Sobre Ruinas circulares, un relato de Jorge Luis Borges

Índice - Introducción. - Resumen - Comentario

Introducción. El trabajo que aquí presentamos tiene como objeto exponer y comentar el relato titulado Ruinas circulares del celebérrimo Jorge Luis Borges. Queremos aclarar que nuestra modesta investigación no tiene como objeto la enunciación de una nueva ni original interpretación del relato. Nuestra investigación es el resultado de una búsqueda que nos ha sumergido en la literatura del autor que a su vez y para nuestro gozo nos ha sumergido en el vasto océano de la literatura universal. Hemos descubierto detrás del escritor, a un bibliotecario y a un restaurador. La metodología a la hora de construir su maquinaria textual es particular y bien distinta a la cualquier autor convencional; por este motivo para nuestro trabajo hemos querido ser fieles al trabajo de Borges, que tiene mas que ver con el de un sabio escriba y compilador que con el de un escritor inspirado por las musas. Asi pues presentamos este trabajo como una compilación de textos extirpados tanto de la obra de Borges como de la mas vasta biblioteca universal y que tienen como vinculo e hiloconductor el relato Ruinas circulares.

En relato arranca con el desembarco de un hombre tras atravesar un río. La gente del lugar sabe que el forastero viene del sur, de algún lugar del valle de la montaña donde nace el río; allí el idioma zend no está aun contaminado de griego. La descripción geográfica y temporal es imprecisa y general, no se dan nombres ni fechas, salvo la frontera idiomatica entre las lenguas griegas y zend. Esta fricción lingüística señala un espacio de tiempo concreto de la historia, que nos situa en un periodo posterior a las campañas de Alejandro en el imperio Persa. Pues bien, si analizamos los datos cardinales que refiere Borges, nos encontramos con que el único Rio en toda la geografía que fluye en dirección sur-norte es el Nilo cuya fuente no fue conocida jamás ni por Griegos ni romanos; de aquí que se lo representaran como un dios cuyos rostros ocultaba un velo. El viajero proviene de una geografía y cultura misteriosa y enigmática para los foráneos quienes provocados por ela fascinación y el temor respetan su sueño y le ofrecen alimentos. Al despertarse, el mago se encuentra en un templo abandonado y en el centro de sus ruinas circulares se alza un Esfigie de piedra cuya figura desgastada resulta imprecisa a los ojos de un observador que intuye un potro o tal vez un tigre. El hombre llega arrastrado por la ineluctable misión de soñar otro hombre, en cuerpo y espíritu. Su entrega a la misión es tal que niega su propia individualidad para entregarse a un fin que lo trasciende. Se sucita entonces la problemática de que si bien el fin es claro e imperativo, la tarea para alcanzarlo es fatigosa y produce resultados infructuosos. Al principio sus sueños eran caóticos, luego el azar es sustituido por la lógica.

En cuanto se introduce la dialéctica en el relato no podemos evitar introducir en nuestro comentario al padre fundador de tan extraordinario arte. La archiconocida paradoja

renacida nuevamente. que es la cultura. repetición y renovación. pero el libro no elige a sus lectores. y es aquí. sino que sobre este se superpone el medio cultural. Nadie baja dos veces al mismo rio porque las aguas cambian. El mago dormido en las ruinas del templo abandonado sueña con una escuela donde imparte clases a multitud de alumnos que asisten desde las gradas. de repetición y renovación. Heraclito dijo ( lo he repetido demasiadas veces) que nadie baja dos veces al mismo río. Este sueño es la representación de la modalidad más primaria del desdoblamiento de la memoria racional: la instrucción hablada. La memoria adquirida en la fugaz experiencia de un ser concreto se solapa con la memoria heredada en el desdoblamiento hacia un nuevo ser fundiéndose en una unidad. Podemos agregar tambien que lo mismo pasa con Heraclito. En cambio la descendencia que persigue el hombre que sueña es de otro tipo. que pueden ser malvados o estúpido. Esta pàradoja encierra los términos de circularidad. Cuando la memoria no resulta ya de la experiencia acumulada de los individuos en su medio natural. pero lo mas temible es que nosotros no somos menos fluidos que el río … Hamlet no es exactamente el Hamlet que Shakespeare concibió a principios del siglo XVII. Para ilustrar esto acudimos al mismo Borges. es decir la memoria heredad es la coyuntura de la memoria adquirida por una sucesión El mago sueña con una escuela. es la paradoja de la reproducción. en fin. generalmente despreciable esta ultima en comparación con la primera. Desplegando un tamiz intelectual. es la paradoja de Zenón. La paradoja de Heraclito ya no es la misma. Hamlet ha sido renacido. la paradoja de Borges.enunciada por Heráclito según la cual uno no puede bañarse dos veces en el mismo río es aquí la paradoja de Borges con el hombre que soñaba. donde imparte clases a las que asisten multitud de alumnos desde las gradas. En la memoria biológica este desdoblamiento. . los alumnos van siendo seleccionados y reducidos en número hasta que finalmente solo queda uno y solo uno puede ser el elegido. Borges ( Libro de los libros volumen I literaturas antiguas) atestigua recupera las voces de los grandes maestros orales que nos recuerdan que en la palabra hablada << El maestro elige al discípulo. Toda reproducción es un desdoblamiento en el cual el individuo asume el papel de medio para transmitir la memoria heredada que le fue dada por el mismo proceso y la memoria adquirida. en la cultura se repiten los patrones de circularidad. Lo mismo pasa con el Quijote. Ahora bien. la experiencia en este medio da como resultado una memoria racional. de Gohete y de Bradley. de Bertrand Russel y de Lewis Carroll. repetición de variaciones se da en la descendencia biológica. este recelo platónico En El libro de libros volumen I literaturas antiguas Borges señala esta característica que distingue a la tradición oral de la escrita aunque finalmente la primera. Hamlet es el Hamlet de Coleridge .

que Borges descubre como una variación De Ruinas circulares: «En Lubbock. yo en cambio prefiero jactarme de lo que he leído – Aquí tenemos un buen punto de partida para graficar la singularidad distintiva del escritor a través de una consideración propia. le respondí que había tenido que atravesar todo el continente para recibir esa relevación. Borges ha dicho en alguna ocasión. yo no había ejecutado una variación de Las ruinas circulares. Entre ellos hay un poema titualdo el golem. al borde del desierto. si al escribir El Golem. los relatos y ensayos de Borges. el proceso de creación y la trascendencia.La paradoja. . una alta muchacha me preguntó. mas o menos con estas palabras -Muchos escritores se jactan de lo que han escrito. son conceptos que aparecen vinculados y dan cuerpo a varios textos de la poesía. que era verdadera» o La singularidad de la literatura borgiana.

En primer lugar. nos encontramos con .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful