1 DERECHO PENAL I UNIDAD VIII TIPO DOLOSO ACTIVO Panorama introductorio a las Unidades VIII a X.

Toca ver las estructuras típicas. En la Unidad VI-1 se dijo que la conducta —en su estructura óntico-ontológica— tiene un aspecto interno: (1) proposición del fin y (2) selección de los medios; y un aspecto externo: (3) puesta en marcha de la causalidad. Tipos dolosos y tipos culposos. «Tipos dolosos» son los que prohíben conductas atendiendo a la prohibición de procurar el fin de la conducta; «tipos culposos» son los que prohíben conductas atendiendo a la forma de seleccionar los medios para obtener el fin, y no en razón del fin mismo (se prohíbe no el fin sino la forma defectuosa con que ese fin se procura). Tipos activos y tipos omisivos. «Tipos activos» son los que describen la conducta prohibida; «tipos omisivos» son los que describen la conducta debida quedando, por ende, prohibida toda conducta que no coincida con la conducta debida. Cruzando las clasificaciones, obtenemos tipos dolosos (activos y omisivos) y culposos (activos y omisivos). En esta Unidad se verán los tipos dolosos activos; en la IX, los culposos activos; en la X, los omisivos. No olvidemos que la concepción que tenemos del tipo es que no es objetivo sino complejo (v. VII-1), con un aspecto objeto y uno subjetivo: el tipo objetivo y el tipo subjetivo. 1) TIPO DOLOSO ACTIVO: ASPECTO OBJETIVO. “El tipo doloso implica siempre la causación de un resultado (aspecto externo), pero se caracteriza porque requiere también la voluntad de causarlo (aspecto interno). Esa voluntad del resultado, el querer del resultado, es el dolo” (Zaffaroni). a) Mutación física. Anticipamos (v. VI-1) que el resultado de la conducta y el nexo causal entre ésta y aquél eran temas propios de la tipicidad. Llegó el momento de tratarlos. Resultado. No hay conducta sin resultado (o sea, sin una manifestación en el mundo físico). Ahora bien, el legislador tiene distintos modos de individualizar la conducta: hay delitos materiales o de resultado cuando se requiere un resultado determinado (homicidio, por ejemplo) y delitos formales o de mera actividad que son para los cuales basta la pura acción del sujeto (calumnia). Pero esto no pasa de ser una técnica para individualizar la conducta: todas tienen resultado. Nexo causal. La teoría a la que adherimos —de las que comentáramos en la Unidad VI-1— es la de la «equivalencia de condiciones» o conditio sine qua non. “Toda condición que no puede ser mentalmente suprimida sin que con ella desaparezca el efecto, es causa” (Welzel): es la única que responde a la causalidad material. Pero la culpa de todo no cae sobre Adán y Eva, puesto que nuestra concepción del tipo es compleja y “la relevancia penal de la causalidad se halla limitada, dentro de la misma teoría del tipo, por el tipo subjetivo, es decir, por el querer del resultado” (Zaffaroni). Se restringe la relevancia típica de la causalidad material con el dolo. b) Sujetos. Sujeto activo es el autor de la conducta típica; sujeto pasivo es el titular del bien jurídico tutelado. En ciertos casos se requieren caracteres especiales en el sujeto activo. Delicta communia y delicta propria. Los tipos que individualizan conductas que pueden ser cometidas por cualquiera dan lugar a los llamados delicta communia, en tanto que si

pero que a veces acude a «elementos normativos» que exigen una valoración ético-social o jurídica o científica. los segundos. inc. Clasificación de los tipos penales. como ser funcionario público para ser autor de cohecho pasivo). modo (homicidio con ensañamiento). y pueden serlo en cuanto a tiempo (traición. Caso contrario. etc. ésta en el art. por la necesidad de acudir a una norma general Según la formulación legal según contenga referencias No referenciados Abiertos Tiempo Lugar Modo Ocasión Medios Cerrados Referenciados En razón de la forma de individualización del resultado Formales o de mera actividad Materiales o de resultado Unisubjetivos por el número En razón del sujeto activo por la calidad Plurisubjetivos Delicta communia Delicta propria . que presupone guerra). colectivos o de concurso necesario (por ejemplo. ocasión (hurto calamitoso: art. 2º) y medios (homicidios con veneno). Los primeros son no referenciados. Hay tipos que sólo pueden ser cometidos por una persona (autoaborto). En orden a los medios. Tipos unisubjetivos y tipos plurisubjetivos. 163. si pueden cometerse por cualquier medio son tipos de formulación libre. c) Referencias. robo en banda o asociación ilícita.). referenciados. o bien a requerimientos jurídicos. 118. como ser madre para ser autora de autoaborto. el concepto de “funcionario público”. o bien por varias. Hay tipos que individualizan acciones que pueden cometerse en cualquier contexto circunstancial. d) Elementos normativos. en tanto que si están referenciados son tipos de formulación casuística.P. si necesariamente deben ser cometidos por varias personas se llaman plurisubjetivos. Por ejemplo. lugar (hurto campestre). En la Unidad VII-1 vimos que el tipo es predominantemente descriptivo. C. en tanto hay otros que son específicamente circunstanciados. sin que esto sea necesario (hurto simple): son los tipos unisubjetivos. monosubjetivos o individuales.2 requieren características especiales en el sujeto activo dan lugar a los denominados delicta propria (éstos pueden obedecer a caracteres naturales.

El dolo requiere siempre conocimiento efectivo. a veces focalizamos la actividad conciente sobre un objeto y también sabemos ciertas cosas aunque no pensemos en ellas en ese momento: pensamos en ciertos objetos (conocimiento actual) y hay a su vez un co-pensar en otros que no pueden separarse de los anteriores (conocimiento actualizable). pero Zaffaroni la extrae de la de la tentativa (art. la sola posibilidad de conocimiento (o conocimiento potencial) no pertenece al dolo (Zaffaroni).. el conocimiento que presupone este «querer» es el de los elementos del tipo objetivo en el caso concreto: el dolo de homicidio es el querer matar a un hombre. Puliendo el concepto. se trata de un tipo asimétrico. no la posibilidad de conocer que se causa la muerte de un hombre. que es cuestión propia de la culpabilidad: no interesa si sé o puedo saber si es o no antijurídica mi conducta. el art. teniendo ambos aspectos: el del conocimiento presupuesto al querer (aspecto cognoscitivo) y el del querer mismo (aspecto conativo). Ahora bien. a-1) El conocimiento requerido por el dolo: grado de actualización. Debe haber efectivo conocimiento de que se mata a un hombre.3 2) TIPO DOLOSO ACTIVO: ASPECTO SUBJETIVO. matare a su hijo”). El dolo es representación y voluntad. Atinente a los elementos normativos (v. “el fin de realizar un tipo objetivo”. inc. Concepto. Definición de dolo no hay en el Código Penal. diremos que dolo es la voluntad realizadora del tipo objetivo. 81. 2º (“A la madre que. ¿Qué aspectos deben conocerse efectivamente para que pueda hablarse de dolo? Los elementos descriptivos. Tratándose del dolo. 79 (“al que matare a otro”) sólo exige querer la realización del tipo objetivo (el dolo). Es cierto —en todos los órdenes de la vida— que todo querer presupone un conocer. es decir. Todo tipo doloso requiere del dolo. que el autor quiera la muerte de un hombre. guiada por el conocimiento de los elementos de éste en el caso concreto .]”. VII-1) hay que decir en . si exige dolo y además algún «elemento subjetivo del tipo distinto del dolo». No potencial sino efectivo debe ser el conocimiento. Cuando un tipo doloso requiere sólo dolo. El dolo consiste en querer el resultado típico. corrigiendo terminología. pero hay tipos dolosos que exigen únicamente el dolo y tipos dolosos que exigen algo más que el dolo. los elementos normativos. las opiniones se dividían entre quienes pensaban que el dolo era representación (la Vorstellungstheorie de Frank) y los que creían que era voluntad (Beling y su Willenstheorie): tan falso lo uno como lo otro. la previsión de la causalidad y la previsión del resultado. que presupone que se sepa que el objeto de la conducta es un hombre y que el arma causará el resultado (previsión de la causalidad). comienza su ejecución [. Así. Dolo es precisamente “el fin de cometer un delito determinado” o. pero en el derogado art. Para nada requiere de la conciencia de la antijuridicidad. Llamaremos elementos subjetivos del tipo distintos del dolo a los elementos que tales sean. estamos frente a un tipo simétrico. 42): “El que con el fin de cometer un delito determinado. se exigía algo más en el tipo subjetivo. En ambos casos el conocimiento es efectivo (actual o actualizable): Zaffaroni atina a decir que el dolo requiere siempre cierto grado de actualización del conocimiento. para ocultar su deshonra. Además del dolo (querer la muerte del hijo) se exigía el propósito de “ocultar su deshonra”. Otrora. a) EL DOLO..

pues la reprochabilidad (culpabilidad) es paso posterior a la averiguación del injusto (conducta típica y antijurídica). a) En los casos de error de tipo. Trataremos aquí primordialmente del primero. salvo que fuera error de derecho extrapenal. echando mano a dos ejemplos similares a los precitados: el del que cree que está a punto de ser muerto por un ladrón y le dispara para defenderse (resultando ser. b) en los de error de prohibición.2 1 “Nadie puede decir. Recién en la Unidad XII-2 trataremos in extenso del mismo. tenía poder excusante el error de hecho y el de derecho extrapenal.1 Luego. Quienes ubicaban al dolo en la culpabilidad sostenían una teoría unitaria del error: todo error. pues. 2 Aquí nos despedimos del error de prohibición. quedando aún por verse si pueden ser típicas culposas. Se trata de un dolo avalorado. Es el caso de quien cree disparar sobre un oso y resulta que no se trata de un oso sino de su compañero de caza. en realidad. siendo invencible eliminaba la culpabilidad y siendo vencible daba lugar a la culpa. 72-73). pp. su amigo que estaba bromeando). el cazador y la mujer grávida «no saben lo que hacen»: esto elimina la tipicidad dolosa y habrá que ver si también la culposa. pero no el de derecho penal. Con esto. Esto solía plegarse al viejo y nada claro distingo entre error de hecho y error de derecho. se han visto obligados a decir que en ese caso hay en el tipo un dolus naturalis (que sería avalorado). o el de la mujer encinta que ingiere un tranquilizante que resulta ser un abortivo y le provoca un aborto. El dolo sólo podría ser dolo culpable. no hay dolo: ese es el error de tipo (Zaffaroni). todos los dolos serían «dolos naturales». El dolo está libre de todo reproche. Dolo avalorado y dolo desvalorado. 1976.. pero así como puede ignorar la falsedad de determinado billete (error de hecho). El error de tipo y los planteamientos tradicionales del error.A. la clasificación fue superada y reemplazada por la de error de tipo y error de prohibición. Los causalistas —en cambio— ubican al dolo en la culpabilidad y en tal caso debe tratarse de un dolo desvalorado (dolus malus). que ignore la prohibición de circular moneda falsa. Demos cuenta someramente del error de prohibición. Buenos Aires. no puede existir ese querer y. Tamaño problema se les presenta al tratar la tentativa: como al mantener el dolo en la culpabilidad no pueden averiguar la tipicidad de la tentativa. por ende. puede ignorar que una ley financiera ha sacado de la circulación determinado valor (ignorancia de derecho extrapenal)”. y el de la embarazada que —oriunda de un país cuyas leyes no reprimen el aborto— ingiere un abortivo creyendo que no está prohibido hacerlo. T.E. El error recae sobre uno de los requerimientos del tipo objetivo: el cazador ignora que causa la muerte de su camarada. Dolo es querer la realización del tipo objetivo. ambos «saben lo que hacen» pero creen que no es contrario al derecho: esto puede llegar a eliminar la culpabilidad. Hay tipicidad objetiva pero no tipicidad subjetiva. Para nosotros. cuando no se sabe que se está realizando un tipo objetivo.4 qué medida debe conocerse la valoración a que ellos responden: desde luego no debe tratarse de un conocimiento técnico de la ley sino del “conocimiento paralelo en la esfera del profano”. puesto que es tema propio de los dominios de la culpabilidad. en tanto que el dolo integra el injusto como una característica de la tipicidad dolosa. Así ilustra Soler esta postura. según recayera sobre los elementos del tipo objetivo o sobre la prohibición y antijuridicidad de la acción. y la mujer que emplea un medio que la provocará un aborto. Las conductas serán atípicas dolosas. que no seguimos ( Derecho penal argentino. II. . Se decía entonces que el error de derecho no excusa. t.

“De cualquier manera —continúa Zaffaroni—. la solución es la misma. ignorando que se trata de un bien mueble registrable y que la transferencia requiere un trámite previo” se configura en una un supuesto de error de tipo que es «error de derecho» (Zaffaroni). XV-2). por ejemplo. Quien es capaz de conducta y realiza una conducta que cumplimenta los requerimientos de un tipo objetivo. 2002. para el jurista en su Manual. no siéndolo. Tanto si ambos objetos (el que se quería afectar y el que resultó afectado) no son equivalentes como si lo son. es «de hecho». p. n.. Los casos más problemáticos de error sobre la causalidad son los siguientes: a) Aberratio ictus o «error en el golpe». Dos casos da Zaffaroni: al empujar a otro desde un puente para que muera ahogado y morir éste por haberse desnucado con una piedra. Pero no se requiere que lo sea en sus más mínimos detalles. es decir. 252).5 Algo más agregamos: el error de tipo no se identifica con el error de hecho. 2000. la desviación es irrelevante.3 Error de tipo psíquicamente condicionado. si el tiro era para el perro de Zaffaroni pero acabo lesionándolo a él. 509. causará unas lesiones o una muerte. y (c) cuando sea invencible elimina también toda eventual tipicidad culposa”. elimina el dolo. En el ejemplo del cazador. Estos son sus efectos: “(a) el error de tipo excluye siempre la tipicidad dolosa (sea vencible o invencible). habrá sólo tentativa de homicidio porque la lesión al perro es un daño y son atípicos los daños culposos. puesto que no se trata de una conducta final de lesionar o de matar. Hay dos clases de error: el vencible —que es aquél en que no se hubiese caído en caso de haberse aplicado la diligencia debida— y el invencible —el del que aun poniendo la diligencia debida no hubiese podido no caer en él—. Derecho penal. pudiendo ocurrir una desviación del curso causal respecto de la previsión que de él tuvo su autor: siendo relevante. la desviación es relevante (por lo menos. sino de hachar un árbol” (Zaffaroni). en cambio. no lo elimina. realizará una conducta objetivamente típica de lesiones o de homicidio. Buenos Aires. pero no podrá hablarse de dolo de lesiones ni de homicidio. El autor debe haber previsto el curso causal y la producción del resultado típico. (b) siendo vencible puede haber tipicidad culposa (si existe tipo legal y si se dan los demás requisitos de esta estructura típica). Efectos del error de tipo. 533. Parte general. sin cuya previsión no podría hablarse de dolo. puede carecer de la capacidad psíquica para conocer los elementos que son requeridos por el tipo objetivo. si busco matar con una dosis de arsénico pero confundo el frasco e inyecto un antibiótico y el sujeto muere porque casualmente le causa una reacción alérgica. 3 Eugenio Zaffaroni (y Alagia y Slokar). del segundo el de la mujer preñada que toma el tranquilizante que resultó ser abortivo. El error de tipo puede ser tanto «de hecho» como «de derecho». en cambio. EDIAR. Previsión de la causalidad y del resultado. Objetos no equivalentes: si disparo a matar contra Zaffaroni pero lesiono a su perro. pero acaba afectando a otro al que no se quería ni se aceptaba la posibilidad de afectar. p. con las ilusiones (percepciones sensoriales que distorsionan un objeto exterior): “un leñador que padezca una ilusión óptica que le haga percibir a un árbol en lugar de un hombre y que decide hacharlo. . los casos no suelen ser tan claros en otras ocasiones”. pero “quien se lleva una cosa mueble porque cree que le pertenece por haberla pagado. Se da cuando una conducta se dirige contra un objeto. 2ª ed. Ejemplo del primero es el del cazador que cree matar un oso. Sucede. habrá concurso ideal de tentativa de daño y de lesiones culposas (v.

Al faltar en realidad los elementos del tipo objetivo. “que sea lo que Dios quiera” o “si pasa. “Quien confunde a su enemigo con su vecino y dirige su conducta a matar a su vecino y le mata. c) Dolus generalis. pero en realidad éste sobreviene dentro del curso causal con posterioridad. y es de segundo grado cuando el resultado es querido no como fin sino como consecuencia necesaria del medio elegido para obtener el fin: quiero matar a Néstor. Objetos no equivalentes. ahora toca ver el aspecto conativo. hay una tentativa de homicidio y un homicidio culposo. El autor cree haber alcanzado el resultado. Visto su aspecto cognoscitivo. b) «Error en el objeto». El fin que persigo es matar a Néstor. . no puede haber un «querer» (dolo) de algo que sólo existe en mi imaginación. le disparo cinco balazos. Como si dijera. este dolo directo es de primer grado cuando el autor quiere el resultado directamente como fin perseguido. Ahora bien. y la incluye como tal en la voluntad realizadora. actúa con dolo eventual de homicidio. cuando un sujeto cree haber dado muerte a golpes a la víctima. Desaparece el dolo. y aprovecho que viaja en avión para meterle una bomba en el equipaje y causar una catástrofe. El resultado (por ejemplo. Zaffaroni distingue según haya habido o no un plan unitario de matar y colgar para simular un suicidio: estando todo planeado de entrada. pero también quiero —como consecuencia necesaria del medio elegido para el fin— la muerte de los otros pasajeros del avión. Acepta el resultado como probabili-dad: el que se lanza a una picada en plena ciudad poblada. mala suerte”. lesiones y daños. habrá entonces concurso ideal de homicidio culposo y de tentativa de homicidio. no habiendo dolo de hurto — por ejemplo— si me apodero de cosa propia creyendo que es ajena. a-2) La voluntad requerida por el dolo. habrá homicidio doloso. Varía la solución según sean equivalentes o no los objetos.6 Objetos equivalentes: si disparo contra Zaffaroni y resulto matando a Fontán Balestra. cometerá homicidio” (Zaffaroni). “Así. porque los motivos nunca alteran la tipicidad. pero en realidad ésta sólo está desmayada y muere por ahorcamiento cuando la cuelga de un árbol para simular un suicidio” (Zaffaroni). Distintas clases de dolo según la voluntad. una muerte) debe estar incluido en esa voluntad realizadora: como fin. Objetos equivalentes. La desviación es irrelevante para el dolo. Es no directo sino eventual —dolo eventual— el que se da cuando el autor se representa la posibilidad del resultado concomitante. Éste es un error en la motivación que puede ser un problema de culpabilidad pero que es irrelevante para la tipicidad. a costa de la posibilidad de producción de un resultado lesivo. para otros. Hay dolo directo cuando se quiere la producción del resultado. si se le ocurrió colgarlo recién cuando lo vio tirado y lo creyó cadáver. como consecuencia necesaria o como probabilidad que no se descarta. Se cree dirigir la conducta contra un objeto pero en realidad se la dirige y se afecta otro objeto. habrá tentativa de homicidio y homicidio culposo (en concurso real). como si queriendo matar a otro. El dolo es la voluntad de realizar el tipo objetivo. Algunos creen que es homicidio doloso.

inc. 258). DOLO DIRECTO DE SEGUNDO GRADO El resultado es querido como consecuencia necesaria del medio elegido para obtener el fin. suelen ser empleadas en la ley para descartar la posibilidad de una tipicidad con dolo eventual. 80. Llamados tipos de tendencia interna trascendente.. Por caso. Así. aunque para la tipicidad es suficiente la realización de aquél” (Creus). que tuvo en mira el agente. op. que se produce sin su intervención directa. en que se pena a quien diere u ofreciere dádivas a un funcionario público que éste haga o deje de hacer un acto relativo a sus funciones: el delito se consuma con la dación u ofrecimiento. podrá evitarlo (en este caso.. a) Delitos de resultado cortado. p. Llamados tipos de tendencia interna peculiar. 27. 80. en caso de sobrevenir. pero que sobreviene —si es que sucede— sin su participación. Es el caso del cohecho o soborno activo (art. Todo tipo —en principio— admite el dolo eventual. procurado o aprovechado”. o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro” (art. etc. III. 4 . aunque hay tipos que sólo pueden darse con dolo directo: expresiones tales como a sabiendas o intencionalmente o maliciosamente. se trata de culpa con representación o culpa conciente. requieren una tendencia interna del sujeto que no se exterioriza en forma completa. 2º (infanticidio). cit. se trata de particulares direcciones de la voluntad que van más allá del mero querer la realización del tipo objetivo. 7º). facilitar. pero culpa en definitiva). inc. el homicidio criminis causa: el que matare para “preparar. Son aquellos en que “el agente observa la conducta esperando un determinado efecto de ella. Distinto es si confía en que no sobrevendrá tal resultado o que. b-2) Disposiciones internas. el propósito de “ocultar su deshonra” del ya derogado art. la alevosía que implica que la víctima se halle indefensa o desvalida.4 Sebastián Soler. b) ELEMENTOS SUBJETIVOS DEL TIPO DISTINTOS DEL DOLO. consumar u ocultar otro delito. Por ejemplo. y que el funcionario haga o deje de hacer el acto es un resultado posterior. conozca el delincuente tal circunstancia y —allí finca la disposición interna— se aproveche de esta indefensión o desvalimiento: “la alevosía se da cuando la víctima se encuentra desprevenida y ese estado ha sido buscado.7 DOLO DIRECTO DE PRIMER GRADO El resultado es querido directamente como fin. En éstos. La diferencia entre dolo eventual y culpa con representación estriba en la aceptación o el rechazo de la posibilidad de producción del resultado. b) Delitos incompletos de dos actos. t. b-1) Ultraintenciones. DOLO EVENTUAL El resultado se incorpora al fin como probabilidad que se acepta. “el delito se realiza como medio para la perpetración de otro. y que no es imprescindible que se concrete para que aquélla adquiera tipicidad” (Creus).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful