Está en la página 1de 2

Anexos

Comparaciones con otros autores


- El nacimiento de Venus (Alexander Cabanel)
Alexander Cabanel (Montpellier 28 de septiembre de 1823 - París 23 de enero de 1889). fue un
pintor importante en la corte de Napoleón III. Gracias a su estilo refinado obtendrá numerosos
premios en los salones de París. Cabanel se especializará en representaciones mitológicas,
retratos y cuadros de temática histórica. La fama le llegó con su lienzo el nacimiento de Venus,
que fue adquirido por el emperador Napoleón III en 1863.
El nacimiento de Venus fue realizada el año 1863 en oleo sobre tela que miden 130 x 225 cm.
En la actualidad se encuentra en el Museo de Orsay
Los desnudos academicistas con una base en la época mitológica o clásica tenían buena
aceptación en el Salón de París, consiguiendo algunos éxitos. Cabanel no dudó en realizar este
nacimiento de Venus y presentarlo a la muestra de 1863, obteniendo el primer premio. La bella
diosa se despereza en el agua, acompañada por una corte de amorcillos en escorzo; el cabello de
Venus se extiende por buena parte de lienzo y crea un atractivo contraste entre el mar y la piel
nacarada de su cuerpo. El dibujo es tan exquisito como el empleo del colorido, la luz y la
minuciosidad de los detalles.

- Saturno devorando a un hijo (Goya)


Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, Zaragoza, 30 de marzo de 1746 – Burdeos,
Francia, 15 de abril de 1828) fue un pintor y grabador español. Toda su obra tiene un estilo
romántico. Con él se inicia la pintura contemporánea en España-

Saturno devorando a sus hijos data de 1819 – 1823 y es una pintura de oleo sobre revoco
transladado a lienzo que mide 146 x83 cm. Podemos contemplar esta obra en el Museo del
Prado, Madrid.

Se trata de una pintura muy cruel, llena de dramatismo, sobre todo visto en dos puntos: la boca
del dios desgarrando la carne de su propio hijo y la mancha de color rojo representando la
sangre. Esta última es verdaderamente desconcertante, ya que es una simple mancha, sin dibujo,
resaltando el carácter espontáneo.

De fondo negro, nos representa de cuerpo entero a un personaje desdibujado, cuya deformidad
es evidente y produce mucho más dramatismo en la escena

Goya representa al dios como un verdadero monstruo, con unos ojos saltones y atormentados,
locos de ira. Así, representa al tiempo como un animal inexplicable que nos devora ferozmente.
Sería una imagen del tiempo melancólica por parte de Goya, que ya mayor representa su
nostalgia por el tiempo pasado.

Simboliza el paso del tiempo ya que Saturno era el dios del tiempo. Así el tiempo nos devora
inexorablemente y de forma cruel, algo que atormentaba a Goya.

- La Venus del espejo (Rubens)


La Venus del espejo es una obra de Peter Paul Rubens autor del cual ya hemos hablado
ampliamente antes. Esta obra fue pintada hacia 1613 -1614, es un oleo sobre tabla que mide 124
x 98 cm. En la actualidad reside en el Museo Sammlungen des Fürsten von Liechtenstein.

La diosa de la belleza aparece de espaldas, contemplando su atractivo rostro en el espejo que


pone ante sí el amorcillo, mientras una esclava negra peina sus dorados cabellos. La postura de
la diosa corresponde a los característicos escorzos tan admirados por el pintor flamenco,
mostrando también el canon de belleza habitual en sus trabajos, recibiendo Venus un potente
foco de luz dorada procedente de la izquierda para crear un acentuado contraste con el fondo,
sintonizando con los trabajos de Caravaggio. El soberbio dibujo y la acertada aplicación del
color serán características habituales en la pintura de Rubens, interesándose en esta década de
1610 por los detalles, como podemos observar en la calidad de las joyas que porta la diosa.