Está en la página 1de 2

Grupo Reforma - nota sáb24/04/10 16:16

imprimir regresar

AEXA
Por Jaime Sánchez Susarrey

Al paso del tiempo, AEXA estará en la conciencia y en el imaginario de todos los mexicanos como la NASA
está en el espíritu de los estadounidenses

Leyó usted bien. El título de este artículo no es ALEXA, es AEXA. El pasado 20 de abril la Cámara de
Diputados dio un paso histórico. Creó la Agencia Espacial Mexicana. El ingenio y el patriotismo de nuestros
honorables legisladores se pusieron de manifiesto una vez más.

Las siglas de la Agencia Espacial Mexicana deberían ser AEM, pero la X de México resalta nuestros valores
y le da un significado único. Al paso del tiempo, AEXA estará en la conciencia y en el imaginario de todos los
mexicanos como la NASA está en el espíritu de los estadounidenses.

Los mexicanos, todos y cada uno de nosotros, ya podemos dormir tranquilos. La conquista del espacio está a
la orden del día. Más temprano que tarde un astronauta mexica, delgado y fornido, ondeará nuestro lábaro
patrio en Marte y de ahí al infinito. El águila y la serpiente opacarán a las barras y las estrellas.

La crónica de esta gesta histórica merece ser contada. El principal impulsor de esta iniciativa fue el
presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Reyes Tamez Guerra. Por si usted lo hubiera olvidado, él
fue el secretario de Educación Pública durante el gobierno de Vicente Fox y es diputado gracias al partido
Nueva Alianza de la maestra Elba Esther Gordillo.

La creación de la NASA mexicana es una cachetada con guante blanco a los pesimistas y a los de- tractores
de nuestras instituciones. La iniciativa de ley que nos introdujo de lleno en el siglo XXI fue aprobada, después
de arduas negociaciones y profundos debates, por 280 votos a favor, dos votos en contra y cuatro
abstenciones.

Resulta difícil explicarse el porqué de los votos negativos y las abstenciones. Con un poco de malicia se
puede suponer que más allá de sus argumentos -que no examinaré-, el verdadero fondo de sus intenciones
es que México se quede al margen de la conquista del espacio. Y que, por ende, les dejemos el camino
abierto a los vecinos del norte.

Pero vuelvo a lo esencial. Quienes critican al Congreso y denuncian a la generación del No, ya pueden irse
tragando sus palabras. La AEXA confirma que el pluralismo y las negociaciones son el único camino para
México. Los árboles no deben impedirnos ver el bosque. El pesimismo y la crítica per se no tienen sentido ni
cabida.

Frente a la creación de la NASA mexica resulta irrelevante que en el actual periodo de sesiones, que
concluye el 30 de abril, no se hayan aprobado, vaya ni discutido, las iniciativas de reforma electoral y la
reforma laboral.

Sin embargo, los detractores y nostálgicos del pasado autoritario priista han criticado la AEXA desde varios
flancos. Denuncian, por ejemplo, que los 10 millones de pesos que le fueron asignados como presupuesto
son ridículos. Y agregan que esa suma es apenas la tercera parte de lo que nos cuesta un solo senador de la
República al año (27 millones 890 mil pesos).

Es cierto que el presupuesto de la NASA mexicana palidece frente los 3 mil 569 millones de pesos del

http://www.reforma.com/parseo/printpage.asp?pagetoprint=../editoriales/nacional/551/1101706/default.shtm&subcategoriaid=13&categoriaid=6 Página 1 de 2
Grupo Reforma - nota sáb24/04/10 16:16

Senado de la República y los 4 mil 753 millones de pesos de la Cámara de Diputados. Pero la comparación
es inapropiada por dos razones.

Primero, porque una larga marcha empieza, como decía Mao Tse Tung, por un primer paso. Diez millones de
pesos parece poco, pero bien empleados pueden hacer maravillas. (Basta imaginar el número de papalotes
que se podrán fabricar para ir sondeando los cielos).

Segundo, porque sólo legisladores bien alimentados y en número suficien- te pueden idear y aprobar
iniciativas tan trascendentales. De ahí que la propuesta de reducir el número de senadores y diputados deba
ser repensada. La pregunta es: ¿300 diputados, en lugar de 500, habrían tenido la misma claridad y
diversidad de enfoques para aprobar semejante iniciativa? Respuesta: ¡es muy probable que no! Así que,
¡aguas!

Otra de las críticas a la NASA mexicana apunta a las debilidades del sistema de educación primaria. Cómo
es posible que se propongan la conquista del espacio cuando los alumnos de las escuelas primarias públicas
no aprenden a leer ni a escribir ni a efectuar operaciones matemáticas. Peor aún, agregan, el principal
impulsor de la AEXA es uno de los responsables de esta situación y está en la Cámara de Diputados gracias
y al servicio de la maestra Elba Esther Gordillo.

Este razonamiento, si se examina detenidamente, se refuta a sí mismo. Pero más que enfrascarse en el
argumento, vale preguntarse por el fondo de la cuestión. ¿Qué es lo que proponen los detractores de la
AEXA cuando critican al diputado Reyes Tamez y a la maestra Elba Esther Gordillo? Lo que proponen es
eliminar el pluralismo y suprimir las negociaciones.

Me explico. Reyes Tamez es un hombre preclaro. Tan preclaro que ha sido el primer y más tenaz impulsor de
la conquista del espacio sideral. Su labor y su presencia en la Cámara de Diputados es la consecuencia
afortunada del partido Nueva Alianza. El partido Nueva Alianza no existiría sin la maestra Gordillo.

Conclusión: sin la maestra Gordillo no habría AEXA y sin la AEXA, México no tendría futuro.

En suma, el futuro nacional está asegurado por nuestras instituciones y por nuestra cultura de negociación y
consenso. La NASA mexicana ha puesto de manifiesto que nuestra clase política sí está a la altura de sus
responsabilidades y que la búsqueda artificial de mayorías es una estupidez -para decirlo suavemente.

Y todo esto enmarcado en la ley contra la obesidad infantil que nos dotará de astronautas atléticos para
conquistar el universo. ¡Y luego dicen que no se puede! ¡No! ¡Sí se puede! ¡Que vivan las negociaciones! El
águila mexica apenas emprende su vuelo.

Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo

Fecha de publicación: 24 Abr. 10

http://www.reforma.com/parseo/printpage.asp?pagetoprint=../editoriales/nacional/551/1101706/default.shtm&subcategoriaid=13&categoriaid=6 Página 2 de 2

Intereses relacionados