Está en la página 1de 68

Liahona

L A I G L E S I A D E J E S U C R I S T O D E L O S S A N T O S D E L O S Ú L T I M O S D Í A S • enero D E 2 0 0 9

El Profeta como
Apóstol, pág. 28
Acompáñanos a instituto,
pág. 18
Sé creyente: El lema de
la Mutual para 2009,
pág. 36
¿Sale de compras Ben en
domingo?, pág. A14
Liahona, Enero de 2009

adultos
Mensaje de la Primera Presidencia
2 Elevemos nuestra voz de amonestación 
Por el presidente Henry B. Eyring

Mensaje de las maestras visitantes


25 Firmes e inquebrantables en la fe
jóvenes
Artículos de interés
8 Cómo encontrar a Dios Por Mary Weenig
Fue a Alaska a trabajar y a buscar la respuesta a una
Artículos de interés
pregunta.
10 Cómo mejorar su estudio de Doctrina y Convenios 
Por la Presidencia General de la Escuela Dominical 22 El conocimiento más útil de todos 
Cuatro formas de sacar más provecho de su estudio Por el élder Clayton M. Christensen
de Doctrina y Convenios. Con urgencia tenía que saber si el Libro de Mormón
era verdadero o no.
18 Instituto: Un alimento para el alma
Los jóvenes adultos exponen sus ideas en cuanto a la 36 Un ejemplo de los creyentes 
forma en que instituto les ha fortalecido el testimonio Por las Presidencias Generales de los Hombres Jóvenes
y les ha ayudado a cambiar. y de las Mujeres Jóvenes
¡Tú puedes marcar la diferencia!
26 Fe para cruzar el río  Por Adam C. Olson
Encontrándose en el río con el agua hasta el pecho, 40 Hay esperanza en Haití Por Richard M. Romney
Rafael se dio cuenta de que los que están al servicio Los adolescentes de Haití están percibiendo el espíritu
del Señor… tienen derecho de recibir Su ayuda. misional.
28 José Smith: Un apóstol de Jesucristo 
Por el élder Dennis B. Neuenschwander Secciones
José Smith fue llamado de Dios como testigo
apostólico de la realidad, resurrección y poder
17 Póster: ¡Que llueva!
redentor de Jesucristo. 35 Mensajes instantáneos
Un bello don; un himno predilecto.
Secciones 39 Línea por línea: 1 Timoteo 4:12
14 Mensajes de Doctrina y Convenios: Confianza en la Un vistazo al lema de la Mutual de este año.
presencia de Dios  Por el élder Michael John U. Teh
¿Qué podemos hacer para merecer la
confianza de Dios?
44 Voces de los Santos de los Últimos Días
El consejo de una madre; la bendición
de una familia; y la paz que proviene
de la Expiación.
48 Cómo utilizar este ejemplar
Ideas para la noche de hogar; temas
de este ejemplar; y una buena noche
de hogar.

En la cubierta
Frente: Vi una luz, por Jon McNaughton.
Detrás: El martirio de José y de Hyrum,
por Gary Smith.
niños
LIAHONA enero de 2009
Vol. 33 Número 1 04281 002
Publicación oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días, en el idioma español.
La Primera Presidencia: Thomas S. Monson,
Henry B. Eyring, Dieter F. Uchtdorf
El Quórum de los Doce Apóstoles: Boyd K. Packer,
L. Tom Perry, Russell M. Nelson, Dallin H. Oaks,
M. Russell Ballard, Joseph B. Wirthlin, Richard G. Scott,
Robert D. Hales, Jeffrey R. Holland, David A. Bednar,
Quentin L. Cook, D. Todd Christofferson
Editor: Spencer J. Condie Ven y escucha la voz de un profeta
Asesores: Gary J. Coleman, Kenneth Johnson,
Yoshihiko Kikuchi, W. Douglas Shumway
A2 Para ser más como Cristo  Amigos
Director administrativo: David L. Frischknecht
Director editorial: Victor D. Cave Por el presidente Dieter F. Uchtdorf
Editor principal: Larry Hiller
Director de artes gráficas: Allan R. Loyborg
Editor administrativo: R. Val Johnson Artículos de interés
Editora administrativa auxiliar: Jenifer L. Greenwood,
Adam C. Olson
Editores adjuntos: Ryan Carr
A8 El programa de talentos Por Alison Palmer
Editora auxiliar: Susan Barrett
Personal de redacción: Christy Banz, David A. Edwards,
A14 La semana de Ben Por Lana Krumweide Cubierta de Amigos
Matthew D. Flitton, LaRene Porter Gaunt, Carrie Kasten, Jennifer
Maddy, Melissa Merrill, Michael R. Morris, Sally J. Odekirk, Ilustración por Steve
Judith M. Paller, Joshua J. Perkey, Chad E. Phares, Jan Pinborough, Secciones Kropp.
Richard M. Romney, Don L. Searle, Janet Thomas, Paul
VanDenBerghe, Julie Wardell
Secretaria principal: Laurel Teuscher
A4 Tiempo para compartir: Tengo un Padre Celestial
que me ama Por Cheryl Esplin
Director administrativo de arte: M. M. Kawasaki
Director de arte: Scott Van Kampen
Gerente de producción: Jane Ann Peters
Personal de diseño y de producción: Cali R. Arroyo, Collette
A6 De la vida del profeta José Smith:
Nebeker Aune, Howard G. Brown, Julie Burdett, Thomas S. Child, La publicación del Libro
Reginald J. Christensen, Kim Fenstermaker, Kathleen Howard,
Eric P. Johnsen, Denise Kirby, Scott M. Mooy, Ginny J. Nilson de Mormón
Busca el anillo HLJ
A10 De amigo a amigo:
Asuntos previos a la impresión: Jeff L. Martin
Director de impresión: Craig K. Sedgwick
Director de distribución: Randy J. Benson
en búlgaro que se
Coordinación de Liahona: Enrique Resek, Diana R. Tucker
De todo corazón  encuentra en este
Para saber el costo de la revista y cómo suscribirse a ella fuera de Por Richard M. Romney ejemplar. ¡Escoge la
A13 Página para colorear
Estados Unidos y de Canadá, póngase en contacto con el Centro
de Distribución local o con el líder del barrio o de la rama. página correcta!
Los manuscritos y las preguntas deben enviarse a Liahona,
Room 2420, 50 E. North Temple Street, Salt Lake City,
UT 84150-0024, USA; o por correo electrónico a:
liahona@ldschurch.org.
Liahona (un término del Libro de Mormón que significa “brújula”
o “director”) se publica en albanés, alemán, armenio, bislama,
búlgaro, camboyano, cebuano, coreano, croata, checo, chino,
danés, esloveno, español, estonio, fidji, finlandés, francés, griego,
haitiano, hindi, holandés, húngaro, indonesio, inglés, islandés,
italiano, japonés, kiribati, latvio, lituano, malgache, marshallés,

Comentarios
mongol, noruego, polaco, portugués, rumano, ruso, samoano,
sinalés, sueco, tagalo, tailandés, tahitiano, tamil, telegu, tongano,
ucraniano, urdu, y vietnamita. (La frecuencia de las publicaciones
varía de acuerdo con el idioma.)
© 2009 por Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos
reservados. Impreso en los Estados Unidos de América. Mi nueva rama se convirtió La revista ­Liahona me ayuda a predi-
El material de texto y visual de la revista Liahona se puede copiar
para utilizarse en la Iglesia o en el hogar, siempre que no sea
en mi “hogar” car el Evangelio
con fines de lucro. El material visual no se puede copiar si
aparecen restricciones en la línea de crédito del mismo. Las
Recientemente conseguí trabajo Siempre llevo conmigo la revista
preguntas que tengan que ver con este asunto se deben dirigir
a Intellectual Property Office, 50 East North Temple Street, Salt
en Bengaluru, India, una ciudad que L­ iahona. Debido a ello, me ha sido
Lake City, UT 84150, USA; correo electrónico: está a gran distancia de Chennai, el posible conseguir muchas referencias
cor-intellectualproperty@ldschurch.org.
Liahona aparece en Internet en varios idiomas en el sitio
pueblo donde vivo. Me gustaba mi para los misioneros. Mientras espero
www.lds.org. Si lo desea, pulse “Gospel Library.” Para otros
idiomas, haga clic en “Languages”.
nuevo trabajo; sin embargo, el ir a una a que llegue mi turno en mi visita al
Para los lectores de México: Certificado de Licitud de título número rama nueva era algo muy diferente; me hospital, la leo, lo que despierta la
6988 y Licitud de contenido numero 5199, expedidos por la
Comisión Calificadora de Publicaciones y revistas ilustradas el
sentía como un extraño y echaba de curiosidad de las personas, de mo-
15 de septiembre de 1993. “Liahona” © es nombre registrado
en la Dirección de Derechos de Autor conel número 252093.
menos la rama de mi pueblo. Entonces do que aprovecho la oportunidad
Publicación registrada en la Dirección General de Correos número
100. Registro del S.P.M. 0340294 características 218141210.
leí el artículo “Cualquier barrio puede para hablarles sobre el evangelio de
For Readers in the United States and Canada: ser su ‘hogar’ ”, en el ejemplar de la Jesucristo y el plan de salvación que
January 2009 Vol. 33 No. 1. LIAHONA (USPS 311-480) Spanish
(ISSN 0885-3169) is published monthly by The Church of Jesus
revista L­ iahona de enero de 2008. Me Dios nos enseñó. El llevar conmigo la
Christ of Latter-day Saints, 50 East North Temple, Salt Lake City,
UT 84150. USA subscription price is $10.00 per year; Canada,
sentí consolado y empecé a presentar- revista L­ iahona a dondequiera que va-
$12.00 plus applicable taxes. Periodicals Postage Paid at Salt
Lake City, Utah. Sixty days’ notice required for change of address.
me a muchos de los miembros. Recibí ya me ha permitido hablar en cuanto
Include address label from a recent issue; old and new address un llamamiento y me hice de nuevos a Jesucristo y predicar el Evangelio a
must be included. Send USA and Canadian subscriptions to Salt
Lake Distribution Center at the address below. Subscription help amigos, pero, lo que es más importan- la gente.
line: 1-800-537-5971. Credit card orders (Visa, MasterCard,
American Express) may be taken by phone. (Canada Poste te, ahora sé por qué voy a la iglesia. Margarita Herrera de Bello, México
Information: Publication Agreement #40017431)
Ahora busco caras nuevas y les ofrezco
POSTMASTER: Send address changes to Salt Lake Distribution
Center, Church Magazines, PO Box 26368, Salt Lake City, UT
84126-0368.
mi amistad. Gracias por ese artículo.
Joseph Isaac, India
M e n s a j e d e l a P r i me r a P r e s i d e n c i a

Elevemos nuestra
voz de amonestación
Por el presidente Henry B. Eyring
Primer Consejero de la Primera Presidencia

P
or lo bondadoso que es el Señor, Él lla- que recibió, estoy seguro que del Señor,
ma a Sus siervos para que adviertan a para hacerme cambiar de idea con tan pocas
la gente sobre los peligros. Ese llama- palabras. Según lo que recuerdo, las palabras
do a amonestar se hace más difícil por el he- fueron éstas: “Bueno, supongo que podrías
cho de que las advertencias más importantes hacerlo, pero tú tienes que tomar la deci-
son sobre peligros que las personas aún no sión”. La única advertencia estuvo en el énfa-
consideran reales. Recordemos a Jonás que, sis que dio a las palabras podrías y decisión.
al principio, huyó del llamado del Señor para Sin embargo, aquello fue suficiente para mí.
que amonestara a la gente de Nínive, a la que El poder para advertirme con tan pocas
el pecado había enceguecido con respecto palabras procedía de tres aspectos de ella
al peligro; él sabía que a través de las épocas que yo conocía: Primero, sabía que me
los inicuos habían rechazado a los profetas e amaba. Segundo, sabía que había enfrentado Estas palabras del
incluso a veces los habían matado. No obs- situaciones similares y había sido bendecida Señor son verídicas
tante, cuando siguió adelante con fe, el Señor por haber tomado la decisión correcta. Y para los misioneros y
lo bendijo con protección y con éxito. tercero, me había comunicado su firme testi- para todos nosotros:
Nosotros también podemos aprender de monio de que la decisión que yo debía tomar “Y ahora, si vuestro
las experiencias que tengamos por ser padres era tan importante que el Señor me haría gozo será grande
y por ser hijos. Los que somos padres hemos saber lo que debía hacer si se lo preguntaba. con un alma que me
sentido la angustia de percibir un riesgo que Amor, ejemplo y testimonio, ésas fueron las hayáis traído al reino
nuestros hijos todavía no pueden ver. Pocas claves aquel día, y lo han seguido siendo, de mi Padre, ¡cuán
oraciones son tan fervientes como las de un siempre que he sido bendecido por escuchar grande no será vues-
padre que suplica saber cómo convencer la amonestación de un siervo del Señor y tro gozo si me traje-
a un hijo para que se aparte del peligro. La luego obedecerla. reis muchas almas!”.
Ilustraciones fotográficas por David Stoker.

mayoría de nosotros ha tenido la bendición La habilidad para llegar a otras personas


de escuchar y obedecer la voz de advertencia con nuestra voz de advertencia es un asunto
de uno de nuestros padres. de importancia para todos los que somos
Todavía recuerdo a mi madre hablándome discípulos de Jesucristo por convenio. Éste
suavemente un sábado por la tarde cuando, es el mandato que se ha dado a cada uno
siendo yo un niño, le pedí permiso para de los miembros de La Iglesia de Jesucristo
hacer algo que yo pensaba que era perfec- de los Santos de los Últimos Días: “He aquí,
tamente razonable pero que ella sabía que os envié para testificar y amonestar al pue-
era peligroso. Todavía me asombra el poder blo, y conviene que todo hombre que ha

Liahona Enero de 2009 3


C
uando sido amonestado, amoneste a su prójimo” ésos. Estas palabras del Señor son verídicas
inviten a (D. y C. 88:81). para los misioneros y para todos nosotros:
otras perso- “Y ahora, si vuestro gozo será grande con un
nas a tomar la Nuestro deber de amonestar alma que me hayáis traído al reino de mi Pa-
decisión de recibir El deber de advertir a nuestro prójimo dre, ¡cuán grande no será vuestro gozo si me
las enseñanzas de recae sobre todos los que hemos aceptado el trajereis muchas almas!” (D. y C. 18:16).
los misioneros, convenio del bautismo. Debemos hablar del Los misioneros nos ayudarán y anima-
podrán expresarles Evangelio con nuestros amigos y familiares rán, pero la frecuencia con que se repitan
su testimonio de que no son miembros, con el propósito de esos momentos en la pila bautismal y en el
que éstos les ense- invitarlos a permitir que los misioneros de templo dependerá en su mayor parte de la
ñarán la verdad y tiempo completo les enseñen, porque han forma en que contemplemos el mandato que
que las opciones sido llamados y apartados con ese objeto. hemos recibido y de lo que decidamos hacer
que ofrecen condu- Cuando una persona ha decidido aceptar al respecto. El Señor no habría empleado el
cen a la felicidad. nuestra invitación de que se le enseñe, se ha verbo amonestar si no hubiera peligro; sin
creado así una “referencia” muy prometedo- embargo, no muchos de nuestros conocidos
ra, alguien que tiene mucho más probabili- lo presienten; han aprendido a pasar por alto
dad de entrar en las aguas bautismales y de la creciente evidencia de que la sociedad se
permanecer fiel. está desintegrando y que su vida y la de su
Por ser miembros de la Iglesia, pueden es- familia carece de la paz que en una época
tar seguros de que los misioneros de tiempo consideraron posible tener. Esa disposición
completo o los del barrio o de la rama les pe- a hacer caso omiso de las señales de peligro
dirán que les den la oportunidad de ayudar- puede contribuir a que ustedes piensen: “¿Por
les a hacer una lista de las personas con las qué voy a hablar del Evangelio a quienes se
cuales ustedes querrían compartir el Evange- muestran contentos con lo que tienen? ¿Qué
lio; tal vez les sugieran que piensen en sus peligro hay para ellos o para mí si no hago ni
parientes, vecinos y conocidos. Quizás les digo nada?”
pidan que fijen una fecha en la cual ustedes Sí, puede ser difícil distinguir el peligro,
tratarán de tener preparada a la persona o a pero es real, tanto para ellos como para
la familia para esa enseñanza. Yo he tenido nosotros. Por ejemplo, en el mundo venidero
esa experiencia. Debido a que nuestra familia habrá un momento en que toda persona a
aceptó esa propuesta de los misioneros, tuve quien hayan conocido en esta vida sabrá lo
la bendición de bautizar a una viuda de más que ustedes saben ahora. Sabrá que la única
de ochenta años a quien las hermanas misio- manera de vivir para siempre en la relación
neras habían enseñando. familiar y en la presencia de nuestro Padre
Cuando le puse las manos sobre la cabeza Celestial y de Su Hijo Jesucristo es decidirse a
para confirmarla miembro de la Iglesia, sentí entrar por la puerta por medio del bautismo
la impresión de decirle que su decisión de de manos de los que poseen la autoridad de
bautizarse bendeciría a generaciones de su Dios; sabrá que la única forma en que las
familia, tanto las anteriores como las poste- familias pueden estar juntas para siempre
riores a ella. Aun después de su fallecimiento, es aceptar y guardar los convenios sagrados
pude estar en el templo con su hijo cuando que se ofrecen en los templos de Dios en
se selló a ella. esta tierra. Y sabrá que ustedes lo sabían. Y
Tal vez ustedes hayan tenido esas expe- recordará si le ofrecieron o no lo que alguien
riencias con personas a las que hayan invita- les había ofrecido a ustedes.
do para que se les enseñe, y sepan que pocos Es fácil decir: “Éste no es un buen momen-
momentos de la vida son más agradables que to”. Pero esa negligencia presenta un peligro.

4
Hace años, en California, fui empleado de un hombre; él palabras: “El amor es sufrido” y “todo lo sufre, todo lo
me dio trabajo, fue bondadoso conmigo y parecía tener- cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Corintios 13:4, 7).
me en alta estima. Yo debo de haber sido el único Santo He visto lo que significa “es sufrido” y “todo lo soporta”.
de los Últimos Días que él haya conocido bien. No sé Una familia se mudó a una casa cercana a la nuestra; la ca-
cuántas razones encontré para esperar a que llegara el sa era nueva, por lo que formé parte del grupo de Santos
mejor momento de hablarle del Evangelio; sólo recuerdo de los Últimos Días que pasamos unas cuantas tardes arre-
mi sentimiento de pesar cuando, después de que se había glándoles el jardín. Recuerdo que la última tarde, mientras
jubilado y yo me había mudado a otra parte, supe que él y me encontraba junto al padre de familia después de haber
su esposa habían muerto en un accidente automovilístico terminado, observando nuestro trabajo él nos dijo: “Éste es
mientras viajaban una noche, ya tarde, hacia su hogar en el tercer jardín que ustedes los mormones nos han hecho,
Carmel, California. Él amaba a su esposa, amaba a sus hi- y creo que es el mejor”. Luego, con voz serena pero firme,
jos, había amado a sus padres. Amaba a los nietos y amará procedió a hablar de la gran satisfacción que sentía por ser
a los hijos de éstos y querrá estar con ellos para siempre. miembro de su iglesia; esta conversación se repitió varias
No sé cómo se procederá con las multitudes en el veces en los años en que vivieron allí.
mundo venidero, pero me imagino que me encontraré con Durante todo ese tiempo, los actos de bondad que se
él, que me mirará fijo a los ojos y que en su mirada veré la realizaron por él y su familia nunca cesaron, porque los
pregunta: “Hal, tú lo sabías. ¿Por qué no me lo dijiste?”. vecinos llegaron a quererlos de verdad. Una tarde, al llegar
Al pensar en él y también en la viuda a quien bauticé a casa, noté un camión en la entrada del garaje; me había
y en su familia, que ahora estarán sellados a ella y los enterado de que se mudaban a otro estado y me acerqué
unos a los otros, siento que debo mejorar. Quiero aumen- a ver si podía ayudar en algo. No reconocí al hombre que
tar mi facultad de animar a las personas a que se dejen estaba cargando muebles en el camión, pero al acercarme,
enseñar; con ese deseo y con fe de que Dios nos ayudará, me saludó diciendo: “¿Cómo le va, hermano Eyring?”. No
mejoraremos. lo había reconocido de adulto: era el hijo que había vivido
allí, pero se había casado y mudado a otro lugar. Y debido
El amor es lo primero al amor que muchos le demostraron, él era ya un miembro
El amor debe ser siempre lo primero. Un único acto bautizado de la Iglesia. No sé cómo termina esa historia
de bondad raramente será suficiente. El Señor describió porque no tendrá fin, pero sé que empezó con el amor.
el tipo de amor que debemos sentir y que deben reco- Segundo, tendremos que ser mejores ejemplos de las
nocer aquellos a quienes invitemos a escuchar, con estas acciones que invitamos que otras personas lleven a cabo.

Liahona Enero de 2009 5


En un mundo que se está oscureciendo, este mandamien- listos para escuchar debido a los ejemplos de ustedes.
to del Salvador será cada vez más importante: “Así alum- En tercer lugar, lo que debemos hacer mejor es extender
bre vuestra luz delante de los hombres, para que vean la invitación acompañada de un testimonio. El amor y el
vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que ejemplo abrirán el camino, pero aun así debemos abrir la
está en los cielos” (Mateo 5:16). boca y expresar el testimonio. Hay una sencilla realidad que
La mayoría de nosotros somos modestos y pensamos nos ayuda: la verdad y la opción de decidir están insepara-
que nuestra pequeña luz de ejemplo debe de ser demasia- blemente conectadas; hay algunas decisiones que todos los
do tenue para dejarse ver. Pero a ustedes y a su familia se hijos de nuestro Padre Celestial deben tomar a fin de ha-
les observa más de lo que quizás se den cuenta. Hace un cerse merecedores de recibir el testimonio de las verdades
tiempo tuve la oportunidad de asistir a algunas reuniones espirituales; y una vez que conocemos una de esas verda-
y dirigir la palabra a casi trescientos ministros y líderes de des, debemos decidir si conformamos o no nuestra vida a
otras iglesias. Traté de hablar a solas con todos los que me esa verdad. Cuando ofrecemos el testimonio de la verdad a
fue posible hacerlo y les pregunté a qué se debía que hu- nuestros seres queridos o amigos, debemos hacerles saber
bieran prestado tanta atención a mi mensaje, el que trataba las decisiones que tienen que tomar una vez que ellos mis-
de los orígenes de la Iglesia, de la Primera Visión del jo- mos la conozcan. Hay dos ejemplos importantes de ello: el
vencito José Smith y de los profetas vivientes. En todos los de animar a una persona a leer el Libro de Mormón y el de
casos, me dieron esencialmente la misma respuesta: me animarla a dejar que los misioneros le enseñen.
hablaron de una persona o de una familia de miembros Para saber si el Libro de Mormón es verdadero, de-
de la Iglesia a quienes habían conocido. Con frecuencia bemos leerlo y tomar la decisión que se nos sugiere en
decían: “Era la mejor familia que he conocido en mi vida”. Moroni: orar para saber si es verdad (véase Moroni 10:3–5).
Muchas veces se refirieron a alguna obra comunitaria o a Después de hacer eso, estaremos en condiciones de testi-
labores de auxilio en casos de desastre en los cuales los ficar a nuestros amigos, por experiencia propia, que ellos
miembros de la Iglesia se destacaron por su trabajo. también pueden tomar la misma decisión y saber la verdad.
Las personas a las que conocí en aquellas reuniones A continuación, sabiendo que el Libro de Mormón es la
todavía no habían llegado a reconocer la verdad de la doc- palabra de Dios, se enfrentarán a otra decisión: aceptar o
trina, pero habían visto sus frutos en la vida de los miem- no la invitación que les han hecho de recibir a los misione-
bros y por eso estaban dispuestos a escuchar. Tenían la ros para que les enseñen. A fin de extender esa invitación
disposición de oír las verdades de la Restauración: que las acompañada de un testimonio, ustedes deben saber que
familias pueden estar selladas para siempre y que el Evan- los misioneros son llamados como siervos de Dios.
gelio puede cambiar nuestra naturaleza misma. Estaban Pueden adquirir ese testimonio al invitarlos a su casa

I d e a s pa r a l o s m a e s t r o s o r i e n ta d o r e s

U na vez que estudie este mensaje con ayuda de la oración,


preséntelo empleando un método que fomente la participa-
ción de las personas a las que enseñe. A continuación, se citan
Para terminar, lea el último párrafo con el testimonio del
presidente Eyring.
2. Considere la posibilidad de llevar algún dulce o galletas
algunos ejemplos: a las familias que visite. Colóquelos donde todos puedan
1. Con papel grueso, forme tres llaves y escriba en ellas las verlos, pero no se ofrezca a compartirlos. Cuente el relato del
palabras: “Amor”, “Ejemplo” y “Testimonio”. Cuente el relato presidente Eyring sobre el hombre de California del cual fue
del presidente Eyring sobre su madre. Muestre las llaves y empleado. Analice con la familia lo que sintió él después de
pregunte a la familia qué función tuvo cada una en esa historia. enterarse de la muerte del hombre y de la esposa. Pregún-
Empleando los ejemplos del artículo, explique la importancia teles cómo se sentirían si usted se fuera sin compartir las
de advertir a nuestros conocidos; pida a la familia que comente golosinas con ellos. Analicen las formas en que podemos
la forma en que esas tres llaves nos ayudarían a hacerlo. compartir el Evangelio con los demás.

6
para que enseñen a sus familiares o amigos; forma en que se ha ocupado de
los misioneros quedarán contentos con esa ustedes aun cuando no le respon-
oportunidad. Si se sientan con ellos mientras dían, del mismo modo que tal vez
enseñan, como yo lo he hecho, sabrán que no respondan aquellos a quienes
son inspirados con poder que va más allá de ustedes les presenten el Evangelio.
su edad y su educación. Entonces, cuando Una y otra vez Él los ha invitado a
inviten a otras personas a quienes seleccionen ustedes a dejar que Sus siervos les
para que ellos les enseñen, podrán expresar- enseñen; tal vez no hayan reco-
les su testimonio de que los misioneros les nocido esa invitación en las visitas
enseñarán la verdad y que las opciones que de los maestros orientadores o de
ofrecen conducen a la felicidad. las maestras visitantes o en una lla-
mada telefónica del obispo, pero
Se nos da la seguridad de esa manera Él los ha invitado
Tal vez a algunos nos resulte difícil creer a dejarse ayudar y enseñar. Y el
que nuestro amor alcanza o que nuestra vida Señor siempre pone en claro las

D
es bastante buena o que el poder de nuestro consecuencias para luego permi-
testimonio es suficiente para que nuestros tirnos que decidamos por nosotros mismos. ebemos tener
vecinos acepten la invitación. El Señor sabía Lo que Lehi, siervo del Señor, enseñó a sus la fe de que
que nos sentiríamos así; fíjense en Sus alenta- hijos ha sido siempre verdadero para todos nos es posible
doras palabras que Él mandó que se pusieran nosotros: “Y ahora bien, hijos míos, quisiera amar y sentir que el
al principio de Doctrina y Convenios cuando que confiaseis en el gran Mediador y que es- Evangelio ha cam-
nos dio la responsabilidad: “Y la voz de amo- cuchaseis sus grandes mandamientos; y sed biado nuestra vida
nestación irá a todo pueblo por boca de mis fieles a sus palabras y escoged la vida eterna, hasta el punto de
discípulos, a quienes he escogido en estos según la voluntad de su Santo Espíritu” que nuestra invita-
últimos días” (D. y C. 1:4). (2 Nefi 2:28). ción se escuche como
Y fíjense después en Su descripción de los Además, recibimos de Jacob esta exhorta- proveniente del
requisitos que deben reunir esos discípulos, ción para que cumplamos nuestra obligación Maestro, puesto que
o sea, nosotros: “Lo débil del mundo vendrá de testificar, tal como debemos hacerlo, de de Él proviene.
y abatirá lo fuerte y poderoso” (D. y C. 1:19). que la decisión de dejarse enseñar por los
Y un poco más adelante: “para que la misioneros es la decisión de entrar en el
plenitud de mi evangelio sea proclamada por camino que conduce a la vida eterna, el más
los débiles y sencillos hasta los cabos de la grande de todos los dones de Dios: “Anímen-
tierra” (D. y C. 1:23). se, pues, vuestros corazones, y recordad que
Y de nuevo: “y para que cuando fuesen sois libres para obrar por vosotros mismos,
humildes, fuesen fortalecidos y bendecidos para escoger la vía de la muerte interminable,
desde lo alto” (D. y C. 1:28). o la vía de la vida eterna” (2 Nefi 10:23).
Esa seguridad se dio a los primeros misio- Testifico que sólo el hecho de aceptar y
neros de la Iglesia y a los de nuestros días, vivir el Evangelio restaurado de Jesucristo
Detalle de Ha resucitado, por Del Parson.

pero también se nos da a todos nosotros. brinda la paz que el Señor promete en esta
Debemos tener la fe de que nos es posible vida y la esperanza de la vida eterna en el
amar y sentir que el Evangelio ha cambiado mundo por venir. Testifico que se nos ha
nuestra vida hasta el punto de que nuestra dado el privilegio y la obligación de ofrecer a
invitación se escuche como proveniente del los hijos de nuestro Padre Celestial, que son
Maestro, puesto que de Él proviene. nuestros hermanos y hermanas, la verdad y
Él es el ejemplo perfecto de lo que de- las decisiones que llevan a esas bendiciones.
bemos hacer. Han sentido ya Su amor y la Jesús es el Cristo, Él vive, y ésta es Su obra. ◼

Liahona Enero de 2009 7


Cómo encontrar a Dios
Por Mary Weenig

C
uando tenía casi dieciocho años, viajé en avión corta en la que le preguntaba a Dios si estaba allí, pero no
hasta un pueblo pequeño llamado Soldotna, en el sentía nada especial ni espiritual; no escuchaba ninguna
estado de Alaska, para trabajar durante el verano. voz. Cuando terminaba mis oraciones, me sentía igual que
Nunca antes había vivido lejos de mi hogar; ésa fue mi antes de hacerlas. Seguí cada noche con la misma rutina
primera experiencia. Mis padres habían coordinado con durante dos meses. Estaba desanimada y me di cuenta de
sus buenos amigos, los Wright, para que yo viviera y tra- que mis dudas acerca de Dios estaban aumentando.
bajara con ellos en la tienda de comestibles de la que eran Una noche en que extrañaba muchísimo a mi familia,
dueños. Yo tenía la esperanza de ganar suficiente dinero se me llenaron los ojos de lágrimas. Deseaba mucho estar
para pagar mis estudios universitarios; también esperaba cerca de mi familia, de mis amigos y de los lugares que me
regresar a mi casa con una respuesta a la pregunta que resultaban familiares. Con dolor porque necesitaba hablar
tantas veces se me había cruzado por la mente: ¿Existe con alguien que me conociera y me amara, me arrodillé
realmente un Dios? a orar. “Dios, realmente te necesito en este momento”,
Yo misma debía obtener la respuesta; por eso, decidí fueron mis primeras palabras. Durante los minutos que
orar todas las noches y preguntarle a Dios si Él era real. siguieron, le expresé mis verdaderos sentimientos a mi
Por alguna razón, sentía que, si Dios existía, Él contestaría Padre Celestial; le conté todo lo que tenía dentro de mí;
mi oración; si nunca recibía una respuesta, entonces sabría hablé con Él como si creyera que Él estaba allí.
que Dios no existía. Sencillo, pensé. Me envolvió una sensación de calidez. Empecé a sentir
En la casa de los Wright, compartía la habitación con como si el Padre Celestial hubiera descendido y me hubie-
Lisa, su hija. Ella estudiaba en la Universidad Brigham ra tomado entre Sus brazos. Ya no estaba sola. Fui llena de
Young, pero había ido a pasar el verano a su casa y amor y de paz y supe que Dios existía.
trabajaba conmigo en la tienda de comestibles. La admiré Me preguntaba por qué me había llevado más de dos
desde el primer momento. Era linda, inteligente, segura meses recibir una respuesta a mi oración. En Jeremías
de sí misma y enfrentaba la vida con una actitud positiva. 29:13 encontré la respuesta: “Y me buscaréis y me halla-
Aquel verano pasamos prácticamente cada hora de cada réis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
día juntas. Finalmente, tras haber expresado los verdaderos senti-
Me encantaba escuchar a Lisa mientras me contaba mientos que albergaba en el corazón, recibí la respuesta
de la vida universitaria; su vida parecía divertida y muy a mi oración. Puse mi fe en la existencia de Dios; con mis
independiente. Lisa tenía una vida organizada y bien palabras y lágrimas, busqué la respuesta en los cielos.
equilibrada; había establecido las prioridades correctas y Mi vida ha cambiado gracias a lo que ocurrió aquella
se aferraba a ellas con firmeza. noche: serví en una misión y me casé en el templo. Mi fe
La admiración que sentía hacia Lisa crecía al verla en que Dios existe sigue creciendo.
cumplir con su lectura diaria de las Escrituras y al ver que A menudo pienso en aquel verano en Alaska. Si no
oraba cada mañana y cada noche. Quería preguntarle hubiera tenido el ejemplo de Lisa, quizás no habría perse-
Ilustración por Julie Rogers.

cómo había logrado la fe que tenía en Dios, pero me daba verado durante aquellos meses de oración; quizás habría
vergüenza mi propia falta de fe. Recuerdo estar acostada dejado de esforzarme y nunca hubiera descubierto el
en la cama preguntándome sobre qué hablaría Lisa con amor de mi Padre Celestial. Siempre estaré agradecida por
Dios en sus oraciones. Lisa y por su ejemplo; ella me ayudó a llegar a conocer a
Todas las noches me arrodillaba y hacía una oración Dios y a sentir el amor que Él tiene por mí. ◼

Liahona Enero de 2009 9


Cómo mejorar su
estudio de Doctrina
y Convenios bendiciones. También damos cuatro
sugerencias para lograr que el estudio
de este año sea una experiencia gra-
tificante y sugerimos algunas formas
en que la Escuela Dominical puede
servir de ayuda.

Lean el libro de tapa a tapa


La guía Doctrina y Convenios y la
Historia de la Iglesia: Guía para el
miembro de la clase insta a los miem-
A. Roger Merrill (centro), presidente; Daniel K Judd (izquierda), primer
bros a “leer Doctrina y Convenios…
consejero; y William D. Oswald, segundo consejero.
desde el principio al fin” 2 durante el
Este año, cada uno de nosotros tendrá la maravillosa transcurso del año 2009, y también
oportunidad de recibir las grandes bendiciones que vienen a cumplir con las asignaciones de
lectura, las cuales se han ordenado
como resultado del estudio de Doctrina y Convenios, un libro por temas.
de revelaciones maravilloso que fue escrito en nuestros días y El estudiar de esta manera nos
para nuestra época. ayuda a entender el contexto de
las secciones que se habrán de
Por la Presidencia General de la Escuela Dominical

E
estudiar y las secciones propiamente
n ocasiones se ha hablado del puedo aplicarlas a mi vida”. Otra dichas. También nos prepara para
libro de Doctrina y Convenios hermana hizo este comentario: “Da- participar en análisis profundos du-
como el manual del Señor do que no es tan antiguo, el libro rante la clase de Escuela Dominical,
sobre la Restauración, ya que en él de Doctrina y Convenios me ayuda los cuales, a su vez, nos proporcio-
se encuentra “la tierna pero firme voz a identificarme con situaciones a narán comprensión e inspiración
del Señor Jesucristo, que habla de las que hago frente”. Un hermano adicionales para que nos valgamos
Ilustraciones fotográficas por Craig Dimond.

nuevo en la dispensación del cumpli- dijo: “Me gusta el libro de Doctrina de ellas en nuestra vida personal y
miento de los tiempos” 1. y Convenios porque me ayuda a familiar.
Muchos miembros ya han comen- entender el sacerdocio”. Durante su estudio diario de las
zado a sentir un gran amor por este Damos testimonio de que en el Escrituras, le puede resultar útil apar-
libro. Una hermana dijo lo siguiente: libro de Doctrina y Convenios se tar uno o dos días de cada semana
“Las revelaciones que se encuentran encuentra realmente la voz del Señor para leer específicamente lo que se
en el libro de Doctrina y Conve- para nuestra época y para cada uno tratará en clase y, luego, seguir con su
nios y que se han dado a personas de los hijos de Dios y de que aque- lectura de Doctrina y Convenios de
en particular son útiles; siento que llos que lo estudien recibirán grandes principio a fin.

Liahona Enero de 2009 11


Escrituras para brindar guía e inspira-
ción personales.

Busquen relaciones, modelos


recurrentes y temas
El élder David A. Bednar, del Quó-
rum de los Doce Apóstoles, ha su-
gerido que, siempre que estudiemos
las Escrituras, busquemos relaciones,
modelos recurrentes y temas 3.
Un ejemplo de relaciones que se
encuentra en el libro de Doctrina y
Convenios es la conexión que existe
entre nuestra obediencia y las ben-
diciones prometidas. “Yo, el Señor,
estoy obligado cuando hacéis lo que
os digo; mas cuando no hacéis lo que
os digo, ninguna promesa tenéis”
(D. y C. 82:10). Nuestro estudio de las

L
Escrituras es más relevante a partir
a enseñanza convincente del Evangelio y el aprendizaje inspirado del momento en que descubrimos
tienen lugar cuando los maestros y los alumnos comprenden que esta relación y tomamos la determina-
el verdadero maestro en cualquier clase de la Iglesia es el Espíritu ción de actuar de acuerdo con lo que
Santo y que la participación en clase invita al Espíritu a testificar. el Señor nos ha mandado hacer.
Entretejido en la naturaleza misma
Lean con preguntas en mente una misión de tiempo completo”. del libro de Doctrina y Convenios
El hermano Renzo Molly Barrios Poco después, el élder Matías se en- hay un modelo recurrente. Como se
Matías, de Guatemala, aprendió acer- contraba sirviendo en la Misión Hon- indica en la introducción: “Estas reve-
ca de lo beneficioso que es usar el duras Tegucigalpa, donde ayudaba a laciones sagradas se recibieron como
estudio de las Escrituras como medio otras personas a descubrir el poder respuesta a la oración, en épocas de
para recibir revelación personal para que tiene el estudio de las Escrituras. necesidad, y surgieron de situaciones
su propia vida. El leer teniendo preguntas espe- reales de la vida, vividas por personas
Él dice: “Después de que el hura- cíficas en mente nos ayuda a recibir también reales” 4. Las revelaciones
cán Mitch pasó por Centroamérica inspiración y dirección del Señor son personales y dan respuesta a
en 2001 y dejó todo en ruinas, me para las dificultades por las que preguntas específicas con respecto a
hacía muchas preguntas. En busca pasemos y las oportunidades que se cosas que el Padre Celestial sabía que
de respuestas, me dirigí a un amigo a nos presenten. Puede ser útil escribir serían “de mayor valor” (D. y C. 15:6;
quien respeto mucho. Él me dijo: ‘Lee las preguntas en un papel a fin de 16:6) para cada persona 5. El buscar y
las Escrituras. En ellas encontrarás las incluirlas con espíritu de oración en recibir revelación personal es uno de
mejores respuestas a tus preguntas’. el estudio de las Escrituras. A medida los modelos que podemos seguir en
“Eso ocasionó un cambio radical que reciba respuestas, puede sentirse nuestra propia vida.
en mi vida”, dice el hermano Matías. inspirado a compartir en la clase de Uno de los temas más recurrentes
“Después de estudiar las Escrituras la Escuela Dominical el entendimien- en todas las Escrituras es “Allegaos
por algún tiempo, comencé a encon- to que haya obtenido. El espíritu de a mí, y yo me allegaré a vosotros;
trar respuestas a mis preguntas. Lle- los integrantes de la clase se eleva buscadme diligentemente, y me
gué a darme cuenta de que mi vida cuando se escuchan unos a otros hallaréis; pedid, y recibiréis; llamad,
sí tenía sentido. Fue en ese momento testificar de manera apropiada acerca y se os abrirá” (D. y C. 88:63). Temas
en que tomé la decisión de servir en de la forma en que el Señor usa las como éste nos dan el ánimo que

12
necesitamos para aceptar mayor tuvo lugar en febrero de 2007, el élder José Smith es el profeta de Dios de
responsabilidad en cuanto a nuestro Jeffrey R. Holland, del Quórum de los la Restauración aumentará. El Señor
aprendizaje mientras leemos las pala- Doce Apóstoles, nos invitó a asumir abrirá los ojos de nuestro entendi-
bras de Dios y meditamos en ellas. una responsabilidad mayor por el miento y las Escrituras se convertirán
A pesar de que el libro de Doctrina aprendizaje del Evangelio. Luego, en una parte mucho más importante
y Convenios no siempre se puede leer mostró cómo los maestros inspira- de nuestra vida 7.
como si fuera una historia, entrelaza- dos pueden invitar a los alumnos a Al comenzar este nuevo año, los
dos en él se encuentran las relaciones, ser participantes activos, en vez de invitamos a unirse a nosotros a me-
los modelos recurrentes y los temas. pasivos, en los análisis que se llevan a dida que, con gozo, “escudriñ[amos]
Una de las bendiciones que resultan cabo durante las clases. estos mandamientos [del libro de
del analizar juntos las Escrituras en la El élder Holland dijo: “Si ayudamos Doctrina y Convenios] porque son
Escuela Dominical consiste en ser más al alumno a asumir la responsabilidad verdaderos y fidedignos, y las pro-
conscientes de este conocimiento al por el aprendizaje, y si testificamos fecías y promesas que contienen se
compartirlo con otras personas y al de las verdades que hemos enseñado, cumplirán todas” (D. y C. 1:37). ◼
escuchar las observaciones de ellas. Dios confirmará en nuestro corazón y Notas
1. Introducción al libro de Doctrina y
en el de nuestros alumnos el mensaje Convenios.
Procuren ser edificados y regocijarse del Evangelio de Jesucristo” 6. 2. Guía de estudio para el miembro de la
clase de Doctrina y Convenios e Historia de
juntamente Si los alumnos estudian con es- la Iglesia, 1999, Introducción, pág. 3.
El Señor ha dicho que, cuando píritu de oración durante la semana 3. Véase David A. Bednar, “Una reserva de
agua viva” (charla fogonera del Sistema
los miembros de la Iglesia aprenden y luego leen juntos las Escrituras y Educativo de la Iglesia para jóvenes adultos,
y se enseñan los unos a los otros comparten lo que hayan comprendi- 4 de febrero de 2007), www.ldsces.org.
4. Introducción al libro de Doctrina y
mediante el Espíritu, “ambos son edi- do, el Espíritu Santo testificará y lleva- Convenios.
ficados y se regocijan juntamente” rá “al corazón” (2 Nefi 33:1) de cada 5. Para otros ejemplos de la revelación per-
sonal específica, véase D. y C. 7–9; 11–12;
(D. y C. 50:22). La enseñanza convin- miembro de la clase específicamente 14–17.
cente del Evangelio y el aprendizaje aquello que deba saber y hacer 6. Jeffrey R. Holland, “La enseñanza y el
aprendizaje en la Iglesia”, ­Liahona, junio
inspirado tienen lugar cuando los (véase 2 Nefi 32:3–5). de 2007, pág. 73; E­ nsign, junio de 2007,
maestros y los alumnos comprenden pág. 105. La transmisión está disponible en
varios idiomas en www.lds.org. Haga clic
que el verdadero maestro en cual- Una invitación personal
en “Gospel Library”, “Additional Addresses”,
quier clase de la Iglesia es el Espíritu A medida que estudiemos y luego en “Worldwide Leadership Training:
Teaching and Learning”.
Santo y que la participación en clase aprendamos del libro de Doctrina y 7. Véase José Smith—Historia 1:73–74. Des-
invita al Espíritu a testificar. Convenios este año, nuestra fe en el pués de haberse bautizado, José Smith y
Oliver Cowdery fueron “llenos del Espíritu
En la capacitación mundial sobre Padre Celestial y en Jesucristo se for- Santo”. Sus mentes fueron iluminadas “[y]
la enseñanza y el aprendizaje que talecerá y nuestro testimonio de que empeza[ron] a comprender las Escrituras”.

Doctrina y Convenios e
Historia de la Iglesia
El e s t u d i a r l a g u í a d e e s t u d i o

A ntes de asistir a la Escuela Dominical, el estudiar en forma individual la Guía de estudio para
Guía de estudio para el miembro de la clase

el miembro de la clase nos ayudará a estar mejor preparados para “enseñ[arnos] el uno al
otro la doctrina del reino” (D. y C. 88:77). En la guía se mencionan varios materiales de consulta
que complementarán el estudio:
• Una introducción al libro de Doctrina y Convenios.
• Las asignaciones de lectura de las Escrituras para la semana y los pasajes de las Escrituras que
estén relacionados.
• Una breve reseña cronológica de la historia de la Iglesia.
• Mapas donde aparece la ubicación de lugares importantes de la historia de la Iglesia.
• Preguntas que conducen a un aumento de la fe a fin de fomentar análisis sobre el Evangelio.
• Un ejemplar de “La Familia: Una proclamación para el mundo”.

Liahona Enero de 2009 13


M ensaj es de

Confianza en la
Doc trina y Co nv enios

presencia de Dios

P o r e l é l d e r M i c h a e l J o h n  U . T e h

L
De los Setenta
a historia del profeta José Smith, quien un juguete o una moneda o cualquier otra
procuraba saber a qué iglesia unirse en posesión valiosa que podría haberle pare-
medio de las “contiendas de… grupos cido insignificante a los adultos, el Padre
religiosos” ( José Smith—Historia 1:11), es Celestial contestaba mis oraciones y me
una historia que inspira y brinda esperanza a tranquilizaba. Recuerdo perfectamente cuán
todos los que buscan sinceramente la verdad. seguro estaba de que llegaría una respues-
Qué gran alivio debe de haber sido para Jo- ta. Ésa es la fe de un niño; ésa era la fe del
sé, un joven de catorce años que no llamaba joven José Smith.
la atención y que tenía una pregunta sencilla Esa clase de fe concuerda con las condi-
A medida que nues- y un deseo sincero, el leer el siguiente pasaje ciones que se deben cumplir para que las
tra dedicación y fe de la Biblia: “…si alguno de vosotros tiene oraciones sean contestadas, como se muestra
aumenten, estaremos falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a en el siguiente pasaje: “…pida con fe, no
más cerca de nuestro todos abundantemente y sin reproche, y le dudando nada” (Santiago 1:6).
Padre que está en será dada” (Santiago 1:5). A medida que fui creciendo, se me fue
los cielos. Este pasaje nos da una idea muy clara del haciendo cada vez más difícil ejercitar una fe
tipo de relación que cada uno de nosotros inquebrantable. El mundo planta semillas de
debería tener con nuestro Padre Celestial. Es duda y prejuicio en nuestra mente y en nues-
más, en este versículo se expresan las entra- tro corazón; por eso, la amonestación del Sal-
ñables misericordias y la disposición de nues- vador de “volv[ernos]… como niños” (Mateo
tro Padre amoroso hacia un hijo que recurrió 18:3) se ha convertido en una búsqueda que
a Él con una pregunta. Por lo general, el realizaré durante toda la vida. En ocasiones,
Padre no contesta las oraciones con visiones, me resulta factible tener fe “como un grano
como lo hizo en la Arboleda Sagrada; pero de mostaza” (Mateo 17:20), mientras que en
sí da respuestas que proporcionan mucho otras no es tan sencillo.
consuelo y paz. Ésa es la promesa que Él nos ¿Cómo logramos ser constantes en el ejer-
hace: dar abundantemente y sin reproche ni cicio de este tipo de fe? El siguiente consejo
reprimenda. nos brinda una visión más clara de lo que
Cuando era niño, tuve muchas oportuni- significa esta búsqueda recta: “Lo que es de
dades de poner a prueba esta promesa y tes- Dios es luz; y el que recibe luz y persevera
tifico que es fidedigna. Ya fuera que perdiera en Dios, recibe más luz, y esa luz se hace

14
Izquierda superior: José Smith escribiendo, por Dale Kilbourn; derecha: Hijos de luz, por Anne Marie Oborn, cortesía del Museo de Historia y Arte de la Iglesia; borde © 2007 por Cary Henrie.

L
más y más resplandeciente hasta el día per- “… Un grupo se reunió… para llevar a amones-
fecto” (D. y C. 50:24). a cabo un consejo… Una vez que el con- tación del
Por ese proceso pasó el profeta José Smith. sejo llegó a su fin, los líderes de la turba Salvador de
De la misma manera que otras personas dijeron que no lo matarían, sino que lo “volv[ernos]… como
que lo precedieron, él se probó a sí mismo desnudarían, lo azotarían y lo dejarían con niños” se ha conver-
al ejercitar la fe y al usar su albedrío de la la piel desgarrada… Lo amenazaron con tido en una búsque-
manera correcta continuamente durante su una palmeta maloliente por el alquitrán que da que realizaré
vida. Él perseveró en Dios, recibió más luz y tenía e intentaron metérsela a la fuerza por durante toda
esa luz se volvió más y más brillante hasta el la garganta…  la vida.
día perfecto. “Luego que lo hubieron dejado, José inten-
Un episodio de la vida del Profeta tuvo tó levantarse, pero se volvió a caer por el
una influencia muy grande en mí cuando era dolor y el agotamiento. Sin embargo, logró
joven: sacarse el alquitrán de la cara para poder
“Tarde, por la noche, José se encontraba respirar bien… 
acostado, durmiendo profundamente por el “José, después de conseguir algo que lo
cansancio… Momentos después, una turba cubriera, entró en la casa y pasó la noche
enfurecida abrió la puerta de un golpe y… limpiándose y curándose las heridas… 
lo agarró; y, cuando lo estaban arrastrando, “La mañana siguiente, por ser el día
Emma gritó…  de reposo, la gente se reunió a la hora

Liahona enero de 2009 15


G
racias a que acostumbrada para la adoración. Entre ellos “… y sin ser compelido fluirá hacia ti
José Smith se encontraban algunos de los integrantes de para siempre jamás” (D. y C. 121:45–46).
buscó sabi- la turba…  Es un privilegio para mí dar testimonio
duría en la Arbole- “Con el cuerpo todo amoratado y lleno de que José Smith es un profeta de Dios.
da Sagrada y a que de cicatrices, José asistió a la reunión y Gracias a que buscó sabiduría en la Arbo-
luego fue diligente, se paró ante la congregación, enfrentando leda Sagrada y a que luego fue diligente,
nosotros disfruta- con calma y valentía a las personas que lo nosotros disfrutamos de la plenitud del
mos de la plenitud habían agredido la noche anterior. El ser- evangelio de Jesucristo. Las siguientes
del evangelio de món que dio fue impactante, y ese mismo palabras escritas en honor al Profeta por el
Jesucristo. día tres creyentes fueron bautizados en la presidente John Taylor (1808–1887), quien
Iglesia” 1. las escribió cuando era miembro del Quó-
No puedo siquiera imaginarme el dolor rum de los Doce Apóstoles, describen con
y el malestar que debe de haber soportado elocuencia lo que el profeta José Smith hizo
el profeta José. Tenía razones de sobra por todos nosotros: “José Smith, el Profeta
para no predicar a la mañana siguiente; y Vidente del Señor, ha hecho más por la
sin embargo, ni ésta ni otras experiencias salvación del hombre en este mundo, que
similares o de consecuencias peores le hi- cualquier otro que ha vivido en él… Vivió
cieron faltar a sus responsabilidades. ¿Cómo grande y murió grande a los ojos de Dios
entonces podemos nosotros justificarnos si y de su pueblo; y como la mayoría de los
no cumplimos con nuestras obligaciones ungidos del Señor en tiempos antiguos, ha
por causa de una incomodidad o un obs- sellado su misión y obras con su propia
táculo menor? sangre” (D. y C. 135:3).
A medida que nuestra dedicación y fe Usemos nuestro albedrío con sabiduría
aumenten, estaremos más cerca de nuestro constantemente y, como el profeta José
Padre que está en los cielos. Smith, ejercitemos una fe inquebrantable a
Vi una luz, por Jon McNaughton.

“Entonces invocarás, y te oirá Jehová; cla- pesar de nuestras circunstancias a fin de que
marás, y dirá él: Heme aquí” (Isaías 58:9). nuestra confianza se “fortale[zca] en la pre-
“…entonces tu confianza se fortalecerá sencia de Dios”. ◼
en la presencia de Dios; y la doctrina del sa- Nota
1. George Q. Cannon, Life of Joseph Smith the Prophet,
cerdocio destilará sobre tu alma como rocío 1986, págs. 133–135; véase también History of the
del cielo. Church, tomo I, págs. 261–264.

16
¡Que llueva!
Idea por Jessica Westenskow; ilustración fotográfica por Welden C. Andersen.

Reconoce las bendiciones que caen


como lluvia sobre ti y disfrútalas
con gratitud. (Véase D. y C. 105:12.)

liahona enero de 2009 17


Instituto: Un alimento
para el alma
Al ayudar a los alumnos a acercarse familiares y un mayor interés por las Escrituras. También
al Padre Celestial, a hacer amigos y a ha crecido mi testimonio. Antes de comenzar a asistir
establecer prioridades, instituto fortalece a instituto, no sabía si realmente deseaba servir en una
misión. Ahora sé que lo que debo hacer es cumplir una
sus testimonios y produce un cambio en misión.
sus vidas. Instituto ha sido una experiencia maravillosa para mí;

Mi testimonio se fortalece
me ha ayudado a entender y a obedecer las normas de
la Iglesia. La doctrina de la Iglesia es el medio para ob-
Muy a menudo me sorprende lo que aprendo en institu- tener la salvación y la exaltación, y estoy agradecido por
to. No recuerdo haber asistido a una clase y haber salido de poder aprender acerca de ella en instituto.
ella sin aprender nada nuevo o sin comprender mejor un Alberto Ávilez Rodríguez, México

principio del Evangelio. Como resultado de eso, mi vida ha


cambiado. Instituto es un excelente ámbito para aprender el
Algunas de las muchas bendiciones que he recibido por Evangelio y formar lazos de amistad con otros Santos
asistir a instituto son el fortalecimiento de las relaciones de los Últimos Días.
Un cambio de metas Una promesa profética
“No desaprovechen la oportunidad
Un domingo, durante la reunión sacramental, escuché de asistir a las clases de seminario e
con mucha atención a un discursante hablar acerca de ins- instituto. Participen y benefíciense lo
tituto. Él compartió estas palabras del élder L. Tom Perry, más que puedan de las Escrituras que
del Quórum de los Doce: “[Instituto ha] fortalecido mi vida se enseñan en esos grandes ámbitos de
y sé que har[á] lo mismo para ustedes: les pondrá un escu- educación religiosa. Ellas los prepara-
do de protección a su alrededor para mantenerlos libres de rán para presentar el mensaje del Evangelio restaurado
las tentaciones y de las pruebas del mundo” 1. Fue en ese a aquellos que tengan la oportunidad de conocer”.
momento en que me di cuenta de que ya había experi-
Élder L. Tom Perry, del Quórum de los Doce Apóstoles,
mentado la verdad de las palabras del élder Perry. ¡Cuánto “Elevar el nivel”, ­Liahona, noviembre de 2007, pág. 48.
agradecimiento sentía por las bendiciones que ya había
recibido como consecuencia de mi asistencia a instituto!
Poco antes había comenzado a asistir a una clase de ins-
tituto sobre las enseñanzas de Isaías. Esa clase sigue siendo
hasta el día de hoy la que más influencia ha tenido en mi
Extremo izquierdo: ilustración por Matthew Reier; fotografía del élder Perry por Craig Dimond.

vida. Ese semestre había sido una época de confusión para


mí; no todas mis metas ni prioridades concordaban con los Una manera de demostrar fe
principios del Evangelio. A pesar de eso, asistía regu- El amor que tengo por instituto comenzó al asistir
larmente a instituto y tenía muchas charlas individuales a seminario. Me uní a la Iglesia cuando tenía catorce
acerca de la doctrina de la Iglesia con el instructor. Con el años; en esa época tenía sed de conocimiento. Disfru-
tiempo, a medida que mis ideas fueron cambiando, fui mo- taba de aprender acerca del Evangelio y quería mucho
dificando, poco a poco y con mucho cuidado, mis metas a los amigos y maestros que fui conociendo, quienes
a fin de que se ajustaran al plan que el Señor tenía para mí. eran dignos de admiración.
Hasta que escuché la cita del élder Perry durante la reu- A veces era difícil asistir a seminario; mis familiares,
nión sacramental de aquel domingo, no me di cuenta de la que no son miembros de la Iglesia, no me apoyaban
forma específica en que esas nuevas metas estaban resultan- para que lo hiciera; sin embargo, con la ayuda de
do en bendiciones. Mi vida entera era muchísimo mejor cuan- otros Santos de los Últimos Días, pude participar de las
do asistía a instituto; era mucho más receptiva al Espíritu y no clases de seminario matutino. Mi familia se daba cuenta
cedía a las tentaciones tan a menudo. Mi actitud y la manera de que me tomaba en serio eso de ser miembro de la
en que veía la vida habían mejorado gracias a mi asistencia. Iglesia; era la manera de caminar la segunda milla.
Krista Wren, Arizona, E.U.A. De la misma forma en que seminario enriqueció mi
Nota
vida durante la adolescencia, instituto la ha enriquecido
1. Véase L.Tom Perry, “Reciban la verdad”, L­ iahona, enero de 1998, pág. 72. durante mis años como joven adulta. He atesorado las

Liahona enero de 2009 19


Instituto es para alumnos solteros o casados que, por lo
general, tienen entre dieciocho y treinta años.

Un medio para encontrar


nuevos amigos
Pocos años después de haber vuelto de la misión,
me mudé a una ciudad donde no conocía a nadie. Fui
a instituto esperando hacer nuevos amigos y empezar
a tener contacto con otros jóvenes adultos solteros de
la zona, como había hecho en otras ocasiones.
Sin embargo, en un primer momento, me resul-
tó difícil hacerlo. Nadie era descortés, pero, según
parecía, no lograba nada y a veces me sentía solo y
alejado de los jóvenes que ya se conocían bien entre
sí. Por el contrario, en poco tiempo me hice de bue-
palabras de Cristo en mi corazón y en mi mente (véase nos amigos fuera de la Iglesia.
D. y C 6:20; 84:85). Estas enseñanzas me ayudaron a ser A veces parecía que sería más fácil no ir a instituto
más eficiente al servir al Señor como misionera. que ir; no había nadie que me llevara, así que tenía
Estoy agradecida por instituto y sé que es un programa que ir caminando o en bicicleta cada semana para
inspirado, ya que he visto las bendiciones que aporta a mi llegar hasta el lugar. Había encontrado buenos amigos
vida y a la vida de otras personas. con intereses similares en otra parte; además, ya me
Malinda Morrison, Australia Occidental, Australia había graduado de instituto.
No obstante, mientras pensaba en todas las razo-

Una manera de acercarse al Señor


nes que tenía para no ir, me acordé de cuánto había
progresado en otras épocas gracias a las lecciones
Desde que empecé a asistir a instituto con regularidad, que aprendía y a los amigos que hacía en instituto.
han llegado a mi vida grandes bendiciones espirituales. He Instituto había fortalecido mi testimonio y me ayudó
llegado a sentir un amor cristiano por mis compañeros y a entender mejor el plan que el Señor tiene para
compañeras de instituto, mi fe en el Señor es cada vez más mí. Por eso decidí seguir asistiendo y me alegro de
fuerte y me he acercado más a Jesucristo por medio del haberlo hecho. Poco a poco, durante el correr del
estudio de las Escrituras. año, fui haciendo buenos amigos en instituto; recibía
Las clases me sirven de guía, ya que me ayudan a enten- invitaciones a reuniones sociales y, con el tiempo,
der mejor cómo debo usar mi albedrío. Me ayudan a hacer llegué a estar mucho más integrado.
frente a las dificultades con una actitud positiva y he apren-
dido que Dios siempre está cerca para ayudarme a superar
desafíos. Cuando asisto a instituto, encuentro respuestas a
mis preguntas. Cada vez que llevo a la práctica las enseñan-
zas de las clases, es más fácil que cada aspecto de mi vida
ocupe el lugar que le corresponde.
Siento que participar de instituto es una de las mejores
maneras de usar el tiempo durante mi juventud.
Ngozichi Okwandu, Abia, Nigeria

20
Al principio me resultó difícil asistir a instituto en un lugar nuevo, pero, por
haber seguido yendo a pesar de eso, he recibido muchas bendiciones espiri-
tuales y sociales, que de otra forma nunca habría obtenido.
Dave J. Green, Inglaterra, Reino Unido

El regreso a casa Alberto Krista

Cuando mis padres se separaron, yo estaba viviendo lejos de mi hogar por


primera vez. Era apenas mi primer mes en la universidad y, debido a que mi
vida familiar había cambiado, me resultaba difícil entender el significado de
la palabra hogar. La época en que mis padres se divorciaron y mi familia se
mudó de la casa en la que había vivido durante los últimos dieciocho años
de mi vida fue la época de mayor confusión. Sabía que no me había quedado
sin hogar, pero me sentía como si así fuera.
Con frecuencia he escuchado hablar de la Iglesia como un “refugio contra
la tempestad” (D. y C. 115:6). Instituto se convirtió en ese refugio para mí
mientras luchaba contra esa nueva tempestad en mi vida. Me inscribí en ins-
tituto y, a pesar de que no recuerdo las palabras exactas que se pronunciaron
durante las clases, nunca olvidaré la sensación de paz y consuelo que sentía
Malinda Ngozichi
mientras escuchaba. Empecé a descubrir el amor que el Padre Celestial siente
por mí y llegué a conocer más profundamente al mejor Consejero que he
encontrado: Jesucristo.
Tengo que pagar por la educación universitaria, pero las lecciones de más
valor son las que aprendo de las clases de instituto, y ésas son gratis. Ahora
me doy cuenta de que la definición de hogar no es necesariamente la casa
en la que uno crece, sino un lugar en donde nos enseñan las lecciones que
se tienen que aprender en esta vida y donde abunda el amor. Por lo que he
aprendido y por el Espíritu que sentí, instituto ha llegado a ser un nuevo
hogar para mí. Es maravilloso tener un lugar en el que me siento querida y
bienvenida. ◼
Suzanne Goble, Utah, E.U.A.

Dave Suzanne

¿Cómo sé dónde hay un programa


de instituto cerca del lugar en
donde vivo?
Ilustración fotográfica por Matthew Reier.

Para información sobre la ubicación de cual-


quiera de los más de quinientos centros de instituto
de todo el mundo, visiten la página http://institute.
lds.org. En muchos casos, se pueden inscribir a las
clases en línea.
Si no tienen acceso a Internet, su obispo o presi-
dente de rama tiene una lista de todos los centros
donde se encuentra el programa de instituto.
El conocimiento
P o r e l é l d e r C l ay t o n   M . Ch r i s t e n s e n
Setenta de Área
Área Norteamérica Noreste

A
lgunos de ustedes que están familia-
rizados con la Universidad Oxford tal
vez sepan que esa universidad es la
más antigua del mundo. El edificio en el
que vivía mientras estudiaba fue construi-
do en 1410: un edificio hermoso a la vista,
pero incomodísimo como lugar donde
vivir. Al llegar a Oxford, me di cuenta
de que sería muy difícil ser un miembro
activo de la Iglesia. Obtuve una beca de
“Rhodes Scholarship Trust” (Fundación de
Becas Rhodes) y ellos tenían muchas acti-
vidades planeadas para las personas que habían recibido las becas.
Al contemplar hasta qué punto deseaba participar en las acti-
vidades de la Iglesia, me di cuenta de que no sabía si el Libro de
Mormón era verdadero. Lo había leído varias veces, pero, por lo ge-
neral, había sido consecuencia de alguna asignación de mis padres
o de algún instructor de la Universidad Brigham Young. Sin embar-

U
go, esta vez tenía que saber con urgencia si el Libro de Mormón era
verdadero o no. Por eso, decidí que apartaría una hora todas las na de las cosas de
noches, de las once hasta las doce, para leer el Libro de Mormón a más valor que pueden
fin de descubrir si se trataba de un libro verdadero. aprender al procurar
Me preguntaba si realmente me animaría a dedicarle tanto tiem- una educación es el descu-
po, siendo que estaba en un programa académico tan exigente en brir por ustedes mismos que
el que estudiaba econometría aplicada. Mi plan era intentar terminar el Libro de Mormón es la
el programa en dos años, lo cual, a la mayoría de las personas que palabra de Dios.
se encontraban en él, les llevaba tres; no sabía si podía darme el
lujo de destinarle una hora por día a ese esfuerzo.
No obstante, lo hice. Empezaba a las once arrodillándome para
orar cerca de una pequeña estufa que se encontraba en la pared de
piedra; y al orar, lo hacía en voz alta. Le decía a Dios lo desespe-
rado que estaba por saber si el Libro de Mormón era verdadero; le
más útil de todos
decía que, si Él me revelaba esa verdad, entonces yo dedicaría mi
vida a edificar Su reino; y le decía que, si no era verdadero, debía
estar seguro de ello, porque entonces dedicaría mi vida a encontrar
aquello que sí lo era.
Leí la primera página del Libro de Mormón y cuando llegué al
final de la página, hice una pausa. Pensé en lo que había leído en
esa página y me pregunté: “¿Es posible que esto lo haya escrito un
charlatán que estaba tratando de engañar a la gente o realmente lo
escribió un profeta de Dios? ¿Y qué significa esto para mí?”. Luego,
dejé el libro y me volví a arrodillar para pedirle a Dios: “Por favor,
dime si éste es un libro verdadero”. Entonces me senté en la silla, to-
mé el libro, di vuelta a la página, la leí, me detuve cuando llegué al
final de ella e hice lo mismo que había hecho antes. Eso lo hice por
una hora todas las noches, noche tras noche, en aquella habitación
Fotografía del Libro de Mormón por John Luke; fondo por Lushpix/Unlisted Images Inc.

fría y húmeda en Oxford.


Una noche, cuando ya había llegado a los últimos capítulos de
2 Nefi, hice mi oración, me senté en la silla y abrí el libro. De re-
pente, el cuarto se llenó de un Espíritu hermoso, cálido y de amor
que me envolvió y me inundó el alma, infundiéndome una sensa-
ción de amor que no me había imaginado que podía experimentar.
Comencé a llorar. A través de las lágrimas, miré las palabras que
se encontraban en el Libro de Mormón y vi una verdad en ellas
que nunca antes había imaginado que podría comprender; vi las
glorias de la eternidad y vi lo que Dios tenía reservado para mí,
uno de Sus hijos. Ese Espíritu permaneció conmigo durante toda
aquella hora y durante el resto de las noches mientras oraba y leía
L
os invito a que
aparten una
hora cada día y
averigüen por ustedes
mismos si el Libro de
Mormón es verdadero,
y esto cambiará su
corazón.

el Libro de Mormón en aquella habitación; que aparten una hora cada día y averigüen
ese mismo Espíritu siempre volvía y produjo por ustedes mismos si el Libro de Mormón es
un cambio en mi corazón y en mi vida para verdadero, y eso cambiará su corazón de la
siempre. misma manera que cambió el mío. Entonces,
Recuerdo el conflicto que experimenté algún día, podrán volver al lugar donde vi-
cuando me preguntaba si me podía dar el vían durante la época en que Dios les reveló
lujo de pasar una hora cada día, haciendo esto y señalárselo a sus hijos y a su cónyuge
algo distinto que estudiar econometría apli- y decir: “Ése es un lugar sagrado porque allí
cada, para descubrir si el Libro de Mormón supe que Jesús es el Cristo”.
Arriba: Ilustración fotofráfica por Frank Helmrich.
es verdadero. La econometría aplicada la Debido a que he procurado magnificar
uso, quizás, una vez por año; sin embargo, mi llamamiento y conocer a Jesucristo, les
el conocimiento de que el Libro de Mormón puedo testificar que sé sin ninguna duda que
es la palabra de Dios lo uso muchas veces Él es el Hijo de Dios, que Él vive. Sé sin duda
durante todos los días de mi vida. De toda la alguna que Él nos conoce y nos ama a cada
educación que he buscado en mi vida, ése uno de nosotros. ◼
es el conocimiento más útil que jamás haya De un discurso pronunciado en el devocional de la
obtenido. Universidad Brigham Young--Idaho el 8 de junio de
2004. Si desea ver el discurso completo en inglés, visite
A todos los que todavía buscan apoyo en la página www.byui.edu/Presentations/transcripts/
el testimonio de otras personas, los invito a devotionals/2004_06_08_christensen.htm.

24
M e n s a j e d e l a s m a e s t r a s v i s i t a n t e s

Firmes e inquebrantables
L­ iahona, noviembre de 2007, págs.
109–110).

en la fe Cheryl C. Lant, Presidenta Gene-


ral de la Primaria: “La conversión
personal se logra al empezar a vivir
Enseñe los pasajes Julie B. Beck, Presidenta General como el Señor desea que vivamos:
de las Escrituras y de la Sociedad de Socorro: “Las muje- firmes e inmutables en guardar todos
las declaraciones que res Santos de los Últimos Días deben los mandamientos, no sólo los que
satisfagan las nece- ser firmes e inquebrantables en su fe. nos convengan. Esto llega a ser un
sidades de las hermanas a las que Ellas pueden y deben sobresalir en proceso de refinamiento si nos esfor-
visite. Dé testimonio de la doctrina vivir y compartir su testimonio del zamos para que cada día sea mejor
e invite a las personas a quienes Señor Jesucristo y de Su evangelio que el anterior” (“Tradiciones rectas”,
restaurado. Para ello, hacemos lo ­Liahona, mayo de 2008, págs. 13–14).
siguiente:
“1. Hacemos convenios con Él y ¿Por qué debo ser firme e inmutable
los guardamos. en la fe?
“2. Somos dignas y adoramos en Élder M. Russell Ballard, del Quó-
Sus templos. rum de los Doce Apóstoles: “Su fe y
“3. Estudiamos Su doctrina en las su conocimiento de la restauración
Escrituras y en las palabras de los del Evangelio les darán la fortaleza
profetas. que se necesita para ser fieles a los
“4. Somos dignas de recibir el convenios que han hecho con el
Espíritu Santo y lo reconocemos y lo Señor y para compartir con gozo sus
enseñe a conversar acerca de lo que seguimos. puntos fuertes y sus talentos a fin de
hayan sentido y aprendido. “5. Compartimos Su evangelio y lo edificar el reino de Dios aquí sobre
Mosíah 5:15: “…[Sean] firmes defendemos. la tierra. Su testimonio de Jesucristo
e inmutables, abundando siempre “6. Participamos en sincera oración es la base más importante que pue-
en buenas obras para que Cristo, el personal y familiar. den tener para que los sostenga fir-
Señor Dios Omnipotente, pueda se- “7. Llevamos a cabo la noche de mes e inmutables a los principios de
Ilustración fotográfica por Henrik Als; fondo por Shannon Gygi Christensen.

llaros como suyos, a fin de que seáis hogar. rectitud, sin importar las pruebas y las
llevados al cielo, y tengáis salvación “8. Vivimos los principios de la tentaciones que puedan llegar en el
sin fin, y vida eterna”. autosuficiencia y la vida próvida. futuro” (“Steadfast in Christ”, ­Ensign,
“Éstas son cosas esenciales que diciembre de 1993, pág. 52).
¿Cómo puedo ser firme e se deben hacer antes de las que Élder Richard G. Scott, del Quórum
inquebrantable en la fe? se consideran no esenciales; son de los Doce Apóstoles: “Ni remota-
3 Nefi 6:14: “…se deshizo la igle- prácticas sencillas y necesarias que mente se imaginan lo que lograrán en
sia en toda la tierra, con excepción parecen casi triviales al hablar de la vida por esa decisión de obedecer
de entre unos pocos lamanitas que ellas… Nadie puede hacer esas cosas fielmente al Señor. La inquebrantable
se habían convertido a la verdadera por nosotros; son prácticas y hábitos determinación que tomen de vivir
fe; y no quisieron separarse de ella, personales que nos distinguen como rectamente los ligará a una inspira-
porque eran firmes, inquebrantables firmes e inquebrantables en lo que ción y a un poder que van más allá
e inmutables; y estaban dispuestos es correcto” (“Lo que las mujeres de lo que puedan entender” (“Cómo
a guardar los mandamientos del Santos de los Últimos Días hacen tomar la decisión correcta”, ­Liahona,
Señor”. mejor: Ser firmes e inquebrantables”, julio de 1991, págs. 35–36). ◼

Liahona enero de 2009 25


Fe para cruzar el
“Envió desde lo alto; me tomó, me sacó de Rafael se introdujo en el agua. El río no era ancho, pero,

Ilustración por Gregg Thorkelson; fotografía por David Newman.


las muchas aguas. Me libró de mi poderoso debido a la cantidad de agua que encauzaba, era sorpren-
dentemente profundo. El agua fría y de corriente rápida pri-
enemigo” (Salmos 18:16–17).
mero lo arrastró y lo hundió hasta las rodillas, luego hasta la
P o r A d a m C . O l s o n cintura y, en poco tiempo, se le arremolinó en el pecho.

R
Revistas de la Iglesia Rafael se dio cuenta de que corría peligro. El cauce es-
afael Mateo y su hijo, Whalincon (a quien lla- taba resbaloso y desnivelado, y la corriente era tan fuerte
man“Whally”), se detuvieron en la oscuridad de que amenazaba con hacerle perder el equilibrio. Cuando
la tarde tormentosa para observar las apresuradas se encontraba a mitad de camino, estaba haciendo todo el
aguas del río crecido por la lluvia. Rafael, el primer conse- esfuerzo que podía para mantenerse en pie, pero no tenía
jero de la presidencia de rama, y Whally, el presidente del fuerzas para avanzar ni retroceder.
quórum de élderes de la rama, regresaban a su hogar tras En el preciso momento en que pensó que ya estaba
un domingo lleno de reuniones en la capilla en San José demasiado débil para seguir luchando contra la corriente,
de Ocoa, República Dominicana. sintió un empujón que venía desde atrás que lo lanzó has-
Ya estaban empapados a causa de la penosa caminata ta la otra orilla. No fue sino hasta cruzar al otro lado que
bajo la lluvia y por haber cruzado el desbordado Río Ocoa, se dio cuenta de que su salvador no había sido Whally,
el cual representaba un obstáculo peligroso entre la capilla y quien aún se encontraba en el extremo opuesto.
su casa. Durante la estación seca, la caminata de seis kilóme- Rafael atribuye su rescate al poder del mismo Salvador
tros les tomaba, por lo general, una hora; en ella, descendían que lo ha ayudado a sobrevivir a los peligros de otras
desde la capilla, de un lado del valle, y luego volvían a subir pruebas, tanto físicas como espirituales.
hasta su hogar, en lo alto del otro lado del valle. Pero, cuan- “He tenido que tirarme al río muchas veces, con el
do el río se desborda durante la época de lluvia, Rafael y su agua hasta el pecho, para servir al Señor”, dice el hermano
familia tienen que desviarse y hacer un recorrido de quince Mateo. “Pero siento que le debo mucho al Señor; Él me ha
kilómetros, el cual les lleva tres horas para hallar un lugar dado no sólo la oportunidad de servirle, sino también la
por donde cruzar el río sin correr tanto riesgo. perseverancia para hacerlo”.
Rafael ya había hecho ese camino en incontables Tal como el rey David, el hermano Mateo sabe que
ocasiones; había cruzado el río todos los días durante el Salvador “me tomó, me sacó de las muchas aguas. Me
doce años para llegar al trabajo. Dos meses después de libró de mi poderoso enemigo” (Salmos 18:16–17).
su bautismo, fue llamado para servir como presidente de Ese testimonio lo ha sostenido durante
rama, un llamamiento que tuvo por seis años y que impli- pruebas más sutiles que el cruzar el
có un aumento en el número de viajes que debía realizar. río aquella tarde tormentosa con
Después de eso, vino el llamamiento como presidente del Whally, pero igual de reales.
quórum de élderes y, más tarde, lo volvieron a llamar para A pesar de lo costoso del viaje, el
integrar la presidencia de la rama. hermano Mateo, su esposa Altagra-
Sin embargo, el estar familiarizado con el río no le cia y tres de sus hijos se sellaron en
quitaba que fuera peligroso: las corrientes rápidas de los el templo en el año 2001. Desde ese mo-
ríos desbordados podían ser tan mortales como el ancho mento, se han sacrificado para ahorrar el dinero
río en el que desembocaban. Poco tiempo antes, un río suficiente para ir al templo por lo menos
desbordado había arrastrado a un vecino, el que perdió la dos veces al año.
vida en la furiosa corriente por el estrecho curso. Para el hermano Mateo, el trabajo y los sacrificios,
Padre e hijo dudaron al encontrarse en la orilla; entonces tanto físicos como espirituales, valen la pena.

26
río
Tenemos
derecho de
recibir la
ayuda del
Señor
“Recuerden que
esta obra no es
únicamente de
ustedes y mía; es la obra del Señor,
“No es difícil cuando uno conoce el propósito”, dice. y cuando estamos al servicio del
“Luchamos por algo más sublime que las cosas de este Señor… tenemos derecho de recibir
mundo”. ◼ Su ayuda”.
Presidente Thomas S. Monson, “El sagra-
do llamamiento del servicio”, ­Liahona,
mayo 2005, pág. 56.

Liahona enero de 2009 27


José Smith,
Apóstol de Jesucristo
Por el élder Dennis B. Neuenschwander
De los Setenta

E
n Doctrina y Convenios leemos que esos testimonios surgen de la experiencia,
José Smith fue “llamado por Dios de mandatos divinos y de la instrucción. Por
y ordenado apóstol de Jesucristo” ejemplo, Lucas escribe que Cristo se mostró
( D. y C. 20:2). El llamamiento de Apóstol es, a los Apóstoles, que “después de haber pa-
ante todo, para testificar de Jesucristo. Los decido, se presentó vivo… apareciéndoseles
profetas del Antiguo Testamento testificaron durante cuarenta días y hablándoles acerca
de Su venida; los del Nuevo Testamento del reino de Dios” (Hechos 1:3).
dejaron su testimonio personal de la exis- ¿Cómo califica el profeta José Smith para
tencia de Cristo y de la absoluta realidad de llenar esos requisitos apostólicos? La respues-
José Smith, cortesía de los archivos de la Comunidad of Cristo; escena de la película de la Iglesia La Restauración.

Su resurrección, y ese testimonio apostólico ta es “Perfectamente”.


era la base de sus enseñanzas. “…me seréis
testigos” (Hechos 1:8) fue la instrucción que La Primera Visión El profeta José Smith
dio Jesús a los primeros Doce. El día de La educación apostólica de José Smith fue llamado por Dios
Pentecostés, Pedro testificó a los judíos que comenzó en 1820. Al meditar sobre asuntos como testigo de la
se habían reunido “de todas las naciones bajo de religión, muy pronto se dio cuenta de que existencia de Cristo,
el cielo” (Hechos 2:5), diciendo que “a este no había manera de razonar ni debatir la de la realidad de Su
Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros opinión de alguien sobre la exactitud de las resurrección y de
somos testigos”(Hechos 2:32). Del mismo diversas iglesias y sus respectivas doctrinas Su poder redentor y
modo, Pablo escribió a los corintios y les di- para llegar a una conclusión autorizada con salvador.
jo: “…me apareció a mí” (1 Corintios 15:8). El respecto a ellas. A menos que tuviera una
testimonio seguro de la existencia de Cristo manifestación divina, el joven José sólo podía
y de la realidad de Su resurrección es el pilar
principal del testimonio apostólico.
El segundo pilar se centra en el poder del
Salvador para salvar y redimir. Pedro ense-
ña que del Señor “dan testimonio todos los
profetas, que todos los que en él creyeren,
recibirán perdón de pecados por su nombre”
(Hechos 10:43).
Sin esos dos pilares de testimonio concer-
nientes a Cristo, no podría existir un apóstol;

Liahona enero de 2009 29


L
as dudas de agregar su opinión a las demás que ya visión llegó a significar para él. Al principio,
José sobre existían en la “guerra de palabras y tumulto fue una experiencia intensamente personal,
la religión de opiniones” ( José Smith—Historia 1:10). la respuesta a una pregunta particular; sin
recibieron respuesta Pero las dudas de José sobre la religión embargo, con el correr del tiempo e ilumina-
en la manifestación recibieron respuesta en la manifestación da por otras y por las instrucciones subse-
personal y física de personal y física de Dios el Padre y de cuentes, llegó a ser la revelación fundamental
Dios el Padre y de Su divino y viviente Hijo Jesucristo, una de la Restauración.
Su divino y viviente experiencia a la que nos referimos como A pesar de lo apostólico que fue para
Hijo Jesucristo. la Primera Visión. José Smith esta manifestación de la realidad,
Tal como la experiencia de los prime- la existencia y la resurrección de Cristo, eso
ros Apóstoles, la de José con la Deidad fue no era lo único que Jesús quería enseñar-
también directa y personal. No hacían falta le. La primera lección que recibió el joven
la opinión de otras personas ni las José surgió de la manifestación del poder
deliberaciones de un concilio para absoluto, omnipotente y divino de Cristo.
definir lo que vio ni lo que su Cuando oró en la arboleda, él aprendió

Los deseos de mi corazón, por Walter Rane, cortesía del Museo de Historia y Arte de la Iglesia.

30
directamente por lo menos un significado del poder recibió sabiduría. Allí comenzó su educación apostólica.
redentor y salvador de Cristo. Al comenzar a orar, “una Tanto la naturaleza física del Salvador y del Padre Celestial
densa obscuridad se formó alrededor de mí, y por un como las primeras lecciones fundamentales que se relacio-
momento me pareció que estaba destinado a una destruc- naban con Su poder se hallan entre las grandes lecciones
ción repentina” ( José Smith—Historia 1:15). Con todas apostólicas que obtuvo en aquella Primera Visión, cada
sus fuerzas, empezó a suplicar a Dios que lo librara de las una de ellas un pilar de testimonio apostólico.
garras de aquel enemigo.
“ …en el momento en que estaba para hundirme en El Libro de Mormón
la desesperación y entregarme a la destrucción … vi una La instrucción apostólica inicial de José Smith con-
columna de luz … tinuó con su traducción del Libro de Mormón, lo que
“No bien se apareció, me sentí libre del enemigo que le dio acceso a “la plenitud del evangelio eterno” ( José
me había sujetado” ( José Smith—Historia 1:16–17). Smith—Historia 1:34), a principios que le era preciso
El enfrentamiento de José Smith con el adversario se comprender antes de la organización de la Iglesia. Se le
parece a una experiencia que tuvo Moisés, de la cual se presentaron al Profeta muchas partes “claras y sumamen-
enteró el Profeta unos años después. Pero, a diferencia del te preciosas” (1 Nefi 13:26) que eran testimonios proféti-
jovencito José, Moisés vio primero la grandeza de Dios y cos y apostólicos sobre el Salvador, todo lo cual le sirvió
después lo enfrentó el poder del adversario antes de verse de modelo.
librado de su influencia (véase Moisés 1). En verdad, los profetas del Libro de Mormón emplean
La diferencia en el orden de los acontecimientos es más de cien títulos en sus enseñanzas sobre Cristo, y cada
significativa: Moisés ya era un hombre maduro y tenía uno de éstos ayudó a José a comprender la función divina
mucho conocimiento e influencia antes de ese suceso; al del Salvador 1. Gracias a esas enseñanzas, José Smith llegó
desplegar ante Moisés Su grandioso poder antes del en- a conocer íntimamente a los antiguos profetas, por lo que
frentamiento que iba a tener con el adversario, el Señor recibió un discernimiento especial acerca del propósito
le ayudó a poner su vida en la perspectiva apropiada. divino de sus responsabilidades.
Después de haber experimentado la gloria de Dios, él di- El Libro de Mormón esclarece la universalidad de la
jo: “…Por esta causa, ahora sé que el hombre no es nada, expiación de Cristo. El santo sacrificio del Salvador no
cosa que yo nunca me había imaginado” (Moisés 1:10). se limita sólo a las fronteras de la Tierra Santa de Su
Ese suceso lo habilitó para resistir las tentaciones que el época ni se circunscribe al mundo apostólico de los
adversario le presentó a continuación. primeros Doce; la Expiación abarca todas las creaciones
Por otra parte, José Smith era un jovencito sin experien- de Dios, pasadas, presentes y futuras. La enseñanza de
cia que durante toda su vida iba a enfrentar el poder anta- Jacob con respecto a la “expiación infinita” (2 Nefi 9:7)
gónico y los problemas abrumadores que ello conlleva. Al debe de haber hecho una gran impresión en el joven
enfrentarse primero al adversario y después verse a salvo José, especialmente comparadas con las enseñanzas
de su ataque por la aparición del Padre y del Hijo, José cristianas de la época.
aprendió esta lección imborrable: por muy grande que sea El Libro de Mormón también expone la universalidad
el poder del mal, siempre tiene que retirarse en presencia de la resurrección y de otras doctrinas relacionadas con
de la rectitud. ella. Las enseñanzas de Lehi, Jacob, el rey Benjamín,
Esa lección fue crucial en la educación apostólica Abinadí, Alma, Amulek, Samuel el lamanita y Moroni con
de José; él necesitaba ese conocimiento no sólo por las respecto a esa doctrina son todas magníficas fuentes de
pruebas personales que le esperaban sino también por instrucción.
la abrumadora oposición que iba a enfrentar al fundar y En el transcurso de la traducción del Libro de Mormón,
dirigir la Iglesia. el Profeta recibió aún más instrucción de gran valor sobre
El joven José fue a la arboleda en busca de sabiduría, y el poder redentor y salvador de Cristo. En 1828 Martin

Liahona enero de 2009 31


E
l Libro de Harris persuadió a José para que le permitie- “Las obras, los designios y los propósitos
Mormón es ra llevarse prestadas las primeras ciento dieci- de Dios no se pueden frustrar ni tampoco
“la clave de séis páginas del manuscrito; cuando aquél pueden reducirse a la nada …
nuestra religión” las perdió, el Profeta sintió gran aflicción 2. Su “porque aun cuando un hombre reciba
porque contiene madre, Lucy Mack Smith, registró que José muchas revelaciones, y tenga poder para
muchísimos testimo- exclamó: “¡Oh, Dios mío! ¡Dios mío!… ¡He hacer muchas obras poderosas, y sin embar-
nios proféticos de pecado! Soy yo quien ha provocado la ira go se jacta de su propia fuerza, y desprecia
Cristo y porque es un de Dios… ¿Cómo podré presentarme ante el los consejos de Dios, y sigue los dictados de
testigo tangible de la Señor? ¿Y qué reprobación merezco del ángel su propia voluntad y de sus deseos carnales,
Restauración. del Altísimo?” 3. tendrá que caer e incurrir en la venganza de
Durante más de un mes, el Señor lo dejó un Dios justo” (D. y C. 3:1, 4).
en aquella terrible condición de remordimien- Estas palabras describen claramente las
to 4; después recibió consuelo y una lección experiencias por las que José Smith había pa-
apostólica cuando el sado. Él había aprendido la estricta naturale-
Señor le dijo: za del llamamiento apostólico y a quién debe

Por el don y el poder de Dios, por Simon Dewey.

32
el apóstol su lealtad a toda costa. “…Aunque los hombres Enoc vio que “el Dios del cielo… lloró” (Moisés 7:28) por
desdeñan los consejos de Dios y desprecian sus palabras”, los que no lo querían recibir. Debido a que quería saber
se le dijo, “sin embargo, tú debiste haber sido fiel” (D. y cómo era posible eso, Enoc recibió una respuesta que
C. 3:7–8). José Smith perdió acceso a las planchas por un tiene una semejanza familiar con pasajes bíblicos: “…he
tiempo y se le enseñó una lección invalorable. Posterior- dado mandamiento, que se amen el uno al otro, y que me
mente, se le devolvieron las planchas y se le restauró su prefieran a mí, su Padre… por tanto, ¿no han de llorar los
condición de traductor. cielos, viendo que éstos han de sufrir?” (Moisés 7:33, 37;
Las lecciones que le impartió la traducción del libro véase también Deuteronomio 6:5; Levítico 19:18; Mateo
fueron sumamente importantes para progresar en su 22:37–39).
llamamiento apostólico. El Libro de Mormón es “la clave A través de la traducción del Libro de Moisés, el Profeta
de nuestra religión” 5 porque contiene muchísimos testimo- llegó a conocer mejor el poder del Salvador para salvar
nios proféticos de Cristo y porque es un testigo tangible y redimir. Como dijo el Señor, la tierra fue creada “por la
de la Restauración. palabra de mi poder” (Moisés 1:32), con el propósito de
“llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hom-
La revelación continua y las Escrituras bre” (Moisés 1:39). Muchos años antes de que el Salvador
Después de haber terminado la traducción del Libro enseñara a Tomás y a los otros de los Doce: “Yo soy el
de Mormón en 1829 y de haber organizado la Iglesia camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino
en 1930, José Smith tuvo la oportunidad de recibir una por mí” ( Juan 14:6), reveló a Moisés que “éste es el plan
educación apostólica continua a través del proceso de de salvación para todos los hombres, mediante la sangre
traducir otras Escrituras: durante tres años estuvo tra- de mi Unigénito, el cual vendrá en el meridiano de los
duciendo la Biblia y, empezando en 1835, tradujo el tiempos” (Moisés 6:62).
Libro de Abraham. La traducción de la Biblia amplió su La Primera Visión en la arboleda, la traducción del
comprensión de la función de los profetas del Antiguo Libro de Mormón, la revisión de la Biblia, la revelación
Testamento y de los Apóstoles del Nuevo Testamento. del Libro de Moisés y la traducción del Libro de Abraham
También dio como resultado que recibiera más revela- establecieron el cimiento principal de la Iglesia, en gran
ción, o sea, el Libro de Moisés. parte debido al conocimiento y al testimonio del profeta
Este último proporcionó al Profeta un conocimiento José Smith con respecto a Jesucristo, que se expandían
importante sobre el ministerio del Salvador, incluso rápidamente.
de la función que Él desempeñó en la Creación. “Y Las revelaciones que recibió y que se compilaron en
sucedió que el Señor habló a Moisés, diciendo: … Soy el libro de Doctrina y Convenios contienen un caudal de
el Principio y el Fin, el Dios Omnipotente; he creado conocimiento con respecto al Salvador. Se podría buscar
estas cosas por medio de mi Unigénito” (Moisés 2:1). en los numerosos temas y referencias correlacionadas
Además, le dijo: “Y he creado incontables mundos… y que hay sobre Jesucristo en la Guía para el Estudio de las
por medio del Hijo, que es mi Unigénito, los he crea- Escrituras y todavía no entender la amplitud de la informa-
do” (Moisés 1:33). ción sobre el Salvador que el profeta José Smith presentó
El Libro de Moisés aclaró cuál fue la relación de Cristo al mundo. Estoy agradecido por saber que Jesús estuvo
con el Padre en la existencia preterrenal y reforzó la “en el principio con el Padre” (D. y C. 93:21) y que Él ha
comprensión que tenía el Profeta del poder creciente de “padecido estas cosas” por mí, para que yo no padezca si
la rectitud. Una de las lecciones apostólicas más hermosas me arrepiento (D. y C. 19:16).
que recibió en esa revelación fue la confirmación del amor
de Dios, que era muy diferente del personaje severo, im- Mi testimonio de lo que el Profeta reveló
placable y crítico que muchos lo consideraban ser; el Libro Estoy agradecido por otro elemento del ministerio del
de Moisés lo revela como un Dios de compasión infinita. Salvador que me conmueve profundamente el alma: al

Liahona enero de 2009 33


S
iento enorme estudiar las promesas de Malaquías, la pri- último gran día del juicio…” (D. y C. 19:2–3).
gratitud por mera visita de Moroni a José, las palabras del El testimonio y las enseñanzas del profeta
las revelacio- Salvador a los nefitas y la visita de Elías en el José Smith han dado forma a nuestro propio
nes que me enseñan Templo de Kirtland, sé que Dios ama a Sus testimonio. No es de extrañar, pues, que el
que la expiación del hijos y que ha proporcionado una forma para Profeta haya enseñado que “los principios
Salvador alcanza a que cada uno pueda regresar a Él. No conoz- fundamentales de nuestra religión son el
aquellos que han vi- co ninguna doctrina más justa, ninguna ense- testimonio de los apóstoles y de los profetas
vido, amado, presta- ñanza que brinde más esperanzas que la de concerniente a Jesucristo: que murió, fue
do servicio y tenido la redención de los muertos. Siento enorme sepultado, se levantó al tercer día y ascen-
la esperanza de un gratitud por las revelaciones que me enseñan dió a los cielos; y todas las otras cosas que
día mejor, pero que que la expiación del Salvador alcanza a aque- pertenecen a nuestra religión son únicamente
nunca han oído ha- llos que han vivido, amado, prestado servicio apéndices de eso” 6.
blar de Jesús ni han El testimonio apostólico de José Smith
tenido la oportuni- sobre la verdad divina de Jesucristo y de Su
dad de aceptar Su resurrección, así como su conocimiento del
evangelio. poder del Salvador para salvar y redimir, se
aprecia mejor en las hermosas, potentes y
concisas palabras del Profeta al testificar:
“Y ahora, después de los muchos testi-
monios que se han dado de él, éste es el
testimonio, el último de todos, que nosotros
damos de él: ¡Que vive!
y tenido la esperanza de un día mejor, pero “Porque lo vimos, sí, a la diestra de Dios; y
que nunca han oído hablar de Jesús ni han oímos la voz testificar que él es el Unigénito
tenido la oportunidad de aceptar Su evange- del Padre;
lio. Si no supiera nada más, ese conocimiento “que por él, por medio de él y de él los
en sí mismo ya sería suficiente para conver- mundos son y fueron creados, y sus habitan-

Elías restaurando las llaves del poder sellador del sacerdocio, por Robert Barrett.
tirme. Al menos para mí, en él se encuentra tes son engendrados hijos e hijas para Dios”
el supremo testimonio de Jesucristo y de Su (D. y C. 76:22–24).
sacrificio expiatorio. ¡Cuán agradecido estoy por el llamamiento
¿Qué se puede decir, entonces, del apostólico de José Smith! ◼
incomparable poder salvador de Cristo? Lo Adaptado de una presentación para los Setenta.
que José Smith aprendió en la Arboleda Sa- Notas
1. Véase Book of Mormon Reference Companion,
grada sobre el hecho de que el poder de la ed. Dennis L. Largey, 2003, págs. 457–458.
rectitud vence al mal pronostica lo que será 2. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia:
José Smith, pág. 75.
la escena final, según lo revela el Señor con 3. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia:
estas palabras: José Smith , pág 75.
4. Las ciento dieciséis páginas se perdieron en junio de
“Habiendo ejecutado y cumplido la volun- 1828. En julio, José Smith recibió lo que es ahora la
tad de aquel de quien soy, a saber, el Padre, sección 3 de Doctrina y Convenios. En septiembre se
le devolvieron las planchas. Véanse las introducciones
tocante a mí —habiéndolo hecho para sujetar históricas de D. y C. 3; 10.
a mí todas las cosas— 5. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia:
José Smith, pág. 65.
“reteniendo todo poder, aun el de destruir 6. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia:
a Satanás y sus obras al fin del mundo, y el José Smith , págs. 51–52.

34
M e n s a j e s i n s t a n t á n e o s

familia y estaba deprimido y menos


Una joven En busca de concentrado. Ése era el momento de

misionera un himno seleccionar un himno que elevara mi


espíritu. Conocía muchos himnos del
preferido
E
Por Laukau Mokofisi himnario verde, pero, ¿cuál de ellos
ra el cumpleaños de mi mejor Por Michael Paul Inyang era mi preferido?

N
amiga y cumplía 13 años. Aquella noche tomé un viejo him-
Antes de ir a la escuela, me uestro presidente de misión nario y hojeé sus desgastadas páginas
apresuré a buscarle un regalo, pero había estado instando a los para encontrar un himno que me
no encontraba nada. Entonces vi el misioneros de la Misión brindara consuelo. De repente, tuve
Libro de Mormón y decidí atreverme Ghana, Accra, a “permanecer concen- una idea. El élder Sheldon F. Child,
a regalárselo. Me sentía bien inte- trados”. Era famoso por el uso cons- de los Setenta, en aquel entonces Pre-
riormente, pero tenía algo de miedo tante de esa frase. En una de nuestras sidente del Área África Oeste, había
porque nunca antes había regalado conferencias de zona, sugirió algunas visitado nuestra clase en el Centro
el Libro de Mormón a nadie. Temía maneras en las que podíamos lograr- de Capacitación Misional y nos había
que quizás no lo aceptara. lo, y uno de los puntos clave consistía hablado de la Expiación. Al concluir,
Cuando llegué a la escuela, la en elegir un himno preferido. nos dijo: “Si todos ustedes, jóvenes
busqué y le dije que tenía un libro Nos pidió que eligiéramos uno, misioneros, comprendieran la expia-
especial para ella. Ella lo tomó y vio que lo memorizáramos y que lo ción de nuestro Señor Jesucristo, no
una fotografía de mi familia al princi- cantáramos en momentos de tenta- harían falta reglas misionales”.
pio del libro. Le dije que era el Libro ción o desánimo. El recuerdo de esa Esa era la clase de himno que
de Mormón, un libro que explica la petición me acompañó a lo largo de necesitaba y ya no tuve más dudas. Si
verdadera razón por la que estamos todo el día. escogía un himno sobre la Expiación,
en la tierra.También le dije que sentía Echaba de menos mi casa; hacía sentiría el amor de mi Salvador, sería
no haberle dado un mejor regalo, tiempo que no recibía ningu- consolado y permanecería concentra-
pero ella me miró a los ojos y me na carta de mi do en lo que Él desea que haga.
dijo que ése era el mejor regalo que Me decidí por el himno número 73,
podría haberle dado. Sus palabras “Yo sé que vive mi Señor”.
me conmovieron y casi me Hoy le estoy agradecido a mi
puse a llorar. ¡Me sentía presidente de misión por su consejo
como si ya fuera misionera! sabio. Ahora tengo memorizado un
Me muero de ganas de que himno predilecto, y siempre medi-
llegue el momento en que to en él y me acuerdo de cantarlo
tenga edad de servir en en momentos de depresión,
una misión y así com- pruebas y dificultades. “Yo sé
partir el Evangelio que vive mi Señor; consuelo es
con personas co- poder saber que vive… Él vive
mo mi amiga. ◼ para alentar y mis angustias
sosegar”. ◼

Liahona enero de 2009 35


L em a d e l a M u t u a l p a r a 2 0 0 9

Ejemplo de los
“…sé ejemplo de los
creyentes en palabra,

creyentes
conducta, amor,
espíritu, fe y pureza”
(1 Timoteo 4:12).

P o r l a s P r e s i d e n c i a s G e n e r a l e s d e l o s H o mb r e s J ó v e n e s y d e l a s M u j e r e s J ó v e n e s

¿ Puede la influencia de un joven


o de una joven fiel marcar una
diferencia en el mundo? La
respuesta es ¡sí!
mundo entero mediante el poder de
su fe y su ejemplo de rectitud. Pablo
sabía eso de Timoteo, y ¡nosotros lo
sabemos de ustedes!
el testimonio personal y desean
compartir su conocimiento con los
demás. Ustedes pueden compartir su
testimonio mediante la palabra y el
El Salvador Jesucristo les confía El presidente Thomas S. Monson ejemplo.
Su nombre, el cual recibieron en el dio un consejo excelente para que El presidente Monson también en-
bautismo. Confía en ustedes para que logremos ser “ejemplo de los cre- señó: “Si está bien arraigado, su testi-
representen a la Iglesia y a su familia yentes”. Dijo lo siguiente: “Antes de monio del Evangelio, del Salvador y
mediante una vida buena y llena de tomar cualquier decisión, háganse de nuestro Padre Celestial influirá en
gratitud. Les pide que sean “ejem- estas preguntas: ¿Cómo me afectará? todo cuanto hagan a lo largo de su
plo de los creyentes”, personas que ¿Cómo me beneficiará?, y vean que su vida. Les ayudará a determinar cómo
atraigan a otras personas hacia Él, código personal de conducta no re- emplear el tiempo y con quiénes
que obren milagros y que le ayuden calque tanto el ‘qué pensarán los de- relacionarse. Influirá en la manera de
a edificar el reino de Dios en la tierra. más?’, sino, más bien, el ‘¿qué pensaré tratar a sus familiares y en su interac-
El lema de la Mutual para 2009 se yo de mí misma?’. Déjense influenciar ción con otras personas.Traerá amor,
encuentra en 1 Timoteo 4:12, donde por la voz apacible y delicada… ten- paz y dicha a su vida” 3.
el apóstol Pablo da consejos a su jo- gan presente que hace algunos años, Viven en un mundo que procu-
ven amigo Timoteo. Lo que Pablo le un hombre con la debida autoridad ra a toda costa acaparar su tiempo
enseñó a Timoteo también se aplica puso las manos sobre la cabeza de y atención. Se enfrentan a muchas
hoy a ustedes, ya que, a semejanza ustedes en el momento de la confir- presiones y hay muchas voces que
de Timoteo, ¡también son creyentes! mación y dijo: ‘Recibe el Espíritu San- les asaltan. A veces quizá se sien-
“Ustedes son espíritus escogidos que to’. Abran el corazón, abran el alma tan confundidos en cuanto a lo que
han nacido en esta época” en que misma, a los susurros de esa voz que deben hacer y qué es lo correcto.
el evangelio de Jesucristo ha sido testifica de la verdad” 2. Cada semana tienen la oportunidad
restaurado. Forman parte de una Los creyentes tienen un testimo- de tomar la Santa Cena y renovar sus
generación reservada para desempe- nio personal de Jesucristo, el cual convenios de “recordarle siempre [al
ñar “responsabilidades de edificar el siempre está creciendo; reconocen Salvador], y… guardar sus manda-
reino de Dios”. 1 Pueden influir en el la gran bendición que representa mientos” (D. y C. 20:77). Al hacerlo,

36
Una invitación para
las Mujeres Jóvenes

S
er “ejemplo de los creyentes”
no es una labor fácil. Recordar
demuestran al Padre Celestial quiénes somos y lo que hacen
su voluntad de tomar sobre los creyentes requiere esfuerzo diario.
ustedes mismos el santo nom- Nos gustaría invitarles a hacer tres
bre de Su Hijo. Sus palabras cosas cada día que les brindarán forta-
y obras ponen de manifies- leza y les ayudarán a ser un ejemplo
to ante los demás que de para sus familiares y amigos. En cali-
verdad están guardando los dad de presidencia, estamos haciendo Elaine S. Dalton (centro), presidenta;
convenios que han acepta- estas cosas el cien por ciento de las Mary N. Cook (izquierda), primera
do. Al renovar y guardar sus veces. ¿Les gustaría unirse a nosotras? consejera, y Ann M. Dibb, segunda
convenios, el Espíritu Santo En primer lugar, oren todos los días. consejera.
les guiará y les “[dirá] todas En segundo lugar, lean el Libro de
las cosas que [deben] hacer” Mormón todos los días, al menos du- durante largo tiempo. Estas tres cosas
(2 Nefi 32:3). rante cinco minutos. son pequeñas y sencillas, pero re-
Ilustraciones fotográficas por Craig Dimond, John Luke y Christina Smith.

Las normas de Para la En tercer lugar, sonrían todos los días. cuerden: “…por medio de cosas pe-
Fortaleza de la Juventud Les invitamos a sonreír, ya que se queñas y sencillas se realizan grandes
también les fortalecerán y encuentran en la tierra en este periodo cosas” (Alma 37:6). Estamos conven-
les ayudarán a mantenerse tan excepcional en el que se ha restaura- cidas de que descubrirán las bendi-
firmes al dar el ejemplo a do el evangelio de Jesucristo. Un profeta ciones que brinda el hacer estas tres
los demás. Al vivir estas de Dios les ha enseñado que las buenas cosas a diario. Y si algún día olvidan
normas, disfrutarán de personas del mundo se sentirán atraídas hacerlas, podrán volver a empezar al
la guía y de la compañía hacia ustedes por su ejemplo en la medi- día siguiente.
constante del Espíritu da en que “se las perciba como distintas Testificamos que si oran, leen el
Santo. Sus pensamientos y diferentes, en el sentido más afortunado Libro de Mormón y sonríen todos los
y obras serán diferentes de estos términos” 1. días, serán bendecidas por su esfuer-
de los del mundo, y ¡Piensen en qué sucedería si miles de zo y serán ejemplo de los creyentes,
su ejemplo influirá en jovencitas como ustedes hicieran estas tres jovencitas que ejercerán una influen-
otras personas. “Tendrán cosas todos los días! cia positiva en el mundo.
un buen concepto de Muchos de los éxitos perdurables de la Nota
1. Véase Spencer W. Kimball, “Vuestro papel
vida se basan en el fundamento de ha- como mujeres justas”, L­ iahona, enero de
cer cosas pequeñas de manera constante 1980, pág. 167.

Liahona Enero de 2009 37


ustedes mismos y serán una influen- un digno ejemplo de los creyentes Notas
1. Para la Fortaleza de la Juventud (2001),
cia positiva en la vida de los demás” 4. marcar la diferencia en el mundo?”. págs. 2–3.
Serán felices, y sus amigos y familia- Sabemos de todo corazón que la 2. Thomas S. Monson, “Sean un ejemplo”,
­Liahona, mayo de 2005, pág. 113.
res se sentirán atraídos hacia ustedes respuesta es un sonoro ¡sí! Creemos 3. ­Liahona, mayo de 2005, pág. 114.
por la luz y felicidad que irradian. que al tener pensamientos, conver- 4. Para la Fortaleza de la Juventud,
págs. 2–3.
Así que les preguntamos: “¿Pue- saciones y obras de naturaleza pura,
de un joven o una jovencita que se marcarán la diferencia. ¡Creemos en
esfuerce por vivir el Evangelio y ser ustedes! ◼

Para los Hombres Jóvenes del


Sacerdocio Aarónico

P
ablo le recordó algo muy cabo bautismos por los muertos.
importante a Timoteo, algo En segundo lugar, significa mag- Charles W. Dahlquist (centro), presi-
importante para él y para todo nificar el sacerdocio, utilizarlo para dente; Dean R. Burgess (izquierda),
poseedor del Sacerdocio Aarónico: prestar servicio y bendecir a otras primer consejero, y Michael A. Neider,
“No descuides el don que hay en ti, personas. Podemos hacerlo al cum- segundo consejero.
que te fue dado mediante profecía plir con las asignaciones del sacerdo-
con la imposición de las manos” cio, prestar servicio personalmente o general más reciente y después
(1 Timoteo 4:14). Pablo se refería como miembros del quórum, o bien pregúntense: “¿Cómo puedo aplicar
a la importancia del sacerdocio. al extender la mano a alguien que lo que he aprendido para magnificar
¿Qué significa “no descuidar” el necesite una palabra amable, una el sacerdocio?”
sacerdocio? En primer lugar, significa sonrisa o una palmadita en la espal- Les amamos. Confiamos en uste-
vivir dignos de las bendiciones que da, ya sea en la casa, en la escuela o des. A medida que se esfuercen por
manan del sacerdocio. Nos asegura- en el trabajo. magnificar el sacerdocio, estarán
mos de que nuestros pensamientos, En tercer lugar, significa aprender más preparados para servir al Señor
palabras y hechos sean puros. Vivi- acerca del sacerdocio y de las res- como misioneros de tiempo com-
mos de manera tal que podamos ser ponsabilidades que conlleva. Lean las pleto y, como se lo prometió Pablo
“ejemplo de los creyentes” en todo Escrituras que tratan del sacerdocio y a Timoteo, su servicio y su ejemplo
lo que hacemos: orar y leer las Escri- mediten en ellas, en especial en Alma serán una bendición tanto para uste-
turas a diario, asistir a seminario, pa- 13 y Doctrina y Convenios 13, 20, 84, des como para las personas que les
gar el diezmo y, en la medida de lo 107 y 121. Lean los discursos de la se- rodean. Que Dios les bendiga en sus
posible, asistir al templo para llevar a sión del sacerdocio de la conferencia esfuerzos.

38
L í n e a p o r l í n e a

1 Timoteo 4:12
El lema de la Mutual de este año nos dice la forma
de ser ejemplos para el mundo.

Ninguno tenga en poco tu juventud Palabra


Pablo le dijo a Timoteo que su edad relativamente Al controlar nuestras palabras, demostramos gran au-
joven no debía ser ningún obstáculo a la hora de vivir el todisciplina (véase Santiago 3:2). Nuestras palabras deben
Evangelio y servir en la Iglesia. Muchos jóvenes han tenido edificar a los demás y no destruirlos (véase Efesios 4:29;
potentes experiencias espirituales. Busquen estas referen- D. y C. 108:7). Para mejorar en este aspecto podrían, por
cias para leer sobre algunos de ellos: 1 Samuel 17:12–49 ejemplo, poner por escrito metas específicas de dar cum-
(David), 2 Nefi 2:4 ( Jacob), Mormón 1:15 (Mormón), y plidos, de hablar con más amabilidad a los miembros de la
José Smith—Historia 1:7–20 ( José Smith). familia, de utilizar un tono y expresiones más agradables y
¿Cómo pueden demostrar su dedicación al Evangelio de evitar las palabrotas y el lenguaje ofensivo.
en este momento de su vida? Escriban al respecto en su
diario. Conversación
Esta palabra procede de un voca-
blo griego que significa conducta o
comportamiento.

Ejemplo Caridad
“No tenemos por “Debemos sembrar
qué esperar hasta en nuestro corazón la
que haya un acon- semilla de la caridad,
tecimiento desastro- el amor puro de
so o un terrible suceso en el mundo, ni Cristo. Él es el modelo perfecto de caridad;
tampoco hace falta recibir una invitación su vida entera, y en particular Su sacrificio
particular a fin de ser ejemplos, un modelo expiatorio, es una lección de caridad. Cada
que los demás puedan imitar. La oportunidad está frente uno de Sus actos refleja un amor absoluto e inequívoco
a nosotros en este momento, pero es perecedera. Es muy por el género humano y por cada uno de nosotros. Su
probable que se halle en nuestro hogar y en nuestras ejemplo nos enseña que la caridad significa dejar de lado
acciones cotidianas. Nuestro Señor y Maestro nos señaló los intereses personales, en forma totalmente voluntaria,
el camino: ‘…Jesús… anduvo haciendo bienes’ (Hechos y preocuparnos por el bienestar de los demás. Considero
10:38). Él fue, en todo sentido, un modelo, un ejemplo que nuestro progreso hacia la exaltación y la vida eterna
de los creyentes. depende de cuán bien aprendamos y cumplamos con el
Fotografía del presidente Monson por David Newman.

“¿Lo somos nosotros?” principio de la caridad”.


Véase presidente Thomas S. Monson, “Un ejemplo de los creyen- Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los Doce Apóstoles,
tes”, ­Liahona, enero de 1993, págs. 109–110. “Semillas renovadoras”, ­Liahona, julio de 1989, págs. 9–10.

Fe Pureza
Para ser ejemplos de fe, sigan la enseñanza del apóstol Lean la letra del himno “Más santidad dame” (Himnos,
Santiago: “…yo te mostraré mi fe por mis obras” (Santiago Nº 71) y mediten en lo que significa ser un ejemplo de
2:18). pureza.

Nota de los editores: Esta página no es una explicación completa del versículo de Liahona Enero de 2009 39
las Escrituras seleccionado, sino un punto de partida para su propio estudio.
Hay
esperanza El espíritu misional goza de
salud excepcional en esta nación
isleña, y la nueva generación

en Haití
tiene la determinación de
preservarla.

40
Por Richard M. Romney
Revistas de la Iglesia

Nota de los editores: Debido a la inestabilidad


política, se evacuó de Haití a todos los misio- La esperanza flore-

neros de otros países en 2005. Actualmente, ce entre los jóvenes

todos los misioneros que sirven en la Misión Santos de los Últimos

Haití Puerto Príncipe son originarios de Días como Roben-

Haití, y la Iglesia está floreciendo en ese lugar. Evangelio con sus amigos y dan referencias son Jean, Dieuveut

D
a los misioneros para que les enseñen. “A Demosthène, Nathalie
ieuveut Demosthène, de 18 años, y partir de mí —una sola persona miembro de LaGuerre y Farah Jean-
Robenson Marcel Laroque Jean, de la Iglesia—, hemos pasado a ser dos, y ahora Baptiste, que creen que
19, son dos amigos inseparables que proseguimos con la misma obra juntos”, dice el Evangelio puede
piensan mantener esa gran amistad para Robenson. Como resultado de sus esfuerzos, transformar su vida
siempre. uno de los hermanos mayores de Dieuveut y así como a su país.
“Éramos vecinos y jugábamos al balon- otro amigo también se han unido a la Iglesia. Desde una colina de
cesto juntos”, explica Robenson. “Me uní a la De uno se pasó a dos y de dos a cuatro. Puerto Príncipe en la
Iglesia a los 16 años y después de un tiempo Robenson y Dieuveut, del Barrio Centrale, que se dedicó el país
le sugerí a Dieuveut que asistiera también. Estaca Puerto Príncipe Norte, Haití, son un para la predicación del
Oré mucho y persistí en ello. Ahora mírenlo; ejemplo típico de lo que está sucediendo en Evangelio y a lo largo
es un miembro fuerte de la Iglesia. Estoy la obra misional en Haití desde que los mi- de toda la nación, los
orgulloso de él”. sioneros procedentes de otros países fueron Santos de los Últimos
“Robenson me invitó muchas veces”, afir- evacuados en 2005 debido a una situación Días haitianos están
ma Dieuveut, “y terminé por aceptar. Siem- de turbulencia política. La Misión Haití Puer- compartiendo sonrisas
pre se ha expresado empleando palabras to Príncipe ha tenido que recurrir a su fuerza y preparándose para
magníficas, como si lo comprendiera todo. interna y la ha encontrado. En la actualidad, el futuro.
Por eso, su invitación no me resultó preocu- sólo sirven como misioneros las personas
pante, sino extraordinaria. Después de un oriundas de ese país, y muchos miembros
Fotografías por Richard M. Romney.

tiempo, comencé a recibir las lecciones de adolescentes están aguardando con ansias
los misioneros y a los 17 años me uní a la que les llegue el momento de prestar ser-
Iglesia”. vicio misional. Incluso antes de que se les
llame como misioneros de tiempo completo,
La manera ideal ya están abriéndose a sus vecinos y amigos.
Ésa es la manera ideal de llevar a cabo la “En cualquier lugar de Haití donde esté
obra misional: los miembros comparten el presente La Iglesia de Jesucristo de los

Liahona enero de 2009 41


también de edificarnos. Nos fortalece para
los desafíos que afrontaremos en la vida y
nos permite arraigarnos en el Evangelio. De-
muestra que somos verdaderamente discípu-
las de Jesucristo, que somos testigos Suyos y
que estamos siguiendo Su ejemplo”.
Santos de los Últimos Días, uno puede estar
Arriba: El presidente de seguro de que sus miembros son haitianos”, Esperanza
la misión y su esposa dice Farah Jean-Baptiste, una joven de 18 “Hay gran esperanza para el reino de Dios
conversan con los élderes años que también es miembro del Barrio aquí en Haití”, dice el hermano Gh. Gham-
que sirven en la oficina Centrale. “Para los jóvenes es una verdadera mald Francillon, presidente de la Estaca
de la misión. El presiden- motivación el ver que somos responsables Puerto Príncipe Norte, Haití. “Los jóvenes
te Pierre-Nau anima a del futuro de la Iglesia en este lugar”. están verdaderamente motivados para pres-
los jóvenes Santos de los “Los jóvenes y las jovencitas de la Iglesia tar servicio como misioneros. Al ir creciendo,
Últimos Días a comenzar de este país están motivados para seguir al incluyen de manera natural en sus priori-
desde hoy a compartir Salvador”, dice Nathalie LaGuerre, amiga de dades el servir en una misión, a lo que dan
el Evangelio. “Ya son Farah que asiste al mismo barrio y que tiene más importancia incluso que a los estudios
misioneros”, dice. Arriba: 17 años. “Deseamos caminar por Sus sendas universitarios. Si ven a los misioneros en la
El hermano Francillon, y observar el avance de Su obra. Por ello, calle, sólo tienen que preguntarles y les dirán
presidente de la Estaca nos llena de gozo cuando vemos a los misio- que dejaron a un lado los estudios porque se
Puerto Príncipe Norte, neros haitianos trabajar en Haití. Están llenos les llamó a la obra del Señor”.
Haití, dedica tiempo a de entusiasmo y alegría, y después de su El presidente resalta las bendiciones que
su esposa y a sus hijos. misión nos dicen que ésta fue una experien- se disfrutan en su hogar gracias a que su es-
Nos explica que la Iglesia cia fantástica. Después, nos invitan a disfrutar posa fue misionera, y afirma que las familias
bendice a los jóvenes de de la misma experiencia y a empezar hoy más fuertes y los líderes más firmes son el
muchas maneras. mismo a compartir el Evangelio con nuestros resultado directo del servicio misional. “Ima-
amigos”. gínese”, dice, “si hay tantos haitianos que
Nathalie dice que aunque las mujeres sirven como misioneros en Haití, ¡cómo es-
jóvenes no tienen la misma obligación tará la Iglesia dentro de quince o veinte años
del sacerdocio de servir en una misión de aquí!” Explica que los miembros “sienten el
tiempo completo, “también observamos que amor y el apoyo de muchísimas personas,
las personas que prestan servicio reciben como el Profeta, las Autoridades Generales
muchas bendiciones. El hacerlo nos ofrece y los ex misioneros de otros países que en
la oportunidad de bendecir a los demás y años pasados sirvieron allí. No obstante,

42
actualmente todo es 100% haitiano, incluso Los jóvenes haitianos
el presidente de misión, Fouchard Pierre- participan de lleno en
Nau, un ex misionero que prestó servicio en sus clases de las Mu-
Haití hace aproximadamente diez años”. jeres Jóvenes y en los
quórumes del sacer-
El futuro docio. No sólo recuer-
Algunas personas pensaban que, sin tiempo completo será una gran oportunidad dan las promesas que
ayuda exterior, la Iglesia tendría dificultades para servir a Dios mediante el servicio a Sus hicieron al bautizarse,
aquí. “Pero a mí nunca me preocupó eso”, hijos; mi gran deseo es salir a hacerlo”. sino que cada día
dice un misionero que actualmente presta Dieuveut dice que con regularidad habla viven de acuerdo con
servicio en la Misión Haití Puerto Príncipe, con ex misioneros. “Me han contado cómo esas promesas.
el élder J. Henry Michel. “La Iglesia nunca el Señor ha bendecido a otras personas
fracasará; es la Iglesia de Jesucristo, así que mediante los misioneros y me gustaría ser
no puede fracasar”. partícipe de esas bendiciones. Me han dicho
Más bien, afirma Dieuveut, a medida que cómo vivían en el campo misional y lo
las personas observan la felicidad que brinda mucho que disfrutaban de ello. Además, des-
el Evangelio, la Iglesia seguirá creciendo en pués de su misión siguen siendo ejemplos
Haití. “Me siento verdaderamente agrade- buenos y dignos. Yo también quiero ser así”.
cido a Robenson por haber compartido el ¿Qué tiene reservado el futuro? “El Padre
Evangelio conmigo”, dice, “y por ese motivo Celestial tiene un plan para Haití”, dice
deseo compartirlo con los demás. La semana Dieuveut. “Les está dando a los miembros
pasada me pregunté a mí mismo si antes de aquí la oportunidad de hacerse fuertes.
sabía lo que era el gozo, ya que ahora, aun- Quienes enseñan a los haitianos son también
que no tenga todas las cosas materiales que haitianos, lo cual será una bendición para
deseo, siempre me siento en paz conmigo nosotros”.
mismo. Tengo la gran esperanza de que per- Robenson recibirá en breve su llamamien-
maneceré cerca de mi Padre Celestial”. to misional y espera que se le asigne a Haití.
“Desde ahora me estoy esforzando por Dieuveut saldrá poco tiempo después y tam-
ser misionero”, dice Robenson. “Todos los bién espera poder servir en su tierra natal.
días llevo varios ejemplares del Libro de No obstante, ya sea que se les asigne a Haití
Mormón en la mochila para compartirlos con o a otro país, saben que se harán de muchos
los demás. Muchos saben que soy miembro más amigos en la Iglesia y que su amistad
de la Iglesia y que tengo muchos deseos mutua perdurará, ya que los amigos en el
de compartir mi testimonio. La misión de Evangelio son amigos para la eternidad. ◼

Liahona enero de 2009 43


V o c e s d e l o s S a n t o s d e l o s Ú l t i m o s D í a s

Nunca olvides que eres


Todo iba bien en mi nueva vida
como miembro de la Iglesia hasta

mormón
que un día acudí a las celebraciones
del Día del Periodismo de mi país,
Perú. En una fiesta a la que asistí, se
Por Hildo Rosillo Flores

S
pronunciaron discursos y palabras de

“ iempre que cometemos


errores, siempre que hacemos
después de unirme a la Iglesia.
Mi madre era miembro de otra
elogio y después vinieron los brindis.
A medida que la fiesta avanzaba, au-
menos de lo que debemos, en iglesia cristiana, pero mentaba la tentación de tomar

D
un sentido verdaderamente real nos trataba con amabili- alcohol con mis amigos.
olvidamos de nuestra madre”, declaró dad a los misioneros ecidí dejar El cambio que atraviesan
el presidente Thomas S. Monson. que me enseñaron el de asistir a los conversos a la Iglesia
Después añadió: “Las personas se ale- Evangelio. Una vez la iglesia. cuando aceptan el Evangelio
jan de la maldad y se dejan llevar por que tomé la decisión Una semana más suele implicar que deberán
lo mejor que hay dentro de sí mismas de convertirme en tarde, mi madre hacerse de nuevos amigos. En
cuando recuerdan a su madre” 1. Santo de los Últimos me miró a los ojos ciertas circunstancias, como
El mensaje del presidente Monson Días, siempre me y me dijo algo que pude comprobar, los antiguos

Ilustraciones por Daniel Lewis.


me ha brindado fortaleza; tanto es apoyó. siempre he procu- amigos pueden actuar como
así que cuando leí esas palabras rado recordar. instrumentos del adversario
por primera vez, me recor- para tentarnos a violar los
daron a mi madre y los mandamientos y volver
sabios consejos que me a nuestras antiguas
dio hace años, poco costumbres.
Cuando mis
colegas me
ofrecieron un vaso
de cerveza, lo tomé, me
lo bebí y seguí tomando
alcohol de ahí en adelante.
Al terminar la fiesta, mi con-
ciencia me condenaba. Había
caído. ¿Qué iba a decir mi madre?
Cuando llegué a casa, entré en
silencio y en seguida me acosté. Mi
madre no dijo nada, pero me

N
sentí avergonzado y decidí
dejar de asistir a la iglesia. o
Una semana más tarde, mien- sabía
tras estábamos sentados al- si nuestros
morzando, me miró a los ojos hijitos sobrevivi-
y me dijo: “Hijo mío, nunca rían o morirían,
olvides que eres mormón”. pero sabía que si
Para ir y volver del trabajo, recurría al Señor,
siempre pasaba en bicicleta Él me ayudaría
cerca del centro de reuniones a sobrellevar mi
de la Iglesia. Cada vez que carga.
pasaba por allí, me remor-
día la conciencia. Una tarde
llegué a la conclusión de que
no podía seguir viviendo con
ese sentimiento de culpa.

Doblemente
Dejé la bicicleta justo en frente de probable que los gemelos sobrevivie-
la oficina del presidente de la rama, ran hasta su nacimiento y nos sugirió

bendecida
entré y le pedí una entrevista. que pusiéramos fin al embarazo.
Le dije lo que había hecho y pedí Explicó que seguir adelante sería
perdón, después de lo cual me dio Por Angela Lee arriesgado y que a partir de cierto

M
algunos consejos. A partir de ese mo- momento habría que hospitalizarme.
mento, nunca he violado la Palabra i vida cambió para siempre A pesar del peligro, decidimos que
de Sabiduría. cuando mi esposo y yo fui- el embarazo siguiera su curso.
Mi madre falleció hace más de mos a una consulta médica En el camino de regreso a casa,
20 años, pero siempre he procurado para comprobar el sexo de nuestro me di cuenta de la gravedad de la
recordar lo que me dijo que nunca bebé que aún no nacía y examinar situación. Me pregunté cómo podría
olvidara: Soy miembro de La Iglesia su desarrollo. Lloré de gozo cuan- dejar a mi esposo y a nuestros tres
de Jesucristo de los Santos de los do descubrimos que se trataba de hijos y permanecer un tiempo consi-
Últimos Días. ◼ gemelos. Sin embargo, mis lágrimas derable en el hospital. La idea de que
pasaron a ser de desesperación cuan- tal vez los bebés nacieran prematura-
Nota
1. “He ahí tu madre”, ­Liahona, abril de 1998,
do la doctora nos explicó que una mente y que quizás no sobrevivieran
pág. 4. serie de complicaciones hacían poco me resultaba abrumadora. No sabía si

liahona enero de 2009 45


sería capaz de superar esa prueba. esa prueba necesitaba la ayuda de Nuestros gemelos ya están em-
No pude sentir paz sino hasta mi Padre Celestial. Oré en silencio y pezando a caminar y no sufren de
después de recibir una bendición del rogué que nuestro bebé se recupera- ninguna secuela por haber nacido
sacerdocio de mano de mi esposo y ra para que los gemelos disfrutaran prematuramente. Me siento agrade-
de mi suegro. Supe que pasara lo que del tiempo preciso para desarrollarse cida porque lo que comenzó como
pasara, mi familia y yo estaríamos en el útero. También pedí consuelo y una prueba se convirtió en una de
bien. Sentí el amor de mi Salvador y una vez más sentí paz, como cuando las mayores bendiciones de mi vida.
supe que Él estaría con nosotros en la había recibido la bendición del sa- Se me bendijo con dos hijos sanos
dicha y en el pesar. cerdocio. No sabía si nuestros bebés y se fortaleció mi testimonio del po-
Tiempo después, me despedí de sobrevivirían o morirían, pero sabía der de las bendiciones del sacerdo-
mi familia e ingresé en el hospital sin que en cualquier caso, si recurría al cio y de la oración. También siento
saber cuándo podría salir. El ritmo Señor, Él me ayudaría a sobrellevar gratitud al recordar la paz y el amor
cardíaco de los bebés se controlaba mi carga. Finalmente, el ritmo cardía- que sentí al saber que el Señor es-
constantemente para asegurar que co del bebé volvió a la normalidad y taba al tanto de mi situación. En ese
estuvieran a salvo. Sufría cuando no fue necesaria la operación. entonces supe que, con la ayuda del
observaba que disminuía su ritmo y Permanecí en el hospital los dos Señor, tendremos la fuerza necesaria
me preguntaba si sobrevivirían las 34 meses siguientes. Durante ese tiempo, para soportar las pruebas. ◼
semanas que quedaban hasta la fecha hubo muchas otras veces en que me
prevista para el parto. Al llegar a las preocupó el ritmo cardíaco variante de

¿Era capaz
veinticinco semanas y media, el ritmo los bebés, pero afortunadamente nun-
cardíaco de uno de los bebés descen- ca bajó tanto como aquel día. Nues-

de dejar atrás
dió a un nivel crítico y casi se detuvo. tros hijos, John y Jacob, nacieron a las
Los doctores determinaron que si su 33 semanas. Sus cordones umbilicales

mi pasado?
corazón no comenzaba a latir con nor- estaban entrelazados con ocho nudos,
malidad, tendrían que provocar el na- y John —el bebé cuyo ritmo cardíaco
cimiento mediante cesárea en cuestión había bajado tanto aquel día— tenía el Por Marcos A. Walker

P
de minutos. Aterrada, oí a la enfermera cordón enrollado dos veces alrededor
decirle por teléfono a mi esposo que del cuello. Los gemelos permanecie- ara las personas que se de-
me estaban preparando ron en la unidad de cuidados inten- dican a las ventas como yo,
para una operación sivos del hospital para regularles la resulta indispensable mante-
y que el equipo temperatura y la respiración. A pesar ner una actitud positiva y alegre. Sin
neonatal estaba en de los problemas que embargo, hace unos años, me sentía
estado de alerta. se suelen producir en desalentado y sin deseos de hablar
Sabía que los nacimientos pre- con nadie; eso ocurrió especialmente
para superar maturos, pudimos una tarde.
llevar a John y Jacob Es probable que mi semblante de-
a casa después de latara mi tristeza, ya que uno de mis
tan sólo 19 días. colegas con quien había hablado en
muchas ocasiones me preguntó cómo
me encontraba. Le expliqué que mi
esposa y yo nos habíamos divorciado
después de haber estado casados du-
rante seis años. En ese mes se cum-
plía el sexto aniversario del divorcio,
así que en aquel momento había
estado divorciado tan-
to tiempo como había
estado casado previa-

E
mente. Tenía la mente
y el corazón turbados, l alma se
y el alma llena de dolor me llenó
y tristeza. Sabía que me de dolor y
estaba perdiendo muchas tristeza. Le dije
de las experiencias de mis a mi colega de
hijos y esa idea me tortu- trabajo que ése era boquiabierto. Lo que dijo Muchas de ellas afectan la vida de
raba constantemente. La el precio que debía resonó en mi mente du- nuestros seres queridos. La soledad
soledad me consumía y no pagar por mis rante toda aquella tarde. no ha sido algo fácil, pero me ha
veía ninguna solución —ni errores. Era cierto: aunque vivía ayudado a reconocer mis debilidades
siquiera esperanza— en el con las consecuencias de y a pedir perdón a mi Padre Celestial
horizonte. Eso, le dije a mi mis errores, Jesucristo ha- y a las personas que más se vieron
colega, era el precio que bía pagado el precio. ¿Por afectadas: mis hijos y su madre.
tenía que pagar por mis qué no me había dado En contraste con los sentimientos
errores. cuenta de ello? Conocía la doctrina y que tuve aquella tarde, hoy puedo
Entonces él, que era miembro de sabía que era verdadera. Al reconocer decir que siento paz y esperanza. Sé
otra iglesia cristiana, me respondió: que la Expiación ejercía poder en mi que Jesucristo ha pagado el precio
“¿De qué precio estás hablando?”, me vida, me llené de un sentimiento de y no tengo ninguna duda de ello,
preguntó. “Jesucristo pagó ese precio, paz y consuelo que aún sigo recor- ya que me he arrepentido. Él me
si es que te has arrepentido verda- dando hoy. ha apoyado durante estos años de
deramente de tus pecados. ¿Acaso Han pasado años desde que tuve pruebas. Aunque las pruebas no
no recuerdas para qué fin vino a la esta experiencia en el trabajo. He han terminado, sé que al arrepen-
tierra?” aprendido que algunas de las conse- tirme, volverme al Señor y guar-
Su respuesta me dejó atóni- cuencias de nuestros hechos perma- dar los mandamientos, Él seguirá
to y ante sus palabras me quedé necen con nosotros para toda la vida. sosteniéndome. ◼

Liahona enero de 2009 47


C ó m o u t i l i z a r e s t e e j empl a r
Tem a s d e e s t e e j empl a r

Ideas para la noche de hogar


Los números indican la primera página
del artículo.
A = Amigos Himnos, 35
Estas ideas le serán útiles para la que anoten las diferentes maneras en Amor, 2, A4, A8 Instituto, 18
enseñanza en el aula y en el hogar. las que hayan observado que otras Apóstol, 28 Jesucristo, 46, A2
Arrepentimiento, 46 Libro de Mormón, 22, 28,
Las puede adaptar para presentarlas personas han actuado como “ejemplo
Atributos cristianos, A2 35, A6
a su familia o a su clase. de los creyentes”. Compartan las listas Bendiciones, 17, 18, Maestras visitantes, 25
“Cómo mejorar su estudio de que hayan preparado y analicen de 26, 45 Noche de hogar, 48, A10
Doctrina y Convenios”, pág. 10: Hable qué manera puede cada miembro Día de reposo, A14 Obra misional, 2, 35, 40
con los niños mayores de de la familia dar un buen ejemplo. Doctrina y Convenios, 10 Oración, 8, 10, 14, 45
las diferentes maneras en las Fíjense metas para lograrlo. Educación, 22 Primaria, A4, A8
Ejemplo, 2, 8, 36, 39, 40, Sacerdocio Aarónico, 38
que pueden ir a las clases de “El programa de talentos”,
A2, A10, A14 Sacrificio, 26
la Escuela Dominical ya prepa- pág. A8: Lea el artículo e indi- Enseñanza, 10 Smith, José, 10, 14,
rados para aprender y participar. que qué talento descubrió Ma- Escrituras, 10, 22, 28, 28, A6
Invíteles a fijarse una meta rie que tenía. Para ayudar 39, A4 Talento, A8
específica a fin de prepa- a la familia a descubrir Escuela Dominical, 10 Tentación, 44

sus talentos ocultos, pida a cada Esperanza, 40, A2 Testimonio, 2, 8, 18, 22,
rarse mejor para la Escuela Dominical
Expiación, 28, 35, 46 28, 36
este año, o fijen una meta como familia integrante que describa un talento
Fe, 14, 18, 25, 26, 39,
en la que puedan trabajar juntos. Ayu- de la persona que se encuentre a su 45, A2
de a los niños menores a fijarse metas izquierda. Si el tiempo lo permite,
que se adapten a su capacidad, tales podrá repetir este proceso varias
como llevar las Escrituras a la clase, ser veces. Para concluir, lea Moroni 7:47
puntuales, orar por el maestro y levan- y la cita del élder L. Tom Perry que en domingo. Analicen cómo pueden
tar la mano para participar. Analicen aparece en la barra lateral. demostrar valor los miembros de la
maneras en las que pueden ayudarse “La semana de Ben”, pág. A14: familia al esforzarse por cumplir los
unos a otros a alcanzar sus metas. Lea el artículo y comente la valentía mandamientos. Dramaticen algunas
“Ejemplo de los creyentes”, pág. que demostró Ben cuando le pidió a situaciones en las que se requiera
36: Pida a los integrantes de la familia su abuelo que no saliera de compras valor para escoger lo correcto.

Una lección que cambió


nuestras noches de hogar

T
enemos tres hijos pequeños, de franelógrafo a medida que se men- dedicar más tiempo a planificar las
uno, tres y cinco años. Al prin- cionaban los personajes correspon- noches de hogar. Nos aseguramos de
cipio, nuestras noches de hogar dientes del relato. A los niños les que no hubiera dos noches de hogar
eran un desastre. Los niños interrum- gustó tanto esta actividad que por con el mismo programa. La variedad
pían ruidosamente y cada uno quería primera vez en muchas ocasiones en las actividades estimulaba el inte-
ser el centro de atención. Mi esposa disfrutamos de una noche de hogar rés de nuestros hijos.
y yo nos sentíamos prácticamente tranquila y espiritual. Nos hemos esforzado a propósito
derrotados. Esa lección cambió radicalmente por mantener estos elementos en la
Entonces, un lunes por la noche, nuestras noches de hogar. Comenza- noche de hogar, y ahora nuestros
mi esposa enseñó acerca de Samuel mos a preparar más lecciones interac- hijos esperan ansiosos que llegue
el lamanita, utilizando un frane- tivas y los niños se ofrecían de buena la noche de hogar y participan de
lógrafo en el que ponía láminas y gana a participar de muchas maneras maneras más constructivas.
ayudas didácticas. Nos turnamos para lograr que la noche de hogar Por Francis O. Nmeribe y Ada U.
para colocar las láminas en el funcionara. También comenzamos a Nmeribe, de Abuja, Nigeria

Su noche de hogar preferida


48 Envíe una descripción de su noche de hogar preferida a liahona@ldschurch.org.
Amigos
P ara los ni ñ os • L a I glesia de J esucristo de los S antos de los Ú ltimos D ías • E nero de 2 0 0 9
Ve n y e s c u c h a l a
v o z d e u n p r o fe t a

Para ser más


como Cristo
P o r e l p r e s i d e n t e D i e t e r  F. U c h t d o r f

A
Segundo Consejero de la Primera Presidencia
l principiar Su ministerio terrenal, confiamos en Él lo suficiente como pa-
Jesucristo mandó a Sus apóstoles: ra seguir Sus mandamientos, aunque no
“…Venid en pos de mí, y os haré entendamos completamente la razón por la
pescadores de hombres” (Mateo 4:19). De- que existen. Al procurar parecernos más al
bemos seguirle y, al hacerlo, Él nos bende- Salvador, tenemos que confiar en los méri-
cirá más allá de nuestra propia capacidad tos de Jesucristo y en las bendiciones de Su
El presidente
Uchtdorf explica lo
para que lleguemos a ser lo que Él quiere expiación, por medio del arrepentimiento
que significa cultivar que seamos. sincero.
las cualidades El seguir a Cristo es parecernos más a Al cultivar las cualidades de Cristo en
de Cristo. Él y aprender de Su carácter. El Salvador nuestra vida, paso a paso, nos sostendrán
nos invita a aprender Su evangelio al vivir “como en alas de águila” (D. y C. 124:18).
Sus enseñanzas. Los profetas antiguos y los Tanto la fe como la esperanza nos llevarán
modernos lo han descrito con tres pala- a través de los océanos de las tentaciones
bras: “Guardar los mandamientos”; ni más y sobre las montañas de los pesares y nos
ni menos. conducirán a salvo a nuestro destino y
En las Escrituras se describe un hogar eternos. ●
número de cualidades de Cristo que Tomado de un discurso de la conferencia general de
debemos cultivar a lo largo de la vida, octubre de 2005.

Amor perfecto, por Del Parson; prohibida su reproducción.


entre ellas el conocimiento, la humildad,
la caridad y el amor, la obediencia y la
diligencia, la fe y la esperanza. Las cuali- Al g o e n q u é p e n s a r
dades de Cristo son dones de Dios y no 1. Por medio de las Escrituras, aprendemos
pueden cultivarse sin Su ayuda; la ayuda cómo es Jesús. ¿Cuál es tu relato preferido de las
en particular que todos necesitamos se Escrituras sobre Él?
nos da generosamente por medio de la 2. Jesús era humilde y fiel; ¿qué otras palabras
expiación de Jesucristo. podrían describirlo?
El tener fe en Jesucristo y en Su expia- 3. Aprendemos a ser como Cristo paso a
ción significa confiar completamente en paso. Menciona una cosa que podrías hacer para
Él: fiarnos de Su poder, inteligencia y amor demostrar tu amor por un amigo o uno de tus
infinitos. Cuando tenemos fe en Cristo, familiares.

A2
.
ama
me


ísimo
que

Alt
Celestial

del
hijos
Padre

vosotros

:6)
82
un

os
alm
ngo

(S
todos
Te


sois
“…

Nota: Esta actividad se pue-


de copiar o imprimir desde
Internet en www.lds.org.
Para la versión en inglés,
haz clic en Gospel Library.
Para las versiones en otros
idiomas, haz clic
en Languages.

A4
T i emp o p a r a c o mp a r t i r

Tengo un Padre Celestial


que me ama
“…sois… todos vosotros hijos del Altísimo” y arréglelas en el debido orden. Para empezar, diga a los niños
(Salmos 82:6). que el Padre Celestial nos ama y que nos ha dado un plan
perfecto. Jesucristo es la figura central del plan y, si lo seguimos,
P o r Ch e r y l E s p l i n
podemos volver a vivir con nuestro Padre Celestial. Divida la
¿Cómo puedes saber con certeza que eres Primaria en cuatro grupos y asigne a cada uno de
un hijo de Dios? Muchos niños no saben ellos una fase diferente de la existencia. Reparta
que tienen un Padre Celestial que los hojas de papel, lápices regulares o de cera, referencias

.
ama
ama y que puede ayudarles; muchos de las Escrituras, y una canción o acción (que figuran

me
que
no saben que vivieron con el Padre Celestial más abajo). Pida a cada grupo que lea el pasaje de las
Celestial
antes de venir a la tierra; no saben que pueden Escrituras y que luego dibujen algo que ocurre en esa fase
Padre
un

orarle a Él y, al igual que tú, han olvidado lo del plan. Cuando los grupos estén listos, enseñe en orden el
ngo
Te

que fue vivir en los cielos. plan de salvación, valiéndose de los grupos para que le ayuden
Tú tienes Escrituras, profetas, el Espíritu a enseñar cada una de las partes. La vida preterrenal:
Santo y una familia para enseñarte y recordarte cómo D. y C. 138:56; Moisés 4:2; Abraham 3:22–23 (acción: levantar
fue el vivir con el Padre Celestial siendo Su hijo. En las las manos y decir en voz baja: “¡Hurra!”). La vida terrenal:
Escrituras se enseña que en el cielo recibiste las prime- Abraham 3:24–25; Artículos de Fe 1:3 (canción: “Siempre
ras lecciones y se te preparó para venir a la tierra (véase obedece los mandamientos”, Canciones para los niños,
D. y C. 138:56). Además, en ellas se enseña que el Espí- págs. 68–69). El mundo de los espíritus: Alma 40:11–14;
ritu Santo “da testimonio a nuestro espíritu, de que so- D. y C. 138:30–32. Reinos de gloria: telestial—D. y C. 76:81;
mos hijos de Dios” ( Romanos 8:16). Las canciones “Soy terrestre—D. y C. 76:71; celestial—D. y C. 76:92–96 (canción:
un hijo de Dios” y “Viví en los cielos” (Canciones para “Las familias pueden ser eternas”, Canciones para los niños,
los niños, págs. 2, 148) sirven para recordarte quién eres pág. 98).
y de dónde viniste. 2. Muestre la lámina de un templo y pregunte: “¿En qué
El Padre Celestial quiere que recuerdes que Él es el piensan al ver un templo o el retrato de uno de ellos? ¿Por qué
Padre de tu espíritu y que Él te creó. Cuando ores, pídele razón se esfuerza tanto la gente por mantener el templo bello
que te ayude a recordar que eres Su hijo. El Espíritu San- y limpio?” Explique que un templo es un lugar sagrado.
to te ayuda a pensar y a actuar como un hijo de Dios. Ayude a los niños a memorizar 1 Corintios 3:16. Explique que
al igual que el templo, nuestro cuerpo es sagrado y que debemos
Actividad cuidarlo. Muestre la lámina 114 de Las Bellas Artes del Evange-
Recorta el marcador de libros que aparece en la lio (Daniel rehúsa la comida y el vino del rey). Relate
página A4, pégalo en cartulina gruesa y dóblalo en el lo que les ocurrió a Daniel y a sus amigos cuando considera-
centro; pega ambos dorsos y haz un agujero en la parte ron sus cuerpos como si fuesen templos (véase Daniel 1:5–20).
de arriba. Pasa un pedazo de hilo grueso a través del Ponga a la vista objetos que representen el sueño, la buena
agujero y átalo. Utiliza este marcador en tus Escrituras comida, el ejercicio, la pulcritud y la modestia (ejemplos:
a fin de que te sirva para acordarte que tienes un Padre almohada, fruta, pelota, peine, corbata). Haga que los niños
Ilustración por Dilleen Marsh.

Celestial que sabe quién eres, que te ama y que siempre se vayan pasando los objetos a medida que cantan una can-
oirá y contestará tus oraciones. ción sobre los templos. De vez en cuando detenga la música e
invite a los niños que estén sosteniendo uno de los objetos que
Ideas para el Tiempo para compartir digan algo que pueden hacer para considerar sus cuerpos como
1. Con la ayuda del manual Primaria 6, página 2, prepare templos. Testifique que nuestro cuerpo es sagrado, al igual que
dibujos y tiras de palabras de las figuras del plan de salvación el templo. ●

Amigos enero de 2009 A5


De l a v i d a d e l p r o f e t a J o s é Sm i t h

La publicación
del Libro de Mormón
En 1829, José Smith, con la ayuda de
su escriba Oliver Cowdery, terminó
de traducir el Libro de Mormón.

Oliver, el Señor
está complacido con
nosotros. Ahora lo que
tenemos que hacer
es publicar este
grandioso libro.

José y Oliver fueron a Palmyra, Nueva York, Varios meses más tarde, el señor Grandin se empezó a
y hablaron con Egbert B. Grandin, un impresor. preocupar de que José tal vez no le pagaría y suspendió
la impresión del Libro de Mormón hasta que estuviera
seguro.

Necesitamos 5.000 Costará tres


ejemplares de este libro mil dólares; Hipotequé la granja para
lo más pronto posible.
imprimir el Libro de Mormón; eso
debido a tranquilizará al señor Grandin.
que quieren tantos
ejemplares y es un libro
tan grande, tal vez me
tome más de un año
para hacerlo.

Ilustraciones por Sal Velluto y Eugenio Mattozzi.

¡Qué buenas
noticias, Martin!

A6
El señor Grandin adquirió Señor Grandin, ya
una nueva imprenta con la casi hemos terminado,
que imprimía más rápido ¡y sólo ha tomado
que antes; sin embargo, siete meses!
le llevó mucho tiempo.
No entiendo
cómo fue
posible
hacerlo.

Una vez que se publicó el Libro de Mormón, Los miembros sostuvie-


el Señor le mandó a José organizar la Iglesia. ron a José como profeta
El 6 de abril de 1830, unas sesenta personas y tomaron la Santa Cena.
se reunieron en casa de Peter Whitmer, padre.

Bienvenidos,
hermanos y
hermanas.

Aunque la Iglesia se inició


con unos cuantos miembros,
José hizo saber más tarde Esta noche ven sólo un
a algunos de los hermanos puñado de hermanos del
de Kirtland el destino de la sacerdocio, pero esta Iglesia
misma. llenará Norte y Sudamérica;
llenará el mundo.

Adaptado de Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith (curso de estudio del Sacer-
Amigos enero de 2009 A7
docio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro, 2007), págs. 8–10, 143–145; y History of the
Church, tomo I, págs.71–80.
Programa de talentos
“pero la caridad es el amor Cuando la hermana
puro de Cristo, y permanece Gibson había su-
para siempre; y a quien la posea gerido efectuar
en el postrer día, le irá bien” un programa de
(Moroni 7:47). talentos para el día de
actividades, había parecido
Por Alison Palmer una idea muy buena. Cada una de
Basado en una historia verídica las niñas había estado preparando
el talento que compartiría; Marie

M
arie miraba a través de la ventana del auto lo había intentado, pero no se le
mientras ella y su clase de la Primaria se di- había ocurrido nada que pudiera
rigían al asilo de ancianos. Tenía la esperan- hacer.
za de que ninguna de las otras niñas se fijara en Dos de las niñas iban a tocar el
las lágrimas que le bañaban los ojos. piano; otra tocaría el violín, y una
cantaría. Otra recitaría un poema que
había compuesto, y Shelley, que era
la mejor amiga de Marie, iba a hacer
una pirueta. Andrea no haría una
presentación, pero había horneado
galletitas para que todos las disfruta-
ran después del programa.
Cuanto más pensaba Marie en
el programa de talentos, más se
convencía de que no tenía ningún talento. Ni siquiera
estaba segura de la razón por la que había decidido ir.
La hermana Gibson había tratado de hacerla sentir me-
jor diciéndole que aún no había descubierto un talento
muy especial que el Padre Celestial le había dado, pero
Ilustraciones por Brandon Dorman.

a Marie le era difícil creerlo; pensaba que nunca sobre-


saldría en nada.
La sala del asilo de ancianos estaba en silencio; en
todas partes había personas ancianas, lo cual hizo que
Marie se pusiera aún más nerviosa, ya que no sabía qué
decirles ni cómo actuar con ellas. Las otras niñas pa-
recían sentir lo mismo; se encontraban reunidas todas

A8
juntas, mirando tímidamente a su alrededor hasta que la Marie permaneció con la anciana durante el resto
hermana Gibson les mostró dónde sentarse. del programa; la tomó de la mano y a veces le expli-
Marie seguía sintiéndose incómoda al empezar el caba lo que estaba pasando. Le hizo sentir bien hacer
programa; de pronto, inmediatamente después del pri- algo por otra persona, y evitó el compadecerse de
mer solo al piano, oyó que alguien tosía detrás de ella. sí misma.
Al mirar hacia atrás, Marie vio a una anciana de cabello Cuando llegó el momento de irse, la anciana abrazó
blanco que se estremecía cada vez que tosía. a Marie y le dijo en voz baja: “Gracias por hablarme;
Marie dejó de pensar en sí misma y empezó a preo- tienes un gran talento para hacer que la gente se sienta
cuparse por la anciana; en silencio sacó un caramelo del querida”.
bolsillo y se dirigió a donde estaba la anciana; puso la Al volver a la capilla, Marie se sintió agradecida
mano sobre el hombro de ésta y le ofreció el pequeño por saber que después de todo sí tenía un talento.
obsequio. Cuando la mano arrugada de la Cuando ayudaba a los demás, sentía el amor del Pa-
anciana lo tomó y ella le sonrió, dre Celestial y contribuía a que los demás sintieran
Marie sintió felicidad y paz. Su amor también. ●

“A todos se nos ha investido


con talento, belleza y aptitud
abundantes”.
Élder L. Tom Perry, del Quórum
de los Doce Apóstoles, “Staying
Power”, ­Ensign, julio de 2003,
pág. 42.

Amigos ENERO DE 2009 A9


De a m i g o a a m i g o

De todo corazón Los niños de todo el mundo aman y adoran a Jesucristo ¡al igual que tú!
Este mes presentamos a Ricardo Fortuna, de Santo Domingo, República Dominicana.

Por Richard M. Romney años de Santo Domingo, República Dominicana, juega

C
Revistas de la Iglesia al béisbol con la energía de un profesional. Junto con
ualquier cosa que Ricardo Fortuna su amigo y su hermano, juegan a las carreras con ca-
hace, no importa lo que sea, lo ha- miones de juguete o libran una batalla imaginaria entre
ce con entusiasmo. Este niño de ocho dinosaurios. Se pone muy contento cuando su madre
lo invita a ir a la cocina a freír tostones (plátano grande
para cocinar; plátano macho).
Ricardo participa con entusiasmo durante la noche
de hogar, y cada mañana y cada noche ora con fervor
con su familia. Lee las Escrituras una y otra vez y desea-
ría asistir a la Primaria ¡más de una vez por semana! No
importa lo que haga, Ricardo lo hace de todo corazón.
Hay algo que Ricardo hace de todo corazón: él ama
al Señor; sabe que es un mandamiento porque lo leyó
en la Biblia: “…Amarás al Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”
(Mateo 22:37).
“Eso quiere decir que lo amas lo más que puedas”,
dice Ricardo. Ese amor se manifestó de manera
particular en el apartamento donde vive la familia,
mientras celebraban la Navidad. Todas las noches
leían pasajes de las Escrituras sobre el nacimiento
del Salvador; algunos contaron lo que sucedió en

Fotografías por Richard M. Romney, excepto donde se indique.


la Tierra Santa, mientras que otros relataron lo que
ocurrió en el Nuevo Mundo.
Ricardo dice que es importante recordar a Jesu-
cristo durante la Navidad porque es cuando la gente
celebra Su nacimiento. “Pero es importante pensar en
Jesucristo todos los días y seguir Su ejemplo”, afirma.
“Debemos recordar que Él nos enseñó en cuanto al
Padre Celestial, sobre cómo adorarlo y que también nos
envió al Espíritu Santo”.
A la entrada del apartamento de la familia Fortuna
hay una pintura grande del Salvador, la cual
se aprecia desde cualquier punto de la

A10
habitación. “Nos hace recordar que con cuidado les quitan el exceso
tenemos que pensar en Él”, dice Ri- de aceite con toallas de papel.
cardo, “no sólo durante la Navidad, sino A continuación sigue la parte
durante todo el año”. predilecta de Ricardo: en una
prensa de madera coloca cada
El pasaje de las Escrituras predilecto de Ricardo rebanada y la aplana, tras lo
A Ricardo le encantan los Artículos de Fe, en cual se vuelven a freír; le gusta
particular el número cinco, el cual puede recitar mucho comer los tostones con
rápidamente . “Creemos que el hombre debe ser salchichas.
llamado por Dios, por profecía y la imposición de
manos, por aquellos que tienen la autoridad, a fin de Buenos ejemplos
que pueda predicar el evangelio y administrar sus or- Con frecuencia Ricardo juega con su hermanito
denanzas,” repite. “Eso nos indica que el Señor llama a Marcus y con otro amigo, Manuel, un jovencito Santo
los líderes de Su Iglesia y que enseñamos el Evangelio de los Últimos Días que vive en un apartamento vecino.
con autoridad”. Él sabe que los verdaderos amigos se dan ánimo

Comida favorita
Para hacer su comida favorita,
tostones, se necesita mucho tiempo,
pero Ricardo piensa que vale la
pena. Él y su mamá pelan y rebanan
los plátanos grandes con mucho
cuidado, que aunque se parecen
a los plátanos regulares, no son
dulces; después los fríen en
aceite, los dejan enfriar y

Ricardo dice que es importante pensar


en Jesucristo todos los días. Él y su
padre ven a menudo la pintura que
cuelga en su apartamento, y Ricardo
lee pasajes de las Escrituras sobre la
vida del Salvador.

Amigos ENERO DE 2009 A11


O c é a n o Atl á n tico

¿Dónde está Santo Domingo,


Cuba
República Dominicana?

República Dominicana los unos a los otros para hacer lo correcto. “Ya que ellos
Puerto Rico me ven como un ejemplo, debo ser un buen ejemplo
para ellos”, dice.
Haití Santo Domingo
Ricardo está también muy unido a su madre y a su
padre. “Quiero a mi mamá y a mi papá”, dice. “Ellos me
ayudan, juegan conmigo, me enseñan y leen conmigo;
todas las mañanas y todas las noches oran conmigo”.
También considera al presidente Thomas S. Monson
como un ejemplo. “Sé que él es un profeta de Dios y
que habla la palabra de Dios”, dice Ricardo. “Sé que él
dice sus oraciones y lee sus Escrituras, y yo también
debo hacerlo”.

Mapa © Mountain High Maps.


Y Ricardo dice que Jesucristo
es el ejemplo más grande. “Él nos
enseña a hacer lo correcto, a ser
obedientes, a orar correctamente,
a ser reverentes y respetuosos”. ●

Ricardo vive en la República


Dominicana, que comparte una
isla con Haití. Cocina plátanos
grandes y salchichas, le gusta ju-
gar al béisbol y con dinosaurios
y camiones de juguete.

A12
P á g i n a p a r a
c o l o r e a r
Ilustración por Apryl Stott.

Soy una hija espiritual del Padre Celestial


“…sois… todos vosotros hijos del Altísimo” (Salmos 82:6).

Amigos ENERO DE 2009 A13


La sem an a
de Be n
P o r L a n a K r u mw i e d e
Basado en una historia verídica
“…el Señor bendijo el día de reposo y lo “Está bien”, dijo Ben.

E
santificó” (Mosíah 13:19). “No podrás ir a la iglesia el domingo,
n el auto, Ben apoyó el pero puedes guardar el día de reposo de
brazo sobre la maleta que otras maneras”, dijo la madre.
estaba a su lado. Su papá y “Lo haré”, dijo Ben.
su mamá lo llevaban a casa del Al llegar, el abuelo los estaba
abuelo, donde se pasaría toda esperando en el porche; Ben fue el
la semana entera con él; no primero en salir del auto: “¡Abuelo!”
estarían sus hermanos ni su “¿Cómo está mi nieto favorito
hermanita, sólo él y el abuelo. de siete años?” El abuelo le dio
Ben había hablado con el un fuerte abrazo. “¿Estás listo
abuelo sobre la semana que para tu propia semana espe-
pasarían juntos, y el abuelo cial? Puedes escoger lo que
dijo que por ser la semana de hagamos juntos”.
Ben, harían todo lo que a éste le “¿Podemos ir a pescar?”,
gustaba hacer. Ben miraba por la preguntó Ben. “Traje mi
ventana; ¿se acordó de poner en la sombrero de pesca de la
valija (maleta) todo lo que necesita- buena suerte”.
ba? Había incluido el sombrero para “Claro que sí”, dijo el
pescar de la buena suerte, los lentes abuelo.
(gafas) de sol y sus libros preferidos. “¿Y podemos ir al zoo-
“Recuerda”, le dijo su mamá desde el lógico?”, preguntó Ben. “Traje
asiento delantero, “que el abuelo no es miembro mis lentes de sol”.
de nuestra Iglesia; es una buena persona y un buen “Claro que sí”, dijo el abuelo.
abuelo, pero algunas cosas de su casa te van a parecer “¿Y podemos leer juntos?”, preguntó Ben. “Traje mis
Ilustraciones por Craig Stapley.

diferentes”. libros preferidos”.


“¿Qué cosas?” Ben sabía que su abuelo no asistía a la “Claro que sí”, dijo el abuelo. “Y creo que tenemos
iglesia, pero no se había puesto a pensar en cómo sería que salir de compras para que escojas un juguete en la
eso diferente. tienda”.
“Tal vez tengas que recordarle que no tomas té”, le “¡Qué bueno!”, dijo Ben; “¡será una semana muy
dijo su papá. divertida!”

A14
“Sean verdaderos Santos de
los Últimos Días… guarden
el Día de Reposo”.
Presidente Ezra Taft Benson
(1899–1994), “A los niños
de la Iglesia”, L­ iahona, julio
de 1989, págs. 98–99.
El viernes, el abuelo y Ben se fueron de Después de orar, Ben se sentó en la
pesca. cama. El abuelo lo llamó: “Deja que me
El sábado, el abuelo y Ben fueron al ponga los zapatos y nos iremos”.
zoológico. Ben respiró hondo y se puso de pie;
Al día siguiente, el abuelo hizo panque- encontró al abuelo atándose los zapatos.
ques para el desayuno. “Hoy nos iremos de “Abuelo, gracias por llevarme a pescar y
compras”, dijo el abuelo. al zoológico, pero creo que hoy debemos
“¡Bravo!”, exclamó Ben. “¿Qué clase de descansar”.
juguete escogeré?” “¿Qué quieres decir?”, preguntó el abue-
De pronto Ben recordó que era domin- lo. “Prometí que te llevaría de compras”.
go. ¿Cómo le explicaría al abuelo que no “Lo sé, pero ¿crees que podríamos ha-
hacían compras el domingo? cerlo otro día?”
Después de desayunar, Ben hizo una “¿Estás bien?, ¿te sientes enfermo?”
oración en su habitación; le pidió al Padre “No, abuelo”, dijo Ben. “Hoy es domingo
Celestial que lo ayudara a explicarle al y en mi casa no salimos a hacer compras
abuelo en cuanto a guardar el día los domingos”.
de reposo. El abuelo permaneció callado.
“¿Podemos quedarnos hoy en casa?”,
preguntó Ben. “Podemos salir a caminar;
podemos leer”.
El abuelo le sonrió. “Claro que sí”, dijo;
“esta semana es tuya, de modo que tú pue-
de escoger”.
El abuelo le dio a Ben un abrazo
fuerte. “Sabía que esa semana iba a
ser muy divertida”, dijo Ben. ●
“…por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas” (Alma 37:6), por David Koch
La joven Lucy Mack Smith lee las Escrituras a sus hijos José y Hyrum en la cabaña de troncos cerca de la Arbo-
leda Sagrada, en el condado de Palmyra, Nueva York. Desde esos humildes comienzos, José, como profeta de la
última dispensación, restauró la plenitud del Evangelio en la tierra. El 27 de junio de 1844 estos dos pequeños,
siendo ya adultos, murieron como mártires y testigos de la veracidad de la Restauración.
El joven José fue a la arboleda en busca de sabiduría, y recibió
sabiduría. Allí comenzó su educación apostólica. Tanto la naturaleza
física del Salvador y del Padre Celestial como las primeras lecciones
fundamentales que se relacionaban con Su poder se hallan entre las
grandes lecciones apostólicas que obtuvo en aquella Primera Visión,
cada una de ellas un pilar de testimonio apostólico. Véase “José Smith:
Un apóstol de Jesucristo”, pág. 28.
7
04281 Jan 09
02042 81002
SPANISH