Está en la página 1de 14

Como vivir en los días de hoy.

10-04-2007
Vamos a reflexionar sobre como vivir en los días de hoy, mas, no vamos a
tratar de este asunto, desde un punto de vista egoísta, apenas personal,
porque nuestro equilibrio, no es solitario. Para estar equilibrados, es
necesario que todos estén equilibrados.
Esta ilusión, de que nosotros tratamos de nosotros. Eso, ¡Basta! Con el
tiempo vamos viendo que, es una ilusión. Porque nosotros estamos
realmente equilibrado cuando todos lo están. Y el equilibrio de la tierra
como planeta, tampoco es solitario. No se puede imaginar una tierra
equilibrada, dentro de un sistema desequilibrado. El sistema solar.
Hay un equilibrio entre todos los planetas del sistema solar. Y un planeta,
ejerce influencia sobre todos los demás. Lo que pasa en un planeta, de
cierta forma, refleja sobre todos los otros, en diferentes proporciones,
conforme al grado de afinidad y de interligazón entre ellos, en los varios
niveles de consciencia. El centro del sistema, en el caso del sol, el revé el
plano de desarrollo, en cada planeta, permanentemente, teniendo en
cuenta el conjunto. Entonces esta inteligencia suprema que es el sistema
solar, acompaña, revé, cada planeta, mas, en función del conjunto. Así,
como nosotros que estamos en este sistema, tendríamos que
reequilibrarnos también en función del conjunto. Del conjunto, de todos.
Esta es una llave muy importante para estar equilibrados nosotros mismos.
Este egoísmo de tratar de si mismo, tiene mucha validez cuando somos
primarios, mas, desarrollando ciertos núcleos internos, esto no existe más.
En nuestro estado actual, como miembros del planeta tierra, desconocemos
el plan para el sistema solar. Como desconocemos el plan evolutivo, para
este planeta donde estamos. Colaboramos en muchos planes locales, en
muchos planes, hasta nacionales, más sin conocer cual es el plan para el
planeta. Porque quien conoce esto, es la consciencia solar, es la consciencia
del regente del sistema.
Desconocemos en muchos sentidos, el plan evolutivo para la tierra, donde
estamos en este momento encarnados.
El cosmos, tienen sistemas solares, porque son infinitos, ¿no? Los sistemas
solares. El cosmos tiene sistemas solares, como sus órganos. Así como
nosotros tenemos varios órganos, también el cosmos, y son los sistemas
solares, sistemas de astros y todo lo demás. El cosmos por lo tanto, tiene un
cuerpo externo, y visible, ese es el cosmos visible. Y los sistemas solares
son los órganos de este cuerpo. Por eso, como partes de un mismo cuerpo
cósmico, no hay sistemas autónomos. No existe ningún sistema solar
autónomo.
¿Cómo vamos a prender ser autónomos como individuos? Esto es contrario
a la ley del sistema. Contrario a la ley cósmica.
Confundimos muchas cosas, que son parte de nuestro desarrollo individual.
Confundimos ciertos momentos en que tenemos que tomar decisiones,
personalmente. Confundimos ciertos momentos de crisis, en los cuales
necesitamos reencontrarnos con individuos. Confundimos estas cosas, que
son reales, con el hecho de no ser para nada autónomos, en función de la
humanidad, como ningún planeta es autónomo, como ningún sistema solar
lo es.
Todo esto vive en un conjunto, cada vez mayor. En esos sistemas solares,
entre los infinitos que existen, en esos sistemas, hay planetas que aun están
en proceso de materialización, por lo tanto son invisibles. Hay una gran
parte del universo que existe, pero que es invisible. Son partes que aún no
comenzaron su proceso de materialización. Y esos, que aun no comenzaron
su proceso de materialización, a esos, los aparatos científicos de la tierra no
los pueden captar, no pueden detectar, por lo tanto ni saben que existe.
Mas, existen en potencia, en proceso de materialización.
Otros planetas más allá de aquellos que están en proceso de
materialización, que no conocemos, porque aun no son visibles, otros, como
la tierra, llegaron a materializarse.
Siendo que la tierra es uno de los que llegó a su mayor grado de densidad.
Porque un planeta, o un ser, una vez que comienza a tomar forma,
comienza a materializarse, el llega a un grado máximo de densidad, como
el planeta tierra en este momento. Mas denso que esto el no puede estar.
Como planeta físico, esta en su mayor grado de densidad. Y lo que está en
el mayor grado de densidad, su tendencia, es comenzar a hacer un
movimiento contrario, es comenzar a desmaterializarse.
Así como nosotros, llegamos a nuestro mayor grado de densidad, estando
en un cuerpo físico, la tendencia es retornar para un estado no físico,
llevando con nosotros toda esa experiencia, que hicimos dentro del cuerpo
físico.
Este planeta tierra, que ahora llego a su mayor grado de densidad, el tiene
problemas específicos de un planeta denso. Esto es, el tiene problemas
específicos de esta situación. En el caso de la tierra, el tiene, el problema
específico, de estar emanando esta densidad, para la consciencia humana,
y para la consciencia de los demás reinos, aquí existentes- porque hay
muchos reinos en este planeta, mas allá del reino humano, el reino vegetal,
animal, como sabemos, y otros como el dévico, que la ciencia no contempla-
Entonces el problema en este momento, es que este planeta, en este grado
de densidad máxima, emana densidad como planeta y nosotros, como
consciencia, que no es densa,-porque la consciencia no es densa, somos
densos como físicos, pero no como consciencia. Y nuestra consciencia en
esta órbita planetaria, recibe esta emanación.
Es también por eso que el hombre que vive en la superficie del planeta,
suele quedar restringido a la vida física, al interés por los fenómenos,
restringido a todo lo que es material, porque el recibe continuamente esta
estimulación de densidad, y esto es un desafío, para la consciencia del
hombre. Es un desafío, porque esta consciencia no es material, es otra
esencia, es otra sustancia, es consciencia, y esto esta recibiendo
continuamente emanaciones materiales.
Esto produce una humanidad, semi-hipnotizada por la vida física. Tan
hipnotizada, tan estimulada por la densidad de la tierra, que ella está casi
en función de la vida práctica, de la vida física, y se dedica casi
exclusivamente, y algunos, exclusivamente, a las cosas y a las actividades
materiales y externas.
Eso, no es solo consecuencia del nivel de evolución de cada uno de
nosotros. Porque igualmente aquellos que tienen más evolución, están en
esta tierra recibiendo esta emanación densa, y por lo tanto, estamos muy
envueltos con las cosas concretas, muchos más envueltos de lo que la
consciencia necesitaría, mucho más envueltos de lo que realmente
necesitamos. Por esas circunstancia.
Entonces por lo que visto, nosotros como humanidad, como seres humanos,
conocer solo los asuntos de la tierra, y los problemas de la tierra, no es
suficiente. Porque un problema, no es apenas un problema planetario, esta
tierra incluye problemas de muchos otros planetas. Entonces, nosotros en la
situación actual, desde un punto de vista más amplio, somos miopes, sobre
varios puntos de vista.
Cuando lo que pasa en la tierra, como lo que pasa con nosotros, tanto como
humanidad, o como individuos, tiene que encajar, tiene que ser visto, como
un proceso general del universo. Imaginemos como cambiaria nuestra vida,
si estuviéramos tratando los asuntos que tratamos, considerando que esto
es parte de universo. Que esto es parte de la consciencia planetaria.
Veremos nuestros asunto, percibir nuestros asuntos, de una manera mucho
mas amplia, y por lo tanto, de manera mucho más inteligente.
El proceso real, para todos nosotros, y para los planetas, y para el sistema
solar, el proceso real, en verdad, es el proceso del universo, es un proceso
cósmico, y todo esto está inserto en el proceso cósmico.
Entonces, esos asuntos de la tierra, esos asuntos específicos del planeta,
son una parte infinitesimal, de lo que realmente pasa, de lo que son
realmente los asuntos, y de aquello que es realmente la cuestión.
Tendríamos que entrenarnos, darnos cuenta, de que nuestra visión, se debe
ampliar, para saber, para conseguir, redimensionar nuestras cuestiones
personales, dentro de las cuestiones planetarias, que es para cuando
estemos ocupándonos finalmente, de servir al planeta, finalmente, porque
ni estamos pensando en eso, en general. Cuando finalmente comencemos a
servir al planeta, ya tenemos esta experiencia, de que el planeta está
inserto en una consciencia solar, y así estaremos conduciéndonos, en el
sentido de ampliar la consciencia, y ampliando la consciencia, nos vamos a
o las cosas de una forma muy diferente, no como antes, de una forma
egoísta, para resolver problemas propios, hasta los problemas de la
subsistencia.
¿Ustedes ya pensaron, que, en el resolver el problema de la subsistencia, no
consideramos que casi la mitad de la humanidad está hambrienta? ¿Será
que si nos acordamos que casi la mitad de la humanidad está hambrienta,
no será que eso en cierta forma iría a ayudar a resolvería nuestra problema
de nuestra subsistencia? ¿Porque será que hay tanto problema con la
subsistencia? ¿Porque será que la gente trabaja el día entero en función de
problemas de subsistencia? ¿Por qué será? ¿Será porque no esta
considerando que casi la mitad de la humanidad está hambrienta y carente?
¿No será por eso? Y ahora las mente, porque somos mentales, estamos en
un estado de desarrollo mental- las mentes preguntarán- y esto que va a
resolver, si estoy considerando esto ¿Qué va a resolver?
Tendría que experimentar. Tendría que probar. Empezar a mirar para el
grupo, para el otro, para la humanidad, para el planeta, para el sistema
solar, para el universo. Tendría que dedicarse a mirar para todas esas
direcciones para ver lo que pasa.
La humanidad existe extendida por todo el universo, y no siempre, en el
nivel físico. Existe la humanidad en diferentes niveles de consciencia, en
diferentes dimensiones de consciencia, en diferentes planetas, en diferentes
sistemas solares, humanidades. Pero no tenemos que pensar en la
humanidad exactamente como nosotros. Porque si existe humanidad en
Venus, no puede ser humanidad física, porque Venus es, físicamente fuego,
entonces no puede ser física. Si existe humanidad en Mercurio, tampoco
puede ser física, si existe otro ser humano al servicio en la Luna, no puede
ser físico, porque si vemos hacia la Luna, si la fotografiamos, no vemos
nada, entonces si es que hay alguien allá, no es físico. Entonces, cuando se
trata de un mundo físico como este, una parte de la humanidad cósmica, de
la humanidad universal, está aquí físicamente, una parte. Porque puede
pasar también, que en un planeta físico, como este, no exista solo
humanidad física en su superficie, mas, puede pasar que en un planeta
físico existen también aquel tipo de humanidad que no es físico. ¿Y donde
está esta humanidad que no es física, en un planeta físico? ¿Donde están
esos hermanos nuestros? Están en otros planos de consciencia, en otras
dimensiones de vida. Así como puede haber, en este mismo planea físico,
una humanidad física en su superficie, puede haber aquí mismo, una
humanidad suprafísica.
Esto es, aquí no es apenas no física, es suprafísica, es un grado diferente de
humanidad, es una humanidad mas evolucionada. Suprafísica. Y siendo más
evolucionada, ella estaría prácticamente prisionera, limitada en la
dimensión física. Entonces, para ella desarrollarse, necesita estar en un
nivel suprafísico.
Entonces puede haber en un planeta físico como este, porque este es el
planeta que ahora nos interesa, no hablaremos de otros porque estamos
hablando de este caso nuestro, de nuestro vivir, en los días de hoy.
Y vivir en lo días de hoy, puede ser incluidas todas estas cosas, porque sino
estamos viviendo ayer, o viviendo en la épocas de las cavernas, o cuando el
hombre no tenia la posibilidad mental, intelectual, de concebir cosas, mas
allá de lo que sus cinco sentidos físicos le muestran.
Como vivir bien en los días de hoy si no estamos contemplando esos
hechos, que no son absolutamente obvios, y que van más allá de nuestros
sentidos físicos.
Si no vamos mas allá de nuestros sentidos físicos, para considerar nuestra
vida, nuestra vida hoy, será como la vida de la mayoría. Miremos en torno, y
vemos como vive esta humanidad. Esta humanidad hoy, no sabe de donde
viene ni a donde va, no conoce sus niveles de consciencia mas profundos,
solo conoce el mental, el emocional, el etérico físico. La humanidad de hoy,
desconoce- gran parte de ella- desconoce su nivel intuitivo, nunca
experimentó la intuición, desconoce su nivel espiritual, su nivel divino.
Entonces, vivir en los días de hoy, es procurar vivir todo esto, incluir todo
esto dentro de la vida de hoy, porque en el caso de un planeta, que tenga
solo humanidad suprafísica, esa humanidad suprafisicas muy evolucionada,
que no son físicas, no tienen esos problemas, más, existen también en el
planeta físico, un nivel espiritual, un nivel invisible, existen partes de esta
humanidad universal, invisibles para nosotros, y tendríamos que incluirlas,
por lo menos, hacernos estas preguntas en nuestra vida. Porque incluyendo
estos interrogantes, inclusive, incluyendo esta visión, incluyendo, esta
ampliación en nuestra consciencia, como existe en el planeta, también
consciencias suprafisicas, vamos siendo estimulados por estas consciencias,
nos van estimulando y trayendo respuestas, situaciones, mismo situaciones
físicas materiales, propias de quien tiene estas preguntas.
Actualmente, existen niveles suprafisicos en general, mas, la humanidad
que está en la superficie, esta humanidad física, lo desconoce, no se
aproxima a esto. Y por lo tanto, desde un cierto punto de vista, somos una
humanidad superficial. Y siendo tan superficial, ¿como vivir en los días de
hoy? ¿Superficialmente? ¿Será que la consciencia del planeta, la consciencia
del sistema, la consciencia universal, o nuestra propia consciencia individual
a un nivel más profundo, nos está pidiendo otro tipo de aproximación con la
vida hoy?
Somos muy superficiales, inclusive en nuestras investigaciones. En las
investigaciones, nos basamos prácticamente en aquello que son fenómenos,
nos basamos en lo que es conocido por las leyes físicas, en los hechos.
¿Como vamos hacer una investigación? O nos basamos en un hecho, o en
cosas bien objetivas, o en un fenómeno.
¿Será que tenemos que vivir así tan limitados? ¿Solo mirando por el
microscopio? ¿Será que vamos a tener como verdad, solo lo que vemos en
el microscopio? ¿Solo lo que vemos en un telescopio, en un aparato
astronómico?
Por ser así, superficial, la humanidad, no tiene posibilidad de controlar, ni de
administrar, ¡ni las cosas físicas!
Porque las cosas físicas, hay un proceso físico también en nuestra vida, que
no es administrable si no usamos con el, ciertas visiones, otras leyes, que
no son solo físicas.
Como por ejemplo, vamos a dar un ejemplo de algo bien físico, y que la
humanidad de superficie, no consigue administrar. El dinero.
Cuando se habla de administrar el dinero, se esta hablando de administrar
evolutivamente, no como se hace comúnmente, administrándolo para que
rinda, o en beneficio propio. Entonces, si no tenemos esta conexión con lo
suprafísico, no vamos nunca a administrar correctamente esta realidad
física, que es el dinero. Es una realidad física en este planeta de superficie.
Porque no existe esto en ningún otro planeta, ni en ningún nivel de este
mismo planeta, a no ser en la superficie. El dinero esta únicamente en la
superficie de este planeta.
Y no conseguimos administrarlo. Porque cuando administramos el dinero, no
conseguimos que esté a disposición de todos por ejemplos, y por más que
queramos disponerlo para todos, no conseguimos repartirlo, no
conseguimos hacer que se use el dinero, esto es, no conseguimos que todos
puedan usar el dinero y tengan aquello que necesitan materialmente. ¿Ven
que somos incapaces de administrar inclusive las cosas físicas?
Aun queriendo, por ejemplo, estos seres muy altruistas, o como son
llamados seres caritativos, que quieren usar el dinero en beneficio de los
otros, y no lo consiguen, dividirlo para todos, ¡no pueden!
No es que ellos no puedan, la humanidad misma no sabe lidiar con esto, ni
siquiera con lo que es físico. Y, no sabe lidiar el mínimo necesario, para que
todos tengan aquello que es absolutamente necesario.
Porque si consideramos la cantidad de dinero entero, alcanzaría para todos.
¿Pero porque esto no llega a todos en la misma proporción?
La humanidad no sabe ni administrar las cosas físicas ni siquiera.
Bueno, y así pasa con todo lo que es básico en esta humanidad. No es solo
con el dinero. El alimento también. Habría alimento para todos, como hay, y
no se sabe administrar, tanto es así, que hay una parte de la humanidad
hambrienta. Ustedes pueden descubrir muchas razones, inclusive razones
kármicas, ¿no? porque tantas personas tienen hambre, pero en el fondo,
existe una incapacidad de administrar alimento.
Otra cosa que somos incapaz de administra – repito, no en la forma oficial,
sino en el sentido de que todos tengan, de que todos usen – unos tiene
electricidad y otros no. Hay una gran parte de la humanidad que no tiene
luz eléctrica. Esto es no saber administrarla. Creemos que administrar la
electricidad, es hacer cuentas de cuanto cuesta la usina, y repartirlo para la
cuenta de la luz de todos. Imaginen esta administración. Si fuesen así todos
tendríamos electricidad. ¿Donde está la falla? ¿Que tenemos que aprender
con eso?
Y después hay cosas que tendríamos que aprender, como por ejemplo, a
administrar la información, el conocimiento, hoy la información solo va para
quien tiene medios de comunicación, y quine no tiene medios, ¿no necesita
la información?
No sabemos administrar esto, no sabemos hacer llegar información a todos
como no sabemos hacer llegar el conocimiento. Muchos de nosotros
tenemos conocimientos que la gran mayoría no tiene. Hoy estamos
hablando de este asunto aquí, y hay gene que ni sabe, ni piensa en esto, ni
sabe que estos asuntos existen, disponibles, para pensar en ello, para
ubicar estas cuestiones en nuestra vida.
Esto son las cuestiones, no de hoy, son eternos, siempre fue así, entonces,
esto no solo es un asunto para ser resuelto hoy, es un asunto eterno que no
podemos continuar ignorando.
Hoy, se trata de estar, de alguna forma, en contacto con algún plano de
nosotros, algún plano de nuestra consciencia, en el cual, esos asuntos
puedan ser, como mínimo, tratados. Debe haber un nivel en nuestra
consciencia, que tiene varios niveles – en este momento estamos en el nivel
mental, no estamos en un nivel emocional, y no sólo en el nivel físico,
estamos en el físico, pero también en el mental-. En este nivel mental, en el
que estamos tratando aquí, por más que busquemos, no vamos a encontrar
solución para las cosas dichas hasta ahora aquí.
Somos desafiados a buscar mentalmente, solución para estas cosas. Porque
muchos filósofos, muchos pensadores, muchos economistas inteligentes,
muchos políticos, muchos seres de buena voluntad, muchos seres, hasta
espiritualizados, no encontraron la solución para nada de esto.
Entonces, sabemos de antemano, que esta comprensión que conseguimos
captar, a través de nuestra mente, nuestra propia mente nos dice, que en la
mente, no hay solución para estas cosas. No existe mente en este planeta,
ni todas las mentes juntas que consigan hacer que todas tengan alimentos.
Ni todas las mentes juntas pueden conseguir que todos tengan información.
No pueden. Como no pueden todas las mentes juntas que todos tengan
electricidad, siempre habrá quien no la tenga.
Vamos a hacer aquí una suposición utópica. Que estamos mentalmente
recogiendo estas ideas, que estamos eventualmente asumiendo, pensando
en estas cosas, colocando estas cosas dentro de nuestro vivir diario, como
tema de desarrollo, como desarrollo de nuestro vivir diario.
Porque no sabemos como puede ser nuestra vida diaria, con esto incluido.
Nuestra vida diaria tomará otra dignidad, va a estar con otra vibración.
Nuestra vida diaria va a comenzar a hacer contactos con otros planos de la
vida. No solo con el plano físico, no solo con el plano material, mas, con
otros planos de la vida.
Si colocamos nuestro sentimiento en esto, en nuestra vida diaria,
comenzamos a contactar el plano astral. El plano astral, que es invisible
para los ojos físicos, y que es mucho más maleable. Nuestra vida diaria
comienza a hacer contacto con este plano, solo porque nuestro sentimiento
fue colocado en esto, solo porque nuestro sentimiento, nuestro corazón, fue
colocado en estas cuestiones, que no son parte de la vida de casi nadie.
Entonces, nuestra vida diaria pasará a tener contacto con el plano astral.
Muchos ya experimentaron esto, y ya hicieron esta experiencia, porque
muchos, ya pueden haber llegado a cierta situación en la vida, de no poder
resolverla en el plano físico, y de repente, tienen un sueño, y ahí ven la
solución. O pueden haber tenido una visión astral, en otro nivel, y haber
visto esta solución. Y trayéndolo para acá, resolvieron la cosa. La situación
fue resuelta. Muchos ya han tenido esta experiencia.
Deberíamos incluir, en nuestra vida diaria, la intención, la perspectiva, la
tarea, de comenzar a incluir cosas, no solo materiales, densas, físicas, de
subsistencia, como nosotros las vemos. Porque nuestra subsistencia, no
depende solo de las cosas físicas. No hay quien no conozca “no solo de pan
vive el hombre”. Esto pertenece al folklore. No hay quien no conozca esto.
En nuestra vida diaria, tendríamos que incluir esta postura, para que pueda
elevarse un poco. Elevarse independientemente de lo que está ahí, como
norma, como padrón.
Teniendo esta aspiración, comienzan a moverse ciertas energías en nuestro
ser, que no son de este nivel del vivir diario. Son energías que están en otro
nivel de nuestro ser, y comienzan a ponerse en movimiento, comienzan a
volverse hacia nuestra consciencia actual, física, a través de aquello que
llamamos la supramente.
Supramente es una palabra que no tiene nada de exótica. La misma palabra
lo dice, que es una mente que está en otro peldaño, en otro escalón.
Tenemos una mente del nivel mental de hoy, que nos da la civilización que
está ahí, mas, nuestra mente no está sólo en este nivel.
Tiene otro nivel, más allá de este, que llamamos supramente. Y en nuestro
vivir de hoy, tendríamos que incluir nuestro relacionamiento con la
supramente, porque esa supramente, ya fue descubierta.
Hubo seres en cuerpos físicos, hubo seres, como Aurobindo, como María, y
tantos otros, en todos los continentes, que se dieron cuenta de esta
supramente.
Nuestra mente tiene un peldaño superior, que no es ese que aplicamos en
la vida diaria, un escalón superior, que ya fue descubierto. Y no solo que ya
fue descubierto, fue traído, fue atraído, para un nivel que ésta, nuestra
mente actual, puede contactar. La supramente en nosotros no es un nivel,
que no se pueda contactar, esto ya fue traído, atraído para abajo y ya está
en contacto con nuestra mente actual.
Bueno, para comenzar a ver realidad en esto, mas allá de estar de acuerdo
o no, para comenzar a ver como realidad todo esto, tendríamos que tener el
desarrollo material, no como nuestra única prioridad. Es solo de esto que
depende.
No solo no tener las cosas materiales como la única prioridad, mas,
también, dar tanta prioridad a lo que no es material como se da a esto.
No iríamos, eventualmente a contactar a la supramente, a nuestro nivel de
nuestra consciencia, si renegásemos de nuestro nivel material, y si
rechazáramos a nuestra mente concreta, que es esta que funciona en esta
civilización. No es renegando de esto que nos vamos a contactar con la
supramente, es redimensionando nuestra prioridad.
Nuestra prioridad, en los días de hoy, no debería ser tratar de resolver con
la mente, de elucubrar para resolver todo.
Esto no es propio de estos días, tendríamos que usar nuestra mente, mas,
tendríamos también que tener presente que existe la supramente, y que
esta ya descendió de allá, de aquel nivel donde ella estaba, descendió hasta
el limite de esta mente concreta, que es nuestra prioridad.
Ese desarrollo nuestro hoy, sería dejar de ser prisioneros, o dejar de tener
exclusivamente, la consciencia, en la mente concreta, en la mete analítica,
en la mente deductiva, porque esta mente analítica, esta mente deductiva,
es esta mente material, que no consigue hacer que todos tengan alimentos,
información, electricidad, que tengan agua, no consigue y no lo conseguirá
nunca, porque para eso necesita el auxilio, la colaboración, necesita la
acción de este nivel superior de la mente.

2° parte
Existe otro término, para supramente, que tal vez sea mas familiar para
nosotros. Intuición.
Intuición, ustedes saben, que no es un nivel igual a este de la mente que
piensa. Porque para tener una intuición, se necesita por una milésima de
segundo, parar de pensar, y en aquel vacío, entra una intuición.
Esto es experimentado por algunos, y se dan cuenta. Hay personas que
saben distinguir una intuición, de una elucubración mental infinita. Saben
distinguir. No se si observaron, en que momento aquello descendió. Porque
es muy diferente.
En cuanto estamos elucubrando con la mente concreta, con la mente
analítica, estamos haciendo algo muy trabajoso. Y quien experimentó ya la
intuición, o quien ya se dio cuenta que la intuición existe, sabe muy bien
que cuando la intuición desciende, tiene un problema resuelto, sin pensar,
es así, para quien haya tenido una intuición, sabe de esto.
Si esta humanidad, en el nivel en que ella está, no comienza a volverse,
para esos niveles no usuales, si no comenzamos en este, nuestro grado
evolutivo, en esta etapa evolutiva que estamos viviendo, si no empezamos
a volvernos para esos niveles de la supramente, y si no consideramos la
posibilidad de tener intuiciones, comenzaremos a retroceder, a involucionar,
y de hecho, como estamos viendo, hay seres humanos que ya comenzaron,
literalmente, a retroceder. Y no son pocos.
Entonces, esto de que los seres humanos involucionen, como muchos lo
están haciendo, no es la primera vez que pasa en este planeta. Esto ya
pasó, varias veces, en épocas muy remotas, muy antiguas.
Por ejemplo, tendríamos que darle la oportunidad, para que nuestro nivel
intuitivo, descienda para nuestra consciencia actual. Tenemos que permitir,
que los niveles superiores de la mente, canalicen para nuestra mente
concreta. Porque los problemas insolubles, no son solo aquellos que
citamos, ¿cual es la mente, o cuales son las mentes que pueden ahora,
resolver el derretimiento de los polos? ¿Como es que se resuelve este
asunto del derretimiento de los polos?
Y ese hecho significa, que la distribución del peso, en el planeta va a ser
alterado... Si se derrite el hielo de los polos, si este hielo se transforma en
agua, y se expande por los océanos, va a cambiar el equilibrio en el peso
del planeta. Las cosas materiales en el planeta, van a tener que encontrar
otro equilibrio, y ahí el eje del planeta, se puede inclinar.
Bien, ¿será que alguna mente concreta puede llegar a solucionar esto?
Y existe ahí, un derretimiento de los polos, la redistribución de las aguas, los
océanos van a subir, va a haber una redistribución del peso en el planeta, y
él puede inclinarse.
Cuando esto pase ¿será que va a desencarnar todo el mundo? No lo
sabemos porque nuestra mente analítica no tiene acceso a esto. Podemos
imaginarnos, deducir, podemos crear teorías, como tantas que existen, y
tan infantiles con respecto a tantas cosas. Pero realmente, ninguna mente
analítica, ni la mente más inteligente, en el nivel de las mentes de hoy,
pueden responder esta pregunta.
El planeta inclinándose, si el eje se inclina, la vida, ¿podrá ser posible
después? ¿Que mente puede responder esta pregunta?
Aquí no sirve hacer deducciones, porque no existe experiencia de esto en la
ciencia. Las otras tres veces que el eje se inclinó -porque esta no es la
primera vez, será la 4°- No hay ni el menor vestigio de esto, porque cada
vez que el eje se inclinó, comenzó todo de nuevo. Esto es, el eje se inclinó y
la vida recomenzó.
Entonces, esto que llamamos vida primitiva, esto que conocemos como la
vida primitiva, esto fue el resultado de la tercera inclinación del eje, que
recomenzó todo, a partir del nivel primitivo. Ninguna mente analítica de
hoy, puede esclarecer todo esto.
Bueno. Mas, otra mente, en otro nivel de la mente, o nuestro nivel intuitivo,
nuestro nivel intuitivo, puede saber, si esto es real o no. Porque, para el
nivel intuitivo, no hay necesidad de haber tenido la experiencia, no, porque
el intuitivo, esta vuelto para el lado opuesto de los niveles concretos. Está
contactando los niveles abstractos, entonces desde nuestro nivel intuitivo,
si, podemos saber como será la inclinación del eje. Intuitivamente. Solo que
no tendremos pruebas. Porque ese nivel intuitivo no da pruebas, no es
material, el actúa, viene, fluye y nosotros lo percibimos, o no. La intuición
no se puede explicar. Nunca hubo una intuición que se pudiera explicar,
viene y la escogemos, o no.
Entonces, para ciertos asuntos de hoy, como esto, muy actual, que es la
inminencia de la inclinación del eje, como va a ser, solo intuitivamente
podremos saber esto.
El autocontrol de esta mente normal, es esencial, para comenzar a ver este
alineamiento con el nivel intuitivo.
No podríamos en nuestra vida de hoy, esperar que nuestro nivel intuitivo
fluya, y que escojamos las soluciones en el nivel intuitivo, sin que nuestra
mente actual concreta, no fuera auto controlada. Entonces, vean que
tenemos pasos que dar, cosas para hacer, en nuestro estado actual.
Si esta, nuestra mente, que viaja, que imagina, que complica todo. Para
nada. Porque ciertas cosas no las resuelve. Entonces, si no hay autocontrol
de la mente, si no se ubica, en un determinado alineamiento, en una
determinada línea, no tenemos la capacidad de recibir estas cosas de la
intuición, que es lo que necesitamos hoy, de una forma vital. Hoy.
Rigurosamente, para subsistir, necesitamos la intuición.
Dentro de poco, no va a haber solución para muchas cosas, que aun son
solucionables, sin la intuición. No podemos entonces, dar una orden para
que nuestro nivel intuitivo funcione, porque la intuición no recibe una orden,
está en un nivel superior que no recibe una orden. No existe comando en el
nivel superior.
Este nivel nuestro actual, que es mental, este nivel actual consciente, tiene
que estar controlado, y nuestra consciencia, si ya está en todo esto, si ya
consigue ver todo esto, entonces tiene condiciones de controlar esta mente,
este nivel mental. Aquí se necesita de autocontrol. Este nivel mental, tiene
que aprender a funcionar, conforme a nuestra consciencia.
Entonces, si mi consciencia, me dice ahora, que yo no quiero pensamientos
negativos, yo tengo que controlar mi nivel mental para que esos
pensamientos no sucedan ¡Tengo que controlar esto!
Entonces, si mi consciencia, no quisiera que mi nivel mental, me presente
soluciones egoístas, como suelen presentarse naturalmente, normalmente,
¡yo tengo que controlar este nivel mental!, y cuando este nivel mental me
dice, “no usted necesita resolver este problema” ¡ustedes controlen esto! Y
digan ¡no! aquí tengo un problema mayor que resolver, en el cual yo, como
ser, estoy inserto. Hay un problema mucho mayor a ser resuelto, que no es
el pan de cada día. Un problema mayor a ser resuelto, en el cual estoy
inserto, porque sino ese pan va a seguir faltando para la mayoría, porque el
problema no es el pan. El problema no es el plano físico, no es el agua, no
es la electricidad.
Hay gente que cree que el problema del mundo es el problema del agua. No
deja de serlo, dependiendo del nivel en que estamos viviendo. Porque el
problema del agua, tiene que ver, en cierto sentido con todo esto que se
dice, hasta cerrar la canilla, todo esto claro, que es obvio.
Mas, el problema del agua tiene que ver con el desorden, y con la escasez
del uso que hacemos de nuestro nivel emocional superior. Como no
sabemos usar las emociones, de forma correcta, como no sabemos usar
nuestras emociones, de forma superior, de forma armoniosa, va a comenzar
a faltar agua en el planeta.
Mire, decir que va a faltar agua en el planeta, es desde una visión miope de
la ciencia, porque no falta agua en el planeta, lo que está pasando es que
está cambiando de lugar. Entonces, donde el agua estaba no esta más,
cambió para otro lugar, porque no estamos atrayendo agua en este
momento.
Como estamos con el nivel emocional atrasado, como nuestro nivel
emocional es retrógrado, en relación a lo que deberíamos estar viviendo
hoy, entonces el agua se recoge, el agua no tiene nada que hacer aquí,
porque el agua, corresponde a nuestro nivel emocional, y si esta
desorganizado, el agua va a buscar otra organización, dentro de este
planeta físico.
Y dicen que no hay mas agua. Porque ellos no saben para donde el agua
esta yendo, evidentemente. No saben que rumbo, el agua está tomando.
¡¿Y como vamos a resolver entonces el problema del agua?!
Entonces, esta mente intuitiva, sabe como resolver este problema, si tuviera
que ser resuelto. O nuestra mente intuitiva, nos va a iluminar para que
vivamos con menos agua, o para pasar para un plano de consciencia de
vida, en que el agua física no sea necesaria.
Vivir en los días de hoy, significa incluir todas estas cosas, de las que nadie
jamás habló que las tenemos que incluir. O incluimos esto porque nuestra
intuición dice que se necesita ser incluido. O nuestro nivel mas profundo
resuelve, decide, demostrarnos que esto debe ser incluido, o no tenemos
como vivir en el día de hoy. O no vamos a saber como vivir hoy. Porque si
continuamos solo preocupándonos por pagar el alquiler, la casa o la
escuela de los niños, continuamos haciendo solo lo que hacemos, en los
días de hoy, la vida a va a ser literalmente insoportable. Va a ser
incomprensible, al punto de que la mente analítica se preguntará “¿para
que estoy viviendo?”
¿Ven la necesidad de hacer otros contactos? ¿La necesidad de estar en
relación con el nivel intuitivo?, porque el va a desdoblar la información
delante de nosotros, nos va a mostrar, todo lo que tiene que ser resuelto en
los días de hoy, o lo que no tiene solución en el día de hoy, por los métodos
que conocemos. Debe haber otros métodos ¿no?
La ciencia esta diciendo que las cosas mas definitivas, sucederán por el
2080. Imaginen. Imaginen si las cosas como se están acelerando a ojos
vista, si todo lo que está siendo anunciado, es para el 2080. Hasta una
mente analítica ve, que, la aceleración de todo esto, es para mucho antes
del 2080, para mucho antes del 2040 y para mucho antes del 2020, mas,
necesitamos tener esta relación con el intuitivo, para tener una respuesta.
Bien, eso que llamamos intuición, que es lo que necesitamos para vivir hoy,
lo que llamamos intuición, es la comprensión directa, de aspectos de la
realidad, que no son físicos, es la ligazón directa, con una realidad, que no
es material, que no es concreta, y esa comprensión de esta realidad
inmaterial, de esta realidad abstracta, no lógica, esto es fundamental en los
días de hoy. Porque, no va a haber raciocinio lógico que resuelva la mayoría
de los asuntos de los días de hoy, de la forma como están las cosas.
Esta intuición, se introduce en nuestra mente, cuando comenzamos a
prestar atención y a organizar nuestro pensamiento. Esto para nosotros es
viable, no es imposible, organizar el pensamiento para ese efecto, es darse
cuenta de lo que está pensando. Porque hay personas que piensan sin saber
lo que están pensando. Hay cerebros que funcionan automáticamente, sin
acompañar lo que esta sucediendo allí, se necesita que acompañemos, que
nos demos cuenta, que estamos pensando. No permitir que un pensamiento
automático tenga un curso, porque esto impide que venga la intuición,
cierra la conciencia actual para la intuición.
Tenemos que ver cuando un pensamiento comienza, y si es detectado,
necesitamos decir, ¿yo quería pensar aquello? No, aquello no. Si no
queremos pensar aquello, si no queremos desarrollar ese pensamiento,
tenemos que tener el poder de pararlo, el poder de pararlo y de comenzar
un pensamiento del tipo que queremos pensar. De esto es de lo que se
trata. No dejar a la mente suelta, al cerebro suelto. Porque esto crea un
ritmo desordenado, que no permite un intervalo, entre uno y otro
pensamiento, y si no hubiere un intervalo infinitesimal entre un
pensamiento y otro, la intuición no puede entrar. Porque la intuición no
atraviesa el pensamiento, no lo perfora, la intención desciende, cuando un
pensamiento termina, y antes de comenzar el otro hay un espacio
infinitesimal, un vacío, y es por ese vacío que la intuición entra, no es por el
pensamiento, ella no atraviesa el pensamiento.

Necesitamos saber lo que estamos pensando, necesitamos pensar con la


propia autorización. Decir no, ese pensamiento yo lo voy a llevar hasta el
fin, y lo llevamos hasta el fin. Y si viene otro – porque hay mentes en los que
vienen varios al mismo tiempo y están todos enrollados- necesitamos
observar y no permitirlo, desenrollarlos, escoger uno solo, y llevarlo
adelante hasta terminar, y después comience otro.
Si comenzamos a entrenar esto, va a tener la ayuda de la supramente.
Claro que muchas personas mentales pueden pensar: hasta que yo llegue a
conseguir esto voy a necesitar varias encarnaciones. No. Necesitábamos
varias encarnaciones en épocas pasadas, pero no en los días de hoy, porque
si en los días de hoy la supramente, desciende, y si la supramente está bien
al límite de su mente concreta, esto todo puede suceder, porque nuestra
supramente ayuda, se une con la energía de nuestra voluntad, con nuestra
intención, y ella viene en auxilio de nuestra intención, en auxilio de lo que
queremos hacer, y nuestra supramente nos energiza del tal manera, que
vamos a dominar lo que estamos pensando.
Vamos a llevar un pensamiento hasta el fin, y después empezaremos otro.
La supramente permite esto, viene para esto. No viene para traer una
civilización mucho más adelantada que esta, porque las cosas van por
grados. Viene para darnos otra energía para nuestra mente, y para que
consigamos controlar todo ese material, controlar el desarrollo del
pensamiento. Esto es un trabajo fundamental en estos días. Si hiciéramos
ese trabajo, con la misma prioridad con la que hacemos el trabajo, que
aparentemente, da la subsistencia física para nosotros, tendremos un día de
hoy completamente diferente, viviríamos en un mundo diferente.

Por lo tanto, es necesario observar lo que pensamos.


Escepticismo, crítica, orgullo, autoritarismo, disimulación, disimulación
quiere decir, yo ya se de eso pero simulo que no. (Hacerse el burro)
Complacencia con tendencias retrógradas que no condicen con nuestra
consciencia.
Descontrol en el uso de la palabra, porque no conseguiremos controlar el
pensamiento, si no controlamos la palabra, cosa que es más fácil que
controlar el pensamiento. Entonces, el control de la palabra es muy básico.
Solo pronunciar las palabras que quiero pronunciar. No dejar salir a las
palabras automáticamente. Sin saber lo que estamos hablando, no sabemos
la energía de nuestra palabra si no estamos atentos a lo que estamos
hablando. Se necesita controlar la palabra, y después viene el control del
pensamiento.
La impaciencia, es otro enemigo de este proceso. La impaciencia, es algo
que en los días de hoy, prácticamente, destruye la vida. La inflexibilidad.
Todo esto, no permite que descienda la intuición. No permite que la intuición
entre, que venga.
En el libro llamado “Paz interna en tiempos críticos” dice lo siguiente: “Es
muy simple. Primero desapegaos de vuestras preferencias y expectativas”
Porque todas nuestras preferencias, hoy en día, son viciadas, entonces se
necesita que nos desapeguemos de las actuales preferencias, porque si no
nos desapegamos de nuestras preferencias de hoy, no tenemos como tener
otras prioridades. Entonces, todo aquello que preferimos, en detrimento de
otras cosas, procuremos desapegarnos de esto, de estas preferencias, y
procuremos desapegarnos de las cosas que hasta hoy estuvimos esperando,
porque lo que hasta hoy estuvimos esperando, está, eventualmente
influenciado por el vivir de ayer, lo que el hombre vivió hasta hoy, pero que
no es más la vida de hoy. Y seguidamente se necesitaría que tuviésemos la
claridad mental, para hacer lo mejor que podamos, hacer lo mejor de lo
mejor que podamos con todo eso, renunciando a la obtención de resultados.
Eso es muy duro para la mente racional, porque nosotros estamos llamando
a la otra, a otros planos de la mente.
Entonces, necesitamos hacer todo, como… si estuviésemos haciendo para
obtener un resultado, pero íntimamente, internamente, en nuestra realidad,
estamos haciendo más de lo que todos, pero desapegado del resultado. Es
así que esta mente dura, concreta, analítica, deductiva, va a comenzar a…
calmarse. Y ella calmándose, ya tenemos como lidiar mejor con ella.
Mas ahí, si fuéramos a asumir este trabajo, por ejemplo, queriendo controlar
los resultados, queriendo percibir el resultado, ni empiece, porque no va a
suceder nada efectivo. Es para ser hecho desapegándose del resultado.
Estamos entrando en otro nivel mental, estamos entrando en un nivel de la
mente, que no es concreto. Es un nivel que ya está en contacto con cosas
abstractas. Y el resultado es una cosa concreta. Hacemos una cosa y da un
resultado. Uno más uno es igual a dos ¿ve como esto es concreto? No tiene
que haber un resultado, eso es cosa de cuentas. Las supramente no tiene
esto. Esto no existe en la supramente. Esta es la entrega.

Y una mente pregunta ¿Qué hacer cuando parece que nada más puede ser
hecho?
Recomience. Recomience. ¿Como nada mas puede ser hecho? Usted
recomience. Porque, siempre que recomenzamos, estamos en otro punto.
No estamos más en el mismo punto. Entonces, recomenzar cuando no hay
más nada que hacer, no es repetir. Porque si resolvemos recomenzar, ya
solo en el resolver, estamos en otro punto, y ya no será la misma cosa.
Entonces, usted encuentra que no hay mas nada para hacer, si usted mira
alrededor no tiene. Recomience. Mas, con otra actitud, con otra disposición.

Y una persona preguntó, y varias personas, preguntaron lo mismo ¿Qué está


pasando con las abejas, que están desapareciendo?
Las abejas están retornando para su casa. Porque las abejas, estábamos
hablando antes de planetas. Esta vida, que conocemos como abeja, esto es
una vida, una forma de vida, esos insectos que vuelan aquí, en este plano
físico aquí en la tierra, mas, esto es una forma de vida. Que vino de otro
planeta, y se ve, por el tipo de civilización que tienen entre ellas. La
civilización en una colmena, no tiene nada que ver con la civilización de la
superficie. Es nítido, que es una civilización que nos es de aquí. Esto vino de
otro planeta mas avanzado que este. Vino para traer hacia acá, muchas
energías, como por ejemplo, la energía de la voluntad, la energía de poder,
de servicio, del orden, la energía del amor, porque todo eso esta incluido en
esas vidas. Y no lo percibimos.
Y ellas están volviendo a casa. Porque esta acabando su tiempo aquí en el
plano físico. Aquí se creó una situación física, en que la tierra esta
envenenada, las flores están envenenadas, aquí se creó una situación, que
si las abejas se quedan, serán envenenadas. Entonces están volviendo,
porque para ellas ya no es más posible la vida. ¿Como van a trabajar una
flor si ella esta fumigada con veneno? como van a trabajar un árbol frutal, si
está pulverizado con químicos venenosos. ¡Ellas no son suicidas! De forma
que están gradualmente, retornando a su casa.
Y claro que es obvio que no irán a sus casas volando. Aunque así mismo que
ellas parecen que están hechas del material de esta tierra, pero no es tan
así. Son materia física también, pero no exactamente igual a la nuestra,
como la de algunos pájaros, son un poquito más etéreas, más sutiles que las
nuestras, pero no es la misma materia. Para ellas volver a casa, es simple,
porque para ellas desencarnar de ese tipo de material, no necesita hacer
mucho esfuerzo. No es como nosotros que para desencarnar del cuerpo
físico, el esfuerzo que tenemos que hacer. Y usted ven como da tanto
trabajo.
Para nosotros desencarnar del cuerpo físico. A una cierta altura hasta
necesita que la mónada ¡EMPUJAR! porque si no ¡EMPUJA! no sale. Ustedes
habrán visto personas al desencarnar, que de repente, salen, es ahí cuando
la mónada empujó. Las abejas no necesitan de eso.
Esa vida ve que el ambiente es mortífero, y ellas se van. Y para nosotros es
un misterio lo que sucede con aquella forma. Como es un misterio, con la
forma de vida de un pájaro que también puede desaparecer, se puede
deteriorar también, mas, no es solo así.
La respuesta a esa pregunta es, entonces que las abejas están volviendo a
casa.
Y sin las abejas, sin las ballenas, el equilibrio planetario, va a ser mas
complicado que en la actualidad. Están matando a las ballenas a voluntad.
Las matan como si fuesen peces. Existe una estadística, solo para dar una
visión que las mentes aceptan más, que pretenden, solo en los próximos
meses, cazar más de mil ballenas. Quien sabe ¿no?, si esa mil ballenas que
van a salir de equilibrio, quien sabe si esto va a pesar ahí, en este
desequilibrio general.
Porque nosotros no sabemos lo que las ballenas hacen aquí, no sabemos lo
que son. Lo que sabemos que de ellas se saca aceite y otras cosas, pero no
sabemos realmente lo que están haciendo aquí.
Entonces, estamos realmente, corriendo mas riesgos de los que
necesitaríamos correr. Y si no tuviéramos esta disposición y esta intención
de atraer esos niveles, que no son pensantes, que no son racionales, que no
son lógicos, que no son concretos. Si no tuviéramos esa predisposición, si no
estamos abiertos para conocer esta parte de nosotros que no es abstracta.
Que no es así como estar en la vida diaria. Esta misma vida diaria puede
comenzar a ser de otra forma. Mientras tanto no se va a resolver el
problema, porque hasta la ciencia dice que no se puede. Pero por lo menos,
nos va a dejar en una situación de no… no sufrir tanto, y no causar tanto
desequilibrio, y vivir el día de hoy, bien armoniosamente, bien
tranquilamente, y en paz. Es posible, es posible.
Y si esto no fuera asumido por nosotros, vivir en el día de hoy, nos va a
dejar cada vez mas ignorante, más ciego, es necesario, realmente atraer
esto.

Y muchas personas que están presentes aquí hicieron preguntas sobre los
animales. Porque como son personas que están teniendo una visión más
intuitiva de las cosas, están abriendo su corazón, entonces, hacen muchas
preguntas sobre el reino animal. Y esto es muy simple.

En cuanto estemos matando animales para comer, habrá guerra. Entonces


probablemente va a ver guerra hasta el final de este ciclo, porque la
humanidad no tiene ni la mejor intención de dejar de comer animales, de
forma que vamos a vivir con guerras hasta el final, hasta la inclinación del
eje.
Ahora, aquellos que pueden capar esto, concebirlo, que pueden abrirse,
pueden si, aliviar la situación. Y si hoy estuviéramos al servicio de aliviar la
situación, estaríamos en una situación muy positiva. Estamos haciendo la
propia tarea de hoy. Porque la tarea de hoy, no son esas cosas que la gente
no sabe como hacer. La tarea de hoy es aliviar. Porque cuanto más aliviamos
lo que esta sucediendo, aunque sin resolver, cuanto más aliviados, mejor va
a ser para el karma material del planeta, para la humanidad y para nuestro
propio karma material también.
Este es un paso para que en una etapa futura, que no sabemos donde va a
ser, porque nuestra mente, sin intuición no sabe para donde vamos, no sabe
cual es la etapa futura. Sin embargo ya está todo escrito, es todo conocido
en el nivel supramental. Mas, como no sabemos de esto, aliviar lo que está
ahí, es un gran paso, es un paso que nos va a predisponer para salir de esta
situaron general, de este vivir general, que es un vivir, realmente, mucho…
no digo triste, porque triste y alegre son conceptos también, mas es un
vivir, que no está más a la altura de ciertas consciencias.
Muchas gracias a todos.