Está en la página 1de 2

Corynebacterium

Los bacilos Gram+ son un grupo heterogéneo de bacterias que se han agrupado de forma poco
exacta según su morfología, propiedades de tinción y contenido de guanina más citosina.

Presentan una forma irregular y una pared celular con arabinosa, galactosa, acido meso-
diaminopimélico y ácidos micolicos de cadenas cortas, no son acido-resistentes.

Son aerobias o anaerobias facultativas, inmóviles y catalasa+. Estas son ubicuas de las plantas y
animales, colonizan normalmente la piel y el aparato respiratorio superior, aparato digestivo y
el aparato genitourinario.

Corynebacterium Diphtheriae

Es un bacilo pleomorfo que se tiñe de manera irregular, se subdivide en: balfanty, gravis,
intermedius, mitis. La mayor parte de las veces las enfermedades se deben al subgrupo mitis.

Patogenia e inmunidad

La TOXINA DIFTERICA es el principal factor de virulencia y está dado por el gen tox.

Existen 3 regiones funcionales en esta toxina:

 Una región Catalítica de la subunidad A


 Una región de unión al receptor
 Una región de translocación en la subunidad B

El receptor de la toxina es el FCE de unión a la heparina que esta fundamentalmente en células


del corazón (Insuficiencia cardiaca congestiva, arritmias y muerte) y células nerviosas
(Neuropatía que abarca el paladar blando y faringe y se continua con una parálisis oculomotor
y una neuritis periférica).

La región de translocación se inserta en la membrana endosómica y facilita la entrada hacia el


citosol en donde la SA termina la formación de proteínas de la celula por el bloqueo del factor 2
de elongación. Una única molécula de exotoxina puede inactivar todo el contenido de EF-2.

Epidemiología

Esta se mantiene en el ser humana en un estado de portador asintomático en la bucofaringe o


piel de personas inmunizadas, el ser humano es el único reservorio conocido.

El mayor riesgo de infección es el viaje de individuos no inmunizados a países con enfermedad


endémica.

Enfermedades Clínicas

Está determinada por:

 El lugar de infección
 El estado inmunitario de del paciente
 La virulencia del microorganismo

La toxina se crea en el sitio de infección y luego se disemina por la sangre para producir efectos
sistémicos
 Difteria respiratoria: Tiene un periodo de incubación de 2 a 4 días, estos proliferan en
las células epiteliales de la faringe o células adyacentes. El inicio es abrupto con malestar
general, dolor de garganta, Faringitis Exudativa y febrícula. El exudado se transforma
en una seudomembrana purulenta que puede recubrir las amígdalas, úvula, paladar.
Esta se encuentra firmemente pegada al tejido respiratorio y es difícil desprender sin
sangrado del tejido subyacente. Tras una semana esta es expectorada.
 Difteria Cutánea: Se adquiere por contacto de la piel con personas infectadas; este se
abre paso al tejido subcutáneo por interrupciones en la piel. Primero forma una pápula
seguido de una ulcera crónica que no desaparece y que frecuentemente se recubre de
una membrana grisácea.

Diagnóstico de laboratorio

Este se instaura sobre la base del diagnostico clínico

Microscopía: No es fiable

Cultivo: Las muestras se deben recoger en la nasofaringe y garganta e inocular en uno de los
siguientes:

 Agar sangre enriquecido


 Agar sangre con cisteina-telurito
 Medio de cultivo Tinsdale (CTBA)
 Agar colistina-nalidixico (CNA)

Identificación: Se puede llevar a cabo por la presencia de cistinasa y ausencia de piranamidasa,


ácidos nucleicos específicos son necesarios.

Pruebas de toxigenicidad: Se deben analizar las muestras con relación a la presencia de la


exotoxina. Se puede realizar por un ensayo de inmunodifusion in vitro (prueba de ELEK) o con
un método de amplificación de los ácidos nucleicos basado en la reacción en la cadena
polimerasa (PCR).

Tratamiento

 Administración precoz de la Antitoxina Diftérica, la muerte celular es inevitable después


de la entrada de la toxina
 La penicilina o eritromicina para eliminar las células y parar la producción de la toxina
 Es necesario reposo, aislamiento y mantener la permeabilidad de las vías aéreas
 La vacunación con el toxoide diftérico es necesaria tras la recuperación