Está en la página 1de 6

APUNTES SOBRE TÉCNICAS DRAMÁTICAS

LA TRAMA

1

TIPOS DE CONFLICTO

2

Las metas de los personajes (p. 119)

2

La urgencia (p.120)

2

Incidente desencadenante y protagonista

3

El desenlace

Error:

No se encuentra la fuente de referencia

PROTAGONISTA & ANTAGONISTA

Error:

No se encuentra la fuente de referencia

Causas emocionales del conflicto

Error:

No se encuentra la fuente de referencia

LAS MOTIVACIONES

Error:

No se encuentra la fuente de referencia

LAS ESTRATEGIAS

VARIABLES AUXILIARES QUE INTERVIENEN EN EL CONFLICTO (Alonso p. 273)Error: No se encuentra

4

la fuente de referencia ARTE Y OFICIO DEL TEATRO MUSIC ON STAGE

Error:

No se encuentra la fuente de referencia

6

DE DÓNDE VIENEN LAS IDEAS Aceptando que hay una voz interior que nos dicta, téngase en cuenta que no nos dicta historias completas, sino imágenes parciales, como piezas de un puzzle. Para encontrar el camino, a veces hay que equivocarse. Nunca se pierde el tiempo explorando vías que luego desechamos.

LA TRAMA

La estructura teatral no es una mera división de una trama en escenas, cuadros o actos (estructura superficial), sino la

relación funcional entre la trama y los personajes (estructura profunda). La trama es la dialéctica de fuerzas en pugna que origina la ordenación causal de los acontecimientos. El conflicto de personalidades es la esencia básica de la trama teatral (un conflicto que puede ir desde un choque físico violento a una diferencia de opinión o actitud). Este conflicto es el que da impulso a la obra.

A veces se usa trama como sinónimo de argumento, pero conviene diferenciarlos: también un cuento tiene argumento,

pero éste no necesariamente encierra una lucha entre contrarios.

Ejemplo de conflicto: PROHIBICIÓN Y DESOBEDIENCIA Tomemos como ejemplo de conflicto Romeo y Julieta de Shakespeare. Si al empezar Romeo y Julieta saliera Romeo a escena y dijera a Julieta “te quiero”, y ésta respondiera “yo a ti también” y los padres de ésta dijeran, “de acuerdo, podéis casaros y ser felices”, no habría obra. Como tampoco la habría si ante la negativa de los padres ellos se resignaran y obedecieran, separándose. La obra tiene lugar porque hay conflicto y enfrentamiento.

En esta, como en otras obras, los personajes se encuentran obstáculos que les impiden alcanzar sus deseos, obstáculos físicos (muros) y otros sociales, morales, familiares etc. (desajuste de los personajes con el medio, las costumbres, las leyes etc.). La desobediencia, la falta de acatamiento a esas prohibiciones, es el enfrentamiento que da origen a la obra y vida a sus personajes. Prohibición y desobediencia son pues fundamentales, ya que el encuentro de dos personajes –uno del lado de la prohibición de algo y otro del lado de la desobediencia- es donde tiene lugar la colisión que da lugar al teatro. Un personaje se fija una meta incompatible con el statu quo en que se encuentra (política, familiar, amorosa, económicamente). De una escena a otra se van reduciendo sus oportunidades de obtener lo que desea, y va aumentando

la urgencia por conseguirlo, ya que el tiempo apremia, hasta llegar a un punto en que no se puede ir más lejos en la

situación. Un argumento sin esta lucha no puede ser “dramático”, sino una historia descriptiva y narrativa.

TENSIÓN DRAMÁTICA

Tensión dramática es el estado de cada personaje en que se sitúa al intentar conseguir su meta. Si en la obra no

está en peligro algo importante para ellos (el amor, el poder, el futuro, el honor, la vida

el desarrollo del conflicto se irán mostrando las capas ocultas de su personalidad, vemos cómo son y como cambian

) la trama no tendrá fuerza. En

según transcurren los acontecimientos de la obra. Esta transformación del personaje en la acción es fundamental. El ser (el héroe de la tragedia griega) se hace en su lucha por conseguir su meta. El personaje es tal porque emerge en un conflicto concreto. El teatro no nos muestra la cotidianeidad, la rutina, las costumbres en paz y armonía, sino el ser que surge en la batalla de la vida (y esto es lo que espera, consciente o inconscientemente, el público que acude a un teatro, desde la época de los griegos). Crear esas luchas y dibujar a los personajes que se definen y emergen de ellas es la tarea del escritor dramático.

El personaje, lógicamente, no desea encontrarse con esas resistencias y problemas, pero vive en ellos y para ellos. Por ejemplo, Nora (Casa de Muñecas, Ibsen), le gustaría no tener el grave problema del pagaré por el que es presionada. Esa dificultad rompe la armonía familiar, y hace salir la Nora escondida y la trasforman en una mujer capaz de enfrentarse a su sociedad. Pero la trasformación será, lógicamente, dolorosa, conflictiva y “dramática” para el personaje. Los conflictos pueden ser manifiestos o latentes, evidentes o disfrazados de otras necesidades, conscientes o inconscientes para los propios personajes, pero siempre están ahí. Una obra cuenta también con conflictos secundarios que se mezclan con el principal para modificarlo o para enriquecer la trama y mantener el interés del espectador. El principal es el que canaliza la lucha de los protagonistas y llega hasta el final de la ficción.

TIPOS DE CONFLICTO

Conflicto interno. Un personaje no está seguro de sí mismo, de sus actos, o no conoce las razones profundas de sus emociones o su deseo. Este tipo de conflicto se suele manifestar en escena en forma de monólogos, o bien el personaje habla solo o lo proyecta hacia otro personaje que hace de oyente pasivo (por ejemplo un guarda sordomudo) o hacia un objeto (el frasco de veneno de Romeo).

Conflicto de relación. Se enfrentan las metas mutuamente excluyentes del protagonista y el antagonista (Antígona y Creonte). Conflicto de situación. Los personajes quieren dejar el lugar o entorno en que viven (una situación negativa heredada de un pasado) y aspiran a una situación (personal, social, econónima) mejor. Conflicto social. La lucha del hombre contra las costumbres y leyes de una comunidad (todo conflicto dramático es social, pues nace como dijimos de una desobediencia a una prohibición, pero a veces esta lucha contra una estructura social, política o económica existente se manifiesta de forma más evidente).

Conflicto sobrenatural. Tiene lugar entre el personaje y una fuerza no humana (Prometo encadenado, aunque no es frecuente ver ya dioses y genios sobre un escenario).

Las metas de los personajes (p. 119)

Los personajes desean algo de alguien en un momento concreto, por una causa concreta, y ese deseo es apremiante, vital, muy difícil de conseguir, y por ello dramático. Las metas han de ser .(1) difíciles de conseguir, .(2) particulares de cada personaje. Hay que encontrar los deseos específicos de cada personaje para poder dibujarlo. .(3) concretas y claras, no generales o inverosímiles. Sin una meta clara de los personajes, la historia irá de acá para allá, será confusa y sin gancho.

El climax se consigue cuando el personaje alcanza la meta,

o acepta que es inalcanzable.

La urgencia (p.120)

Una de las características del enfrentamiento entre protagonista y antagonista esla urgencia de al menos uno de ellos por conseguir su deseo. <Hasta que se le aparece el espectro de su padre, Hamlet tiene un deseo sin urgencia, no apremiante, general; el espectro enciende la llama de la urgencia por lograr su deseo: la obra empieza entonces, y no antes, cuando el asunto se vuelve urgente para ese personaje>.

Incidente desencadenante y protagonista.

que se interpone en la

trayectoria del protagonista. Este incidente pone en marcha la trama de forma súbita (técnica “explosión”: el naufragio de La Tempestad), o la desencadena (un “catalizador” : la aparición del espectro en Hamlet es el empujón que lo pone en marcha). Es una cerilla que desencadena el fuego. El incidente afecta siempre al protagonista: lo configura como tal, lo pone en un punto crítico que le exige una toma de decisión o compromiso.

El incidente es un hecho sorpresivo (caída, descubrimiento, encuentro, error, engaño, robo

)

Los títulos suelen hacer referencia la incidente (La Tempestad), o al protagonista que lo afronta (Romeo y Julieta, el incidente es el encuentro de ambos, que revela la enemistad entre dos familias)

El desenlace

En el desenlace hay que resolver los conflictos expuestos a lo largo de la obra, ante todo el principal (los secundarios pueden haberse resuelto antes). La forma en que el conflicto se cierra es una de las mayores dificultades del autor. El final ha de ser consecuencia de los acontecimientos, no del capricho de un deus ex machina forzado. Hay que tener en cuenta pues la estructura de los sucesos, y el género de la obra (una comedia acabará en una boda o

fiesta etc

)

PROTAGONISTA & ANTAGONISTA

(Alonso p. 255)

Protagonista:

1)

Es el personaje que se encuentra en el centro de la acción y el conflicto.

2)

De él se nos da la máxima información.

3)

Está presente en los momentos más importantes de la trama.

4)

Es el que más interactúa con el resto de los personajes, tiene el mayor número de diálogos etc.

Clases de protagonista:

EL HÉROE. (Robin Hood, Hamlet, Ulises) Destaca su valentía, actúa movido por causas éticas y altruistas, es capaz de sacrificarse por el bien común. El héroe griego es un tipo casi divino, que se consagra a la búsqueda de la verdad. El héroe de Lope defiende ante todo la honra, enfrentado a los poderes terrenales (nobles). El héroe de Shakespeare es arrastrado a un conflicto y de la actitud que adopte dependerá su destino. El héroe romántico afronta oscuros poderes sobrenaturales que tratan de dominarlo (el demonio, el destino, rituales arcaicos que luchan contra el nacimiento de un hombre nuevo). Los autores marxistas, contrarios al individualismo, considerado burgués, prefieren un personaje colectivo representante de una clase social. El héroe suele ser de procedencia noble. Encarna los valores de una sociedad, su éxito es una reafirmación del mundo que representa o propugna, y sus acciones se convierten en ejemplares.

EL ANTIHÉROE. (Lázaro de Tormes, Woyzek, Makinavaja). De procedencia humilde. Es víctima del poder, de la

sociedad , de la naturaleza

El antihéroe es una crítica a la sociedad que no le permite vivir.

HÉROE CÓMICO. Una clase especial de antihéroe. De rasgos grotescos o exagereados (glotonería, apetito intrigante, falaz, traidor, tramposo, sabiduría basada en el engaño y el disfraz, sin embargo usa estas dudosas

),

sexual

cualidades para vengarse de sus enemigos o los de su amo, que son peores que él, de modo que resulta simpático. Un

rasgo posible es la demencia, lo que le permite enfrentarse a los poderosos, y acometer empresas aparentemente imposibles (Aristófanes).

EL Antagonista. El personaje que defiende una posición contraria a la del protagonista. Puede haber varias clases,

entre otras

FALSO HÉROE. Dice defender una causas nobles, pero en las que el espectador sabe que no cree. VILLANO. Personaje que conduce la acción hacia la catástrofe para el protagonista (Yago, en Otelo) DEFENSOR DEL STATU QUO, que por sus ideales morales, posición social e intereses defiende que no cambie una situación establecida (el marido de Nora en Casa de Muñecas).

:

Causas emocionales del conflicto

(Alonso p. 270)

Directas (amor, venganza) Indirectas (causas éticas, prácticas

)

LAS MOTIVACIONES

Las razones y motivaciones por las que luchan los personajes deben ser claras y justificarse con argumentos relacionados con las vidas de los mismos. Hay que decidir asimismo si estas son motivaciones abiertas (lo que dicen los personajes) o motivaciones secretas (lo que no dicen) 1 .

1) SUPERVIVENCIA 2) SEGURIDAD Y PROTECCION . Mejorar su espacio vital (Lisístrata) 3) AMOR Y POSESION. Búsqueda de un compañero/a, una familia, la aceptación en un grupo 4) ESTIMA Y RESPETO PROPIO. El personaje busca que le estimen sus buenas cualidades, o estimarse a sí mismo. 5) NECESIDAD DE CONOCER Y ENTENDERSE. Satisfacer el deseo natural de conocer cómo funcionan las cosas (Galileo) 6) AUTORREALIZACION. Necesitamos actualizar nuestros talentos y facultades. 7) ESTÉTICA. Necesidad espiritual que conduce a una experiencia artística o mística (religiosa), un contacto con la naturaleza

Un pintor compondrá una cara con trazos; nosotros los dramaturgos dibujamos personajes con motivaciones

Diferencia entre ACCIONES <> MOTIVACIONES.

Una acción (frecuente, por ejemplo irse de casa) puede tener diversas motivaciones.

¿Qué hizo?

=acción;

¿Por qué lo hizo? =motivación.

LAS ESTRATEGIAS

¿Qué hace el personaje para conseguir su meta? ¿razonar, rogar, mentir, amenazar, seducir, chantajear, usar la

violencia física y/o mental? Las estrategias reflejan el carácter del personaje

su educación, medios económicos, costumbres estrategias al principio y las de su final.

Se puede ver la evolución de un personaje comparando sus

Deben ir en consonancia con

ESQUEMA DE CONFLICTO PROTAGONISTA-ANTAGONISTA

DESEO : MOTIVACIÓN > URGENCIA > ESTRATEGIAS > META

Deseo:

Algo básico debe estar en juego entre ellos: supervivencia, autoestima, sentido de la justicia etc. El protagonista debe ponerse en contacto con el antagonista para que se manifieste la confrontación. Ambos (sobre todo el protagonista) deben poner todo su esfuerzo en lograr sus objetivos difíciles, pero no imposibles. Motivación (supra) : “¿por qué lo deseo?” “¿por qué me opongo?” Urgencia (supra) : el protagonista debe alcanzar la meta en el menor tiempo posible, por razones concretas y específicas, y a su vez el antagonista quiere desembarazarse de ese problema deprisa, pues tiene cosas que hacer concretas opuestas al deseo del protagonista. Estrategias: ¿Qué van a hacer? ¿Con qué armas uno lo intenta, el otro lo detiene? Meta : ¿Qué le va a pasar al protagonista si no lo consigue? ¿Y que le pasará al antagonista si no lo detiene?

1 Técnicas y trucos: el personaje puede decidir revelar su motivación oculta en un momento concreto, como parte de una estrategia para su meta. O bien lo revela sin querer, porque pierde el control emocional. O bien otro personaje lo descubre, mal que le pese.

VARIABLES AUXILIARES QUE INTERVIENEN EN EL CONFLICTO (Alonso p. 273)

Los conflictos entre personajes están enmarcados y condicionados por una serie de variables que enriquecen los matices y perfiles de dichos conflictos. Estas variables a tener en cuenta y cuyo correcto tratamiento pueden enriquecer el conflicto son:

-La situación (las circunstancias dadas). -Los estados de ánimo. -Las relaciones emocionales -Las relaciones sociales -El carácter de los personajes.

-La situación : las circunstancias dadas que tiene cada personaje al entrar en conflicto. El interés dramático de un personaje depende en buena medida de su situación. Los personajes tienen vida por la situación en que se hallan y cuanto más circunstancias les afecten, más rica será su historia. Las circunstancias dadas pueden

convertirse en la principal variable del conflicto (llamado entonces “teatro de situación” o conflicto de situación: es el teatro preferido por los existencialistas, que parte del presupuesto de que cada uno es él y sus

y en esos límites me voy a mover en mis

conflictos” Jean-Paul Sartre , quien dice también que una obra de teatro no es más que unos personajes en una situación, y que entre las muchas situaciones posibles, el dramaturgo debe escoger aquella que permita a los espectadores sentirse reflejados en ella).

circunstancias : “nazco obrero, francés, tubercoloso

etc.

Elementos constantes en toda situación (p. 132) Sartre señala cuatro elementos en una situación:

-SITIO : país, clima, ambiente social, y la disposición de objetos en nuestro espacio (silla, ventana

).

En

relación con la meta, el sitio puede ser aceptado o representar un impedimento.

- PASADO. Es el punto del que partimos para tomar nuevas decisiones. “Nuestras acciones anteriores nos persiguen”, dice un proverbio. El pasado se puede convertir en impedimento cuando se interpone en el proyecto. - ENTORNO. Son los objetos u utensilios que rodean al personaje, con sus valores propios de adversidad y

utilidad.

- RELACIÓN CON LOS DEMÁS. La relación emocional y social. “Mi libertad está limitada por la libertad del otro”. En cada época y lugar se dan unas relaciones sociales concretas (el feudalismo obligaciones.

), unas

-Los estados de ánimo. ¿Con qué estado de ánimo/físico entran los personajes en el conflicto? ¿Cómo se sienten? ¿Optimista? ¿Deprimido? ¿Cansado? ¿Enfermo? Los personajes no son robots, y no entran en los conflictos de forma neutra, sino con un estado de ánimo concreto, no derivado del conflicto mismo. <Por ejemplo, un personaje llega a casa feliz por un aumento de sueldo, y se encuentra a su hija que se ha quedado embarazada y le pide dinero para abortar>

-Las relaciones emocionales. Las relaciones emocionales entre los personajes cambian a lo largo de la obra, según sus actos. Gracias a esos cambios damos al actor la posibilidad de componer variedad de registros, que hacen que su personaje no sea una arquetipo o cliché, sino que se asemeje a un ser vivo. Otro apartado es la relación emocional consigo mismo: hay mucha diferencia entre un personaje que se valora mucho a sí mismo por todo lo que emprende, a otro que se desprecia tanto al punto de suicidarse. Ls opiniones sobre sí mismo son muy importantes en al construcción del personaje y la manera en que interviene en el conflicto.

-Las relaciones sociales. Son los lazos y relaciones de poder/sociales entre los personajes antes de entrar en conflicto. Para algunos como Bretch “el personaje surge de su relación con otros personajes”, o Sartre, que construye sus obras sobre la relación social, dando menos importancia a lo emocional. Las relaciones sociales entre los pesonajes de una comunnidad hace que esperemos ciertos comportamientos entre ellos. Existen clases jerárquicas, clases sociales, por edades, por empleo, por sexo etc. A menudo hay signos

externos (vestuario

)

que marcan esas diferencias.

-El carácter de los personajes.

Llamamos carácter a la forma de ser del personaje, es decir, al conjunto de sus rasgos de personalidad que le caracterizan y distinguen de los otros personajes. Recuérdese que fuera de la acción no existe el personaje dramático. Aunque construyamos caracterizaciones interesantes en sí mismas, de nada sirven si el personaje no tiene una motivación, una estrategia y una meta. Conflicto, lucha por conseguir unos deseos, conciencia de la existencia en y para esa lucha: ésos son los factores que dan razón de ser a los personajes.

Una buena caracterización ayuda a hacer más dramática una trama: no es posible un conflicto entre personajes de rasgos idénticos o mal definidos. Como técnica, comencemos la trama inventando los rasgos que distinguen a protagonista y antagonista: ¿cómo visten? ¿Cómo hablan? ¿cómo se mueven? ¿Qué nivel

intelectual tienen? ¿Cuáles son sus metas? Evitar las caracterizaciones reduccionistas (éste es tonto, aquél es

) El espíritu humano es complicado, cualquiera tiene sus luces y sus

sombras, y el vicio tiene un reverso que se parece mucho a la virtud.

brutal, este celoso, aquél avaro

ARTE Y OFICIO DEL TEATRO

Regla 10. No te juegues el final por conseguir un resultado a corto plazo, un gag cómico o un telón limpio. Puede que la gente sonría mientras cae el telón, pero luego en la parada de autobús se preguntará, ¿es eso realmente posible? No vender a los personajes por un gag fácil o que no se ajuste a la trama. El final tiene que ser honrado con los personajes y su evolución, no estropearlos.

Regla 26. Adecuar el estilo al carácter del personaje. Por ejemplo, frases largas, conclusivas, propias de alguien seguro de sí, de alquien que reflexiona antes de hablar, y no está acostumbrado a que lo interrumpan. Frases cortas, interrupciones, anacolutos, repeticiones, para un carácter abruto o impetuoso.

CAMBIOS DE TEMPO en el diálogo.

El dramaturgo, así como el músico, evitará la monotonía que supone mantener mucho rato un mismo “tempo”, tanto si es lento o rápido. Conviene hacer subir la altura emocional y la velocidad del diálogo, acelerar el “tempo”,

luego bajar

Que la escena no sea del todo llana.

Regla 30. Eres como hablas Los parlamentos largos son buenos para mostrar los pensamientos y sentimientos íntimos de los personajes. Un parlamento largo puede surguir por la presión de otro personaje. También, cuando se ha creado un silencio tenso que pone nervioso al personaje y le obliga a decir más de lo que quiere.

MUSIC ON STAGE

Las partes musicales-danza no pueden ser adornos de relleno, que puedan eliminarse sin perjudicar el desarrollo dramático, sino parte integrante del lenguaje escénico, como el lenguaje oral.