fuerzas, día tras día, pero no conseguía
moverla ni un milímetro. A las pocas semanas llegó el diablo y le puso
pensamientos en su mente: "¿Por qué sigues obedeciendo a Jesús? Yo no
seguiría a alguien que me haga trabajar tanto y sin sentido. Debes alejarte, ya que
es estúpido que sigas empujando esa roca, nunca la vas a mover". El hombre
trataba de pedirle a Jesús que le ayudara para no dudar de su voluntad, y aunque
no entendía, se mantuvo en pie con su decisión de empujar.

Con los meses, desde que se ponía el sol hasta que se ocultaba aquel hombre
empujaba la enorme roca sin poder moverla, mientras tanto su cuerpo se
fortalecía, sus brazos y piernas se hicieron fuertes por el esfuerzo de todos los
días. Cuando se cumplió el tiempo el hombre elevó una oración a Jesús y le dijo:
"Ya he hecho lo que me pediste, pero he fracasado, no pude mover la piedra ni un
centímetro" . Y se sentó a llorar amargamente pensando en su muy evidente
fracaso. Jesús apareció en ese momento y le dijo: "¿Por qué lloras? ¿Acaso no te
pedí que empujaras la roca? Yo nunca te pedí que la movieras, en cambio mírate,
tu problema físico ha desaparecido. No has fracasado, yo he conseguido mi meta,
y tú fuiste parte de mi plan".

Muchas veces al igual que este hombre, vemos como ilógicas las situaciones,
problemas y adversidades de la vida, y empezamos a buscarle lógica, nuestra
lógica, a la voluntad de Dios y viene el enemigo y nos dice que no servimos, que
somos inútiles o que no podemos seguir. El día de hoy es un llamado a "empujar"
sin importar que tantos pensamientos de duda ponga el enemigo en
nuestras mentes, pongamos todo en las manos de Jesús, y Él por medio de su
voluntad nunca nos hará perder el tiempo, más bien, nos hará ser más fuertes!
EL CARPINTERO

Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su


jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida
más placentera con su esposa y disfrutar de su familia.

Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse, ellos


superarían esa etapa.

El jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que si
podía construir una sola casa mas, como un favor personal. El carpintero
accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su
trabajo.

Utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una


desafortunada manera de terminar su carrera.

Cuando el carpintero terminó su trabajo y su jefe fue a inspeccionar la casa,


el jefe le extendió al carpintero las llaves de la puerta principal.

“ Esta es tu casa” – dijo- “es mi regalo para ti”

¡Que tragedia! ¡Que pena! Si solamente el carpintero hubiera sabido que


estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente
diferente. ¡Ahora tendría que vivir en la casa que construyó “no muy bien”
que digamos!

Así que está en nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída,


reaccionando cuando deberíamos actuar, dispuestos a poner en ello menos
de lo mejor. En puntos importantes, no ponemos lo mejor de nosotros en
nuestro trabajo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y
encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido. Si lo
hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente.

Piensen como si fueran el carpintero. Piensen en su casa.

Cada día clavamos un clavo. Levantamos una pared o edificamos un techo.

Construyan con sabiduría. Es la única vida que podrán construir. Inclusive si


solo viven por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad.

Su vida ahora, es el resultado de sus actitudes y elecciones del pasado. Su


vida mañana será el resultado de sus actitudes y elecciones hechas hoy.
DIOS EXISTE
Un hombre fue a una barbería a cortarse el pelo y recortarse la barba. Como es
costumbre en estos casos, entabló una amena conversación con la persona que le
atendía.

Hablaban de muchas cosas y tocaron varios temas. De pronto tocaron el tema de


Dios. El barbero dijo:

Fíjese caballero, que yo no creo que Dios exista, como usted dice...

- ¿Pero?, ¿por qué dice usted eso? - preguntó el cliente.

- Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no
existe, o dígame, acaso si Dios existiera, ¿habrían tantos enfermos?, ¿habría
niños abandonados?. Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la
humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas
cosas.

El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar


una discusión. El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién
abandonaba la barbería, observó en la calle a un hombre con la barba y el cabello
largo. Al parecer, hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy
desarreglado.

Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:

- ¿Sabe una cosa? los barberos no existen . . .

- ¿Cómo que no existen? - preguntó el barbero - Si aquí estoy yo, y soy barbero.

- ¡No! - dijo el cliente - No existen porque si existieran no habría personas con el


pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.

- Ah, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia
mí.

¡Exacto! - dijo el cliente - ese es el punto, Dios sí existe, lo que pasa es que
las personas no van hacia Él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y
miseria...
Entrevista con Dios

Con mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una gran entrevista, y mi deseo fue
concedido permitiéndoseme una reunión con Dios!

"Pasa" me dijo Dios, - "¿Así que quieres entrevistarme?

"Bueno", le contesté, "Si tienes tiempo..." Se sonríe por entre la barba y dice: "Mi tiempo se llama
eternidad y alcanza para todo; ¿Qué preguntas quieres hacerme?"

"Ninguna nueva, ni difícil para ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?"

Y dijo: "Que se aburren de ser niños, apurados por crecer, y luego suspiran por regresar a ser
niños.

Que primero pierden la salud para tener dinero y en seguida pierden el dinero para recuperar la
salud.

Que por pensar ansiosamente en el futuro descuidan su hora actual, por lo que ni viven el presente
ni el futuro.

Que viven como si no fueran a morirse y se mueren como si no hubieran vivido, y pensar que
YO...", con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada dejó de hablar.

Sus manos toman fuertemente las mías y seguimos en silencio. Después de un largo tiempo y para
cortar el clima, le dije: "¿Me dejas hacerte otra pregunta?"
No me respondió con palabras, sino sólo con su tierna mirada.-"¿Cómo padre, que es lo que le
pedirías a tus hijos?".

"Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame. Lo que sí pueden hacer es dejarse
amar.

Que aprendan que toma años construir la confianza y sólo segundos para destruirla.

Que lo más valioso no es lo que tienen en sus vidas sino a quien tienen en sus vidas.

Que aprendan que no es bueno compararse con los demás, pues siempre habrá alguien mejor o
peor que ellos.

Que "rico" no es el que más tiene sino el que menos necesita.

Que aprendan, que deben controlar sus actitudes o sus actitudes los controlaran.

Que bastan unos pocos segundos para producir heridas profundas en las personas que amamos y
que pueden tardar muchos años en ser sanadas.

Que aprendan que perdonar se aprende practicando. Que hay gente que los quiere mucho, pero
que simplemente no sabe cómo demostrarlo.

Que aprendan que el dinero lo compra todo menos la felicidad.


Que a veces cuando están molestos tienen derecho a estarlo, pero eso no les da derecho a
molestar a los que los rodean.

Que los grandes sueños no requieren de grandes alas sino de un tren de aterrizaje para lograrlos.

Que los amigos de verdad son tan escasos que quien ha encontrado uno ha encontrado un
verdadero tesoro.

Que no siempre es suficiente ser perdonado por otros, algunas veces deben perdonarse a sí
mismos.

Que aprendan que son dueños de lo que callan y esclavos de lo que dicen. Que de lo que
siembran cosechan; si siembran chismes, cosecharán intrigas; si siembran amor, cosecharán
felicidad.

Que aprendan que la verdadera felicidad no es lograr sus metas sino aprender a ser feliz con lo
que tienen.

Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte sino producto de sus decisiones. Ellos
deciden ser felices con lo que son y tienen, o morir de envidia y celos por lo que les falta y carecen.

Que aprendan que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.

Que sin importar las consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismos llegan lejos en la
vida.

Que a pesar de que piensen que no tienen nada más que dar, cuando un amigo llora con ellos
encuentran la fortaleza para vencer sus dolores.

Que retener a la fuerza a las personas que aman, las aleja más rápidamente de ellos y el dejarlas
ir las deja para siempre al lado de ellos.

Que a pesar de que la palabra "amor" pueda tener muchos significados distintos, pierde valor
cuando es usada en exceso.

Que aprendan que amar y querer no son sinónimos sino antónimos, el querer lo exige todo, el
amar lo entrega todo.

Que nunca harán nada tan grande para que Dios los ame más ni nada tan malo para que los ame
menos. Simplemente los amo, a pesar de sus conductas.

Que aprendan que la distancia más lejos que pueden estar de Mí es la distancia de una simple
oración..."

Y así, en un encuentro profundo, tomados de las manos, continuamos en silencio.

¿Será posible que alguna vez aprendamos?

Bueno, no ??? ..... Pero es gratis.


Calidad de vida
En cierta ocasión, un reportero le preguntó a un agricultor si podía divulgar el
secreto de su maíz, que ganaba el concurso al mejor producto, año tras año.
El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla con los vecinos.
- "¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con sus vecinos, si usted también
entra al mismo concurso año tras año?" preguntó el reportero.
- "Verá usted, señor," dijo el agricultor.
- "El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembradío a otro. Si mis vecinos
cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría
constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz, debo ayudar a
que mi vecino también lo haga".
Lo mismo es con otras situaciones de nuestra vida.
Quienes quieran lograr el éxito, deben ayudar a que sus vecinos también tengan
éxito.
Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el
valor de una vida se mide por las vidas que toca.
Y quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad,
porque el bienestar de cada uno se halla unido al bienestar de todos.
Que Dios bendiga nuestros corazones para que demos de ellos lo mejor para
bienestar de los demás.....

¡Estaba seguro que vendrías!


- Mi amigo no ha regresado del Campo de Batalla, señor! Solicito permiso
para ir a buscarlo, dijo un soldado a su teniente.

- - Permiso denegado. Replico el oficial, no quiero que arriesgue usted su


vida por un hombre que probablemente ha muerto.

- - El soldado no haciendo caso de la prohibición, salió y una hora mas tarde


regresó mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo.

- - El oficial estaba furioso: Ya le dije yo que había muerto!.


Dígame, Merecía la pena ir allá para traer un cadáver?

- - Y el soldado, moribundo, respondió: Claro que sí, señor!. Cuando lo


encontré, todavía estaba vivo y pudo decirme: Estaba seguro que vendrías!
Ayuda inesperada
Auxilio en la lluvia. Una noche, a las 11:30 p.m., una mujer de edad avanzada
estaba parada en el acotamiento de una autopista, tratando de soportar una
fuerte tormenta. Su coche se había descompuesto y ella necesitaba
desesperadamente que la llevaran. Toda mojada, ella decidió detener el próximo
coche. Un joven se detuvo a ayudarla, a pesar de la fuerte lluvia

El joven la llevo a un lugar seguro, la ayudo a obtener asistencia y la puso en un


taxi. Ella parecía estar bastante apurada. Ella anoto la dirección del joven, le
agradeció y se fue.

Siete días pasaron, cuando tocaron la puerta de su casa. Para su sorpresa, un


Televisor pantalla gigante a color le fue entregado por correo a su casa.

Tenía una nota especial adjunta al paquete. Esta decía: Muchísimas Gracias por
ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anego no solo mi ropa sino mi
espíritu. Entonces apareció usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama
de mi marido agonizante, justo antes de que muriera. Dios lo bendiga por
ayudarme y por servir a otros desinteresadamente.

Sinceramente: La Señora Fernández.

NO ESPERES NADA A CAMBIO Y LO RECIBIRAS


Amigos en el Desierto

Dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje


discutieron. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

"Hoy, mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro".

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que


había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por
el amigo. Al recuperarse, tomo un estilete y escribió en una piedra:

"Hoy. mi mejor amigo me salvo la vida".

Intrigado, el amigo pregunto: Por que después de que te lastime, escribiste


en la arena y ahora escribes en una piedra? Sonriendo, el otro amigo
respondió: "Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la
arena, donde el viento del olvido y el perdón se encargaran de borrarlo y
apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos
grabarlo en la piedra de la memoria del corazón, donde el viento no podrá
borrarlo".

Las relaciones humanas, por ser relaciones perfectibles más no perfectas,


deben basarse en el perdón , sólo así podremos construir una verdadera
amistad y, aunque muchas veces signifique renunciar a nosotros mismos y
duela, podremos realmente amar, ser amados y por ende alcanzar la plena
felicidad.

"En el momento de la muerte, no se nos juzgará por la cantidad de trabajo


que hayamos hecho, sino por el peso de amor que hayamos puesto en
nuestro trabajo. Este amor debe resultar del sacrificio de sí mismos y ha de
sentirse hasta que duela."

Madre Teresa, MC.


El gusano y el escarabajo
Había una vez un gusano y un escarabajo que eran amigos, pasaban charlando horas y
horas.

El escarabajo estaba consciente de que su amigo era muy limitado en movilidad, tenía
una visibilidad muy restringida y era muy tranquilo comparado con los de su especie.

El gusano estaba muy consciente de que su amigo venía de otro ambiente, comía cosas
que le parecían desagradables y era muy acelerado para su estándar de vida, tenía una
imagen grotesca y hablaba con mucha rapidez.

Un día, la compañera del escarabajo le cuestionó la amistad hacia el gusano.


¿Cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro del gusano?
A lo que él respondió que el gusano estaba limitado en sus movimientos.
¿Por qué seguía siendo amigo de un insecto que no le regresaba los saludos efusivos
que el escarabajo hacía desde lejos?
Esto era entendido por él, ya que sabía de su limitada visión, muchas veces ni siquiera
sabía que alguien lo saludaba y cuando se daba cuenta, no distinguía si se trataba de él
para contestar el saludo, sin embargo calló para no discutir.

Fueron muchas las respuestas que en el escarabajo buscaron para cuestionar la amistad
con el gusano, que al final, éste decidió poner a prueba la amistad alejándose un tiempo
para esperar que el gusano lo buscara.

Pasó el tiempo y la noticia llegó:


El gusano estaba muriendo, pues su organismo lo traicionaba por tanto esfuerzo, cada día
emprendía el camino para llegar hasta su amigo y la noche lo obligaba a retornar hasta su
lugar de origen.

El escarabajo decidió ir a ver sin preguntar a su compañera qué opinaba.


En el camino varios insectos le contaron las peripecias del gusano por saber qué le había
pasado a su amigo.
Llegó el escarabajo hasta el árbol en que yacía el gusano esperando pasar a mejor vida.

Al verlo acercarse, con las últimas fuerzas que la vida te da, le dijo cuánto le alegraba que
se encontrara bien.
Sonrió por última vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado.

El escarabajo avergonzado de sí mismo, por haber confiado su amistad en otros oídos


que no eran los suyos, había perdido muchas horas de regocijo que las pláticas con su
amigo le proporcionaban.

Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que él
era, era su amigo, a quien respetaba y quería no tanto por la especie a la que pertenecía
sino porque le ofreció su amistad.

El escarabajo aprendió varias lecciones ese día. La amistad está en ti y no el los demás,
si la cultivas en tu propio ser, encontrarás el gozo del amigo.
Amigos
Hace tiempo al estar en mi casa, siendo como las 11:00 de la noche, recibí la llamada telefónica de
un querido amigo. Me dio mucho gusto su llamada y lo primero que me pregunto fue: ¿ Cómo
estas? Y sin saber por que, le conteste: "me siento muy solo". ¿Quieres que platiquemos? ........me
dijo él, a lo cual le respondí que si y me dijo: ¿quieres que vaya a tu casa? Y respondí que sí.

Colgó el teléfono y en menos de quince minutos el ya estaba tocando a mi puerta.

Yo empecé y hablé por horas y horas, de todo, de mi trabajo, de mi familia, de mi ex-novia, de mis
deudas, y el atento siempre me escuchó. Se nos hizo de día, yo estaba totalmente cansado
mentalmente, me había hecho mucho bien su compañía y sobre todo que me escuchara y que me
apoyara y me hiciera ver mis errores, me sentía muy a gusto y cuando el notó que yo ya me
encontraba mejor, me dijo:

- "Bueno pues me retiro; tengo que ir a trabajar".

Yo me sorprendí y le dije:

- Pero, porque no me habías dicho que tenias que ir a trabajar; mira la hora que es, no dormiste
nada, te quite tu tiempo toda la noche".

Él sonrió y me dijo:

- "No hay problema para eso estamos los amigos".

Yo me sentía cada vez más feliz y orgulloso de tener un amigo así. Lo acompañe a la puerta de mi
casa... y cuando él caminaba hacia su automóvil le grite desde lejos:

- "Oye amigo, y después de todo esto, ¿porque llamaste anoche tan tarde?"

El regreso y me dijo en voz baja.

- "Es que te quería dar una noticia..."

Le pregunte: ¿Que paso? Y me dijo... fui al doctor y me dice que mis días están contados, tengo un
tumor cerebral, no se puede operar, y solo me queda esperar... yo me quede mudo...el me sonrío y
me dijo: Que tengas un buen día amigo... se dio la vuelta y se fue...

Pasó un buen rato para que asimile la situación y me preguntaba una y otra vez porque cuando él
me pregunta ¿cómo estas? me olvide de él y solo hable de mí. Como tuvo la fuerza de sonreírme,
de darme ánimos, de decirme todo lo que me dijo, estando el en esa situación...esto es increíble...
Desde entonces mi vida ha cambiado, suelo ser mas critico con mis problemas y suelo disfrutar
mas de las cosas buenas de la vida. Ahora aprovecho mas el tiempo con la gente que quiero.. por
ejemplo él, mi amigo... todavía vive y procuro disfrutar mas el tiempo que convivimos y platicamos,
sigo disfrutando de sus chistes, de su locura, de su seriedad, de su sabiduría, de su temple, de mi
amigo...

PD: Les deseo que tengan un hermoso día y recuerden... "El que no vive para servir... No sirve
para vivir..." La vida es como una escala, si miras hacia arriba siempre será el último de la fila pero
si miras hacia abajo veras que hay mucha gente que quisiera estar en tu lugar.
La diferencia nos hizo amigos

Una vez, a cinco pintores, se les propuso un gran proyecto: trabajar en


común para una gran exposición pictórica que tendría lugar con motivo del
Año Nuevo.

Dicho y hecho. Los profesionales de la pintura se pusieron manos a la obra.

Lo cierto es que, el evento, levantó gran expectación en la localidad elegida.


Todos los habitantes de aquella población hablaban de lo distintos que eran
los pintores y que, precisamente por ello, la ocasión habría de ser
aprovechada por ellos y por otros tantos hombres y mujeres de la zona.

Pero, un buen día, a punto de abrirse la exposición los pintores comenzaron


a discutir sobre los colores que usaban unos y otros, sobre los temas
elegidos, sobre el marco que adornaba el cuadro de cada uno. En
definitiva...cayeron en una gran discusión a cuenta de "las diferencias" en su
pintura.

El conflicto trascendió a la calle. Y toda la ilusión y el entusiasmo que habían


puesto los moradores de aquel pueblo se fueron desvaneciendo. ¡Cómo es
posible que sean incapaces de ponerse de acuerdo!.

Exclamaban.

Por la tarde, cuando estaban a punto de recoger los bártulos, y marcharse


los pintores cada uno a su casa de repente, un niño, se coló por una ventana
y dijo: "¡uy..que cuadros tan diferentes y tan bonitos todos....no había visto
nunca una cosa igual".

Los profesionales de la pintura se miraron sonrojados, unos a otros, y


abrazándose y riéndose de sí mismos dijeron: "es verdad...es mucho más lo
que esperan de nosotros, y lo que descubren en nuestras diferencias que lo
que nosotros discutimos de ellas". Y dicen, que le exposición llevó este
título: "La diferencia nos hizo amigos".
Un corazón que escuche
Un psicólogo atendía una consulta en un hospital donde la mayoría de sus
pacientes eran adolescentes. Un día le derivaron un joven de 14 años que
desde hacía un año no pronunciaba palabra y estaba internado en un
orfanato.

Cuando era muy pequeño, su padre murió. Vivió con su madre y abuelo
hasta hacía un año; cuando tuvo 13 años muere su abuelo, y tres meses
después su madre en un accidente. Sólo llegaba al consultorio y se sentaba
mirando las paredes, sin hablar. Estaba pálido y nervioso.

El psicólogo no podía hacerlo hablar. Comprendió que el dolor del


muchacho era tan grande que le impedía expresarse, y él, por más que le
dijera algo, tampoco serviría de mucho.

Optó por sentarse y observarlo en silencio, acompañando su dolor. Después


de la segunda consulta, cuando el muchacho se retiraba, el doctor le puso
una mano en el hombro: "Ven la semana próxima si gustas... duele
¿verdad?. El muchacho lo miró, no se había sobresaltado ni nada; sólo lo
miró y se fue.

Cuando volvió a la semana siguiente, el doctor lo esperaba con un juego de


ajedrez. Así pasaron varios meses sin hablar, pero él notaba que David ya no
parecía nervioso y su palidez había desaparecido.

Un día mientras el doctor miraba la cabeza del muchacho cuando él


estudiaba agachado en el tablero de ajedrez, estaba pensando sobre lo poco
que los hombre saben acerca del misterio del proceso de curación. De
pronto David alzó la vista y lo miró y le dijo: "Le toca".

Ese día empezó a hablar, hizo amigos en la escuela, ingresó a un equipo de


ciclismo y comenzó una nueva vida, su vida. Posiblemente el médico le dio
algo, pero también aprendió mucho de él. Aprendió que el tiempo hace
posible lo que parece dolorosamente insuperable; a estar presente cuando
alguien lo necesita; a comunicarnos sin palabras.

Basta un abrazo, un hombro para llorar, una caricia; un corazón que


escuche.
Trabajo en equipo

Una vez en la carpintería hubo una extraña asamblea: fue una reunión de
herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia,
pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía
demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando. El martillo
aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que
había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el
tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija.

Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los
demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el
metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida,
como si fuera el único perfecto.
De repente entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó
el martillo, la lija, el metro y el tornillo.

Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble. Cuando


la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.
Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha
quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con
nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos
ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros
puntos buenos".

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y


daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron
que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de
producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de
trabajar juntos.

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán.


Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás,
la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad
de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores
logros humanos. Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo,
pero encontrar cualidades, eso es para Dios que es capaz de inspirar todos
los éxitos humanos.
La Ratonera

Un ratón, mirando por un hoyo en la pared, ve al granjero y su esposa


abriendo un paquete.

Rápidamente pensó en el tipo de comida que podría haber allí. Pero al


descubrir que lo que había en el paquete era una ratonera, quedo
aterrorizado.

Corrió al patio de la hacienda y gritó, advirtiendo a todos:


"- ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!"

La gallina le dijo:
"- Discúlpame, Sr. Ratón, veo que eso es un gran problema para usted,
pero a mí no me perjudica en nada, no me incomoda en lo más mínimo."

El ratón fue donde el chancho y le dijo:


"- ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera!"
"- Discúlpame, Sr. Ratón, dijo el chancho, pero no puedo hacer nada a
respecto, tan sólo rezar. Esté tranquilo que me acordaré de usted en
mis peticiones."

El ratón entonces, fue donde la vaca.


Ella le dijo:
"- ¿Qué me quieres decir, Sr. Ratón? ¿Una ratonera? ¿Acaso estoy yo en
peligro? ¡Creo que no!"

Entonces el ratón regresó a la casa, desanimado y desilusionado,


habiendo que enfrentar la ratonera del granjero.

En aquella misma noche, se escuchó un estallido, como el de una


ratonera que agarraba su primera víctima. La mujer del granjero corrió para
ver qué había pasado. En la oscuridad, no pudo ver que la ratonera había
atrapado una serpiente venenosa por la cola. La serpiente picó a la
mujer...

El granjero la llevó rápidamente al hospital. Al regresar, la mujer


tenía una fiebre muy fuerte. Es sabido que no hay nada mejor que una sopa
de gallinas para alimentar a una persona con fiebre. El granjero tomó
su puñal y se fue a buscar el ingrediente principal de la sopa.

Pero la enfermedad de la mujer seguía, y por ello vinieron los amigos y


vecinos a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mató al chancho.

La mujer no se curó y terminó muriendo. Mucha gente vino al funeral. El


granjero, entonces, sacrificó la vaca, para alimentar toda la multitud.

La siguiente vez que escuches decir que alguien está delante de un


problema y creas que ese problema no te toca a ti, acuérdate que, cuando
hay una ratonera en la casa, toda la hacienda corre peligro.

"El problema de uno es problema de todos cuando convivimos y trabajamos


en equipo".
DIOS TE HABLA

¡Hola! Todos los días espero saludarte hijo mío, soy yo el que más te adora y
con paciencia te escucha. ¿A caso de olvidas de mi? Pues veo que te
levantas y te das tiempo para todo menos para mi. Pero no importa recuerda
que soy paciencia y amor y aquí estoy para hablar contigo.

Recuerdo cuando naciste y por medio de mamá me conociste, ¿Sabes? Yo


te conocí desde que estabas en el vientre de mamá, te hice a imagen y
semejanza, eres hermoso a mis ojos y a los de tu madre, siempre he estado
a tu lado, nunca te abandonare.

Y aunque no me hables yo se lo que te rodea, lo que piensas, pero ahora


dime tú: ¿Qué es lo que te entristece? ¿qué te hace feliz? ¿por qué estas
lleno de coraje? Y no te encuentras tranquilo. A caso no te he dado todo?, 2
pies, 2 manos, 2 ojos, una nariz, una boca, hogar, padres y comida? ¿No
estas conforme con eso?

Se lo que te hace falta, solo te hace falta reconocer y acercarte, te falta paz y
sencillez, no la conoces muy bien eres como todo ser humano, Vuelve a ser
el niño hermoso que antes fuiste.

Anda descansa y quédate tranquilo, te esperare otro día.

TE AMO
MENSAJE DE JESÚS

¿Por qué te confundes y agitas ante los problemas de la vida?

Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te ira mejor. Cuando te


abandones en mi todo se resolverá con tranquilidad según mis designios.

No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras


exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con
calma: JESÚS YO CONFIO EN TI.

Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda


suceder después. No estropees mis planes, queriendo imponer tus ideas,
déjame ser y actuar con libertad. ABANDONATE CONFIADAMENTE EN MI.

Reposa en mi y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente: JESÚS


YO CONFIO EN TI.

Lo que mas daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas y querer


resolver las cosas a tu manera, cuando me dices: JESÚS YO CONFIO EN TI,
no seas como el paciente que le pide al medico que lo cure, pero le sugiere
el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo YO
TE AMO

Si crees que las cosas empeoraron o se complican a pesar de tu oración


sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía. Continua diciéndome:
JESÚS YO CONFIO EN TI

Necesito las manos libres para poder obrar, no me ates con tus
preocupaciones inútiles, Satanás quiere eso: agitarte, angustiarte, quitarte la
paz. Confía solo en mi abandónate en mi.

Así que no te preocupes, hecha en mi, todas tus angustias y duerme


tranquilamente. Dimen siempre: JESÚS YO CONFIO EN TI y veras grandes
milagros.

“TE LO PROMETO POR MI AMOR”


El día en que Jesús guardó silencio
El gran fichero de nuestra vida
Aún no llego a comprender cómo ocurrió, si fue real o un sueño. Sólo recuerdo
que ya era tarde y estaba en mi sofá preferido con un buen libro en la mano. El
cansancio me fue venciendo y empecé a cabecear...

En algún lugar entre la semi-inconsciencia y los sueños, me encontré en aquel


inmenso salón, no tenía nada en especial salvo una pared llena de tarjeteros,
como los que tienen las grandes bibliotecas. Los ficheros iban del suelo al techo y
parecía interminable en ambas direcciones.

Tenían diferentes rótulos. Al acercarme, me llamó la atención un cajón titulado:


"Muchachas que me han gustado". Lo abrí descuidadamente y empecé a pasar
las fichas.

Tuve que detenerme por el impresión, había reconocido el nombre de cada una de
ellas: ¡se trataba de las muchachas que a MÍ me habían gustado!

Sin que nadie me lo dijera, empecé a sospechar de donde me encontraba. Este


inmenso salón, con sus interminables ficheros, era un crudo catálogo de toda mi
existencia.

Estaban escritas las acciones de cada momento de mi vida, pequeños y grandes


detalles, momentos que mi memoria había ya olvidado.

Un sentimiento de expectación y curiosidad, acompañado de intriga, empezó a


recorrerme mientras abría los ficheros al azar para explorar su contenido.

Algunos me trajeron alegría y momentos dulces; otros, por el contrario, un


sentimiento de vergüenza y culpa tan intensos que tuve que volverme para ver si
alguien me observaba.

El archivo "Amigos" estaba al lado de "Amigos que traicioné" y "Amigos que


abandoné cuando más me necesitaban".

Los títulos iban de lo mundano a lo ridículo. "Libros que he leído", "Mentiras que
he dicho", "Consuelo que he dado", "Chistes que conté", otros títulos eran:
"Asuntos por los que he peleado con mis hermanos", "Cosas hechas cuando
estaba molesto", "Murmuraciones cuando mamá me reprendía de niño", "Videos
que he visto"...

No dejaba de sorprenderme de los títulos.

En algunos ficheros habían muchas más tarjetas de las que esperaba y otras
veces menos de lo que yo pensaba. Estaba atónito del volumen de información de
mi vida que había acumulado. ¿Sería posible que hubiera tenido el tiempo de
escribir cada una de esas millones de tarjetas? Pero cada tarjeta confirmaba la
verdad. Cada una escrita con mi letra, cada una llevaba mi firma.

Cuando vi el archivo "Canciones que he escuchado" quedé atónito al descubrir


que tenía más de tres cuadras de profundidad y, ni aun así, vi su fin.

Me sentí avergonzado, no por la calidad de la música, sino por la gran cantidad de


tiempo que demostraba haber perdido.

Cuando llegué al archivo: "Pensamientos lujuriosos" un escalofrío recorrió mi


cuerpo. Sólo abrí el cajón unos centímetros. Me avergonzaría conocer su tamaño.
Saqué una ficha al azar y me conmoví por su contenido.

Me sentí asqueado al constatar que "ese" momento, escondido en la oscuridad,


había quedado registrado... No necesitaba ver más...

Un instinto animal afloró en mí. Un pensamiento dominaba mi mente: Nadie debe


de ver estas tarjetas jamás. Nadie debe entrar jamás a este salón. Tengo que
destruirlo! En un frenesí insano arranqué un cajón, tenía que vaciar y quemar su
contenido. Pero descubrí que no podía siquiera desglosar una sola del cajón.

Me desesperé y trate de tirar con más fuerza, sólo para descubrir que eran más
duras que el acero cuando intentaba arrancarlas.

Vencido y completamente indefenso, devolví el cajón a su lugar.

Apoyando mi cabeza al interminable archivo, testigo invencible de mis miserias, y


empecé a llorar. En eso, el título de un cajón pareció aliviar en algo mi situación:
"Personas a las que les he compartido el Evangelio".

La manija brillaba, al abrirlo encontré menos de 10 tarjetas.

Las lagrimas volvieron a brotar de mis ojos. Lloraba tan profundo que no podía
respirar. Caí de rodillas al suelo llorando amargamente de vergüenza. Un nuevo
pensamiento cruzaba mi mente: nadie deberá entrar a este salón, necesito
encontrar la llave y cerrarlo para siempre.

Y mientras me limpiaba las lágrimas, lo vi. ¡Oh no! ¡por favor no! ¡Él no!
¡Cualquiera menos Jesús!

Impotente vi como Jesús abría los cajones y leía cada una de mis fichas. No
soportaría ver su reacción. En ese momento no deseaba encontrarme con su
mirada.

Intuitivamente Jesús se acercó a los peores archivos.


¿Por qué tiene que leerlos todos? Con tristeza en sus ojos, buscó mi mirada y yo
bajé la cabeza de vergüenza, me llevé las manos al rostro y empecé a llorar de
nuevo. El, se acercó, puso sus manos en mis hombros.
Pudo haber dicho muchas cosas. Pero el no dijo una sola palabra. Allí estaba junto
a mí, en silencio.
Era el día en que Jesús guardó silencio... y lloró conmigo.
Volvió a los archivadores y, desde un lado del salón, empezó a abrirlos, uno por
uno, y en cada tarjeta firmaba su nombre sobre el mío.
¡No! le grité corriendo hacia El. Lo único que atiné a decir fue sólo ¡no! ¡no! ¡no!
cuando le arrebaté la ficha de su mano. Su nombre no tenía por que estar en esas
fichas.
No eran sus culpas, ¡eran las mías! Pero allí estaban, escritas en un rojo vivo. Su
nombre cubrió el mío, escrito con su propia sangre. Tomó la ficha de mi mano, me
miró con una sonrisa triste y siguió firmando las tarjetas.
No entiendo cómo lo hizo tan rápido. Al siguiente instante lo vi cerrar el último
archivo y venir a mi lado.
Me miró con ternura a los ojos y me dijo: Consumado es, está terminado, yo he
cargado con tu vergüenza y culpa.
En eso salimos juntos del Salón... Salón que aún permanece abierto... Porque
todavía faltan más tarjetas que escribir.
Aún no se si fue un sueño, una visión, o una realidad... Pero, de lo que si estoy
convencido, es que la próxima vez que Jesús vuelva a ese salón, encontrará más
fichas de qué alegrarse, menos tiempo perdido y menos fichas vanas y
vergonzosas.
“ME PICA”

OBJETIVOS:
Aprender los nombres de las personas con las cuales vamos a compartir un
rato de juego.
Con esta técnica buscamos:
- Facilitar una comunicación participativa.
- Estimular un ambiente distendido.
- Conocerse los nombres entre los participantes del juego.
PARTICIPANTES:
Todo tipo de grupos desde los infantiles hasta grupos de adultos pero
deben hacerse grupos de aproximadamente 10 personas.
TIEMPO:
Normalmente esta técnica depende del número de personas que formen el
grupo, la duración aproximada es de 10 -15 minutos.
MATERIAL:
No se precisa ningún tipo de material.
LUGAR:
No necesitamos un espacio demasiado grande para realizar la técnica.
PROCESO:
En círculo el primero dice su nombre y señala una parte del cuerpo donde
“le pica”, el que está a su lado dirá su nombre y donde “le picaba” al primero y a él
/ella, la tercera dice su nombre, “el picor” del primero, la segunda y el suyo, así
sucesivamente con todos los participantes.

OBSERVACIONES:
Comprobaremos si los integrantes del grupo se han aprendido los nombres
entre ellos, posteriormente comentaremos la técnica realizada preguntándoles si
les gustó, cómo se han sentido, etc...
“CANASTA REVUELTA”
OBJETIVOS:
Aprenderse los nombres de las personas con las cuales vamos a compartir
un rato de juego.
Con esta técnica buscamos:
- Facilitar una comunicación participativa.
- Estimular un ambiente distendido.
- Conocer los nombres entre los participantes del grupo.
PARTICIPANTES:
Esta técnica puede realizarse con todo tipo de grupos desde los infantiles
hasta los grupos de jóvenes, adultos.
TIEMPO:
Depende de lo que el animador quiera prolongarla, la duración sería
aproximadamente 15 minutos.
MATERIAL:
No se precisa ningún tipo de material.
LUGAR:
Se debe realizar en un sitio donde dispongamos de un espacio amplio, ya sea al
aire libre o en el interior.
PROCESO:
Nos colocamos en círculo y nos aprendemos los nombres de las personas
que tenemos a ambos lados. La de la derecha puede ser nuestra naranja y la de la
izquierda nuestro limón. Quienes en ese momento lleven el juego salen al centro
del círculo y comienzan a preguntar rápidamente a todos por sus frutas. Si
preguntan a alguien por su naranja tendrá que responder el nombre de la persona
que tenga a su derecha. Tras una ronda rápida en donde se haya preguntado al
menos una vez a cada participante se complica un poco más añadiendo al
segundo de la derecha (que podría ser la manzana) y el segundo por la izquierda
(que podría ser el melón). Puestos y aprendidos los nombres volveríamos a
preguntar. Cuando ya están aprendidos los nombres de los vecinos podemos decir
“frutas” y todas/os deberán cambiarse de lugar rápidamente.
“LA BOTELLA BORRACHA”
OBJETIVOS:
- Crear un ambiente de distensión, armonía y confianza dentro del grupo.
- Poner a cada participante en la situación de tener seguridad en sus
compañeros.
PARTICIPANTES:
Esta actividad está enfocada para grupos a partir de los cuales, los
participantes tengan la suficiente fuerza física para sujetar a los compañeros. Los
grupos no deben ser excesivamente numerosos, aproximadamente de unas 10
personas.
TIEMPO:
Su duración es aproximadamente de 15 - 20 minutos.

MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de material.
LUGAR:
Esta actividad se puede realizar tanto en espacios abiertos como en
espacios cerrados, sin necesidad de que gocen de gran amplitud.
PROCEDIMIENTO:
Se realizan corros de aproximadamente diez personas, todos ellos muy
juntos, casi unidos a la altura de los hombros. Seguidamente uno de los
participantes se coloca dentro del corro, en el centro, con los pies juntos. Poco a
poco se va dejando caer, sin mover los pies del suelo, de tal manera que los
integrantes del corro con delicadeza le empujen de unos hacia otros, sin permitir
que se caiga, a modo de “muñeco tentempié”. Así se hará sucesivamente con los
demás participantes del grupo.

OBSERVACIONES:
Esta es una actividad que resulta perfecta para intercalar entre otras
dinámicas más formales.
“EL PARACAIDISTA CONFIADO”

OBJETIVOS:
- Crear un ambiente de distensión, armonía y confianza dentro del grupo.
- Poner a cada participante en la situación de tener que confiar en los
compañeros.
PARTICIPANTES:
Este tipo de actividad se puede realizar con todo tipo de grupos desde
niños, adolescentes e incluso adultos.
TIEMPO:
La duración de la actividad es relativa, aunque aproximadamente es de 10 a
15 minutos.
MATERIAL:
No se precisa ningún tipo de recursos materiales para la realización de
dicha actividad.
LUGAR:
La actividad se puede realizar tanto en espacios abiertos como cerrados, y
no es necesario que sea demasiado grande.
PROCEDIMIENTO:
Los participantes del grupo, realizan dos filas todos puestos en pie (una
enfrente de otra) con los brazos extendidos. Con un separación suficiente para
que haya espacio y de tal forma que la persona que caiga encima de los brazos de
los componentes de dichas filas no caiga al suelo. Otro participante, desde una
altura superior donde están formadas sendas filas, se tirará hacia los brazos de los
integrantes del grupo. Estos agarrarán al participante que se lanza para que no
caiga al suelo. El participante que se tira, debe tener plena confianza en sus
compañeros, sabiendo que éstos van a evitar su caída.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“NARIZ CON NARIZ”
OBJETIVOS:
-Desarrollar con cierta espontaneidad la cercanía con otras personas.
- Conseguir un ambiente distendido entre los integrantes del grupo.
PARTICIPANTES:
Esta técnica se puede realizar con todo tipo de grupos desde niños,
adolescentes e incluso adultos. No es necesario determinar el número de
participantes de los grupos.
TIEMPO:
La duración de la actividad es relativa, aproximadamente 10 - 15 minutos.
MATERIAL:
Los recursos materiales necesarios son un par de vendas o pañuelos.
LUGAR:
No necesitamos un espacio especialmente grande, ya que se puede
realizar en cualquier sitio tanto si es abierto como cerrado.
PROCEDIMIENTO:
Dos de los integrantes del grupo salen al centro de corro que formarán el
resto de participantes. A cada uno de los dos participantes se les venda los ojos y
se les sitúa a una cierta distancia (aproximadamente dos metros).. Deben intentar
con los ojos vendados y con ayuda de los demás integrantes del grupo según
indicaciones orales de ellos, rozar nariz con nariz. Una vez realizado esto se
puede pasar a realizarlo con otras parejas.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“ESTO ES UN ABRAZO”

OBJETIVOS:
- Desarrollar con cierta espontaneidad la cercanía con otras personas.
- Producir un acercamiento físico entre los integrantes del grupo.
PARTICIPANTES:
El número de participantes es indeterminado. Esta actividad se puede
realizar con todo tipos de grupos niños, adolescentes y adultos.
TIEMPO:
La duración es indeterminada, aunque aproximadamente es de 10 - 15
minutos. Esto depende del número de integrantes del grupo.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se puede realizar sin ser el espacio demasiado grande,
también es indiferente que sea un espacio abierto o cerrado.
PROCEDIMIENTO:
Todos los integrantes del grupo se sientan formando un corro. Por orden y
de uno en uno, le dice cada uno de los integrantes del grupo a la persona que está
sentada a su derecha y en voz alta: “¿SABES LO QUE ES UN ABRAZO?”. La
persona que está sentada a la derecha de quién realiza la pregunta contesta:”
NO, NO LO SÉ”. Entonces se dan un abrazo, y la persona que ha contestado se
dirige a la persona anterior y le contesta: “NO LO HE ENTENDIDO, ME DAS
OTRO”. Entonces se vuelven a dar otro abrazo, la persona que le han abrazado,
realiza la misma pregunta a su compañero de la derecha, realizando la misma
operación que habían realizando anteriormente con el/ella. Así sucesivamente
hasta que todos los integrantes del grupo hayan sido abrazados y hayan
abrazado.
OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“LAVACOCHES”
OBJETIVOS:
- Estimular un ambiente distendido.
- Formar cohesión en el grupo a través del contacto físico.
PARTICIPANTES:
El número de participantes no deben ser excesivos. Esta actividad se puede
realizar con todo tipos de grupos niños, adolescentes y adultos.
TIEMPO:
La duración es indeterminada, aunque aproximadamente es de 5 minutos.
Puede resultar aburrido si lo prolongamos demasiado.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.
PROCEDIMIENTO:
Hacemos dos filas con los integrantes del grupo, paralelas. Posteriormente
repartiremos funciones de lavado de coches a los participantes. Para esto
dividiremos en pequeños subgrupos las filas, es decir, si los dividimos de seis en
seis: tres serán de la fila de la derecha y otros tres de la izquierda. Las funciones
serán las siguientes: enjabonador, escobillas, agua y secado. Una persona se
meterá en el papel de “ser un coche”, pasará por el túnel y los demás intentarán
limpiarlo cumpliendo su función asignada.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“PASAR EL FIAMBRE”

OBJETIVOS:
- Estimular un ambiente distendido.
- Formar cohesión en el grupo a través del contacto físico.
PARTICIPANTES:
El número de participantes no deben ser excesivos. Esta actividad se puede
realizar con todo tipos de grupos niños, adolescentes y adultos.
TIEMPO:
La duración es indeterminada, aunque aproximadamente es de 5 minutos.
Puede resultar aburrido si se prolonga demasiado.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.
PROCEDIMIENTO:
Formamos dos filas con los integrantes del grupo, paralelas, posteriormente
el animador pedirá un voluntario.
Las dos filas irán entrelazando las manos, de tal forma que no quede
ningún espacio sin cubrir. El voluntario se tumbará sobre la parrilla (manos
entrelazadas) y los miembros de las filas moverán los brazos. Deberán conseguir
que el fiambre (voluntario), llegue desde el principio de la fila hasta el final de la
misma.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“FORTALEZA”
OBJETIVOS:
- Formar cohesión del grupo a través del contacto físico.
- Estimular un ambiente distendido.
PARTICIPANTES:
Se realiza con grupos de adolescentes. El número de integrantes del grupo
no es importante.
TIEMPO:
La duración depende del animador, si se prolonga en demasía puede
convertirse en aburrida la técnica.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.

PROCEDIMIENTO:
Formamos un corro entre todos los participantes del grupo. Uno se tiene
que quedar fuera. Los componentes del corro se unen de tal forma que no quede
ningún hueco y el participante que está fuera del corro formado debe intentar
traspasar el corro. Si lo consigue se quedará fuera aquel que por donde el
participante ha entrado, es decir, el que ha dejado el hueco.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“OLIVA”

OBJETIVOS:
- Estimular un ambiente distendido.
- Formar cohesión en el grupo a través del contacto físico.

PARTICIPANTES:
Esta técnica es apropiada para los grupos de niños y adolescentes.

TIEMPO:
La duración es indeterminada, aunque aproximadamente es de 5 minutos.
Puede resultar aburrido si se prolonga demasiado.

MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.

LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.

PROCEDIMIENTO:
Formamos un corro entre todos los participantes del grupo, uno de los
componentes se queda dentro del corro que hemos formado. Los participantes
que forman parte del corro empiezan a tirar para uno y otro lado y cuando uno de
los integrantes del corro toca al de dentro, que es la oliva, se colocara dentro junto
con el compañero que inició el juego como “oliva”. Así sucesivamente hasta que
sean tantas olivas que el corro no las pueda abarcar.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc..
“ESPACIO VITAL”
OBJETIVOS:
- Estimular un ambiente distendido.
- Formar cohesión en el grupo a través del contacto físico.
PARTICIPANTES:
Esta técnica es apropiada para los grupos de niños y adolescentes.
TIEMPO:
La duración es de 5 minutos aproximadamente.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.
Es importante que el espacio en el cual realicemos la técnica se puedan delimitar
zonas.
PROCEDIMIENTO:
Delimitamos en una zona donde estarán todos los integrantes del grupo en
la misma, ese espacio es el “espacio vital”. Los integrantes se deberán ir
moviendo, empujando alrededor del círculo. Los que se salgan fuera de la zona
delimitada están eliminados, debemos intentar que no nos saquen de nuestro
espacio.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“LOBOS Y CORDEROS”
OBJETIVOS:
- Estimular un ambiente distendido.
- Formar cohesión en el grupo a través del contacto físico.
PARTICIPANTES:
Esta técnica es apropiada para los grupos de niños y adolescentes. Ha de
procurarse que el número de integrantes del grupo no sea excesivo.

TIEMPO:
La duración es de 5 minutos aproximadamente.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.

LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.

PROCEDIMIENTO:
Uno o dos componentes del grupo se meterán en el papel de que son los lobos y
los demás integrantes serán corderos. Los corderos se unirán fuertemente con
brazos y piernas formando una piña, los lobos se encargarán de desunirlos y a
medida que lo vayan consiguiendo, esos corderos se transformarán en lobos y lo
que ello conlleva, es decir, ayudar a los lobos a que se deshaga la piña.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“EL CERDO”

OBJETIVOS:
- Crear un ambiente distendido y de acercamiento entre los distintos
integrantes del grupo.
- Desarrollar con cierta espontaneidad la cercanía con otras personas.
- Producir un acercamiento físico entre los integrantes del grupo.
PARTICIPANTES:
Esta técnica la podemos realizar con cualquier tipo de grupos, siendo
indiferente el número de participantes.
TIEMPO:
La duración es de 5 minutos aproximadamente.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de material.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.
PROCEDIMIENTO:
Nos sentamos todos los participantes en corro. Cada uno de nosotros y por
orden diremos lo que más nos gusta de la parte del cerdo. Por ejemplo: Lo que
más me gusta del cerdo es el jamón. Así todos hasta que cada uno haya
nombrado una parte, ( a ser posible que no se repitan).
Una vez realizado esto, daremos otra vuelta pero en ésta ocasión cada uno
debe de besar la “parte del cerdo” que ha nombrado, al compañero de la derecha.
Por ejemplo: quien haya dicho el muslo, deberá besar el muslo del compañero. Así
sucesivamente hasta que todos los integrantes del grupo hayan besado al
compañero de la derecha la parte del cerdo que hayan citado.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, etc...
“EL CASTILLO DE LAS SORPRESAS”

OBJETIVOS:
- Mantener o preparar un clima de distensión dentro del grupo.
- Desarrollar oralmente la creatividad de los individuos.
PARTICIPANTES:
Los grupos pueden ser de cualquier edad adaptándola a cada una.
TIEMPO:
La duración es de 15 minutos aproximadamente.
MATERIAL:
No se precisa de ningún tipo de recursos materiales.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.

PROCEDIMIENTO:
El animador crea ambiente, invitando al grupo a que se imaginen que se
encuentran en un castillo encantado, en el cual hay muchas habitaciones y en
cada una de ellas se convierten en diferentes profesiones, por ejemplo: médicos,
toreros, futbolistas, gansters...
Unos de los individuos del grupo entra en una de las habitaciones. Su
misión será contestar a las preguntas de los compañeros, dependiendo en la
habitación en la que se encuentre así serán las preguntas. Debe intentar que la
totalidad del grupo lo acepte como uno más de la profesión.
Si consigue superar las preguntas que le hace el grupo, entra a formar parte
del equipo profesional. En el caso de que no lo consiga superar, cambia de
habitación volviendo a otro tipo de preguntas diferentes a otra profesión.

OBSERVACIONES:
Entre todos los integrantes del grupo, comentaremos la actividad,
reflexionaremos sobre cómo nos hemos sentido, si nos ha gustado, si nos pareció
divertida, si nos ha resultado complicado el papel que ha desempeñado el inquilino
etc...
“EL REFUGIO ATÓMICO”
OBJETIVOS:
- Aceptación personal.
- Reflexionar sobre la integración social.
- Hacernos conscientes de los argumentos que utilizamos para hacer valer nuestra
autoestima.
- Reflexionar sobre los sentimientos de rechazo y exclusión social.
- Reflexionar sobre los mecanismos de exclusión social, si son coherentes y el
sentimiento de los marginado reales.

PARTICIPANTES:
Los grupos pueden ser ante todo maduros (adultos, jóvenes que tomen el
juego con aspectos positivos).
TIEMPO:
La duración es de 25 minutos aproximadamente.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.
PROCEDIMIENTO:
El animador crea ambiente, invitando al grupo que se imaginen que se
encuentran en un estado de emergencia nacional, debido a que una guerra
nuclear ha destrozado el planeta. Tan solo existe un bunquer, el cual tiene una
capacidad para cuatro personas, habiéndose distribuido cada grupo en un total de
cinco personas, por lo que uno de los integrantes del grupo deberá quedarse fuera
encontrando la muerte. Entre dicho grupo de cinco personas, se debe de entablar
un diálogo, apuntando cada uno sus valías para intentar quedarse dentro del
búnquer, pues el quedarse fuera supone automáticamente la muerte.
Entre todo el grupo se debe de elegir cual de los integrantes del grupo
quedará fuera.
“LOS LAZARILLOS”
OBJETIVOS:
- Ponerse en la situación de un “sin control”.
- Sensibilizar para comprender y vivir las situaciones de las personas
discapacitadas.
- Trabajar con el tema de los valores.
PARTICIPANTES:
Los grupos pueden ser de cualquier edad adaptándola a cada una.
TIEMPO:
La duración es de 15 minutos aproximadamente.
MATERIAL:
Necesitaremos unos pañuelos, vendas, para taparnos los ojos.
LUGAR:
Esta técnica se realiza en espacios grandes, ya sean abiertos o cerrados.

PROCEDIMIENTO:
Repartiremos vendas a la mitad del grupo, con el fin de vendarse los ojos
para ponerse en la situación de los invidentes. La otra mitad del grupo
desempeñará la función de lazarillo con su compañero correspondiente, es decir,
acompañándole para guiarle, ayudarle a vivir situaciones como puede ser la cata
de alimentos, oler, papel, sin utilizar el sentido de la vista.
Cuando pase el tiempo que se haya especificado, se cambia, es decir, los
“lazarillos” serán los invidentes y estos últimos los “lazarillos”.

OBSERVACIONES:
Comentaremos con todos los participantes de la técnica el sentimiento del
“lazarillo” al igual que el sentimiento de los que han interpretado el papel de
invidente.
Cruz del Mundo

Se divide al grupo en 6 subgrupos a los cuales se les entrega una


hoja doble carta a cada uno y marcadores(no colores, ni pluma,
deben ser marcadores). Se les pide que analicen la realidad de su
ciudad, pueblo, comunidad y que la expresen por medio de
dibujo.

Posteriormente de un tiempo razonable, un delegado de cada


equipo expone su cartel y lo comenta. Cada una de las hojas se
colocan en el piso formando una cruz.

El animador comenta que esa es la cruz del mundo con sus


problemas, injusticias, dolor, etc. Pero que está en nuestras
manos cambiar esa realidad, por eso cada uno de los presentes
anotará un compromiso en el reverso de cada hoja (Las hojas se
voltean pero siguen formando una cruz).

Los jóvenes pasan, uno a uno, para anotar su compromiso.


posteriormente el animador comenta que ahora la cruz se ve
diferente llena de buenos propósitos, pero que a pesar de eso los
problemas se siguen notando (hacer hincapié en que se notan o
traspasan los dibujos de la primera parte, por eso la importancia
de los marcadores) que depende que nosotros cumplamos lo que
nos propusimos para que las cosas cambien.
Solo No Puedes

Comienza dando un pedazo de cinta adhesiva o pegamento a


cada uno de los jóvenes asegúrate de que todos tengan un
pedazo.

Luego anuncia que van a realizar un concurso, pídeles que tomen


la cinta adhesiva y que se la peguen en la parte de atrás de la
mano izquierda asegúrate que todos lo hagan bien.

Una vez que todos lo hagan explica que el concurso va a dar


inicio y que no se vale hacer trampa. Se trata de ver quien puede
quitarse la cinta de la mano izquierda usando nada más que la
propia mano izquierda.

Al percatarse que nadie puede, explícales que así es el pecado en la


vida del hombre.
Luego pídeles que con la mano derecha remuevan la cinta. Explícales
nuevamente que la mano derecha representa a Jesús que viene a
ayudarnos y limpiarnos si nosotros se lo pedimos.

La mano izquierda = el hombre


La cinta (tape) = el pecado
La mano derecha = Jesucristo
El remover la cinta = la libertad