Está en la página 1de 2

Colegio Esteban Echeverría

Sección Secundaria

Departamento de Ciencias Sociales

REPENSANDO LA HISTORIA

Se acerca un nuevo festejo de mayo y si preguntamos a los


desprevenidos Argentinos que transitan por distintos ámbitos ¿Qué se festeja?,
casi seguro la respuesta será la Revolución de Mayo, por supuesto.

Para aquellos que nos dedicamos a la Historia por placer y vocación


significo una nueva desilusión esta afirmación tan certera. Cuantas veces
vimos en estas fechas las imágenes de una plaza, con un considerable número
de personas, algunas de ellas con paraguas, con las famosas cintas blancas y
celestes.

Nuevamente, porque lo hacemos también en el aula, queremos


proponer un análisis menos lineal de los acontecimientos de Mayo.

Puede parecer innecesario recordar que la historia nos es una ciencia


exacta, por lo tanto aquello que fue afirmado taxativamente puede ser
cuestionado a la luz de nuevas investigaciones.

La historia oficial tal vez la única que hayan leído los que editan desde
hace años las revistas Billiken insiste en una revolución, pero los hechos se
empeñan en mostrar un grupo reducido de hombres con un militar de carrera
encabezando los actos que culminarán en la Junta del 25 de Mayo, liderada por
el mismo Saavedra, jurando al igual que las juntas de España por un rey
prisionero de los franceses.

Otros historiadores hablan de un pronunciamiento militar, tomando en


cuenta las actas capitulares de Mayo de 1810. Algunos se arriesgaron a hablar
de una lucha de intereses económicos entre dos sectores sociales dominantes,
comerciantes españoles los unos, y defensores del liberalismo económico los
otros, que se habrían respaldado en un documento, supuestamente escrito por
Mariano Moreno, “La representación de los hacendados y labradores”. En dicho
documento se hace la defensa del libre comercio y se muestran los beneficios
de comerciar con los ingleses abandonando el monopolio español.

Nuestra intención con estas líneas no es, de ningún modo, una de las
tantas teorías acerca de Mayo sino en insistir en que los pueblos que no
conocen su pasado tienden a repetirlo.

Conocer no es negar versiones sino difundirlas, criticarlas, impedir el


relato único e incuestionable.

Desde este ámbito y en esta Argentina en crisis proponemos plantear


cuestionamientos acerca de Mayo y sobre nuestra historia en general para que
desde el disenso fundamentado con respecto al pasado, mejoremos las
perspectivas del futuro.
Bibliografía:

HISTORIA II - Ed Aique

EL PUEBLO QUIERE SABER DE QUE SE TRATO - Norberto Galasso

Nueva Historia Argentina Tomo II - Ed Sudamericana

Historia Argentina Tomo III - Ed Paidos

IDEAS POLITICAS EN LA ARGENTINA - J L Romero

BREVE HISTORIA DE LA ARGENTINA - L A Romero

Prof. María Rosa Loiácono

Departamento de Ciencias Sociales

Intereses relacionados