Está en la página 1de 1

Ahora imagina un gran rayo de luz blanca, brillante, sublime y majestuosa que entra por tu

cabeza y recorre todo tu cuerpo. Cada célula de tu cuerpo se ilumina con esta luz poderosa
y perfecta que irradia amor, paz, armonía, y balance. Toda esta energía pura te
pertenece. Esta luz acogedora te pertenece. Eres parte de todo ese esplendor.
Ahora acompañado por tu luz blanca, resplandeciente y poderosa que se expande a tu
alrededor darás un salto en el espacio y entrarás a otra dimensión. Te sientes siempre
confiado que todo está bien en tu mundo. Disfruta de este recorrido. Te encuentras en un
lugar bellísimo y maravilloso. Mirando hacia el lado derecho, encontrarás una cascada de luz
verde radiante. Esta luz es de una vibración pura y perfecta. Puedes sentir su pureza y
perfección.
Entras a esa magnífica cascada y piensas en tus emociones negativas: tus miedos, tus
frustraciones, tu soledad, tus inseguridades, tus fracasos, tus culpas, tus errores, recuerdos
desagradables… todo negativo… y te despojas de cada una de ellas como capas de ropa
vieja, sucia y pesada que decides no usar más. Te despojas de cada una de esas prendas
debajo de esa lluvia luminosa sintiéndote cada vez mejor: más liviano, más fuerte, más
entero, con más amor… si sientes ganas de llorar lo haces con la libertad y alegría de poder
estar en contacto con tus emociones… te despojas con tranquilidad del dolor y todo lo que
sabes que no te sirve. Tus emociones negativas se disuelven rápidamente en este baño
sanador. Elijes deshacerte de ellas. Tienes el poder y la capacidad de hacerlo y ser
feliz. Cuando sientas que has terminado de quitarte el peso de tus emociones negativas
dejarás la cascada del desahogo. Te sientes libre y liviano. Continúas tu viaje en esta nueva
dimensión. Empiezas a caminar… observando el paisaje,,, imagínalo como quieras… visualiza
a los animales, el color del cielo, nubes, flores.. el olor a campo …

Mira ahora hacia adelante, y a lo lejos observas una pirámide de cristal pequeña, y brilla a lo
lejos. Camina hacia ella. Con cada paso que das esta deslumbrante pirámide se agranda
dando paso a una entrada imponente. Entras a esta espléndida pirámide. Todo brilla, es
bello y puedes sentir paz infinita. Te encuentras parado frente a un deslumbrante arco iris de
cristal cuyas luces irradian colores intensos y de una luz increíble. Luz rosa, amarilla, azul,
dorada, violeta… todos los colores posibles se encuentran en esta pirámide única y
poderosa. Reina la calma. Puedes sentir la energía del amor mezclada con una gran
serenidad. Tu corazón se abre. Te sientes feliz. Visualizas que estás dentro de ella, observas
la pirámide por dentro, miras al lado derecho, izquierdo, detrás de ti… y estás observando
que hay muchas cascadas de agua, agua de emociones… en cada cascada hay un nombre…
Confianza- Amor- armonía- ¿Coraje- Familia?-Salud- Ahora, siente y que cascada de
emoción quieres para ti. Permítete conectarte con tu emoción e intuitivamente acércate a la
cascada que sientes es la correcta. Date un baño de luz que levante el nivel de
tus vibraciones. Es un baño purificador. Cada nuevo baño que ahora te des será para
levantar la vibración de tus emociones. Estás recuperando tu energía…te sientes contento,
seguro, amado, en balance y armonía.
Date cuantos baños de energía desees. Siente tu vibración mejorada y amplificada. La
cascada de luz cae como una lluvia sobre tu cuerpo estimulando tus emociones. Puedes
saltar en la cascada, bailar o simplemente quedarte quieto recibiendo toda esa energía de
amor que te envuelve con su luz potente y sanadora. Disfruta este momento. Cuando sientas
que tu trabajo ha terminado dentro de la pirámide, agradece a las cascadas por toda energía
de vibración y te despides lentamente… sales de la pirámide, la bendices y empiezas a
caminar… con sensaciones nuevas en tu alma, en tu ser…. Te sientes tan tan bien.. que
decides tumbarte en la hierba para disfrutar de éste bienestar tan mágico. Coges aire, cierras
los ojos y te relajas… te dejas caer…
Cuando intuyas que estés listo para regresar hazlo con el placer y satisfacción de haber
encontrado el lugar donde elevar tu nivel vibratorio y al que puedes regresar tantas veces
quieras. Todo está bien en tu mundo interior.