Está en la página 1de 2

Universidad de San Carlos de Guatemala

Facultad de Ingeniería
2011-13915
Matemática para Computación 2 Sección “A” Victor Alfonso López Morales
Ing. José Alfredo González Diaz
Aux. William Valladares
Los puentes de Königsberg

El problema de los puentes de Königsberg es un famoso problema matemático,


resuelto por Leonhard Euler en 1736 y cuya resolución dio origen a la teoría de
grafos. Su nombre se debe Königsberg, ciudad de Prusia Oriental y luego de
Alemania que desde 1945 se convertiría en la ciudad rusa de Kaliningrado. Esta
ciudad es atravesada por el rio Pregel, el cual se bifurca para rodear con sus brazos
a la isla Kneiphof, dividiendo el terreno en 4 regiones distintas, las que entonces
estaban unidas mediante siete puentes llamados Puente del herrero, Puente
Conector, Puente Verde, Puente del Mercado, Puente de madera, Puente Alto y
Puente de la miel. El problema consistía en encontrar un recorrido para cruzar a pie
toda la ciudad pasando solo una vez por cada uno de los puentes, y regresando al
punto de partida.

El problema es irresoluble, es decir, no existe una ruta que pase por todos los
puentes y regrese al mismo punto de partida sin repetir ningún puente. El problema
puede resolverse probando todos los posibles recorridos existentes. Sin embargo,
Euler en 1736 demuestra una solución generalizada del problema, que puede
aplicarse a cualquier territorio en ciertos accesos estén restringidos a ciertas
conexiones, tales como los puentes de Königsberg. Para dicha demostración, Euler
recurre a una abstracción del mapa, enfocándose exclusivamente en las regiones
terrestres y las conexiones entre ellas. Cada puente lo represento mediante una
línea que unía dos puntos, cada punto representaba una región diferente. Así el
problema se reduce a decidir si existe o no un camino que comience por uno de los
puntos azules, transite por todas las líneas una única vez, y regrese al mismo punto
de partida. Euler determinó, en el del problema, que los puntos intermedios de un
recorrido posible necesariamente han de estar conectados a un número par de
líneas. En efecto, si llegamos a un punto desde alguna línea, entonces el único
modo de salir de ese punto es por una línea diferente. Esto significa que tanto el
punto inicial como el final serían los únicos que podrían estar conectados con un
número impar de líneas. Sin embargo, el requisito del problema dice que el punto
inicial debe ser igual al punto final, por lo que no puede existir ningún punto
conectado con un número impar de líneas. Como en este problema los cuatro
puntos poseen un número impar de líneas incidentes entonces se concluye que es
imposible definir un camino con las características buscadas que son los 7 puentes
de Königsberg. Esta idea dio pie a la primera noción de grafo. Que es un tipo de
estructuras de datos utilizada ampliamente en matemática discreta y en ciencias de
la computación. A los puntos se les llama vértices y las líneas aristas. Al número de
aristas incidentes a un vértice se le llama el grado de dicho vértice. Específicamente
un diagrama como el mostrado en el problema del mapa de Königsberg representa
un multígrafo no dirigido sin bucles. En la teoría de grafos, existe un concepto
llamado ciclo euleriano, que representa a cualquier camino dentro de un grafo
particular, que se puede recorrer todas las aristas una sola vez, regresando
finalmente al vértice inicial. Dos de los 7 puentes originales fueron destruidos por el
bombardero de Königsberg durante la segunda guerra mundial. Otros 2 puentes
fueron posteriormente demolidos y remplazados por carreteras modernas los 2
puentes restantes aún permanecen en pie, aunque solo 2 de ellos desde la época
de Euler, pues uno fue reconstruido posteriormente. Por lo tanto, solo existen 5
puentes en la actualidad en Kaliningrado, distribuidos de tal manera que ahora es
posible definir un camino euleriano, es decir, una ruta que comienza en una isla y
termina en otra, pero todavía no se puede hacer un ciclo euleriano, es decir, que la
ruta comience y termine en el mismo lugar, lo cual era necesario para cumplir con
las condiciones iniciales del problema.

Por lo cual se puede deducir que cualquier problema que se puede resolver
intentando todas sus opciones también se puede resolver mediante deducción. Y
aunque ha pasado bastante tiempo desde que Euler resolvió el problema y con los
cambios en la ciudad el problema aún sigue teniendo la misma respuesta.

https://es.wikipedia.org/wiki/Problema_de_los_puentes_de_K%C3%B6nigsberg