Está en la página 1de 101
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.

VOCES EN MOVIMIENTO

VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.
VOCES EN MOVIMIENTO Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.

Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.

“Voces en movimiento” fue un proyecto aprobado y promovido por el Instituto de Desarrollo Social, dentro de la Convocatoria de Promoción General 2008 de la Secretaría de Desarrollo Social

“Este material se realizó con recursos del Programa de Coinversión Social, perteneciente a la secretaría de Desarrollo Social. Empero la “SEDESOL” no necesariamente comparte los puntos de vista expresados por los autores del presente trabajo”

Índice

Agradecimientos

Pág. 5

Prólogo

Pág. 9

Metodología

Pág. 11

Tinún

Pág. 15

Kankí

Pág. 39

Tenabo

Pág. 57

Dzibalchén

Pág. 67

Xmabén

Pág. 77

Ukum

Pág. 3

Referencias

Pág. 98

Anexos fotográficos

Pág. 99

El Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C. agradece las facilidades otorgadas por las distintas autoridades y personajes de apoyo de las comunidades e institucionales para el logro de este proyecto:

Profra. Rosaura Espinosa Mollera de Sánchez. Presidenta del Sistema DIF Municipal Tenabo

Lic. Alma Rubí García Muñoz. Directora del Sistema DIF Municipal Tenabo.

C. Hernán Muñoz Balan. Presidente del H. Junta Municipal de Tinún.

C. Néstor Raúl Cen Tuz. Secretario del H. Junta Municipal de Tinún.

 

C. Otilia Burgos de Muñoz. Presidenta del Sistema DIF en la Junta Municipal de Tinún.

Licda. Guadalupe Canul Kú, Responsable del INAPAM en Tinún, Tenabo.

C. Diego Amílcar Calderón Herrera Presidente de la Junta Municipal de Dzibalchén, Hopelchén, Campeche.

C. Miguel Várguez Cal, Secretario de la Junta Municipal de Dzibalchén, Hopelchén Campeche.

C. Juvencio Cantún Ek, Comisario Municipal de Xmabén, Hopelchén, Campeche.

C.

Naydi

Asterio

Cámara

Martínez.

Comisario

Ejidal

de

Xmaben,

Hopelchén, Campeche.

 

C. Rafael Coh Pantí. Comisario Municipal de Ukum, Hopelchén Campeche.

C. Anastasio Coh May. Secretario de la Comisaría Municipal de Ukum, Hopelchén, Campeche.

C. Perfecto Chan Uc. Comisario Municipal de Kankí, Tenabo, Campeche.

Así mismo se agradece la participación y asesoría de los siguientes profesionistas:

Lic. Gaspar Cahuich Ramírez, miembro de la primera generación de historiadores y fundador de la Asociación Campechana de Historiadores, con especialidad en la enseñanza de la historia, diplomado en filología y fundador de la Academia Campechana de la Lengua Maya A. C., ha laborado durante 15 años en temática indígena, ha publicado e impartido conferencia sobre cultura local y regional, catedrático de la Universidad Autónoma de Campeche y el Instituto Campechano. Transcriptor, traductor y asesor del proyecto “Voces en movimiento”.

Dra. Magnolia del R. López Méndez, Psicóloga Social con Doctorado en Educación Humanista, Profesora Investigadora de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Campeche. Asesora del proyecto: “Voces en movimiento”.

Psic. Rosa Icela Hernández Aké. Psicóloga educativa. Asesora del proyecto “Voces en movimiento”.

Psic. Ana Sofía Soberanis Rangel. Psicóloga. Tallerista del proyecto: “Voces en movimiento”.

Lic. En Educ. Erika del S. Pérez Hernández. Tallerista del proyecto: “Voces en movimiento”.

Psic. Víctor A. Hernández Paredes. Tallerista del proyecto: “Voces en movimiento”.

Arq. Francisco Eduardo Hernández Aké. Realizador de grabados y dibujos para “Voces en movimiento”.

También se agradece el apoyo del equipo de captura, edición y reproducción de relatos:

C. Tania Isabel Sánchez Gómez.

C. Scherezade Alejandra Rivera Ruiz de Chávez.

C. Luis Guillermo Chacón Ortegón.

C. Viviana Lugo Yerbes.

C. Sullivan Barbosa Herrera.

C. Rosa O. Olivos Cruz.

C. Sardis M. Yoselin Kú Uicab.

C. Ricardo A. Tucuch Herrera.

C. Eloy Joaquín Romero Acuña

C. Estibaliz Ramírez Osorio

C. Álvaro Martín Cazán Rangel.

C. Fernando Sáenz May

C. Gabriela Grijalva Uc.

C. Verónica González Sánchez.

C. Saúl Arias Cach.

C. Argelia I. Canché Dzib.

C. Elizabeth May Pech

El Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C. agradece de modo especial el interés y la promoción realizada para la puesta en marcha del proyecto actual al Instituto de Desarrollo Social y a la Secretaría de Desarrollo Social, en particular al Lic. Miguel Ángel Medina y Sánchez y al Lic. Enrique del Carmen Vásquez Villegas

PróPrólogoPróPrólogologologo

El lenguaje es el medio a partir del cual las interacciones humanas crean y recrean símbolos, tradiciones, historias, en pocas palabras cultura. Hay quienes afirman que el lenguaje es en sí mismo cultura.

Así, la cultura se construye, deconstruye y reconstruye de manera cotidiana con las interacciones humanas. Cuando las interacciones entre las personas no se generan, los símbolos, las tradiciones y las historias que identifican a los pueblos se van desvaneciendo hasta quedarse en el olvido o bien, como un recuerdo vago de unos cuantos.

En el Estado de Campeche existen y coexisten comunidades con milenarias tradiciones, mitos, ritos, artes y ciencias ricas en lenguaje, es decir en cultura, es decir en símbolos. Muchas de estas comunidades han trascendido el tiempo y el espacio, pero el tiempo y los espacios han comenzado a erosionar su lenguaje, su cultura, tal y como el clima lo hace con la tierra.

Entonces las grandes preguntas son ¿Cómo hacer para no olvidar lo que genera identidad en un pueblo? ¿Cómo reconciliar los lenguajes para crear puentes entre generaciones? ¿Cómo reconocer y preservar el capital cultural endémico de una comunidad? ¿Cómo hacer todo esto y al mismo tiempo estar abiertos a otros lenguajes, símbolos, tradiciones y capitales culturales? Lograr lo anterior es un reto de vital importancia para todos los pueblos y comunidades.

“Voces en movimiento” es un proyecto que generó intencionalmente interacciones humanas en comunidades indígenas del Estado de Campeche y entre dos grupos aparentemente irreconciliables, adultos mayores y niños.

Voces en movimiento invitó a los adultos mayores, hombres y mujeres a recordar y a relatar sus historias, sus vivencias, sus recuerdos, sus anhelos, sus creencias, que

son su patrimonio personal, pero también son patrimonio de la comunidad que construyeron junto con otras personas.

Así, entendido como patrimonio cultural intangible las narraciones, algunas de ellas en lengua maya, fueron socializadas con un lenguaje especialmente adecuado, con los niños y las niñas de la misma comunidad. De esta manera, se creó un extraordinario puente intergeneracional, en el que fluyó la cultura en un ambiente de convivencia comunitaria.

Así, niños y niñas se apropiaron de lo que por herencia les pertenece, para seguir construyendo y reconstruyendo lenguaje, es decir cultura.

En voces en movimiento está parte del patrimonio cultural intangible de las comunidades del Estado de Campeche y una forma para no perderlo.

Nuestro más profundo agradecimiento y reconocimiento a los 133 participantes, hombres y mujeres de las comunidades de Tinún, Tenabo, Kankí, Dzibalchén, Ukum y Xmabén que hicieron suyo este reto y este interés por preservar lo que de hecho les pertenece, como testimonio único e invaluable : su experiencia.

Mtro. Sinhué Estrada Carmona

Presidente del Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C.

MetodologíaMetodologíaMetodologíaMetodología

Los adultos mayores de las comunidades indígenas maya - hablantes del estado de Campeche enfrentan una doble condición de marginalidad y exclusión social:

primero debido a su edad 1 y a la pérdida del reconocimiento como agentes de transmisión de saberes tradicionales orales y segundo a consecuencia de la cada vez más continua migración de jóvenes adultos y adolescentes (antaño depositarios de estos conocimientos) a zonas de mayor movimiento económico.

Los municipios que enfrentan este proceso de migración y donde, por ende, cada vez se localiza en proporción un mayor número de adultos mayores corresponden precisamente a los municipios del Programa de Apoyo a Zonas de Atención Prioritaria (PAZAP) de nuestro estado, fundamentalmente Tenabo y Hopelchén, donde la presencia de maya hablantes es predominante como primera lengua o única.

Por ello en este proyecto se propuso la creación de talleres recreativos para adultos mayores que permitieran el rescate de sus experiencias de vida, saberes personales y comunitarios que se articulen en estrategias de cuento y anécdotas de teatro guiñol, de sombras, socio dramas y relatorías de cuento representables en sus propias comunidades, video grabables y compiladas que permitan la re significación de sus propios roles, el rescate de sus saberes y el reposicionamiento personal integrado como depositarios de conocimiento al interior de éstas. Fortaleciendo de este modo su auto estima y su sentido de pertenencia (inclusión social) socio comunitario.

“Voces en movimiento” es un proyecto del Instituto de Psicología Integral y Desarrollo Humano A. C. (IPIDEH A. C.), aprobado y financiado dentro de la Convocatoria de Promoción General (PG) 2008, del Instituto de Desarrollo Social (INDESOL), que propuso laborar con 90 adultos mayores de 60 años, en 6 comunidades de Tenabo (Tenabo, Kankí y Tinún) y de Hopelchén (Dzibalchén,

1 Diagnóstico socio demográfico de los adultos mayores indígenas de México. 20 de febrero de 2008. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), 3er. Párrafo.

http://www.cdi.gob.mx/index.php?id_seccion=2000

Ukum y Xmabén). Se logró la asistencia de 133 adultos mayores de 60 años aproximadamente, superando con creces dicha meta. Aún mejor, su interés en relatar sus historias, costumbres y creencias fue más que satisfactoria.

Dicho rescate se efectuó en un taller denominado “Mi voz en movimiento” de 20 horas de duración, a cargo de 3 talleristas profesionales y un equipo entusiasta de apoyo. En este taller se laboró con técnicas vivenciales de recuperación de historias. Es importante señalar aquí el valor de dicho procedimiento y ejemplificarlo.

El aplicar entrevistas directas a los participantes, aún las grupales, fue de primera instancia complicado al no ser el equipo parte permanente de la comunidad 2 , por ello las técnicas participativas tuvieron un efecto decisivo.

Por ejemplo, al tratar de tocar el módulo de la infancia 3 una respuesta común en todos los poblados fue: “mi infancia fue puro trabajo”, “dejé la escuela y me puse a trabajar”, que si bien eran datos de suma importancia se agotaban en su especificidad. Fue entonces cuando desde la primera comunidad que abordamos (Tinún) metimos la técnica de juguetes. Se adquirieron un conjunto de juguetes regionales (trompos, baleros, pashaques, tira hules, canicas, muñecas, escobitas, caballitos, etc.) y se metieron en una bolsa negra grande, al momento de iniciar esta sesión el talleristas se acercaba a la mesa o espacio central y daba la instrucción:

“aquí traemos unos objetos que queremos tomen para que nos demuestren cómo los usaban de niños” a la vez que acercaba la bolsa voluminosa y con los palos de algunos juguetes asomados. El interés se reflejaba en los rostros y el acercamiento a la bolsa era casi inmediato. Son prácticamente indescriptibles todos los rostros de alegría, de entrega y de disfrute que los participantes demostraron sin excepción. No hubo que dar más instrucciones, durante casi 15 minutos todo era juego y algarabía,

2 Como dato anecdótico cabe señalar que en Kankí acababa de acudir la Procuraduría General de Justicia a impartir pláticas de prevención del delito y la población estaba sumamente sensible a la presencia de actores externos a la comunidad, razón por la cual tuvimos que aplicar con más énfasis técnicas de empatía y de vinculación comunitaria.

3 El taller se dividió en módulos: 1º. Sensibilización, 2º. Promoción de historias generales, 3º. Infancia, 4º. Juventud, 5º. Edad adulta y retroalimentación

lo que muchos adultos y adolescentes de zonas urbanas les cuesta trabajo realizar, estos hombres y mujeres mayores lo hicieron sin ninguna pena: jugaron, cantaron, inventaron y se divirtieron plenamente. Al final los recuerdos fueron surgiendo, brotando con alegría, con sonrisas y suspiros: “así nos enseñaba la maestra… ¡cómo me gustaba la escuela¡”, “cuando iba al

monte me llevaba mi resortera y tiraba… tenía un tino, así, miren, así lo hacía”, “mi muñeca… mi papá me hacía mi muñeca con el bacab”, “yo vendía mis canicas, las que ganaba jugando”. Algunos nos demostraron habilidades en verdad envidiables con el trompo o tirando canicas a distancias superiores al metro y medio con extraordinaria precisión.

La Sra. Soledad Ucán Que (Tinún) nos muestra cómo jugaba muñecas
La Sra. Soledad Ucán Que (Tinún) nos
muestra cómo jugaba muñecas

También fue fundamental el exponer haciendo o el mostrar objetos valiosos del hogar, que fueron otras dos técnicas de gran impacto.

Exponer haciendo implicó el hacer dibujos de crayola o de “lápiz mágico” 4 , escuchamos a hombres y mujeres decir “no sé hacerlo”, lo cual es un comentario común de hombres y mujeres de muchos contextos y edades, se trastocaba en comentarios tales como: “voy a pintar el día que me encontré a la culebra”, “’ta quedando bonito ¿verdad?”, “se lo voy a regalar a mi nieto, que vea lo que hace su abuelito”.

Don Vicente Chi Chulín (Xmabén)y su dibujo del Uay kekén.
Don Vicente Chi Chulín (Xmabén)y su dibujo del
Uay kekén.

4 Se pinta con crayola de colores claros en una superficie de cartulina, cubriéndose posteriormente con tinta negra y levantando al secado con puntas de alfiler o de clip, ello genera trazos multicolores denominados “lápiz mágico”. Se le pide a la persona que narre una historia en el proceso y que decida a quién regalarle su trabajo final.

La técnica de llevar a la 4ª. Sesión un objeto de casa que fuese valioso o significativo pensamos que no se cumpliría, que a las personas se les olvidaría. Afortunadamente nos equivocamos, desde cargar con el xuxac, hasta “tesoros” como recortes de periódico. Estos objetos estaban cargados de significados valiosos, recordamos por ejemplo el molinillo de más de 200 años de Kankí 5 , entre otros.

El llevar las historias a las mismas comunidades posteriormente no fue menos impactante, el teatro guiñol con las historias incorporadas fue un éxito, por ejemplo en Dzibalchén, motivo por el cual se nos solicitaron más historias en otras ocasiones. Razón por la cual, dada la distancia, se propuso el entregar en DVD las filmaciones a las escuelas secundarias que poseen la tecnología necesaria para reproducir estas mismas producciones, algo que originalmente no se había considerado. En Kankí el planteamiento fue de gran agrado y los mismos adultos mayores que contemplaron las obras como ejemplo las disfrutaron enormemente.

Cada comunidad tiene su propia voz, color y hasta sabor que ha sido todo un placer degustar; placentero fue sin duda conocer las tradiciones de Xmabén, las apasionantes leyendas de Ukum, las experiencias sin par de Dzibalchén, la tenacidad de Kankí, la inmensa alegría de Tinún y los centrados valores de Tenabo, entre otros. El texto actual presenta algunas de estas historias, hemos tenido que hacer una selección cuidadosa, el volumen de información ha sido más de lo esperado y sin duda que quedarán más relatos pendientes que podremos ir reestructurando posteriormente. “Voces en Movimiento” ha sido una experiencia incomparable, no cabe duda, los adultos mayores poseen en su voz sabiduría, integridad y ejemplo. Poner en movimiento estos elementos ha constituido para nosotros un honor que quisiéramos describir por este medio con toda la intensidad con que los recibimos. Ojalá pueda el lector compartir este disfrute.

5 Ver Capítulo de Kankí.

Psic. Guillermo Rosales Raya

Coordinador del proyecto

TINÚNTINÚNTINÚNTINÚN

TINÚNTINÚNTINÚNTINÚN 15

NOMBRE

Participantes

EDAD

1. LILIA BALAM DZUL

76

2. ANA MARIA MUCUL CHE

66

3. AMALIA MUCUL MUCUL

70

4. MARIA GUADALUPE QUEJ BALAN

63

5. CANDELARIA MUÑOZ SUAREZ

70

6. CONCEPCION MUÑOZ

61

7. SOCORRO BALAN POOT

70

8. JULIA BARRERA CABALLERO

66

9. SOLEDAD UCAN QUE

73

10. LAISA NELLI MUCUL CHI

65

11. DANIEL MEX QUE

83

12. EMILIO KU CEN

72

13. FLORENTINA CEN ORDOÑEZ

75

14. ESTELA MARIA KU CEN

69

15. JOAQUINA KU CEN

73

16. PABLO CANUL CANCHE

84

17. ROSA CAMAL CACH

74

18. MARIA ESTER CHI CEN

64

19. CANDELARIA CANCHE KU

79

20. JACINTO MUKUL KU

79

21. AVELINO CHUL MUCUL

80

22. CANDELARIA CHE KU

73

23. ADELA CAHUICH DE LA ROSA

70

24. GAUDELIA CEN PARRAO

83

25. GUADALUPE MUCUL CHI

71

La localidad de Tinún forma parte del Municipio de Tenabo, constituida como Junta Municipal y se encuentra a aproximadamente 48 kilómetros de la capital del estado 6

El nombre de esta comunidad puede ser entendida, de acuerdo a Aranda González, B. y González Barbosa de Aranda, Irma Noemí (1996, Pág. 16) en base a los vocablos mayas “Ti (Te ó T´) lugar de, Ahí en” y “Nun ‘…hombre rudo o bozal, persona que no sabe el lenguaje que se habla… que no sabe la lengua”. Dando por tanto dos versiones: “1. Lugar de los hombres rudos. 2. LUGAR DONDE NO HABLAN BIEN LA LENGUA (MAYA)”

Esta denominación puede aunarse a los comentarios que en diversas ocasiones nos hicieron los adultos mayores tanto de esta comunidad como de la cabecera municipal, en el sentido de no ser en sí “mayeros”. Sin embargo contrasta con el tono festivo en que fuimos recibidos en ambas comunidades, donde los diálogos y las interlocuciones grupales fueron hechos en diversas ocasiones en esta lengua. A ello habría que añadir que si bien el interés del equipo de trabajo residió en el rescate de las historias orales, para los pobladores y sobre todos los hombres y mujeres mayores fue en vez el rescate de la lengua misma. Al respecto, por ejemplo, el Lic. Néstor Raúl Cen Tuz, Secretario General de la Junta Municipal de Tinún señaló como fundamental el rescate de la lengua maya previo a la difusión de la cultura de la región.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad se efectuó en un conjunto de 5 sesiones y un total de 20 horas, como mínimo, y es importante señalarlo, decimos que como mínimo porque nuestra presencia posterior a este primer contacto se mantuvo a través de invitaciones posteriores hechas tanto de las autoridades como de los adultos mayores. Realizándose con un total de 25 participantes. Estas actividades grupales se realizaron en La Palapa de las Palomas, con el Club homónimo del Instituto Nacional de Apoyo al Adulto Mayor (INAPAM), mismo el cual es coordinado por la Lic. Guadalupe Canul Kú, y contando con el apoyo del Sistema para el desarrollo Integral de la Familia de la Junta Municipal de Tinún.

6 Datos obtenidos en la consulta de “Consulta de Ruta” de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Don Verde

Relato narrado por el Lic. Néstor Raúl Cen Tuz y Las Palomas.

El Lic. Néstor R. Cen Tuz narra acerca de Don Verde
El Lic. Néstor R. Cen Tuz narra acerca de Don Verde

En entrevista al Secretario de la Junta Municipal, y posteriormente verificado en el grupo de las palomas, fue de gran interés el evocar la figura de Don Verde.

Don Verde era el modo en que se le denominaba a Don Bernardino, recordado ahora como un adulto mayor que antaño iba junto con otros más a la plaza principal, todo vestido de blanco, con un pañuelo en el bolsillo del pantalón y quien antes de sentarse lo extendía sobre los bordes de la calle o de las bancas para no ensuciarse. Ya entonces los niños venían corriendo a su alrededor para sentarse y oír las historias de aluxes, de la Xtabay, del Uay

Pop, de los vientos, del perro negro, entre otras, que él iba narrándoles. El Lic. Néstor recuerda de este antiguo narrador el gozo de ir a escucharlo cada tarde.

La importancia y la figura de este narrador fue reafirmada por el grupo de las Palomas, indicando incluso el rumbo de su vivienda desde donde se trasladaba al centro del poblado, cada día, a brindar sus relatos.

El origen de Tinún

Relato narrado por el Sr. Pablo Canul Canché

El último día del taller la coordinadora del club de las Palomas platica que Don Pablo desea se le entreviste directamente pues tiene una historia que contar sobre la fundación del pueblo de Tinún.

Don Pablo comenta que el nombre del poblado de Tinún, proviene del fundador del mismo, el primero que llegó a vivir a ese lugar con su esposa.

Ese señor, cuando él llegó a este pueblo, eran dos, él y su esposa, entonces él le gustó este lugar y entonces se decidió quedarse a vivir. Ahí empezó el pueblo de Tinún. Él fue la primera persona que habitó este pueblo. Él se llama Tino Tún. Sí, Tino es su nombre y Tún (su apellido); por eso, entonces, (…) no él lo puso, los que vinieron más adelante, los españoles y todo, ellos le pusieron el nombre Tinún. Por eso es que este pueblo le pusieron (sic) Tinún, porque él es el fomentador de este lugar. Así es todo.

El Sr. Pablo Canul nos muestra como jugaba con la resortera
El Sr. Pablo Canul nos muestra como jugaba
con la resortera

El relato de Don Pablo difiere del que se ha mencionado con anterioridad en torno a la toponimia del lugar, pero es de gran interés como el mismo Don Pablo menciona, de las historias que nos cuentan y que a su vez ellos recuerdan de otros, como la actual, que se la externó “alguien que ya no existe” pues “eso en historia no sabemos si es verdad”.

19

La profesora Matilde Aguirre, la enseñanza de la alegría, el baile y el canto.

Participación en general.

Conforme el taller fue avanzando las historias fueron surgiendo, a veces de modo individual, en otras de modo grupal. De repente la Sra. Estela recuerda una canción que dice así:

En que te conocí

Recuerdo aquella tarde pero no recuerdo ni como te vi

Pero si te diré

Que yo me enamore

De tus lindos ojos y tus labios rojos que no olvidaré 7

A este recuerdo se aunarán otros, y algunos de la infancia asociados a la figura que en general Las Palomas recuerdan con gratitud y cariño. La Maestra Matilde Aguirre, que les enseñó con alegría, canto y baile.

- Ella era la que nos ponía a salir a las veladas, por eso enseguida le hice así (relatar con cantos) porque salimos así bailando y a mí me gustaba, hasta el perico (…) A ella le gustaba bastante.

- ¿Les formó a varias de ustedes? Preguntamos

- Sí, responden varias al unísono, era muy buena.

- Muy alegre, bailaba mucho, ¿verdad?

7 Fragmento de la canción “Alma, corazón y vida” del conjunto musical peruano “Los embajadores criollos”

- Mmm, era blanca ella

- Nos daba clases, después se fue y regresó, y se casó acá

- Se jubiló y regresó

- Ya luego las muchachas ya grandes salíamos con ella a la estudiantina.

- Nos enseñaba a bailar unos bailes muy bonitos

- Con el achiote tierno nos pintaban…

Estamos en plena sesión de la infancia y la figura recordada de modo tan preciso de la Profra. Matilde Aguirre, ya fallecida, a tantos años de distancia nos habla de la huella profunda y alegre de su enseñanza en estos ahora hombres y mujeres mayores que a su vez abren otros recuerdos.

El entusiasta grupo de Las Palomas en la primera sesión con sus bordados que realizan
El entusiasta grupo de Las Palomas en la primera sesión con sus bordados que
realizan en el club homónimo

Del canto como relato: la canción de Doña Estela

Narración hecha por la Sra. Estela María Ku Cen

La Sra. Estela M. Cu Cen
La Sra. Estela M. Cu Cen

Para este momento del taller, la Sra. Estela y la Sra. Lilia ya nos habían agasajado con cantos, algunos de ellos en maya y maya – mestizo como le llaman. La Sra. Lilia nos permitió incluso copiar tanto las traducciones como el disco de cantos religiosos traducidos al maya.

La Sra. Estela es pródiga en cantos y como ella misma externa: “Yo no sé si es herencia o porque me gusta, cuando quiero hacer o decir algo hasta yo mismo lo compongo”.

Como muestra nos narra la vez que al final de un carnaval donde participaron las palomas cantó al Presidente de la Junta, aquello de:

Ya de esta cancha nos vamos

Pues nos vamos con pendiente

Queremos que nos brinde

El señor presidente

O esta otra versión:

Ya de esta cancha nos vamos

Pues nos vamos con pereza

Queremos ya combustible

Pero que sea de cerveza

Nuestro interés fue recompensado con creces, entonces, con el recordatorio que la Sra. Estela tuvo del canto que a continuación se transcribe.

Canto en maya (original) 8 :

Buenos día su’ún

Buenos días hija

Ba’aax tuun ku yucho tech

In wichan k usen jastken

Ba’aaxteb tun ku senjadskech

Tumen ma’ tin dsik k’eyen u yuuk’e

Biix

tuun ma’ ta ts’ik k’eyem u yuuk’e

Mix

chika’an tuun ku tsikten

Wa

tumen ma’ a k’ate señor

Mejor nikajen in xuump’atej

Ma tu tasik teen taak’in

Pero mejor ku ya’ ten.

8 Basada su escritura en los acuerdos del 84 y fundado en el maya que se habla en el estado de Campeche, transcripción y traducción realizada por el Lic. Gaspar Cahuich.

Canto traducido (español):

Buenos días hermano

Buenos días hija

Entonces que te ocurre

Mi esposo me pega mucho

¿Por qué te pega mucho?

Porque no le doy pozole a tomar

¿Y por qué no le das pozole a tomar?

Porque no aparece lo que me trae

Si no quiere traer nada señor

Mejor lo abandono

No me trae dinero

Pero es mejor que me lo diga.

No menos asombroso es el recordatorio que ella misma haría del origen de dicho canto.

“Mi hermana lo cantaba con mis tías, y esta medio media se lo grabó, y es grande pero sólo ese pedazo se me grabó (…) le digo hermana porque es la hermana de mi papá (…) cuando váyanos (sic) a jugar escuchamos como ellas están cantando (…) igual las tías grandes de mi papá (…) cuando me lo dijeron era como una chavita, como de 12 años (…) Antes no había nada de que, por ejemplo como ahora que cualquier cosa de justicia, hay de dónde ir, antes no. Cuando tu marido te pegaba, tienes que ir con tu hermano grande (…) o si tienes papá vas con él (…) ellos son los que hacen justicia. Y la justicia grande que se hacía es ponerlos a limpiar la calle”.

A la pregunta de por qué este canto, la Sra. Estela no aduce que se hiciera con un sentido preventivo de violencia sino que “simplemente cuando eso, pues no buscaba ni cómo decir, y como no se sabía mucho, mucho lo que nosotros hablamos ahorita, pues ella viene llorando, y así en maya, se lo preguntaron y ella se está explicando”. Este canto lo narraban a su vez, como ya contado, las tías del papá de doña Estela, aduciéndose que pudiera tener cuando mínimo 100 años.

El carnaval

Relato de participación grupal.

Los cantos traen remembranzas, no sólo de personas sino también de eventos como el carnaval. El canto en el grupo de las palomas surge como un murmullo suave y acompasado de varias integrantes de Las Palomas.

El canto que aún hoy día relata la Lic. Guadalupe Canul, “ha dejado mudos” a los pobladores de Tinún en los carnavales recientes donde la mayoría de la música se encuentra ya pre grabada. La siguiente transcripción se realizó a partir de una grabación proporcionada por la Lic. Guadalupe Canul y cantada por Las Palomas, que deja registrado el canto que acompañaba a sus bailes entonces y a su comparsa ahora.

Aquí estamos las negritas cansadas de caminar

Venimos a ver las fiestas los días de carnaval

Buenos días caballero le venimos a visitar

Las negritas bullangueras le vienen a bailar

Aquí traigo esta flor que huele a panetela

Soy negro Candela que muere por amor

Que muere por amor, que muere por amor

Que siga la guaracha y no hay novedad

Aquí estamos los negritos bailando pa’ vacilar

Aquí estamos las negritas bailando pa’ vacilar

Señola quiele complal

Este lepollo que está bueno pala hacel

Litol con pollo

Y mira que no quiero na’

Beren ben bén, beren ben bam

Y mira que no quiero na’

Beren ben bén, beren ben bam

Señola quiele complal

Este tasajo que está bueno pala hacel

Litol con ajo

Y mira que no quiero na’

Beren ben bén, beren ben bam

Y mira que no quiero na’

Beren ben bén, beren ben bam

Vente conmigo, vente conmigo

Ven conmigo a bailar

Y

si te pegan yo te defiendo

Y

me verán pelear

Traigo sombreros, traigo camisas

Traigo saco y pantalón

Y

mi corbata de pura seda

Y

mi negro faldón

Si te casas con el chino dormirás en un petate

Te levantarás temprano a tocar los cacahuates

María Cristina quiere cantar con hombre blanco

Que le gustá y le responde la mayora

Negro con blanco no pue’e casar

Porque ‘ta moráo’, porque ‘ta moráo’

Quítate negro, no seas baboso

Que con tu baba me vas a ahogar

A mí me duele hasta la barriga

Porque con blanco no pue’e casar

Porque ‘ta moráo’, porque ‘ta moráo’ 9

Las palomas de Tinún.
Las palomas de Tinún.

9 Suponemos a partir del texto, dado que no localizamos este canto de modo previo, que forma parte de una guaracha, nótese el contenido de la canción que de acuerdo al portal ”El Salón de la Música Cubana” que éste muestra: “las actitudes clasistas que reflejan los textos de muchas guarachas se denota una oposición a la multirracialidad, al matrimonio entre blancos y negros, o blancas y chinos, con el señalamiento de "defectos" a la moral, a la naturaleza humana”. http://www.musica.cult.cu/documen/guaracha.htm

El carnaval es recordado con todo detalle por la Sra. Guadalupe Quej Balan.

La música constituía parte importante del carnaval, se tocaba jarana, danzón, paso doble, mazurka, guaracha, entre otros ritmos. Estas melodías se entonaban incluso de modo constante frente a la casa de la reina del carnaval mientras ésta era arreglada para el baile.

En el carnaval la festividad y la tradición se enlazaban, aún en estas fiestas las mujeres no tenían permitido usar vestidos más arriba de la rodilla y para poder invitar a una mujer a bailar era preciso depositar dinero en un sombrero o en una charola que se colocaba en el centro para dicho fin. Así mismo, si algún hombre invitaba a una muchacha para bailar y ésta se negaba, el desprecio podía ser seguido de una cachetada de éste hacia aquella. Lo anterior incluía a la reina. Cuando aún nos cuestionábamos esta práctica, nos explicaron que también si el padre de familia al llevar a su hija al baile en mención encontraba al novio bailando con otra, entonces no les permitía quedarse en el baile ni al novio acercarse a ésta. “No iba a permitir que se burlaran de su hija”, nos explican.

quedarse en el baile ni al novio acercarse a ésta. “ No iba a permitir que

29

El nolo

Nolo tallado en madera por el Sr. Galo Alonso Canul Mukul
Nolo tallado en madera por el Sr. Galo
Alonso Canul Mukul

Dentro de las técnicas usadas para el trabajo grupal se utilizaron, con gran éxito en todas las comunidades, juguetes típicos de la región, tales como caballitos de madera, muñecas, escobitas, trompos, baleros entre otros.

El

juego motivó el recuerdo del modo en que

se

jugaba en la infancia, y en Tinún permitió

rememorar el Nolo.

El Nolo era un muñeco de madera tallado por los padres de familia a sus hijos a fin de que jugaran con éste, dada la dificultad para acceder a la capital del municipio para obtener otros.

Este muñeco a su vez también tenía otro uso, era enterrado en las casas de las nuevas parejas

a fin de proteger a los próximos descendientes de los malos aires, o cuando

habiendo previo un fallecimiento de un nonato o de un gemelo, éste no pudiera llevarse al nuevo hijo o al superviviente 10 .

El papá de la encargada del Instituto Nacional de Apoyo al Adulto Mayor (INAPAM), en Tinún, el Sr. Galo Alonso Canul Mukul, de 96 años, es reconocido por su habilidad para tallar figuras, lo mismo en madera que en piedra. Si bien su asistencia se encontraba en el momento del taller dificultada por su estado de salud, el señor talló para que conociéramos un Nolo, de delicada hechura y que fue sumamente elogiado y recordado por las Palomas como el que utilizaban para jugar en su infancia. El equipo de voces en movimiento, entonces acudió a observar diversos grabados hechos en piedra.

10 El Mtro. Gaspar Cahuich comenta que quizás el término nolo haga referencia a una raíz de “abuelo” que es nool, como protector. Así mismo señala que el muñeco podría representar una manera de transmitir linaje y conocimientos como una reminiscencia de los descendientes.

Grabados en piedra del Sr. Galo Alonso Canul Mukul

Grabados en piedra del Sr. Galo Alonso Canul Mukul 31
Grabados en piedra del Sr. Galo Alonso Canul Mukul 31

La cocina de Doña Joaquina

Relato de la Sra. Joaquina Ku Cen.

El Sr. Emilio Ku Cen muestra un cesto tejido (o xuxac) usando bejucos y que
El Sr. Emilio Ku Cen muestra un cesto tejido
(o xuxac) usando bejucos y que él mismo
realiza usando los pies

Dentro de las actividades del taller “Mi voz en movimiento” se incluía la solicitud de llevar algún objeto personal que por su importancia para la persona pudiese quedar registrado y permitir con ello el rescate de más historias. En general, la respuesta en cada uno de los poblados fue positiva; en el caso de Tinún fueron notorios por ejemplo, el xuxac llevado por el señor Emilio

Don Emilio teje diversos utensilios, entre ellos el xuxac o cesto, utilizando ramas de bejuco y que confecciona con los pies.

Por su parte la Sra. Guadalupe Quej Balán llevó para esta sesión unas jícaras y un lec para tortillas, así como partes del árbol de la jícara cuyos colores le son sumamente gratos.

En diversos recorridos por Tinún vimos que dicho árbol se encuentra en los patios de las casas, con sus bellas tonalidades contrastantes, siendo bien cuidados por los moradores.

Precisamente en una de estas casas situada junto a un patio frontal de notorias jícaras, es que se encuentra la casa de la Sra. Joaquina Ku Cen, “la cocinera con mayor prestigio de Tinún” 11 . La Sra. Joaquina guarda celosamente, y con justa razón, un ejemplar del periódico Por Esto, donde se refleja la entrevista que se le realizase en enero del 2004, cuando su fama como cocinera ya se encontraba extendida no sólo a nivel regional sino internacional (“mis recetas me las piden hasta de Nueva York”). Como lo comentara entonces y lo añade ahora la Sra. Joaquina aprendió en su infancia a guisar “mirando” lo que las cocineras hacían en las casas donde trabajó como empleada doméstica. El recorte que nos proporciona,

en un gesto de total confianza, muestra lo que sigue siendo evidente, visitar su casa

es ingresar directamente al comedor y a la cocina, donde concentra sus afanes. De

ahí salen tanto brazos de reina, como relleno negro, tamales colados, pibi pollos y

dulces, tales como los culines, maja blanco y otros.

El día de última sesión en Tinún se organizó una demostración gastronómica donde

la Sra. Joaquina participó llevando una deliciosa merienda. Esta última sesión estuvo además engalanada con un baile típico ejecutado por Las Palomas.

A continuación se anexa una reproducción de la publicación que diera a conocer la

cocina de Doña Joaquina, el recorte que ella misma guarda orgullosamente. Así como un registro gráfico de los principales alimentos que se dieron como muestra gastronómica el día del cierre del taller: “Mi voz en movimiento”.

11 Por Esto. La chaya y su lugar en la gastronomía del sureste. Elisa Ruiz. 29 de enero de 2004.

Recorte de periódico proporcionado por la Sra. Joaquina acerca de su cocina.

34
34
DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO

DULCE DE PAN

DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO DE

MAJA BLANCO

DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO DE

MANDARINAS PELADAS

DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO DE

TAMALES

DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO DE

BRAZO DE REINA

DULCE DE PAN MAJA BLANCO MANDARINAS PELADAS T A M A L E S BRAZO DE

DONAS

35

M E R E N G U E S MERIENDA DULCE DE PAPAYA SRA. JOAQUINA

MERENGUES

M E R E N G U E S MERIENDA DULCE DE PAPAYA SRA. JOAQUINA KU

MERIENDA

M E R E N G U E S MERIENDA DULCE DE PAPAYA SRA. JOAQUINA KU

DULCE DE PAPAYA

M E R E N G U E S MERIENDA DULCE DE PAPAYA SRA. JOAQUINA KU

SRA. JOAQUINA KU CEN

LAS PALOMAS EN SU DEMOSTRACION DE BAILE REGIONAL EN EL EVENTO DE CIERRE DEL TALLER “MI VOZ EN MOVIMIENTO”. AL FONDO LA PRESIDENTA Y LA DIRECTORA DEL DIF MUNICIPAL DE TENABO

36
36

El Uay Pop

Relato realizado por el Lic. Néstor R. Tuz, el señor Lorenzo Chin y las Palomas

Uno de los relatos que encontramos apenas llegamos a Tinún y que fue reafirmado por distintos narradores lo constituyó la historia del Uay Pop. Misma que exponemos a continuación:

En la comunidad se recuerda que había una tienda muy bien surtida, cuando aún no había caminos de fácil acceso a la capital del municipio de Tenabo. Esta tienda se caracterizaba por contar continuamente con los artículos requeridos por los pobladores sin que el dueño diera muestras de salir a hacer sus compras o surtidos. Ello hizo que la tienda prosperara rápidamente.

Sin embargo, el pueblo comenzó a extrañarse de que ésta bonanza existiera sin que el dueño demostrara el poder surtirse y mantener aún con ello muy bien surtido su comercio.

Al mismo tiempo la comunidad se encontraba temerosa pues se decía que en las noches se veía salir una figura similar a un pájaro muy grande por el rumbo en que se encontraba la tienda, y verla también descender a las primeras horas de la mañana. De manera coincidente en los poblados cercanos se comenzó a padecer de la desaparición de diversos objetos y bienes, que al parecer eran sustraídos de noche sin que nadie pudiese identificar quién se los llevaba.

Una noche un campesino harto de que desaparecieran sus cosas decidió esconderse armado con una escopeta para hacerle frente a quien estuviera hurtando en sus tierras. Al poco tiempo de esperar vio descender entre los árboles a una criatura alada y muy grande, sin dudarlo mucho el campesino le disparó logrando herirle pero sin poder evitar que huyera lastimeramente.

Los días subsecuentes a este evento la tienda de Tinún no abrió sus puertas, sólo se sabía que el dueño se encontraba muy enfermo. Ya después se supo que tenía la herida de un balazo en un brazo, coincidiendo con el que al parecer el uay pop recibió en un ala. La comunidad comenzó a relacionar los acontecimientos y se dieron cuenta que el dueño de la tienda realmente era un uay 12 (brujo – sabio) con la

12 Para una mejor referencia del uay y su significado se pueden consultar las observaciones hechas por el Mtro. Gaspar Cahuich en el relato del Uay Chivo de Ukum.

capacidad de convertirse en un gran pájaro que salía en las noches a conseguir lo que después vendía en su tienda.

El uay falleció poco después y la tienda declinó cerrando definitivamente sus puertas y sin recuperar su esplendor de antaño.

EL Sr. Lorenzo Chin habla del uay Pop
EL Sr. Lorenzo Chin habla del
uay Pop

KANKÍKANKÍKANKÍKANKÍ

KANKÍKANKÍKANKÍKANKÍ 39

Participantes

NOMBRE

EDAD

1. MARIA LILIA HAAS UC

74

2. ADRIANO CHI CAJUN

82

3. CLAUDIA UC CANTUN

63

4. RAMONA UC CHAN

76

5. GONZALO UC CANTO

68

6. LORENZO HAAS UC

78

7. LUCIA UC CANTUN

66

8. ANA MARIA VERONICO MANUEL

65

9. AUSENCIO EK YAM

72

10. EUTIQUIO HAAS UC

62

La localidad de Kankí forma parte del Municipio de Tenabo y se encuentra a aproximadamente 57 Km. de la capital del estado, al sureste de Tenabo en el norte del Estado de Campeche 13 . Adyacente a esta comunidad se encuentra una zona arqueológica homónima.

Kankí es el nombre maya de un arbusto silvestre caracterizado por las florecillas amarillas que posee y que es propio de la región.

De acuerdo a Aranda González, B. y González Barbosa de Aranda, Irma Noemí (1996, Pág. 16) el nombre de Kankí significa “HENEQUEN AMARILLENTO”.

A

pesar de que la distancia con respecto tanto a la capital municipal como estatal no

es

precisamente larga, el acceso a Kankí es poco transitado.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad fue el único que tuvo que

realizarse en entrevistas individuales directamente con las personas mayores de 60 años, contando con 10 participantes. Lo cual no afectó de modo alguno la riqueza de

la información que los pobladores nos proporcionaron, así mismo la participación

del poblado se fue facilitando conforme se fueron efectuando actividades con los

niños y jóvenes de la localidad en paralelo. Se cubrieron los módulos de este modo

y sin embargo, no cabe duda que una mayor permanencia por parte de nuestro

equipo vendría a ser muy bien recibida por parte de la población de Kankí.

Las entrevistas como se señaló fueron de corte individual en los domicilios de los adultos mayores y al mismo tiempo se hicieron actividades de juego y estimulación con los niños y jóvenes en la hermosa plaza principal del poblado.

13 Datos obtenidos en la consulta de http://www.elsur.com.mx/campeche/kankiesp.htm

Fundación de Kankí

Participantes en general

Los recuerdos de los adultos mayores de 60 años de Kankí se remontan a las características del pueblo de antaño, cuando no existía aún la plaza principal del poblado y este espacio se constituía principalmente de maleza, el poblado no poseía un camino bien establecido de acceso, no había luz eléctrica ni agua entubada, servicios que ahora poseen, señalando también cambios como la presencia de las “tiendecitas” y el molino, entre otros

Varias de las personas mayores recuerdan que si había algo que fuese realmente preocupante lo constituían la salud de sus hijos, ya que para consultar algún servicio médico tenían que salir abriéndose paso entre las brechas, hasta el poblado de Tenabo, en un recorrido de aproximadamente 3 horas y cargando a sus pequeños hijos de modo tal que les protegieran de los riesgos del suelo y los más afortunados con carretas tiradas por caballos.

Uno enfermo está grave pues tiene que amarrar una hamaca de la

carreta

gloria… ahora están levantando los nietos, buena vida… antes el

No hay camino… pero hoy, no hombre estamos en la

trabajo de la milpa al pulso ahora hay maquinaria

Remontándose a tiempos más lejanos, lo que recuerdan que les contaba sus padres y abuelos acerca del pueblo es que era antaño una hacienda,

El Sr. Adriano Chi Cajún recuerda que fue en el gobierno de Lázaro Cárdenas (1934 - 1940) cuando se hizo la solicitud para el reconocimiento de Kankí, siendo resuelto en el mandato de Ávila Camacho (1940 – 1946) el deslinde.

Si bien en sus diferentes relatos no coinciden con los momentos exactos en que se instalaron algunos servicios públicos, todos coinciden en señalar su importancia

para la comunidad. Algunos de estos fueron la creación de la carretera hacia Tenabo, la mecanización de la noria, el desmonte de lo que después sería la plaza principal (“era muy riesgoso salir, sobre todo de noche, podían haber culebras”).

Plaza principal de kankí
Plaza principal de kankí

el

La noria

Para la mayoría de los narradores de Kankí, la noria tiene una función primordial y es básica en el recuerdo de la fundación del poblado.

El pozo detrás de la comisaría tiene una profundidad a decir de la Sra. Claudia de 36 metros. El señor Adriano dice que son 35 brazas.

Esta noria era de una hacienda de un señor, tenía su casita bonita con un pozo, ya (luego) el dueño vendió a otro señor… cuando en el poblado sólo estaban los Chan (fam.), como 8 ó 7 personas nomás… antes la plaza sólo era monte, cuando sales de tu casa vas a limpiar tu camino porque vas a buscar agua.

Lentamente los detalles van aflorando mientras la Sra. Claudia nos va narrando lo que a su vez a ella le contaron con respecto a la hacienda:

Ya se derrumbó, uh, ya se derrumbó (la casa del pozo), creo que ya se murió ese dueño… se dice se llama Juan Zurín el primer dueño después vendió a Don Manchado… yo no me acuerdo ahorita, de lo demás no sé… yo no me acuerdo nomás escucho cuando estaba chica…

El extraer agua de la noria también fue una dificultad que la mecanización ayudó a sortear, la Sra. María y el Sr. Adriano comentaron que para ello se utilizaba “una tremenda soga”, la cual se jalaba con caballo. “Con caballo se jala, llega el caballo aquí al kiosco”.

Al amanecer había que jalar agua para el desayuno, aún las mujeres embarazadas. Cargando además el cántaro… como le

hace uno antes de que lleguen los señores con sus caballos para darles agua.

La instalación de los mecanismos de extracción dependió así mismo del apoyo de todo el pueblo, tanto para éste como para la instalación de la luz eléctrica.

Yo le di comida a los muchachos que trabajaron la luz… de ese tiempo… de san Luis Potosí vinieron, cómo iban todos a trabajar, te toca lavar la ropa, te toca darle comida, nadie se negó, nada de que “no porque tengo hijos, no porque se va a poner celoso mi marido”… quién va a decir ¡ay no lo hago!… todos sufrimos de falta de agua…

La noria de Kankí
La noria de Kankí

El molinillo de chocolate

Relato contado por la Sra. María Lilia Haas Uc y el Sr. Adriano Chi Cajún

Platicar con el matrimonio formado por el Sr. Adriano y la Sra. María implica un ameno recorrido de recuerdos y anécdotas sumamente interesantes.

Se casaron cuando tenía el 18 años y ella 14, habiendo tenido un año de enamorados y aproximadamente dos de novios. Este largo matrimonio, como también vimos en otro poblado, posee ya su propio cúmulo de experiencias de pareja y convivencia.

La Sra. María Haas nos comenta:

Él se queda, voy a bailar, no voy a buscar novio (…) no ‘ta celoso, nunca me celó de novio (…), cuando yo regrese ya terminó dos semanas de novenario, pero nunca ‘ta celoso, pero yo no salgo a buscar a nadie, me gusta bailar… la música que traen para las fiestas. Así crecí yo, buena vida…

De él se expresa que le gusta trabajar y que fue un buen jugador de pelota.

Platicando con ellos solicitamos nos platiquen de algún recuerdo de la infancia y Don Adriano le comenta a la Sra. María que saque el molinillo.

nos platiquen de algún recuerdo de la infancia y Don Adriano le comenta a la Sra.

46

La Sra. María saca un molinillo y aclara al respecto que “es un recuerdo”.

Es un recuerdo, es de la esclavitud… cien años tiene mi suegra cuando murió… era de mi suegra se lo dio su suegra cuando ella murió… cuando ella murió me lo dejó… era de una difunta de la esclavitud, su abuelita de mi difunto suegro… y tiene que quedar a

mi nuera…

Ya entonces nos comenta que el molinillo tendrá aproximadamente 200 años y que se usa actualmente para batir chocolate.

Con el recuerdo del molinillo surgen otros en torno a la abuelita de su suegro.

molinillo surgen otros en torno a la abuelita de su suegro. Hasta que vean que no

Hasta que vean que no hay te dan otro, ropa remendada, ellos (la

abuelita de su suegro y el hijo de ésta) trabajaban de campo pero

no

ven nada, no les dan nada… ellos vieron como se escaparon los

de

esta hacienda, porque ya gritaron la libertad… él era de 13

años, él ordeña las vacas y él llama a la gente para que se junte la

pobre gente… la campana que tocan allá… dan ganas de llorar… Por eso le dieron trabajo a su hijo, ella se relacionaba con los hacendados… por eso me dicen ¿aquí vas a prender vela a la señora, por la esclavitud?… es esclavista pero es mi abuelita…. ¡Ya está saliendo la libertad!

La langosta y la granizada

Relato contado por la Sra. María Lilia Haas Uc y el Sr. Adriano Chi Cajún y reafirmado por el conjunto de pobladores

La historia del poblado de Kankí se encuentra sumamente relacionada con eventos naturales que han puesto a prueba la resistencia del pueblo

La señora María nos comenta de sus recuerdos de la infancia, uno de los que más le impactaron fue cuando pasó una plaga de langostas sobre Kankí, ubicando este suceso aproximadamente hace unos cuarenta años 14 , recuerda que se veía la tierra negra, el cielo oscuro , mencionando lo difícil de olvidar este suceso y sus consecuencias, la ruina de los cultivos; la gente hizo todo lo posible por quedarse en su tierra, pero al final solo dos familias pudieron hacerlo, el resto migró a otras poblaciones, incluyendo su propia familia que se trasladó a Tenabo y a Calkiní. Recuerda que salió de kankí a los 5 años, agarrada de la mano de uno de sus hermanos.

Te digo, como cuando pasó la pobreza, cuando comieron la milpa por las langostas quedamos muy pobres, aquí casi nadie quedó, todos salieron a buscar la vida, porque no hay maíz, ¿qué vamos a comer?, ¿qué más vas a comer?, toda esa gente que está por acá son de Sacabchén vinieron a vivir, cuando terminó ya hay un poco de cosecha, pues vinieron, y nosotros hicimos como dos años en Tenabo, porque lo que hizo mi papá era ir al chicle, porque la langosta no comió nada de las montañas, lo que hizo fue comer maíz.

Comenta que también afectó en otros poblados 15 , los hermanos de su mama se fueron a Calkiní “a buscar la vida también”.

14 Al comprobar los cálculos proporcionados contemplamos que no coinciden, sin embargo podemos encontrar dentro de Apuntes Históricos de Dzitbalché referencias a una plaga de langostas que azotó a la península en el período de: 1938-1944

15 Este suceso es narrado o mencionado en otros relatos de otros participantes de las comunidades de la región tales como Tenabo, lo cual muestra lo impactante que fue en sí.

Al vivir en Tenabo recuerda que su papá para conseguir un kilo de masa, tenía que recorrer más de 13 kilómetros, “los daban en bolsas de tela” siendo “tanta gente” que tenía en ocasiones que volver “sólo con medio kilo”, regresando a Tenabo tenían que hacerlo en atole “porque así sí se puede dividir”. Con este medio kilo de masa se alimentaban sus 3 hermanos, ella y sus papás, 6 personas en total. Esta época fue muy difícil para ellos como el resto de los pobladores.

La Sra. María nos comenta que poco después de llegar a Tenabo su papá les comentó que se iba al chicle, “agarró hamaca, agarró pabellón”, les dieron a los que fueron al chicle 20 kilos de maíz cada quince días, así mismo su mamá comenzó a laborar vendiendo leña.

Como sus familiares trabajaban con señores con dinero le dieron un burro a quienes trabajan para que vayan por leña, cambiando con francés, cosas así, alcanza mi mamá medio kilo de arroz, ellos ordeñan las vacas le dan un litro.

Dos años duraron en Tenabo antes de regresar a Kankí, regresaron para aprovechar su terreno y continuar con las labores de campo.

Una de las experiencias que más recuerda la Sra. María acerca del trabajo que desempeño en el chicle su papá, y que este le contó, fue cuando se encontró a un tigre.

Desde entonces dejó de ir a la montaña, al Petén. Su papá salió un día al chicle, a donde iban comúnmente entre cuatro personas pero ese día sólo fueron dos, pero cuando “cruzaron el agua” llevando su carga en la cabeza, dice que su compañero le dio calentura y tuvo que retirarse a su casa pensando su papá, “¿y ahora qué voy a hacer yo?, si tengo mi bastimento”. Así que decidió quedarse un poco, acampó y se quedó “solito”.

Recuerda que su papá les platicaba que:

Entró la noche (y) me encomendé de Dios. Oigo como gritan los saraguatos, agarré mi machete, puse mi pabellón, entonces oigo los pasos del animal. ‘¡Dios mío – pensó - te estoy dando mi valor, si me asusto y me desmayo no voy a ver qué me va a pasar!’.

Comenta que junto al pabellón pasó el tigre. “¡Ave María purísima!” Se dijo y cerró sus ojos, sólo le pasó junto a los pies. Esperó como media hora y echó un grito. Sólo dos días de trabajo hizo más sin volver a ver al animal y se regresó a Tenabo.

Otro momento difícil del poblado lo constituyó la granizada que cayó sobre el poblado y que también recuerdan tanto el Sr. Adriano como la Sra. María y que según se deduce de los cálculos con respecto a las edades de sus hijos podría haber acontecido aproximadamente hace 40 años.

Llegó el granizo, ¡mare!, cuando… una santa lluvia, un viento y gracias a dios, ¡gracias a dios! que dejó los palitos (de la casa), allá nomás, no quedó el guano, puro granizo grande. No tardó mucho, pero fue muy fuerte, comenzó con lluvia y luego comenzó a granizar.

Recuerdan que el granizo era del tamaño de aguacates, Don Adriano estaba en la milpa cuando éste cayó y apenas y alcanzó a guarecerse, llegó a su casa hasta que éste había pasado, la Sra. María también se había protegido debajo de la mesa.

Nuevamente el efecto fue muy negativo sobre la cosecha y hubo que reponerse lentamente.

Estos eventos tienen en común lo importante que es la siembra para estas comunidades y por tanto las consecuencias negativas de los fenómenos naturales cuando afectan a aquella. En estas condiciones, por ejemplo, no son raros los flujos migratorios.

fenómenos naturales cuando afectan a aquella. En estas condiciones, por ejemplo, no son raros los flujos

La historia de Don Gonzalo

Relato realizado por Don Gonzalo Uc Canto

La historia de Don Gonzalo fue de sumo interés pues reunió muchos de los elementos por los cuales dio inicio este proyecto de Voces en Movimiento. Aún más significativo fue la sorpresa de Don Gonzalo cuando le pedimos nos autorizara que fuese contada, entonces sumamente extrañado nos preguntó “¿porqué?”. La extrañeza de Don Gonzalo quizás pueda ser comprendida si tomamos en consideración que ejemplifica el común de las historias de los pobladores de esta comunidad caracterizada por su resistencia ante las adversidades y el continuo sacrificio que les ha permitido salir adelante.

Sus papás 16 llegaron cuando jóvenes al poblado de Kankí, con sus respectivas familias provenientes de Nunkiní, donde les quemaron sus casas “cuando pasó la guerra” 17 . Formando parte de un conjunto de doce familias del mismo sitio de origen. Fue aquí donde se conocieron y se casaron. Esta nueva pareja formó parte de los pobladores que quemaron y cortaron el monte donde posteriormente se asentaría la plaza principal de Kankí, el lograr desbrozar este terreno central del poblado fue necesario porque constituía la zona de paso al pozo adyacente al poblado donde se extraía el agua a una profundidad de 60 brazas usando una soga gruesa para dicho fin. La mayoría de los entrevistados coincidieron en señalar que al ser terrenos de maleza era probable encontrarse víboras y otros animales riesgosos al paso.

De niño, Don Gonzalo alternaba las labores de apoyo domésticas con la escuela, donde acudía en las tardes. Lo hacía sacando agua del pozo, lavando nixtamal, torteando, moliendo a mano, algo que él mismo señala lo hacían los niños y niñas del poblado por igual porque “si no ayudaba a la pobre jefa… se va a cansar mucho”, todo lo anterior mientras su padre iba a las labores del campo. De este modo llegó hasta el 4º. Grado de primaria cuando, a su pesar pues la escuela le gustaba mucho, tuvo que dejarla. Sólo eran dos hombres hermanos, además de ocho

16 Don Gonzalo es de los pocos narradores que no sólo nos dio a conocer su historia sino además sus antecedentes familiares.

17 En otro momento hará referencia a este hecho como la Revolución.

mujeres, por lo cual tuvo que incorporarse a las labores del padre en el campo ya que “andar en el monte solo era peligroso porque era alto”. Cabe señalar que al incorporarse a éstas nuevas labores no dejó de realizar las que hacía ya en casa.

labores no dejó de realizar las que hacía ya en casa. Don Gonzalo señala que lamentó

Don Gonzalo señala que lamentó haber dejado la escuela y que ello le hacía sentir que no tenía estudios, sin embargo menciona que por ello procuró que sus hijos sí estudiaran resaltando que dos de ellos son ahora maestros egresados de las Normales de Hecelchakán y de Calkiní. Los dos trabajan en su profesión, uno de ellos en Cuautla, Morelos y el otro en Cancún, Quintana Roo.

Intrigados por este dato y por el comentario que hace de sí mismo como alguien que no tiene estudios le preguntamos cómo le hizo para ayudar en la formación de sus hijos, Don Gonzalo se ríe y externa: “Ni me di cuenta, pero le hicimos la lucha”.

Don Gonzalo recuerda cómo criaron a sus hijos su esposa (q.e.p.d.) y él, resaltando lo que considera fue más difícil, “de comer no es tanto, ¡la enfermedad!, no había carretera, puro a patitas teníamos que salir hasta Tenabo”. Las mismas dificultades afrontaban cuando salían por ejemplo a Pomuch, de donde era originaria su esposa, ya que toda la familia disfrutaba mucho de ir a este sitio para las fiestas, sin embargo en ello había en vez, un tono festivo:

Ves qué bonito (es) estar caminando, con su carga, uno que carga su hamaca, otro que carga su ropa, caminar desde Tenabo hasta acá, como doce kilómetros, haciendo como cuatro horas… Incluso (con) un bebé de seis meses cargado. A mis hijos les encanta la fiesta.

Incluso recuerda con gusto que una de sus hijas aplaudía de alegría cuando por fin salían de la maleza al camino principal de Tenabo.

Del gusto por la fiesta y por el estudio retorna a la formación de sus hijos y de lo difícil que fue para ellos encontrar trabajo, sobre todo para el tup (el más pequeño), quien a un año de haber egresado no podía hallarlo. Don Gonzalo menciona cómo es que se dio que se fuera sin ningún apoyo al centro de la república hace 4 años para lograrlo, recreando el diálogo que se dio entre ellos.

Recuerda que su hijo se lamentaba de no poder acceder a un trabajo como maestro:

- Para qué me sirvió el estudio, con el título estoy durmiendo, pa´ qué, haz de cuenta que no estudie

- Déjalo hijo, vamos a trabajar la milpa – le dijo Don Gonzalo.

- ¡Ja!, ¿tengo mi título pa’ que yo vaya a trabajar al campo?, ¿para qué estudié? Si usted no me buscas dinero pa’ que yo me vaya pues voy a ver qué hago

- No te preocupes, como ahorita es época de la cosecha, pues así se ve un poco de dinero; no te preocupes, ya mero busco el dinero, ¿cómo cuanto será a donde piensas ir?

- Vamos a hacer esto. Aunque sean cinco mil pesos que me busques, yo me lanzo a ver qué hago.

En este punto de la historia Don Gonzalo se detiene y musita: “vieras que todavía lo estoy pensando, todavía se va a quitar de acá y se va para allá”. La voz se le entrecorta cuando recuerda que le dijo:

- ¿Cómo le vas a hacer, cómo vas a localizar allá, cómo vas a saber cómo estoy, cómo voy a saber cómo estás?

- Tú no te preocupes – le contesto su hijo con determinación - búscame eso, si lo hay ahorita pasado mañana me voy.

“Pues se arriesgó, hasta su pobre mamá se puso a llorar, yo le dije, pues ni modos, ya aprendió lo que tenía que aprender, así que busqué dinero y le dije ahí está”.

- Nos vemos, - se despidió su hijo - cuando yo llegue allá voy a hablar a Tenabo, cualquier cosa, que yo encuentre trabajo, ¡tengo que buscar trabajo!

¡Mare! Sí buscó, ahora trabaja allá de maestro – comenta su sorpresa Don Gonzalo -, cuatro años tiene ya que se fue. Ahora viene para vacaciones y nos vemos en Champotón donde está una de mis hijas.”

Nuevamente cuestionamos a Don Gonzalo, cómo él y su esposa, pudieron apoyar en la formación de sus hijos y ahora reflexiona: “Se puso duro para levantarlos. Se ve fácil” y compara con algunos jóvenes que ha visto en la ciudad y compara sus ventajas de acceso a diversos servicios, “en cambio un chamaco que crece en un ejido, ve la pobreza, tiene que darle al estudio, si no cómo va a avanzar”. Dice ahora de su hijo: “Logró lo que estaba pensando. Ahora es un buen maestro, cuando voy a Pomuch me dicen aquí te mandó un dinero”.

Uno de los motivos para el inicio de este proyecto fue el percatarnos de los flujos migratorios de poblaciones jóvenes hacia ciudades de atracción económica y por

tanto la dificultad de tener futuros depositarios de los saberes y tradiciones regionales. Sin embargo, en esta y otras poblaciones si bien mencionan que se percatan de la emigración juvenil no lo ven como un problema en muchos casos sino como una muestra de la superación entre otras vías por medio del estudio.

TETENABOTETENABONABONABO

TETENABOTETENABONABONABO 57

57

NOMBRE

Participantes

EDAD

1. PAULA YEN SALAS

84

2. MARIA ANTONIA CARDOZA CHE

88

3. MARIA MAGDALENA CAHUICH

80

4. CARMELA REJON NARVAEZ

72

5. EULALIA PECH TUN

90

6. MARIA FLORENCIA POOT UCAN

69

7. MARIA LEONARDA DZIB MATU

76

8. MANUELA KU EK

67

9. MARIA LUISA GARCIA NARVAEZ

81

10. DONACIANO EHUAN HOOL

68

11. ROSA MARIA PACHECO POOL

72

12. JOSE ESTEBAN CHIN POOL

70

13. EMILIO UC BASULTO

84

14. SILVIO ESTRELLA CAHUICH

82

15. JUAN BAUTISTA MOLINA TEC

82

16. FRANCISCO CANUL ALDANA

82

17. ADALBERTO VILLANUEVA TUN

83

18. GERMAN MEDINA TEO

70

19. TEODOCIO HOOL PECH

83

20. CACILDA CHI CHE

70

21. MARIA MANUELA CHIN POOL

70

22. MARIA MARGARITA UC HIL

65

23. JOSEFINA UC MOO

68

24. FELIPA MOO

75

25. FAUSTINO CHABLE CAHUICH

69

La localidad de Tenabo es la cabecera del municipio del mismo nombre y se encuentra a aproximadamente a 41 Km. De la capital del estado 18

El nombre de esta comunidad “no es nada claro… existen varias opiniones al respecto, de acuerdo a Aranda González, B. y González Barbosa de Aranda, Irma Noemí (1996, Pág. 14 - 16), señalando entre las probables: “CASA DONDE SE PARA LA CONTRIBUCION (IMPUESTO) DE LA SAL”, “MEDIR POR PALMOS”, “AQUÍ (EN ESE LUGAR) DE LAS FLORES BLANCAS”, siendo la última la que los autores del texto referido citando a Barrera Vázquez les parece más aceptable.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad se efectuó en un conjunto de 5 sesiones y un total de 20 horas, añadiéndose a lo anterior la presencia en la invitación que se nos hiciese al Festival de la Campechanidad y el Concurso de Altares, mismo en el cual participó el grupo de adultos mayores del INAPAM, a cargo de la Lic. Guadalupe Canul. Estas actividades grupales se realizaron en La palapa interior de las instalaciones del DIF Municipal de Tenabo, contando con el apoyo del Sistema para el desarrollo Integral de la Familia del Municipio de Tenabo.

desarrollo Integral de la Familia del Municipio de Tenabo. 1 8 Datos obtenidos en la consulta

18 Datos obtenidos en la consulta de “Consulta de Ruta” de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los dueños del monte

Relato realizado por la Sra. Josefina Uc Moo

La señora Josefina relata lo que a través de su abuelo aprendió desde muy pequeña en relación con los aluxes y los dueños del monte.

Dice de estos personajes que son “viento, viento que lo ven como niños, pero desaparecen, pero desaparecen, cuando andábamos juntando ganado así nos decía mi abuelo, en ese camino no vayan, pero como uno es ociosa te vas, ves los niños que se están yendo, tres, uno con sus jicaritas en la espalda y todo y te vas atrás de ellos”

Sin embargo las enseñanzas de su abuelo les permitían ponerse alerta a ella y sus hermanos, “Decía mi abuelo si los hablas te hacen daño, pero si no los hablas o no los ves en una sarteneja así grande, allí desaparecen, se van ellos, se dan cuenta que los estás siguiendo y desaparecen.”

De los aluxes se cuentan numerosos relatos en lo que es esta comunidad y en Kankí, ya la Sra. María Haas y el Sr. Adriano nos habían comentado al respecto. En este relato la Sra. Josefina amplía hacia su encuentro con los dueños del monte.

Igual los duendes de los grandes también, ves la viejita pero no los hables, porque una vez nos pusimos a hablar porque estaba junto al pozo y me dijo (mi abuelito que) ella que no era mi abuelita la que estaba allá sino que eran los duendes. Entonces una vez nos pusimos a seguirlo y allí mismo desaparece, son tres, tres viejitos, uno de ellos era el que dicen era el más malo, ese era el más malo, es sí que te lleva, son cuando llevan a los niños dicen, cuando vuelvan con el tiempo son los yerbateros. …

Del mismo modo el abuelo le enseñó cómo mantener contentos a los dueños del monte y evitar con ello daños.

Tienes que darles un regalo en el terreno y sanas, nosotros en el terreno en que vivimos cada siete años se pone regalo, se pone los once pibes, pero el último va a ser de un pollo grande, separado, es el que se dice es para el más chico de ellos, lo pones a la mesa y con eso a las seis de la mañana, a las doce del día y seis de la tarde no cargas el viento, pero si a esas horas estas andando ellos también están andando. No puedes andar a donde están ellos, así que en ese terreno donde vivimos así lo aprendimos y nadie volvió a cargar el viento, así nos enseño nuestro abuelito de esa forma…

Recuerda que estos aprendizajes los comenzó a asimilar desde que tenía entre cinco y siete años. Ha aprendido de tal modo que ahora vive en el terreno donde se encuentra la sarteneja.

Así que cuando yo me casé por en ese terreno fui a vivir, por eso entonces nos decía mi abuelo, esto y esto hagan para que no les hagan nada… Ya sabíamos los horarios y que ponerles.

De hecho la Sra. Josefina está muy consciente de que con el respeto que le guarda a los dueños del monte no sólo se protege de posibles daños sino que además obtiene beneficios en su tierra:

Da las frutas de las matas pero como piedras, crías a tus animales igual, por montones y eso tienes que darle regalo porque ellos te lo regalan… Mucha fruta, tan como quintas, los animales igual, así están las gallinas, así están los pavos, así crecen los cochinos. Pero sí, siete años tienes que dar un regalo, y si no lo das te atienes a las consecuencias porque se te llaga esto o te duele esto y hasta que no lo pongas no se te quita, eso es la historia de allá, esa es la historia de acá, eso lo tenemos aquí por la colonia esperanza… Son dueños, son viejitos, son grandes, son duendes grandes y los niños son aluxes

La venta de las canicas

Relato realizado por el Sr. Silvio Estrella Cahuich

En el segundo día de visita a Tenabo en las técnicas grupales pudimos entrevistar al Sr. Silvio Estrella Cahuich, su historia igual que otras ya relatadas, es una narración de sacrificios y de aprendizajes continuos que es importante reproducir.

Su historia se generó a partir de la técnica de juegos infantiles y al preguntar acerca de éstos Don Silvio recordó con mucho entusiasmo el trompo, las canicas, el tira hule entro otros. Sin embargo, su significación más profunda vendría después.

Don Silvio recuerda que a la edad de 9 años habían fallecido ya su hermano y su papá, posteriormente fallecería también su mamá. Sin embargo, antes de que ello aconteciera ya él se preguntaba “¿Cómo voy a hacer Dios mío?, ¿qué chamba me pueden dar?, éramos 3, con mi mamá y mi hermana; ya entonces me dije Dios es muy poderoso”.

La solución más inmediata que encontró fue en sus juguetes:

Salgo a buscar canicas, en ese tiempo diez centavos de chicharrón así (mismo) es el pozole – nos señala extendiendo las manos -. Me pongo a jugar canicas lo gano y lo vuelvo a vender, ese tiempo dos centavos dos canicas, vendo quince centavos,

La respuesta que Don Silvio encuentra no sólo está en las canicas, pues también vende horquetas de tira hule y las vende a diez centavos. ¿Quiénes son sus clientes?:

“mis contemporáneos, me lo encargan”. Los otros niños.

Pero no es lo único, Don Silvio también es beneficiado de la solidaridad de la gente de Tenabo, con el producto de sus ganancias con las canicas y los tira hules acude a

las tiendas que venden pozole para él y su familia, los tenderos que lo conocen no le venden el pozole se lo regalan.

Conforme va creciendo se da cuenta que es necesario comenzar a trabajar en algo diferente, ya a los doce años pide a un señor quien tiene mucho maíz que le contraten para desyerbar, pero éste se niega bajo el argumento de que ya está completa la gente y Don Silvio está consciente de que es porque no le dan el trabajo porque “(el campo) no sé trabajar, no me quieren dar así voy a echar a perder la milpa de ese señor. Hasta que un día alguien le permitió trabajar “un mecate – y le dijeron - sí lo terminas.”

Como comenta Don Silvio de ese modo aprendió a trabajar y a salir adelante.

La historia de Don Silvio consideramos que es importante contarla ya que nos permite ubicar el modo en que le hace frente a una condición crítica para salir adelante con los recursos de que dispone y con el apoyo de la comunidad.

Los participantes de Tenabo muestran su habilidad en el juego de las canicas
Los participantes de Tenabo muestran su
habilidad en el juego de las canicas

Don Faustino y la panadería

Relato realizado por el Sr. Faustino Chablé Cahuich

Una de las técnicas utilizadas en el proyecto actual buscaba rememorar los años de la infancia, quizás relacionándolos con años escolares. Sin embargo no pocos participantes hablaban de sus años escolarizados como una etapa trunca y que en ocasiones era percibida en el ánimo pesaroso de no haber recibido educación. Ayudar a reconocer y por tanto rescatar aspectos de la educación no formal, recibida en la casa, en el campo o en el trabajo fuera de los anteriores era sumamente necesario. Al comenzar a relatar su historia el Sr. Faustino creímos de inicio que sería así, pero su historia y el modo en que él mismo percibe su aprendizaje del oficio que ahora desempeña nos pareció por demás significativo.

Don Faustino recuerda que a la pobreza de la infancia se aunó la llegada de la langosta que implicó que su condición familiar se estrechara más, razón por la cual tuvo que dejar la escuela en el primer grado de primaria.

El primer trabajo que encontró fue como leñador y posteriormente ya más grande se metió de aprendiz de panadero, es aquí donde a Don Faustino habla con mayor alegría y comenta:

Me metí de aprendiz de panadero, después aprendí que soy feliz trabajando… y no lo estudié de memoria lo aprendí… (En la escuela) sacar cuentas nomás lo aprendí pero de lo demás no aprendí… y hago pan siempre…

Este trabajo lo desempeñará con un patrón por 35 años y como él mismo lo dice “no cualquiera lo hace, es de memoria nomás…” El énfasis dado por Don Faustino no nos deja lugar a dudas, la actividad que aprendió y actualmente desempeña le es motivo de orgullo

Actualmente posee un horno propio, “tengo mi horno ahorita, horno de doce latas, tengo báscula… hice pan lo vendí a 20 pesos, pa’ buscar unos pocos centavos si no lo busco de dónde viene… yo tengo que trabajar”.

En la entrevista que le estamos realizando se le pregunta por apariciones o historias relacionadas con el campo, dado que trabajó de leñador; pero Don Faustino nos cuenta las que le ha tocado presenciar en la venta del pan. Expresa que le ha tocado encontrarse con la Xtabay.

Como estaba vendiendo pan de noche, yo lo veo a las dos de la madrugada, (es) una mestiza, desaparece… andaba vendiendo pan… Veía Xtabay, ganado acostado en la calle pero es espanto eso, cochino que le dicen en maya X’ keken. Hay espíritus lo vi una vez paradito en una puerta. Anduve yo mucho. La Xtabay es una mestiza tiene rebozo lo que no tiene es zapatos, es como un pavo tres patitas tiene, era un chamaco aprendiz de panadería cuando lo vi. El Xtabay es viento, se deshace con el viento, lo ves a las once o a las doce. Es peligroso no te pares en su camino porque si no cargas con el vientazo. Yo cuando veo que se va jalo mi cuchillo, si se acerca le clavo con mi cuchillo, porque ando preparado.

Ya entonces Don Faustino nos aclara: “Así son los venteros de pan hay que cuidarse. Fui muy afortunado, aprendí de todo. No tengo miedo, ando con mi triciclo ando buscando la vida, pues de robar nunca nos enseñaron, buscas un centavo en la calle llévalo a botar otra vuelta… allá vivo yo, tengo mi terreno, tengo mi trabajo diario, así está mi vida.”

Reflexionamos y nos damos cuenta que nosotros somos los afortunados al aprender de la vocación y principios de Don Faustino entre otros tantos narradores.

DZIBALCHÉNDZIBALCHÉNDZIBALCHÉNDZIBALCHÉN

DZIBALCHÉNDZIBALCHÉNDZIBALCHÉNDZIBALCHÉN 67

Participantes:

NOMBRE

EDAD

1. MANUEL ACEVEDO MARTIN

91

2. FAUSTINA TUN POOL

80

3. MACEDONIO POOT AKE

64

4. MARIA ANA MAAS CAAMAL

56

5. FELICIANO KU TUN

70

6. MERCEDES DZUL DZIB

84

7. AUDOMARO CANCHE CACH

72

8. IRMA ROSA ROMANA COLLI DZUL

57

9. MARINA AUSENCIA HAU

60

10. FILOGONIO POOL REJON

60

11. MANUEL JESUS PACHECO GARCIA

73

12. CANDELARIO SOSA ORTIZ

57

13. RODOLFO YEH POOT

64

14. CESAR CERVERA RAMIREZ

77

15. TEUDOSIA GOMEZ SALDIVAR

72

16. JOSE CONCEPCION CASTILLO TAPIA

88

17. NAZARIO CHAN CACH

67

18. DANIEL MOO CACH

75

19. ANTONIO MEDINA MONTEJO

66

20. JUSTINO TZACUN COB

73

21. ANZELMO CUUL EK

80

La localidad de Dzibalchén forma parte del Municipio de Tenabo, constituida como Junta Municipal y se encuentra a aproximadamente 113 Km. De la capital del estado 19

De acuerdo al Lic. Gaspar Cahuich, la toponimia de Dzibalchen hace alusión a “que el agua se va acumulando o recolectando y como el vocablo recabar es muy parecido a escribir se cree también que significa pozo escrito, y la partícula dzitaj hace mención de la profundidad y carencia del agua en esa región (de ds’i recolectar, y ta o tal: denota acción y ch’eén cavidad o pozo).

Posteriormente se aclarará más a este respecto que es fundamental en las denominaciones de los poblados de la región llamada “Los Chenes”.

En esta comunidad encontramos una serie de estampas a través de los relatos que en conjunto nos permiten dar una imagen más completa del Dzibalchén de antaño, todas las cuales se integran con el principal producto de la época, el chicle y las dificultades aunadas a su extracción.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad se efectuó en un conjunto de 5 sesiones y un total de 20 horas en instalaciones proporcionadas por la Junta Municipal del EMSAD (Educación Media Superior a Distancia), perteneciente a la junta y que se sabe fue originalmente un espacio destinado a las labores de recolección del chicle. El número de asistentes fue de 21.

19 Datos obtenidos en la consulta de “Consulta de Ruta” de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El santo en el pozo

Narración grupal.

Narra la historia que antaño Dzibalchén vivió momentos de conflicto durante los cuales se quemaban a los santos y perseguían a los sacerdotes. Fue entonces que en la Iglesia conocida como San Juan bautista de Dzibalchen había un pozo donde escondieron al santo de bronce de la iglesia y una campana grande, años mas tarde encontraron y sacaron al santo de bronce con un peso de alrededor de 300 kilogramos y la campana, siendo trasladados a Silvituc y a cambio trajeron a la virgen dolorosa.

Nos comentaron que mientras este santo estuvo en el pueblo las cosechas fueron abundantes, había mucha producción y la siembra era buena. Los pobladores mencionaron han pedido que se retorne al santo para su propio bienestar y prosperidad.

También se dice que el verdadero nombre del pueblo es Dzibilchen y no Dzibalchén, ya que aseguran que en la tapa que removieron del pozo y que se encuentra en el fondo de este, se halla la escritura de dicho nombre.

El Lic. Gaspar Cahuich realiza una serie de acotaciones acerca de la toponimia de los poblados de los Chenes que a continuación se describe:

Los Chenes, sufijo que ha sido característico de un grupo de poblaciones que se ubican actualmente en el Municipio de Hopelchén, dada la toponimia de los chenes podemos con certeza aseverar que proviene del vocablo de la lengua maya peninsular Ch’eén que significa cavidad o pozo, cabe hacer notar que la palabra chenes resulta un compuesto del maya con el español, esta palabra fue españolizada y ha quedado asentado gráficamente de la siguiente manera chen significando como ya hemos dicho cavidad, profundidad, cuenca y pozo, en este caso haciendo alusión a la parte geográfica del estado donde por cuestiones de subsistencia en el periodo colonial fue necesaria la perforación de pozos. La partícula pluralizadora de es de chenes que hace función de sufijo en la partícula chen para quedar como actualmente lo conocemos chenes proviene de la lengua española, de allí que (chenes) sea una palabra compuesta entre el maya y español.

El significado total de esta denominación resulta aún más elocuente, cuando el Lic. Gaspar nos explica la dificultad que estas poblaciones enfrentaron ante la falta de agua.

El nombre de estos lugares como lo menciona Pérez Martínez:

Hopelchén, Bolonchén, Dzibalchén, K’oncheén, Pakchén, reproducen en sus toponimias el drama que encierra la historia de estos pueblos en búsqueda del vital liquido, viéndose obligados por sugerencia de los españoles a perforar pozos ,pues ellos en otros tiempos habían solucionado la escasez con la construcción de aguadas, el aprovechamiento natural de los cenotes y construcción de chultunes o cisternas (de chul recabar o recolectar y tún piedra, es decir recabar o recolectar en piedra).

De tal modo, como se señaló con anterioridad la denominación hace alusión tanto al agua que se va acumulando o recolectando, pero además hace referencia (o su significado puede ser muy próximo) a escribir, por lo cual se supone que dice pozo escrito, versión que al parecer se asemeja mucho al relato ya señalado.

ESTAMPAS VARIAS

LA CAIDA DEL AVION

María Ausencia Hau.

La Sra. María A. Hau nos relata sobre la caída de un avión, ella menciona que el único sobreviviente fue un el señor Manuel Acevedo, también se encontraba el señor Francisco Rodríguez, quien era candidato a la presidencia del pueblo en ese momento

Según doña María el Sr. Francisco Rodríguez era el que gestionaba a favor de su pueblo y se refieren a él como una persona humilde y buena, el piloto quien también falleció era de Mérida.

Se dice que fue un accidente no aclarado, doña María nos relata que ese día vio como traían los cadáveres colgados en los caballos, ya que vivían a lado de casa de Don Francisco. Este relato es sumamente mencionado dentro del grupo

DON NARCISO

Relato grupal

De modo similar a la relatoría que nos permitió identificar un personaje en la comunidad de Tinún, en Dzibalchén se nos comentó la figura de Don Narciso. Un señor que vendía agua, en un palo ataba dos galones y se los colgaba al hombro, usaba unas pitas para no lastimarse el hombro y cuando no vendía se sentaba a pensar. Su figura apacible y su actividad cotidiana de transporte de agua hicieron de él un personaje sumamente recordado posteriormente.

EL MOLINERO

Relato grupal

Es este un relato de un personaje de la comunidad y sus peripecias en el trabajo del chicle que además demuestra el auge que llegó a tener en la región y lo demandante de su trabajo.

Don Arturo Molina era un molinero, al cual se le ofreció trabajo para moler maíz y para hacer tortillas, con el fin de darles de comer a los chicleros ya que empezaría la temporada del chicle y se iban de campamento, como vio que solo eran como 18 hombres y la paga era buena acepto el trabajo.

Pero al estar en el campamento se dio cuenta de que habían como 100 hombres y que el trabajo era mucho, era tanto que algunos chicleros tenían que ayudarle a moler para ellos mismo. Ya que se había arrepentido busco la manera de salirse, y la única forma fue inventando un dolor de muela, así que fue con el doctor y le dieron su salida.

La historia de Don Manuel

Relato hecho por el Sr. Manuel Jesús Pacheco García.

Los relatos que cuentan el modo en que se logró una meta como el alcanzar un nivel estudios profesionales, como fue el relato de Don Gonzalo en Kankí, son historias ejemplares, donde el sacrificio y el tesón son fundamentales para el logro de los objetivos, involucrando a la familia, la comunidad y la persona misma que realiza dicho esfuerzo.

Don Manual nos cuenta que aproximadamente hace como 61 años salió de su pueblo para estudiar la Normal cuando tenía 12 años , y que si no lo hubiera hecho así hubiera sido chiclero o arriero como sus hermanos mayores, ya que eran los únicos oficios o trabajos que habían en aquel entonces en el pueblo de Dzibalchén.

Por ello agradece el haber ido a la normal ya que consideraba que el trabajo de chiclero era denigrante para los hombres debido a las malas condiciones de trabajo, “se tenía que trabajar en temporadas de lluvia que era cuando mas enfermedades había como el paludismo, la enfermedad de la mosca chiclera, entre otras”, sin embargo, precisamente por ello, respeta el esfuerzo de las personas que trabajaron ahí, por aguantar las malas condiciones.

Su papa era zapatero y lo ponía a ayudarlo clavando zapatos en un pequeño taller que tenían que “era modesto pero completo”, iban muchas personas como don Manuel para aprender el oficio, ya de ahí es que se fue a la Normal de Hecelchakán por seis años.

Nos comenta que la vida en la normal superior le gustó mucho aunque la comida era escasa, por lo que aprendió a compartir y a vivir con el resto de los chicos, ahí le vio “el otro lado a la vida”, también en Hecelchakán a los 16 años tuvo una novia mayor que él, su otra novia la conoció en el carnaval de Calkiní gracias a un amigo que lo invito a pasear. Los comentarios que nos hace aquí al respecto son interesantes:

Los jóvenes antes de enamorar “teníamos que analizar el terreno”, se valían de las cartas que enviaban con sus hermanos o amigos, para poder enamorarlas, recuerda que mandaba a su hermano menor a llevar la carta a su enamorada con el pretexto

de que iba a buscar limones y por esa chica su madre fue a pedir la mano, pero termino con ella porque le dijeron que andaba con otro, hasta que conoció a la que sería posteriormente su esposa.

Para que la familia de la novia lo aceptara tenían que llevar maíz, cacao entre otras cosas, el enamoramiento era completamente diferente, ni siquiera podían tomarse de las manos y si los llegaban a ver a las muchachas les pegaban sus padres. De hecho las costumbres eran muy diferentes, tampoco podían estar mucho tiempo fuera de casa en la calle nos cuenta que durante el gobierno de Ortiz Ávila se logro llevar luz al pueblo, que en el parque y en cada esquina había un foco que apagaban a las diez de la noche y todos tenían que ir a dormir, no había televisión ni otras diversiones de ese tipo.

El papá de Don Manuel murió un mes antes de que él pudiera terminar y paso por una serie de problemas por ello, su madre que era una persona muy trabajadora lo apoyo para terminar, ya como a los 18 años termino la carrera de maestro.

madre que era una persona muy trabajadora lo apoyo para terminar, ya como a los 18

75

Juventud y carnaval

Relato Grupal

El Carnaval igual que en otros poblados era una celebración de suma importancia para el pueblo.

Cuando eran jóvenes recuerdan que cuando se celebraba el carnaval era una fiesta muy preciosa y sana, que llegaba gente de todos lados de Campeche, de Mérida y de los poblados cercanos. La festividad duraba cuatro días de diversión, se disfrazaban, había reina y todo se tomaba muy en serio.

Salían los hombres a bailar la guaranducha y recuerdan bailaban con una culebra de madera.

Los martes de carnaval en el palacio municipal se instalaban orquestas y conjuntos, que tocaban tanto guaranduchas como danzón.

Taller “Mi voz en movimiento en Dzibalchén”
Taller “Mi voz en movimiento en Dzibalchén”

XMABÉNXMABÉNXMABÉNXMABÉN

XMABÉNXMABÉNXMABÉNXMABÉN 77

Participantes:

NOMBRE

EDAD

1. EUTIMIO CANCHE UC

86

2. FULGENCIO TUN YAM

75

3. SEVERO EK CHULIN

75

4. FIDEL GONGORA EHUAN CAHUICH

70

5. FRANCISCA ARNULDO CAHUICH

70

6. JULIANA MARTIN

73

7. GREGORIO CAHUICH DZIB

78

8. CELIA MONTOY PUGA

75

9. REINA LUCIA MONTOY PUGA

75

10. MADERO MELCHOR MARTIN

61

11. ARCADIO ARCHEVIDA CAHUICH

73

12. ROMAN MARTIN CAN

88

13. JUANA MARTIN CAN

77

14. FRANCISCA ANCHEVIDA CAHUIC

70

15. FLORENTINO MARTIN CANTUN

63

16. ATANACIO MARTIN CANTUN

64

17. JUAN MAY

81

18. ANTONIO EK CHULIN

78

19. FRANCISCO MONTOY MEDIAN

87

La localidad de Xmabén, forma parte del municipio de Hopelchén y se encuentra en la zona conocida como La Montaña o los Chenes, a 210 Km. Al sureste de la ciudad de Campeche, por la carretera Hopelchén – Xpujil 20 .

De acuerdo a los participantes mismos Xmabén hace referencia a: “sin camino alguno”, indicando que antaño no había camino de acceso, comentaron que fueron pobladores de Sacabchén quienes lo habitaron dado que en su comunidad el pozo fue secándose.

Lo anterior se comenta aún cuando datos del Instituto de Ecología A. C 21 . Señalan que esta comunidad surgió con el esplendor chiclero llegando a haber en esta pista de aterrizaje para el traslado de este producto.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad se efectuó en un conjunto de 5 sesiones y un total de 20 horas en instalaciones de la comisaría y contando con el apoyo del Comisariado tanto ejidal como municipal, asistiendo 19 personas.

20 Género y Recursos Naturales: Mujeres mayas y la Reforma Agraria en México. Ponencia presentada por

Campeche.

María

C.

Sánchez

González.

Universidad

Autónoma

de

http://www.globaljusticecenter.org/ponencias2005/sanchez_esp.htm

21 Historia de Xmabén, Instituto de Ecología A. C. en

http://74.125.95.132/search?q=cache:TwQlhqavzxwJ:www.conabio.gob.mx/institucion/proyectos/

resultados/Xmaben%2520Folleto%2520Mapas_BJ013.pdf+xmaben+historia&hl=es&ct=clnk&cd=2&

gl=mx

HISTORIA DE LAS OFRENDAS DE XMABEN

Relato grupal

Como en muchas de las narraciones de estas comunidades se encuentran sumamente vinculadas a la preservación del campo a través de rituales que demuestran el respeto por la tierra, los recursos y el beneficio sobre todo de la cosecha a través de figuras como los aluxes o los señores del monte ya mencionados con anterioridad 22 .

Tal es el caso de la narración que nos comentaron en Xmabén.

Nos contaban que en ese pueblo lo que más cosechaban era maíz, y cada vez que iban a sembrar les ponían unas ofrendas a los aluxes para que tuvieran buena cosecha, la ofrenda consistía en pepita molida y agua, esto lo ponían en una jícara y lo dejaban donde habían hecho la siembra logrando de este modo tener una buena cosecha.

Los habitantes de esta comunidad creían fielmente en este ritual, mencionaban que gracias a eso tenían buenas cosechas.

Sin embargo la última cosecha les fue muy mal ya que hubo sequia y todo el maíz se les seco y prácticamente no cosecharon nada. La buena realización de las ceremonias y su ejecución por gente que conozca al respecto como los Jmenes es fundamental para el logro de los objetivos de la cosecha.

22 “Para los mayas los dueños del monte son seres divinos y espíritus, que incluyen a sus ancestros. Los espacios productivos provenientes del monte k´aax tienen un dueño que es dios del monte” Género y Recursos Naturales: Mujeres mayas y la Reforma Agraria en México. Ponencia presentada por María C.

Campeche.

http://www.globaljusticecenter.org/ponencias2005/sanchez_esp.htm

Sánchez

González.

Universidad

Autónoma

de

HISTORIA DE DON GREGORIO

Relato hecho por el Sr. Gregorio Cahuich

El relato de Don Gregorio nos permitió conocer con mayor exactitud la tradición de solicitud de matrimonio que había en estas regiones tal como nos lo habían contado ya anteriormente gente de otras comunidades.

Don Gregorio nos empezó a relatar que conoció a su esposa cuando tenía como 17 años y entonces quiso casarse con ella (de aproximadamente 14 años), entonces acudió con un señor que sabia pedir la mano de las muchachas de ese lugar.

Encontrar a quien supiera pedir la mano era muy importante, sería quien fungiría después como padrino, cabe señalar que debería de saber expresarse con elocuencia y hablar muy bien del solicitante.

Quien Don Gregorio solicitó intercediera por él con los padres de la muchacha lo hizo satisfactoriamente, llevando para tal efecto a la solicitud e mano regalos a los padres, lo que más les gustaba, por ejemplo si el padre fumaba le llevaban sus cigarros o licor, etc.

Don Gregorio se casó y él y su esposa tuvieron hijos, pasando varios años de matrimonio hasta que la esposa de Don Gregorio falleció. Ello le afectó mucho y se puso muy triste porque la quería mucho, después un señor ya mayor y considerado como sabio del pueblo le aconsejo que no buscara otra esposa ya que si esta tenía más hijos, a sus hijos propios no los iba a tratar igual, entonces Don Gregorio siguió este consejo y siguió criando solo a sus hijos. Poco a poco fueron creciendo y se casaron también, algunos estudiaron y él comentaba que se sentía bien consigo porque logró sacar a sus hijos adelante a pesar de haber quedado viudo, y que él está feliz.

UKUMUKUMUKUMUKUM

UKUMUKUMUKUMUKUM 83

83

NOMBRE

Participantes:

EDAD

1. AMADO TUCH CHI

62

2. VENANCIO CHI

78

3. EVANGELINO COH FLORES

53

4. PEDRO COH CAMPACH

89

5. PEDRO MAY COLLI

76

6. MARCOS MAY UC

73

7. DIONISIO VERA TZEC

62

8. ALFONZO TZEC CAB

76

9. LUCIANO CHULIN MOO

67

10. EMILIO MAY UC

74

11. SANTOS COH MOO

77

12. MARIA VIVIANA TZEC CAB

82

13. TORIBIO GONGORA BACAB

64

14. EVARISTO MAY UC

70

15. SANTOS PUC CAB

74

16. JACINTO MAY CHI

71

17. MATEO UC CHI

70

18. PEDRO UC CHI

72

19. EUFRACIO UC US

75

20. RODOLFO COH UC

73

21. ANASTASIO COH DZUL

85

22. VICENTE CHI CHULIN

75

23. SERAPIO MEDINA EHUAN

67

24. ELENA UC US

70

25. LAZARO CHI CHULIN

64

26. ERMILO COH FLORES

66

27. RUFINO UC US

73

28. JOSE C. FLORES MONTOY

66

29. FRANCISCO COH UC

70

30. NAZARIO UC CAHUICH

70

31. LEOBARDO CHI UC

72

32. ESTEBAN UC TUZ

93

33. BONIFACIO MAY UC

73

La localidad de Ukum, forma parte del municipio de Hopelchén y se encuentra en la zona conocida como La Montaña o los Chenes, a 176 Km. Al sureste de la ciudad de Campeche, por la carretera Hopelchén – Xpujil.

De acuerdo a los participantes mismos Ukum hace referencia a un tipo de paloma que existía en el pozo natural central en el poblado. Y la cual también se identifica como paloma morada, paloma mora, paloma azul, Ukum en maya 23 . Las menciones con respecto a esta ave son referidas a su belleza, ágil vuelo y cantar característico; así mismo sirvió como fuente de alimento para los primeros pobladores y se sabe pueden encontrarse monte adentro.

El trabajo de voces en movimiento en esta comunidad se efectuó en un conjunto de 5 sesiones y un total de 20 horas en instalaciones de la comisaría y contando con el apoyo del Comisariado municipal, asistiendo 33 personas. Como anécdota se puede señalar que los adultos mayores acudieron solícitamente al llamado de la comisaría a través del perifoneo que se encuentra instalado en la comisaría misma. Así mismo es interesante acotar que en este poblado se abundó en historias y leyendas fantásticas.

23 http://cazadoresusa.com/animal.htm

El Pozo de Ukum.

Relato grupal

Algo que nos reiteraron continuamente los participantes, desde nuestra llegada, fueron los comentarios sobre el pozo, que de acuerdo a lo que nos señalan tiene que ver con el origen de la comunidad.

Señalan que originalmente en este sitio había (y hay) una cuenca de agua “como si hubiese sido hecha”, perfectamente redonda, la cual solo tuvieron que anillar y colocar el brocal para su aprovechamiento. En esta oquedad existían muchas pequeñas palomas, comentan, “muy bonitas, chiquitas, llenitas”, que habitaban en este pozo en grandes cantidades. Mismas que ahora hay que “avanzar mucho” en el monte para encontrarlas. De estas palomas (Ukum) toma su nombre el pueblo.

Comenta el Lic. Gaspar Cahuich lo siguiente:

Antes de la llegada de los españoles los mayas no le habían puesto brocal a los derrumbes accidentales en las que se encontraba el agua y que posteriormente se llamaron pozos, y es a raíz de la llegada de los iberos, cuando se excavo con la intención de encontrar venas de agua modificándose el concepto que los mayas tenían de ch’een, que quiere decir cuenca o profundidad.

Esta aclaración nos es sumamente pertinente pues al momento de recabar esta historia los participantes insistían en darnos a entender que el yacimiento de agua impactaba por su redondez, casi listo para ser anillado. Ello era algo notorio si tomamos en consideración el comentario dado por el Lic. Gaspar Cahuich.

El uay (way) chivo

Relato realizado por el Sr. Luciano Chulin Moo

Apenas en la primera sesión en Ukum pudimos conocer al Sr. Luciano, hombre de charla agradable quien se expresa de modo fluido y ameno en maya. Es él quien nos narra la historia de uay chivo y cómo esté fue atrapado en una ocasión por su papá y otros pobladores hace muchos años.

Transcripción del relato 24 :

LE HORA BINO’ MIX EK’JOCH’ENI YAAN LUNA TE BIIN KU TAAL TE XMABENO’ PUES MAAK BINE’EX , BA’AX KUN BEETEXE , JACH LAS DOCE DE LA NOCHE BINE’ KU TAL LE RUIDO BIN TE TU BEE XMABENO TUUX YAAN LINDOO.

JACH LAS DOCE DE LA NOCHE BINE KU TAL LE RUIDO BIN TE TU BEE XMABENO’.

KA TU YIILJO’OBINE, KONE’EX TS’IK DE ACUERDO, BUENO LE KANA WALEXE’, XIIK MAMBI LE TRAGOO, BEHORA TS’OOKYORATA U TAL LE WAY CHIVOO, TS’OOKI TS’OOKI PREPARARTABAIX WALE’ YAAN MI 10 NUUKUCH MAAKO’O KIAKOBE MA’ TIN WALAJTEXI LE KA KUCH JACH TE TUUX LE NAJ LE U TIENDA……………… KABIN T’OCHPAJ BINE’ U YOOKE DE MASCAB, KA TU YAALAJE JESUSEN, MA’ TIN WALAJTECHI

BEEY KAN BINA’ BEEY KAN BINA’ YANBAPACHKE’EX ,YAAN K WOOLOPACHTIK, LA PREPARADOO BIN YEETEL SUN TIA’AL U MACHKO’O LE KA TUCHUKAJ TE’ CHUMUKO CHAAB U YOOKO,PERO KA JOP U TAALE’ JEBIX LE CHIVOO PUES KU YAAKO’OBINE YAAN U

2424 Transcripción y traducción del Lic. Gaspar Cahuich.

WOOLOPACH KA LEBI KU YAAKO’OBINE’ YAAN K’AAXKE’EX KA TU K’AXOB TI JUMP’EE CHE BINE’ KU YAAKO’OBINE’ WAY WAY KUNSASTATO’ONE’ TU TAAL U SALTAL BINE’ TAAN BIIN U SUSUTANKI TU CHUN LE CHEO KU YALA’ TI BIINE’ PUES JELA’ AMIGO MA’ TUN BIIN SI TECHE MA’ BALCHEICHI TECHE MAAKECH , KA TUN MACHI KA JOP’ U TOOPÓ BIIN , JOP U JATS’A …JALK’ABTA’ABINE MA’ OJETAL MAAXI DON BIIN TU BETAL TU BEI XMABEN.

Traducción:

En aquel momento cuando aun no oscurecía al resplandor de la luna cuando acordaron no irse, y comentaron justamente a las doce se escuchó un ruido por el camino de Xmaben por donde está Lindo 25 .

Entre ellos comentaron vamos aponernos de acuerdo, lo que ustedes digan , que vayan por el trago es momento de que venga el way chivo, ya, ya prepárense , habían como diez hombres mayores , entre ellos comentaban , como a las doce ya llega corriendo , en eso estaban cuando por el camino de Xmaben por donde esta Lindo en aquel entonces… no se los dije , cuando vieron que se aproximaba donde estaba la tienda se tropezó , pues los cascos del chivo eran como de metal entonces el chivo dijo… jesusen…no se los dije…. Tu vas por aquí , tu por aquí vamos a rodearlo todos estaban preparados con sus cuerdas para atraparlo dejaron que entrara y se escuchó los pasos del chivo ,pues comentaban cerquémoslo y fue lazado y entonces dijeron amarrémoslo y fue amarrado en un madero , y comentaron tenemos que esperar que amanezca para ver si esta cosa no es un animal si no un ser humano, cuando el chivo vio que amanecía empezó a dar vueltas y vueltas en el tronco del madero, entonces le dijeron amigo no nos vamos a ir, aquí estaremos, tú no eres animal eres en ser humano y lo empezaron a joder, soltándolo luego sin saber quién era y tomo el camino de Xmaben y se fue.

25 Hace referencia a una persona del poblado así denominada

El Mtro. Gaspar Cahuich comenta al respecto del uay que se cita en el Cantar no 4 de los Cantares de Dzibalchén, J´uaye´eb ya´ab tk´aal k´in eek, “Los días largos y oscuros”, comenta de éste que:

El Sr. Luciano Chulin (tercero de izquierda a derecha), narrador del uay chivo
El Sr. Luciano Chulin (tercero de izquierda a derecha), narrador del uay chivo

Recoge los temores de los 5 últimos días del año, representados en un año, por lo eterno que les parece a los mayas estos días, de llanto, de cosas malas, de la libertad que goza el diablo en esos días, la apertura de los infiernos, la ausencia de la bondad y el gobierno de la maldad, de llantos, momento donde la jerarquía social no existe ante el gobierno de la incertidumbre, pobres y ricos son lo mismo, nadie tiene el control de lo que ocurrirá en los cincos días,

89

los ricos, los sabios, los ignorantes, los batab , los nacones, chaques, a todos se les mide el pecado, que Junapk´u almacenaba en un vaso de barro que de llenarse de la maldad Junapk´u decretara el fin de todas las cosas, por ello que el termino de un año los mayas se preguntaban: ‘¿Faltara mucho para que se llene el vaso? ¿Qué nos depara en este nuevo año? ¿Nos permitirán vivir en este nuevo ciclo?’

Los días uaye´eb son los últimos 5 días del año, momento de transición momentos de penumbra cósmica, momento en que la tierra inicia un nuevo ciclo, días de dolor, de incertidumbre y oscuridad. Durante estos días, llamados uay, los mayas permanecían en sus casas para guardarse de cualquier catástrofe, para las promesas y confesión de pecados.

Cinco días que parecen un año son la fuente de inspiración del poeta maya que dejo plasmado el sentir de un pueblo que cría en los katunes y en sus catastróficos finales e inicios

Es decir el año viejo o el ciclo viejo concluye y el nuevo se acerca, el momento de la fusión de lo viejo con lo nuevo es el uay,

El término uay se aplicaba por tanto a los procesos de transición de un estado a otro, tal era el caso, nos explica el Mtro. Gaspar Cahuich, de los ritos mortuorios.

Existe en epigrafía una grafía para este propósito (mortuorio) que se esculpía al pie de la estela que daba cuenta del acaecido, deseando que con este emblema el muerto pase a otro tipo de vida.

En no pocos poblados nos habían hablado del uay, siendo los de relatos más completos el de Tinún y éste, el de Ukum; en relación a la aplicación dada a estos relatos en específico, el Mtro. Gaspar Cahuich nos comenta:

A raíz de la llegada de los brujos españoles y conquista de los Jmenes de la península y de ser parte esencial de los brujos el de transfigurarse o convertirse en animales o aves, es que esta palabra se le aplicó por extensión a la brujería, aunque claro, el concepto de brujería tuvo en el pasado el mismo significado de lo que ahora llamamos sabios.

Puesto que el uay en su origen representa la transición de un estado a otro los mayas actuales aplicaron esta palabra a la brujería que en su representación y connotación común significa que el hombre que practica la brujería puede convertirse en animal, entonces el momento de transición de hombre a animal es uay.

.

El Tunkuy

Participantes en general

Uno de los relatos fantásticos que llamaron nuestra atención fue el del Tunkuy. Igual que las otras narraciones, del Tunkuy no nos dijeron que se tratara de algo que hubiese acontecido, sino de algo que sigue ocurriendo en nuestros días.

En el monte se encuentra el Tunkuy, un gigante que en vez de tener el pie como los seres humanos, “lo tiene volteado, al revés, parece que va hacia delante pero en realidad va ‘pa tras”, “es un gigante, no tiene el pie así, cuando camina para acá parece que va ‘pa ‘cá pero no va ‘pa ‘cá”. Este gigante tiene la propiedad de dejar su huella en sentido contrario, de tal modo que cuando un campesino o alguien en el monte encuentra sus huellas y desconoce de su existencia puede que avance en el sentido que aparentar ir, ello con el fin de salir de la maleza si uno está extraviado, pero el seguir los pasos te pierde aún más. Así mismo si te encuentras con este gigante “te come”

El Lic. Gaspar Cahuich expresa:

Es un personaje gigante y mítico conocido en algunas lugares como ka’majtuy o tunkuy, esto se debe a que este humanoide en vez de dedos en los pies tiene dos talones, por lo que no se sabe si va o viene, en algunas regiones se le conoce al gigante como huapach’

De hecho, nos explica que pueden encontrarse referencias al respecto en los Cantares de Dzibalchén, más específicamente en el Cantar No. 6, Wapacho´o yeetel p´uz (o´o), Linaje de Gigantes y Jorobados.

A continuación se añade la traducción proporcionada por el Lic. Gaspar Cahuich:

Linaje de gigantes y jorobados

Se ha hecho muy necesario

que sea medida la cuenta de cuantos

años o katunes

de tiempo han pasado

del tiempo desde cuando (existieron) aquí

en estos poblados, los

grandes y rojos

hombres, aquellos

que alzaron los muros

de los antiguos poblados

que ahora miramos aquí

en la provincia de La Sabana

todos esos poblados

esparcidos sobre

la tierra que ahora

miramos posados (sus edificios)

aquí y allá sobre

altos cerros

mira que trajeron

aquí en los poblados, damos

el significado

lo vemos todo, aquí está

y lo que sabemos

porque día

a día vemos

en medio de los cielos

la señal de lo que

nos fue dicho por

los hombres antiguos

hombres de aquí

de nuestros pueblos, aquí en

de aquí de nuestra tierra. Damos

lo cierto de nuestra intención

para que se pueda

leer lo que

hay en la faz del

cielo al entrar la

noche, así desde

el horizonte hasta el meridiano

así pues se inclina.

El Lic. Gaspar nos señala que:”Ha permanecido en la memoria colectiva de los mayas dos razas de hombres de los cuales desciende los mayas actuales, ellos son los Wapacho’o y los jorobados, como primeros pobladores de la península de Yucatán”.

Y parafraseando el texto traducido comenta:

Todo ocurrió hace ya varios katunes, que es necesario que sea contabilizado para saber el tiempo en que aquel evento ocurrió, cuando estos hombres iniciaron la construcción de los primeros adoratorios posados en los cerros, cuando esta raza mezclada dio como resultado al pueblo maya que actualmente habita en la península.

Poco se conserva sobre los gigantes o Wapacho’o, pero la tradición oral reza que los constructores de los edificios que actualmente se mira en toda la geografía de Yucatán es obra de los p´uz de la cual descendemos los mayas, aunque ya no conservamos memoria histórica de esta secuencia los p´uz son referencia inmediata relacionado con los antiguos constructores de las pirámides.

El Winkirits’

Participación grupal.

El Winkirits’ narra la historia de un cuerpo de mujer sin cabeza, piernas ni brazos, que aparecía en el monte causando gran miedo con ello, este cuerpo hecho de piedra hacía retumbar el suelo al rodar y caer en medio de los caminos.

Narran que un poblador al ver esto decidió hacerle frente para acabar con el temor que observaba en su comunidad, razón por la cual propuso seguir su rastro y encontrarle. Hizo lo que había prometido hasta dar con el Winkirits’, y sigilosamente lo siguió hasta llegar a una cueva donde al parecer éste se escondía. Armado con un pico entró y acabó con el Winkirits’ rompiéndolo en pedazos mientras se escuchaba un muy fuerte alarido, fue entonces que se percató de que se trataba de un “mal viento”.

El hombre regresó a su hogar a sabiendas de que acabó con el Winkirits’, sin embargo a consecuencia de haber enfrentado el “mal viento” a los pocos días enfermó muy gravemente, con severas fiebres, sin que nadie pudiese auxiliarlo y pereció.

El Lic. Gaspar Cahuich anota que el término de esta narración puede hacer

referencia a un cuerpo que causa escándalo por sucio y percudido, podría escribirse como Winkirits’. Winkli es cuerpo y kiritz percudido

Xbablé

Participación grupal

Otra narración de singular relevancia la constituyó la del Xbablé, comentan que se trata de un sitio en el monte, relativamente alejado de la comunidad, donde puede encontrarse la entrada a una cueva, en cuya entrada se observan gran cantidad de moscas y se percibe un olor “muy feo, como echado a perder”, ya entonces si la persona que va allí corta un árbol y se queda esperando escucha un rumor que va creciendo, sumamente atemorizante y la persona siente que la fuerza se le va (“el valor se te va”). El “chiste” comentan es tomar valor para salir corriendo, no quedarse allí. De hecho mencionan que nadie ha tratado de averiguar más allá al respecto.

El Lic. Gaspar Cahuich nos comenta que en este cuento se requiere de una precisión fonológica, sin embargo de manera inmediata se externa que “babaàl se refiere a algo que causa terror y come de la cual los mayas tienen terror”.

Este tipo de relatos se cuentan, como hemos señalado, no como algo que haya ocurrido, sino que acontece en la actualidad y son eventos de los cuales guardan mucho respeto y que aún se transmiten en pláticas cotidianas de padres a hijos.

No es de extrañar en este contexto encontrar diferentes historias sobre estos seres, así como sobre la Xtabay, la llorona y otros que dan vida a este escenario fantástico.

llorona y otros que dan vida a este escenario fantástico. Grabado realizado por Arq. Francisco Eduardo

Grabado realizado por Arq. Francisco Eduardo Hernández Aké

Referencias:

Aranda

González,

M.

y

González

Barbosa,

Irma

N.

(1996)

Tenabo,

MONOGRAFÍA MUNICIPAL. SNTE. México, D. F.

Ed.

Del

Magisterio

“Benito

Juárez”

El

Salón

de

la

música

cubana

http://www.musica.cult.cu/documen/guaracha.htm

 

Género y Recursos Naturales: Mujeres mayas y la Reforma Agraria en México. Ponencia presentada por María C. Sánchez González. Universidad

Autónoma

 

de

Campeche.

http://www.globaljusticecenter.org/ponencias2005/sanchez_esp.htm

 

Historia de Xmabén, Instituto de Ecología A. C. en

 

http://74.125.95.132/search?q=cache:TwQlhqavzxwJ:www.conabio.gob.mx/

institucion/proyectos/resultados/Xmaben%2520Folleto%2520Mapas_BJ013.

pdf+xmaben+historia&hl=es&ct=clnk&cd=2&gl=mx

 

Ruiz, Elisa. La chaya y su lugar en la gastronomía del sureste. Publicado el 29 de enero de 2004 en el periódico Por Esto.

 

Secretaría

de

Comunicaciones

y

Transportes.

Rutas

Punto

a

Punto.

http://aplicaciones4.sct.gob.mx/sibuac_internet/ControllerUI?action=cmdEscogeRu

ta

Tun Chuc, J. (2005) Apuntes históricos de Dzitbalché. En Calkiní, Atenas del Camino Real.

 

http://www.elsur.com.mx/campeche/kankiesp.htm

 

ANEXOS FOTOGRAFICOS

Sra. Teodosia Gómez de Dzibalchén muestra juguete como se hacía en su infancia
Sra. Teodosia Gómez de Dzibalchén muestra
juguete como se hacía en su infancia
Vista interior de una casa de Tinún estructurada usando raíces de árboles como horquetas naturales
Vista interior de una casa de Tinún
estructurada usando raíces de árboles como
horquetas naturales
Tricitaxi adornado para la clausura del Mes de la Campechanidad en Tenabo
Tricitaxi adornado para la clausura del Mes de
la Campechanidad en Tenabo
Adultos mayores de Ukum en una de las técnicas del taller “Mi voz en movimiento”
Adultos mayores de Ukum en una de las
técnicas del taller “Mi voz en movimiento”
Niños del poblado de Xmabén que espontáneamente se integraron al taller “Mi voz en movimiento”
Niños del poblado de Xmabén que espontáneamente
se integraron al taller “Mi voz en movimiento”
El equipo de trabajo actuando un teatro de sombras con la historia de” Don Verde”
El equipo de trabajo actuando un teatro de sombras
con la historia de” Don Verde”
Actuación del equipo en Xmabén, con teatro guiñol: Representación del Uay Pop
Actuación del equipo en Xmabén, con teatro guiñol:
Representación del Uay Pop
Otro ángulo de la Noria de Kankí
Otro ángulo de la Noria de Kankí
El equipo de trabajo grabando un audio para un teatro de sombras
El equipo de trabajo grabando un audio para un teatro
de sombras
Parte del equipo de trabajo de captura, edición y representación de historias del proyecto “Voces
Parte del equipo de trabajo de captura, edición y
representación de historias del proyecto “Voces en
movimiento”

100