POR LA INCLUSIÓN SOCIAL

EN ALICANTE

s
a
t
s
e
u
op

r
p
14
1

PLATAFORMA CONTRA
LA POBREZA, la exclusión Y
LA desigualdad SOCIAL
EN ALICANTE

La Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social en Alicante es una plataforma ciudadana de la
que forman parte organizaciones sociales, sindicatos, ONGS, asociaciones y personas a título individual.
© Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social en Alicante, 2014.

plataformapobreza@yahoo.es
/PobrezaAlicante

© de las fotos e ilustraciones: Rafa Arjones, Chipola, Begoña Baños, Kike Romá y archivo de la Plataforma.

2

Artículo 22
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad
social, y a obtener […] la satisfacción de los derechos económicos, sociales y
culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.
Artículo 25
Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así
como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el
vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios;
tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad,
invalidez, viudez, vejez u otros casos…
Declaración Universal de los Derechos Humanos

El núcleo central de la sociedad española -—que llamamos integración plena—
es ya una estricta minoría: en la actualidad representa tan solo el 34,3%,
mientras que en 2007 superaba el 50%.
La población excluida en España representa ya el 25%: más de 11.746.000
millones de personas. Y lo que es más grave, de ellas, 5 millones se encuentran
en exclusión severa.
Empleo, Vivienda y Salud: El deterioro social se extiende a otros ámbitos,
como la vivienda y la salud: De los 11,7 millones de excluidos, el 77,1 % sufren
exclusión del empleo, el 61,7 % exclusión de la vivienda y el 46% exclusión
de la salud.
Informe sobre exclusión y desarrollo social en España 2014.
FOESSA, OCTUBRE 2014

La pobreza es violencia que se ejerce contra las personas que no tienen las
necesidades básicas para tener una vida digna.
Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión
y la Desigualdad Social en Alicante

3

14
L

PROPUESTAS POR LA INCLUSIÓN SOCIAL
EN LA CIUDAD DE ALICANTE

a Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social en Alicante,
desde sus inicios en 1998, viene dando a conocer a la ciudadanía y denunciando
las situaciones de pobreza, exclusión y desigualdad en que están sumidas demasiadas personas.
Hemos hecho propuestas, exigiendo a nuestros representantes políticos actuaciones, soluciones urgentes ante las graves situaciones de pobreza que impiden una vida
digna a muchas personas en nuestros barrios, en nuestra ciudad. La Administración,
casi siempre, ha hecho oídos sordos a nuestras reivindicaciones y propuestas.
Los recursos del mal llamado Estado de Bienestar desaparecen cuando más falta
hacen. Esta crisis ha expulsado a las personas fuera del sistema, dejándolas sin medios
suficientes para vivir. El crecimiento de las desigualdades y de la precariedad, la vulneración de derechos conquistados con esfuerzo nos hace encontrar a nuestro alrededor
personas que, en pocos años, han encadenado rebaja salarial, deudas, recortes sociales,
agotamiento de ayudas y que tienen que salvar su vergüenza para comer, para tener
un techo o para sobrevivir, sin más. En vez de reforzar los recursos en una situación
de emergencia social, se cierran o privatizan los servicios sociales. Cuanto mayor es
la necesidad, menor es la respuesta de nuestros gobernantes.
Creemos que hace falta un plan de inclusión social que dé respuesta a estas situaciones injustas y por eso, desde la Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la
Desigualdad, hacemos un llamamiento a los partidos políticos y a la ciudadanía en su
conjunto exigiendo un Plan de Inclusión Social en la ciudad de Alicante. Ahora que es
tiempo de elecciones, y de promesas, apostamos por que la igualdad y el respeto de los
derechos humanos formen parte del debate, de los programas y de los presupuestos,
con una concepción de justicia social y no de asistencialismo.

4

0. URGE LA PUESTA EN MARCHA DE UN PLAN DE INCLUSIÓN SOCIAL EN
LA CIUDAD DE ALICANTE

S

on muchos los parámetros ciudadanos sobre
niveles de exclusión que justifican la necesidad urgente de un plan por la inclusión social
en la ciudad que luche por erradicar la pobreza:
• Índices de exclusión en la ciudad superiores
al 25% de la población.
• Precariedad laboral en aumento y desempleo rondando el 25%.
• Número creciente de familias sin ningún
ingreso y aumento de las familias que dependen sólo de las rentas de los más mayores.
• Situaciones graves de necesidades primarias
sin cubrir contrastadas en todos los barrios
de la ciudad. Problemas de alimentación,
vivienda, impagos de agua, luz, problemas
de acceso al material escolar...
• Empobrecimiento de los colectivos más
vulnerables: infancia y mayores. Retroceso
de las condiciones de vida de las personas
dependientes y con discapacidad.
• Persistencia de la doble exclusión de las
mujeres en cualquiera de los conceptos
anteriores.
• Deterioro físico y urbanístico de la ciudad:
abandono, falta de limpieza, problemas de
transporte, escasa oferta cultural, etc.
Para que este posible plan municipal por la
5

inclusión social sea efectivo y real, creemos que
debería tener estas características:
1. Debe partir de un diagnóstico riguroso y
competente que aborde las graves carencias de las ciudad y de sus habitantes.
2. Con una orientación abierta y transversal
que parta de la diversidad real, que sea
preventivo y eficaz ante la exclusión social.
3. Un plan participativo, generador de iniciativas, propuestas, compromisos.
4. Pactado con los grupos políticos, los
agentes sociales y la ciudadanía, con la
implicación de las diversas áreas de la
administración.
5. Planificado con plazos y presupuestos
suficientes, con seguimiento y evaluación
permanentes.
El plan de inclusión puede tener un marco administrativo tomando como base el «Plan Nacional para la Inclusión Social del Reino de España
2013-2016» y el extinto «II Plan para la Inclusión
social de la Comunitat Valenciana 2011-2013».
En este marco (europeo, estatal y autonómico)
se determina que haya también plan municipal,
obligación que en nuestra ciudad se incumple, lo
que implica una dejación de responsabilidades de
la administración local.
A continuación exponemos los que serían ejes
fundamentales de este plan que proponemos.

1. LA CIUDAD, LUGAR DE INTERVENCIÓN

T

odos los estudios de lo social, de las diversas áreas, ponen
de manifiesto la relación directa entre urbanismo e inclusión
social, destacando su importancia para hacer políticas de integración social.
Pensando en Alicante, hace falta como previo a cualquier
actuación tener definido el modelo de ciudad que queremos. Lo
exigimos.
La herramienta principal es en casi todas las ciudades el Plan
General de Ordenación Urbana, normativa de la que en esta
ciudad carecemos, por asuntos oscuros que están en el juzgado.
Urge salir de este atasco y hacer una nueva redacción lo más
consensuada posible.
Padecemos una ciudad que sólo mira a su centro turístico y la
fachada marítima. Es fundamental que el Ayuntamiento atienda
con criterios de equidad a toda la ciudad, a los barrios, que piense
en la ciudadanía, no sólo en el negocio turístico.
• Por tanto queremos una ciudad para todas las personas,
las del centro y las de la periferia, una ciudad más humana,
acogedora, agradable de verdad, no de maquillaje.
• Una ciudad más equilibrada, inclusiva, con más espacios de
relación y de convivencia, con los equipamientos urbanos
necesarios, con más espacios verdes, preocupada por los
sectores de población que puedan ser más vulnerables.
• Una ciudad que facilite el libre acceso de toda la ciudadanía
a los servicios y espacios públicos, que luche contra las
barreras arquitectónicas, que proponga las adaptaciones
necesarias, que impulse mayor sensibilización social. Una
ciudad con accesibilidad universal, para todas las personas
que tengan o puedan tener diversidad funcional.

6

2. NUESTROS BARRIOS
• Lo primero que habría que hacer es frenar el
deterioro al que están abocados bastantes
barrios y amplias zonas de nuestra ciudad,
para lo que son necesarios compromisos
claros y actuaciones decididas. Nos referimos a toda la zona Norte, a los barrios de
la Florida, a zonas del centro… En toda la
ciudad hacen falta planes de trabajo en los
barrios: de urbanismo, de rehabilitación de
viviendas, de limpieza, de promoción del
empleo, de propuestas culturales, etc.
• Hacen falta planes de intervención social
concretados por barrios, ejecutados desde
abajo, con la participación de los vecinos
y vecinas. Nos referimos a Juan XXIII, a
Requena, Virgen del Remedio, la Paz, el
Carmen, Carolinas, San Antón, San Agustín,
División Azul, Ciudad de Asís, Florida, etc.
Con estudios de diagnóstico, con implicación de las diversas áreas municipales, con
presupuestos suficientes.
• En los barrios hay que apostar por la participación social, por la promoción de las
personas y de los colectivos, de manera
que sean agentes responsables, activos
y comprometidos en la resolución de sus
necesidades, fortaleciendo el movimiento

7

ciudadano en los barrios y dinamizando el
pequeño comercio.
• Resolver las carencias de los barrios, con
mantenimiento en edificios, en plazas, en
jardines, en iluminación, en transporte. Estos
abandonos tienen como consecuencia la
inseguridad que frecuentemente se vive en
los barrios.
• Sin duda la crisis económica ha mermado las
posibilidades del vecindario para mantener
las viviendas y los edificios en condiciones.
Hace falta un impulso desde el Ayuntamiento
o del Patronato Municipal de Vivienda que
ayude a afrontarlo.
• Hay que lograr que los barrios sean un lugar
de relación y de convivencia natural de la ciudadanía, desde la igualdad y la diversidad.
• Pedimos el mantenimiento de los edificios
públicos y los espacios comunes de manera
que cada barrio tenga el equipamiento social y cultural a que tienen derecho, con la
dotación del mobiliario necesario.
• Se debe reflejar de forma detallada la inversión y el presupuesto municipal desglosado
por barriadas, para evitar concentrar todos
los recursos siempre en las mismas zonas.

3. PRIORIZAR LAS ZONAS DE EMERGENCIA SOCIAL
Todos estos lugares, es decir, las personas que
allí viven, merecen los medios necesarios para su
desarrollo individual y comunitario, con la mayor
participación.
En décadas anteriores se realizó en esta ciudad un plan de erradicación del chabolismo y de
la vivienda precaria. En nuestra opinión siguen
vigentes las mismas o parecidas necesidades…
Este plan debe continuar y terminarse.

E

s evidente que no todos los barrios y zonas
de la ciudad están en las mismas condiciones.
Por tanto hace falta la puesta en marcha de planes concretos de intervención ajustados a cada
una de las zonas en exclusión social de la ciudad,
reconociendo su realidad y olvido. Es necesario
atender y respetar en igualdad a la población,
vivan donde vivan. No debe haber barrios que
sean tratados como desvanes, como rincones
sin posibilidades en Alicante, porque estén en la
zona Norte y no en la plaza de los Luceros.
Es inaceptable la segregación que se hace
con el segundo sector de Juan XXIII, la Cuesta, el
edificio Garbinet, la plaza de Orán y alrededores,
el barrio del Carmen, los solares de San Antón
o de Carolinas Bajas, los pisos del Patronato en
San Blas o del IVSSA en el barrio José Antonio, el
«techo» del Puente Rojo o la pinada del campo de
fútbol, los 60 años de Ciudad de Asís, los quintos
pisos sin ascensor en Virgen del Remedio, etc.
8

• Reclamamos en primer lugar, por su degradación y urgencia, un plan de intervención
social en la zona del Cementerio-Llano del
Espartal que dé respuesta urgente a esta
situación escandalosa.
• Los otros lugares de la ciudad antes enumerados deben ser también objeto de
intervenciones sociales que les ayude a
superar el riesgo de exclusión social. Con
trabajo programado, pegado a la realidad,
con planes de desarrollo comunitario, que
sean eficaces y eficientes.
• Estos planes han de tener intervención en
todas las áreas que son básicas en la estructura social: vivienda, escuelas, sanidad,
empleo, prestaciones sociales, espacios
culturales y deportivos…
• Los planes deben ser concretos, limitados
en el tiempo. A nuestro parecer, en dos años
debe haberse realizado la parte fundamental
de estos proyectos.

4. EL EMPLEO, BASE DE LA INCLUSIÓN SOCIAL

E

L desempleo es la principal causa generadora
de exclusión social, por lo que son muy necesarias medidas municipales, coordinadas con la
Generalitat, de reactivación del mercado laboral:
• Hace falta un plan municipal de fomento del
empleo.
• Una apuesta decidida por retomar progresivamente la gestión pública y empresas
municipales.
• Y promover iniciativas municipales, como
pueden ser la inclusión de cláusulas sociales
en los pliegos de las contratas municipales
para facilitar el empleo de los colectivos
con más dificultades de acceso al mercado
laboral.
Algunas propuestas para avanzar…
• Desarrollo de la industria energética sostenible: empleos verdes.
• Potenciar otros empleos: industria tradicional, rehabilitación urbana y paisajística,
deportes de mar, etc.
• Desestacionalizar el Sector Servicios mediante el impulso del turismo todo el año
(deportivo, sanitario...).
• Promover el área socio sanitaria para las
personas jubiladas europeas, empleo asistencial, ayuda domiciliaria…
• Promover los acuerdos entre la formación
9

profesional y las empresas en foros por el
empleo dinamizados por el consistorio.
• Retomar las iniciativas de escuelas taller y
casas de oficios para jóvenes en sus mismos
barrios de residencia.
• Impulsar las redes de solidaridad popular,
como pueden ser los huertos comunitarios
y otras iniciativas.
• Fomento de modelos de cooperativa y empresas de inserción.
• Apoyo a las Pymes.

5. VIVIENDA DIGNA Y ADECUADA

E

ntendemos el acceso a la vivienda digna y
adecuada como un derecho inalienable, como
una necesidad básica, y no como una mercancía
para enriquecer a los poderes financieros. Por
eso demandamos:
• Paralización inmediata de todas las órdenes
de desahucios y protagonismo del ayuntamiento como agente mediador en las tramitaciones de las distintas alternativas. Declarar
Alicante «ciudad libre de desahucios».
• Habilitar un plan de fomento del alquiler
social, con especial atención a las personas
con mayor vulnerabilidad social, facilitando
la intermediación y el seguimiento posterior.
• Reactivar un verdadero plan municipal de la
vivienda con el Patronato Municipal, con el
objetivo de que en nuestra ciudad nadie carezca de techo, o viva en vivienda precaria y
peligrosa, o sin condiciones de habitabilidad.
• Promoción de las viviendas sociales, de las
de protección oficial, del sistema de alquiler.
• Prevenir y solventar los casos de pobreza
energética en el municipio, garantizando que
ningún hogar sufra dicha pobreza (falta de
suministros básicos, agua, luz, gas) por su
precaria situación económica.
ACCESIBILIDAD, MOVILIDAD
• La accesibilidad a los espacios públicos y
servicios de la ciudad es un factor clave para
10

la inclusión de las personas con diversidad
funcional: una ciudad para todos y todas.
• Puesta en marcha de un plan global de
accesibilidad, con la participación de los
afectados, que intervenga en las decisiones
que puedan facilitar el libre movimiento de
todas las personas y hacer una ciudad libre
de barreras.
• Remodelación progresiva del transporte
público (autobuses, taxis, aparcamientos
y paradas), para que se adecuen a la normativa autonómica y sean accesibles a las
personas con movilidad reducida.
• Hacer el seguimiento del estado de la accesibilidad en la vía pública, los edificios municipales, las playas y el transporte público.
• Cumplimiento de la normativa y porcentajes
de vivienda adaptadas.
• Equipamientos de proximidad, colocados en
lugares de fácil acceso y asequibles al uso
por personas con movilidad reducida.

6. EDUCACIÓN Y SALUD, también desde el municipio

S

on dos pilares básicos para la inclusión social
en cualquier sociedad. Ciertamente que su
responsabilidad está más bien en el ámbito autonómico, pero también desde el Ayuntamiento
se puede y se debe hacer.
• Subsanar los recortes sociales, educativos
y sanitarios que estamos padeciendo, que
han supuesto un evidente retroceso social.
• Dedicar más recursos humanos y financieros
para llevar a cabo programas de innovación
educativa y sanitaria acorde a los tiempos
actuales.
• Potenciar lo público que en los dos servicios
básicos se ha deteriorado en favor de lo
privado.

11

EDUCACIÓN
• Asegurar el acceso de todos los niños y
niñas en edad escolar, en igualdad de condiciones, con planes contra el absentismo y
el abandono temprano de la escuela.
—Combatir el fracaso escolar, que es el
fracaso del propio sistema:
• Promoviendo la igualdad de oportunidades y garantizando que todo el
alumnado pueda encontrar su lugar en
la escuela.
• Que las familias y el alumnado con más
necesidades dispongan de todos los
recursos necesarios para conseguir la
normalidad educativa.

—Asegurar las condiciones de integración
escolar a los alumnos con especiales dificultades personales o sociales.
• Asegurar la gratuidad efectiva de la escolarización; lo que incluye transporte, libros y
material didáctico, alimentación en horario
de clase, actividades complementarias.
Mayor ayuda a las familias con el sistema
de becas u otras fórmulas.
• Mejores condiciones en los colegios, edificios
y patios. «No a los barracones escolares».
• Lo que decimos de la educación, que debe
ser pública, gratuita, laica, de calidad y en
valencià, debe tener apoyo y promoción
efectivos desde el Ayuntamiento.
• Organizar y promover campañas de verano
para niños/as y adolescentes, con becas a
las familias con pocos recursos.
Entendemos que la mejora del sistema educativo y de la escuela favorecerá una sociedad
más justa, con más igualdad de oportunidades:
• No hacer «guetos» de muchos de los colegios públicos.
• Ratios razonables de alumnado por aula.
• Reivindicar la jornada continua en educación
primaria, en aras del mayor aprovechamiento de los alumnos.
• Centros educativos abiertos al servicio de la
ciudadanía, convirtiéndolos en un lugar de
dinamización cultural y social en horario de
la tarde y días no lectivos.
12

SALUD
• Estamos por la sanidad gratuita y universal,
que ha sido un valor importante de nuestro
sistema sanitario y que la reforma sanitaria
está recortando. Pensamos que el municipio
puede hacer no poco por compensar estas
carencias:
—Está desplazando parte del gasto sanitario
a los hogares, con el copago de medicinas,
prótesis y otros materiales necesarios, tanto para población activa como pensionista.
—Está penalizando a colectivos muy vulnerables, como las personas inmigrantes
indocumentadas y algunos otros colectivos, privándoles de la cobertura sanitaria.
• Supresión del copago farmacéutico. Buscar
fórmulas desde el Ayuntamiento para poder
suprimir o aliviar el copago sanitario en las
situaciones de mayor pobreza.
• Facilitar el acceso de todos al sistema sanitario cuando lo necesiten, con una buena
distribución de centros de salud y hospitalarios, en coordinación con la Conselleria
correspondiente.
• Desarrollar programas de atención sanitaria
y social a las personas que sufren alguna
enfermedad mental, con apoyo a las asociaciones de familiares.
• Compromiso como Ayuntamiento en avanzar
claramente hacia una ciudad sana, saludable, libre de contaminaciones, ecológica,
habitable.

7. PROPUESTA DE RENTA BÁSICA UNIVERSAL

S

abemos que es una propuesta que supera el
ámbito municipal, pero pensamos que deberíamos estudiar su viabilidad y dar pasos hacia su
implantación de manera que a ninguna persona
le falte lo suficiente para vivir.
• Muchas personas no tienen cubiertas sus
necesidades básicas, su economía está por
debajo del umbral de la pobreza con grave
riesgo de exclusión social. Muchos hogares
no tienen ninguno de sus miembros con
empleo, ni perciben prestación o subsidio.
• Dotar de los ingresos mínimos que garanticen a todas las personas su dignidad por

13

el hecho de ser persona, es una obligación
social. Cada vez hay más personas en la
indigencia, o en la mendicidad.
• La renta básica recoge y supera las prestaciones y subsidios menores dándoles
estabilidad, no los suprime.
• Es universal, individual y sin contraprestaciones. Es un derecho de las personas.
• Pedimos un poco de audacia y creatividad
a este Ayuntamiento y que vayamos proponiendo medidas que realmente solucionen
el problema de la pobreza.

COLECTIVOS MÁS VULNERABLES DE LA CIUDAD
8. PERSONAS EN SITUACIÓN DE EXCLUSIÓN SOCIAL

E

n nuestra ciudad se están dando cada vez
más situaciones de pobreza —y de pobreza
severa— que no sólo están en determinados
barrios, sino diseminadas por la ciudad. Hay
muchas personas y familias en situación precaria
con grave riesgo de exclusión social:
• Familias que se han quedado sin empleo
y, por consiguiente, sin ingresos, habiendo
perdido su vivienda y, en ocasiones, con una
deuda pendiente.
• Hay mucha gente, cada vez más, que apenas tiene lo suficiente para vivir, donde la red
de apoyo familiar es fundamental y que, tal
vez, subsisten con la pensión de los abuelos.

14

• Personas mayores con pensiones que no alcanzan para vivir, especialmente cuando hay otras
cargas familiares o alquiler que pagar.
• Profesionales autónomos que han intentado
salvar su negocio y no han podido salir adelante, lo han perdido todo y siguen con deudas
e hipotecas.
• Trabajadores, lo que llamábamos clase media,
vecinos que tienen que recurrir a la beneficencia, a los bancos de alimentos o a rebuscar en
contenedores.
• Aumentan las personas que ejercen la mendicidad en nuestras calles o en los centros
comerciales, carecen de pan, techo y trabajo.

• Personas sin hogar, personas migrantes,
que proceden de minorías marginadas, personas que han pasado un tiempo privadas
de libertad, portadoras de VIH, etc. Nuevas
y viejas caras de la pobreza que cada vez
es más extensa, más intensa y más crónica.
Ante todas estas realidades es urgente y necesario un plan de inclusión social comprometido
con estos y otros sectores de la población, que
sea capaz de dar respuesta a las situaciones
más complejas.
e Actuando en las situaciones concretas, mirando a la gente que sufre. Se trata de desarrollar
más y mejores políticas sociales —el Estado
de Bienestar «desaparece cuando más falta
hace»— que prevengan las situaciones que
15

generan vulnerabilidad y potencien la promoción de las personas.
e Atender de manera específica y coordinada
la realidad de todas las personas en situación de pobreza que viven en nuestra ciudad,
desde la diversidad social y culrural, con una
pedagogía inclusiva y con sentido de justicia. Tenemos derecho a una ciudad mejor,
sin pobreza, sin guetos y sin desigualdades
sociales.
e Se debe actuar desde el respeto a los derechos humanos que estas personas, aunque
sean marginadas, también tienen. Anteriormente hemos hablado de renta básica universal. Estas personas, y todas, tienen derecho
a una vida digna.

9. DISCAPACIDAD, DEPENDENCIA Y PERSONAS MAYORES
• Exigimos el cumplimiento correcto de la
ley de dependencia (respetar plazos de
resolución, cubrir prestaciones y servicios
señalados en la ley, etc.). Es necesaria la
coordinación permanente con la Generalitat
para acciones que pueden complementarse
con iniciativas municipales.
• Dotación de personal necesario para atender en los servicios sociales municipales,
mermados actualmente por recortes, para el
aumento tan importante de la demanda en
dependencia y las dificultades de las personas y familias. Hace falta mucha información
a las familias.
• Aumento de residencias y centros de día
públicos que den cobertura a todas las personas que lo necesitan sin supeditarse al
negocio de los promotores.
• Garantizar la acogida residencial inmediata
a personas mayores con graves carencias
o en situación de urgencia social.
• Posibilidad de viviendas de oferta pública
para las personas con diversidad funcional
o con movilidad reducida en diversos lugares de la ciudad. Servicio que puede estar
gestionado por el Patronato de la Vivienda.
• Habilitar servicios sociosanitarios y culturales (rehabilitación, podología, mantenimiento
de la memoria, etc.) en los centros de mayores.
16

• Teleasistencia gratuita, y de concesión fácil
y rápida, para personas que viven solas en
sus domicilios.
• Mantenimiento del transporte gratuito, sin
recortes.
• Posibilidad de organizar, desde la ayuda a
domicilio, las mejores condiciones de la vida
cotidiana de las personas con dependencia
y/o mayores en temas de limpieza de la casa,
lavado de ropa y comida, etc.
• Eximir del abono del copago farmacéutico y
en servicios sanitarios y asistenciales.

10. INFANCIA Y JUVENTUD

E

n estos últimos años ha habido una preocupación especial en lo referente a la infancia,
porque la crisis siempre se acentúa en los eslabones más débiles de la sociedad, las carencias las
sufren más los niños. Cuando unos padres están
en el desempleo, los hijos también están en paro.
Además, en España hay muy poca protección
oficial a la infancia. Los estudios de organismos
nada sospechosos y que trabajan con datos oficiales sitúan la pobreza infantil en torno a un tercio
de la población (según los indicadores AROPE
de la Unión Europea), con gran riesgo de que se
haga crónica.
En juventud la situación no es mejor, cuando
estamos pasando el 50% de desempleo y cada vez
más los jóvenes tienen que marcharse a otro país
a trabajar, a buscarse un futuro. El informe Foessa
de octubre 2014 habla de generación hipotecada.
• Exigimos de nuestro Ayuntamiento una
atención especial desde las diversas áreas
municipales que intervienen con la infancia
y juventud, porque, más allá de los tópicos,
estamos jugando con el futuro.
• Por ejemplo, en todo lo escolar: más plazas
en escuelas infantiles, incluso crear escuelas
nuevas; promover la gratuidad de los libros
de texto con las fórmulas adecuadas, sean
del centro o del intercambio; que todos los
alumnos tengan acceso a comedor escolar y
a los complementos de desayuno y comida
que necesiten.
17

• Apoyo a las actividades complementarias
de la escuela, especialmente deportivas,
con polideportivos, con colegios abiertos
al barrio organizando eventos. Actividades
musicales, de lectura, de teatro, de nuevas
tecnologías, etc. Garantizar estos servicios
en todos los centros y en todos los barrios.
• Actividades de verano para niños, niñas y
jóvenes, facilitando a todas las familias el
acceso.
• Luchar contra el absentismo escolar y el
abandono temprano de la escuela. En los
barrios más pobres, los alumnos, y especialmente las alumnas, en un alto porcentaje, abandonan la escolarización antes de
completarla.
• Preparación y animación al empleo de los
jóvenes, a tener una profesión, a buscarse
una especialidad, a practicar, a inventar, a
buscarse la vida con dignidad, con autoestima.
• Debe facilitar formas creativas para que la
juventud pueda labrarse su futuro con libertad, emanciparse, acceder a vivienda, tener
su economía, no depender de los padres ni
de un trabajo esclavo.
• Hacer políticas de prevención y apoyo a
las familias, reforzando el entorno social
de la infancia en riesgo de vulnerabilidad,
evitando que la pobreza infantil se haga
crónica y que los y las jóvenes caigan en
la frustración y la desesperanza.
18

11. FEMINIZACIÓN DE LA POBREZA

P

uede parecer superfluo, pero es necesario
seguir pidiendo el cumplimiento de la ley de
igualdad entre mujeres y hombres, de la Generalitat Valenciana de 2 abril 2003, y de toda la
normativa igualitaria y de conciliación.
• Es necesario realizar un estudio diagnóstico sobre la feminización de la pobreza en
Alicante. El gobierno municipal debe utilizar
instrumentos de evaluación de la perspectiva
de genero, que permita saber si realmente
se está llevando a cabo en los diferentes
departamentos municipales.
• Buscar medidas concretas para incluir la
perspectiva de género en las políticas locales, potenciando las buenas prácticas.
• Planteamos renta básica universal con una
implantación progresiva. Debe ser prioritaria
para mujeres, atendiendo su situación de
vulnerabilidad.

19

• Asegurar unas prestaciones económicas
suficientes para las mujeres que por su edad
o situación personal o familiar no realicen un
trabajo remunerado.
• Restituir a las personas cuidadoras afectadas por la Ley de Dependencia su derecho
a la cotización, a un salario digno.
• Educación en salud sexual y reproductiva y
acceso a anticoncepción.
• Prevención de la violencia de género y ayuda
real a víctimas de la misma, acceso a todos los
recursos necesarios para su integración social
y reincorporación a la normalidad. Denuncia y
movilización social ante los hechos de violencia.
• Asimismo, los planes de igualdad deben recoger toda la realidad del colectivo LGTB, en
todas sus áreas, poniendo en marcha planes
contra la discriminación homofóbica y fomentando el respeto de todos a sus derechos.

12. ALICANTE: MÁS ALLÁ DE SUS FRONTERAS

L

a ciudad la construimos entre todas las personas, las nacidas aquí y las que han venido
del ancho mundo en busca de un futuro mejor.
Todas aportan lo mejor en la convivencia: trabajo,
cultura, afecto. Ahora, en momentos de crisis,
algunas familias vuelven a sus países de origen
y otras quedan aquí luchando para salir adelante.
Es necesario promover un nuevo concepto de
ciudadanía y de derechos humanos que no estén
ligados a la nacionalidad, sino a la residencia.
• Hay que potenciar la articulación de una
red fuerte y amplia de organizaciones y
movimientos sociales de inmigrantes y
autóctonos que trabaje para conseguir la
inserción a todos los niveles de las personas
inmigrantes.
Lamentamos que entidades que trabajaban
en esta línea, hayan desaparecido por la
escasa sensibilidad y nulo compromiso de
las administraciones.
• La crisis se ceba con los colectivos más
frágiles y el de los inmigrantes es de los más

20

vulnerables. Ven mermados derechos como
la educación, la sanidad o el empleo por una
administración que en lugar de reforzar los
recursos en una situación de emergencia
social, los suprime para miles de personas.
• Se hace necesario reforzar los programas
que ya existen y desarrollar otros nuevos
de apoyo, información y acompañamiento
a las personas inmigrantes: en renovación
de permisos, en posibilidades de empleo,
en regularizar situaciones, en asistencia
sanitaria frente a los recortes…
• Restablecer en los presupuestos municipales una partida de cooperación internacional para personas que viven en países
empobrecidos, contando con las entidades
locales y regionales de cooperación, como
la ha habido anteriormente.
• Hacer permanentemente campañas de
sensibilización social a toda la ciudadanía
basada en los derechos humanos, para que
crezcamos en solidaridad.

13. PRESUPUESTOS MUNICIPALES

U

n Plan de Inclusión es una inversión para la
ciudad, no es un gasto más de la partida de
servicios sociales. El plan de inclusión social es
viable económicamente y Alicante puede gestionar en el marco actual, de otra forma, sus cuentas
municipales.
Auditar las cuentas municipales
• Realización de un diagnóstico municipal de
necesidades.
• Revisión del coste de las contratas privadas
y apuesta por las empresas públicas municipales. Es viable retornar la gestión del agua
y los residuos a empresas municipales.
• Marcar el techo máximo del pago de amortización y pago de intereses de la deuda al 5%
del total. Negociación de una posible quita en
la deuda municipal e incluso valoración de
la suspensión del pago de aquellas deudas
contraídas de forma irregular.
Presupuestos de ingresos
• Revisión del sistema de ingresos en los capítulos I (IBI, vehículos, plusvalías, IAE) y II
(residuos y limpieza, tasas, precios públicos
etc.), de acuerdo con un criterio de fiscalidad
progresiva en función de rentas, patrimonio
y beneficios empresariales.
• Fuerte reducción del concepto de personal
de confianza, gerencias, protocolo, coches

21

oficiales, subvenciones al deporte de élite,
dietas de empresas y patronatos, etc.
• Reducción drástica del gasto en arrendamientos de inmuebles para las diferentes
concejalías y exigencia del cobro del IBI a
todas las propiedades de las distintas confesiones religiosas.

14. PUESTA EN MARCHA, EMPEZAR YA
• Mientras se procede a la elaboración del Plan
de Inclusión, los estudios diagnósticos previos
y su aprobación, es posible realizar un plan de
choque contra la pobreza, que permita realizar
las acciones más urgentes asignando un porcentaje determinado de lo presupuestado, con
una dotación en torno al 15 %.
• No podemos estar sin hacer nada ante las situaciones graves de exclusión social que tenemos
en nuestra ciudad, en las calles y barrios más
pobres, en los rincones más olvidados de esta
ciudad deteriorada y maltratada.
• Este plan de choque se debe valorar como una
medida temporal marcada por la urgencia, el incremento y la agudización de las situaciones de
pobreza y exclusión en la ciudad. Consideramos

22

que el plan de inclusión es la herramienta
para atender estas realidades desde una
perspectiva integral.
• Toda propuesta de inclusión social debe
poderse basar en un auténtico proceso de
participación ciudadana democrática, fomentando el uso de la tecnología, evitando la
brecha digital entre colectivos y fomentando
canales y medios de comunicación pública
en la ciudad.
• Queremos una ciudad decente al servicio de
la ciudadanía. Tenemos la convicción de que
toda persona tiene derecho a una vida digna
en la ciudad en la que vive. Y es la administración publica la que tiene la obligación de
proporcionarlo.

PLATAFORMA CONTRA
LA POBREZA, la exclusión Y
LA desigualdad SOCIAL
EN ALICANTE

23

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful