Está en la página 1de 3
Adicciones: Causas, efectos y su prevención La adicción es la necesidad del cuerpo de recibir un estimulante que se ha convertido en indispensable para él, muchas sustancias producen hábitos de consumo y la persona que la usa se considera adicto. Las adicciones pueden ocasionar cambios diversos en la conducta, sistemas de valores y en las relaciones interpersonalessociales de quien la consume. En otras palabras se acepta como adicción a todas aquellas actividades que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a realizar conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida, debido a las consecuencias negativas de la práctica constante de estas actividades. Según la secretaria de salud, el consumo de tabaco ha incrementado en un 21.7%. Actualmente 13,164 casos de hepatitis son por alcohol. El 25.7% de los jóvenes de secundaria y preparatoria consumen alguna droga ilegal. Los riesgos y daños asociados a adicciones en la adolescencia dependen directamente del tipo de sustancias que se consumen. Oficialmente en México, las adicciones más comunes entre los adolescentes son el alcoholismo, el tabaquismo y las drogas, según la organización mundial de la salud. El alcoholismo es el consumo habitual y compulsivo de bebidas alcohólicas según la Rae. En otras palabras, es el padecimiento que genera la dependencia del alcohol. El consumo del alcohol provoca en el cerebro la disminución de memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol, en el hígado, los efectos de esta metabolización son náuseas, vómitos y dolor de cabeza, en el riñón, elimina más agua de la que ingiere y provoca que el organismo la busque en otros órganos. Cuando el alcohol llega a la sangre, se produce una disminución de los azúcares presentes en la circulación, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico. Pero ¿Qué es lo que provoca la adicción hacia él? La química de este permite afectar a casi todas las células del cuerpo, incluyendo las que están en el sistema nervioso y en el cerebro. Nuestro organismo lo relaciona con sensación de placer y a la larga, el cuerpo se hace dependiente. El alcohol ha sido en los últimos años muy popular entre los adolescentes de nuestro país, asi lo demuestran las estadísticas de la secretaria de salud, el 4.1 de los adolescentes sufren de alcoholismo, empezando en promedio desde los 13 años. Por otro lado tenemos al tabaquismo ya que su consumo ha incremento y ahora es consumido por jóvenes iniciando desde los 12 años, según la Organización Mundial de la Salud. Se entiende que el tabaquismo, como su nombre lo indica, es la dependencia del tabaco, provocado por la nicotina. El 10% de los fumadores son menores de edad según la ENA. Los fumadores, además de las consecuencias físicas como las enfermedades pulmonares, cardiacas y cancerígenas, afectan de igual manera su economía ya que, según el INEGI, un fumador gasta alrededor de $89 mil en promedio en sus años de consumo. Por último, una de las sustancias más polémicas en México-. Las drogas. La drogadicción es la dependencia de sustancias psicoactivas. Es una necesidad que no desaparece con facilidad, ya que es más una dependencia psicológica. En México, las drogas más consumidas por los adolescentes son la marihuana, el éxtasis, la cocaína, la heroína y los inhalantes, según el INEGI. El consumo de drogas produce efectos negativos sobre nuestras capacidades físicas y mentales, tiene consecuencias en el funcionamiento normal de nuestro sistema nervioso y provoca una serie de efectos que alteran nuestras capacidades: modifican la manera de pensar, de funcionar, de relacionarse con los demás y de enfrentarse a los desafíos de la realidad y en nuestro organismo tremores, es decir tembladera, náuseas, dolor de cabeza, empeoramiento de la coordinación, problemas de respiración, aumento del apetito, disminución del flujo de sangre al cerebro y cambios en los órganos reproductores. Los efectos que estas producen, dependen del organismo de cada quien y de la droga en cuestión. Algunas tienen un efecto excitante y estimulante, otras aumentan el funcionamiento mental, deprimen o crean alucinaciones. Sea cual sea la droga consumida, afecta el funcionamiento normal del cuerpo. Hacen a un individuo menos protagonista de su vida y por ende afecta de manera directa a la estabilidad emocional de los familiares, fríamente puedo decir que estos jóvenes son un problema social pues lejos de llegar a ser productivos son un peso en determinado momento para la sociedad. Las drogas están potencialmente presentes en nuestro país, ya que el 25.4% de los adolescentes han consumido droga alguna vez según la ENA. La bebida, la droga, el alcohol y la tecnología no te dará las respuestas que necesitas, ni te hará olvidar a quién te abandono o las preocupaciones que puedas tener. Siempre he pensado que es más de valiente, el hecho de asumir los problemas y enfrentarlos en lugar de salir por la puerta fácil, es obvio por supuesto que cuando se es joven y mas aun siendo adolescentes todavía necesitan de la ayuda y guía emocional de los padres y/o familiares y ¿será que ellos están proporcionando esta ayuda y están cumpliendo con su rol de guía en el camino de sus hijos? O ¿simplemente proveen y si se percatan de alguna situación difícil solo tratan de negarla? Y todavía nos preguntamos ¿Por qué día a día las adicciones en adolescentes son mas comunes? ¿Se han detenido a pensar que la educación en la casa y en la escuela son el factor más importante? Los adolescentes necesitamos atención en la familia. No nos gusta ser rechazados ni olvidados en nuestra propia casa. Es inaceptable que por causa de divorcios, falta de unidad y atención en la familia, los jóvenes estén dañando sus cuerpos y sus mentes. ¿Sabían que según el INEGI, en el 2011 se registraron 91 mil 285 divorcios en México y año con año han ido aumentado? Tal vez, padres de familia, ustedes no se den cuenta, pero la falta de atención en el hogar y aun peor, la desintegración familiar, impacta directamente en la estima y seguridad de sus hijos, se sienten solos y eso los lleva a querer ser parte de un grupo social donde tengan voz y sean escuchados, erróneamente piensan que fuera de casa pueden encontrar lo que desearían tener en casa y eso los convierte en presa fácil de las adicciones. Padres ¿conocen realmente a sus hijos? ¿Estas prestándole la atención necesaria y estas fortaleciendo su voluntad y personalidad? Maestros son ustedes nuestros segundos padres, son nuestra segunda casa, actúen, no te limites a levantar un reporte o a llenar un historial, ayuden propongan, solucionen y lleguen al límite de sus fuerzas por rescatar a los jóvenes que serán el presente de nuestro futuro. Jóvenes la adicción no es el resultado de los fracasos, sino de tu temor a triunfar en la vida. HE DICHO.