Está en la página 1de 5

Adaptabilidad

Conferencia de José Trigueirinho Netto


16-11-2003

Hemos visto que necesitamos de la adaptabilidad para estar delante de ciertas oportunidades.
Tenemos oportunidades espirituales que se mueven mucho con nuestra estructura, Con nuestra
estructura de vida, personal, individual, mental. Entonces, necesitamos de mucha
adaptabilidad. Somos adaptables. Esta es una ley de la evolución humana y llamamos ley de
adaptabilidad, y ella es parte de un grupo . En cuanto vamos trabajando y adaptándonos para
saber mas, para conocernos mas, tenemos que adaptarnos. Porque cuando usted sabe algo, es
responsable por aquello. Después que usted recibió una información usted se volvió mas
responsable por lo que hace y por lo que es. Usted ya fue informado. Ser informados implica
mayor responsabilidad de nuestra parte.
Y cuando somos informados tenemos que estar entrenados en la adaptabilidad, dispuestos a
adaptarnos. Porque cualquier información válida, real, cualquier instrucción verdadera, exige de
nosotros adaptación, nadie queda como está, no podría continuar como está después de haber
recibido una información. Entonces tenemos que tener esta adaptabilidad. Es una ley, todo se
adapta. Tenemos que estar muy afinados con esta ley.
Para facilitar la entrada en esta ley y para que podamos ser adaptables....porque realmente,
quien no es adaptable evoluciona con mucho desgaste, con mucho esfuerzo, hasta físico ,
emocional y mental, por falta de adaptabilidad, por falta de saberse adaptar, o sea, nunca estar
fijo en una posición. Debemos estar muy afinado con esta ley porque por esta ley nosotros nos
adaptamos a todo. A lo que fuera necesario, nosotros nos adaptamos, por esta ley.
Ahora, esta ley obra y la reconocemos cuando estamos en contacto con otras leyes afines a ella.
Entonces no podemos por ejemplo, ser adaptables si no somos disciplinados. La ley de la
disciplinados es una ley afín a la adaptabilidad. Quien no es disciplinado no se adapta. Usted
necesita estar bien a voluntad en la ley de la disciplina para volverse adaptable.
Otra ley en la cual debemos estar con voluntad para ser adaptable es la estabilidad. Debemos
aprender a ser estables. Ser estables emocionalmente, mentalmente, no dejarse sacudir por lo
que está sucediendo, esto se llama estabilidad.
El mundo se puede estar cayendo, el eje del mundo se puede estar inclinando y usted tiene que
estar estable. Lo que quiera que pase, igual tenemos que mantener nuestra estabilidad. No
importa lo que sucede usted debe mantenerse estable, además de la disciplina. Otra cosa
necesaria para ser adaptable a cualquier cosa, es la fraternidad. Entonces, debe descubrir la
forma con la ayuda de su alma, de su ser superior, ser fraterno. Ser fraterno es considerar igual
al otro, en cierto sentido. Usted no es mejor ni peor que el otro, porque ser fraterno no es
considerarse ni superior ni inferior que el otro, es igual al otro, en cierto sentido. Esto es
esencial para ser adaptable.
Otra ley es la de la entrega. Debemos estar siempre entregando. Hay personas que entregan lo
que ya no quieren mas. Esto es fácil ¿no?. Entonces para los demás parece que entregamos
muchas cosas, pero ya no quería mas aquello estábamos cansados de aquello, entonces la
entregamos.
Entonces, no se trata de este tipo de entrega. Entregar una cosa y no entregar la otra, no es de
lo que estamos hablando. Para ser perfectamente adaptables necesitamos entregar nuestra
vida, nuestro ser. Es una entrega sola que tenemos que hacer. No es entregar esto, entregar
aquello, entregar otra cosa, no, esos son... pequeños pasos. La entrega quiere decir que usted
esta entregado, no quiere saber porque ni para que , su ser esta entregada, su vida esta
entregada.
Y el desapego. Usted esta trabajando el desapego en varias cosas. A una cierta altura usted
esta un poco mas entregado y ahí, esta también mas adaptable.
Y otra cosa muy necesaria para tornarnos adaptables es la gratitud. Esta es como la entrega, no
es por una cosa u otra, es gratitud por todo. Si a cierta altura usted tiene un cáncer, debe
agradecer, si usted supiera que va a vivir aún muchos años, debe agradecer, si usted supiera
que se va desencarnar en 30 segundos, debe agradecer. Debe agradecer siempre. Esto es
gratitud. Gratitud por todos y por todo. Porque todo y todos son parte de la misma vida y usted
debe ser agradecido porque tener esos seres presentes, por tener esas cosas presentes, porque
todo está en función de su evolución. Todo esta en función de su mayor instrucción. Es
necesario ser agradecido por todo. Si esta sala está bien iluminada, estamos agradecidos. Si la
luz se apaga, también está agradecido. Porque ahí es donde vamos a entender porque la luz se
apagó.. si no estamos agradecidos cuando la luz se apagó, no vamos a comprender porque lo
hizo. Porque la luz se puede apagar por varios motivos, no solo porque falta corriente eléctrica.
Si no fue agradecido cuando se apagó no va a comprender porque se apagó. Necesitamos estar
agradecidos siempre.
Si alguien le da una bofetada en el rostro, usted necesita agradecer esto, porque sin no usted
no comprende porque recibió la bofetada. Piensa que lo merece, piensa que el otro es violento,
piensa una porción de cosas, menos porque recibió la bofetada. Y lo mas importante de todo es
saber porque recibió la bofetada. El resto no tiene importancia, no tiene que darle ningún valor.
¿Porque usted recibió esa bofetada?, que es lo que usted tiene que cambiar, como atrajo esa
bofetada. Eso es lo que necesita saber. Por eso necesita estar agradecido a la hora de recibir la
bofetada. Si en el momento de recibir la bofetada, usted reacciona, no va nunca a comprender
el porqué. Ya que hay un motivo que usted puede no conocer. O el puede haberle dado la
bofetada por un motivo propio, mas no fue por eso que usted la recibió. La bofetada fue
permitido por otra cosa. Y si usted no agradece en el momento en que recibió la bofetada no
entiende porque, no entiende nada de lo que pasó.
Otra cosa necesaria es la compasión. La compasión es saber que todos tenemos muchas
dificultades, que atravesamos circunstancias que necesitamos transmutar, transformar. Tenemos
que comprender esto en los otros. Si el otro obra de una cierta forma, si el es, de una cierta
forma tenemos que tener compasión, porque es esto lo que nos va a hacer que lo
comprendamos. Porque, que adelanta usted con reaccionar por la forma como el otro es. No
adelanta nada, porque usted necesita comprenderlo. Porque ahí, con esta compasión, con esta
comprensión profunda por el otro, ahí usted merece la adaptabilidad, merece ser adaptable. Sin
compasión, sin comprensión, la adaptabilidad no se va a dar en usted.
Y después, la conducta, una conducta que va permitiendo que las cosas cambien en usted. Esta
conducta debe permitir que usted se transforme. Debe tener una conducta, que no confirme la
rigidez de la materia, física, emocional y mental. Tiene que tener una conducta que abra puertas
para que esto no quede rígido, para que no quede fijo y cristalizado.
Y el perdón, es muy necesario. El perdón es una ley muy importante que forma parte de todo
este grupo. Entonces usted no se puede realmente adaptar a una situación real, a una idea
válida que recibió, la presencia de una ayuda, la presencia de alguien que vino a colaborar, en
fin, usted tiene dificultades de adaptación, si no sabe perdonar, si no encuentra la forma de
hacerlo, perdonarse a si mismo principalmente.
Porque esto que solemos decir que no perdonamos a los otros, no existe, usted no perdona a
los otros porque usted no se perdonó. Porque quien se perdona a si mismo, perdona a los
demás. Ese no es el punto, el punto no es el otro, el punto es perdonarse a si mismo, quiere
decir aceptarse a si mismo. Si usted no se perdona no tiene condiciones para perdonar a nadie,
y es ahí donde la adaptabilidad queda un poco distante.
Y después hay otra ley, que es la mas física de todas, y que es el trabajo. Entonces, la
adaptabilidad da trabajo, y es necesario que amemos el trabajo, que no huyamos del trabajo,
que no lo consideremos como algo incómodo, que no estemos siempre minimizando el trabajo.
Cuando menos trabajo, mejor. Esto hace que usted sea menos adaptable. El trabajo es una de
las cosas que mas nos trabajan. El trabajo, es una de las cosas que mas nos lubrifican, que mas
nos dejan en condiciones de adaptarnos a aquello a lo que tuviéramos que adaptarnos.
Sin esta adaptabilidad, no podemos por ejemplo, adaptar nuestro modo de pensar , nuestro
modo de sentir y de obrar, a las necesidades grupales , por ejemplo porque nosotros tenemos
un modo de pensar , de obrar y de sentir pero si no estamos en esta ley de la adaptabilidad,
realmente no servimos a las necesidades de un grupo. Comenzamos a servir a las necesidades
de un grupo cuando somos adaptables, porque tenemos que ajustarnos en todo momento a las
necesidades del grupo, o a la necesidad de un individuo. Pero, no se trata de adaptarse creando
fricción, creando conflictos. Se trata de adaptarse a la necesidad del grupo, a una necesidad que
allí aparece ahí, sin violencia, sin agresividad. Porque con violencia y con agresividad usted
realmente no se esta adaptando. Se esta esforzando, mas no esta realmente adaptándose.
Por eso ahí necesitamos pedir mucha luz, mucha ayuda para adaptarnos a otra necesidad que
no sea nuestra, eventualmente a una nueva necesidad a la que la persona tendrá que entrar,
porque el grupo esta en esa necesidad, o porque el planeta esta ahí, con esa necesidad.
Entonces usted necesita adaptarse para estar bien tranquilo y bien ajustado.
Vea, nada de esto quiere decir que debamos dejar de ser quienes somos, no tiene nada que ver
con esto. Es justamente siendo quienes somos desde lo mas profundo, eso es lo que nos hace
mas adaptables, hasta llegar a una conciencia única, hasta llegar a no sentir mas estas
diferencia.
Bien, esta adaptabilidad, en realidad, no viene de nosotros. Escuchamos hablar de todo esto y
parece que es imposible volvernos adaptables, y es justamente eso. Porque esta adaptabilidad,
es la cualidad de un rayo, que es el 3º. El 3º rayo cósmico, el rayo de la inteligencia activa. Es
un rayo muy activo en este planeta. Entonces nosotros no somos muy adaptables y no se
porque... porque el 3º rayo esta ahí muy activo, y es el 3º rayo que es esto, es esta
adaptabilidad. Entonces tenemos que estar muy humildes delante de este rayo, aunque seamos
de otro rayo, aunque nuestra energía sea otra.
Yo puedo ser de por ejemplo un ser del 2º rayo, entonces tengo que adaptarme al 3º, porque
esta adaptación necesaria para que entremos en la necesidad del otro, comprendamos la
necesidad del otro, se adapte a la realidad, este es el 3º rayo, que puede no ser nuestro rayo
original, propio. Y este 3º rayo esta adaptabilidad, que ahora la vamos a ver como un rayo, una
energía, que esta en el cosmos y con el cual tenemos que hacer contacto. Y ahí esta
adaptabilidad, este 3º rayo va siendo canalizado y penetrando.
El primer trabajo de 3º sobre nosotros es hacer que nuestros cuerpos se adapten a la energía
del alma. ¿Ve la importancia de esta adaptabilidad?. Parece que hablamos de adaptabilidad para
adaptarnos aquí con las cosas prácticas y corrientes, esto es muy simple, no es nada , es
facilísimo. El trabajo mismo es que nuestros cuerpos físico, emocional y mental, se adapten a la
energía del alma. Esto es lo que la adaptabilidad nos trabaja, es lo que hace en nosotros.
Si usted esta delante de esta energía cósmica, si usted esta delante de esta adaptabilidad
inmensa, infinita, está pidiendo para adaptarse en la nueva casa que compró, usted esta
desbaratando esto, porque usted necesita de adaptabilidad para incorporar la energía de su
alma, de su mental, de su emocional, de su físico, necesita de este rayo, de esta adaptabilidad
para poder empezar a recibir esta energía del alma y para empezar a obrar inteligentemente,
porque nosotros pensamos también que la inteligencia es nuestra, no, la inteligencia es de este
rayo, este es el rayo de la inteligencia.
Entonces, habíamos hablado ayer que San Francisco de Asís no era un letrado. ¿De donde viene
entonces aquella suprema inteligencia?, ¿aquella suprema adaptabilidad?, de este rayo, que
también es llamado espíritu santo entre los cristianos, Todo esto, la adaptabilidad, el 3º rayo, el
espíitu santo, todo es la misma cosa. Y la adaptabilidad va uniendo todo esto en nuestro ser, en
nuestra mente, en nuestro cuerpo emocional, y en nuestro cuerpo físico también.
Solo cuando esta adaptabilidad llega, solo que cuando este rayo, o este espíritu santo, realiza
este trabajo en nosotros , cuando esto realmente se incorpora en nosotros, vamos a ser
inteligente, vamos a tener una actividad inteligente dentro de la ley por el resto de nuestra
evolución. ¿Ve que importante que es esto de la adaptabilidad?. Esto no es una cosa para vivir
bien aquí, no, esto es para tener la posibilidad de vivir evolutivamente, correctamente,
equilibradamente hasta el fin de sus vidas, y cuando terminan sus vidas en la tierra, en la otra
vida, también será acompañado por este rayo, solo que en grados mayores. Allá usted se estará
adaptando a otras cosas, siendo inteligente para otras cosas. Entonces vamos adquiriendo
discernimiento, coraje, capacidad, inteligencia, todo a través de eso. Entonces no es solo decir
“yo no consigo adaptarme”, no se consigue por si mismo, el físico puede que no consiga
adaptarse a ciertas circunstancias, a cierto tipo de alimentación, a cierto tipo de morada, clima,
entonces puede que usted tenga dificultades para adaptarse, mas es posible, es posible. El
cuerpo físico tiene una capacidad de adaptarse infinitamente mayor de lo que demuestra.
Entonces cuando su cuerpo físico no se estuviera adaptando a una cierta situación o a algo que
por lo que necesita pasar, invoque el espíritu santo, o llame el 3 rayo, o invoque esta
adaptabilidad, dígale “yo quiero adaptarme” porque al final, “yo no soy mi cuerpo. Ajunten este
vehículo, adapten este vehículo”. Se ajusta aquello que debe ser, y si se ajusta, usted va a tener
un vehículo que usted no conocía, un cuerpo físico que ni imaginaba, el esta ajustado y se
adaptó a una cierta energía y que puede estar viniendo de su alma, de su ser superior, de su yo
interno, de su espíritu, el cuerpo necesita de adaptación sino no percibe o no acepta.
En fin, así vamos aprendiendo a ser inteligente en cualquier situación, en cualquier situación,
encontramos la forma de obrar que no es cierto ni errado, es la forma de obrar en aquel
momento y es eso lo que tenemos que encontrar, y es eso este rayo y es esta la energía que
pasa.
La materia, nuestra materia física, mental, emocional, por naturaleza son inertes. Es una
inercia. Ustedes ven, para cambiar un pensamiento, una forma mental, cuesta ¿no?, sin esa
adaptabilidad como gracia. Ustedes ven como es casi imposible adaptarse a ciertas
transformaciones emocionales, y físicas también. Entonces, la materia de estos tres cuerpos, en
principio, es inerte, y esa materia comienza a ser redimensionada, y a ser menos inerte, cuando
esa energía comienza a obrar.
En el ser humano, en nosotros, esta adaptabilidad, hace que tengamos siempre una forma de
ayudar al otro, porque tenemos cierto conocimiento, cierta experiencia, y esa experiencia, así
como es, puede ser aplicada a la necesidad del otro, si nuestra experiencia se adapta a los
demás. Yo tengo experiencia en cierto campo, y el otro necesita una ayuda en ese campo, y
para que adaptar mi experiencia a la del otro necesito de este rayo, de esta inteligencia, de esta
energía del 3º rayo, del espíritu santo, para conseguir adaptarme a esto que hace que pueda
realmente aplicar mi conocimiento. Porque mi conocimiento vino para mi , no sirve para otra tal
como viene para mi. Tengo que adaptarme para pasar para otro. No puedo pasar al otro como
yo lo se. Tengo que adaptar esto al otro. Ver como el otro puede recibir esto, como puede recibir
ayuda que yo le puedo dar. Tengo que adaptarme al modo de ayudar, sino el otro puede quedar
intoxicado con lo que paso para el. Tengo que adaptar mi capacidad para ayudar.
Con todo esto nos vamos poniendo aptos para recibir lo nuevo, porque vamos adaptándonos a
lo nuevo, porque lo nuevo nunca coincide con aquello que somos o donde estamos, lo nuevo no
tiene nada que ver con lo que estamos viviendo. Usted no puede renovarse y continuar
viviendo lo mismo. Esto no existe. Entonces esta adaptabilidad necesita comenzar a transformar
todo. Usted necesita estar adaptable en todos los sectores, en todos los sentidos, si quisiera
realmente conocer esta energía, si quisiera realmente estar manifestando este 3º rayo.
En esta época hay muchas personalidades de 3º rayos, mas que almas de 3º , entonces es en la
personalidad donde este asunto debe ser mas trabajado. A nivel de la personalidad, escogemos
ser adaptable, tenemos que hacer esta escuela, resolver esto, para esto comenzar, porque hay
muchas personalidades del 3º rayo y no se pueden expresar, porque tenemos otros cuerpos en
otros rayos, tenemos eventualmente, un alma fuerte en otros rayos, diferente a nuestra
personalidad, entonces en nuestro mundo conciente, como seres concientes, tenemos que optar
por ser adaptables, tenemos que tomar esa decisión de ser adaptables, para que el proceso
pueda comenzar.
Porque si no tomamos esta decisión de ser adaptables, y si el ama entiende que debe fluir a
través de aquellos cuerpos en aquella encarnación, entonces es el alma quien va a comenzar a
adaptarse, y el alma a veces nos adapta por ciertos procesos que necesitamos ser adaptables
para recibir y dejarnos transformar. Y esto viene del alma!.
Entonces, nadie escapa de esta necesidad de ser adaptable. Porque aunque usted se sienta muy
amable, muy pacifico, cordial con todos, muy fácil, muy simple , cuidado que la adaptabilidad es
mucho mas que esto. Esto es un juego infantil cerca de los otros aspectos de la adaptabilidad.
Necesita entonces estar muy abierto para esto, necesita esta con mucha voluntad, decisión de
estar ahí, de ser adaptable, porque entonces veremos gradualmente, en cuantas cosas nos
tenemos que adaptar, y que no sabemos. A veces nos tenemos que adaptar, aun a nosotros
mismos. Porque ya estamos con la conciencia mas adelantada y de repente nos tenemos que
adaptar a este ritmo de los cuerpos, de la conciencia humana, que es mas lento ¿no? que otros
niveles de conciencia, entonces si usted de repente tiene una inspiración, tiene una ayuda
espiritual, prepárese para adaptar a usted aquello en lo que aun no es, que no llegó a
transformarse, que no llegó a cambiar, necesitamos adaptarnos a nosotros mismos. Entonces
comenzamos a hacer un trabajo efectivo a partir de ahí. Entonces esta adaptabilidad no solo es
necesario como también muy actual para nosotros
¿Alguien tiene una pregunta?
¿Como se consigue relacionarse amorososamente consigo mismo?.
Una buena pregunta. Si usted considera lo que ve en el espejo, lo que ve externamente, usted
nunca va a amar esto, ciertamente, que es imposible. (risas).
Ahora, usted se adapta y participa de todo esto, termina uniéndose con todo esto, y curando
esto, cuando no se ve a si mismo como un ser externo, cuando se observa como un espíritu.
Cuando se mira a si mismo como espíritu , como alma es que esto comienza a surgir, ahí no
tiene forma de no amarse, no tiene como no amarse, porque lo que esta surgiendo no viene de
los cuerpos, viene de mas profundo, y entonces ama todo y acaba amando los cuerpos también.
Porque ama todo, nada queda excluido. Mas amarse directamente, esto es imposible, a no ser,
tontos.(risas) Se necesita que esto venga de adentro, esta capacidad de amar. Porque ahí es
como se ama cualquier cosa, esta es la forma. No es queriendo amarse a si mismo, eso no, es
ilusión.
Buscar adentro, buscar el amor adentro, y cuando comienza a surgir, a fluir, ahí si, cambia todo,
usted puede amar a cada partículas de sus cuerpos, no de la forma que las personas aman.
Usted ama cada partícula de sus cuerpos, usted tiene aquel sentimiento, aquella radiación,
aquel amor que hace que una partícula se ilumina, se expanda, se transforma, ahí si, no es mas
de este cuerpo.
Ahora, si usted se confunde con lo que ve en el espejo, con lo que está en su documento de
identidad, en su pasaporte, así no hay forma de amarse. Porque todo esto es inestable, ahora
es una cosa, después otra. Es preciso ir mas profundamente. Nos miramos al espejo para
peinarnos, ajustarnos la camisa, pero no es eso lo que tenemos que ver, aquello vive lo que
tiene que vivir... pero tenemos que estar mirando otra cosa en nosotros. Y va a ver bien
también esto.

Intereses relacionados