Está en la página 1de 14

Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 47

Contribución al conocimiento de la vegetación de alta


montaña en la zona del volcán Ojos del Salado
(Tinogasta, provincia de Catamarca, Argentina)*
González, J. A. 1 y A. E. Würschmidt
1 Instituto de Ecología, Fundación Miguel Lillo, Miguel Lillo 251, (4000) Tucumán,
Argentina.

R E S U M E N — González, J. A. y A. E. Würschmidt. “Contribución al conocimiento de la


vegetación de alta montaña en la zona del volcán Ojos del Salado (Tinogasta, provincia de
Catamarca, Argentina)”. 2008. Lilloa 45 (1-2). En este trabajo se describe la vegetación a
lo largo de un gradiente altitudinal desde Cazadero Grande (3.368 msnm) hasta el Volcán
Ojos del Salado (7.084 msnm) en la provincia de Catamarca (Departamento Tinogasta), en el
Noroeste Argentino. La descripción de vegetación más exhaustiva se realizó en la zona de
Aguas Calientes (4.050 msnm), Laguna Negra (5.550 msnm) y Volcán Negro (4.500
msnm). De acuerdo a Cabrera se reconocieron las siguientes zonas a lo largo de la transec-
ta: 1) Prepuna, en la zona de Cazadero Grande; 2) Puna, entre El Chorro (3.706 msnm) y
Aguas Calientes (4.050 msnm); 3) una zona de transición entre la Puna y Altoandino entre
El Chorro y Laguna Negra (5.550 msnm) y la vegetación del Cerro Negro. En este lugar se
reconocieron dos etapas diferentes de colonización: una sobre la lava volcánica y otra por
fuera de ella. De acuerdo a registros previos se detectó un desplazamiento altitudinal de la
vegetación probablemente relacionado al cambio climático regional.

A B S T R A C T — González, J. A. and A. E. Würschmidt. “Contribution to the knowledge


of the high mountain vegetation in the area of the volcano Ojos del Salado (Tinogasta,
Catamarca Province, Argentina)”. 2008. Lilloa 45 (1-2). This paper reports description of
vegetation along an altitudinal gradient running from Cazadero Grande (3,368 m above sea
level) to Ojos del Salado volcano (7,084 m above sea level) in the province of Catamarca
(Departamento Tinogasta), northwest of Argentina. The main description of vegetation was
focused in the locality of Aguas Calientes (4,050 m asl) and other areas as Laguna
Negra (5,550 m asl), and volcan Negro area (4,500 m asl). According to Cabrera
(1976) we recognized the following zones along the transect: 1) The “Prepuna belt”, around
Cazadero Grande; 2) The “Puna belt” between El Chorro (3,706 m asl) and Aguas Cali-
entes (4,050 m asl); 3) A transition zone between Puna and “High Andean belt” between
El Chorro and Laguna Negra (5,550 m asl) and the vegetation of Cerro Negro area. In
the last place we recognized two different steps of plant colonization: One over the volcano
lava and other out of this area. According to previous data it was detected and altitudinal
vegetation displacement probably linked to regional climatic change.

INTRODUCCIÓN

Los aspectos florísticos de las regiones de terés que despiertan estos lugares es que en
alta y media montaña de Argentina han sido general representan áreas casi desconocidas,
poco estudiados a pesar de tratarse de for- o poco exploradas, donde la vegetación está
maciones vegetales muy importantes tanto muy poco alterada por influencia antrópica.
desde el punto de vista hidrológico, climáti- Esto último permite diversos estudios como:
co y sistemático como por las características a) contribuir al conocimiento de la distribu-
morfológicas, anatómicas, y fisiológicas que ción de las especies vegetales y su distribu-
presentan sus especies. La importancia o in- ción en un gradiente altitudinal, b) ubicar
especies de distribución restringida, c) estu-
Recibido: 01/10/07 – Aceptado: 04/06/08 diar la colonización, adaptación y respues-
(*) En memoria del Dr. Federico Vervoorst. tas a factores ambientales considerados ex-
48 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

tremos (baja temperatura del aire, fuerte in- gundo caso en la zona del Río Nacimientos.
solación, radiación UV-B aumentada con res- En esta expedición los estudios efectua-
pecto a zonas mas bajas, baja presión at- dos fueron:
mosférica, etc.), d) estudio de las comunida- 1) Observaciones de vegetación entre
des vegetales como hábitat de la fauna, e) Cazadero Grande (3.368 m) hasta el Real de
determinar hechos del pasado (ej. paleocli- Aguas Calientes (4.050 m), pasando por El
mas), f) fuente o reserva de germoplasma, Chorro (3.706 m) (por A.E.W. y J.A.G.).
entre otros. Este último aspecto ha cobrado 2) Observaciones sobre la composición
mucha importancia en las últimos años de- de las comunidades alrededor del Real de
bido a que la dotación genética de las espe- Aguas Calientes y en las nacientes del río del
cies de media y alta montaña podrían contri- mismo nombre (por A.E.W.).
buir al mejoramiento de especies cultivadas 3) Observaciones de vegetación entre el
emparentadas ya que poseen genes resisten- Real de Aguas Calientes (4.050 m) y la cum-
tes a condiciones que coinciden con el fenó- bre del Ojos del Salado (7.084 m), pasando
meno del cambio climático al que la región por Laguna Negra (5.550 m) y entre el Real
del Noroeste Argentino (NOA) esta asistiendo de Aguas Calientes y el área del Volcán Ne-
(Minetti y González, 2006). gro (4.500 m promedio) (por J.A.G).
Este trabajo describe la vegetación en la Además de observaciones sobre la vege-
zona del volcán Ojos del Salado entre los tación se anotaron datos de presencia de
3.368 y los 5.550 msnm. Este volcán, de animales o vestigios, huellas de los mismos y
7.084 msnm (Reader’s Digest Association presencia de restos de cerámica indígena
Limited. 1987) forma parte de la Cordillera rústica entregados al Museo de Arqueología
de los Andes y está situado en la provincia de la Universidad Nacional de Tucumán.
de Catamarca, Argentina, en el límite con Otros estudios realizados en esta expedi-
Chile. Las referencias mas cercanas relacio- ción, y que de alguna forma complementan
nadas a estudios de vegetación en la zona algunos aspectos biológico y ambientales de
son los trabajos de Vervoorst (l955) y Roig la zona estudiada, se hallan en Halloy (l983,
(l955), aunque en el primer caso se trata de a y b), Lavilla (l984), González (l985a y b),
observaciones de vegetación entre Tinogasta Laurent y Lavilla (l986), Vides Almonacid
y la cuenca de la Laguna Verde, y en el se- (l986), y González, et al (l987).

Fig.1. Ubicación de la zona de estudio en la provincia de Catamarca.


Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 49

El objetivo de este estudio fue brindar tagónico con las Provincias Puneña (3.400-
una descripción de la vegetación presente en 4.500 m) y Altoandina por sobre los 4.400 m
un gradiente altitudinal en la zona del Vol- de altitud. La zona visitada comprende dos
cán Ojos del Salado, área que a la fecha pre- nudos de montañas (Ojos del Salado y Pissis-
senta escasos conocimientos botánicos. Bonete) en el noroeste de Catamarca (Fig. 1).
La cota mínima en este estudio está represen-
MATERIALES Y MÉTODOS tada por la altura a la que se encuentra Caza-
dero Grande (3.368 m) y la máxima con
l) Descripción de la zona.— Fitogeográfi- 7.084 msnm, que es el Ojos del Salado (27°
camente la zona comprende lo que Cabrera 03’S, 68°37’W). Existen también en la zona
(1976) identificó como Dominio Andino-Pa- varios cerros que superan los 6.500 msnm.

Fig. 2. Zona recorrida desde Cazadero Grande (3.368 msnm) hasta la cumbre del Ojos del
Salado (7.084 msnm). Mapa redibujado con imágenes del Google Earth a partir de original
confeccionado por el Dr. S. Halloy. Se mantienen los nombres del original.
50 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

Fig. 3. Saliendo de Cazadero Grande (3368 msnm). Campo con pendiente suave y aflora-
miento de sales donde crece Juncus sp y Distichlys sp.

Fig. 4. Entre Cazadero Grande y El Chorro (3.450 msnm aproximadamente). Entrada a la


Quebrada del Río Cazadero Grande. Zona de rompimiento de pendiente. Matas del arbusto
Lycium chañar.
Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 51

2) Muestreos de vegetación.— Las obser- diente suave se presenta un gran campo de


vaciones sobre la vegetación se hicieron en Juncus sp de 20 cm de altura aproximada-
recorridos a pie desde Cazadero Grande mente, en hileras y Distichlis sp. Estas dos
(3.368 msnm), El Chorro (3.706 msnm), últimas siempre sobre suelo salino. A medi-
Tamberias (3.745 msnm) hasta el Real de da que se avanza sobre este cono de deyec-
Aguas Calientes (4.050 msnm). En el último ción se presentan arbustos de una verbená-
lugar mencionado las observaciones son más cea (de aspecto similar a “rica-rica”) de flo-
detalladas ya que allí se instaló el campa- res blancas, hojas aciculadas verde no ceni-
mento base lo que permitió mayor tiempo ciento, con ramas y troncos recorridos por
para recorridos y observaciones. Desde el líneas negras (Junellia sp). También son co-
Real de Aguas Calientes se realizaron excur- munes Acantholippia cf hastulata (de flores
siones hacia la Laguna Negra (5.550 msnm) lilas), dos especies de Adesmia con distintos
y cumbre del Ojos del Salado (7.084 msnm) portes, Lampaya sp y Hoffmannseggia sp
y otra hacia la zona del Volcán Negro muy mimética y en frutos. Aproximadamen-
(4.500 m promedio) (Fig. 2) donde existen te a los 3.400 msnm la vegetación se disper-
varias coladas de lava con colonización de sa pero se mantiene Acantholippia sp y apa-
vegetación (Fig. 7). rece una cactácea, Maihueniopsis glomerata
y el arbusto Chuquiraga erinacea. A los
RESULTADOS 3.450 m se presenta la zona de rompimien-
to de pendiente (con tendencia a glacis) y
A) VEGETACIÓN DE CAZADERO GRANDE afloran grandes rocas de 0,5 x 0,5 m aproxi-
(3.368 MSNM) (FIG. 3) madamente. A los 3.465 m comienza a
El suelo de esta zona presenta un aspecto aumentar la pendiente, aparecen rocas más
“embaldosado” en el que sobresalen dos tipos pequeñas (0,20 x 0,10 m aproximadamente)
de rocas: piedra pómez (con agujeros muy y entre estas aparece una especie de Ephedra.
visibles) y lajas brillantes de varios colores. A orillas del río crecen arbustos de Justicia
La vegetación predominante son matas o sp y también Deyeuxia nardifolia (gramínea
arbustos bajos de aproximadamente 20 cm. con hojas punzantes de porte pequeño) y Sti-
de altura, separados entre sí por distancias pa speciosa (gramínea con hojas largas y
de un metro o más. Entre los arbustos predo- punzantes) siendo esta última la predomi-
mina una verbenácea aromática con flores nante. A los 3.650 m se alcanza la cumbre
de color lila, Acantholippia sp (“rica-rica”), de una falsa morena y se hace abundante la
encontrándose además algunos pocos ejem- especie mencionada de Ephedra. Otras espe-
plares de la solanácea, Nicotiana petunioi- cies observadas a lo largo de este recorrido
des, hierba erguida con hojas de aspecto fueron, Lycium chañar, los arbustos de Paras-
arrugado, flores de color amarillo pálido, trephia cf phyllicaeformis, Nardophyllum
tubulares; una compuesta arbustiva de flor armatum, Nicotiana petunioides, Fabiana
anaranjada, Chuquiraga erinaceae (“aza- densa, Atriplex sp, Senecio sp y rosetas de
fran”); una mata pequeña de la familia de Calandrinia sp (hojas espatuladas de color
las malváceas del género Lecanophora de verde musgo y rosado con flores color fuc-
flores lilas y una especie de leguminosa sia) en el lecho seco del río. A los 3.706 m
arrosetada, a ras del suelo, Hoffmannseggia se alcanza la zona de El Chorro.
sp (con flores y frutos).
C) VEGETACIÓN EN EL CHORRO
B) VEGETACIÓN ENTRE C AZADERO GRANDE (3.706 MSNM) (FIG. 5)
(3.368 MSNM) Y EL CHORRO (3.706 MSNM) En este lugar se presentan lomadas o
(FIG. 4) médanos de arena gruesa y blanca y en ellos
Al comienzo de este recorrido se presenta se presenta un arbustal de Lampaya hierony-
un paisaje con una suave pendiente (< 5 %) mi (verbenácea de hojas de color verde in-
y suelo de aspecto “enripiado”. En esta pen- tenso y flor lila), expuesto hacia el Norte
52 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

(N), de 1,50 m aproximadamente, separa- da, Atriplex, Cajophora, Pachylaena atriplici-


dos entre sí dejando suelo desnudo. También folia y Maihueniopsis glomerata.
en zona arenosa, pero con más piedras, se
presentan Calandrinia cf picta (casi imper- D) VEGETACIÓN ENTRE EL CHORRO (3.706
ceptible entre rocas), algunos ejemplares de MSNM) Y LADERA ESTE DE LA MESETA DEL
Acantholippia cf hastulata (de flor blanca), CAMPAMENTO B ASE
una malvácea (Tarasa o Lecanophora) y so- Después de El Chorro continúa un campo
bre suelos salinos Juncus andicola y Distichlis con Festuca y cojines de Adesmia. En parte el
spicata. Saliendo de El Chorro y hacia el W suelo presenta afloramiento de sales y allí
se presentan cojines de Adesmia nanolignea crece Distichlis. En la porción ripiosa del te-
(cojines chatos) y Festuca ortophylla o Stipa rreno se presenta Adesmia horrida; en arena
speciosa en suelo ripioso. Sobre las laderas gruesa crece Ephedra, Parastrephia y Acan-
rocosas se observan grandes manchones de tholippia. En las barrancas donde hay lajas
Ephedra sp y algunos ejemplares de Acan- se presenta Nicotiana petunioides. En las lo-
tholippia cf hastulata. En las márgenes del madas rocosas, N. petunioides, Cajophora
río se presentan diversas gramíneas, De- coronata y otras especies de gramíneas no
yeuxia nardifolia, altas matas de Koeleria sp identificadas. Desde El Chorro hasta Tambe-
sobre la arena húmeda con exposición al rias (a 3.745 msnm) hay un desnivel peque-
sur, Festuca dissitiflora var. loricata, Puccine- ño y en las márgenes del río Cazadero Gran-
llia oresigena de hojas planas y que es la de se presentan matas de Juncus y Distichlis.
predominante. Además se presenta una Ade- En las laderas de esta quebrada se presentan
smia erguida, de espinas verde claro a blan- cojines de Adesmia nanolignea. Antes de la
ca, con flores pardas por fuera y amarillas desembocadura mencionada, el relieve se
por debajo (A. horrida), una crucífera ergui- aplana bastante y no llega a distinguirse una
playa. El suelo se presenta anegado con ba-
rro blanco (salino) y las aguas del río toman
un color rojo (presencia de arcilla). En este
ambiente se presentan también Juncus y
Oxychloe y las orillas cojines de Adesmia
nanolignea, Adesmia horrida y Nicotiana
petunioides
A los 3.770 msnm se encuentra la entra-
da a la desembocadura del Río Aguas Ca-
lientes. Mas arriba (a 3.880 msnm) el río
corre por un campo de escorias volcánicas.

E) VEGETACIÓN DEL RÍO AGUAS CALIENTES


(4.050 MSNM) (FIG. 6A Y 6B)
Las principales especies detectadas en
esta zona fueron:
Adesmia nanolignea (cojín leñoso),
Maihueniopsis glomerata (Haw.) Kiesling
(Cactácea), Festuca ortophylla (gramínea),
Parastrephia cf phyllicaeformis (arbusto),
Fabiana brioides (arbusto), Ephedra sp (ar-
busto), Cajophora coronata (hierba erecta),
Nardophyllum armatum (hierba), Parastre-
Fig. 5. El Chorro (3.706 msnm). Aflora- phia cf phillicaeformis, Fabiana bryoides,
miento de sales y presencia de Koeleria sp, Ephedra sp, Maihuenopsis glomerata, Stipa
Festuca dissitiflora y Puccinella oresigena. speciosa (predominante), Mulinum triacan-
Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 53

Fig. 6a. Rio Aguas Calientes (4.050 msnm). Matas de Festuca ortophylla en el borde del
río. Al fondo cerros Quico W Federico F, Nucíforo y Roig respectivamente (de acuerdo a
mapa original de S. Halloy).

Fig. 6b. Río Aguas Calientes (4.050 msnm). Nótese el color de las aguas debido a la pre-
sencia de algas.
54 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

thus (arbusto predominante), Adesmia nano- y el río hay terracillas donde crecen Maihue-
lignea, Maihueniopsis glomerata, Festuca niopsis sp y Stipa speciosa. Hacia el N-NE, la
ortophylla, Adesmia horrida (arbusto leñoso, meseta termina en grandes lajas verticales
escaso), Trechonaetes lanigera (roseta a nivel gris oscuras. Estas lajas tienen fisuras verti-
del suelo), Pachylaena atriplicifolia (roseta a cales de donde emergen pastos y matas que
ras del suelo), Trechonaetes lanigera (roseta reptan sobre su superficie. Entre las rocas cre-
a nivel del suelo), Pachylaena atriplicifolia cen Ephedra breana, Parastrephia phyllicae-
(roseta a ras de suelo), Tarasa sp o Lecano- formis, Fabiana bryoides, y Cajophora sp. Se
phora sp (hierbas erguidas), Nicotiana petu- encuentran además líquenes crustáceos de
nioides (hierba erguida). intensos colores fosforescentes (verde, amari-
llo, anaranjado).
Sector no anegado: Playa
Nototriche sp (roseta a ras del suelo), Ver- Real (Campamento Base).— Se llama
bena pygmae (hierba), Koeleria sp, Festuca Real en estas zonas a los lugares que pueden
dissitiflora (péndulos), Festuca ortophylla servir de refugio ya que forman unas espe-
(rectos), Festuca eriostoma cies de cuevas. Es un lugar rocoso, arenoso.
De rocas blancas con exposición hacia el N
Sector anegado del río: Vega y NE. Se encuentran matas aisladas o muy
Lilaeopsis sp, Pratia sp, Ranunculus cym- pequeños grupos en determinados sectores.
balaria, Mimulus sp, Juncus andicola, Carex Las especies más comunes fueron:
incurva, Miriophyllum elatinoides, Lemna sp, Cajophora cf coronata (Loasaceae), plan-
Juncus sp, Puccinellia oresigena. ta espinosa que se encuentra en general so-
bre rocas con exposición E y NE; posee flores
A continuación se brinda una descrip- blancas que son visitadas por himenópteros,
ción del paisaje cercano al Real de Aguas y hojas glandulosas visitadas por dípteros
Calientes. (moscas).
Parastrephia phyllicaeformis sp (“tola”):
Meseta.— En esta se encuentra un pastizal En general, crece sobre montículos de arena
alternando con cojines altos, especies leñosas que presentan una exposición N. Esta especie
y otros suculentos. El suelo que queda entre es utilizada por los lugareños para fuego.
estas especies es arenoso. Las gramíneas se Fabiana bryoides: crece entre y sobre ro-
disponen en matas aisladas o agrupadas for- cas expuestas al N y NE.
mando medialunas o arcos (Festuca or- Ephedra sp: En este sector una sola mata
tophylla). Los cojines de 30 a 40 cm de diá- chica, orientada hacia el N.
metro son espinosos, de vistosas flores amari- Nardophyllum armatum; expuestas hacia
llas visitadas por himenópteros. El arbusto el N. El suelo de este sector forma el techo
leñoso dominante es una leguminosa Adesmia exterior de cuevas rocosas. En el techo de las
nanolignea (“cuerno”) con abundantes frutos cuevas el suelo es arenoso (fina, profunda) y
secos y semillas blancas, con flores con aro- crecen Trechonaetes lanigera y Pachylaena
ma dulce intenso. Entre las especies suculen- atriplicifolia. Esta última es una compuesta
tas se encuentra Maihueniopsis glomerata de capítulos amarillos y hojas cerosas color
(cactacea). Esta vegetación tiene aproxi- marrón rojizo. La primera es una solanácea
madamente 0,5 m de altura y se encuentra en de hojas jóvenes lanosas y hojas viejas gla-
la parte superficial de la meseta mencionada. bras y cerosas, frutos rojizo-morado escondi-
Hacia el límite Este, la meseta termina en una do bajo las hojas o enterrados en el suelo.
barranca abrupta, rocosa, donde crecen pas- Esta zona limita con la ladera de suelo “em-
tos (Stipa speciosa) y matas, predominando baldosado”, donde continúan las dos espe-
Mulinum triacanthum. Las otras especies son: cies (Trechonaetes y Pachylaena) entre los
Ephedra sp, Parastrephia sp, Fabiana bryoi- cojines, arbustos y pastizales. Hacia el E,
des y Cajophora coronata. Entre este roquedal donde desaparece el “embaldosado”, las cue-
Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 55

vas son más profundas y en su exterior cre- Deyeuxia eminens. Sobre el suelo anegado,
cen matas de “tola” (Parastrephia sp). En el entre los pastos y el río, crecen Juncus andi-
borde exterior crecen hierbas erguidas de 10 cola, Ranunculus sp y Mimulus glabratus, las
a 30 cm de altura: malváceas de flores lila a dos últimas con flores amarillas; Prattia sp
violeta (Tarasa sp o Lecanophora sp); de co- (lobeliácea de flores blancas y estambres
rola simple o doble y una solánacea de flores violetas), Lilaeopsis andina (umbelífera de
tubulares amarillo pálido, con hojas de olor hojas septadas), Carex incurva var. melano-
intenso y es Nicotiana petunioides. También cystis (cyperácea) y formando manchones de
crecen rosetas de Pachylaena atriplicifolia y césped, Distichlys spicata (juncácea).
algunos cojines de Adesmia nanolignea. Más
hacia el E estas cuevas desaparecen. Río.— Con un ancho medio de 10 m y
temperatura casi constante de 18 °C (con os-
Suelo “embaldosado”.— Sobre ladera N de cilaciones entre 20 y 21 °C durante la esta-
pendiente suave. El suelo, de arena gruesa, día en la zona), se encuentra cubierto de
gris, cubierta casi completamente por lajas plantas que le dan un colorido variado que
marrón-rojizo y negras, de unos 20 cm de diá- se observa desde lejos, desde el verde claro
metro. Entre estas crecen cojines suculentos y muy intenso, hasta casi el negro. Entre la
especies leñosas alternadas con matas de pas- especies identificadas se encuentran: Mirio-
tos que crecen en arcos que llegan a 80 cm, phyllum elatinoides, de hojas verdes a roji-
como en la meseta. Crecen también algunas zas, especie que se mantiene en posición ho-
matas leñosas de Adesmia horridiuscula, de rizontal sobre la superficie del agua o su-
10 cm de altura, y a ras del suelo se desarro- mergido a lo largo de todo el río; Lemna sp
llan rosetas de Trechonaetes lanigera y Pa- (“lenteja de agua”); Juncus sp; y las barran-
chylaena atriplicifolia, descriptas anterior- cas húmedas aparecen tapizadas por mus-
mente. Los cojines que se presentan son los gos. Siguiendo el río hacia el E, se encuen-
mismos que en la Meseta. Esta ladera baja tra una pequeña cascada, donde crece
hacia el río con el cuál limita en una playa Puccinella oresigena.
arenosa, anegada en ciertos sectores.
Lomadas.— El margen izquierdo del río
Playa.— Se extiende en un ancho que va- se encuentra cubierto de pastizal (Festuca
ría entre 5 y 15 m. En su límite superior, ortophylla) que crece formando arcos. Esta
donde limita con el “embaldosado”, la are- vegetación esta expuesta hacia el SE.
na es gruesa y crecen las mismas especies
que en aquél. Hacia abajo la arena es fina y F) VEGETACIÓN ENTRE EL REAL DE AGUAS
en algunos sectores crecen colonias de pe- CALIENTES (4.050 MSNM) Y LAGUNA NEGRA
queñas rosetas de Nototriche sp (malvácea) y (5.550 MSNM)
de Verbena pygmaea (Verbenaceae), con flo- Partiendo desde el Real de Aguas Calien-
res cuyos colores varían entre el rosa y el tes hacia la Laguna Negra lo primero que se
violeta y hojas verde-grisáceo como las pe- encuentra son las nacientes del río (ver des-
queñas piedras del suelo donde habitan. Es- cripción anterior) y a una hora de camino se
tas plantas se encuentran sobre los espacios presentan únicamente dos especies, Adesmia
que quedan entre matas de pastos altos. Ha- nanolignea y en mayor abundancia una gra-
cia el río, crecen diversas matas de pastos y minea, Festuca sp. Estas especies se repiten
en las zonas anegadas, pequeñas juncáceas, prácticamente hasta los 4.200 msnm.
ciperáceas y dicotiledóneas. Algunos pastos Aproximadamente a los 4.285 m se presenta
forman grandes matas de hojas rígidas, pun- una Adesmia, en ese momento con abundan-
zantes, duras, que forman hileras paralela al tes flores, hojas con abundantes pelos, espi-
mismo (Festuca eriostoma). Además crecen nas bífidas de color morado y su forma de
otras matas altas, Festuca dissitiflora var. vida es la de un cojín chato. Por otro lado, se
loricata, de hojas péndulas y Koeleria sp y mantiene la misma especie de Festuca pero el
56 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

porte se ha reducido y aparece una especie 4.560 msnm se presentan matas aisladas de
de Junellia sp. A los 4.404 msnm la compo- gramíneas y Verbena cf pigmea (Fig. 9) y
sición de la vegetación no varía pero cada recién en esta altura las gramíneas presen-
vez disminuye más la cobertura. A los 4.485 tan sus espigas en flores. A los 4.500 msnm
la vegetación termina abruptamente y ya nos se alcanza lo que denominamos zona de
encontramos en una gran canaleta fluvio- “Kipukas”. En esta encontramos grandes
glacial con abundante evidencia de procesos “ríos” de lavas con rocas de basalto negro y
de soliflución. Quizás este abrupto corte o a las orillas de éstas, rocas claras de tipo del
desaparición de la vegetación pueda expli- granito. En estos “ríos” de lava encontramos
carse por movimiento del terreno que no de- ejemplares de Verbena cf pigmaea (en flor),
jaría que las plantas arraiguen. Desde este Nototriche aff clandestina (Hill.); Perezia cf
punto hasta la Laguna Negra (5.550 msnm) hunzikeri (en flor), Senecios y una gramínea
no se observó ninguna especie vegetal. A ori- de porte pequeño (cf Deyeuxia). Todas cre-
llas de la Laguna, el terreno es arenoso, co- cían en un suelo arenoso, contra de las ro-
lor marrón oscuro, e inmediatamente por cas y en ladera S. También se registró la pre-
debajo de la capa anterior se presenta una sencia de líquenes crustáceos (Lecanora sp)
de arena más fina, color claro y en ella se en las caras S o SE de las rocas. En las zo-
registró la presencia de algas verdes. El fon- nas que no había sido alcanzada por los
do de la laguna se presenta un material bien “ríos” de lava (zonas claras) se observó sola-
oscuro (materia orgánica ?). En las rocas de mente la presencia de gramíneas pequeñas y
los alrededores de la Laguna se registró la una compuesta con hojas con abundantes
presencia de líquenes. También en charcas pelos, Chaetanthera aff pulvinata (Fig. 10)
de agua de deshielo había abundantes colo-
nias de algas azules y verdes. H) OTRAS OBSERVACIONES
Animales detectados en la zona.— Se de-
G) VEGETACIÓN EN LA ZONA DEL VOLCÁN tectó la presencia de águilas, generalmente
NEGRO (FIG. 7) volando bajo en los muros de basalto y pa-
Saliendo desde Aguas Calientes (4.050 tos, volando en pareja sobre el río en horas
msnm) hacia el N se cruza una gran colina del mediodía. Numerosos pájaros (ver Vides
(Doliolum) a una altura promedio de 4.260 Almonacid, l986) cerca del río Aguas Ca-
msnm. En esta zona se registró una Verbena lientes, a veces caminando sobre la vegeta-
en flor. En suelos con pendientes se presentan ción acuática. En el río existe un anfibio del
montículos rocosos y entre ellas rosetas erec- género Telmatobius (ver Lavilla,l984 y Lau-
tas de Perezia cf hunzikeri. En la zona de rent y Lavilla, l986). Lagartos de dos tama-
planicie crecen solamente una gramínea y ños diferentes, unos grandes de color negro y
placas de Adesmia nanolignea. Desde el otros más pequeños y verdosos que habita-
punto en que se ubicó el campamento, a ban cuevas debajo de las piedras. Chinchi-
4.525 msnm ,se observa muy bien el cerro llones sobre altos peñascos y vicuñas en la
Inca Huasi, El Fraile y un volcán con gran- zona planas (colina Doliolum). Las eviden-
des corrientes de lava negra y en el medio de cias encontradas fueron: En cuevas rocosas
ellas manchas más claras de rocas (“islas”) nidos y heces de pájaros; las hojas de las
no cubierta por esa lava. Se hizo luego un gramíneas comidas presentaban la cutícula
segundo campamento a orillas de una lagu- sana y transparente y comido únicamente el
na muy pequeña (Olla Lunar, 4.700 msnm), mesófilo. Las flores maduras de Pachylaena
que sirve de aguada a las tropas de vicuñas. atriplicifolia presentaban el centro roído.
Desde este punto se hizo una excursión ba- Las heces de lagartos presentaban frutos de
jando hacia el valle del Inca Huasi y de El compuestas. En cuanto a insectos, se registra-
Fraile. La zona está cubierta de rocas volcá- ron algunos dípteros (moscas y mosquitos)
nicas y entre ellas crece Perezia cf hunzikeri algunos identificados como pertenecientes a
(Fig. 8) pero con escasos ejemplares. A los la familia Ephidridae. Estos eran comunes
Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 57

Fig. 7. Zona del volcán Negro (altura promedio de 4.600 msnm). Nótese los “ríos” de lava
de color negro y la zona circundante libre de ella.

Fig. 8. Perezia cf hunzikeri (4.600 m) en zona de lava del área del volcán Negro.
58 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

Fig. 9. Verbena cf pygmaea (4.600 m) en zona de lava.

Fig. 10. Chaetanthera pulvinata (4.600 m) en zona libre de lava.


Lilloa 45 (1–2): 47–60, 2008 59

en horas del mediodía, horario en el que de que en el semidesierto andino (por arri-
posaban o caminaban sobre las glándulas ba de los 4.200 m de altura) encontró muy
de las hojas de Cajophora coronata y de Ni- pocas especies y entre ellas Senecio rahmesi,
cotiana petunoides, esta última con hojas Nototriche sp y Stipa chrisophylla. Sin em-
pegagosas y de olor intenso. También visita- bargo, en este estudio se han encontrado va-
ban el cáliz del botón floral de Tarasa o Le- rias especies en la zona del volcán Negro y
canophora y la flor abierta de Pachylaena casi a 4.600 m de altura promedio. Este he-
atriplicifolia. Los hymenópteros registrados, cho adquiere más importancia aún si
abejorros y avispas, uno de ellos identifica- consideramos que esta zona fue perturbada
dos como Megachile sp , visitaba frecuente- en el pasado reciente por erupciones
mente las flores de Adesmia nanolignea, volcánicas. De manera que las especies re-
Maihueniopsis glomerata y P. atriplicifolia. gistradas podrían encontrase en un proceso
Las avispas, de cuerpo delgado, con patas de colonización del área. En relación a esta
rojas y antenas azules, visitaban las flores hipótesis es importante destacar la presencia
abiertas de Cajophora. También se registró la de vegetación, aunque el número de especies
presencia de libélulas y mariposas oscuras. sea muy reducido, en los “ríos” de lava. Es-
tas especies se hallaban en el suelo formado
DISCUSIÓN entre las rocas volcánicas y comparando con
las áreas en las que no había lava era nota-
La vegetación descripta corresponde a lo ble el mayor desarrollo (en número de espe-
que Cabrera (l976) llamó Puneña y Altoandi- cies y cobertura) justamente en esos “ríos”.
na. En este trabajo resulta interesante desta- Esto quizás pueda explicarse tanto por razo-
car un supuesto desplazamiento del límite nes térmicas como por la presencia de nu-
altitudinal superior de la vegetación. En este trientes. Desde este punto de vista se afianza
estudio se registró un límite superior de ve- la idea de que el límite altitudinal de distri-
getación vascular a los 4.485 m. En expedi- bución de las plantas esté en ascenso y que
ciones anteriores el límite detectado fue de en su dinámica de colonización de nuevas
4.300 m (Vervoorst, l955) y otro de 3.950 áreas intervengan importantes procesos liga-
(Roig, l955). Es de destacar el papel que jue- dos al movimiento del suelo, por efecto de
ga la latitud en el límite de vegetación (Vi- alternancia de temperaturas (Halloy, l983 b)
llagrán, et al., l982). Así, por ejemplo en la y otros efectos como vulcanismo, movimien-
zona Norte de los Andes, a las latitudes de tos telúricos, glaciaciones (Halloy, 1989) y
Arica y Antofagasta los límites registrados otros factores ligados al fenómeno del cam-
fueron de 5.200 y 4.400 m respectivamente. bio climático detectado en la región del No-
En Chile central, a 33 °S de latitud, este lí- roeste Argentino por Minetti y González
mite se sitúa aproximadamente a los 3.800 (2006), entre otros factores. Tratándose de
m. A los 41° y 47° S el límite desciende a una zona con muy pocas influencias antrópi-
1.500 y 1.000 m respectivamente (Villagrán, cas, la misma podría ser un considerada
et al., 1981, 1982). Por otro lado, y ya des- como un sitio de seguimiento de la coloniza-
de el lado argentino el límite altitudinal en ción de plantas de zonas perturbadas geoló-
el área del Ojos del Salado es comparable a gicamente, lo que aportaría importantes da-
aquel alcanzado en el Cerro Socompa (Ha- tos de dinámica poblacional en ambientes de
lloy, l986, inédito) pero menor que los 5.100 alta montaña.
o 5.500 m alcanzado por las plantas en
otros cerros del noroeste argentino como por AGRADECIMIENTOS
ejemplo en la cadena del Aconquija, Cerro
Chañi, y Cerro Cachi (Webster, 1961) Al Dr. Federico B. Vervoorst que además
En relación al desplazamiento del límite de colaborar con la identificación de las es-
altitudinal de la vegetación merece destacar- pecies, participó en la logística previa a la
se la observación de Vervoorst (l955) acerca expedición y corrigió una versión preliminar
60 J. A. González & A. E. Würschmidt: Vegetación de alta montaña en el volcán Ojos del Salado

de este manuscrito. Al Dr. Stephan Halloy y Laurent, R. F. y E. O. Lavilla. 1986. Redes-


al Lic. Hugo Ayarde por sus valiosos comen- cripción de Telmatobius hauthali Koslows-
ky (Anura, Leptodactylidae) y descripción
tarios a este trabajo. A los geólogos S. Tom- de una nueva especie del mismo géne-
sic y J. Guillou por su ayuda en el campo. Al ro. Cuad. Herpet. 2 (4): 1-24.
geólogo Alberto Gutiérrez por su colabora- Lavilla, E. O. 1984. Redescubrimiento de
ción en la confección de las figuras. A todos Telmatobius hauthali Koslowsky l895, y
los integrantes de la expedición Ojos del descripción de su larva. Acta Zoolog.
Lilloana 38 (l): 51-57.
Salado que participaron activamente en los Minetti, J. L. y J. A. González. 2006. El
trabajos de campo. cambio climático en Tucumán. Sus im-
pactos. Serie Conservación de la Natu-
B I B L I O G R AF Í A raleza Nº 17. Fundación Miguel Lillo (Tu-
cumán, Argentina). 23 pp.
Cabrera, A. L. l976. Regiones Fitogeográfi- Reader’s Digest Association Limited. 1987.
cas Argentinas. Enciclopedia Argentina Guide to places of the world. London.
de Agricultura y Jardinería. Fascículo 1, pag. 34 y 487.
Tomo II. 2ª edición. Bs. As. Roig, F. l955. Contribución al conocimiento
González, J. A. l985a. El potencial agua en de la zona del Ojos del Salado. Bol. Est.
algunas plantas de altura y el problema Geog. II (9): 319 - 336.
del stress hídrico en alta montaña. Lilloa Ver voorst, F. l955. III. Obser vaciones sobre
36 (2): 167-172. la vegetación entre Tinogasta y la Cuen-
González, J. A. 1985b. Movimientos nicti- ca. En: Czajka, G.; J. Wurschmidt y F.
násticos en Pachylaena atriplicifolia (com- Ver voorst. l955. Resultados de un viaje
positae) y algunas consideraciones ecoló- a la Cuenca de la Laguna Verde (Tino-
gicas. Lilloa 37 (1): 95-105. gasta, Catamarca). “Actas de la XV Se-
González, S.; N. Romero; M. Apella; A. P. mana de Geografi’a”: 39 - 67. Mendoza
de Ruiz Holgado; G. Oliver. 1987. Exis- Vides Almonacid, R. l986. Notas sobre la
tence of lactic acid bacteria in ecological repartición del nicho trófico-espacial de
pockets in highland areas. Microb-Ali- las aves en una localidad altoandina de
ments-Nutrit. 5: 317-323. Catamarca, Argentina. Historia Natural
Halloy, S. 1983a. El límite superior de ari- 6 (4): 33-40.
dez, límite de vegetación y el problema Villagrán, C.; J. J. Armesto & M. T. Kalin Arro-
de los lagos, nevés y glaciares activos yo. 1981. Vegetation in a high Andean
en el “núcleo árido” de la Cordillera Andi- transect between Turi and Cerro León in
na. Actas Primera Reunión grupo Peri- Nor thern Chile. Vegetatio 48: 3-16.
glacial Argentino, Mendoza Anales 83, Villagrán, C.; M. T. Kalin Arroyo & J. J. Ar-
IANIGLA 5: 91-108. mesto. 1982. La vegetación de un
Halloy, S. l983 b. Movimientos geocriogéni- transecto altitudinal en los Andes del
cos del suelo. Influencia en el límite de Norte de Chile (18-19º S). El Hombre y
la vegetación y en las adaptaciones de los Ecosistemas de Montaña. MAB-6:
los organismos. Actas ibid: 109-132. 13-47. Santiago de Chile.
Halloy, S. 1989. Altitudinal limits of life in Webster, G. L. 1961. The altitudinal limits of
subtropical mountains: What do we vascular plants. Ecology 42: 587-590.
know? Pacific Science 43 (2): 170-184.

Intereses relacionados