Está en la página 1de 48
TT el a ore INDICE Introduccion 2 Mision Vil - Ruta de escape 2a Desastre en Secoris 3 Mision 1K - Reagruparse 26 Pecado de Condenacion 6 Mision X - Defensa 28 Abordaje del peco espacial 8 Mision X1- Formas de vida 30 fesumen de la mision 9 Mision Xi - La trampa 32 Mision | Mision sucida 10 £1 imperio del hombre 34 Mision il - Exterminio 12 Marines Espaciales 36 Misi6n Ill - Al rescate 14 Los Angeles Sangrientos 38 Mision IV - El fuego purifca 16 1 Compania de los Angeles Sangrientos 39 Mision V - El sefuelo 18 Exterminadores: armas y armaduras .... 40 Mision VI - Voz de afarma 20 Heroes de la 1? Compania 42 Mision Vit El artefacto 2 Los Tirdnidos 46 INTRODUCCION | En toda la galaxia, el Imperio entabla guerras contra los muchos enemigos mortales de la humanidad. Sin embargo, ninguno de estos enemigos es tan temido como los odiados Genestealers. Estas monstruosidades de seis brazos recorren la galaxia en pecios espaciales abandonados en busca de nuevos planetas que con- quistar. Solo los poderosos Marines Espaciales se interponen entre los Genestealers y la destruccién de la humanidad. Equipados con un gran dispositivo de armas y protegidos con la armadura de exterminador, pequefias escuadras de Marines Espaciales abordan pecios para enfrentarse a los Genestealers cara a cara. De las muchas batallas que han librado contra los Genestealers que infestan la galaxia, ninguna fue tan desesperada como la que acurrié a bordo del pecio con nombre en clave Pecado de Condenacién. Este libro relata la historia de esa batalla e incluye doce misiones diferentes basadas en dicha campana EI Libro de Misiones esta dividido en tres secciones gene- rales: trasfondo de campafa, misiones y el imperio del hombre. El trasfondo de campana describe la historia de la campafia del Pecado de Condenacién, empezando por el primer enfrentamiento desastroso con los Genestealers en el sistema Secoris. Relata la historia del abordaje de los Angeles Sangrientos al Pecado de Condenacién, su inten- to de destruir a los Genestealers que acechaban en su interior y c6mo al hacerlo restauraron el honor a su capi- tulo, Aqui es donde td entras en juego: el destino final de los Marines Espaciales est en tus manos a partir de este momento. Las misiones que siguen a continuacion, describen los momentos cruciales de esta campafia contra los Genestealers. Adernas de describir lo que ocurrié a bordo del Pecado de Condenacién, las misiones proporcionan toda la informacion que necesitas para recrear estas batallas clave usando las reglas descritas en el reglamento de Space Hulk. En titimo lugar, pera no por ello menos importante, la Sec- ci6n final de este libro describe el trasfondo del juego. Space Hulk esté ambientado 40,000 afios en nuestro futuro. En el cscuro universo del 41° milenio unas fuerzas enormes y terri bles amenazam la exstencia de la huranidad y raza alieni- agenas asolan sistemas solares enteros. Protegida dnicarmente Por el potente pader psiquico del Emperador inmortal, el impetio del hombre se ve asediado por sus enemigos y nues- tra arma mas potente contra ellos son los Marines Espaciales del Adeptus Astartes.El libro de misiones describe esta época oscura e impactante,e incluye un trasfondo detellado de los Angeles Sangrientos y os alienigenas Genesteales. DESASTRE EN SECORIS Enel afio 996.M40, una patrulla de la Flota imperial que atravesaba el sistema Secoris detecté un gran pecio espacial ala deriva, que habia sido atraido por la fuerza de la gravedad de la estrella. El cuarto planeta del sistema Secoris era un mundo colmena muy poblado, en el que habitaban més de cincuenta billones de seres humanos. El planeta era el centro neurélgico de la actividad comercial y militar, asi que la proximidad del pecio representaba una gran amenaza. El comodo- ro al mando de la flotilla tenia sus dudas acerca de abordar el pecio con su tripulacin, asf que envié un mensaje astropati co la fortaleza monasterio mas préxima de los Angeles Sangrientos. El capitulo al mando del Comandante Sangallo reac- cioné muy répidamente, y en cuestién de tres semanas, el poder de los Angeles Sangrientos lego a Secotis. jorme tamafo del pecio espacial y su proximidad a las, comerciales del sistema descartaba cualquier tipo de deo sistematico, ya que los escombros supondrian naza seria para la navegacién. €| Comandante gallo lideré un abordaje a gran escala. La primera fase del je no supuso demasiados problemas, pero pronto los angrientos encontraron una resistencia creciente ido intentaron tomar posesién de las salas de motores en funcionamiento y las cémaras de control. En cuestién de minutos, los Genestealers despertaron de su hiberna- n gran ndmero y Sangallo tuvo que emplear sus reser- 2 reforzar el perimetro defensivo alrededor de la zona abordaie,liderando &l mismo a los refuerzos. incapaces de asegurar sus objetivos, los Angeles Sangrientos raron su atencién en las zonas internas de la nave, en fe los Genestealers aun aletargados. Pero su ataque solo ra acelerar el proceso del despertary en poco tiempo, 5 de Genestealers nabian rodeado a los Marines tspaciales, fuego de cobertura dela 1* Compatia de Extermi 25, Sangallo intent sacar a sus escuadras rodeadas y, en uitima instancia, se vio obligado a enviar adelante a los Ange- crientos para proteger la zona de atertzae y facitar un jor” sequro de regreso a la nave de abordaje 1¢ de los Genestealers cecié durante un corto periodo cia que los Angeles Sangrientos podrian ret lamente y restablecer su cabeza de puente. Sin ia paz duré poco, ya que los Genestealers habian -s de los Marines Espaciales y ahora los farlos de la municin y del personal de ie abordaje. La batalla se convirtié en una as escuadras trataron de alcanzar su retrocedian hacia los torpedos de s, los Angeles Sangrientos fueron cayendo ra, abrumados por la superior- ‘emigos, Sangallo no le quedé mas remedio general, Aunque el niémero de das era doce mil, parecia tratarse de una marea imparable de criaturas. Solo sobrevivieron cin- ‘cuenta Marines Espaciales de todo el capitulo, Muchos aban- onaron el pecio en capsulas de salvamento que seguian ‘operativas en algunos de los pecios espaciales. Entretanto, algunos abnegados pilotos de cafionera Thunderhawk se dir- Gileron a los muelles de carga abiertos y a las cémaras de atra- ‘que para lberar a un pufado de escuadras. La accion habia resultado una catastrofe total para el capi lo. La verguienza de la derrota duraria mucho mas tiempo {que las pércidas infligias.