Está en la página 1de 13

Partidos políticos

1.- Definición:

Es una organización política que se adscribe a una ideología determinada o representa algún grupo
en particular, creado con el fin de ayudar de una forma democrática a la determinación de la
política nacional y a la formación y orientación de la voluntad de los ciudadanos.

Según el artículo 1° de la Ley de Partidos Políticos, se reserva la denominación de "partido" a los
reconocidos como tales por el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de
Elecciones.

Además son de creación libre, amparados pues en el artículo que consagra el derecho de
asociación en la constitución (Art. 2-17), pero no son órganos del Estado. Teniendo derecho a
acceder de ayuda financiera de parte del Estado.

b) Historia peruana:

La República se proclama sin tener el territorio asegurado. El escenario del primer debate
ideológico, la Asamblea Constituyente de 1822, se reúne cuando las tropas realistas ocupan buena
todavía parte de las intendencias. Los representantes de la nación, definidos por el culto a la razón
antes que por el voto popular, son la expresión de una élite empapada del debate revolucionario

y religiosas, vinculadas al acontecer de la época.

Las expediciones libertadoras de José de San Martín y Simón Bolívar coinciden en que el más
sólido bastión de la Corona es el Perú colonial. La derrota de la revolución de Túpac Amaru en
1781 y el fracaso de la rebelión de Mateo Pumacahua en 1814 evitaron que la gesta
independentista tuviera aliento social y nacional. a República se proclama sin tener el territorio
asegurado. El escenario del primer debate ideológico, la Asamblea Constituyente de 1822, se
reúne cuando las tropas realistas ocupan buena todavía parte de las intendencias. Los
representantes de la nación, definidos por el culto a la razón antes que por el voto popular, son la
expresión de una élite empapada del debate revolucionario

de la época. Herederos de la Ilustración y seguidores de la Constitución de Cádiz de 1812, pugnan
por que los principios de las grandes revoluciones del siglo XVIII consten en la primera carta de la
República. Las discusiones se entremezclan con quienes quieren que la representatividad no
signifique mayores concesiones a la soberanía popular. Esto es, con aquellos

convencidos de que no hay condiciones para superar la vieja división virreinal entre la república de
indios y la de españoles.

Son los liberales inspirados en el Contrato Social los que vencen, pero sus sueños distan mucho de
la realidad. La Carta original no llega a regir un solo día, pues sucumbe ante la exigencia del uso
militar de concentrar el poder para derrotar

al ejército realista. En las primeras décadas del naciente Estado, más que hablar de partidos, como
quiere Távara, cabe más bien hablar de tendencias ideológicas. Se organizan al igual que en
Inglaterra desde el siglo XVII en el Parlamento, pero esta

entidad tiene una cronología accidentada y su poder es contrariado por el caudillismo militar. Los
liberales trazan esfuerzos para consagrar su credo y quieren organizar el stado de acuerdo a los
principios de la modernidad, primero en el 23, luego

en 1828 y 1834. Las guerras civiles y los conflictos internacionales socavan tal propósito. La falta
de continuidad institucional del Congreso y el peso del caudillismo evitan que el liberalismo
ideológico prosiga su desarrollo hasta principios de la segunda mitad del siglo XIX. Las ideas de los
liberales de la independencia quedaron vigentes pese al rechazo del militarismo y las clases
dominantes. Domingo Elías organiza el «Club Progresista» en 1851 para enfrentarse a la
candidatura de Rufino Echenique y más adelante, Manuel Pardo funda la «Sociedad
Independencia Electoral», que bajo la consigna de llevar a un civil al poder, se convierte en el
precedente del primer partido político moderno que se funda en el Perú. Pardo es la expresión de
una naciente burguesía agraria y comercial que quiere modernizar el aparato estatal. Se propone
organizar a los nuevos sectores sociales que surgen con el incipiente capitalismo. Las posibilidades
que ha abierto el comercio internacional del guano requieren mejorar el nivel

de la administración pública. El Partido Civil propone la «república práctica» y así pudo iniciar una
nueva

fase en el proceso de afianzamiento del Estado republicano. La lucha interna lo lleva al final de su
mandato a designar como sucesor a otro militar, Mariano Ignacio Prado, cuya adhesión al
liberalismo no fue suficiente para ocultar el desagrado

que la vuelta a los políticos de uniforme produjo. Sus propias contradicciones y luego el desastre
de la guerra con Chile, frustraron la continuación del proyecto.

3.- Tipos de Partidos Políticos:


a) De masas: Estos son los partidos que se basan en la población basándose en los atractivos de
sus líderes y no tanto apoyándose en la fuerza estructura orgánica. Busca reclutar a las masas. La
financiación se realiza a través de las cuotas de los militantes. La ideología es muy importante.

b) De cuadro: Son partidos creados desde el poder. Surgen cuando el sufragio era restringido. El
reclutamiento de sus miembros se hace en función de los atributos o cualidades personales. Son
escogidos selectivamente. La financiación de estos partidos es capitalista, y su organización es
débil y está confiada a las elites. La ideología no es importante, el partido es casi un club selecto.
Su influencia en la población está dada por el trabajo político de sus militantes más que por la
influencia de sus líderes.

c) De electores: Intentan capturar el mayor número de votos posibles. En estos partidos, la
ideología pierde importancia, sólo buscan conseguir votos, así que disminuye la intensidad de la
ideología para llegar a más votantes. En cambio, se refuerza la figura de los líderes políticos



4.- Sistemas de partidos:


Los partidos políticos no actúan aisladamente, se necesitan los unos a los otros, interactúan,
conformando los sistemas de partidos (el resultado de la interacción entre los partidos que
compiten entre sí en la lucha política). Hay dos tipologías de sistemas de partidos:

a) Por el número de partidos que compiten:

-Sistemas de partido único: Solamente hay un partido. Ejemplo: El PCUS de la URSS.

-Sistemas bipartidistas: Hay dos partidos compitiendo. Es perfecto si hay sólo dos, e imperfecto si
hay pocos más.

-Sistemas multipartidistas: Hay muchos. Es moderado si hay de 3 a 5 partidos (aproximadamente),
polarizante si hay entre 7 y 10, y el atomizado (más de diez). Siempre si estos partidos se
presentan en el ámbito estatal.

b) Por modelo de competencia:

-Modelo de competencia centrífuga: Los partidos huyen del centro, van hacia las posiciones más
marcadas. Esto lo hacen porque en el centro hay pocos votantes, están todos repartidos entre la
derecha y la izquierda. Por eso son más radicales.

-Modelo de competencia centrípeta: La mayoría de los votantes son de centro, por tanto, los
partidos mayoritarios buscan el centro y se moderan (para captar el mayor número de votos
posibles).

5.- Funciones:

Las principales funciones de los partidos políticos son las siguientes:

- Crean objetivos, ideología y programas. La mayoría de ciudadanos tiene una preferencia política
más o menos explícita.

- Son instrumentos de socialización y motivación política. Promueven la participación política de
los ciudadanos (no solo la electoral, sino también la militancia, el asociacionismo...).

- Búsqueda de elites. Tienen casi el monopolio del reclutamiento del personal representativo
(ministros, alcaldes, concejales...).

- Agregación de intereses y demandas. Toman en consideración los intereses, preocupaciones,
demandas, y las convierten en políticas generales.

- Elaboración de políticas públicas.

6.- Organización interna de los partidos políticos:

Los partidos políticos que actúan en los países democráticos tienen una organización interna que
coincide con las características del sistema político en el cual actúan. De manera muy general, las
cartas orgánicas (documento por el cual cada partido establece su estructura directiva y los
derechos y obligaciones de las autoridades partidarias y de los afiliados) de los partidos prevén
tres poderes:

* Un comité o consejo superior cuya denominación cambia según el partido del que se trae, que
ejerce la función ejecutiva de dirección de la agrupación.

* La Asamblea de afiliados o convención partidaria, que toma las principales decisiones como, por
ejemplo, la sanción de la plataforma electoral o del régimen de sanciones de que son posibles los
afiliados, etc.

* El Tribunal de disciplina o de conducta, que aplica las sanciones a aquellos dirigentes o afiliados
que hayan incurrido en los supuestos de indisciplina que se contemplan en la carta orgánica.

Esta estructura corresponde a los oréganos centrales del partido. A su vez, los partidos políticos
están compuestos por una organización de base que, se denominan clubes o centros y que en el
nuestro, generalmente, se conocen con el nombre de comités, unidades básicas. Estas unidades
tienen sus correlatos a nivel de ciudades, provincias y Nación.

En la actualidad, todas las Constituciones modernas fijan ciertos principios en materia de partidos
políticos a partir de los cuales se dictan leyes especiales donde se desarrollan los aspectos
sustanciales de la vida de los partidos.

7.- Importancia:

a) Los partidos políticos en los sistemas democráticos representativos:

Son el sentir y el pensamiento de los peruanos, a los que están obligados a defender y beneficiar
con las leyes y medidas que aprueben.

Son los cauces básicos para crear, agrupar y representar opiniones e intereses políticos de cara a
los procesos electorales.

Contribuyen a seleccionar las elites políticas y a los gobernantes.

Formulan los programas y opciones ideológicas que compiten en el terreno político, engarzan
intereses y preferencias ideológicas.

A través de ellos se estructura y realiza en el estado todo lo que tiene importancia política.

b) La intervención de los partidos en la sociedad:

La intensidad de su intervención varía de una sociedad a otra.

En el caso de las elecciones generales y parlamentarias, tienen el candidato, pero también existen
otros factores que son determinantes para obtener la mayoría de votos, como su pertenencia o
alianza con uno o más partidos, o que se presente determinado programa de gobierno.



8.- Principales partidos políticos:



a) Activos:


Partido Popular Cristiano (PPC).- Fundado por Luis Bedoya Reyes como resultado de la ruptura con
el Partido Democracia Cristiana. Participó en las elecciones a la asamblea constituyente en 1978.
Durante los años 80, mantuvo su cercanía con Acción Popular, manifestada desde la década de
1960. Esta relación que se quebró con el fracaso de la alianza FREDEMO en 1990. Ideológicamente
se reconoce como demócrata cristiano, aunque desde 2001 se acerca más a la derecha
conservadora. Su presidenta es Lourdes Flores Nano Tendencia: Conservador. Para las eleccione9s
de 2006, se presenta formando parte de la alianza Unidad Nacional (UN), integrada también por el
Partido Renovación Nacional y el Partido Solidaridad Nacional. Ninguno de sus miembros ha
alcanzado la presidencia.

Acción Popular (AP).- Fundado por Fernando Belaunde Terry en 1956 (sobre la base del Frente
Nacional de Juventudes Democráticas, 1955), quien fue luego dos veces elegido Presidente del
Perú (en 1963-1968, y en 1980-1985). Su correligionario Valentín Paniagua Corazao fue
transitoriamente elegido Presidente del Perú (2000-2001). De sus filas se escinde la "Acción
Popular Socialista" (luego "Acción Política Socialista" o "APS"). Se inspira en algunas frases de su
fundador como "El Perú como Doctrina" o "El Perú para los peruanos". Doctrina: Acciopopulismo
Tendencia: aunque en sus orígenes se muestra cercano al reformismo de izquierda y durante su
segundo gobierno se acercó tenuemente al liberalismo, durante los últimos años como partido de
centro-izquierda.

Cambio 90.- Movimiento fundado en 1989 por Alberto Fujimori Fujimori, tres veces Presidente del
Perú en casi once años consecutivos: 1990-1992 (y su continuación: 1992-1995), 1995-2000, y julio
2000-octubre 2000. Es un partido personalista, ligado a la imagen y las acciones del ex-presidente
Alberto Fujimori. En 1992, con miras a las elecciones del Congreso Constituyente, se alió con
Nueva Mayoría, otro movimiento de bases fujimoristas. A partir de 2001, la alianza ha centrado
sus enfuerzos en promocionar el retorno de su líder, prófugo de la justicia peruana. En otros
procesos electorales, el fujimorismo se ha presentado bajo denominaciones alternas o partidos
satélites: Vamos Vecino, Solución Popular, Perú 2000, Sí Cumple y Alianza para el Futuro.

Frente Independiente Moralizador (FIM).- Tiene como fundador a Fernando Olivera Vega, y
orígenes en el Partido Popular Cristiano. Año de fundación: 1990. Mantuvo hasta 2005 una alianza
de gobierno con el partido Perú Posible. Tendencia: derecha, aunque sus integrantes lo conciben
como un movimiento fiscalizador, concentrado en la denuncia de la corrupción política y la
violación de derechos humanos. El desempeño del partido a lo largo de su trayectoria ha sido
exclusivamente parlamentario, salvo cuando alguno de sus integrantes ocupó una cartera
ministerial en el gobierno Perú posibilista.

Partido Aprista Peruano (PAP).- Partido fundado en 1930 (como parte del APRA [Alianza Popular
Revolucionaria Americana], siglas con que también se le conoce), por Víctor Raúl Haya de la Torre.
Su compañero Alan García Pérez fue elegido Presidente del Perú (1985-1990). Se basó en el anti-
imperialismo, que lo lleva a reconocerse como afín al socialismo, mas en la actualidad desarrolla
un programa populista-estatista. De sus filas se escinden el "Apra Rebelde" (luego MIR), y el
Movimiento de Bases Hayistas. Doctrina: Aprismo. Tendencia: social demócrata, afiliado a la
Internacional Socialista.

Perú Posible (PP)- Partido fundado por Alejandro Toledo Manrique en 1994 con el nombre de País
Posible. Vencedor en las elecciones de 2001, para asumir el gobierno hasta 2006. No muestra una
tendencia política clara: en sus filas figuran desde conservadores hasta izquierdistas católicos. En
materia económica, ha optado por una postura cercana al liberalismo y un acercamiento
diplomático y comercial con los Estados Unidos. Sin embargo, sus escrúpulos en materia fiscal no
han impedido que el contenido de su discurso partidario se aproxime al populismo o
asistencialismo. Simbólicamente, se apoya en elementos de la cultura indígena. Doctrina: Perú
posibilismo.

Partido Solidaridad Nacional (PSN).- Partido fundado por Luis Castañeda Lossio (ex-acciopopulista)
en 1999. Es parte de la alianza electoral Unidad Nacional desde las elecciones municipales de
2002, en las que Castañeda Lossio obtuvo la alcaldía de Lima. Antes, había participado sin éxito en
las elecciones presidenciales. El partido sobrevive del prestigio de su líder, ganado cuando este se
desempeñaba como director del Instituo Peruano de Seguridad Social. No tiene un ideario político
definido salvo ciertos valores prácticos como la "solidaridad", eje de su propaganda. Tendencia:
Conservador.

Somos Perú (SP).- Partido fundado por Alberto Andrade Carmona (ex-pepecista) en 1997. Sus
orígenes se remontan a la gestión de Andrade como alcalde del distrito limeño de Miraflores. En
1995, bajo el rótulo de Somos Lima, presenta candidatos al sillón municipal de Lima Metropolitana
y diversos distritos de la capital. El movimiento local adquirió dimensiones nacionales desde 1998.
Hasta las elecciones de 2002, su desempeño fue más eficaz en las lides municipales que en las
generales. Tendencia: Centro-derecha.

Partido Socialista del Perú.- Partido fundado por Javier Diez Canseco entre otros militante de
izquierda. Deviene del Partido Unificado Mariateguista (PUM), que a su vez formó parte de
Izquierda Unida (IU), que en los años 80 fue la segunda fuerza política del país. Tendencia:
Izquierda comunista.

Unión por el Perú (UPP).- Partido. Fundado por Javier Pérez de Cuéllar en 1995. Tras el alejamiento
de su fundador, ha sido el rótulo electoral empleado por diversos grupos de izquierda comunista
moderada o radical. Tendencia: desde la campaña de 2006, izquierda nacionalista, por su apoyo a
la candidatura del Partido Nacionalista de Ollanta Humala.

Restauración Nacional.- Fundado por Humberto Lay Sun en el 2005. Partido liderado por los
evangelistas.

b) Inactivos:

Partido Civil, 1871. En un comienzo se llamó Sociedad Independencia Electoral, fue fundado por
Manuel Pardo. Se conformó como una opción ante los sucesivos gobiernos militares. Gobernó el
Perú, la primera vez en 1872 y en varias oportunidades desde 1896 hasta 1912.

Partido Nacional, 1882. Fundado por Nicolás de Piérola Villena.

Partido Constitucional, 1882. Surgió como consecuencia de la fusión del partido Civil y el Liberal,
auspiciando la candidatura de Andrés Avelino Cáceres (quien ganó las elecciones).

Partido Demócrata, 1884. Fundado por Nicolás de Piérola Villena.

Unión Nacional, 1891. Llamado también Partido Radical. Fue fundado por Manuel González Prada.

Partido Unión Cívica, 1892. Fundado por Mariano Nicolás Valcárcel.

Partido Liberal, 1901. Fundado por Augusto Durand Maldonado.

Partido Civil Independiente, 1911. Presidente: Enrique Barreda y Osma.

Partido Nacional Democrático, 1915. Fundado por José de la Riva Agüero.

Partido Democrático Reformista, 1920. Fundado por Augusto Bernardino Leguía Salcedo. Gobernó
(haciéndose reelegir varias veces) entre 1919 y 1930.
America: . Introducción

El siglo XX ha visto nacer en América Latina las más diversas interpretaciones de la realidad
social, económica y política. Los distintos países y sociedades han dado cobijo a las ideas más
dispares sobre lo que constituye su razón de ser, sus orígenes, su situación actual y su futuro.
Nacionalismo, nacionalismo revolucionario, desarrollismo, socialismo y comunismo han sido
referentes permanentes de acción sociopolítica; quienes los han abanderado no han sido sólo las
élites intelectuales, sino amplios grupos sociales que se han movilizado, organizado y sacrificado
en pro de la realización de los ideales prometidos.

No cabe duda de que en el siglo XX en América Latina, al igual que en Europa, miles de personas
han sido sacrificadas ante el altar de las ideologías. Miles de vidas vieron truncadas sus
aspiraciones de una situación personal y social más digna y humana, y otras muchas sacrificaron
dimensiones esenciales de su vida personal para responder a las exigencias de la disciplina
ideológica. Nacionalismo, nacionalismo revolucionario, desarrollismo, socialismo y comunismo son
las matrices ideológicas que han orientado el quehacer sociopolítico de los hombres y las mujeres
latinoamericanos en el siglo XX. Sin entender esas matrices ideológicas, difícilmente se entenderá
el rumbo seguido por los países latinoamericanos a lo largo del siglo que está por finalizar, así
como tampoco se entenderá la incertidumbre sociopolítica que caracteriza al momento histórico
actual.

Cada una de las matrices ideológicas apuntadas, en su momento, fue operante y orientó la praxis
sociopolítica de importantes grupos sociales. También en su momento entró en crisis y puso al
descubierto sus debilidades más sustantivas. En la actualidad, estamos ante la crisis de la más
importante ideología política del siglo XX: la comunista, la cual -ya fuese por aceptación o rechazo-
dio lugar a las reacciones y a los compromisos políticos más radicales. La crisis de la ideología
comunista, además, no ha supuesto, como en el pasado, la emergencia de una matriz ideológica
alternativa, pues ella no sólo pretendió asumir lo mejor de las matrices anteriores, sino que se
erigió como la última y definitiva propuesta de emancipación social, política y económica.

El propósito de estas notas es el examen de la naturaleza de las matrices ideológicas señaladas,
especialmente de la comunista. En cierto modo, el análisis de los derroteros del comunismo en
América Latina es el tema central de este trabajo. Para entender el sentido de las ideologías
políticas en América Latina se seguirán dos vías que serán complementarias: en la primera, se
examinarán algunas de las personalidades intelectuales y políticas más importantes que con su
vida y obra contribuyeron decisivamente a la configuración de las ideologías políticas que han
marcado la realidad latinoamericana en el siglo XX. En la segunda, el punto central será
específicamente la idea comunista, en la que se enfatizará tanto su dimensión intelectual-racional
como su dimensión pasional, en virtud de la cual la vida personal de quienes la asumieron se
tradujo en renuncias radicales. Este último aspecto es sumamente interesante, puesto que sin
entenderlo es imposible entender también el apasionamiento y la renuncia a valores y estilos de
vida considerados "burgueses" que caracterizaron a los militantes comunistas. Más aún, sin su
examen es imposible entender la sumisión incondicional y absoluta al jefe o al líder, propios de los
militantes comunistas auténticos.

Ciertamente, es difícil hacer un ejercicio como el propuesto, es decir, acceder a los compromisos y
renuncias efectivas-sentimentales que caracterizaron (¿y caracterizan?) a los militantes
comunistas. Sin embargo, la tarea no es imposible, sobre todo si se presta atención a quienes
suelen dejar testimonio escrito de sus ideas y sentimientos: los intelectuales. En el siglo XX,
muchos de los intelectuales europeos más importantes tuvieron algo que ver con el comunismo. Y,
entre estos, quienes más apasionadamente se vincularon con el comunismo, lo despreciaron y lo
amaron, fueron los artistas (literatos y pintores).

Esta temática, con todo y lo atractiva que resulta, excede las pretensiones de estas notas, cuyo
interés expreso es América Latina. Aquí es posible rastrear las pasiones comunistas, y nosotros lo
haremos siguiéndole la pista a una intelectual italiana que vivió en México en los años veinte y que
ejemplifica con meridiana claridad los afectos, compromisos y renuncias que forzosamente tenía
que hacer alguien que se adscribiera en serio al comunismo. El nombre de esa intelectual,
fotógrafa de profesión, es Tina Modotti. En su momento habrá que detenerse en el caso de la
Modotti; por ahora, baste decir que para enterarse de la vida de esta fotógrafa italiana se ha
utilizado el apoyo del libro Tínisima de la mexicana Elena Poniatowska.

------------------------------------------------------------------------

Nacionalismo, nacionalismo revolucionario, desarrollismo, socialismo y comunismo son las
matrices ideológicas que han orientado el quehacer sociopolítico de los hombres y las mujeres
latinoamericanos en el siglo XX.

------------------------------------------------------------------------

Así pues, el trabajo tendrá como apartados centrales los dos bloques temáticos apuntados:
primero: un examen más conceptual y sistemático de las ideologías políticas latinoamericanas; y,
segundo, una aproximación a la dimensión pasional del comunismo, que ha sido sin duda -
justamente por el carácter y alcance de las pasiones que fue ( ¿y es?) capaz de suscitar- la
ideología política más importante en el siglo XX a nivel latinoamericano. Como corolario, se hará
una reflexión sobre las incertidumbres ideológicas que acechan a América Latina a finales del
segundo milenio, una vez que las certezas ideológicas que lo han dominado desde principios de
siglo han dejado de ser tales.