LA CUMBRE DEL ÉXITO SOCIAL

RICARDO MARÍN TÄLERO

2010
Cualquier reto que se nos plantee es porque tenemos la capacidad de superarlo. Un edificio crece hacia arriba y, cuanto más profundas sean sus bases, más alto se levantará.

CLUB DEL EXITO

Tercera Fase del CLUB DEL EXITO - Nettby

En esta Tercera Fase, la última de nuestro periplo en CLUB DEL EXITO, abordaremos la fusión de todo lo aprendido hasta ahora: "LA CUMBRE DEL EXITO" y "LA CUMBRE DEL EXITO PERSONAL". A esta Tercera Fase la denominaremos: "LA CUMBRE DEL EXITO SOCIAL".
Sábado, 19 de junio de 2010, 10:24, lecturas: 6 - marintaler 52

En la Primera Fase, "LA CUMBRE DEL EXITO", centrábamos nuestros esfuerzos en estar preparados, tener información suficiente y poder profundizar en el éxito para mejorar nuestras habilidades, ganar seguridad y generar autoconfianza. En la Segunda Fase, "LA CUMBRE DEL EXITO PERSONAL", lo centramos mediante el dominio de las técnicas contrastadas que en el CLUB DEL EXITO se desarrollan, que libremente se pueden seguir, para conseguir cualquier objetivo auténticamente noble que deseemos de forma sencilla, amena y comprensible. En la Tercera Fase, "LA CUMBRE DEL EXITO SOCIAL", lo centraremos en alcanzar el éxito más rotundo, personal y social, partiendo de cero; lo que cualquier humano puede lograr. Muchas gracias a todos y a todas! Les envío un cordialísimo saludo!

RICARDO MARÍN TÄLERO Abogado de Empresa

Relaciones Personales - Nettby

Un edificio crece hacia arriba y, cuanto más profundas sean sus bases, más alto se levantará.
Sábado, 19 de junio de 2010, 11:13, lecturas: 13 - marintaler 52

Cuando no tenemos nada en el bolsillo y solo una idea brilla en nuestra cabeza, nos adentramos en el mundo de lo imposible en el campo de los negocios. Cualquier empresa, ya sea pequeña o grande, necesita siempre de los clientes. Es algo que corrobora incluso la crisis. Ninguna empresa funciona sin clientes. Cuanto más se reduzcan los clientes, menos probabilidad hay de subsistir. No obstante, se puede racionalizar el mercado de trabajo y crecer. Así, toda empresa, toda nación, tiene dos decisiones importantes para crecer en su plan de viabilidad: se puede crecer hacia dentro o se puede crecer hacia afuera (expansión). Crecer hacia dentro implica contar con más capital

humano, mientras que crecer hacia fuera es conseguir más clientes. Ambos crecimientos son compatibles a la hora de racionalizar y potenciar nuestra empresa. En este sentido, hay tres desafíos para los próximos siete días a la hora de captar clientes, que son: 1.- La Proposición Única de Venta. Que consiste en un plan de marketing basado en la diferenciación del producto o servicio que ofreces en el mercado. El cliente necesita saber lo que compra, más que saber por qué compra. Los mensajes han de ser claros desde el primer contacto con los posibles clientes. 2.- Dejar de ser un vendedor es lo que más vende. Se trata más bien de asesorar, más que vender. Un cliente satisfecho, aquel que vuelve y te sirve incluso como proscriptor, es el que se siente bien atendido y bien asesorado. Vaya donde vaya, siempre recordará tu asesoramiento. Se ha de ser un "solucionador de problemas". La gente no espera que le expliques historias de tus desgracias y de cómo afrontas la crisis, si acuden a ti es porque están en los mismos problemas o incluso peores, y desean que tú les des solución a los mismos, por muy graves que éstos sean. Cuando acuden a ti, es porque tienen un problema que ya es muy acuciante y le han abordado desde todo punto de vista, incluso entre familiares y amigos, y no le hallan solución. Si eres ese solucionador de problemas, nunca evitarán acudir a ti. Los clientes han de reconocer que si se gastan su dinero en ti, tiene más valor la solución que les aportas. El cliente siempre debe ganar. 3.- Seguridad. Toda compra implica un riesgo, aunque sea en rebajas. Tu garantía debe consistir en que si el cliente no queda satisfecho, se le devuelve el dinero. Muchas gracias a todos y a todas! Les envío un cordialísimo saludo!

RICARDO MARÍN TÄLERO Abogado de Empresa Relaciones Personales Plan de Viabilidad

Procedimiento - Nettby

Ahora bien, si no tenemos nada en el bolsillo, ¿cómo hacemos para llenarlos?
Sábado, 19 de junio de 2010, 11:52, lecturas: 13 - marintaler 52

Captar clientes está muy bien, pero para ello también se necesita inversión. Mínima, en función de las necesidades de tu negocio, pero al fin y al cabo, inversión. Y no tienes un duro en el bolsillo. Solución: el boca a boca. Hablar con todo el mundo de tu negocio, aunque no lo tengas. Eso es financiación. En el mundo financiero corre una anécdota de un restaurante que en su primer año no abrió sus puertas. Instaló el negocio pero no permitió el acceso al local bajo ningún concepto. Siempre estaba cerrado. No porque no le venían clientes, sino por propia iniciativa del propietario. En la puerta del local podía leerse: "No hay cupos. Reserve su plaza". Y ponía un número teléfono. Cualquier cliente que mordía el anzuelo y llamaba, se encontraba con la misma respuesta: "No hay cupo, le puedo dar para dentro de un año". Si el cliente insistía, la respuesta era la misma: "Lo siento, pero no hay cupo. Sin embargo, le puedo reservar para dentro de un año". Si el cliente entonces argumentaba que tenía una cena importante de negocios o familiar, la respuesta era contundente: "Con mucho gusto le podemos reservar para dentro de un año, pero actualmente no tenemos cupo". ¿Cuál era la decisión del cliente ante esta situación? Optaba por marcharse a otro local porque su necesidad era imperiosa. Pero nunca olvidaba que fue rechazado hasta tres veces y le habían creado necesidad. Y esto le consumía la moral. Tarde o temprano volvía a llamar para apuntarse a la "Lista de Espera", aunque mientras tanto siguiese acudiendo a otros locales según sus necesidades. Adquirió tal resonancia este plan de marketing que cada vez eran más los clientes que se apuntaban. Total, que

cuando abrieron el negocio, los clientes creían asistir a un gran sitio y muy importante. Y la avalancha de clientes fue bestial. Ahora el restaurante no para de crecer y expandirse en franquicias. Esto me recuerda la anécdota de la Coca-Cola. Inicialmente, su producto se regalaba a todos. Sin condiciones. Ante lo gratuito, más clientes potenciales que probaban la muestra estadística del marketing. Cuando Coca-Cola advirtió, en función de su producción, que había suficientes clientes potenciales en el mercado, retiró el producto. Solución: la gente no paraba de comprar, porque ya se le había creado su necesidad. La Coca-Cola, actualmente, se conoce hasta el más recóndito lugar del Planeta. Seguramente en esos lugares no conocerán idiomas, pero sabrán decir "Coca-Cola". Hoy por hoy, Coca-Cola sigue transmitiendo un mensaje de seguridad a sus clientes. Igual seguridad que nos transmite Freixenet una vez al año, por Navidades, contratando para su publicidad a los principales actores y actrices del espectáculo. Todo esto es marketing. Pero en nuestro supuesto tenemos los bolsillos vacíos y no podemos darnos el lujo de mantener un local durante un año sin operatividad ni podemos lanzar una campaña de marketing a escala mundial basado en la muestra ni podemos contratar a actrices de Hollywood. ¿Qué podemos hacer si sólo hay una idea? Ofrecer esa idea. ¿Dónde? En los nichos de mercado. Procedimiento Nichos de Mercado

Planteamientos de Objetivos - Nettby

En los nichos de mercado abren sus puertas a todo emprendedor. Si tu idea es buena, triunfará.
Sábado, 19 de junio de 2010, 12:28, lecturas: 4 - marintaler 52

En tales nichos acuden emprendedores con sólo una idea en la cabeza y probablemente sin un duro en el bolsillo. Allí te asesoran gratuitamente en dos sentidos: "Plan de Marketing" y "Plan de Viabilidad". El Plan de Marketing es un instrumento, por medio del cual, sondeas la posibilidad de éxito o fracaso de tu futura empresa. El ser humano, el hombre, considerado como conjunto de la población mundial o Humanidad, tiene en sus manos tanto el éxito como el fracaso. Tiene en sus manos la decisión de tomar, en un momento dado, cualquiera de los dos caminos. Y sea cual sea el camino emprendido, siempre ha de tomar esa decisión. Quiere decirse, que aunque tomemos la vida por montera, siempre andemos por el mundo del éxito, de éxito en éxito, sin parar, no haya la posibilidad de un resquicio donde pueda filtrarse, en un momento dado, el fracaso. Siempre hay que dejar opción al imprevisto, sea éste positivo o negativo. En cuyo caso, siempre el ser humano ha de tomar decisiones. Hay algunas decisiones que son irrevocables y otras no. Pero debemos admitir siempre, con humildad, que no debemos empecinarnos en una idea que no lleva a sitio alguno, que no es productiva y no es, en definitiva, viable. Antes de emprender tu negocio, pues, estudia estas posibilidades de éxito o fracaso. Considera tus puntos fuertes, pero también los que son débiles y cómo afrontarlos para transformar, a éstos, en puntos fuertes de tu futura empresa. Esto se consigue con un buen Plan de Marketing. No emprendas una empresa porque sí. O porque tengas algún dinerillo ahorrado y te lo quieras gastar o porque consideres que con sólo dinero ya eres importante. Porque si no sabes invertir tu dinero, pronto se te escapará de las manos como agua entre los dedos. Refuérzate en ti mismo. Pero siempre en positivo. Aunque cueste. A veces, las cosas que más cuestan son las que nos proporcionan mayor satisfacción. No eludamos el compromiso del fracaso, sino que estemos preparados para afrontarlo. Y esta preparación se consigue con un buen Plan de Marketing y un buen Plan de Viabilidad, bien estructurados, sin fisuras, que aborden todas las posibilidades de éxito o fracaso de tu negocio. El Plan de Marketing lo debes seguir siempre al iniciar tu negocio o al crear uno nuevo en función de los negocios, productos o servicios, que lances o tengas en tu empresa. Es una herramienta esencial en el mundo de los negocios. En definitiva, en suma, tanto el Plan de Marketing como el Plan de Viabilidad son aconsejables hacerlos antes de emprender cualquier negocio, incluso dentro del funcionamiento de la propia empresa. Marcan el rumbo a seguir en los negocios. Muchas gracias a todos y a todas!

Les envío un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO Abogado de Empresa Planteamiento de Objetivos Plan de Marketing

Resumen, Estrategias y Conductas - Nettby

Bueno, pensemos que ya tenemos la empresa. ¿Y ahora qué?
Sábado, 19 de junio de 2010, 14:17, lecturas: 5 - marintaler 52

Si hay algo que perjudica al hombre como Humanidad, es que no sabe qué hacer con lo que ha conquistado. Historias de éstas se repiten a lo largo y ancho del Mundo. Hasta las propias personas exitosas, las que han pasado a la Historia o tienen actualmente un sillón de primera fila en el Mundo, han respirado el ambiente de la incertidumbre. Una empresa considerada sólida, también tiene sus escarceos neuróticos refrendados en parámetros de desinversión. O si no, que se lo pregunten a las empresas bancarias causantes de la actual crisis económica, mayoritariamente operativas en Estados Unidos, motor mundial del sistema financiero. Pero aquí no entramos a dilucidar esta cacareada situación que a muchos les ha tocado vivir tan de cerca, los que no tienen incluso medios suficientes para encarar la vida con una familia a cuestas o sin ella. Mientras que las ayudas o subvenciones concedidas a la Banca por parte de Estados Unidos, Banca que ocasionó la actual crisis, se gastaron en una noche de juerga, por parte de sus beneficiarios, en la Suite Presidencial del principal Hotel de lujo en Manhattan. O sea, en vez de solucionar los problemas bancarios que dichas empresas han creado, como actualmente parece ser la política económica a seguir por los Estados en general, más bien nos conviene ir por la vertiente humana que está pagando estos sacrificios. Los pagó antes de la crisis y los sigue pagando ahora durante la crisis y seguramente los pagará después de la crisis. Prueba de ello es por ejemplo, la subida del IVA, un impuesto al consumidor. Siempre hay que buscar a alguien en quien hacer recaer nuestros errores. A ver si de una vez por todas aprendemos a ser responsables de nuestros actos. Y eso que el trabajador supuestamente es el bien protegido, antes que las empresas, en cuanto a la regulación sistemática de la Constitución Española. No quería entrar en el tema; pero si no lo hago, reviento. Ahora me he quedado más a gusto. En cualquier caso, esta vía de ir a favor del trabajador, parece en principio incongruente con el crecimiento económico de los Estados, tal como se ha planteado al hacer alusión al "crecimiento hacia el exterior o expansión" versus "crecimiento en capital humano" o crecimiento hacia el interior de las empresas o Estados. Porque, en definitiva, en un Estado de Derecho si matamos a los trabajadores que nos dan de comer, desde el punto de vista del Estado, estamos liquidando ipso facto la gallina de los huevos de oro. Hago este llamamiento y reflexión desde aquí, porque considero que las políticas económicas de los Estados no debe volcarse meramente en subsanar empresas que son inviables mediante reformas fiscales, laborales financieras o monetarias que, incluso, se gastan el dinero del erario público en juergas en la Suite Presidencial de turno. Nunca es tarde para aprender de nuestros errores. Así que lo importante es no sólo resarcirse de nuestros errores, sino hayar el medio para no caer en los mismos. Caeremos en otra cosas, posiblemente; pero en estos errores que nos han llevado a la actual crisis ya no. Por tanto, considero que esas políticas económicas, financieras, fiscales y laborales de los Estados, a la hora de superar la crisis que ellos mismos han creado, al no regular un sector tan importante como el financiero, simplemente apretándole las tuercas para ajustar sus actividades como sólo hasta ahora lo hacen, más bien deberían acordarse en subsanar aquellas empresas que presenten a día de hoy o en un tiempo prudencial mínimo posible un riguroso Plan de Viabilidad que encare su Competitividad. Todo se reduce a hacer una legislación que apriete las tuercas no tan sólo en el sector financiero, sino también en los demás sectores del Estado, ya sean estos económicos, fiscales o laborales. Pero siempre en un orden de política justa y equitativa. Estoy de acuerdo que las empresas no ganarán más si suprimen puestos de trabajo, sino si son más competitivas en el mercado. Depende del empresario su crecimiento. Pan hay para todos pero hay que saberlo distribuir. Se acabó la Ley del Embudo. Todos estamos en el mismo barco. Dicho esto, con lo que me he quedado aún más a gusto, abordemos el tema principal que nos ocupa hoy: ¿qué hacer

con las personas en crisis económica? Enseñarles a pescar. ¿Cómo? Creando su propia empresa. Incluso con capital o arcas del Estado, en este caso municipales, como las de Barcelona Activa. La pregunta crucial a afrontar, ahora, es: ¿cómo puedo crear mi propia empresa si estoy justamente en plena crisis económica? ¿Si mi familia no tiene ni un pan para llevarse a la boca? Luchando sin lamentarse. Cambiando mi concepción de economía. Mi economía ahora ha de empezar, pues, por racionalizar mis gastos. Racionalizar consiste en saber y conocer que lo más importante en la vida es comer. He de dar de comer a mis hijos. Cueste lo que cueste. No gastar más de lo que tengo. Y seguirlo a rajatabla. Liquidar todos los gastos superfluos. Todo ello es aplicable también a las empresas y Estados. Pero, en cualquier caso, sin dejar de tener siempre presente, en que debo gastar menos de lo que gano cada día. Igual se nos ha acabado el paro, pero si algo tiene el ser humano es ser recursivo. Aquí no se trata de encontrar la piedra filosofal que solucione todos nuestros problemas y de todo tipo en cualquier momento y situación que por el mundo nos permita pasar, simplemente haciendo chasquidos con los dedos. No. Se trata, simplemente, en darnos cuenta y asumir nuestra situación tal y como es ahora, aunque sea miserable. Todos tenemos la misma oportunidad. Y a partir de ahí, arrancar. No olvidemos que muchos empresarios exitosos tuvieron su origen en plena miseria, aunque hayan dejado un gran legado a la Historia y a la Humanidad. Es decir, no olvidemos nunca que cualquier reto que se nos plantee es porque tenemos la capacidad de superarlo. Muchas gracias a todos y a todas! Les envío un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO Abogado de Empresa Resumen Estrategias Conductas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful