Está en la página 1de 4

(5o2) (503)

aquí , y como ya queda poquísima se lia echado mano de los ha demolido hasta los cimientos. Málaga marcha rápidamente
batallones de provinciales, que estaban de servicie en Palacio i por las sendas del progreso.
y ruaran relevados ayer por los nacionales , que en unión con El Duende se queja de que en medio de tantas victorias
un batallón del 4." de la guardia dan el servicio á Palacio. Costó supuestas nada se adelanta. •n ^e Qeldbve ^e 1836.
trabajo el que »C dejasen relevar y estuvieron á pique de ha- El Quardia nocional dice , (pie una rebelión infame d e s -
cer luego i pero SÍ' les convenció al Un , mas ni) .i (pie sal- hizo la junta constitucional de Granada : pero que los nacio- _
gan : pues dicen que no lo verifican: veremos q u e M e e n b o y , nales han despertado de su letargo, y vuelto á instalar la junta,
que es el dia señalado ; mucho me temo alguna desgracia pues que será el Rabiarte de la libertad. N u e v o embarazo para el
anoche desmandados por las calles alteraron la tranquilidad , y gobierno de Galatrava.
el gobierno tuvo que poner un batallón en el Parque • y re- El l'upnr dice , ipie el árbol de la libertad , si ha de dar
correr las calles de Madrid , haciéndolo el capitán general .i
caballo. No puode \ figurarse el estado de insubordinación
del ejército: basta d e t i r a V qne el dia pasado luvo q u e ponerse
de rodillas en Lcganés un sargento . para que los soldados de
su compañía no matasen á un oficial, t'.asi todos los oficiales
fruto , debe regarse con sangre : q u e los cadalsos deben m u l -
tiplicarse para llenar de terror í los serviles Kn! fin, sus filí-
picas son h'eTmana* carnales de las de Murat y llobcspierrc.
El Castellano pide medidas de rigor, y si fuere necesario,
©FKQIIM l^
una disolución general.
se retiran (lel¡ servicio , menos aquellos q u e lio llenen que
c o m e r , ó les ha faltado la vergüenza.»

El último papel revolucionario de. que hemos hablado (el


"Según las carias de Ciudad-llodruln, en Portugal se ha vuelto Castellano^ observa , que sido dos medios pueden emplearse
á encender la guerra con eneai 'iii/.ainicntn p o r u ñ a y otra piule para concluir la guerra civil : el de la lenidad y el del rigor'.
Los miguelístas han lomado lauto cuerpo, que dan mucho que te- VA primero (el de la lenidad,, dice que se esta cusayando -
mer en la situación a c t u a l — E n Lisboa ha ocurrido un cambio tres años há sin fruto. No sabíamos , que la lenidad consis-
p o l í t i c o , ó por mejor decir u n í insurrección semejaste .1 la de tiera en decretar prisiones , levantar cadalsos , y verter t o r - l." batallón y 6 del 3 ° , contándose entre ellos los t e -
Madrid Ll ejemplo de la revolución española ha influido gra- rentes de sangre española en los fosos de un castillo ó en las ARTICULO DE OFICIO. nientes de este último D. Manuel Olasagarrc y D . José E l -
vemente pira acelerar un resultado, que de lodos modos era plazas públicas. Quisiéramos que los pedantes , sanguinarios y
m u y seguro. El arribo de los dipulados del Duero y de la verdin , que también lo fueron cu el mismo punto el dia C
cobardes de ese inmundo papelucho nos definieran la lenidad, ou/iiC' Jai novedad en ¿it
Reirá-alta , pertenecientes todos al partido republicano, ha sido recorrieran después la sangrienta historia de nuestra revolu- de Junio próximo pasado por su acostumbrado arrojo.—Lo q u e
la ocasión de q u e se han valido las sociedades secretas para ción , y recordaran el número inmenso de inocentes que han elevo al conocimiento de V. E . por si estima hacerlo al d e l
dar la ley á la Reina , que como la Cristina creía poder m o - sido fusilados en toda la extensión de la Península desde la ¿mAortivi/e .itdttd. REY N . S. — Dios guarde a V. E- muchos años. Hernani 8
derar á su arbitrio la revolución , después de haberla soltado muerte de F e r n a n d o ; pero dejémoslo aquí : á una especie
la rienda , y haberla alhagado y robustecido lan inconsidera- tan atroz y tan absurda no hay otra respuesta que la e x e c r a - de Octubre de 1836.—Excmo. Sr.—Bartolomé de Guibelakle.
damente. Los batallones de la yuarelia nacional d e Lisboa , tan ción universal , c u y o peso caerá de Heno sobre el alma b r u - De igual beneficio disfruta S. A. X. el Serenísimo Señor — E x c m o . Sr. Ministro Universal.
pacífico?, y tan leales como los de Madrid , se reunieron en el tal , estúpida y íeroz , q u e sedienta de sangre humana , l e Infante D03i SEBASTIAN GABRIEL.
Rocío con la tropa de línea , q u e no está menos pervertida parece poca la que se ha derramado en su patria misma e n
que la de aqui : proclamaron la constitución del año 20 , y esta época de muerte y de desolación. <=*»_
nombraron una comisión de hombres perdidos q u e se presen- PARTE N O OFICIAL-
tasen á la Reina pidiendo , ó mejor mandando la adopción de Desea pues el periódico Castellano un régimen de mayor
rigor; pero para esto desea almas de u a temple particular, Las últimas noticias que se han recibido de Snlzburgo ase-
aquel Código ( de triste memoria ) y la destitución de todo el guran, que continuaban en at/uclla Ciudad sin la menor novedad noticias extranjeras. — ALEMANIA.
ministerio. La Reina que quería vivir y no ser atropellada, es decir : un Marat , un Danton , un Robcspierrc ; quiere j ó -
venes á la frente del gobierno , es decir : hombres sin e x p e - en su importante salud S. A,. IX. el Serenísimo Señor PRIVCH'E
temiendo con fundamento ser arrojada por los balcones si opo- DE AsTLI'.IAS . los Serenísimos .Señores fufantes Don ,lr«.V —La Gaceta de Francia en un artículo intitulado: Garla de
nía la mas leve resistencia , j u r ó humildemente la constitución, riencia , sin discernimiento y sin cabeza , hombres turbulen-
tos y apasionados , que bagan arder la España por todos sus CARLOS y Don FEIÍS'ASHO M A M A , 4n Awjnsta Fia la Seee- un conservador a jAird Palmerston , preguntaba últimamente á
y encargó á Sa-da-Bandeira la composición de un nuevo ga- nisima Señora Infinita Doña M A M A T E R E S A . y la Serenísima este ministro ingles ¡ »Si habiendo tolerado el establecimiento
binete.—La casa de Palinella ha sido allanada , robados ó ro- ángulos, si necesario fuere , para llenar el innoble objeto d e
su ambición : requiere un españolismo i/uc no conocen ni alía- Señora Infanta Dona MAMA AMALIA. "de la constitución de 1812 en E s p a ñ a , n o se habia p o r el
tos todos sus m u e b l e s , y atropellada su familia L o s e s - m i - I •'mismo hecho e m p e ñ a d o á tolerar la constitución de 1820 e n
nistros Freiré y Carbalho han desaparecido : se dice q u e están los pueblos mismos de España. Este despropósito merecía otra i ..Portugal: si siendo la Gran Bretaña aliada d e las d o s reinas
ocultos en el palacio de Doña María de la Gloria , cuyo e s - respuesta , si la indignación q u e nos inspira la absurdidad d e
semejantes ideas no se resistiera al ridiculo (pie merece tama- MINISTERIO UNIVERSAL. «podía abandonar á la una y socorrer á la otra sin c o n t r a d e -
peso , ( e l Príncipe D. F e r n a n d o ) parece no ha visto dé m u y c i r s e á sí misma , y sin crear d o s especies de derecho p ú -
buen ojo esta revolución q u e acaba con la autoridad de su ña extravagancia. Tampoco quiere personas de alta categoría;
quiere solo hombres oscuros y e m b r u t e c i d o s , ocupados hasta Secretaria de. Estado y del Despacho <U la Guerra. »blico en una misma c u e s t i ó n , cosa que la pondría en la a c -
esposa y con la gaya. Era necesario cerrar los ojos para no «titud mas singular á los ojos de la Europa." Nosotros aguar-
haber previsto lo que le iba á suceder. Cuando este Príncipe ahora en aquellos ejercicios , q u e si bien son necesarios en la
sociedad', son por su propia naturaleza incompatibles con la P A R T E R E C I B I D O I:N E S T A S E C R E T A R I A . damos ahora la respuesta de L o r d Palmerston á esta doble in-
vino á Portugal , existia ya el árbol q u e necesariamente b a - terpelación de |a Gaceta de Francia, y estamos seguros d e
hía de producir este-fruto amargo ; porque jamas ha dado otro cultura , con la filosofía y la humanidad : los matachines , los Comandancia general de Guipúzfoa.—Excmo. Sr.—A las
carniceros , los marmitones de cocina , los menestrales de ofi- que el m u n d o político entero la eslá aguardando c o m o n o s -
ni puede darlo , si se consulta la historia y la naturaleza de siete de esta mañana ha salido del pueblo de Alza el bata- otros para juzgar á este hombre de estado. {Diar. de Fraaf.J
las r e v o l u c i o n e s — L o s ex ministros aconsejaban á Doña María cios mas sucios y groseros , son los q u e en concepto del Cas-
tcllano deben colocarse al frente de las municipalidades : el llón de peseteros q u e lo guarnece , en unión con dos c o m -
que no se degradase basta el extremo de j u r a r la constitución; 1
pero fue mas eficaz la elocuencia de los sables q u e la de los sargento García y la hez de la soldadesca , venida de los p r e - pañías de tropa de linca , en dirección 'a las casas de Alza - '
consejeros.—Las fuerzas navales inglesas se han aumentado en sidios ó recien salida del grillete , debiera mandar las armas, o
y Aculaz, q u e el dia I fueron ocupadas por mis tropas y
aquella costa , habiéndose aproximado tres navios de línea y y los energúmenos tragalistas deben colocarse en los tribu- INGLATERRA.
nales para q u e sacien su natural ferocidad en la sangre de sus se hallan situadas entre ambas líneas , las q u e han sido i n c e n -
muchos buques menores. Ignórase el fin de estos refuerzos.
Los constitucionales han comenzado á temer.u conciudadanos. N o se crea que esto es exagerar y q u e nos diadas , aunque en breve se ha cortado el fuego por haber El curso de los acontecimientos en España prueba mas y
atormentamos con una i l u s i ó n , una quimera. N o : no es asi. mas la falsedad de las relaciones q u e los periódicos de la Rei-
Léase el número 318 del Español , y se verá cu el espíritu sido desalojados de ellas los enemigos , por la oportunidad con
na, tanto en París como en L o n d r e s , se han esforzado en in-
de la prensa periódica cuáles son los principios de su cofra- q u e han llegado dos compañías y media del } . " batallón culcar á la credulidad del público hace m u c h o tiempo, ó bien
d e , y q u e no dudamos ser idénticos a los del Español, que y otras de) 3 . " , con las q(ic se ha principiado un vivo por ignorancia , ó bien por interés con respecto i la fuerza,
En el Español se lee • '"Sabemos q u e desde el dia 2 de los publica y que al parecer los aprueba. Es prc< iso dice allí extensión y recursos de la insurrección carlista. N o s servirán
mismo) buscar en el ejercito los mas bravos, ruab/uicrit que fuego por espacio de dos horas , llevando á los contrarios en
Setiembre se halla en la legación de Londres la Real orden como de un ejemplar de las noticias q u e los proveedores li-
de BsffeM, para que todos los empleados presten juramento a sea su clase. No importa que sea un tambor i la instrucción vergonzosa fuga hasta sus puntos fortificados , después de h a - berales acostumbran vender al publico, las relaciones que han
la constitución •. mas en esto parece q u e se anda coo pasos de y la moralidad no son necesarias: un carácter feroz é i n e x o - b e r sido envueltos por sus dos flancos, distinguiéndose m u y hecho de la ejpedicion de Gómez desde el principio de su mar-
tortuga : porque el t*> un sugeto muy distinguido y veterano rable es lo que se pide. Esto basta y sobra. cha í las Asturias , después de la derrota del general Tello,
particularmente el subteniente del 3 . " batallón D- Joaquin
en la causa constitucional , se personó ;í cumplir con la Real Los tribunales reclaman jueces nuevos , t/ que des- Ü
que se le opuso d e frente con el ejército de r e s e r v a , mientras
orden , y la contestación no fue m u y congruente.» Banda y el cabo 2 Juan Bautista I z a g u i r r e , que han avan- que se destaco Espartero del ejército de operaciones para caer
aparezcan /os que sirvieron d los Ecycs , a José Sapotean , d
En el Courrier se lee una carta , q u e no manifiesta la m e - Fernando J'II. á la constitución misma... Habrán de traerse zado hasta colocarse á retaguardia de) enemigo , habiendo sobre su retaguardia Según los historiadores verídicos q u e e m -
jor disposición de parte del cuerpo diplomático español. los j u e c e s del Mogol ó de la China, ó p o n e r ' m o c i t o s i m b e r - plean sus plumas inventoras en favor del gobierno d e Madrid,
ocasionado este h e c h o su fuga , en suposición d e q u e eran
La Revista dice , q u e todas l i s campanas de b s parroquias, bes y acalorados que se pintarán solos para administrar justicia, Gómez y su división habían sido tan frecuentemente d e r r o t a -
conventos é iglesias particulares han desaparecido : un e m p r e - . E n fin, el Castellano desea una España n u e v a : pero una acometidos por mayores fuerzas. Su pérdida lia sido de algu- dos y hechos p e d a z o s , ó completamente dispersos , q u e nadie
sario ingles compra todas las campanas de España. El conven- España , que planteado su p l a n , iba á convertirse en un ( na consideración , pues se ha visto conducir m u c h o s heridos, que hubiera ereido la décima parte de estas r e l a c i o n e s , podría
to de las capuchinas de Mátala se ha convertido en teatro. mansión de horror y de espanto . que seria preciso abandonar imaginarse q u e el fajitioo Gómez aparecería con un cuerpo
cuya retirada les proporcionaba su proximidad á la fortifica-
E l monasterio de S. Pedro Alcántara de la misma ciudad se aun por los mismos fautores de tan descabellados principa»*. bien organizado de tropas tanto navarras como de otras pro-
c i ó n , al paso que la nuestra ha consistido en 8 h e r i d o s , 3 del vincias á doce leguas de Madrid, y q u e derrotaría en aquel
EN LA IMPRENTA REAL
(50t> (5"5)
punto los batallones escojidos del gnhieruo revolucionario, los Capital, y la resistencia de las Juntas . que rehusan someterse
héroes de la Granja, que babiau ido á oponérsele. tito" hace que se le orreiea la puntualidad y exactitud de la Es imposible mejorar por medios legales la constitución de
al gobierno central, la situación de Calatrava es muy poco envi-
Al misino tiempo que nosotros publicábamos las noticias diable. Se esta desconceptuando entre los de su mismo par- paga. ¿Y qué sé h i c e para satisfacer á las juntas V Violar la Cádiz sin variar sus bases fundamentales : es decir , sin d e s -
que nos comunicaba nuestro corresponsal en el norte de Es- t i d o , y el (5 del presente ap;n i -rieron en varios parajes públi- constitución que ellas mismas han dictado : decretar un em- truirla. Esta empresa pudiera haberse ensayado en tiempo de
paña, relativas á los progresos de la expedición m a n d a d ' por Gó- cos de la C-q.il.il ios siguientes versos.
mez , el Monitor y lus Corresponsales ,le los periódicos crisli- préstito forzado de doscientos millones de reales , cuando ledos calma, y después de una larga y desgraciada experiencia , que
n s i u p §í r?; s ' " ; ' '''' lslui-ii se hubiera quemado ,
noss, ingleses y franceses suponían á este general lujilivo ilelanle sabemos que un empréstito , que ni se puede ni se quiere b isl ise para desengañar á sus p irlidarios y conlinnar á su*
e s l i l l a CaKlrá' tan infcsladi
de su vencedor Espartero, quien b labia derrotado cuando S • cree que M-ndi/abal lie-,na pronlo á un puesto que le reembolsar, no es otra cosa que un impuesto extraordinario , adversarios; pero seria una locura tocar este p u n t o , en el
menos una media docena de veces ¿ Pero duncle estaba E s - facilitará- reumbols.ii.se de lo n i m b o que ha contribuido para y que segun la constitución »o tiene el gobierno facultades momento misino que las pasiones populares y las ambiciones
partero cuando Gómez destruyo á lo» héroes revolmlunarios, laj últimas insurrecciones. (Moruiíj l'ust.)
que habían manifestado por sus hazañas en Madrid , ser mas para decretarlo ; de consiguiente, infringen el mismo código subalternas del ejército han hecho de esle eétebrr-rixlitjo e|
apropósito para verdugos , que para soldados .',;Estaba por ven- iiqi er.vijciJíiuim —— que acaban de j u r a r : adoptar medidas administrativa! que blanco de sus esperanzas , y el estandarte de su reunión. Es
tura el valiente Espartero ocupado en escribir obelos para la
Este mismo periódico copia el siguiente trozo de. la carta tienden á indisponer al pueblo contra el nuevo régimen polí- in'uil decir que no puede reformarse por las vías dictatoria-
<,<iatti de Madrid sobre U» nuevas victorias que había o b t e -
nido? ¿ G e s t a b a adormecido sobre su lecho de laureles, so de uno de tus coi i-esponsales : " l a Junta de t. lanada se ha tico , que las juntas no dejarán de acusar de perfidia- esto es les ; pori|iie el poder que sufre la ley de la fuerza , no puede
fiando en futuras victorias? " - ' ' l ó e n l o ,M. Romeo el c\ -intendente esta arrestado S acu- lo que se hace para que las juntas queden satisfechas ; v solo ni aun concebir la idea de recurrir á ella.
Pero al lin se aclaro la verdad por el corresponsal erísimo lado de Ir.lición a la Junta El coronel Legúíá que última-
mente lle-o ib- |)es|,eii;,|irn-ns declara , que si se presentase falta el resultado inevitable, que es la bancarrota. Antes de tres incses lilísima quedará privada de la regen-
de un periódico de L o n d r e s , que liibi.i sido por alquil tiempo
cómplice inculpable en circular las falsedades de que se r e - el mismo Ouiroga sena fusilado. Jla salido ya para Grillada; No se concluye con esto • aun admitiendo que los extran- cia ; i son l u d a s las r.i/.nes ipie hiv pira e s t o , que es im-
tracta abura Hablando de la denota de los revolución arios por I" 1 !" s-ria de ,lesear que tuviese nolicia a tiempo , y q u e e \ i -
laso la suerte que le espera. La Junta de C.idiz lejos de di- jeros interesados en el e n d i t o de España fuesen tan crédulos, posible se desentiendan de ellas las cortes constitucionales
Gómez se expresa de esta manera. "Este iriovimienlo de. l e s e a r
solverse emilio el > un decreto de comercio de grande im- que dieran fe á las declaraciones de un |K>der que se, acaba Los regentes se dlflgirátt de entre los adictos al movimiento.
"listas parece haber 4«apartado al gobierno, ( d e suerte que
í<cl gobierno y Espartero d o r m í a n ; llegando í COIIOCel' entull- poilancia. Hace responsable a la Junta de Malaga |>or el llano por eon-mnrion , no sería suficiente para conservar el a p o \ o V puede ser que rtWeWga la presidencia un augusto personaje ,
eces el peligro , que los luminosos p u l e s oficiales de lo«. ex- que ba causado al trafico de Cádiz , importando .dennos géne-
ros bxtranicrós con derechos muy bajos En lílilaga ha habi- moral dfé la Francia y de la Inglaterra ; porque en eslos países en seguida se volará la liancnrr.ita , único medio de salir de
onérales de (pastilla la \ ieja le babiau disfrazado.» Si hubiera
do dfsturliWs '•> que ha snlo causa líe que la Junta expida un los hombres que saben reflexionar eslán convencidos , de que apuros : este es el porvenir probable de la España revolucio-
sido tan solamente el desmoralizado gobierna de Mullid-,
( q u e jura un día la coiislitiieíoii para qiiebranlarla el siguiente.) decreto condenando á muerte á los que se apresaren robando. Cristina vencida , humillada , y sospechosa para con los exal- naria. (('.. de P >
el único engañado por los unjiuos parles oíiciales de los gefes En ¿ara;- iza , Evaristo S. Miguel declara , que no obrara como
no reciba refuerzos. En cuanto a Galicia su situación es alar- tados , no puede resistir á las consecuencias de las iiislitu-io- — Apenas ha vuelto al mando Mendizabal, cuando ya s „
fle su ejército , la cosa no seria luí dolorosa ; pero desgracia-
damente un gran numero de ingleses han sido seducid' s mante. Las parlidas carlistas crecen diariamente apesar de los nes democráticas que acaba de jurar . . . . Para presentar al- posición es amenazada por las suciedades populares. J.a lucha
PiOr los tales partes para especular en los fondos esp. - esfuerzos de Lalre •> gunas garantías á sus aliados , Cristina (ó m i s bien su consejo no puede durar Las consideraciones del rreiiilo \ medidas
noles , y engañados miserablemente , viéndose reducidos algt.- —El Corno iiif/lrs d i c e : »que la lucha de España no tieno de ministros) ha anunciado que trata de modificar la consti- de hacienda , no le sostendrán contra los ataques de los d e -
nos á la mendicidad desde la opulencia , y otros se han ar- ya por objeto la sucesión del t r o n o , sino que se ha hecho
rojado aun al criminal acto del suicidio. Los que se han ápn - tución , creando una segunda cámara titulada senario ,.pata' que magogos — Los diarios de. Barcelona que llegan hasla el 20
una guerra de principios, Nosotros t e m a m o s , p u e s , razón en
Mechado de nuestros avisos se han salvado á tiempo, evitando ilei-ir, que ya no bahia en España carlistas ni e r í s i m o s , »mo «1 nombre no desagrade á los -republicanos. Una comisión está de Setiembre no contienen sino declamaciones. Todo se r e -
el embarcar sus medios de subsistencia en el mar borrascoso realistas y revolucionarios » encargada de preparar este trabajo que , segun dicen , pondrá duce á excitar é impulsar á las autoridades militares p:ira que
de la especulación española, en que ha naufragado la propie-
dad de tantos infelices. • —i» » la constitución española en armonía con las de los paises tomen medidas á fin de detener el progreso de los faccio-
v e c i n o s ; y desde luego no hay duda en admitir que las juntas, sos. (Id)
Los nuevos ministros españoles no bien se lian apoderado
de las riendas del p o d e r , cuando tratan ya de emplear sus F R A N C I A. cuya influencia será preponderante en las elecci. n ? s , se con- " ' '" ' -—l' - " ••
emisarios en engañar al publico ingles con una de las mas formarán con esta decisión del gobierno. Si la insurrección
i nsinmoí N O T I C I A S D E ESTAÑA.
impudentes falsedades, que jamas se ban forjado hasta abura en París. militar no hubiera dado en tierra con el estatuto real, es muy
la bolsa de Madrid. Dicen que va á verificarse un empréstito
forzoso de dos millones de. libras esterlinas , y que el uno esta Es m n v curioso ver al miserable gobierno de Madrid, que probable que las cámaras , de acuerdo con las pasiones po-
S. M. y S. A. R. salieron de Escoriaza el dia O a las nueve
destinado para el pago de los intereses Ingleses, vuestra buena pulares , le hubiesen destruido enteramente para producir de
fu t n creer las fraudulentas invenciones de artificiosos extranje- despui-s de someterse á la rrvolu ion , al cabo de una i m p o - y media de la mañana . y habiendo comido en Eloirio llega-
tente lucha de tres años , sueña todavía en apoyarse en la •un modo legal la constitución del año 1812: ¿ c ó m o pues ad-
ros es grande ; pero creemos que esle cuento del millón del ron a las cinco v media de la tarde a la villa de Durango,
empréstito forzoso para pagar los intereses de la exhausta Es- misma revolución para levantarse de la espantosa caída q u e mitiremos que los adictos á esta constitución , victoriosos por
donde permanecen.
paña es demasiado monstruoso aun para vuestra credulidad; «1 momento , consientan cu apoyar con sus votos un sistema,
v así le dejaremos que corra por el inundo del modo que acaba Be dar Los nuevos ministros, empeñados (solo porque i

lo s o n ) eo desterrar la a n a r q u í a , que ellos mismos han i m - que indirectamente no es mas que el estatuto mismo ?
pueda , lo mismo que los SO,000 hombres que se van a poner
sobre las armas sin tener un cuarto en IO.-MITI-H, y violando Los encargados de Negocios de las Folencias extranjeras
puesto á su país antes de ocupar los puestos en que se ven Mas, aun cuando tal sucediera y se verificase este prodi-
directamente la gloriosa constitución, que Calatrava y sus c o - en Madrid se han retirado y algunos eslán ya en Francia. Solo
legas han jurado, guardar inviolablemente. (Herald.) colocados , trabajan en Váida ; porque ios muchos que pensa- gio , ahora que ha desaparecido enteramente el justo-medio ,
quedan los de Inglaterra y Francia. Sabemos por un c o n d u c -
ban serlo y no lo han conseguido , vienen empujando por d e - ¿de dónde se sacarán eslos nuevos senadores ? Evidentemente
to fidedigno , que la orden para la retirada de aquellos se dio
tras , y no es posible restablecer el orden que se requiere del partido revolucionario ; porque ni la chusma ni la solda-
Un articulo oficial de la Gaceta de Madrid trata de incul- antes de la publicación de la constitución de 1812.
para gobernar i los sucesos justificarán nuestras previsiones , lo desca tolerarían otra clase de sugetos en semejantes destinos.
car, que Maria Cristina goza de perfecta libertad , que la Ca-
pital esta pacifica y tranquila, y que la lealtad y la subordi- mismo que ban justificado las que indicamos anteriormente. Pues siendo asi , f para qué dos cámaras ? ¿ N o sería mas acer-
Dicen de Estclla con fecha del 2 ¡ » que segun noticias de
nación reinan entre los soldados. Nuestras noticias particulares \ amos á enumerar primero los obstáculos , y en seguida tado , como dice Royer-Collard , levantar un tabique en el
(lo decimos con sentimiento) no son mas favorables que las que Pamplona los oficiales de aquella guarnición son insultados
los medios de superarlos. El gobierno de Madrid quiere c o n - salón de las cortes , y sacar á la suerte los asientos de la d e -
«I Monitor y otros periódicos franceses publican , y por lo diariamente por los sargentos y soldados , habiéndose llegado
que son tan mal tratados por el órgano oficial del gobierno servar el apoyo moral de la Francia y sobre todo el de la recha y los de la izquierda ? Quisieran identificarse con el
i acobardar , de forma que no se atreven á salir de casa í
español. Estas noticias nos maniüestan, que la emigración crece, Inglaterra: tal ha sido la política de Mendizabal , cuya influen- sistema, segun se expresan , de Francia y de Inglaterra ; pero
y que seria mas general , si el gobierno no rehusase los n u - lo menos por la noche. — Se han pasado á nuestras lilas t>
cia se ha manifestado en los primeros actos del nuevo gabi- las constituciones de estos dos pueblos difieren entre si esen-
merosos pasaportes que se le piden diariamente. La ansiedad argelinos.»
de abandonar el pais se ha acrecentado m u c h o , por los actos nete de Cristina , pero en el dia es preciso resolver un problema cialmente : en Londres hay una cámara alta que es heredita-
de venganzas privadas que se cometen á cada paso con impuni- mucho mas ílifici! ; porque debe á un mismo tiempo satisfa- ria , independiente de la corona y del pueblo, y á quien este En carta de Huesca del 2G se lee : ''La llegada de Maroto
dad. Se oyen mueras á todas horas. L'n personaje cuyo n o m - es deudor de su gran carta -. en París hay una asamblea cuya
cerse i las juntas , tanto mas desconfiadas por haber sido una ha reanimado el espíritu de los apocados. Las gentes corren
bre no se menciona estuvo para ser asesinado por una c u a -
drilla de pillos, que le siguieron hasta la casa del Embajador vez engañadas , y tanto mas exigentes porque están al frente existencia tolera la revolución después de haberla d e s c o n c e p - á las armas llenas de ardor por la causa de CARLOS Vi V no
francés, y hubiera perecido sino hubiera sido protejido por de un pueblo á quien han subyugado : y se debe complacer t u a d o , y haber hecho de ella un dócil instrumento del poder
una numerosa escolta. La insubordinación de la tropa era tal, se duda que dentro de muy poco dominará Maroto todo el
al ejército que ba ejercido la soberanía en pro de las pasiones ministerial. V los liberales españoles, ¿consentirían en que se Principado. — Las operaciones principiaron y a : se ban r e n -
que hacia necesaria la presencia del general Rodil , que es-
taba alarmado él mismo por los boletines que llegaban del revolucionarias, y que no se dejará arrebatar como quiera el reprodujera en Madrid un simulacro de la cámara de los lores dido dos c a s e r n a s , y se han hecho sobre 200 prisioneros, la
ejército en cuanto al recibimiento que le aguardaba, si se d e - premio de su heroica conducta. de Inglaterra? ¿ Y cómo seria posible que adoptasen nuestra
terminaba á irse allí. Su predecesor M e n d e z - \ i g o , que habia mayor parte nacionales.»
Para conservar el apoyo de los extranjeros hacen los g o - cámara ministerial , cuya abnegación forzosa bastaría para d e s -
rehusado salir para Badajoz, tenia que permanecer oculto en
U Capital. bernantes que Cristina diga y repila mil veces , que está d e - acreditar el sistema de oposición que quieren establecerse ? En carta de Madrid del 20 se lee : " Están embargando los
Entre la poca seguridad, insubordinación y ansiedad de la cidida i mantener el crédito p ú b l i c o ; y para lisonjear al eje r- N o queda pues otro camino q u e el de las elecciones , y t e - bienes de todos los carlistas y de cuantos se han ausentado
nemos dicho ya lo bastante acerca de esto. de la Corte desde el 1 • de Octubre del año 33 Se ban anu-
(50t> (5"5)
punto los batallones escojidos del gnhieruo revolucionario, los Capital, y la resistencia de las Juntas . que rehusan someterse
héroes de la Granja, que babiau ido á oponérsele. tito" hace que se le orreiea la puntualidad y exactitud de la Es imposible mejorar por medios legales la constitución de
al gobierno central, la situación de Calatrava es muy poco envi-
Al misino tiempo que nosotros publicábamos las noticias diable. Se esta desconceptuando entre los de su mismo par- paga. ¿Y qué sé h i c e para satisfacer á las juntas V Violar la Cádiz sin variar sus bases fundamentales : es decir , sin d e s -
que nos comunicaba nuestro corresponsal en el norte de Es- t i d o , y el (5 del presente ap;n i -rieron en varios parajes públi- constitución que ellas mismas han dictado : decretar un em- truirla. Esta empresa pudiera haberse ensayado en tiempo de
paña, relativas á los progresos de la expedición m a n d a d ' por Gó- cos de la C-q.il.il ios siguientes versos.
mez , el Monitor y lus Corresponsales ,le los periódicos crisli- préstito forzado de doscientos millones de reales , cuando ledos calma, y después de una larga y desgraciada experiencia , que
n s i u p §í r?; s ' " ; ' '''' lslui-ii se hubiera quemado ,
noss, ingleses y franceses suponían á este general lujilivo ilelanle sabemos que un empréstito , que ni se puede ni se quiere b isl ise para desengañar á sus p irlidarios y conlinnar á su*
e s l i l l a CaKlrá' tan infcsladi
de su vencedor Espartero, quien b labia derrotado cuando S • cree que M-ndi/abal lie-,na pronlo á un puesto que le reembolsar, no es otra cosa que un impuesto extraordinario , adversarios; pero seria una locura tocar este p u n t o , en el
menos una media docena de veces ¿ Pero duncle estaba E s - facilitará- reumbols.ii.se de lo n i m b o que ha contribuido para y que segun la constitución »o tiene el gobierno facultades momento misino que las pasiones populares y las ambiciones
partero cuando Gómez destruyo á lo» héroes revolmlunarios, laj últimas insurrecciones. (Moruiíj l'ust.)
que habían manifestado por sus hazañas en Madrid , ser mas para decretarlo ; de consiguiente, infringen el mismo código subalternas del ejército han hecho de esle eétebrr-rixlitjo e|
apropósito para verdugos , que para soldados .',;Estaba por ven- iiqi er.vijciJíiuim —— que acaban de j u r a r : adoptar medidas administrativa! que blanco de sus esperanzas , y el estandarte de su reunión. Es
tura el valiente Espartero ocupado en escribir obelos para la
Este mismo periódico copia el siguiente trozo de. la carta tienden á indisponer al pueblo contra el nuevo régimen polí- in'uil decir que no puede reformarse por las vías dictatoria-
<,<iatti de Madrid sobre U» nuevas victorias que había o b t e -
nido? ¿ G e s t a b a adormecido sobre su lecho de laureles, so de uno de tus coi i-esponsales : " l a Junta de t. lanada se ha tico , que las juntas no dejarán de acusar de perfidia- esto es les ; pori|iie el poder que sufre la ley de la fuerza , no puede
fiando en futuras victorias? " - ' ' l ó e n l o ,M. Romeo el c\ -intendente esta arrestado S acu- lo que se hace para que las juntas queden satisfechas ; v solo ni aun concebir la idea de recurrir á ella.
Pero al lin se aclaro la verdad por el corresponsal erísimo lado de Ir.lición a la Junta El coronel Legúíá que última-
mente lle-o ib- |)es|,eii;,|irn-ns declara , que si se presentase falta el resultado inevitable, que es la bancarrota. Antes de tres incses lilísima quedará privada de la regen-
de un periódico de L o n d r e s , que liibi.i sido por alquil tiempo
cómplice inculpable en circular las falsedades de que se r e - el mismo Ouiroga sena fusilado. Jla salido ya para Grillada; No se concluye con esto • aun admitiendo que los extran- cia ; i son l u d a s las r.i/.nes ipie hiv pira e s t o , que es im-
tracta abura Hablando de la denota de los revolución arios por I" 1 !" s-ria de ,lesear que tuviese nolicia a tiempo , y q u e e \ i -
laso la suerte que le espera. La Junta de C.idiz lejos de di- jeros interesados en el e n d i t o de España fuesen tan crédulos, posible se desentiendan de ellas las cortes constitucionales
Gómez se expresa de esta manera. "Este iriovimienlo de. l e s e a r
solverse emilio el > un decreto de comercio de grande im- que dieran fe á las declaraciones de un |K>der que se, acaba Los regentes se dlflgirátt de entre los adictos al movimiento.
"listas parece haber 4«apartado al gobierno, ( d e suerte que
í<cl gobierno y Espartero d o r m í a n ; llegando í COIIOCel' entull- poilancia. Hace responsable a la Junta de Malaga |>or el llano por eon-mnrion , no sería suficiente para conservar el a p o \ o V puede ser que rtWeWga la presidencia un augusto personaje ,
eces el peligro , que los luminosos p u l e s oficiales de lo«. ex- que ba causado al trafico de Cádiz , importando .dennos géne-
ros bxtranicrós con derechos muy bajos En lílilaga ha habi- moral dfé la Francia y de la Inglaterra ; porque en eslos países en seguida se volará la liancnrr.ita , único medio de salir de
onérales de (pastilla la \ ieja le babiau disfrazado.» Si hubiera
do dfsturliWs '•> que ha snlo causa líe que la Junta expida un los hombres que saben reflexionar eslán convencidos , de que apuros : este es el porvenir probable de la España revolucio-
sido tan solamente el desmoralizado gobierna de Mullid-,
( q u e jura un día la coiislitiieíoii para qiiebranlarla el siguiente.) decreto condenando á muerte á los que se apresaren robando. Cristina vencida , humillada , y sospechosa para con los exal- naria. (('.. de P >
el único engañado por los unjiuos parles oíiciales de los gefes En ¿ara;- iza , Evaristo S. Miguel declara , que no obrara como
no reciba refuerzos. En cuanto a Galicia su situación es alar- tados , no puede resistir á las consecuencias de las iiislitu-io- — Apenas ha vuelto al mando Mendizabal, cuando ya s „
fle su ejército , la cosa no seria luí dolorosa ; pero desgracia-
damente un gran numero de ingleses han sido seducid' s mante. Las parlidas carlistas crecen diariamente apesar de los nes democráticas que acaba de jurar . . . . Para presentar al- posición es amenazada por las suciedades populares. J.a lucha
PiOr los tales partes para especular en los fondos esp. - esfuerzos de Lalre •> gunas garantías á sus aliados , Cristina (ó m i s bien su consejo no puede durar Las consideraciones del rreiiilo \ medidas
noles , y engañados miserablemente , viéndose reducidos algt.- —El Corno iiif/lrs d i c e : »que la lucha de España no tieno de ministros) ha anunciado que trata de modificar la consti- de hacienda , no le sostendrán contra los ataques de los d e -
nos á la mendicidad desde la opulencia , y otros se han ar- ya por objeto la sucesión del t r o n o , sino que se ha hecho
rojado aun al criminal acto del suicidio. Los que se han ápn - tución , creando una segunda cámara titulada senario ,.pata' que magogos — Los diarios de. Barcelona que llegan hasla el 20
una guerra de principios, Nosotros t e m a m o s , p u e s , razón en
Mechado de nuestros avisos se han salvado á tiempo, evitando ilei-ir, que ya no bahia en España carlistas ni e r í s i m o s , »mo «1 nombre no desagrade á los -republicanos. Una comisión está de Setiembre no contienen sino declamaciones. Todo se r e -
el embarcar sus medios de subsistencia en el mar borrascoso realistas y revolucionarios » encargada de preparar este trabajo que , segun dicen , pondrá duce á excitar é impulsar á las autoridades militares p:ira que
de la especulación española, en que ha naufragado la propie-
dad de tantos infelices. • —i» » la constitución española en armonía con las de los paises tomen medidas á fin de detener el progreso de los faccio-
v e c i n o s ; y desde luego no hay duda en admitir que las juntas, sos. (Id)
Los nuevos ministros españoles no bien se lian apoderado
de las riendas del p o d e r , cuando tratan ya de emplear sus F R A N C I A. cuya influencia será preponderante en las elecci. n ? s , se con- " ' '" ' -—l' - " ••
emisarios en engañar al publico ingles con una de las mas formarán con esta decisión del gobierno. Si la insurrección
i nsinmoí N O T I C I A S D E ESTAÑA.
impudentes falsedades, que jamas se ban forjado hasta abura en París. militar no hubiera dado en tierra con el estatuto real, es muy
la bolsa de Madrid. Dicen que va á verificarse un empréstito
forzoso de dos millones de. libras esterlinas , y que el uno esta Es m n v curioso ver al miserable gobierno de Madrid, que probable que las cámaras , de acuerdo con las pasiones po-
S. M. y S. A. R. salieron de Escoriaza el dia O a las nueve
destinado para el pago de los intereses Ingleses, vuestra buena pulares , le hubiesen destruido enteramente para producir de
fu t n creer las fraudulentas invenciones de artificiosos extranje- despui-s de someterse á la rrvolu ion , al cabo de una i m p o - y media de la mañana . y habiendo comido en Eloirio llega-
tente lucha de tres años , sueña todavía en apoyarse en la •un modo legal la constitución del año 1812: ¿ c ó m o pues ad-
ros es grande ; pero creemos que esle cuento del millón del ron a las cinco v media de la tarde a la villa de Durango,
empréstito forzoso para pagar los intereses de la exhausta Es- misma revolución para levantarse de la espantosa caída q u e mitiremos que los adictos á esta constitución , victoriosos por
donde permanecen.
paña es demasiado monstruoso aun para vuestra credulidad; «1 momento , consientan cu apoyar con sus votos un sistema,
v así le dejaremos que corra por el inundo del modo que acaba Be dar Los nuevos ministros, empeñados (solo porque i

lo s o n ) eo desterrar la a n a r q u í a , que ellos mismos han i m - que indirectamente no es mas que el estatuto mismo ?
pueda , lo mismo que los SO,000 hombres que se van a poner
sobre las armas sin tener un cuarto en IO.-MITI-H, y violando Los encargados de Negocios de las Folencias extranjeras
puesto á su país antes de ocupar los puestos en que se ven Mas, aun cuando tal sucediera y se verificase este prodi-
directamente la gloriosa constitución, que Calatrava y sus c o - en Madrid se han retirado y algunos eslán ya en Francia. Solo
legas han jurado, guardar inviolablemente. (Herald.) colocados , trabajan en Váida ; porque ios muchos que pensa- gio , ahora que ha desaparecido enteramente el justo-medio ,
quedan los de Inglaterra y Francia. Sabemos por un c o n d u c -
ban serlo y no lo han conseguido , vienen empujando por d e - ¿de dónde se sacarán eslos nuevos senadores ? Evidentemente
to fidedigno , que la orden para la retirada de aquellos se dio
tras , y no es posible restablecer el orden que se requiere del partido revolucionario ; porque ni la chusma ni la solda-
Un articulo oficial de la Gaceta de Madrid trata de incul- antes de la publicación de la constitución de 1812.
para gobernar i los sucesos justificarán nuestras previsiones , lo desca tolerarían otra clase de sugetos en semejantes destinos.
car, que Maria Cristina goza de perfecta libertad , que la Ca-
pital esta pacifica y tranquila, y que la lealtad y la subordi- mismo que ban justificado las que indicamos anteriormente. Pues siendo asi , f para qué dos cámaras ? ¿ N o sería mas acer-
Dicen de Estclla con fecha del 2 ¡ » que segun noticias de
nación reinan entre los soldados. Nuestras noticias particulares \ amos á enumerar primero los obstáculos , y en seguida tado , como dice Royer-Collard , levantar un tabique en el
(lo decimos con sentimiento) no son mas favorables que las que Pamplona los oficiales de aquella guarnición son insultados
los medios de superarlos. El gobierno de Madrid quiere c o n - salón de las cortes , y sacar á la suerte los asientos de la d e -
«I Monitor y otros periódicos franceses publican , y por lo diariamente por los sargentos y soldados , habiéndose llegado
que son tan mal tratados por el órgano oficial del gobierno servar el apoyo moral de la Francia y sobre todo el de la recha y los de la izquierda ? Quisieran identificarse con el
i acobardar , de forma que no se atreven á salir de casa í
español. Estas noticias nos maniüestan, que la emigración crece, Inglaterra: tal ha sido la política de Mendizabal , cuya influen- sistema, segun se expresan , de Francia y de Inglaterra ; pero
y que seria mas general , si el gobierno no rehusase los n u - lo menos por la noche. — Se han pasado á nuestras lilas t>
cia se ha manifestado en los primeros actos del nuevo gabi- las constituciones de estos dos pueblos difieren entre si esen-
merosos pasaportes que se le piden diariamente. La ansiedad argelinos.»
de abandonar el pais se ha acrecentado m u c h o , por los actos nete de Cristina , pero en el dia es preciso resolver un problema cialmente : en Londres hay una cámara alta que es heredita-
de venganzas privadas que se cometen á cada paso con impuni- mucho mas ílifici! ; porque debe á un mismo tiempo satisfa- ria , independiente de la corona y del pueblo, y á quien este En carta de Huesca del 2G se lee : ''La llegada de Maroto
dad. Se oyen mueras á todas horas. L'n personaje cuyo n o m - es deudor de su gran carta -. en París hay una asamblea cuya
cerse i las juntas , tanto mas desconfiadas por haber sido una ha reanimado el espíritu de los apocados. Las gentes corren
bre no se menciona estuvo para ser asesinado por una c u a -
drilla de pillos, que le siguieron hasta la casa del Embajador vez engañadas , y tanto mas exigentes porque están al frente existencia tolera la revolución después de haberla d e s c o n c e p - á las armas llenas de ardor por la causa de CARLOS Vi V no
francés, y hubiera perecido sino hubiera sido protejido por de un pueblo á quien han subyugado : y se debe complacer t u a d o , y haber hecho de ella un dócil instrumento del poder
una numerosa escolta. La insubordinación de la tropa era tal, se duda que dentro de muy poco dominará Maroto todo el
al ejército que ba ejercido la soberanía en pro de las pasiones ministerial. V los liberales españoles, ¿consentirían en que se Principado. — Las operaciones principiaron y a : se ban r e n -
que hacia necesaria la presencia del general Rodil , que es-
taba alarmado él mismo por los boletines que llegaban del revolucionarias, y que no se dejará arrebatar como quiera el reprodujera en Madrid un simulacro de la cámara de los lores dido dos c a s e r n a s , y se han hecho sobre 200 prisioneros, la
ejército en cuanto al recibimiento que le aguardaba, si se d e - premio de su heroica conducta. de Inglaterra? ¿ Y cómo seria posible que adoptasen nuestra
terminaba á irse allí. Su predecesor M e n d e z - \ i g o , que habia mayor parte nacionales.»
Para conservar el apoyo de los extranjeros hacen los g o - cámara ministerial , cuya abnegación forzosa bastaría para d e s -
rehusado salir para Badajoz, tenia que permanecer oculto en
U Capital. bernantes que Cristina diga y repila mil veces , que está d e - acreditar el sistema de oposición que quieren establecerse ? En carta de Madrid del 20 se lee : " Están embargando los
Entre la poca seguridad, insubordinación y ansiedad de la cidida i mantener el crédito p ú b l i c o ; y para lisonjear al eje r- N o queda pues otro camino q u e el de las elecciones , y t e - bienes de todos los carlistas y de cuantos se han ausentado
nemos dicho ya lo bastante acerca de esto. de la Corte desde el 1 • de Octubre del año 33 Se ban anu-
(5oG)
tado las ventas hechas desde Ja publicación del saqrado có- acrimina vigorosamente • no se prostituye 'a los furores de un
digo , y se van á revisar cuantas se han hecho en estos tres p a r t i d o , sino q u e consulta las máximas de la razón y la j u s -
años ; Bello método para robar ! — " Mal , m u y mal se vive ticia : no proclama sangre y fuego, sino q u e anuncia los p r i n - _,„.. i^ati ÍC«IJOÍ^OB ^ ^
e n Madrid ; pero en lo restante de la Península no se puede cipios t u t e l a r e s , que garantizan la propiedad y las personas. ryr .
0/VD. 402. TVCXHCÓ * *H-il9ÍC
vivir de modo alguno , pues los pueblos siempre están e x p u e s - Asi se m e r e c e el nombre de filósofos ; pero atenta sacrilego i : Z.sVt moa i* t>-*tmtt \h ce L V l u o i e ? c 1836.
tos á los furores de un dictador , como sucede ahora mismo contra la filosofía , contra los principios de la moral eterna, el — — t>(Kl^
S ' U J 5 , Mi
en Cuenca , donde el hambrón de F e r m i n Caballero se ha periodista q u e ha declamado contra la supuesta indulgencia , BíOlEj 100 «ll
propuerto llenar su exhausta faltriquera , para tañer con que del primer período , los que han aplaudido la crueldad , loa itt ?;'.) ÜOÍ , o';<i
vivir fuera del Reino en el caso inevitable de una emigración, fusilamientos, los incendios del bárbaro R o d i l , de este c o -
riéndose de la desgraciada España , presa hoy d e todas las ^ n - - - - - -
barde , monstruo de crueldad y de barbarie , indigno d e v i - »i» •st ou;,¡b
furias infernales, lia sacado estos días con a p r e m i o s , amena- vir entre los hombres. Profanan la filosofía los que tan e s - -'jp
zas y tropelías 0.0,000 duros , y ha puesto en la cárcel pú- candalosamente encomiaron la conducta del sanguinario Mina,
blica á todas las familias carlistas.» s ,iVt "¿senil:;, ' «IMfl»9«I
los papelistas q u e entonaron el cántico feroz sobre las ruinas
—También en Barcelona ha sido obligado el vecindario a Uuu/ • * *»is» t , '"">* :> i» «OT»»***»» »"P
de tunliis pueblos , y sobre los cadáveres palpitantes de tati- •••i» í
presentar cu el término de seis horas 4:),000 duros y Valencia CMJ »I> í»ía»XqJ"i a w/«»*•> tot *id*a t * * *
tos españoles honrados . los que blasfeman hoy mismo de la
7.'¡,000, gravitando la mayor parte sobre el clero , y propie- rl »b o r a l i «BWIMW *»9 *•> vAitntoA *•>
convención Eliot , dictada por un sentimiento de humanidad,
tarios. — Apcsir de los secuestros , embargos y amenazas, l;t Jiiuiuoil s b ota^uiuiuM u« * * i $b*l9Íb , hrti'A
y lloran la sangre q u e se ha ahorrado con aquel paso v e r -
.j9* < * « | ¡supa. « O Í « b w o i i i «1 <*' *H> W * <

no se oye hablar sino de pasaportes, y de buscar medios para daderamente filantrópico. El Fapor q u e pide cadalsos : el Eco
lanzarse de aquí. — llar» principiado las visitas domicilia- : ? o a l s b « »b¡
q u e incita á una proscripción indefinida : el Patriota que r e - |
rias , y nadie está libre ni aun en su propio cuarto.—Al j u - "
comienda medidas de rigor : el Castellano que grita para que
rarse la constitución en Lisboa se ha hecho una burla de Doña V,P «naq « i h 8 « u p « n » V «**«»
se establezca en España el terrorismo de la convención fran- t r o s , ó bien para' dirimir discordias.— "i" Para la alternáis.!
María de la Gloria y de su esposo D. F e r n a n d o , llevándolos -„rf • W H O T O W A Í I T I C I ' L O DB OFICIO. en las audiencias públicas o r d i n a r i . s , visitas generar s ;,
cesa : los ministros revolucionarios q u e se han atrevido á e x -
a la casa consistorial á pié para que hiciesen allí el juramento manales de cárceles y todos los asuntos rfW'w'uWaA <>•••
tender decretos atroces con escándalo del m u n d o civilizado; .tUiviV- *^v. ¿(ova ¿m wwekm en ¿t» á una y o,lra Sala , se partirá sn¡iu¡:ru de¡ p i i n n p i o de Í-I.
de la constitución ante el pueblo soberano. ni son tolerantes , ni son filósofos; ni aun son h o m b r e s : son cómo sus Ministros cornpoiHUl i:a solo i'ribunal.--, í - ' l.n
Las últimas cartas de Madrid dicen , q u e Gómez se ha unas fieras q u e h a n declarado la guerra á la humanidad, a la tvr>.Op?ta/ife Jauta. cada Sala habrá el número ri.écásário J e ;ubatternos y d c -
pendientos: les relatores y escAljanos de Cámara dé la s e -
reunido en Rubielos con Quílez y Eorcadell. filosofía, á las virtudes t o d a s , á la civilización, á los h o m b r e s , g u n d a tendrán la suficiente msi: rica y f,riHiiétt de
y a u n al mismo Dios. Ve tonal beneficio disfruta S. A. R. el Serení simo Señor la legislación y sistema de enjuicjamiento de Castilla; y el
Parece q u e se han multiplicado las sociedades secretas, Infante D O N SEBASTIAN C A R R I E L . Tribunal propondrá á S. al. el numero y las personas que de
Los países en estado de guerra tienen derechos indisputa- uuas y otras ciases deban ;;si:r,;ar.e á fas Sal. Los
c u y o foco está en Madrid ; allí se ha constituido el centro de
. . . • ' - • - '

bles q u e les concede la l e y , la razón y la justicia : los


m . ««4 . N*> #•»**; abogados ejercerán su profesión uniIstmiamente en ambas Sa-
las: y lo mismo los ni .1 a d -
una conjuración p e r m a n e n t e contra todos los tronos de Europa, pacíficos ciudadanos no deben ser atropellados arbitrariamente:
contra lodos los altares , contra todos los gobiernos existentes, mitir ah'unos que hayan servrifo sus oficios en los fribirnales
la vida y la propiedad se respetan aun en los pueblos menos Las últimas noticias que se han recibido de Salsburgq ase- ile Castilla. — íbos g u a r l e f¡ '• l] i.:;:ct¡.>s :• al de
t o n t r a todos los intereses de la sociedad y del orden. guran, que continuaban rn'nqrirüa Ciudad sin lamenof no; i F.stclla 29 tle Seliemine de | $ V i — - 1 i'ri'.unal de
cultos ; pero el exterminio de la población , la quema de los en su importante, salud S. . / . R, el Screnish-'o Señor PnÍN Navarra y Provincias Vascongadas.
sembrados ; el atropeltamicnto de los ancianos , niños y m u - DÍ; A S T U R I A S , los fieyenisiims infante* ¡,Don .11 sv
geres ; la expoliación universal , y el horrible sistema de n o C A R L O S I/ Doii n-:r,.v.A\!)o ' U M U ^ .•.-••/ •/;,•.•/.•/,-.</, Lia la p
Hace poco tiempo q u e nos decía el Español, que la tole- nisima• Scñm;> Fjoift \ ! s ! U PERTSA |¡II la Screjii PARTE N O D
dejar a los infelices habitantes sino ojos para llorar, son ras- Señora infanta jl.,n.i M,\IUA AMAf.H.
rancia , la filosofía y la humanidad eran los caracteres de gos q u e caracterizan a la revolución , y q u e han manchada Itoticias extranjii;•,.— ',},
un gobierno representativo , y que el horror y la sangre eran Nuestro e^ilraordinario iius lia tiv.iuo alguna crjrresponden-
siempre las sangrientas páginas de su historia. Un bárbaro con-
¡os atributos del fiero despotismo. Con un sentimiento de i n - Secretaría de Estado y r/.7 Despa.l.o de tirada y Justicia. cia- mas ndebntada de Madrid j ¡ : . ¡ v,,-„na.
quistador de la edad m e d i a , podría de alguna manera 'i'odo~ conv:ei'.-n en q s re-
dignación vemos hace tiempo el epíteto de filósofos , toleran- atenuar la deformidad de tales procedimientos ; pero los m i - 1 v. ;IICU,:,..i-.. ~ > • \ i auiirent.'iiido r-ada \ . •. y ^ f o ^ t í f r r
tes y amigos de la humanidad con q u e se honran nuestros nistros de Cristina , los hijos de la filosofía, ¿ cómo pudieran íjue'se destruyan m:itiiaui.:¡ . i/.a bi n¡ayt>r JVHci-
Para regularizar la administración dajustjeia en ese T r i b u -
pretendidos regeneradores. L o s hechos ciertamente no han pensar en el total aniquilamiento de su patria? ¿Será posible nal, y e%itar <|iie míentrSs tos ..• : i •: -s eircuuslancias no p.-i- c • 1 y.-r.t Él ¡; i. > que tienen opri . s-.>
miten restablecer el Real t. . \,vair.i y la Oíancilieria ttduen el ii,i!,i>i> rio. Se nombran . :bal.
correspondido ni corresponden hoy á semejantes anuncios. que en el siglo en q u e vivimos se autorize á un gefe mili- de \álladolid so contundan los uegoeíos contenciosos de este i . M T , ! > o ) . ) ei demagogo liclíran de l a -
Los escritores del partido están recomendando hoy mas tar para q u e adopte la devastación general como principio d e Reino y de las Provincias Vascongadas, substanciándose iuilis- bien , que sus qrgaBys suii el | kfSiviHa.^S^íiicc,
q u e nunca el rigor de las medidas , y dan por laudables el ü n t a r a e n t e de un modo vicioso é ilegal que produciría con que los coinüneros mas leu., -zas,
cstratejia , y medio de obtener u n resultado feliz? El oprobio frecuencia nulidad en los procedimientos; el HK¥ PÍE S. se ! Herrera Dávila , J'Vrmin Ca!
robo , la devastación y el a s e s i u a l o , cometidos á nombre de y la execración general caerán de lleno sobre tánjanos c r i - ha servido resolver lo siguiente.—• 1." El I'nliunal se d i \ i - i famoso Canb.-ro. Pertenecen á esi i hliiina brr- .,,,,-
la filosofía. El gobierno revolucionario sometido al maligno i n - minales. dirá en dos Salas ademas de la especial del Juez mayor de . parle de ios oficiales abrogados , y si¡s perioiüens Sotr'J&xíés
flujo de la prensa , se rinde á sus sangrientas inspiraciones, Vizcaya. En la primera se radicaran todos ios pleitos civiles los de la capital. ,i excepción de los lioi l a iudicadií^, I
y causas crimínales del reino <¡>- Navarra de i|ue debería c o - I los n i a l e s se quejan de la pusilániniidad de los min
y decreta la desolación d e toda la Península , y Mana Cris-
n o t « r su Consejo R e a l , procediendo;.' en la suslani iai ion y denigran á todos los oficiales • y mibi.-.r.
tina autoriza á su general en gefe para todo ; es decir , para fallos con arreglo á las l e y e s , practica recibida y lórmulas de lian declarado decididamente por ei mtmi
AVISO. í Navarra. La segunda conocerá de Ufe pleitos y ca'usas de Álava,
destruir , asolar , é incendiar la España entera , si necesario Violencia progresiva de esto,partido ,. q • ¡ . irjv.i
Guipúzcoa y Vizcaya, observando las lev, s generales de la Mo- podr.i so>knerse basta las próximas corle;.
fuere para el triunfo de. la revolución. N o exajeramos : e s t o e s Se halla vacante una de las dos plazas de cirujano de A y a , n a r q u í a , los fueros resnpctivos t ¡a | . i . |j Li emigración sa aumenta asombrosann
lo q u e quieren aquellos monstruos , que la revolución ha c o - en Guipúzcoa. Los pretendientes acudirán con sus memoriales Chaucilleria de \ allaib-iliii.— ü." Ei 'IIV.IU.TJ actual de ;,iü/is- solamente desde Madrid se han ¡ ii pasaportes psra
locado al frente de los negocios. Calatrava y sus colegas han nistros del Tribunal , ó el que en lo sucesivo hubiere se dis- Francia. Vhrí'o's los solíeitap con nombres . BM*
al Ayuntamiento ó al Alcalde , quien les informará de su d o -
tribuirá con igualdad en las dos Sitos pdiV él CoriiísaVio 1', que otros se despiden á la ¡Y
dado un nuevo testimonio de la pequenez de su espíritu, de tación, y condiciones. encargarlo ' d o la Presidencia del T r i b u n a l , que dará c•: ciio impolítico . es el mas .-
la malignidad de su corazón , de lo execrable de sus ideas, á S. M. de haberlo «jeeutado, il•• i • bj , < . la L:Í. ;<.;. a uiucion de iS:-J. Euir.;
y de lo indignos q u e son del nombre de filósofos y toleran- - i a- •••' • i de ,.:.. s . p. ro í- ! : ¿.:.-. - ses de Miraftores y S in I
tes. El filósofo no mata , sino p e r s u a d e : no atrepella á sus ERRATAS. rán formando uu solo cuerpo, colegiado, y al efectuar cada c h e de! 13. Babiend
día la distribución de Salas aecstombr.ida'en lodos los tri- ocultos en Madrid por espacio de una se,..
conciudadanos , ni persigue de muerte las opiniones i n o ca- En la gaceta anterior pag. 499, col. 2 , lín. 14, donde dice bunales, ei que deba veniie.aria cuidará <l<- q u e para casos d a - se resolvieron a salir i',¿ iuco^niLo IU¡A> ios m i a b r e s supuestos
lumnia á las personas , sino demuestra sus errores en el caso eampo; léase camino. E n la misma gaceta pág. 500, col. p r i - dos pase ii á cada una los Ministros que sean piecisos , ¡ de Martínez v Guillermo. (Heraldj
J e q u e los haya : no justifica las atrocidades , sino que las rindiendo de la dotación ordinaria . bii n pVwque la calidad de
mera, linea 8 , dice vohuro; léase valucro.
los negocios exija aumento de rr.c_iistradi.j . ],un porque se En ".íadriJ continúan los a'bornfns, U c r f rece
líate de—ia_iij¡/iA<,-<i>y<.s J u e c e s d«fcwn w r "diversos de lo> de asesar de la «oroiadad conque las wwridad
EN LA I M P R E N T A R E A L . i »'Vto .• Litíu por otra incompatibilidad ,!,_• alj-uno-Mí !n4 \ i i n u - pi ríes. La^ úlütn s medidas adoptadas por el
gobierno pai i aumentar el ejército no han producido dinero