Está en la página 1de 40

Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017

Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017 ISSN 2250-5040
Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017 ISSN 2250-5040
Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017 ISSN 2250-5040
Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017 ISSN 2250-5040
Año 21 | Revista 70 | Agosto de 2017 ISSN 2250-5040

ISSN 2250-5040

CUENTA REGRESIVA PARA LAS 10° JORNADAS INTERNACIONALES DE VETERINARIA PRÁCTICA

25 AÑOS HACIENDO EQUIPO EN CIENCIA

INTERNACIONALES DE VETERINARIA PRÁCTICA 25 AÑOS HACIENDO EQUIPO EN CIENCIA UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA PELUSA CVPBA

UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA PELUSA

CVPBA 1
CVPBA 1

2 CVPBA

2 CVPBA
2 CVPBA
2 CVPBA
SUMARIO 11 16 26 05 06 09 11 13 16 21 23 26 28 32

SUMARIO

11 16
11
16
26
26

05

06

09

11

13

16

21

23

26

28

32

EDITORIAL

INSTITUCIONALES

Una nueva modalidad para encontrarnos todos Reunión con SENASA

ESTAMOS EN CAMPAÑA

NUESTRA GENTE

Un veterinario multifacético

BECAS

AEFA: la posibilidad de recomenzar

HISTORIA

Dos siglos hechos museo

NOTA CENTRAL

Cuenta regresiva para las 10° Jornadas Internacionales de Veterinaria Práctica

NUESTRA GENTE

Una oportunidad única para Pelusa

NUESTRA GENTE, NUESTRA HISTORIA “¿Qué otra profesión podía elegir que no fuera veterinaria?”

ÁREAS DE INCUMBENCIA Producción de mulares

EQUIPO DE PRIMERA 25 años haciendo equipo en Ciencia

SUMARIO

38
38

35

38

VETES FOR EXPORT

PROTAGONISTAS

Entrevista al Dr. Elvio Eduardo Ríos, Decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste

STAFF

Revista del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires - ISSN 2250-5040

Entidad adherida a la Coordinadora Federal de Colegios y Consejos de Veterinarios de la República Argentina

Propiedad Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires

Director

Osvaldo Rinaldi

Editor responsable

Consejo Directivo

Presidente

Osvaldo Rinaldi

Vicepresidente

José María Estévez

4 CVPBA

Vocales titulares

Héctor Fernández

Mario Jouglard

Walter Luján.

Jorge Nosenzo

Roberto Luciano

Oscar Brogna

Gustavo Dundich

Gustavo Echeverz

Mario Carpi

Rodolfo Piedrabuena

Redacción Calle 47 Nº386 Tel (0221) 423 2685 La Plata, Argentina revista@cvpba.org www.cvpba.org

Producción General

AVAL Comunicaciones

Revisión General

Walter Luján

Diseño y diagramación Florencia Pereyra

Registro de la propiedad

331.572

La Revista no se responsabiliza por los conceptos vertidos por los autores

Editorial RABIA: QUE NO NOS SORPRENDA MIRANDO PARA OTRO LADO En lo que va del

Editorial

RABIA:

QUE NO NOS SORPRENDA MIRANDO PARA OTRO LADO

En lo que va del año se detectaron murciélagos muer-

tos con diagnóstico de rabia (virus rábico variante 4). El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires reflexiona sobre la realidad epidemiológica de este vi- rus mortal para animales y humanos. Según la Organización Mundial Sanidad Animal (OIE) la rabia es una de las zoonosis más mortíferas en el mundo: causa la muerte de alrededor de 70.000 perso- nas por año, en su mayoría niños, en los países con pobla- ción más vulnerable. Más del 95% de los casos de rabia en

el hombre se deben a mordeduras de perros infectados.

Hasta el 75% de las enfermedades que afectan a los humanos tienen un origen zoonótico, es decir se trans- miten de manera natural entre animales y personas. Actualmente hay más de 200 zoonosis identificadas que representan una clara amenaza para nuestra sa- lud, para el bienestar de los animales y ocasiona pér- didas en la producción con su implicancia económica. Se trata de una enfermedad viral que afecta el sistema nervioso central de los mamíferos. El virus está presen- te sobre todo en la saliva y el cerebro de los anima- les infectados. Se transmite a través de la saliva de un

animal enfermo, en la mayoría de los casos, la de un

perro. El periodo de incubación es variable, y fluctúa de varios días a algunos meses. Cuando aparecen los síntomas, la enfermedad es mortal, tanto en los anima- les como en el hombre. Según el informe del estatus de Rabia, realizado por Zoonosis Urbana, dependiente de la Dirección de Epi- demiologia del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, en lo que va de este año se detectaron focos de rabia paresiante (producidos por la morde- dura de murciélagos hematófagos, que afecta princi- palmente a bovinos y a equinos – y en menor media

a animales domésticos y al hombre): los focos se de-

nunciaron en las provincias de Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Córdoba.

También se detectaron casos positivos de murciélagos insectívoros, trasmisores de la variante 4 del virus: cinco casos en la Provincia de Buenos Aires (en los partidos de Pergamino, Florentino Ameghino, Vicente López, La Plata y Luján), cuatro en la Ciudad de Buenos Aires, cin- co en la Provincia de Santa Fe y dos en La Pampa. Por año se registran entre 10 y 15 casos de rabia en murcié- lagos, y algunos transmitieron el virus a perros y gatos que no estaban vacunados a través de mordeduras. En la Provincia de Buenos Aires, la enfermedad se en- cuentra controlada pero no erradicada. La falta de vigi- lancia epidemiológica efectiva dificulta la posibilidad de saber con seguridad si el virus de la rabia circula. Todos los otros tipos virales pueden estar activos y constituyen un riesgo alto para animales y para los seres humanos.

ACTUALIZACIÓN, INFORMACIÓN Y ACCIONES CONJUNTAS Desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, se insta a los profesionales veterinarios a comprometerse en apoyar las tareas para que la rabia continúe siendo una enfermedad visible, hacer desapa- recer su actual nivel de riesgo e impulsar fuertemente las acciones conjuntas para la efectiva vigilancia epidemio- lógica a nivel Nacional. Es necesario fortalecer la cobertura de vacunación anti- rrábica en caninos y felinos en las zonas más vulnerables. Para evidenciar, controlar y realizar una adecuada vigi- lancia epidemiológica proponemos que todos los Mu- nicipios dispongan de un Centro de Zoonosis multidis- ciplinario que actúe como alerta temprano del sistema sanitario local y así implementar los protocolos ya esta- blecidos para cada enfermedad zoonótica en particular. No podemos dejar de señalar que cualquier acción sanitaria eficiente en el tiempo, basa su accionar en la prevención. En la actualidad los centros de zoonosis ocupan el 80% de su labor profesional en la labor de esterilización

Editorial quirúrgica canina y felina, desatendiendo el rol que le cabe como centro de zoonosis,

Editorial

quirúrgica canina y felina, desatendiendo el rol que le cabe como centro de zoonosis, que se ve reflejado en un significativo incremento en la vacunación antirrábica en humanos que han sido mordidos o arañados por un canino o felino, según datos de zoonosis urbanas. Este hecho debería llamar a la reflexión a las actuales autoridades.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR CASOS DE RABIA La presencia de un murciélago durante el día, con vuelo dificultoso o arrastrándose en el suelo debe ser tomado como un caso posible de rabia. El murciélago infectado se arrastra, lo que permite que perros y gatos intenten cazarlos y puedan recibir una mordedura. En caso de que se encuentre un murciélago en el piso o en algún taparrollo, se aconseja no tocarlo. Si es posible, taparlo con un balde; evitar el contacto con los animales del hogar y llamar al centro de Zoonosis Municipal para que sea un profesional quien lo saque del lugar y pueda ser analizado. Vacunar a perros y gatos contra la rabia una vez al año a partir de los tres meses de edad elimina el riesgo de transmisión de la rabia a las personas. Ante una mordedura de cualquier tipo de animal consul- tar a su veterinario de confianza, al centro de Zoonosis, Centro Antirrábico u hospital más cercano.

6 CVPBA

Institucionales RECORREMOS LA PROVINCIA Con el objetivo de seguir generando espacios de encuentro y debate

Institucionales

RECORREMOS LA PROVINCIA

Con el objetivo de seguir generando espacios de encuentro y debate sobre la actividad profesional y afianzar las relaciones de Sede Central con los Dis- tritos, el CVPBA está llevando adelante una serie de reuniones con integrantes de todos los Círculos Vete- rinarios de la provincia de Buenos Aires. El último en- cuentro se desarrolló en el Distrito 1, pero ya se había celebrado uno en el Distrito 6, en la ciudad de Tandil. “El objetivo principal es tomar contacto con los Círculos que integran cada uno de los Distritos y compartir las pro- blemáticas que tienen, interactuar. En definitiva, hacer una interacción directa. En estas reuniones conocemos las in- quietudes, vemos si estamos cumpliendo con los objetivos, escuchamos solicitudes. Con esta modalidad trabajamos directamente en el terreno, sobre los problemas concretos”, expresó el presidente del Colegio de Veterinarios de la provincia, el Dr. Osvaldo Rinaldi. Tras los dos primeros encuentros, sobre las inquietudes más frecuentes Rinaldi realizó un balance: “En mayor me- dida explicamos o aclaramos cuestiones que tienen que ver con el ejercicio ilegal de la medicina veterinaria, la venta de zooterápicos por fuera de los canales legales, las castracio- nes masivas, los escraches en internet y la venta de medica- mentos on-line”. En la última reunión, llevada a cabo en la zona oeste de la Provincia el pasado 29 de junio, acompañaron al Presi- dente del Colegio los asesores letrados de la institución. Participaron también, en representación del Distrito 1 del CVPBA, el Dr. Fernando Pedrosa (Presidente), el Dr. Jorge Nosenzo, la Dra. Reboredo y la Dra. Sabrina Fuente. Los Círculos presentes durante el encuentro fueron: Círculo Veterinario del Oeste, Círculo Veterinario Hurlingham, Círculo Veterinario San Isidro, Círculo Veterinario Escobar, Círculo Veterinario Marcos Paz, Círculo Veterinario Exalta- ción de la Cruz (en formación), Círculo Veterinario Pilar y Círculo Veterinario Moreno. Los círculos de veterinarios son estructuras que fueron surgiendo (y lo siguen haciendo) dentro de los Distritos;

cada círculo actúa dentro de un Distrito según dónde se haya conformado. De más está decir que cada Círculo se establece de acuerdo a un protocolo, y depende del Co- legio el reconocimiento como tal. En ocasiones, cuando la Comisión Directiva del Colegio se reúne en los distin- tos del interior, los círculos son convocados a participar. Esta metodología de trabajo se desarrollará durante el resto del año en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires. Las reuniones tendrán lugar de manera mensual o bimestral y, aunque resta definir las fechas, está proyectado que haya nuevos encuentros en Mar del Plata, Luján y Bahía Blanca. “La idea es recorrer toda la pro- vincia”, concluyó Rinaldi.

en Mar del Plata, Luján y Bahía Blanca. “La idea es recorrer toda la pro- vincia”

Institucionales

REUNIÓN CON SENASA

En el mes de abril el CVPBA se reunió con el Servicio Na- cional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Durante el encuentro se afianzaron acciones de trabajo conjuntas destinadas a mejorar el desempeño de los ve- terinarios en la región norte bonaerense.

El encuentro tuvo lugar en la Sede del Centro Regional

Buenos Aires Norte, en la localidad de Chivilcoy. Estuvie- ron presentes, representando al CVPBA los presidentes del Distrito 5, Dr. Federico Polo; Distrito 14, Dra. Lorena

Donofrio; Distrito 11, Dr. Severo Vila; Distrito 8, Dr. Rober- to Barri; y Distrito 2, Dr. Oscar Brogna. Por parte del Sena- sa, estuvieron el Director Regional Dr. Juan Ernesto Re- bagliati, la Coordinadora Regional temático de Sanidad Animal, Dra. Felicitas Recalde, el Coordinador Regional Temático de Inocuidad, y Calidad Agroalimentaria Dr. Lisandro Tabossi. En primer término, la Dra. Recalde expuso una descrip- ción de la composición del Centro Regional Norte del Senasa (hay 3 en la provincia), el que cuenta con 64 ofi- cinas locales, 5 supervisiones y 60 entes sanitarios; ade- más, detalló la caracterización productiva de la Región

y geodistribución en terreno de las distintas activida-

des (granjas, feed lots, tambos bovinos, haras y clubes hípicos, cabañas de porcinos y criaderos familiares de porcinos), los antecedentes sanitarios en las unidades

productivas y la constitución de las Mesas Interinstitu- cionales Locales en 63 partidos. Por último, realizó un resumen de las Normativas Vigentes con Intervención de Veterinarios Privados. Entre los temas más destacados, desde el Senasa, en tanto, el Dr. Rebagliati sugirió la implementación de un sistema de veterinarios de Registro similar al que imple- menta actualmente el Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires con el CVPBA con una acreditación previa; además, planteó la propuesta del Senasa de realizar por parte del servicio un plan llamado “el Senasa va a la es- cuela”, donde el referente de la región iría a las escuelas de su zona para dar charlas, de triquinosis en una pri- mera instancia. Desde el CVPBA se sugirió la posibilidad de sumar al SENASA, a un programa similar que posee el Colegio (PISTRE) en el cual participan veterinarios par- ticulares, municipales, de protenencia, FCV UNLP y ONGs que propone charlas en diversas escuelas, en un primer momento sobre tenencia responsable y enfermedades zoonóticas de transmisión alimentaria, incluida triquinosis. Otro de los tópicos de la reunión fue la necesidad de profundizar un vínculo más participativo y el intercam- bio de información estadística relevante.

de profundizar un vínculo más participativo y el intercam- bio de información estadística relevante. 8 CVPBA

8 CVPBA

ESTAMOS EN CAMPAÑA

Desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires estamos tra- bajando en diversas campañas para promover la concientización y la preven- ción. A través de los canales oficiales de comunicación compartimos el material gráfico, visual y sonoro.

Bajo el concepto general de “Una sola Salud”, comenza- mos una nueva propuesta en torno a la difusión de men- sajes que reproducen las buenas prácticas y la concienti- zación de 300 temas de zoonosis La primera de las campañas estuvo vinculada a la tenen- cia responsable. Este tópico, traducido a distintos sopor- tes y formatos que permiten llegar a variados públicos y adaptarse a situaciones y contextos diversos, tuvo una gran llegada a la sociedad. Muestra de ello son los spots radiales, material que fue difundido en radios locales y de alcance nacional. “¿Sabías que el 60% de las enferme- dades contagiosas en los seres humanos son de origen animal? Por eso, cuidando la salud de los animales cuida- mos la salud de todos”, dice uno de los spots que sonó, entre otras, en Radio La Red AM 910. Además de los spots, la campaña de tenencia responsa- ble incluyó la elaboración de una cartilla que contiene consejos claros y breves: “No debemos molestar a nues- tros animales mientras comen, duermen, si están enfer- mos o con cachorros” y, también, “Hay que acostum- brarlos a que no intenten morder ni saltar -ni siquiera jugando- antes del año de edad”. Estas son sólo algunas de las consignas que fueron distribuidas en actividades educativas, canicaminata y eventos laborales coordina- dos por nuestros Distritos. La posibilidad de acceder al material a través de la web oficial del Colegio facilitó la llegada no sólo a los distritos sino a las demás instituciones de la provincia y el país, como a escuelas y centros de salud. Un ejemplo de esto fue la celebración del Día del Animal en el Distrito 4, el pasado 30 de abril, que contó con una gran participación de la comunidad. Con la organización del Departamento de Zoonosis y distintas ONG, el festejo tuvo lugar en el paseo costero de la ciudad de Mar del Plata, donde se llevó a cabo una Canicaminata en la que el Distrito parti- cipó con un stand con el material gráfico de la campaña de tenencia responsable de mascotas.

gráfico de la campaña de tenencia responsable de mascotas. SE LARGÓ LA SEGUNDA La segunda de

SE LARGÓ LA SEGUNDA La segunda de las campañas promovidas por el Colegio fue la de Triquinosis, que comenzó a difundirse a par- tir del mes de junio. En tren de promover el bienestar animal y las comunidades saludables, también a través de la página web compartimos una serie de materiales gráficos, visuales y sonoros con recomendaciones del CVPBA destinadas a productores y consumidores para garantizar la inocuidad de los alimentos y un consumo responsable. Una de las pautas desarrolladas en esta campaña fue ex- plicar en qué consiste la triquinosis: “Es una enfermedad parasitaria que se trasmite al consumir carne infectada con larvas de parásitos del género Trichinella spp. Una vez que ingresan al or- ganismo humano, las larvas se alojan en los músculos, provocando dolo- res y dificultades motrices. Otros sín- tomas son fiebre e hinchazón de pár- pados”. Para concientizar a la sociedad sobre esta enfermedad, y con la premisa de transmitir un men- saje unificado y co- herente, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Bue- nos Aires elaboró spots radiales, una cartilla, un afiche y

herente, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Bue- nos Aires elaboró spots radiales, una
CVPBA 9
CVPBA 9
un video que, sumando las visitas en las plataformas de Facebook y Youtube, alcanzó las
un video que, sumando las visitas en las plataformas de Facebook y Youtube, alcanzó las

un video que, sumando las visitas en las plataformas de Facebook y Youtube, alcanzó las 2.500 reproducciones. Algunos de los consejos elaborados para esta cam- paña para los consumidores, por mencionar algunos, son: “Comprar chacinados en establecimientos habili- tados y no en lugares informales. Verificar que tengan una etiqueta que certifique su origen. Cocinar correc- tamente la carne. La salazón, el ahumado o la cocción con microondas no matan al parásito”.

Con el objetivo de posicionar estos temas en la opinión pública, el Colegio tiene en el horizonte de este 2017 la realización de dos nuevas campañas: Rabia, entre sep- tiembre y octubre, y Bienestar animal, entre noviembre y diciembre. Llegar a la comunidad a través de estas accio- nes es fundamental para el reconocimiento y el prestigio del CVPBA.

Triquinosis Es una enfermedad parasitaria que se trasmite al consumir carne infectada con larvas de
Triquinosis
Es una enfermedad parasitaria que se trasmite al consumir carne
infectada con larvas de parásitos del género Trichinella spp.
Una vez que ingresan al organismo humano, las larvas se alojan en los
músculos, provocando dolores y dificultades motrices.
Otros síntomas son fiebre e hinchazón de párpados.
A LOS CONSUMIDORES
Cocinar
correctamente la carne.
Comprar chacinados
en establecimientos habilitados
y no en lugares informales.
La salazón, el ahumado
o la cocción con microondas
no matan al parásito.
Verificar que tengan una etiqueta
que certifique su origen.
Ante cualquier duda, consulta o alerta,
diríjase al responsable del área
de alimentos de su localidad.
Sigamos trabajando por
UNA SOLA SALUD
Colegio de Veterinarios
de la provincia de Buenos Aires

10 CVPBA

su localidad. Sigamos trabajando por UNA SOLA SALUD Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos
su localidad. Sigamos trabajando por UNA SOLA SALUD Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos
NUESTRA GENTE Javier Alonso también incursionó en el rock. UN VETERINARIO MULTIFACÉTICO Para presentar a

NUESTRA GENTE

Javier Alonso también incursionó en el rock.

UN VETERINARIO MULTIFACÉTICO
UN VETERINARIO
MULTIFACÉTICO

Para presentar a Javier Oscar Alonso podríamos hablar de números: matrícula 7735, 2 discos con su grupo de folklore, 1 como solista, 4 obras de teatro y la 9 en la espalda como jugador de Ferro de Pico. En esta edición conocemos su historia.

Tres Algarrobos es una localidad del noroeste bonaeren-

que no tenía un mango, así que hice de todo”. El itinerario

se que tiene algo más de 3 mil habitantes. Allí vive Javier

lo

llevó por diferentes geografías: “Empecé viajando por

Alonso junto a su esposa y sus dos hijos. Sin embargo, la historia no comienza aquí sino en Metileo, provincia de La Pampa. Javier confiesa que "de chico siempre quise ser

los campos para una empresa cerealera y trabajaba ad honorem en una veterinaria ayudando al veterinario en el campo; además, salía en bicicleta haciendo domicilio con

veterinario o profesor de educación física y, en el año 1987, me decidí por veterinaria”. Podría decirse que, de los dos caminos, eligió la senda del medio.

las mascotas, hasta que me largué solo después de un año. Abrí una veterinaria con lo que pude y empecé de a poco, atendiendo cualquier tipo de animal”.

El derrotero de Alonso lo llevó de esa pequeña locali-

A

pesar de las adversidades, Alonso no perdía de vista

dad pampeana a la ciudad de General Pico, más tarde

la

importancia de continuar con su formación y, en pos

se trasladaría a Plottier, Neuquén, y recalaría en Tres Al- garrobos, Buenos Aires, en 1985. Empezó a jugar en el club local y a los 18 años debutó en la primera; cuando

de ella, la actualización permanente: “Hice cursos de va- cas de cría y me volqué a pequeños animales a través de un profesor, Daniel Baruta, que me enseñó mucho”.

empezó a cursar sus estudios en la Facultad de Ciencias Veterinarias en General Pico, de lunes a viernes vivía allí en la casa de su abuela y los fines de semana via- jaba a Tres Algarrobos Buenos Aires para jugar. Viajó a dedo durante 5 años hasta que en 1993 Ferro de Pico lo contrató: el club más conocido de la provincia lo quería como delantero. Gracias a esto Javier Alonso costeó el resto de su carrera universitaria. Tras recibirse, colgó los botines y se fue tras un hori- zonte que prometía mejores oportunidades laborales. Recuerda aquellos años de búsqueda “muy duros por-

LA RELACIÓN CON LA MÚSICA La relación de Javier Alonso con la música no tiene un origen preciso, empezó sencillamente un día y, desde ese día, a él le gusta decir que “siempre me gustó cantar”. Por intermedio de un amigo que cantaba y tocaba la gui- tarra, en el año 2002 Javier fue invitado a un evento or- ganizado para recaudar fondos para una niña enferma. Así recuerda su primera vez sobre el escenario: “Fue en el salón de actos de la escuela N°3 de Tres Algarrobos. Estaba muy nervioso pero con muchas ganas; fue inolvi-

CVPBA 11

dable. Canté dos canciones, una zamba llamada Junto al Fogón y una milonga de José Larralde llamada ‘Sobre mi sombra’. Recién empezaba a tocar la guitarra, me acom- pañaron dos músicos”. Más tarde, de manera autodidacta, se volvería un dies- tro guitarrista; formó un grupo llamado "La nueva tro- va" con el que tocó en las localidades de la zona como General Villegas, General Pico y Pergamino, entre otras. Y después vinieron los discos. Con el grupo grabaron dos: "Canto al amor y la esperanza"y "Andando", y tam- bién grabó uno como solista, al que llamó "Algo más sobre mí".

"Siempre he buscado en esos sueños los recuerdos del ayer mis sentimientos siguen intactos a veces quiero volver".

Estos versos pertenecen a Mis sueños, uno de los temas que Javier compuso para su álbum solista. La letra, una de las que más le gusta, habla de una búsqueda: “Refie- re a que busco continuamente recordar cómo era mi papá; le decían Maco y lo perdí cuando tenía 6 años”. En sus canciones también le canta a su abuela Porota, quien “fue clave para que me recibiera ya que me hospedó en su casa y falleció en 1994, dos años antes de que me recibiera”. Y, claro, le canta a Tres Algarrobos, su lugar en el mundo por adopción. Javier recuerda esos años como “muy emocionantes, la pasamos muy bien y queda- ron canciones que se siguen escuchando”. La música, el arte en general, tiene un papel importante en la vida de Javier: “Es algo que me llena el alma, me gratifica y me da felicidad”, define.

La música, para Alonso, "es algo que me llena el alma".

12 CVPBA

La profesión y la actualidad Desde hace un año, Javier Alonso es el director técni- co de Fútbol Club Tres Algarrobos, el mismo por el que pasó como jugador y en el que actualmente juega su hijo mayor. Uno de sus más grandes objetivos, asegura, es “salir campeón como DT”. En la actualidad, también lleva las riendas de una de las tres veterinarias que hay en Tres Algarrobos. Según su óptica, por estos días la situación está “muy difícil, entre la agricultura y las inundaciones todo se ha complicado. Cuando comencé hacía 80% grandes y 20% pequeños. Ahora es todo lo contrario. Pero bueno, hay que lucharla”, finaliza esperanzado.

Alonso también se subió al escenario como actor.
Alonso también se subió al escenario como actor.
CAPACITACIÓN BECAS AEFA: LA POSIBILIDAD DE RECOMENZAR Todos los años, desde su instauración en 2009,

CAPACITACIÓN

BECAS AEFA: LA POSIBILIDAD DE RECOMENZAR

Todos los años, desde su instauración en 2009, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires otorga becas a los matriculados para promover la formación permanente y la actualización. En esta nota conocemos algunos casos.

Las becas de Ayuda Económica con Fines Académicos (AEFA) nacieron hace casi una década con el objetivo de estimular el perfeccionamiento profesional. Este sistema de ayuda económica se erige hoy como una herramienta fundamen- tal para los los veterinarios matriculados en la Provincia que quieren desarrollar actividades ligadas al trabajo académico.

Las actividades a las que aplican las becas son cursos de posgrado y carreras de especialización, presentaciones de trabajos en reuniones científicas, maestrías y doctorados.

trabajos en reuniones científicas, maestrías y doctorados. “HOY EN DÍA SE HACE MUY DIFÍCIL” Anabella Cabrera,

“HOY EN DÍA SE HACE MUY DIFÍCIL”

Anabella Cabrera, una colega de Mar del Plata que obtuvo la beca en 2016, quería iniciar la Diplomatura en Medicina Interna en animales de compañía que se dicta en la Univer- sidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. “Me pareció una ayuda interesante ya que hoy en día se

hace muy difícil realizar este tipo de especializaciones. En mi caso debo viajar a Tandil, hospedarme y dejar la veterinaria en Mar del Plata una vez al mes durante dos días”, resume.

Actualmente está cursando el segundo año y cuenta de qué se trata: “Es un curso de posgrado en el que todos los meses abarcamos distintos temas de medicina interna en animales pequeños y somos evaluados al inicio de la clase sobre el tema anterior. Al finalizar el año debemos presentar un trabajo final”.

Cabrera considera que la iniciativa del Colegio es algo posi- tivo, ya que “es muy importante, en estos tiempos que corren, realizar cualquier especialización para poder seguir perfeccio- nándonos y no quedarnos atrás en nuestra hermosa profesión”.

“ES UNA FORMA DE INCENTIVAR QUE NO NOS ALEJEMOS DE LAS UNIVERSIDADES”

Otro de los profesionales beneficiados en 2016 fue Emilio Sequi, del Distrito 14. “Decidí inscribirme ya que es una oportunidad que brinda el Colegio para solventar gas- tos en lugar de costos que se generan cuando se emprende una capacitación; no solo se trata de los gastosdel curso sino también de los viajes y, a veces, estadías. A lo largo del año se cursa varias veces; por lo general una vez por mes, a veces dos”, explica.

estadías. A lo largo del año se cursa varias veces; por lo general una vez por

CVPBA 13

Sequi, radicado actualmente en la ciudad de Olavarría, recibió la ayuda económica para cursar el

Sequi, radicado actualmente en la ciudad de Olavarría, recibió la ayuda económica para cursar el programa de Posgrado de Educación Continua en Producción de Bovinos de Carne, dic- tada en la Facultad de Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

“Podría decir que la mayor parte de mi trabajo está abocado a rodeos de cría y algunos establecimientos donde se hace recría, o bien, ciclo completo. La producción de bovinos de carne es en lo que me especializo”, describe Sequi.

Por último, el colega del Distrito 14 destaca: “Me parece una idea excelente apoyar la formación y actualización de los profesionales que pertenecemos al Colegio. Es una forma de incentivar que no nos alejemos de las universidades, que vol- vamos a los lugares donde se genera el conocimiento, lugares donde nos incentivan a nuevos desafíos y donde también se ven distintas formas de trabajar, de abordar problemáticas, y todo ese contacto nos enriquece, nos lleva a jerarquizar, día a día, la profesión veterinaria”.

a jerarquizar, día a día, la profesión veterinaria”. “HAY UNA LLEGADA MUY CERCANA A LOS MATRICULADOS”

“HAY UNA LLEGADA MUY CERCANA

A LOS MATRICULADOS”

En 2016 también obtuvo su beca Andrea Gamberini, una colega del Distrito 7. Decidió hacerlo tras haberse inscripto en la Universidad Nacional del Sur (UNS) con sede en Bahía Blanca, ciudad donde reside, en la Especialización en Con- trol de Calidad de Alimentos.

Gamberini explica que “se trata de un posgrado de 18 meses de duración dedicado a profesionales de distintas carreras. Me motivó a realizar el posgrado mi actividad como veterinaria de registro en un establecimiento donde se elaboran chacinados; decidí que necesitaba ampliar mis conocimientos en cuanto al control de la calidad y seguridad alimentaria”.

Para que la colega del Distrito 7 conociera la propuesta de las becas AEFA, la tecnología jugó un papel importante: “Me enteré de la beca oportunamente gracias a la difusión realiza- da por el presidente del Distrito, ya que hoy en día, con las po- sibilidades que nos brinda la tecnología, hay una llegada muy

14 CVPBA

cercana a los matriculados por vía Whatsapp”.

“Veo excelente la iniciativa de apoyar y promover la actualiza- ción tan necesaria en estos días”, concluye.

“A VECES, COMO EN MI CASO, PERMITE A UNO

TOMAR LA DECISIÓN DE COMENZAR”

EN MI CASO, PERMITE A UNO TOMAR LA DECISIÓN DE COMENZAR” Leonardo Labella es un profesional

Leonardo Labella es un profesional radicado en Olavarría que también obtuvo la beca el año pasado. Hacia principios de 2016 se postuló, presentando la documentación correspondiente en su Distrito, con la intención de iniciar un curso en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro.

Sobre el curso, explica: “Es una capacitación y actualización para veterinarios orientados a la producción de carne. Origi- nalmente consta de dos años básicos y luego de Ateneos. Lo

destacable es que no solo se ve la teoría de las problemáticas y técnicas sino también el modo de interactuar con el productor para poder llegar a él más eficientemente. Otro punto de inte-

rés es que está integrado por profesionales de toda la zona de

influencia de la Facultad, por lo que las experiencias plantea- das en los encuentros son muy variadas”.

Labella ve en las becas un horizonte de posibilidades: “Me parece una muy buena medida para fomentar la actualiza-

ción y la capacitación de los profesionales. A veces, como en

mi caso, permite a uno tomar la decisión de comenzar y eso

es lo necesario en un principio, darse la oportunidad de poder emprender un proyecto”.

¿QUIÉNES PUEDEN POSTULARSE A LAS BECAS?

Las becas AEFA que otorga el Colegio están desti- nadas a profesionales veterinarios matriculados en el CVPBA que se encuentren al día con sus obligaciones colegiales. La ayuda económica puede aplicarse a las siguientes actividades:

-Cursos de posgrado y carreras de especialización -Presentación de trabajos en reuniones científicas -Maestrías -Doctorados

HISTORIA El edificio del Museo está en el predio de la FCV de la UNLP.

HISTORIA

El edificio del Museo está en el predio de la FCV de la UNLP.

DOS SIGLOS HECHOS MUSEO

En el corazón del bosque platense hay un edificio centenario que tiene más de 3 mil piezas de animales: esqueletos completos, huesos y órganos disecados llenan las vitrinas. Conocemos cómo nació y de qué manera trabaja el equipo del Museo de Anatomía Veterinaria más grande de Latinoamérica.

Dentro de una caja de cristal con aristas y base de madera hay una cabeza de equino disecada; la pieza tiene ralos manchones de pelaje y está surcada por arterias de distin- to grosor. Este preparado data de 1914 y fue realizado por el Profesor César Zanolli Dr. M.V., quien fuera docente de las cátedras de Anatomía de la Facultad de Ciencias Veteri- narias de la UNLP entre los años 1900 y 1921. “La técnica de conservación utilizada obtuvo el Gran Premio de Honor de la Exposición Internacional del Centenario efectuada en Buenos Aires en 1910”, reza la leyenda que acompaña al ejemplar.

El Museo de Anatomía Veterinaria “Doctor Víctor Ma- nuel Arroyo” tiene actualmente más de 3 mil piezas y, por su envergadura, es único en Latinoamérica. El plantel de trabajo está encabezado por el Dr. Gustavo Zuccolilli, Profesor Titular de las Cátedras de Anato- mía Comparada y Anatomía Descriptiva de la FCV de la UNLP, y por Marta Emilia Rafasquino, coordinadora del Museo y Profesora Adjunta. Completan el equipo una veintena de docentes que no sólo imparten clases sino que elaboran piezas que pasan a formar parte de la colección del Museo. Todos los integrantes del equipo son profesionales egresados de la UNLP.

En el último año, dos grandes acontecimientos marcaron la importancia del Museo de Anatomía Veterinaria en la comunidad: durante La noche de los museos visitaron el edificio unas 800 personas y, en otro evento similar, Mu- seos a la luz de la luna superó en su edición 2016 los 1000 visitantes.

El museo comprende tres salas básicas. Una de ellas está dedicada casi en su totalidad a caballos. ¿Por qué? Porque lo que hoy es el museo comenzó a gestarse en una época donde el caballo era un elemento básico de

la vida cotidiana: finales del siglo XIX y principios del

XX. Por otra parte, en La Plata no sólo había un uso del

caballo como elemento de trabajo, sino también como

engranaje fundamental del deporte y el entretenimien- to: la cercanía del hipódromo generaba mucho mate-

rial. Por esto es que muchas piezas de equino datan de

esa época. Otra de las salas del museo está destinada a los animales de producción y a los animales de compa- ñía: hay bovinos, cerdos, caprinos y ovinos; y de compa- ñía, perro y gato. Y la última sala está dedicada a “todo lo raro”, sintetiza Zuccolilli, es decir, aquellas piezas que provienen de animales silvestres.

Año 1936: la mayoría de estas piezas aún se conservan.
Año 1936: la mayoría de estas piezas aún se conservan.

“El museo se ve muy enriquecido por la cercanía con el zooló- gico y la recepción de muchos elementos de fauna silvestre – explica Gustavo Zuccolilli–. Hay cabezas y huesos de elefante, hay esqueletos de nilgó, un antílope indio; también monos, todo lo que es primates hay una colección bastante linda. Así se fue conformando un museo muy rico en piezas; lo usan mucho los estudiantes de veterinaria como también de zoo- logía o visitantes particulares”.

Por estos días, el Museo está abierto al público pero sólo con visitas guiadas, previa cita teléfonica. Se organizan visitas de escuelas, especialmente agrotécnicas, pero ha recibido visitas de jardines de infante hasta cursos de los últimos años de la secundaria. “La ventaja de este museo es que se puede interactuar con algunas piezas”, cuenta Zuc- colilli.

ATENCIÓN: GENTE TRABAJANDO

La pieza que legó el Dr. Zanolli, la cabeza de caballo con- cebida un siglo atrás, fue la primera de una colección que se incrementó en la década del 20 con ejemplares dise- cados consistentes en preparados con yeso y llenados vasculares. En 1924 el Dr. Víctor Manuel Arroyo impulsó la fundación del Museo con la inauguración de una sala en la que reunió las piezas anatómicas preparadas hasta ese entonces. En honor a su labor, el Museo lleva hoy su nom- bre. Desde aquellas primeras décadas del siglo XX hasta estos días, la colección no ha parado de crecer.

Gustavo Zuccolilli explica que “en este momento estamos en una etapa de diagnóstico de la colección, un período de re- organización. Esto significa que se está re-catalogando todo el material, se lo está inspeccionando para saber si las piezas tienen algún tipo de deterioro y si necesitan reparación”.

16 CVPBA

En sintonía con esta labor de revisión, el equipo de trabajo se encuentra abocado a la tarea de volver “más amigable” la muestra, es decir que el visitante pueda aprovecharla más. ¿Y cómo se logra esto? Zuccolilli cuenta que “al mu- seo le estaba faltando mucha información. Por ejemplo, si el visitante se para frente a una vitrina con diez preparados con las articulaciones de un caballo debería tener la información correspondiente para comprender qué está viendo y cómo se hicieron las piezas”. Bajo esta consigna, el equipo trabaja en la elaboración de mensajes que transmitan informa- ción precisa y clara para acompañar las instalaciones.

agrega: “Hay piezas a las cuales queremos jerar-

quizar dentro de la exposición porque son únicas. En los úl- timos años hemos trabajado bastante en enriquecer lo que respecta a la fauna autóctona. Por esto se incorporó un es- queleto de venado de las pampas que ya está indexado en forma internacional, porque no hay muchos; también incor- poramos un esqueleto de puma, uno de carpincho y estamos armando uno de ñandú”.

Últimamente, el Museo recibió mucho material envia- do por Mundo Marino, “mamíferos marinos y aves”, dice Zucolilli. También, en el último tiempo, la coordinadora Rafasquino comenzó a trabajar con una especie de delfín chico frecuente en las aguas del Río Negro, “la Pontoporia, también llamada la franciscana”, detalla el titular de las Cá- tedras de Anatomía, y añade: “Son delfines chicos que tienen la posibilidad de entrar al río, es decir, que no son exclusiva- mente de agua de mar; lamentablemente aparecen muchos cadáveres atrapados en las redes de los pescadores. Estamos haciendo toda una línea de trabajo en aparatos genitales, ór- ganos, entre otras particularidades de este ejemplar”.

Zuccolilli

TÉCNICAS DE TRABAJO

A la hora de dar precisiones sobre las técnicas utilizadas

para tratar los animales, Gustavo Zucolilli afirma que exis- ten distintos protocolos de acuerdo al objetivo final de cada pieza. Al respecto, formula: “Hay piezas que salen de una disección común y otras no, necesitan un trabajo espe- cial. Trabajamos mucho con llenados en vasos sanguíneos; se realizan llenados con distintos elementos, desde resinas sintéticas hasta látex. Hay también técnicas con las que hace- mos desecación de órganos huecos: el órgano queda como si estuviera semi-dilatado dentro del animal”.

Otra de los preparados elaborados por los profesionales del equipo es la conservación de piezas anatómicas en lí- quidos conservantes diversos.

El equipo de las Cátedras de Anatomía trabaja, actualmen-

te, en un proyecto conjunto con la cátedra de cirugía para producir modelos que permitan a los veterinarios hacer prácticas. “Todo esto va produciendo material con distintas

técnicas, algunas muy antiguas, otras más modernas y algu- nas que tenemos como técnicas propias, como la disecación de pulmones que parecen modelos de poliuretano pero son, sin embargo, pulmones reales disecados”, completa.

EL FUTURO Y LOS PROYECTOS

Como describió el profesor titular de las Cátedras de Ana- tomía, en este momento la prioridad del grupo de trabajo está concentrada en el diagnóstico y la clasificación de las más de 3 mil piezas del museo.

La reorganización de este material y mejorar la exposición “nos llevaría –señala– al paso final, que estimamos en 3 ó 5 años: poner el museo on-line. Es decir, tener una pági- na web con visitas específicas, preparados que se puedan mover tridimensionalmente, hacer toda una actualización informática de las piezas, sobre todo de las más icónicas. Por ejemplo, acá tenemos un cráneo de delfín, y hay sola- mente 3 en el mundo. Dar a conocer la existencia interna- cional de esto genera que mucha gente se contacte para venir a hacer estudios. Queremos jerarquizar la función del museo en cuanto a investigación”.

En la actualidad el Museo tiene más de 3 mil piezas.

la función del museo en cuanto a investigación”. En la actualidad el Museo tiene más de
NOTA CENTRAL CUENTA REGRESIVA PARA LAS 10° JORNADAS INTERNACIONALES DE VETERINARIA PRÁCTICA Renovamos la apuesta

NOTA CENTRAL

NOTA CENTRAL CUENTA REGRESIVA PARA LAS 10° JORNADAS INTERNACIONALES DE VETERINARIA PRÁCTICA Renovamos la apuesta a

CUENTA REGRESIVA PARA LAS 10° JORNADAS INTERNACIONALES DE VETERINARIA PRÁCTICA

Renovamos la apuesta a la capacitación de excelencia con una nueva edición de nuestras

Jornadas Internacionales de Veterinaria Práctica, esta vez con un número récord de expo- sitores internacionales en todas las áreas de práctica

En lo que será uno de los eventos más destacados de la profesión en el ámbito nacional, los días 25 y 26 de agosto se llevará a cabo una nueva edición de las Jorna- das Internacionales de Veterinaria Práctica en la ciudad de Mar del Plata. La comunidad veterinaria, desde do- centes a investigadores, estudiantes, profesionales ve- terinarios y de actividades relacionadas, estará atenta al desarrollo del evento que incluirá un programa con 6 áreas de trabajo en simultáneo: Grandes animales, Pequeños animales, Bromatología y tecnología de los alimentos, Equinos, Aves y Animales no tradi- cionales. Una de las novedades en esta nueva edición es la in-

corporación de una Aplicación (App) que se podrá des- cargar de manera gratuita para usar desde cualquier dispositivo móvil en Android y Iphone. La App tendrá, en tiempo real, toda la información sobre las Jornadas y, para aquellos que concurran a las Jornadas, de ma- nera fácil y sencilla podrán generar una agenda propia de actividades, según sus preferencias. Esta herramien- ta facilita el acceso a las novedades, cambios de último momento, planos e información de los stands, entre otras cosas. Por otra parte, como es habitual, esta nueva edición contará con la participación de prestigiosos profesiona- les del plano internacional como el Dr. Mark Papich y

18 CVPBA

la Dra. Sheilah Ann Robertson, ambos colegas de Esta-

GRANDES ANIMALES

BROMATOLOGÍA

dos unidos, especialistas en Farmacología y Anestesia

El área de Grandes Animales abordará cuatro módu-

y

analgesia, respectivamente. También visitará el país,

los de temas y contará con disertantes internacionales

proveniente de España, la Dra. Noemí Del Castillo Ma- gán, especializada en pequeños animales. Desde Fran- cia, en tanto, llegará el Dr. Thierry Burlot, especialista en selección genética de aves de corral. Y también habrá presencia sudamericana: provenien- tes de Colombia, disertará la Médica Veterinaria María Carolina Díaz Ramírez, quien se desempeña como Poul- try Specialist LATAM de Chick Master Incubators, y el Dr. Daniel Valbuena, especialista en manejo de luz. Y hará lo propio el brasilero Luiz Felipe Caron, Médico Veteri- nario, Magíster con especialización en Patología Vete- rinaria y Doctor en Biotecnología, en el área de Salud Humana y Animal.

de gran prestigio. Una de las premisas centrales de este espacio será la concientización para el abordaje de te- máticas actuales. El primer bloque estará a cargo del colega estadou- nidense Dr. Mark Papich, quien se destaca dentro de la microbiología y farmacología. A través de estudios de casos, disertará acerca del uso de los antibióticos en los grandes animales y la relación con el sistema respiratorio. En el segundo bloque se presentará el Dr. Oscar Lu- ján, quien desarrollará el tópico de la cirugía básica y abrirá el debate sobre los nuevos criterios en la aneste- sia. La intención es poder actualizar los conocimientos de la técnica quirúrgica en las cirugías de campo.

PEQUEÑOS ANIMALES Este es el área de mayor convocatoria de las Jornadas, lo que se confirma año a año. Su coordinador, el Dr. Jor- ge Nosenzo, explica que “siempre buscamos acercar diser- tantes internacionales, referentes en su especialidad, para

Dentro del tercer bloque, el eje central será la para- sitología, donde el Dr. César Fiel abordará temas de la actualidad como la resistencia de los antiparasitarios. Posteriormente, el Dr. César Mattos, realizará una re- seña del diagnóstico de garrapatas, “una problemática en alerta” según los especialistas del área. Este parásito

aportar una visión diferente al ámbito local, que enriquezca nuestros conocimientos, y demostrar que estamos a la altu-

externo es vector de una serie de enfermedades que está ingresando a la provincia de Buenos Aires a cau-

ra de los mejores, con recursos económicos muy diferentes”. “Esto comenzó en el año 1999 con la intención de ofrecer

sa del cambio climático y el calentamiento global. A raíz de esta problemática, la idea del área de Grandes

a nuestros colegas la posibilidad de tener un congreso de

Animales es buscar que los profesionales cuenten con

alto nivel, con disertantes extranjeros en un ambiente acor- de y a un bajo costo”, completa Nosenzo. Casi 20 años después de su primera edición, este evento se ha instalado en la agenda de los veterinarios

herramientas para estar en alerta, puedan elaborar un diagnóstico y lograr un tratamiento eficaz. El último bloque pondrá el foco en el tratamiento en los rodeos que padecen el virus de la diarrea viral bo-

y

de la industria como un espacio apto para jerarquizar

vina, cuya presentación estará a cargo del Dr. Anselmo

la

profesión, recibir información de actualidad sobre te-

Odeón. Luego se realizará una charla conjunta con el

mas de interés y en las diferentes áreas de incumbencia de la profesión. Además, como es habitual, el evento propicia el cordial encuentro social que tiene como co- rolario una gran cena-show. En lo que respecta a este área, este año se abordarán,

Área de Bromatología, que versará sobre la calidad de la carne y los mecanismos productivos. Un especialista de esta área, el Dr. Mario Carpi, quien fuera presidente del Colegio de Veterinarios de la Pro- vincia de Buenos Aires y quien, además, participó de

entre varios temas de interés, la Analgesia y Anestesia con la Dra. Sheila Robertson, quien también dictará un pre- congreso el día 24 de agosto, pensado para especialistas

todas las Jornadas organizadas hasta el momento, des- taca la importancia de abordar nuevas problemáticas, dentro de la medicina veterinaria: “Queremos llegar a los

y

profesionales en el tema. También disertará el Dr. Mark

veterinarios de todo el país que están trabajando a campo

Papich, que dará una visión actualizada sobre el uso de tratamientos antimicrobianos, y la Dra. Noemí Del Castillo Magán, quien hablará sobre oncología, temática de alta incidencia en la clínica diaria, y de mucha actualidad. El Dr. Nosenzo considera que el éxito de las Jorna- das se traduce en el éxito profesional: “Desde el primer congreso nuestro esfuerzo estuvo puesto en el éxito de las jornadas, y continuar creciendo para beneficio de nuestra profesión y nuestros colegas”.

y brindarles la actualización de temas emergentes de los úl- timos años y tratar de motivarlos en el estudio constante”.

El área estará a cargo de Oscar Brogna, al igual que en las últimas cuatro ediciones. En el desarrollo de este tópico hará hincapié en el bienestar animal y en su in- fluencia sobre la calidad de las carnes. De esta manera, se buscará reivindicar la carne como producto.

En el tránsito de las Jornadas, este área contará con la presencia de dos disertantes

En el tránsito de las Jornadas, este área contará con la presencia de dos disertantes uruguayos, Alí Saadoun y María Cristina Cabrera, quienes hablarán de determina- dos productos que consumen los animales, que hacen a la calidad de la carne. En este sentido, Brogna sostiene que “la carne vacuna siempre fue muy criticada, y se habla de sa- carla de las dietas porque aporta mucho colesterol; a través de cuadros comparativos vamos a tratar de reivindicar la im- portancia de la carne vacuna”. En la misma línea, se hablará sobre calidad intrínseca del alimento, el bienestar animal, y de qué manera esto influ- ye sobre la calidad del alimento. Analizar las variables que hacen a la nobleza del producto es el eje de este tópico. Otro de los ejes de esta área estará dedicado a la sa- lud pública y a la vinculación con las mascotas, un de- bate que está a la orden del día. “Es un tema muy can- dente –remarca Brogna– que lo da la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), fundamental para ser trata- do con profesionales y llegar a ver qué hacer con los perros de las calles y la incidencia de los que se encuentran en esa situación, en la salud pública”.

EQUINOS El área de Equinos de las 10° Jornadas contará con un atractivo especial, ya que está contemplada la realiza- ción de una novedosa práctica de campo bajo la temá- tica de “Castración Cerrada”. Esta actividad marcará un antes y un después dentro las Jornadas Internacionales

20 CVPBA

de Veterinaria Práctica, ya que nunca antes se había realizado algo similar. Esta actividad, a realizarse en el Hípico de Mar del

Plata, estará a cargo del Dr. Damián Duclós; se llevará

a cabo el primer día de las Jornadas, el viernes 25 de

agosto, durante la tarde. El coordinador de este área, el Dr. Iván González Hughes, explica que los temas fueron pensados para concientizar a todos aquellos que tengan un equino

a cargo. En vistas de ello, el equipo de disertantes del

área de Equinos para las Jornadas se completa con la presencia de una profesional de renombre como la Dra. María Barrandeguy, especialista en enfermedades infecciosas y referente del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria). La propuesta de Barrande- guy surge a raíz de la problemática de la anemia; abor- dará, en primer término, las enfermedades infecciosas en el caballo y después hará énfasis en el impacto sobre los aparatos reproductivos, neurológicos y respirato- rios. La disertación culminará con la anemia, como eje central, y la importancia de los controles en los equinos.

AVES Durante el transcurso de las 10° Jornadas, el área de aves será denominada “Sostenibilidad Avícola. Proteína para hoy y mañana” y abordará diversos aspectos con

el objetivo de lograr integrar el ambiente con la eficien-

cia productiva.

Carlos Zonco, coordinador del área, señala que “la pro- ducción avícola debe tener la perspectiva de sostenibilidad o sustentabilidad: el desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades". Bajo este perfil, el congreso contará con la presencia de disertantes de Argentina (Ricardo Soncini y David Machado), Brasil (Luiz Felipe Caron), Colombia (Daniel Valbuena y María Carolina Ramírez Díaz) y Francia (Thie- rry Burlot). A lo largo de las presentaciones, se habla- rá sobre inmunología, incubación, manejo de luz, ge- nética, manejo de implementos en galpones, manejo del ambiente y seguridad alimenticia. Sobre el último punto, se promoverá la generación de buenas prácti- cas para el control de patógenos y contaminantes en la producción primaria de aves. Todas estas disertaciones serán coronadas con una mesa redonda final, con todos los expositores. La sección avícola está organizada por el Grupo de Especialistas en Avicultura del Sudeste de la Provincia de Buenos Aires (GEA), creado en el año 2002. La for- mación y capacitación en producción avícola de los ve- terinarios es el objetivo y realidad en la que trabaja la Agrupación. El coordinador Zonco, resume: “Las experiencias an- teriores fueron muy productivas para la capacitación de los veterinarios y el fortalecimiento de la relación entre el GEA y el Colegio de Veterinario. Lo que se evidencia en una mejora continua en la organización del evento”. En lo que respecta a esta área, es preciso mencionar que por primera vez el área de Aves ofrecerá un taller previo a las Jornadas el jueves 24 de agosto en el hotel Sheraton de Mar del Plata.

ANIMALES NO TRADICIONALES Desde su incorporación, tres ediciones atrás, el área de Animales no tradicionales no ha dejado de suscitar adeptos. Esta rama de la medicina veterinaria conforma un área que estará coordinada por Fernando Pedrosa y Sabrina Fuente En 2017, este espacio contará con la presencia de un disertante internacional, Ramiro Isaza (Colombia), quien estará acompañado de dos colegas argentinos, Pablo Otero y Santiago Fuensalida. Juntos serán los encarga- dos de desarrollar los ejes temáticos “Manejo de Anes- tesia y Dolor” y “Medicina en Especies No Tradicionales”. El Dr. Pedrosa considera que incluir el área dentro de este evento tiene como objetivo mostrar a los profesio- nales de la importancia de la especialización. Sobre el auge de este área, Pedrosa indica que “lo que respecta a especies no tradicionales creció muchísimo en los últimos

años; en las clínicas se atiende con mayor frecuencia a las especies de esta área. Los colegas no se daban cuenta de que la gente tenía la necesidad de atender a animales, como el loro, la tortuga, el hurón doméstico; y necesitan una atención mucho más especializada en comparación a otros animales”. Además, destaca que a partir de la es- pecialización de los profesionales se abrió un abanico comercial, ya que se incrementó la demanda, por ejem- plo, en medicamentos. Cuando en el año 2011 apareció por primera vez este área en las Jornadas, Pedrosa recuerda que fue en un lugar reducido y con poco público. En las últimas dos ediciones del evento aumentó de manera notable la concurrencia, gracias a la participación y los aportes que realizaron disertantes de renombre y destacada trayectoria. Sobre las Jornadas, Pedrosa sintetiza: “Como expe- riencia es maravilloso, porque permite salir de la provincia de Buenos Aires, llegar a colegas del interior que quizá no pueden acercarse a hacer cursos a Capital. Es una buena oportunidad porque llegan con muchas inquietudes: qué se puede hacer, cuáles son las novedades y en qué se está trabajando”.

La 10° edición de las Jornadas In- ternacionales de Veterinaria práctica tendrá, por tercera vez consecutiva, un espacio dedicado a exposición de trabajos científicos en la modalidad de Murales.

La coordinadora de los trabajos cien- tíficos, Viviana De Palma, es la encar- gada de mantener una comunicación permanente con colegas de los dis- tintos colegios del país y con aquellos interesados de países limítrofes. Este vínculo, que se extiende más allá de la duración de las Jornadas, permite a los profesionales evacuar dudas y consul- tas en la preparación de los trabajos. Los trabajos científicos se encuadran en las siguientes disciplinas: Clínica médica y quirúrgica de grandes ani- males; Clínica médica y quirúrgica de pequeños animales; Producción y sa- nidad animal; Bromatología y tecno- logía de los alimentos; Epidemiología y Salud pública; Microbiología, Enfer- medades Infecciosas y parasitarias; Ciencias básicas (Anatomía, Histolo-

gía, Embriología, Fisiología, Física Bio- lógica, Química Biológica, Patología general, Farmacología General); y Ani- males no tradicionales. De Palma, docente de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de La Plata, explica sobre el perfil de los investigadores que presentan tra- bajos: “La gente que trabaja en las uni- versidades o se dedica a hacer investi-

gación sabe qué congresos hay cada año y se prepara para la presentación de trabajos, que es lo que más les sir- ve. También hay gente que lo hace de forma más privada y, por ahí, si hay un caso interesante y quiere presentarlo, se comunica, pero no es tan común como el que tiene el ejercicio cotidia- no de enviar trabajos".

LAS JORNADAS DE BOLSILLO

-En esta edición el Colegio de Veterinarios incluye una nueva herramienta para mantenerse al día con las novedades del evento y poder tener la información a un click de distancia. -Una app exclusiva del evento, intuitiva y sencilla de utilizar, facilita acceder a las novedades de las Jornadas en cualquier dispositivo móvil. De esta manera, no sólo contarán con información, sino también podrán gene- rar su propia agenda de acuerdo a las conferencias de su interés.

propia agenda de acuerdo a las conferencias de su interés. INFORMACIÓN QUE PODRÁN ENCONTRAR EN LA

INFORMACIÓN QUE PODRÁN ENCONTRAR EN LA APP:

- Programa y agenda del evento

del momento de tu consulta.

- Información de stands: Ubicación,

descripción de la empresa, links y otros.

- Perfil de conferencistas - Plano de ubicación de cada una de las - Agenda
- Perfil de conferencistas
-
Plano de ubicación de cada una de las
- Agenda personalizada
empresas que estarán presentes.
- Acceso múltiple y segmentado
-
Noticias del evento.
por área de práctica, fecha o tipo de actividad.
Botón "En Curso": Entérate sobre las charlas que se desa-
rrollan media hora antes y una hora después
-
Vale destacar que la APP es gratuita y se podrá
descargar desde Google Play o App Store.
22 CVPBA
NUESTRA GENTE Pelusa tiene 50 años y podría mejorar su calidad de vida emigrando a

NUESTRA GENTE

Pelusa tiene 50 años y podría mejorar su calidad de vida emigrando a Brasil. UNA
Pelusa tiene 50 años y podría mejorar su
calidad de vida emigrando a Brasil.
UNA OPORTUNIDAD
ÚNICA PARA PELUSA

El médico veterinario Juan José Diorio, quien está a cargo de la dirección técnica del Zoo- lógico de La Plata, encabezó la comisión que viajó a Brasil para evaluar las condiciones del Santuario al que trasladarán a la elefanta de 50 años.

Un equipo de profesionales del Zoo de La Plata apro- bó el traslado de Pelusa a un Santuario para elefantes en el estado de Mato Grosso Brasil, más precisamente en Río da Casca, una ciudad que está a 120 km. de la capital, Cuiabá. Después de este importante paso, el traslado efectivo de la elefanta depende exclusivamen- te de las diversas instancias y plazos burocráticos de rigor, como la aprobación del Ejecutivo y Concejo Deliberante de La Plata, de las Autoridades provinciales y nacionales de Fauna y de la correspondiente adecuación a las regu- laciones y requerimientos sanitarios para la exportación de ambos países (Senasa por Argentina, Ibama por Brasil). Tras la evaluación y aprobación de las condiciones, Juan José Diorio, responsable del equipo directivo del parque, señaló que esta acción está en consonancia con el nuevo concepto del zoo: “Todo animal que pueda estar mejor en otro lado, haremos lo imposible para tras- ladarlo”. “Pelusa es un ejemplar de 50 años de edad que en este momento está sufriendo las patologías propias del cau-

tiverio; en particular, tiene problemas en las patas por la falta de movilidad, de caminar grandes distancias como lo haría en la naturaleza. Al principio, empiezan a producir- se pequeñas lesiones en las uñas que terminan en lesiones más graves, como la que tiene actualmente, una pododer- matitis. Esto empezó en una pata, ahora está en las cua- tro. La mayoría de los elefantes en situación de cautiverio terminan así, porque tienen una superficie inadecuada para caminar, tanto en distancia como en calidad de sus- tratos”, explicó Diorio. El equipo evaluador, encabezado por el director téc- nico del Zoo de la capital bonaerense, viajó a Brasil en el mes de marzo. Diorio precisó en qué aspectos pusie- ron el ojo al momento de analizar las condiciones del santuario: “Nos encontramos con un lugar que está pre- parado para estos animales, tiene montada una gran in- fraestructura, con una superficie natural muy acorde a lo que necesitan los elefantes”. Además, destacó la idonei- dad del personal que está al frente del establecimiento:

“Cuenta con gente muy preparada”.

CVPBA 23

La infraestructura montada y los recursos naturales pueden compararse solo con las condiciones de otros
La infraestructura montada y los recursos naturales
pueden compararse solo con las condiciones
de otros dos santuarios en todo el mundo.

A la aprobación del hábitat, de sus condiciones y re- cursos también se sumó la presencia de un elemento a la hora de levantarle el pulgar al traslado “Nos encontra- mos también con que ya hay dos habitantes, Maia y Guida, dos elefantas que viven hace más de seis meses; venían de un circo, estaban encadenadas todo el día. Una vez libera- das en el santuario cambiaron absolutamente el comporta- miento, cuando uno las ve parece que hubieran vivido toda la vida ahí. Además, en el santuario tienen acceso al alimen- to natural, algo muy difícil darles en otro lado”. “No solamente le vamos a cambiar la calidad de vida, en un lugar adecuado, con grandes superficies, con alimen- tación natural, sino que además va a estar con elefantes. Algo así, acá es imposible de darlo. Y en cuanto a la adap- tación, es difícil que un elefante no se adapte a una mejor calidad de vida”, sintetizó. El visto bueno de los profesionales es necesario, pero no es la última palabra: en adelante vendrá una instancia burocrático de tiempos elásticos que involu- cran permisos y controles sanitarios, y la actuación del Concejo Deliberante, ya que el elefante es propiedad

La gran superficie del santuario ofrece un vasto alimento natural. 24 CVPBA
La gran superficie del santuario ofrece
un vasto alimento natural.
24 CVPBA

del Estado municipal, por lo que debería ser donada al santuario. Y en todo momento la suspensión del viaje está latente, es decir, si Pelusa no está en condiciones el viaje se puede suspender. El santuario está a 2700km y sin embargo está cerca ya que otro parque de características similares sólo se encuentra en Estados Unidos o Asia. Brasil, entonces, es una oportunidad única para Pelusa.

MIENTRAS TANTO…

Diorio detalla los cuidados y las tareas puestas en

macha en tanto llega el momento del traslado: "Has- ta que se decida el futuro de la elefanta, se está trabajando en mejorar su bienestar en el Parque. Pelusa está respondiendo positivamente a los tra- tamientos instaurados, está aceptando una buena dieta y, de a poco, se está mejorando su medio am- biente; ya se está colocando un piso más adecuado

y hay proyectos de ampliar su ambiente con un piso

elástico y lavable, para que esté más confortable y,

a su vez, tenga otro lugar de estancia para cambiar

todo el sustrato en la parte antigua. Por otro lado, está proyectada la realización de mejoras en el re- cinto interno, aquello que respecta a calefacción, cerramientos, dispositivos anti palomas, por men- cionar algunas cosas”.

Maia y Guida, las dos elefantas que viven en el santuario hace más de seis
Maia y Guida, las dos elefantas que viven
en el santuario hace más de seis meses.
NUESTRA GENTE, NUESTRA HISTORIA Miguel Ángel junto al rey de los Zulúes, Goodwill Zwelithini. “¿QUÉ

NUESTRA GENTE, NUESTRA HISTORIA

Miguel Ángel junto al rey de los Zulúes, Goodwill Zwelithini.
Miguel Ángel junto
al rey de los Zulúes,
Goodwill Zwelithini.

“¿QUÉ OTRA PROFESIÓN PODÍA ELEGIR QUE NO FUERA VETERINARIA?”

Miguel Ángel González supo conjugar a lo largo de su vida dos grandes pasiones: la veterinaria y la aviación. En 50 años de profesión recorrió América, Europa, África y Asia. En esta nota te contamos su historia.

“Tengo 74 años, este año cumplo 50 que me gradué, pero ejerciendo llevo 53: tres años antes de graduarme tra- bajaba los veranos. Había un solo veterinario para toda la zona”, dice Miguel Ángel a modo de presentación. La zona de la que habla es General Madariaga y, a pesar de que vivió muchos años en otros países, en otros con- tinentes, hoy está de vuelta en el terruño. Ese origen, también, de alguna manera definió su destino: “Me crié en el campo hasta los 5 años, donde mis padres trabaja- ban intensamente criando vacunos, ovinos, cerdos, aves y equinos, y generando todo tipo de alimentos, ¿qué otra profesión podía elegir que no fuera veterinaria?”.

Miguel Ángel estudió en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata y, hasta el día de hoy, el grupo de compañeros que egresó junto a él se reúne año tras año. Es un grupo numeroso, conformado por dos promociones: “El ser- vicio militar nos interrumpió la carrera a algunos. A mí me pasaron de marina (dos años) a aeronáutica (un año), circunstancia que generé porque hice el curso de piloto de avión”. En paralelo a la carrera de veterinaria, González había comenzado a pilotear porque ya le había picado el bichito del aire, le gustaba la aviación: “Aunque los fines de semana, cerrado el comedor escolar, lo pasara

CVPBA 25

González supo conjugar la veterinaria y la aviación y, gracias a esto, conoció América, Europa,
González supo conjugar la veterinaria
y la aviación y, gracias a esto, conoció
América, Europa, África y Asia.

a arroz con leche, porque los recursos eran escasos”. Este

hecho resultó fortuito porque lo llevó a acortar su parti- cipación en las filas de las fuerzas armadas. Cuando apenas estaba en segundo año de la carre- ra, el espíritu emprendedor de Miguel Ángel lo llevó a sumarse a un grupo encabezado por el profesor de Pa- tología médica para aprender cirugía fuera del espacio curricular. Esta actividad lo puso por primera vez frente

a una camilla sobre la que había una perra anestesiada

a la espera de una incisión para ser castrada. Más ade-

lante, fue ayudante ad-honorem en Anatomía patoló- gica y, en cierta ocasión, haciendo necropsias de ovejas en General Madariaga encontró un parásito en zig-zag:

“Estaba en la submucosa del esófago, no lo había visto an- tes. Lo llevé a la facultad y tampoco lo conocían; investigué y resultó que había descubierto al GONGYLONEMA PUL- CHRUM, del que todavía no se hablaba en la Argentina”.

LEVANTA VUELO Durante el último año de cursada, un compañero de Miguel Ángel del Aero club La Plata se le ocurrió vender un Piper PA 11, un avión ligero de casi 7 metros de lon- gitud capaz de volar a 180Km/h. Recuerda que “entu- siasmé a la comisión del Aero Club de General Madariaga

26 CVPBA

y me dijeron que querían verlo. Hice el viaje, con escala en un campo para tomar mate; lo presenté a la comisión, uno a uno lo voló, lo volaron todos. Y decidimos comprarlo. Luego creamos la escuela de pilotos”. Tras concluir la carrera, Miguel Ángel viajó a Europa junto a un grupo de compañeros a modo de celebra- ción por la finalización de los estudios. Recorrieron las principales capitales, sus centros de investigación y facultades. Así conoció Francia, Italia, Grecia, Austria y España, entre otros. De vuelta en el país volvió a Mada- riaga, donde había solo un veterinario y el trabajo era mucho. Una vez por mes viajaba a La Plata para volar planeadores en el Aeródromo local y en Ezeiza, donde realizó el curso de piloto comercial. Hacia 1971 obtuvo una beca de estudios del Rotary Club y viajó a Italia para especializarse en patología de la reproducción e inseminación artificial en el Instituto Lazzaro Spallanzani, en Milán. Por su desempeño, el Ro- tary Internacional de Estados Unidos le ofreció ampliar la beca; aceptó y viajó a Israel, donde además de estu- diar la producción de leche en cabra y ovejas fue convo- cado por el ministro de Agricultura local para trabajar en el control de animales importados. Por esos meses visitó Egipto, Líbano, Siria, Turquía y Holanda y, antes de

regresar a la Argentina, Estados Unidos. Miguel Ángel recuerda: “Entre 1973 y 1976 la situación en la Argentina fue empeorando. Tal es así que el valor de la nafta del viaje para atender a una vaca flaca equivalía al valor de la vaca; el costo de dos antibióticos equivalía al valor de una vaca muy buena. Frente a estas circunstan- cias solicité la visa a Venezuela; siente días después estaba trabajando en un lugar más cálido y húmedo (hacían 45°C en promedio), al sur del Lago Maracaibo”. En Venezuela, González revalidó su título de piloto y trabajó también para un ganadero en el estado de Lara:

“Me ocupaba de la atención de la ganadería y de la mecá- nica del aeroplano, lo que implicaba conseguir repuestos. La pista del avión era bien corta y estaba dentro de los ce- rros, y como el avión era muy veloz había que andar con mucha prudencia”. En tierras bolivarianas también aten- dió el campo del entonces ministro de Agricultura, en Bachaquero, próximo al Lago Maracaibo. Un año después de haberse instalado fue contratado por la hacienda Monte Sacro, considerada la segunda casa de Nelson Aldrich Rockefeller, el magnate petro- lero que fuera vicepresidente de Estados Unidos. Más tarde, la misma administración lo convocó para trabajar conjuntamente con un veterinario vasco en el hato La Vergareña, al este del país: más de 170 mil hectáreas en total, 53 mil vacunos, cultivos de maíz y sorgo; 12 mil brachiaria brizantha, 60 mil hectáreas de montañas y 20 mil de selva, en las que se podían ver tapires, pumas, ti- gres, cunaguaros y anacondas de 9 metros en las repre- sas, que no pocas veces capturaban vacunos cuando se acercaban a tomar agua. Por si fuera poco, en simultá- neo a sus múltiples obligaciones, Miguel Ángel conti- nuó especializándose en la Universidad de Maracaibo.

CONTINÚAN LOS VIAJES En septiembre del 79 Miguel Ángel Gonzáles resol- vió volver a la Argentina y formó familia. Pasados unos años el destino llamó de nuevo desde Venezuela: aquel

veterinario vasco que fuera compañero de trabajo lo convocó para trabajar en una compañía que tenía 9 es- tancias y 70 mil vacunos. Lo desmesurado parecía ser un imán que atraía al hombre oriundo de Madariaga. Esta experiencia lo enfrentó al trabajo con osos hormi- gueros, ciervos, burros, babas, equinos salvajes, entre otros animales. Dieciséis años después de haber pisado Venezuela por primera vez, Miguel Ángel regresó definitivamente al país. Pero no por ello dejó de viajar: la empresa que lo había hecho regresar al país de Simón Bolívar, lo ten- tó para que atendiera el hato que poseía en KwaZulu- Natal, una de las 9 provincias que conforman la Repú- blica de Sudáfrica. Desde 2013 vuela periódicamente para hacer controles en vacuno como Cebú, Bonsmara, Nguni, Afrikaner, Boran y Drakensberg. Actualmente, su actividad principal pasa por el asesoramiento en sani- dad animal en distintos climas; se ha especializado en inseminación y trasplante de embriones en bovinos y equinos y en congelación de semen. La profesión le permitió a Miguel Ángel González recorrer el mundo y aprender con cada experiencia, conocer desde las grandezas hasta las nimiedades: “Tal vez sea mi espíritu andariego y amante de la naturaleza salvaje que me fue llevando, acompañado de riesgos que generan adrenalina mientras se trabaja e investiga. Vi ríos caudalosos con orquídeas en las márgenes, vi peces que emiten electricidad, represas llenas de babas, boas, leo- nes, hienas, elefantes que se oponen agresivamente a que invadan su territorio; sin subestimar las pequeñas garra- patas que trasmiten infinidad de patologías”. La vasta experiencia de González lo autoriza a decir- le unas palabras a los jóvenes que eligen estudiar ve- terinaria: “Es una profesión maravillosa, con infinidad de oportunidades, solo hay que trabajar fuerte, con seriedad.

Miguel Ángel en tierras africanas. En segundo plano aparece un ejemplar de cebú.

CVPBA 27
CVPBA 27
ÁREA DE INCUMBENCIA Y perseverar. Y lo interesante es que no hay fronteras”. PRODUCCIÓN DE

ÁREA DE INCUMBENCIA

Y perseverar. Y lo interesante es que no hay fronteras”.

PRODUCCIÓN DE MULARES

El M.V. Gustavo A. Álvarez expone en este artículo las particularidades de esta área de incum- bencia. Nos cuenta un poco de historia, como la participación mular en el cruce de Los Andes, y otros pormenores de esta especie infecunda e insustituible en zonas de montaña y monte.

La hibridación entre especies diferentes, como lo son el caba- llo y el burro, es acompañada, en regla general, por la infecun- didad del producto, de aquí el refrán popular “la mula no tiene orgullo de sus antepasados, ni esperanzas de posteridad”. El mular es un híbrido genético y las líneas parenterales que le dan origen, yegua y burro, poseen características cro- mosómicas diferentes en número, tamaño y morfología. El apareamiento de cromosomas homólogos durante la divi- sión meiótica es prácticamente imposible y es por ello que se considera a la mula como un híbrido estéril. Si bien el caballo y el asno se han apareado desde los tiempos más antiguos obteniéndose híbridos –mulas y burdéganos, la cruza interespecífica entre el macho asnal (Equus asinus) y la hembra equina (Equus caballus)–, la producción de mulares dependerá casi siempre del hom- bre para la supervivencia de la especie, debido a que por las características propias de conducta de cada una en su hábitat natural no existe, en general, atracción sexual entre ellos para reproducirse. El macho asnal, para cubrir una yegua, debe ser criado de una forma particular (denominado burro hechor) para que luego acepte a la yegua como de su propia especie; desde

28 CVPBA

esta instancia comienza a aparecer la mano del hombre. La mula es mencionada en varios pasajes de la Biblia, fue utilizada por griegos y romanos al haber advertido su mayor rusticidad y resistencia. Fue ampliamente utilizada en el Vi- rreinato del Río de la Plata y para mejorar su calidad en Amé- rica se introdujeron burros Europeos. El Ejército Patriota cruzó Los Andes en 1817 con 9.280 mulares y 1.600 caballos. Para el desarrollo particular de este artículo, intentaré plasmar mi experiencia en la producción de mulares, como Médico Veterinario del Ejército Argentino, donde la mula es obtenida a partir de líneas de reproductores, donde las ma- dres son en su mayoría de la Raza Percherón Postier o sus mestizos, y la línea paterna está constituida por Burros de la raza Remonta Argentino, de especiales características zoo- técnicas. Resultan así mulares de excelente conformación, muy resistentes, de buen hueso y con una alzada en general superior al promedio de los mulares criados en el resto del País, resultando especialmente aptos para su utilización en zonas de montaña y monte, como animal de silla, carga y tiro insustituible por las características propias del terreno, donde la mula se transforma en el único medio apto para el transporte del personal y de carga.

Hace más de 25 años la producción mular castrense se desarrollaba en forma natural a campo, donde se conforma- ban manadas de yeguas con los burros hechores. En el año 1982 se obtuvieron las primeras mulas por Inseminación Ar- tificial (IA) con semen fresco, pero fue desde el año 1987 que en el Haras “Gral. Las Heras” (Tunuyán, Mendoza) se incre- mentó el uso de la IA como método de reproducción para la producción de mulares, continuándose la producción desde el año 1991 en el Establecimiento “Coronel Pringles” (Qui- ñihual, Buenos Aires), con un plantel aproximado de 100 yeguas madres, habiéndose adoptado a la IA, como único procedimiento de producción de mulares, continuando has- ta el presente, en reemplazo total del manejo tradicional de manadas a campo. A partir del año 2010, el Ejército, me- diante la Dirección de Remonta y Veterinaria, continúa con la producción mular mediante IA, nuevamente en Tunuyán. Ambas líneas parenterales se sostienen, a partir de la pro- ducción propia que hace la Institución, aportando además reproductores para Criadores de todo el País. La implementación de la IA para la producción de mulares se fundamentó en las ventajas comparativas que ofrece el sistema, entre las que se pueden mencionar:

•Utilización más eficiente de los burros que son superiores genéticamente; •Control sanitario estricto para detectar precozmente los problemas durante las revisaciones; •Evaluación de la calidad seminal de cada eyaculado que permite detectar problemas; •Posibilidad de utilización de asnales no pertenecientes al Haras, mediante la IA con semen refrigerado o eventualmen- te congelado procedente de lugares geográficos distantes; •Muy bajo riesgo de lesiones traumáticas en comparación con la monta a campo, incluso salvando diferencias mor- fológicas, en especial alzada, posibilitándose así el uso de vientres de mayor tamaño corporal y por ende mayor con- textura y alzada en las mulas. •Posibilidad de utilizar burros con lesiones traumáticas transitorias, mediante técnicas de recolección especiales (medicación, condón, etc.). •Servicio más estacionado durante un período acotado de tiempo (septiembre a diciembre), logrando lotes de mulares más parejos para la recría, facilitando el manejo. •Mayor mansedumbre en las yeguas madres y asnales ma- chos, al adaptarse al manejo rutinario que implica el control ginecológico a diario durante la temporada reproductiva. •Permite lograr un equipo de trabajo con personal que debe estar especializado en las técnicas de manejo, lográn- dose una mayor capacitación de los mismos. •Se logra un registro detallado de datos de cada repro- ductor (machos y hembras) lo cual permite contar con an- tecedentes a través de los años y eventualmente elaborar estadísticas.

•Permite efectuar una reserva de semen refrigerado para su utilización dentro de las 24 / 72 Hs. •La utilización de la IA en la producción mular ha permiti- do obtener porcentajes de preñez más altos que con el ser- vicio natural tradicional a campo, atribuidos a conductas de cada especie. Como desventajas al sistema de IA implementado para la obtención de mulares, podrían mencionarse un mayor costo en equipamiento e insumos y la necesidad de mayor canti- dad de personal para el movimiento diario de los animales durante la temporada reproductiva.

MANEJO REPRODUCTIVO PARA PRODUCCIÓN DE MULAS El mular es el producto del cruzamiento de 2 especies distintas que presentan diferencias anatómicas, fisiológicas, fenotípicas y genotípicas, las que dificultan su reproducción natural a campo acompañada en general con bajos índices de preñez, situación que fue mejorada significativamente con la introducción de la IA. Por tratarse de dos especies genéticamente diferentes, la cantidad de cromosomas es también distinta, correspon- diendo un número diploide de 64 cromosomas para la ye- gua y 62 para el burro hechor. La mula resultante posee 63 cromosomas. Como reproductores machos son utilizados los burros de la Raza Asnal Remonta Argentino. La misma se remonta al año 1930 y se obtuvo al fijar caracteres tras el cruzamiento selectivo de Razas Asnales Españolas (Catalana – Subraza Ausetana), Francesas (Poitu), Americanas (Mammoth Jack) y Criollas. Tras estos cruzamientos se obtuvo un asnal de una buena conformación y con buen hueso a la edad de adul- to. Su alzada mínima es de 1,50 metros con un perímetro de caña entre 0,18 a 0,19 metros. Cabeza grande con orejas largas y rectas. Cuello corto y musculoso con buena línea superior. Su pelaje es generalmente oscuro y en algunos animales se observa un gris perlado en ojos, hocico y parte inferior del abdomen. El burro que será utilizado para obtención de semen de- berá tener un entrenamiento desde muy joven, donde se lo acostumbra desde su destete, a los 6 meses de vida, a convi- vir “en yunta” con una yegua, colocándolo con una potranca de su misma edad hasta la madurez sexual, aproximada- mente a los 18 meses de edad. Ambas especies no se reco- nocen entre sí hasta pasado cierto tiempo de convivencia. Este futuro burro hechor, durante su vida reproductiva, se acostumbrará a montar una yegua en celo, reconociéndola como de su propia especie, para poder obtenerse semen a través de una vagina artificial. A los burros hechores no se les hace tomar contacto con burras y durante su vida repro- ductiva son destinados únicamente al servicio de yeguas. Las hembras equinas utilizadas para la producción de mu- las son seleccionadas principalmente de la Raza Percherón

Postier, pero también Silla Argentino, SPC, Cuarto de Milla o sus cruzas. Los índices de preñez resultantes en manadas a campo donde se ponían entre 20 y 30 yeguas con un burro eran bajos, de aproximadamente un 40 a 50 %. Los mulares obtenidos del cruzamiento de ambas espe- cies tienen una excelente estructura para desarrollar activi- dades operacionales castrenses, obteniéndose mulas ágiles, resistentes y trotadoras, aptas para el tiro liviano, carga y silla. Por el cruzamiento selectivo se adaptan muy bien a las distintas zonas geográficas del país.

TEMPORADA DE SERVICIOS POR INSEMINACIÓN ARTIFICIAL En los meses previos al inicio de la temporada reproduc- tiva, es decir en julio y agosto, se efectúan las siguientes ac- tividades:

detectadas preñadas son apartadas del lote y sometidas a un segundo control ecográfico entre los días 45 y 60 para confirmar su preñez.

EXTRACCIÓN DE SEMEN Se utiliza la IA con semen fresco diluido. Para la monta del burro y extracción se recurre a alguna de las yeguas detec- tada en celo, de buena mansedumbre. Se le coloca los trabo- nes, vendaje y atado de la cola hacia el lado contrario al de extracción con Vagina Artificial (VA modelo Missouri), que se prepara en la forma convencional, respetando para cada burro la temperatura y presión adecuadas. Se utiliza el forro interno descartable de nylon y la recolección propiamente dicha se efectúa en mamadera acoplada a la camisa descar-

table con filtro en su interior, todo cubierto por un capuchón protector contra la luz directa y a su vez térmico. Se lubrica

a.Selección, recepción y amansamiento de las potrancas que ingresan a madres: La selección de las

ACTIVIDADES DURANTE LA TEMPORADA DE SERVICIOS

el

frente de la VA con lubricante estéril no espermicida. Todo

futuras madres se efectúa principalmente por tamaño y conformación sobre la base de la Raza Percherón Postier y

el

material se encuentra esterilizado y a 37 ºC. Los burros hechores están condicionados a la extracción

eventualmente de las otras razas mencionadas. Se incorpo-

de semen en el sector exterior del Laboratorio, que cuenta

ran como madres mulateras a partir de los 3 años de edad, mansas de abajo. b.Revisación Pre Servicio: Previo al inicio de la tem- porada reproductiva se efectúa el control de los burros he- chores, de las yeguas vacías de la temporada anterior y de las potrancas de reposición. Se consideran los antecedentes

con la suficiente amplitud para realizar la tarea en forma có- moda y segura. Antes de la monta se realiza la higiene del pene con agua limpia, tibia y gasa. El operador procede a la extracción del semen colocándose del lado izquierdo y coor- dinando el momento de la monta con el ayudante. Al mon- tar se desvía con la mano enguantada el pene, sin agarrarlo

reproductivos y sanitarios.

y

le presenta la VA, sosteniéndola contra la yegua con una

c.Selección de los Burros hechores: Se tienen cuenta antecedentes reproductivos, calidad seminal, tipo y confor- mación de sus crías. El principal factor que se considera en la elección, tanto del burro como de la yegua madre, es la conformación para lograr mulares correctos y de tamaño adecuado a su futura utilización (silla, carga o tiro).

Desde la primera semana de septiembre se inicia el reta- jeo individual para la detección de celo en las yeguas vacías y

angulación adecuada. Se controla la eyaculación mediante palpación uretral en ventral del pene o por vista directa de los movimientos de bombeo de la cola. El material recolectado se lleva al sector lindante del La- boratorio (parte sucia), donde se desarma la VA y se desaco- pla el vaso recolector (mamadera), quitando el filtro con la porción gelatinosa. El vaso recolector pasa al Laboratorio (parte limpia) donde se efectúan las siguientes evaluaciones totales o parciales:

Exámenes Macroscópicos: Volumen - Aspecto y Color

potrancas de reposición, utilizando un retajo equino manso.

-

Olor - Determinación de pH.

Todas las yeguas en servicio se encuentran identificadas electrónicamente mediante un microchips cervical cual fa-

Exámenes Microscópicos: Motilidad progresiva - Vigor - Concentración espermática -Morfología - Coloración Vital

cilita la identificación, manejo y registro correctos. A su vez, durante la estadía en el sector de inseminación son marca- das en el lomo mediante tiza para ganado. Se realiza ultrasonografía transrectal (transductor lineal 5

Prueba de supervivencia. Analizadas las muestras, se procede a la preparación de las dosis inseminantes mediante el agregado de diluyente de Kenney. Se efectúan los cálculos de dilución y se prepa-

-

MHz) para determinar estado del útero, presencia de fluidos, quistes endometriales, entre otras cosas, y son registrados en la planilla individual de cada yegua, efectuándose ade- más el seguimiento del desarrollo folicular a partir de los 35 mm. Las yeguas son inseminadas con folículos superio-

ran la cantidad de dosis inseminantes necesarias para las ye- guas que estén en condiciones de ser inseminadas. Las yeguas se inseminan cada 48 horas desde la presen- cia de un folículo pre ovulatorio detectado ecográficamente (generalmente mayor a los 40 mm). Una vez que se produjo

res a los 40 mm, cada 48 horas hasta detectar la ovulación

la

ovulación la yegua se la controla entre los días 14 y 21 me-

por ecografía y se las vuelve a controlar para detección de preñez, entre los días 14 y 21 post ovulación. Las yeguas

diante ecografía de preñez.

30 CVPBA

TÉCNICA DE INSEMINACIÓN EN LAS YEGUAS MULATERAS Las yeguas son introducidas en el brete de tacto, se levanta

la cola y se procede a efectuar un triple lavaje con detergen-

te neutro de la región perineal, con especial detalle en labios

vulvares y fosa del clítoris, realizando un minucioso enjuague. Finalmente se rocía con una solución antiséptica débil de io- dopovidona y se seca con toalla de papel descartable. La dosis inseminante se carga en jeringa con émbolo plástico estéril acoplada mediante una tubuladura plástica

a la pipeta de inseminación de 62 cm de largo, todo acon-

dicionado a 37º C (estufa). Se utiliza guante descartable de tacto esterilizado. Se lleva la jeringa cargada hasta el bre- te de inseminación cubierta con la mano para mantener la temperatura y proteger de la luz y se procede a la insemina- ción por técnica convencional. Los datos son registrados en forma individual. El ciclo termina con las pariciones a campo, después de un período de gestación de 330 a 360 días.

TIPIFICACIÓN Y USO DEL MULAR Las ventajas que presenta el mular para el trabajo, se de- ben a su vigor híbrido, producto del cruzamiento, destacán- dose el aumento de la aptitud para el trabajo, menor fatiga, mayor precocidad, rusticidad, longevidad y resistencia a las enfermedades. La tipificación nos da una idea sobre la cons- titución morfológica y funcionalidad para determinada acti- vidad del animal. Así tenemos Mulares de Silla, de Carga y de Tiro, a veces doble propósito. Una mula de carga transporta sobre su lomo hasta 110 Kgs (excepcionalmente 170 Kgs) en ambiente de media y baja montaña. Los mulares son utilizados además para actividades de- portivas, como carreras, salto, cabalgatas y también equi- noterapia. Son utilizadas además en investigación y el 04 de mayo de 2003 se obtuvo la primera mula por clonación (Idaho Gem).

2003 se obtuvo la primera mula por clonación (Idaho Gem). El Cnel. Gustavo Alfredo Álvarez es
El Cnel. Gustavo Alfredo Álvarez es Médico Veterinario (1984). Ingresó al Ejército Argentino en diciembre

El Cnel. Gustavo Alfredo Álvarez es Médico Veterinario (1984). Ingresó al Ejército Argentino en diciembre de 1984; ejerció su ac- tividad profesional en los ámbitos tanto civil como castrense en las áreas de clínica del caballo deportivo, en Bahía Blanca, y en el Regimiento de Granaderos a Caballo “General San Martín”. Desde 1988 trabajó en el área de reproducción de equinos en los Haras General Lavalle y Coronel Pringles, alcanzando la jefatura de am- bos. En 1995 participó en la Misión de Paz en Croacia en las áreas de Bromatología y Medio Ambiente. Participó como disertante de diversos congresos, en el país y en el extranjero, y ha publicado trabajos relacionados con la clínica y reproducción de équidos.

CVPBA 31

EQUIPO DE PRIMERA 25 AÑOS HACIENDO EQUIPO EN CIENCIA A fuerza de trabajo, el Centro

EQUIPO DE PRIMERA

25 AÑOS HACIENDO EQUIPO EN CIENCIA

A fuerza de trabajo, el Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN) es considerado

hoy un polo académico y científico por excelencia en lo que respecta a la investigación biomédi- ca básica y aplicada en Medicina Veterinaria. Aunque el CIVETAN fue creado en 2011 a partir de

la

vinculación entre la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNICEN, el CONICET y la CICPBA,

el

grupo de trabajo encabezado por Carlos Lanusse y enrolado en el Laboratorio de Farmacolo-

gía Veterinaria, lleva un cuarto de siglo de labor académico-científica.

El equipo de trabajo que integra el Laboratorio de Farma-

cología Veterinaria que funciona en la órbita del CIVETAN en la sede de la FCV, UNICEN, está conformado por más de 20 personas, entre investigadores, becarios, doctorandos

y personal técnico. La búsqueda de respuestas concretas

a problemas de diversa índole en el campo de la salud y

producción animal, es la premisa fundamental. Uno de esos problemas, explica Carlos Lanusse, se debe a que “por décadas se han desarrollado familias de fármacos para combatir los parásitos que afectan a los rumiantes, pero el uso indebido de esos tratamientos contribuyó al desa- rrollo de un serio problema de resistencia”. Como consecuencia de este fenómeno, los fármacos de- jan de ser eficaces y los animales sufren el efecto adverso del parasitismo, no alcanzan un crecimiento adecuado, pierden peso o se mueren. El trabajo de este equipo de investiga- ción está orientado a indagar en este fenómeno de resisten- cia, “que tiene una base farmacológica y que atenta con- tra el control parasitario afectando la salud del animal y ocasionando pérdidas económicas de magnitud en los

32 CVPBA

sistemas productivos. Desde la Farmacología Veterinaria se genera conocimiento científico que ayuda a comprender, revertir o, al menos, retardar el desarrollo de resistencia de los parásitos a los fármacos que disponemos”. Desde el CIVETAN se responde a este problema concre- to, entonces, con la producción de conocimiento de base fármaco-parasitológica para optimizar el uso de los fárma- cos antiparasitarios en los animales de producción, lo cual redunda en un uso más sustentable de los mismos. “Bus- camos entender las claves del fenómeno de la resistencia parasitaria, comprendiendo los mecanismos por los cua- les un parásito puede evadir la acción del fármaco. Con ese conocimiento podemos generar estrategias para que el fármaco pueda conservar actividad aun cuando la po- blación parasitaria blanco tiene la “marca” genética para desarrollar resistencia”, subraya Lanusse.

EL COMPONENTE VOCACIONAL La coordinación de un equipo compuesto por más de 20 personas requiere, según Carlos Lanusse, de las mismas ca-

pacidades que se necesitan para liderar un equipo de traba-

jo en una empresa privada, en otro estamento estatal o en el

deporte. “La diferencia –remarca– está, quizá, en que una parte importante de la fuerza de trabajo en ciencia está soportada por un componente vocacional. Hay un apor- te sustancial de la vocación que los distintos integrantes tienen por la ciencia, por la investigación científica, por la docencia en el grado y en el posgrado, por la extensión

universitaria y por todas las actividades que están relacio- nadas, de alguna manera, con la actividad del laboratorio

y su proyección al sector socio-productivo”. Las becas para alumnos universitarios son herramientas

de valor para captar recursos humanos, son el vehículo para entusiasmar jóvenes y graduados en medicina veterinaria que “a lo mejor no tuvieron la oportunidad de ver la in- vestigación como una salida laboral o un camino para su proyección profesional”, destaca Lanusse. No sólo se trata de ir detrás de una posibilidad o una hi- pótesis de trabajo, responder a una problemática concreta, entender cómo matar a una bacteria, cómo trabajar frente

a un parásito resistente o cómo hacer que la producción de

carne sea mayor. El responsable del equipo asegura que “de- trás del concepto técnico tiene que haber un componen- te vocacional, y esto tiene mucho que ver con encontrar el mecanismo para poder despertarlo, sea un veterinario, un biólogo, un médico o un bioquímico. La posibilidad de poder rescatar los valores intrínsecos que un profesional joven tiene está también en poder mostrarle que la inves- tigación científica y la carrera de posgrado van ligadas; que la investigación es una salida profesional. Y, para el médico veterinario en particular, es muy importante mos- trar esto frente a lo que la sociedad interpreta del médico

veterinario, cuya principal salida laboral pareciera ser sólo la clínica de pequeños, de equinos o de grandes animales,

o la producción animal”. Un porcentaje importante del actual plantel del Laborato- rio de Farmacología Veterinaria pasó por una estadía inicial

Carlos Lanusse recibe el premio “Excellence in Research Award” otorgado por la World Association for the Advancement of Veterinary Parasitology (WAAVP)."

Es decir, tuvo un

vínculo inicial con el Laboratorio de Investigación mientras fue alumno. “Hoy debemos trabajar mucho para motivar y lograr que más jóvenes con formación veterinaria se vin- culen con la actividad científica y completen su formación de post-grado, independientemente de cuál resulte su des- tino laboral a futuro”, concluye Lanusse.

mediante una beca o ayudantía docente.

LA CIENCIA Y LA SOCIEDAD Carlos Lanusse, quien entre muchas otras distinciones recibió el Research Award de la American Academy of Ve- terinary Pharmacology and Therapeutics (2011), el Premio Bunge & Born (2011), el Premio Konex (2013), y el Premio Bernardo Houssay a la Investigación Científica y Tecnológi- ca (2003), considera que en los últimos años “hubo un cam- bio importante con respecto a la percepción que la sociedad tiene de la ciencia en general, a nivel internacional y en la Ar- gentina en particular. Es un cambio positivo. En los últimos 25 años ha cambiado sustancialmente”. De todas maneras, sos- tiene, “todavía hay mucho por hacer, mucho por divulgar la ciencia en el contexto nacional, y la medicina veterinaria en particular, para que la sociedad aprecie aún más lo que hace un investigador. Esto es un desafío constante”. El trabajo, entonces, pasa también por concientizar a la sociedad que lo que hace un investigador dentro de un equipo en la universidad o en el CONICET tiene un gran va- lor por lo que devuelve a la propia sociedad. Y, “en el caso del médico veterinario –agrega–, necesitamos trabajar mucho con la profesión para lograr una re-jerarquización. La valoración de la sociedad del profesional veterinario no siempre se corresponde con el esfuerzo que se requiere y con las exigencias para alcanzar la graduación en una Facultad de Ciencias Veterinarias”. En pocas palabras, el profesional veterinario tiene “un nivel de formación técnica general que no se alcanza en muchas otras profesiones del área biomédica”. A lo largo de los años se ha generado mucho conocimien-

CVPBA 33

to científico importante en el país, conocimiento que ha tenido impacto internacional de relevancia. Sin embargo, “ocurre muy frecuentemente –continúa Lanusse– que el conocimiento que se genera y que se traslada al sector so- cio-productivo no tiene captación, es decir, no se logra la adopción de la tecnología. Entonces, acumulamos mucho conocimiento científico que no siempre es transferible, no porque sea un problema de la universidad que no lo sabe transferir, sino porque el sector productivo no está prepa- rado para adoptar ese conocimiento”. Por último, Carlos Lanusse considera que el mayor desa- fío en términos de investigación y crecimiento del sistema

científico pasa por lograr una mayor inversión privada para poder aumentar la inversión global que realiza el estado. Los distintos equipos de investigación (“sin un equipo no se puede obtener nada en ciencia”, acota) están sustentados, “mayoritariamente, en el aporte del Estado. Para poder lle- gar al famoso 1% del PBI de inversión en Ciencia y Tecnolo- gía hace falta que el sector privado se comprometa con un complemento importante del presupuesto. Esta es la deuda pendiente. Hoy, la generación de conocimiento científico original está basada en los organismo del Estado, MINCYT, Agencia, CONICET , CICPBA y en las universidades"

"Sin un equipo no se puede obtener nada en ciencia", destaca Lanusse.
"Sin un equipo no se puede obtener
nada en ciencia", destaca Lanusse.

EQUIPO COMPLETO El equipo encabezado por Carlos E. Lanusse MV, Dr.Cs.Vet., Ph.D., Dip ECVPT (Prof. FCV, UNCPBA, Inv. Superior CONICET) está integrado por Sergio Sánchez Bruni, MV, Dr. Ciencia Animal (Prof. FCV, UNCPBA, Inv. Principal CONICET); Luis I. Álvarez, MV, Dr. Ciencia Animal (Prof. FCV, UNCPBA, Inv. Independiente CONICET); Guillermo Virkel, Vet., Dr. Ciencia Animal (Prof. FCV, UNCPBA, Inv. Independiente CONICET); Adrián Lifschitz, Vet., Dr. Ciencia Animal (Prof. FCV, UNCPBA, Inv. Independiente CONICET); Fernanda Imperiale, Vet., Dr. Ciencia Animal (Inv. Adjunto CONICET); Juan Sallovitz, MV, Dr. Ciencia Animal (Inv. Adjunto CICPBA); Laura Moreno Torrejón, MV, Dr Cs Vet., (Inv. Independiente CONICET); Laura Maté, Bqca., Dr. Cs. Biológicas (Inv. Adjunto CONICET); Mariana Ballent, Vet., Dr. Ciencia Animal (Inv. Adjunto CONICET); Laura Ceballos, Lic. Biología, Dr. Ciencia Animal (Inv. Adjunto CONICET); Cristina Farías, Fca., Bqca. (Personal Principal CONICET); Sebastián Iezzi, Lic. en Alimentos (Becario Post-Doctoral CONICET); Candela Cantón, Vet. (Becaria Doctoral CONICET); Paula Viviani, Vet., (Becaria Doctoral CONICET); Sonia Luque, Lic Cs Biológicas (Becaria Doctoral CONI- CET); Lucila Cantón, Lic. en Alimentos (Becaria Doctoral CONICET); Gastón Delpech, Biqco (Becario Post-Doctoral CONICET); Laureano Schofs, MV (Becario Doctoral CONICET); Paula Dominguez, Vet., MSci., (Personal Adjunto CONICET); Vanina Pérez, Farmacéutica (Personal Técnico UNCPBA); y Germán Fonzo, Técnico Prod. Agrop. (Personal Técnico CICPBA).

34 CVPBA

VETES FOR EXPORT María junto a sus dos perros en los pantanos que rodean las

VETES FOR EXPORT

María junto a sus dos perros en los pantanos que rodean las islas adyacentes a Charleston y que conectan con el océano Atlántico.

a Charleston y que conectan con el océano Atlántico. LA INVESTIGACIÓN COMO NORTE María del Carmen

LA INVESTIGACIÓN

COMO NORTE

María del Carmen Guinea llevaba 15 años dedicados a su profesión en el país cuando decidió emigrar a los Estados Unidos para profundizar la investigación en su campo de estudio. En esta entrevista nos cuenta sus apreciaciones sobre la vida allí y las claves del desarrollo profesional en el país y afuera.

De sur a norte. Desde Bahía Blanca, una de las localidades más australes de la provincia, hasta Estados Unidos. Ese fue el camino que tomó María del Carmen Guinea para perse- guir uno de sus grandes anhelos: profundizar la investiga- ción. Egresada de la Universidad Nacional del Centro, con sede en la ciudad de Tandil, y especializada en Medicina Interna y Cardiología Clínica de Pequeños Animales, ejerció junto a su esposo Eduardo Maldonado (también veterinario) la práctica de esta actividad en el sur bonaerense. Además, dejó su huella en la academia como docente en la Universi- dad Nacional del Sur en las cátedras de Farmacología I y II. “Mi residencia en los Estados Unidos comenzó hace 12 años como parte de mi decisión de acompañar a mi es- poso, quien continuaría allí su carrera como investigador, iniciada en la Argentina. Nunca había vivido en el exte- rior”, cuenta María del Carmen sobre el salto cultural que

significó emigrar a tierras norteamericanas. Llevaba 15 años como profesional en el país y cambiar de escenario no significó volver a empezar: fue allí por más. Una vez instalada en Charleston, Carolina del Sur, María del Carmen se incorporó al grupo de investigación del Dr. Hsu, en el laboratorio de Genómica del Cáncer del Hollings Cancer de MUSC (Medical University of South Carolina). Allí se dedicó al estudio de los mecanismos que bloquean la génesis de vasos sanguíneos en las neoplasias, para poder evitar su crecimiento y diseminación. Desarrolló estudios en ratones genéticamente modificados para entender de qué manera se generan los vasos sanguíneos en un tumor y para testear el uso de drogas candidatas a usarse en ensayos clí- nicos contra el cáncer. “Es un estudio fascinante que requiere completa dedica- ción”, describe, y agrega: “Pensar en términos de mecanis-

CVPBA 35

Grupo de trabajo de MUSC, en el puerto de Charleston, Carolina del Sur.

mos es muy diferente a pensar en términos clínicos. Como veterinaria, mi contribución al grupo interdisciplinario consistió en aportar las bases para el análisis de los mode- los animales: desde cirugía y toma de muestras en anima- les de laboratorio hasta protocolos de análisis e interpre- tación de imágenes de modelos animales como parte del estudio de mecanismos moleculares”.

A María del Carmen no le costó asimilar la nueva realidad

y rápidamente naturalizó el ámbito de trabajo. Aun así, sen- tía que los años de dedicación a la medicina de pequeños animales habían dejado huellas. Por ello, en forma paralela continuó asistiendo a cursos y capacitaciones en clínica y cardiología de pequeños animales y ocupándose a la distan- cia de los casos de cardiología que le derivaban los colegas de Bahía Blanca. “No podía dejar pasar la oportunidad de actualizarme y de generar los contactos que me daba el hecho de residir y trabajar en este país tan rico en recursos profesionales. Nació así la idea de un sistema que, aprove- chando las ventajas de la tecnología y de los adelantos de la medicina veterinaria de Estados Unidos, me permitiera acercar a mi país, la Argentina, un servicio veterinario di- ferente. En una oportunidad un colega americano me dijo que pretendía ser una especie de espía veterinario. Tal vez no se haya equivocado. Así nació el servicio de Tele Salud que, desde donde estoy, dirijo y coordino para mi veterina- ria de Bahía Blanca”, relata.

EL IDIOMA, ¿UNA BARRERA? Para el matrimonio de médicos veterinarios el inglés no significó una barrera. Además de contar con una base idio-

mática sólida, “el sistema ayuda a mejorarlo”, enfatiza María del Carmen.

A los pocos meses de haber llegado al país preparó la pri-

mera presentación oral para su grupo de trabajo. Tanto en el ambiente académico como entre los veterinarios privados, el idioma que predomina, claro, es el inglés. No sólo en es- tos ámbitos, sino en la mayoría de los estados en general, más allá de la fuerte presencia de inmigrantes hispanos. El español, comprendió el matrimonio, no se usa a diario: “En algunos lugares como en Los Ángeles, California, es más

36 CVPBA

fácil comunicarse en español y es posible encontrar un ve- terinario de origen hispano que hable español. Pero en Ca-

lorina del Sur, donde nosotros vivimos, para insertarte en la comunidad es necesario que hables inglés”.

La vida cotidiana los empujó a perfeccionar un idioma que

hoy dominan como si fuera su lengua madre: “Es muy fácil encontrar hispanos o gente de tu propio país para entablar una relación de amistad, pero al momento de ir al banco,

reunirte con la maestra de tus hijos, escuchar las noticias lo- cales o responder al policía que te pare por la calle, hay que

comunicarse en inglés.

Para crecer como persona y como

profesional es necesario manejar el idioma”.

FORMACIÓN FOR-EXPORT

A lo largo de los años, la M.V. María del Carmen Guinea

tuvo la oportunidad de trabajar con americanos, indios, italianos, húngaros, taiwaneses, polacos y rumanos. “No he notado grandes diferencias en cuanto a formación de

origen”, afirma, y añade: “Diría que nos beneficia la crea- tividad, tal vez producto de tener una idiosincrasia poco condicionada por las normas, que nos permite animarnos

a pensar con perspectiva más amplia al momento de pro-

poner ideas. Eso en una ventaja en un país con disponibili- dad de recursos económicos y tecnológicos”. Tras su paso por diversos equipos de trabajo en el país del norte, además de hacer este diagnóstico favorable para la formación que se alcanza en la Argentina, María del Carmen observa que “sin embargo tenemos diferencias en cuanto

a la formación del veterinario en ejercicio de la profesión. La más sobresaliente para mí es el hecho de que la matrí- cula profesional en Estados Unidos se debe renovar, dura un tiempo relativamente corto, y su renovación exige ha- ber cumplimentado requisitos de educación continua. Es un sistema que requiere una gran organización pero brin- da una herramienta más para mantener mejor actualiza- do al veterinario que practica la profesión”.

En pleno trabajo de laboratorio, estudiando un modelo animal sobre ratones.
En pleno trabajo de
laboratorio, estudiando un
modelo animal sobre ratones.

PODÉS LEER TAMBIÉN…

Además de la vida en Estados Unidos de María del Carmen Guinea, podés conocer las experiencias de otros colegas alrededor del mundo en los nú- meros anteriores de la revista.

del mundo en los nú- meros anteriores de la revista. Baltasar Rodríguez trabajó en Nueva Zelanda
del mundo en los nú- meros anteriores de la revista. Baltasar Rodríguez trabajó en Nueva Zelanda

Baltasar Rodríguez trabajó en Nueva Zelanda y lo entrevista- mos en la edición N°69.

Gabriel Wolcan nos contó su experiencia en Dubai en la edición N°68.

EL DESARROLLO DE LA CARDIOLOGÍA VETERINARIA

“Como pasa con las otras especialidades, la cardiología veterinaria en la Argentina se enfrenta con varios obs- táculos y condicionamientos. Creo que, al menos, en lo que se refiere a acceso a información y a disponibilidad de nuevos recursos, el veterinario promedio argentino se encuentra atrasado unos cinco o seis años como mínimo. Por ejemplo, la información reciente de nivel internacional sobre ensayos clínicos y desarrollo de nuevas drogas, nue- vos protocolos de trabajo y consensos internacionales se expresa en inglés. Si consideramos que uno de los libros más completos y actualizados en medicina veterinaria (Terapéuticas Veterinaria de Kirk) tarda al menos cuatro años en traducirse al español, vemos una contribución a este desnivel. El idioma es una enorme barrera es este sen- tido. En otro orden, citaría como ejemplo al pimobendano, una droga de uso cardiológico que ha tenido resultados muy promisorios en ensayos clínicos internacionales de insuficiencia cardíaca en perros. Esta droga recién se está comenzando a difundir en la Argentina, siendo que en Estados Unidos y en Europa hace varios años que se usa. Barreras idiomáticas, obstáculos aduaneros, políticas de importación y tal vez una cierta reticencia del veterinario argentino a formar equipos de trabajo, generan estas di- ferencias. En Estados Unidos no he visto grandes equipos de trabajo formados por veterinarios privados. Algo que no es de extrañar ya que el individualismo no es ajeno a esta sociedad. Sin embargo, creo que en Estados Unidos hay mayor apertura al momento de movilizar esfuerzos cuando se fija un objetivo posible de ejecutar, con plazos definidos y con normas de trabajo claras. ¿Por qué no unir fuerzas cuando todos nos podemos favorecer? Un pensa- miento más pragmático tal vez. En la participación de pro- yectos internacionales conjuntos, por ejemplo aquellos que involucren al veterinario como parte de equipos de campañas con ciertos objetivos, como pueden ser los pro- yectos de World Vets, es difícil ver representado al veteri- nario argentino. Es verdad que es una cuestión de barrera idiomática ya que el bilingüismo es un requerimiento para formar parte de estos proyectos. Pero creo que también – más allá de las restricciones económicas– esa tendencia del veterinario argentino a no conformar grupos de traba- jo que no estén aglutinados por el sistema académico es una cuestión de idiosincrasia. Desde mi perspectiva, algo que debería tratar de cambiarse”.

CVPBA 37

PROTAGONISTAS “EL EGRESADO DEBE CONTRIBUIR A MEJORAR EL BIENESTAR DE LA POBLACIÓN A TRAVÉS DE

PROTAGONISTAS

PROTAGONISTAS “EL EGRESADO DEBE CONTRIBUIR A MEJORAR EL BIENESTAR DE LA POBLACIÓN A TRAVÉS DE LA

“EL EGRESADO DEBE CONTRIBUIR A MEJORAR EL BIENESTAR DE LA POBLACIÓN A TRAVÉS DE LA PARTICIPACIÓN”

El Dr. Elvio Eduardo Ríos es decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Univer- sidad Nacional del Nordeste. En esta edición lo entrevistamos para conocer su opinión acerca del perfil profesional que demanda hoy la sociedad, los aspectos a mejorar en la carrera y la formación de grado y posgrado.

¿Qué opina del actual plan de estudios de la Facultad? El Plan de Estudios de la Facultad está acorde a las deman- das actuales y a los estándares exigidos por las agencias de acreditación, tanto nacional como del MERCOSUR, pues el mismo abarca las diferentes competencias requeridas para el ejercicio de la práctica profesional.

¿En qué aspectos cree que se puede mejorar? Se puede mejorar reformulando el sistema de correla-

38 CVPBA

tividades de las distintas asignaturas y revisando la carga horaria que se le otorga a los contenidos de las diferentes asignaturas, estando algunas de ellas sobrecargadas en de- trimento de otras.

¿Cuál cree que es el rol que debe cumplir el médi- co veterinario en la sociedad? El primer rol del veterinario es ejercer su profesión, en cualquiera de sus áreas de competencia, con la máxima idoneidad y capacidad para resolver los problemas, ya sea

de la clínica, la producción animal o de la salud pública. Por otra parte, considero que el profesional debe cumplir un rol fundamental en la sociedad, brindando sus conocimientos para mejorar la calidad de vida de la población, contribu- yendo con sus saberes y actividades con las asociaciones in- termedias y/o sin fines de lucro, ya sea brindando asistencia gratuita para los sectores más vulnerables de la población, como así también participando en los organismos sociales y/o políticos, aportando su conocimiento.

¿Cómo contribuye el actual plan de estudios a conformar ese rol? El actual plan de estudios contribuye contemplando la amplia oferta de conocimientos en las distintas áreas de la profesión, pero además inculcando a los estudiantes a te- ner conciencia de la necesidad de colaborar con los sectores más vulnerables de la sociedad, haciéndolos participar de las actividades extramuros que la Facultad realiza en su zona de influencia.

¿La formación de grado alcanza? Alcanza para comenzar la actividad profesional, pero se requiere el perfeccionamiento continuo, ya sea a través de la realización de actividades de posgrado y de la experiencia continua durante el ejercicio de la profesión. Hay que tener en cuenta que el título de grado brinda una formación ge- neralista, por lo que para adquirir un mejor conocimiento en el área laboral elegida es necesario el perfeccionamiento profesional.

¿Existe, entonces, una correlación con la demanda que reclama el mercado laboral? Considero, en general, que sí, aunque en el caso de esta Facultad habría que mejorar lo relacionado con la enseñan- za de la producción animal.

MÁS OPINIONES

Hay quienes consideran que se le está quitando sustancia al grado para generar el posgrado. ¿Cuál es su opinión al respecto? Eso no ocurre en esta Facultad, ya que nuestra prioridad es la enseñanza de grado. Considero que en el grado debe estar concentrado nuestro mayor esfuerzo para la enseñan- za de la veterinaria; el posgrado es un complemento para profundizar conocimientos en determinadas temáticas.

¿Qué proyectos tiene para el futuro cercano? En el futuro cercano debemos hacer más hincapié en me- jorar el rendimiento académico de los alumnos, ya que la brecha entre la duración teórica y real de la carrera es bas- tante amplia. Por otro lado, incrementar las ofertas de pos- grado y estadías profesionales, principalmente en el área de clínica animal.

Deseo resaltar la oportunidad que se le brinda a los estu- diantes universitarios a cursar una carrera completamente gratuita, situación que se presenta en muy pocos países del planeta. Esto es gracias a la contribución de toda la sociedad y es por ello que, entre otras cuestiones, el egresado debe contribuir a mejorar el bienestar de la población a través de la participación en diferentes organizaciones intermedias sin fines de lucro, que asista a la población más vulnerable de su comunidad.

¿Querés conocer la opinión de los decanos que ya pasaron por esta sección? Podés hacerlo leyendo los números anteriores de nuestra revista:

Rodolfo Catalano, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro. Edición N°69.

José María Romero, decano de la Facultad de Ciencias Vete- rinarias de la Universidad Nacional de La Pampa. Edición N°68.

Guillermo Bernardes, decano de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Edición N°67.

Humberto Occhi, decano de la Facultad de Ciencias Veterina- rias de la Universidad Nacional del Litoral. Edición N°66.

Claudio Barbeito, decano de la Facultad de Ciencias Veterina- rias de la Universidad Nacional de La Plata. Edición N°64.

DESDE ENERO DE 2017 EL CVPBA DEJÓ DE EMITIR LA BOLETA DE PAGO DE LA MATRÍCULA EN PAPEL.

40 CVPBA