Está en la página 1de 10

Control de la actividad Administrativa del Estado

Introducción

El control administrativo en Guatemala tiene diversas formas de ejercicio dentro de


las cuales vemos clases de control, diferentes pero que buscan el mismo fin
Constitucional “El bien Común”. Guatemala no obstante haber adoptado el
régimen Presidencialista, tiene algunas características del régimen Parlamentario
lo que hace que nuestro régimen sea un régimen semipresidencialista y
semiparlamentario.

Pero Podemos definir la función administrativa, como la actividad de los órganos


centralizados o descentralizados y de la misma manera, la actividad de los
órganos legislativos y judiciales; mediante esta función el Estado entra en relación
con los particulares, como sujeto de derechos, gestor del interés público. De ahí,
la distinción entre la función de crear el derecho (normativa), de aplicar el derecho
imparcialmente (jurisdiccional), y de actuar en relaciones jurídicas como sujeto de
derecho, al gestionar el interés público (administrativa).

En la materialización concreta de esta actividad administrativa del Estado, pueden


lesionarse los derechos de los ciudadanos por lo que resulta ineludible la
existencia de mecanismos de control de esta actividad, que garanticen no
solamente la observancia de la legalidad, sino también el logro de las aspiraciones
de los ciudadanos que en definitiva son los titulares de la soberanía. Dentro de los
mecanismos universalmente reconocidos se encuentran la Protección Judicial, no
solamente en el plano nacional sino también en el plano supranacional, existen
además, la Defensoría del Pueblo y los Tribunales Administrativos.

Como estudiantes de derecho se asume la obligación moral y legal de contribuir al


desarrollo integral de nuestro país, por lo que es obligación cumplir con la justicia y
con un pueblo que necesita de sus profesionales.

1
Policía administrativa

Definición.

La policía administrativa es el conjunto de medidas coercitivas utilizables para la


administración para que el particular ajuste su actividad a un fin de utilidad pública
y lograr de esa manera la preservación del orden público.

La función de la policía administrativa del Estado:


Desde una perspectiva técnica, la actividad policial de la administración pública
hace referencia a todas las intervenciones limitativas de las libertades y derechos
de los ciudadanos, como son la imposición de prestaciones personales (por
ejemplo, el servicio militar obligatorio), la expropiación forzosa, los decomisos de
bienes muebles o los múltiples casos de coacción administrativa, como son
aquéllos en que una persona ha obtenido la posesión de algo cuyo legítimo
poseedor es la administración (y que no requerirá recurrir al juez para ejercitar los
interdictos, pues la función de policía legitima sin más a la administración para
llevar a cabo estas actividades coactivas) o los de imposición de deberes a los
ciudadanos declaraciones familiares para la elaboración de censos estadísticos,
deberes laborales de higiene y seguridad en el trabajo, deberes de sanidad
alimentaria o farmacéutica, deberes de escolarización obligatoria de la población
hasta una determinada edad, entre otros.

NOCIONES GENERALES:

La búsqueda de la armonía en la convivencia social conlleva a que el Estado


como el directo encargado de preservar el orden público haya creado organismos
que en sus diferentes actividades se encarguen de preservar los derechos en
equidad. De tal forma la policía administrativa, es aquella autoridad que ejecuta las
acciones encaminadas a limitar los actos de los particulares por razones de interés
general, manteniendo en armonía el interés público y el interés privado.

Cuando hablamos de policía administrativa, nos referimos a la naturaleza del


poder de policía enfocado en la función administrativa que ejercen las autoridades
administrativas, cuya naturaleza limita y orienta sustancialmente la función policial.

El término “sustancialmente” nos indica que todas las intervenciones que implican
la aplicación de las normas y que no terminan en un proceso judicial, son
competencia de la policía administrativa.

Vemos entonces, cómo la policía administrativa es la herramienta ejecutiva, que


tiene encomendado el correcto funcionamiento del orden público, es decir las
condiciones que permiten la prosperidad general y el goce de los derechos y
libertades dentro de un ambiente coherente de valores y principios.

Al referirse al concepto de policía administrativa, el Consejo de Estado ha


señalado que, "según nuestra legislación, éste comprende el poder de policía, la
función de policía y la mera facultad para expedir normas generales, impersonales
y preexistentes reguladoras del comportamiento ciudadano, que tienen que ver
con el orden público y con la libertad, o sea, hacer la ley policiva, dictar
reglamentos de policía. Igualmente indica esa Corporación, que la función de
policía es la gestión administrativa concreta del poder de policía, ejercida dentro

2
de los marcos impuestos por éste; la desempeñan las autoridades administrativa
de policía, esto es, el cuerpo directivo central y descentralizado de la
administración pública, como los superintendentes, los alcaldes y los inspectores.

LEMENTOS QUE GARANTIZA LA POLICIA ADMINISTRATIVA

La Policía administrativa, en ejercicio de su función se encarga de garantizar


algunos elementos de importancia para la vida en comunidad, los cuales
encuentran su justificación en la necesidad de proteger los bienes jurídicos de los
demás ciudadanos, considerados en forma individual y colectiva; de tal forma los
definiremos a continuación:

En razón del orden público:

a). Seguridad Pública: Este elemento doctrinalmente se encuentra definido como


la “ausencia de riesgos de accidentes que constitucionalmente se traduce en la
protección que brinda el Estado a todas las personas en su vida, bienes y con la
que asegura una convivencia pacífica, siendo estos parte de los fines del estado,
los cuales aseguran la independencia, la soberanía, la autonomía, la integridad
territorial y la vigencia de un orden justo basado en la prosperidad general.

Cabe anotar que la Seguridad Pública hace referencia al mantenimiento de la paz


y el orden públicos que solamente se logra a través de mecanismos de control y
prevención, tareas asignadas a la policía administrativa, además; mecanismos de
represión, que ya son competencia de la policía judicial.

b). La tranquilidad Pública: Es el elemento esencial del orden público, puesto


que se refiere a la preservación de un ambiente pacífico y sosegado. La policía
administrativa a través de los medios de policía, asegura la tranquilidad de los
ciudadanos, de manera que puedan desarrollar sus actividades en armonía sin
abusar de sus derechos; es así, como la policía administrativa regula actividades
comerciales y controla y fiscaliza las actividades de los particulares que puedan
perturbar la tranquilidad de los ciudadanos en general, lo que no ocurre cuando el
perturbador afecta la tranquilidad de un ciudadano en particular, o una se presenta
una situación entre particulares que no compete al orden público, siendo este caso
el ciudadano puede recurrir a otros mecanismos como lo es la Acción de Tutela,
con el cual puede pedir tutela de su derecho a la vida o la intimidad como
derechos fundamentales constitucionales. Esta aclaración obedece a uno de los
principios que rigen la policía administrativa, la cual no puede intervenir en la
regulación de derechos subjetivos.

c). Salubridad pública: Este elemento tiene su origen en la concepción del


derecho de los ciudadanos como iguales ante la vida y no solo como iguales ante
la ley. La salubridad pública tiene que ver con la prevención de las enfermedades
en la comunidad. Las medidas de Salubridad Pública, como llamamos también de
Higiene Pública, son para todos los ciudadanos, de vital importancia y es menester
de ellos contribuir al buen éxito de ellas.

Muchos tendemos a pensar que la higiene pública es una forma de caridad que el
gobierno presta a las regiones más atrasadas y minadas por las enfermedades,
pero lo cierto es que esa concepción es errónea, pues la higiene pública es la
forma que tiene el Estado de garantizar la salud de la comunidad, para que pueda
progresar y prosperar. La policía administrativa actúa para prevenir la proliferación
de enfermedades contagiosas, originadas por el mal manejo de los alimentos y
carnes que se venden en las plazas o establecimientos públicos, para lo cual

3
efectúa controles de higiene sobre aquellos; al igual evitando la formación de
plagas como mosquitos transmisores de enfermedades, a causa del mal manejo
de los desechos. La policía administrativa actúa en estos campos ejerciendo
control y vigilancia para garantizar el derecho ciudadano a la salud pública.

d). Moralidad Pública: Para definir este elemento debemos partir de la idea de,
que de nada sirve que un Estado se manifieste en orden a unos principios que
confieren protección a la dignidad humana y a los derechos, si en la práctica no se
reafirman con hechos. En este sentido, la moralidad pública es un elemento
importante y también muy subjetivo para ser objeto de acciones de la policía
administrativa, ahora bien, si miramos el punto de vista objetivo, existen prácticas
sociales o actitudes de los ciudadanos que, al exteriorizarse afectan la moral
pública, es allí donde la policía administrativa halla su competencia.

Hay que tener en cuenta que el concepto de moralidad pública varía según la
época y la cultura; y cuando un Estado invoca la moralidad pública para limitar los
derechos humanos, lo debe hacer dentro de un margen discrecional y demostrar
que la limitación es esencial para mantener el respeto de los valores
fundamentales de la comunidad. La policía administrativa debe limitarse a ejercer
control sobre aquellos actos públicos que prescribe la ley, cuyo procedimiento es
de su competencia. Aquellas disposiciones que se refieren a este elemento y que
son competencia de la policía administrativa son muy restringidas, como las
establecidas.

CLASES DE POLICIA ADMINISTRATIVA

Los conceptos doctrinales, nos ubican en la definición de la función de policía


administrativa por clases, de acuerdo al régimen jurídico al que esté sometida. Se
distinguen dos grandes clases, de las cuales desprenden muchas acepciones y
funciones. Tenemos entonces:

La Policía administrativa General: Es aquella que está bajo el régimen jurídico


General o Nacional, que hace referencia a los elementos que componen el orden
público, en su modalidad clásica, estos son Seguridad, Tranquilidad, Salubridad y
Moralidad. Esta clase de policía administrativa está sometida a los principios y
normas generales aplicables al poder de policía.

La Policía Administrativa Especial: Este marco encierra toda una variedad de


funciones policiales sometidas a regímenes particulares, que igualmente buscan
garantizar los mismos elementos de la policía administrativa general, y además
elementos adicionales, pero que el ordenamiento coloca en especificidad de
funciones. Dentro de este orden tenemos entonces dos tipos:

Los elementos del orden público son los tradicionales, pero el régimen jurídico
particular aplicable varía. Por ejemplo La policía de Tránsito, de extranjeros y de
turismo.

Los elementos del orden público se amplían al interés público, pero también están
sometidas a régimen jurídico particular. Ej: Policía financiera, policía sanitaria,
policía de Seguridad Privada. Dentro de este tipo de policías especiales
administrativas, podemos ubicar las superintendencias Bancaria, de Sociedades y
Valores, que son organismos de policía administrativa económica.

4
Policía Administrativa y Servicio Público

En el siglo XIX el derecho administrativo fue concebido como servicio público


según la doctrina, pues el elemento fundamental que lo caracterizaba era la
búsqueda del interés general, dentro de esta noción se incluía la policía
administrativa, pues la restricción o limitación de algunas libertades en aras de una
convivencia pacífica viene a ser naturalmente de interés general. La doctrina fue
enfática en diferenciar estos conceptos, pues aunque la policía administrativa hace
parte del ejecutivo y por ende en el siglo XIX y aún en nuestra época es una
actividad reglada que tiene mucho de servicio público por cuanto tiende a
satisfacer la necesidad pública del orden.

Policía Administrativa y Policía Judicial

La policía judicial tiene como actividad colaborar con la justicia en la investigación


de los delitos y en las capturas; igualmente la policía administrativa en los
municipios realiza esta actividad de ayuda a la administración de justicia. Además
de este deber de colaboración impuesto por la ley, los alcaldes, inspectores y
demás funcionarios de policía, en situaciones de emergencia han ejercido
funciones de policía judicial. Tanto la actividad de Policía administrativa como la
actividad de policía judicial, están fundadas en la finalidad de la acción, pero su
distinción se fundamenta en el principio de separación entre autoridades de
administrativas y autoridades judiciales propiamente dichas. Además de contribuir
al orden público, queda claro que la policía administrativa es preventiva y la policía
judicial es represiva.

Dentro de la organización de la Fiscalía General se encuentra la policía Nacional


encargada de realizar las funciones de policía judicial, como también las demás
entidades que señala la ley.

Son diferentes también, la policía administrativa y la policía judicial pues la


naturaleza jurídica de sus actos emana de autoridades distintas.

Policía Económica

No podemos hablar de un orden social, sin tocar el patrón económico, también


provocador de desorden público en la medida que se desestabilice. En esta
ocasión podemos hablar de la policía económica, que no es otra que una policía
administrativa especial, regida por reglas especiales para los asuntos económicos
y financieros que se fundan en la preservación del orden público y el interés
general.

El concepto de policía económica encontró su origen en las crisis económicas


estatales y los fenómenos de escasez originados por las guerras, recordemos
entonces que una de las causas que dieron origen de la segunda guerra mundial
fue la crisis económica de los Estados Unidos en 1929 y que por ende, surgió la
necesidad de procurar el abastecimiento de la comunidad y la protección de los
sectores más débiles de la sociedad.

Expresado lo anterior, la preocupación giro en torno a mantener estable la


economía, adoptando mecanismos de control de precios y demás, funciones que
fueron ejercidas por autoridades administrativas nacionales o por autoridades de
policía municipal.

Competencia de la Policía Nacional Civil:

5
La Policía Nacional Civil ejerce sus funciones durante la veinticuatro horas del día
en todo el territorio de la República.18 Para efectos de su operatividad estará
dividida en distritos y su número y demarcación serán fijados por su Dirección
General. Está integrada por los miembros de la carrera policial y de la carrera
administrativa. En el reclutamiento selección, capacitación, y despliegue de su
personal debe tenerse presente el carácter multi étnico y pluricultural de
Guatemala.

Función jurídica y social de la Policía Nacional Civil.


Tanto la función social como la jurídica de la Policía Nacional Civil radica en que
es la institución por medio de la cual el Estado de Guatemala protege a la persona
y a la familia; garantizando de esa manera a los habitantes de la República la vida,
la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de la persona,
buscando con ello la realización de su fin supremo siendo este el bien común.19
Para el cumplimiento de su misión, la Policía Nacional Civil desempeñará las
siguientes funciones: ·

 Por iniciativa propia por denuncia o por orden del Ministerio Público:

 Investigar los hechos punibles perseguibles de oficio e impedir que estos


sean llevados a consecuencias ulteriores;

 Reunir los elementos de investigación útiles para dar base a la acusación


en proceso penal;

 Auxiliar y proteger a las personas y velar por la conservación y custodia de


los bienes que se encuentren en situación de peligro por cualquier causa.

 Mantener y restablecer, en su caso el orden y la seguridad pública.

 Prevenir la comisión de hechos delictivos, e impedir que estos sean


llevados a consecuencias ulteriores.

 Aprehender a las personas por orden judicial o en los casos de flagrante


delito y ponerlas a disposición de las autoridades competentes dentro del
plazo legal.

 Captar, recibir y analizar cuantos datos tengan interés para la seguridad


pública, estudiar, planificar y ejecutar métodos y técnicas de prevención y
combate de la delincuencia y requerir directamente a los señores jueces, en
casos de extrema urgencia, la realización de actos jurisdiccionales
determinados con noticia inmediata al Ministerio Público.

 Colaborar con los servicios de protección civil en los casos de grave riesgo,
catástrofes y calamidad pública en los términos establecidos en la ley.

 Vigilar e inspeccionar el cumplimiento de las leyes y disposiciones


generales, ejecutando las órdenes que reciba de las autoridades en el
ámbito de sus respectivas competencias.

6
 Prevenir, investigar y perseguir los delitos tipificados en las leyes vigentes
del país.

 Colaborar y prestar auxilio a las fuerzas de seguridad civil de otros países,


conforme a lo establecido en los Tratados o Acuerdos Internacionales de
los que Guatemala sea parte o haya suscrito.

 Controlar a las empresas y entidades que presten servicios privados de


seguridad, registrar autorizar y controlar su personal, medios y actuaciones.

 Coordinar y regular todo lo relativo a las obligaciones del Departamento de


Tránsito, establecidas en la ley de la materia.

 Organizar y mantener en todo el territorio nacional el archivo de


identificación personal y antecedentes policiales.

 Atender los requerimientos que, dentro de los límites legales, reciban del
Organismo Judicial, Ministerio Público y demás entidades competentes.

 Promover la corresponsabilidad y participación de la población en la lucha


contra la delincuencia.

 Las demás que le asigna la ley.

CONTROL PARLAMENTARIO SOBRE LOS ACTOS DE GOBIERNO

Control parlamentario.

Se refiere a una técnica jurídico-procedimental y política mediante la cual el


Parlamento o Congreso tiene facultades para incidir en la dirección, evaluación y
sanción de las acciones del gobierno. En los sistemas parlamentarios se da por
medio de la concesión o retiro de la confianza al jefe de gobierno o al consejo de
ministros. En los sistemas presidencialistas, los mecanismos de control pueden
ser políticos, de fiscalización, presupuestales, electorales, administrativos o
jurisdiccionales. La única fuente de atribuciones para el ejercicio del control
parlamentario es la Constitución y la normatividad del Congreso.

CONTROL PARLAMENTARIO SOBRE LOS ACTOS DE GOBIERNO:

Este aparece como una figura jurídica, consistente en el control que ejerce el
parlamento sobre los actos de los funcionarios públicos, a través de la invitación,
citación o de la interpelación de ministros. Este sistema se encuentra contemplado
dentro de los países que adoptan el sistema parlamentario, controla los actos y las
políticas administrativas de ministro o presidente del consejo de ministros y los
ministros de estado. La interpelación es una figura típica del sistema
parlamentario, donde este se encarga de nombrar al primer ministro y ministros de
estado. En Guatemala los ministros de estado son órganos de competencia
administrativa, y eso lo convierte en un régimen Semipresidencialista, y
Semiparlamentario. Esta figura jurídico-política la encontramos regulada en el

7
artículo 166 de la Constitución política de la República de Guatemala. En cuanto a
la interpelación de Ministros encontramos varias excepciones dentro de las que
podremos mencionar:

 Asuntos Diplomáticos.
 Operaciones Militares Pendientes.

El procedimiento, contenido dentro de la Constitución Política de la Republica de


manera muy general es el siguiente:

1) Cuando se ha de realizar la interpelación a ministros las preguntas deben


de ser comunicadas con 48 horas de anticipación, y no se podrá limitar a
los diputados el derecho de interpelar, o hacer las preguntas pertinentes.

2) Cualquier diputado puede hacer preguntas adicionales a las pertinentes,


siempre y cuando tengan relación con el asunto de la interpelación.
3) Al estar planteada la interpelación de un ministro este no puede ausentarse
del país, ni excusarse de responder.

4) El principal efecto de la interpelación, es que si las respuestas de la


interpelación no son satisfactorias, se pude derivar un voto de “Falta de
Confianza” aprobada por la mayoría absoluta del congreso.

5) Si se diere el “Voto de falta de Confianza” a un ministro de estado,


presentara inmediatamente su renuncia.

6) El presidente de la república tiene la facultad de aceptar la renuncia del


mismo interpelado.

7) Se considerara también en Consejo de Ministros los actos censurables al


ministro, y si el ministro no se presentara a la interpelación será censurado
de su cargo.

8) Si el ministro asiste al congreso de la republica después de oídas las


explicaciones, se votara sobre la ratificación de la falta de confianza de
donde se necesita el voto afirmativo de las dos terceras partes que integran
el total de los diputados.

9) En el caso de ratificar el congreso de la republica el voto de falta de


confianza se tendrá por separado al ministro de su cargo de inmediato.

10) El mismo caso y procedimiento se realiza cuando son varios los ministros
interpelados.

Interpelación o juicio político

Este control parlamentario proviene de lo establecido en la Constitución Política de


la República de Guatemala, artículos 165 literal j), 166 y 167.10, la que fija desde
la norma constitucional, la potestad de control y el procedimiento a seguir, incluso,
la consecuencia en caso resultado de la interpelación no satisfaga a los
interpelantes, pronunciarse emitiendo un voto de falta de confianza, mismo, que si
llegaré a ratificarse por las dos terceras partes de diputados al Congreso de la
República, el ministro de Estado se tendrá por separado de su cargo de inmediato.

8
La Corte de Constitucionalidad respecto de este tipo de control se ha
pronunciado expresando:

Excepciones al control parlamentario Sin embargo el control parlamentario por


protección al propio Estado de Guatemala, en la propia norma constitucional
establece como excepciones al mismo, los asuntos diplomáticos u operaciones
militares pendientes y en lo que se refiere al voto de falta de confianza contra
varios ministros el número no puede exceder de cuatro en cada caso, por lo que
dicho control no es absoluto.

Control administrativo Interno. Me permito denominarle como control


administrativo interno, debido a que estos controles se conservan dentro del
ámbito de la administración pública, dentro del mismo órgano o bien fuera de él.

De oficio por el superior jerárquico De oficio por el superior jerárquico del


órgano administrativo, conocido como control directo, por realizarlo un funcionario
superior.

Técnico Se le denomina como control técnico atendiendo a que el mismo es


ejercido por órganos específicos del Estado, cuyas funciones emanan en nuestro
caso particular de la Constitución Política de la República de Guatemala.

Contraloría General de Cuentas Corresponde a la Contraloría General de


Cuentas como órgano técnico descentralizado la función fiscalizadora de los
ingresos, egresos y en general de todo interés hacendario de los organismos del
Estado, los municipios, entidades descentralizadas y autónomas, así como de
cualquier persona que reciba fondos del Estado o que haga colectas públicas,
entre otros. Su función de control se encuentra creada en el Artículo 232 de la
Constitución Política de la República de Guatemala, la que a su vez, se encuentra
sujeta a los mecanismos de control de la administración pública, según el Artículo
236 de la misma Constitución.12 Se rige además por la Ley Orgánica de la
Contraloría General de Cuentas.

ACTOS DE GOBIERNO

Constitucionalmente no se regulan los actos de gobierno, sino por leyes


ordinarias, como la Ley del Organismo Ejecutivo que deja al Organismo Ejecutivo
como el encargado de la ejecución, establece: “Artículo 2. Competencia del
organismo ejecutivo. Dentro del marco de las funciones y atribuciones
constitucionales y legales de los órganos que lo integran, compete al Organismo
Ejecutivo el ejercicio de la función administrativa y la formulación y ejecución de
las políticas de gobierno con las cuales deben coordinarse las entidades que
forman parte de la administración descentralizada. “No como en otros países, caso
de la Argentina, en el que el Gobierno corresponde a los poderes del Estado;
Francia, Alemania y otros países europeos, el gobierno pertenece al poder
Ejecutivo.

Dice Gordillo: “La palabra gobierno designa el conjunto de los tres poderes del
Estado: Poder Judicial, Poder Ejecutivo, Poder Legislativo. Ese es el sentido en
que nuestra Constitución emplea el término, al tratar en la segunda parte, título
primero, del Gobierno Federal; sección primera, Del Poder Legislativo, sección
segunda, Del Poder Ejecutivo, sección tercera, Del Poder Judicial; en igual sentido
habla en el título segundo de los Gobiernos de Provincia.

Se dice en la doctrina, que los llamados actos de gobierno, actos institucionales


o actos políticos no se encuentran sujetos al control jurisdiccional, pero se hace
necesario hacer un análisis, para establecer si esta clase de actos no están
sujetos a la revisión. En este caso hay que recordar que la existencia de la Corte
9
de Constitucionalidad, es un órgano de control y que por la naturaleza de su
función, nace precisamente para velar y vigilar, que el gobierno que esta atribuido
constitucional y legalmente al Organismo Ejecutivo, no viole los preceptos legales
y constitucionales con sus actos de gobierno. En este caso ya la doctrina legal
sentada por la corte así lo tiene establecido, un ejemplo de esta es la resolución
dictada por la Corte de Constitucionalidad a raíz del intento de golpe de estado
decretado por el Presidente Serrano Elías.

10