Está en la página 1de 1

¿Qué es un Poka-Yoke y por qué lo uso a diario?

Del Japonés que significa a prueba de errores se trata de una técnica que
nos evita la ardua tarea de pensar, porque otros ya lo hicieron por nosotros.

De hecho algunos lo denominan a prueba de tontos, pues reducen la
probabilidad de fallo al mínimo. Los métodos que se utilizan para que un
objeto o dispositivo esté a prueba de errores son los códigos de colores, las
formas, los tamaños y la disposición de los elementos. Os pongo
algunos ejemplos:

1. El cable RGB (Red-Green-Blue) que hemos usado toda la vida para
conectar el ahora viejo VHS o el más reciente DVD. Mediante su código de
colores sabíamos fácilmente como conectar unos dispositivos a otros.

2. El cable USB de nuestros teléfonos o demás gadgets. El USB type C lo
simplifica aún más pues cualquiera de los dos sentidos es correcto, pero
tradicionalmente era un elemento que solo podías conectar de una manera.

3. Los juguetes para los más pequeños, esos que intentan hacernos
aprender a base de introducir el cuadrado en el espacio del cuadrado, el
triángulo en el del triángulo, y así sucesivamente... se basan en este
sistema que hasta un bebé puede utilizar.

4. La tarjeta SIM de nuestros teléfonos. Aquí se juntan varias técnicas
Poka-Yoke, como el tamaño de la SIM para encajarla en la ranura, su forma
para colocarla en la posición correcta y finalmente la orientación arriba-
abajo del chip.

Por otro lado, en el sector industrial existen muchas aplicaciones de
esta técnica para evitar que el elemento producido no esté considerado
dentro del standard de fabricación. Por ejemplo, delimitar el espacio por el
que han de circular las piezas de un proceso productivo y, si alguna de ellas
no puede continuar su camino, esto hace sonar una alarma de fallo que
permite descubrir la pieza dañada reduciendo tiempo y costes.

Así que ya sabéis, la próxima vez que oigáis el término Poka-Yoke no se
os ocurra pensar en un Pokemon.