Está en la página 1de 2

Cuatro únicas funciones

La cantante calva vuelve a la Sala de teatro 1 del Celarg


La cantante calva de Eugene Ionesco, dirigida por Dairo Piñeres con el
colectivo de Séptimo Piso regresa este jueves 25 de febrero, a las 8:00 p.m., a
la Sala de teatro 1 de la Casa de Rómulo Gallegos.
El Grupo Teatral Séptimo Piso presenta la obra de teatro La cantante calva,
comedia universal del autor Eugene Ionesco, la cual regresa a la Sala de teatro
1 de la Casa de Rómulo Gallegos, con cuatro únicas funciones, desde este
jueves 25 de febrero al 5 de marzo, jueves y viernes, a las 8:00 p.m., bajo la
dirección de Dairo Piñeres.
La historia de La cantante calva carece de interés en sí misma. Vemos un
salón inglés en el que una pareja inglesa realiza una parodia de una
conversación inglesa de sobremesa. Llega de visita otro matrimonio inglés —un
curioso matrimonio, puesto que los cónyuges no están seguros de conocerse el
uno al otro— y un incongruente jefe de bomberos, inconfundiblemente francés.
La acción se reduce a una charla entre los protagonistas que parece una
completa idiotez. El propio Ionesco ha declarado que el contexto inglés del
drama es meramente incidental. Estaba estudiando el idioma y lo pintoresco de
las expresiones de su método Assimil le llamó tan poderosamente la atención
que se inspiró en ellas para escribir la obra.

El primer “drama” de Ionesco, La cantatrice chauve (La cantante calva, 1950),


fue el pionero de la actual tradición escénica de la vanguardia. Ilustra en primer
lugar la técnica dramática que los vanguardistas tomaron de Artaud; pero, lo
que es aún más importante, ilustra también la premisa filosófica básica en que
se apoya todo el movimiento. Esta premisa filosófica, cuya importancia nunca
podrá encarecerse lo bastante en cualquier estudio del teatro de vanguardia, es
el concepto del absurdo en las cuestiones humanas. Este concepto, que
apareció por vez primera, más o menos conscientemente, en las obras de
Alfred Jarry, fue recogido y sostenido de modo irreflexivo e inconsciente
también por el surrealismo y el Dada; pero sólo por Camus y su obra El mito de
Sísifo recibió la "filosofía del absurdo" una formulación coherente y racional.

Ha este análisis filosófico del absurdo se le suma una puesta en escena


delirante, trepidante y llena de humor, como caracteriza a los jóvenes de
Séptimo Piso, donde el aporte actoral, los movimientos escénicos y la música
un interesante giro a este clásico de la dramaturgia vanguardista. Esta
producción, dirigida por el fresco talento que caracteriza a Dairo Piñeres,
ganador del Premio Municipal de Teatro 2006, cuyos montajes previos dan
memoria, cuenta y honor de una gran capacidad para capturar al público a
través del humor, se encumbra con la participación de 6 actores. El director y
los intérpretes se plantean por meta y propósito guiar al público capitalino en un
viaje pleno de ingenio y reflexión.

Séptimo Piso y su obra La cantante calva estará a la disposición del público a


partir del 25 de febrero, en cuatro únicas funciones, jueves y viernes, a las 8:00
p.m., en la Sala de teatro 1 de la Casa de Rómulo Gallegos. El costo de la
entrada general es de Bs. 60, estudiantes y 3º edad Bs. 50. La Casa de
Rómulo Gallegos cuenta con estacionamiento propio, café y vigilancia privada y
está ubicada en la Av. Luis Roche a dos cuadras al norte de la estación del
Metro Altamira.