P. 1
Violencia Institucional

Violencia Institucional

|Views: 173|Likes:
Publicado porkulikis

More info:

Published by: kulikis on Jun 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/21/2012

pdf

text

original

VIOLENCIA Y SOCIEDAD EN ARGENTINA CATEDRA: DR. DANIEL CIEZA AREA: SOCIOLOGIA ALUMNO: NICOLAS HERMANN D.N.I.: 30.339.

761

MONOGRAFIA: VIOLENCIA INSTITUCIONAL “EL PRESIDIO DEL FIN DEL MUNDO”
Desde una perspectiva histórica, filosófica y social

1

INDICE

I. II.

INTRODUCCION HIPOTESIS

III. MARCO HISTORICO IV. NECESIDAD DE UN PENAL V. REGIMEN DEL PENAL FILOSOFICOS Y CRIMINOLOGICOS DEL PENAL VII. PRESTACIONES SOCIALES DE LA CARCEL VIII. EL PRESIDIO EN LA ACTUALIDAD IX. CONCLUSIONES X. BIBLIOGRAFIA Y FUENTES VI. FUNDAMENTOS SOCIOLOGICOS,

2

Violencia Institucional “El Presidio del fin del mundo” Desde un perspectiva histórica, filosófica y social
I. INTRODUCCIÓN:
El propósito de este trabajo es analizar sucintamente la situación de una de las instituciones mas emblemáticas a nivel mundial en materia carcelaria, la cárcel de reincidentes de Ushuaia, su historia, la filosofía criminológica de la época que fundamentaba su arquitectura, y su relación ambivalente con la sociedad, como institución de castigo y como valuarte indispensable para el desarrollo social en la ciudad en construcción. Todo esto enmarcado en su manifestación más latente y significativa, la violencia institucional enmascarada, en las condiciones más inhumanas y crueles jamás conocidas en nuestra historia carcelaria.-

II. HIPOTESIS:
Voy a intentar explicar los distintos fenómenos que atraviesan a esta institución y responder a los siguientes interrogantes ¿Cómo se llega a construir una institución de estas características? ¿Sobre que fundamentos filosóficos y criminológicos se funda? ¿Es posible que una institución eminentemente violenta y cruel, preste un servicio a la sociedad con la cual interactúa mas íntimamente?-

3

Para llevar a cabo esta tarea voy a indagar en las distintas fuentes bibliográficas, tanto históricas y criminológicas a fin de poder ensayar una respuesta a los interrogantes que planteo.-

III. MARCO HISTORICO:
El 30 d noviembre de 1902, 36 reclusos que se encontraban alojados en el penal militar de la Isla de los Estados, fueron trasladados a Ushuaia con el fin de preparar las instalaciones que luego constituirían el Penal de Ushuaia. Es notable mencionar que la colonia penal de la Isla de los Estados (operado en la orbita de la justicia militar y bajo régimen castrense) fue cerrada en virtud de que al ser el ambiente sumamente hostil al hombre, los reclusos se veían imposibilitados de ejercer labores, razón por la cual el mismo se torno “improductivo”.La cárcel de reincidentes de Ushuaia se termino de construir alrededor del año 1920 contando por ese entonces con cuatrocientos metros de frente, cinco pabellones dispuesto en forma radial que contenían 76 celdas cada uno, haciendo un total de 386 celdas de dos metros de ancho por tres metros de profundidad.En un principio la arquitectura del penal estaba pensada para que las celdas fuesen de uso unipersonal, pero esto duró poco tiempo, en su momento el presidio alcanzó a albergar a más de 600 condenados, no sólo por reincidencia, sino por la más variada clase de

4

delincuentes, ya sean estos ocasionales o que cumplían su primera condena.Asimismo en un marco político nacional conflictivo, y con altos márgenes de violencia política muchos disidentes políticos fueron condenados a prisión en Ushuaia, así fue que muchos anarquistas y radicales se encontraron cumpliendo sus condenas en el infame presidio.El penal de Ushuaia, funcionó entre los años 1904 y 1937, cuando fue cerrado por orden del presidente Juan Domingo Perón, fundándose en razones humanitarias.-

Esquema de disposición 1

5

IV. NECESIDAD DE UN PENAL:
Poco podemos decir que no se haya dicho ya en la actualidad, de las necesidades sociales de construir un edificio penitenciario, es por eso, que teniendo en miras el contexto histórico nacional podemos decir que la cárcel de reincidentes de Ushuaia se construyó con el fin de enaltecedor de reclusión y colonización, en contraposición de las posturas que bregaban por la pena de muerte. El contraste entre fines y logros lo muestra la realidad que resultó de esa experiencia, la cárcel terminó por convertirse en un deposito humano, cuyo uso fue indiscriminado y totalmente carente de cualquier sesgo de humanidad o piedad. Terminó por convertirse en una estructura macabra.La superpoblación y la poca seguridad que ofrecían las cárceles del continente de la época fue otra de las razones por las cuales se llegó a la construcción de un penal de estas características, siendo aun en la actualidad el numero de presidiarios que llegó a albergar es un número mas que considerable.Asimismo, otra de las razones esgrimidas para la construcción de este penal fue la colonización de la zona, fin que se logró con creces en ese momento, ya que gran parte de lo que hoy es la ciudad de Ushuaia se construyó en esas épocas. Para dar una dimensión acorde baste mencionar que el penal contaba con mas de 30 posiciones de trabajo, tanto dentro como fuera de las instalaciones del penal, que ocupaban los reos en diferentes disciplinas, tales como:

6

electricidad, panadería, bomberos, imprenta, explotación forestal, etc. No hay que dejar de mencionar que los presos fueron los que construyeron los caminos, las casas, los puentes, los primeros edificios y prestaban cualquier servicio que la naciente localidad necesitaba.-

Presos trabajando en los bosques 1

Presos trabajando en los bosques 2

V. REGIMEN DEL PENAL:

7

En este punto es en donde mas podemos ver reflejado el nivel de violencia institucional desatado dentro de los muros de una prisión, imaginemos por un instante un lugar donde no haya esperanza, donde la lejanía con todo vinculo afectivo y familiar es insoslayable, donde el maltrato es habitual y el castigo, por así decirlo, es la prohibición de trabajar como esclavo.Hay incontables testimonios que datan de la época que reflejan el trato hacia los prisioneros. Las condiciones desde un comienzo fueron inhumanas, las paredes de las celdas chorreaban humedad, la falta de recursos sanitarios para atender a la población carcelaria, y los desmanes cometidos por guardias eran una constante, sin contar que en su momento de mayor apogeo las condiciones de hacinamiento eran de una crueldad de muy difícil comparación.Como si esto fuera poco, la geografía de la zona impedía cualquier intento de controlar estos desmanes por parte de las autoridades centrales, creando las condiciones propicias para un feudo de terror y crueldad.Como relatan los testimonios de la época, una de las principales diversiones de los guardias eran poner a dos presos a competir en carreras de velocidad a lo largo de los pabellones, a fuerza de latigazos y aporreándolos, hasta que no podían resistir mas y caían desvanecidos.Por otro lado, el régimen de trabajo, era claramente esclavizante, la jornada empezaba al alba y terminaba al anochecer. No olvidemos que el clima promedio en verano de la zona es de entre 5 y 14 grados en verano y entre -5 y 3 grados en invierno, con vientos gélidos, nieve, lluvia y granizo durante todo el año.Cabe aclarar que aun así en estas condiciones inhumanas, el mayor castigo se le podía imponer a un presidiario era la reclusión en su celda, privándolos del trabajo. Esto es así dado que las condiciones dentro del penal lograban que los reos, literalmente, se volvieran locos.-

8

Documentos de la época muestran una alta tasa de psicosis, aumento en el comportamiento violento, autoflagelaciones y la mas variada muestra de enfermedades físicas, desde escorbuto, neumonía, reumatismo, hasta hipotermia, gangrenas y toda clase de enfermedades infecciosas.El único intento de observar las condiciones del penal fue el del Diputado Nacional Daniel Ramírez, que visitó el penal en el año 1934, que refirió en su informe que los presos eran tratados todos por igual, que no se hacia la minima clasificación de estos, que convivían el carterista, con el asesino múltiple, el ladrón profesional, con el que había hurtado, y que se daba trato igualitario a los que estaban condenados de por vida y a los que cumplían condenas menores.Da cuenta también en el informe de los malos tratos de los guardias para con los reclusos a los que llama “legión de desesperados”, dado que los castigos van desde la reclusión en la celda, pasando por azotes, hasta bañarlos con agua helada o arrojarlos desnudos a la nieve.Esto dio a lugar a la infame popularidad del penal, tanto entre los presos de todo el país como en el colectivo social, generalmente a la condena de presidio en Ushuaia se la conocía entre los presos como “la peor de las muertes, la muerte en vida”.-

9

VI. FUNDAMENTOS SOCIOLOGICOS, FILOSOFICOS Y CRIMINOLOGICOS DEL PENAL
El fundamento sociológico de la construcción del penal de Ushuaia radica en varias cuestiones, por un lado como ya mencionamos, la necesidad de colonizar un área despoblada y remota, cuyo fin se cumplió, creando lo que fue una colonia penal, ya que este era el centro de todas las actividades de la ciudad, y asimismo, el motor de su desarrollo. Por otro lado, el penal se materializo en las primeras décadas del siglo XX, marcadas por una creciente inmigración extranjera, fuertes manifestaciones de violencia política y laboral y por sobre todas las cosas, la sociedad hacia frente por primera vez a criminales seriales y brutales, que marcaban para la época un singularidad sin par. Todo esto motivó la construcción de nuevas unidades penitenciarias que pudieran albergar al producto de la criminalidad creciente, bajo regimenes estrictos e inhumanos.El fundamento tanto filosófico como criminológico, coinciden en esta época, marcada por el positivismo criminológico y las teorías revolucionarias de la fisonomía del delincuente de Cesare Lombroso, servían de fundamento para las instituciones del control total, pregonadas por Bentham, que luego fueron seguidas y perfeccionadas por otros, tal es el caso de la Cárcel de Ushuaia, que fue construida bajo el modelo de Blouet en su proyecto de prisión celular, respetando los principios del panóptico.Vale como mención especial, que los presidiarios sirvieron como objeto de múltiples estudios criminológicos de la época, algunos aberrantes, como el sufrido por Cayetano Santos Godino, alias “el petiso orejudo”, que bajo los pretextos criminológicos de la época, se creía que la maldad de sus actos provenía de la deformidad en sus orejas, razón por la cual fue sometido a cirugía en dos oportunidades con el fin de cercenarle las mismas. Este y otros casos pintan todo el panorama filosófico de la época y demuestran que no en vano a esta prisión se la llamaba “la muerte en vida”.No hay que dejar de lado que esta forma de institucionalización era una constante en esa época y que al decir de Foucault, el objetivo primario de la prisión, como manifestación de poder, era el control

10

total, la disciplina rígida y la austeridad, para reformar las conductas desviadas. El problema radica, en que esto aporta las condiciones propicias para que se produzcan los excesos que se comentaron.-

VII. PRESTACIONES SOCIALES DE LA CARCEL
La cárcel de Ushuaia prestó una ayuda importantísima a la fundación de la ciudad que la albergó, aportando instalaciones, mano de obra (esclava) y sirviendo como eje social del lugar. La cárcel era el lugar que unía a todos los ciudadanos.Esto es así no solamente por las prestaciones a la comunidad que prestaba el presidio, sino también porque directa o indirectamente en su momento, todos formaban parte de la cárcel, los guardias, el personal administrativo y jerárquico y sus familias constituían la sociedad del lugar.Es por eso que la nave central del presidio sirve a las veces como centro de conferencias, cine, teatro y lugar de reunión, los presidiarios con conocimientos musicales, dan concierto los días domingos, preparan el pan que consumen todos y cortan la leña que calienta todos los hogares, es así como se forma un tejido de interacciones que sólo es separado por los muros o las rayas del uniforme de presidiario.Asimismo al momento del cierre del penal, la población sufrió grandes cambios que no fueron positivos, mucha gente perdió el empleo que les permitía tener una vida cómoda y viviendas dignas, pero luego con la llegada de la marina de guerra el pueblo logro cobrar vida nuevamente.Aquí es donde se dan las principales contradicciones, como es que una institución tan violenta y cruel como esta cárcel, tiene efectos positivos en la sociedad, la respuesta que cabe es una sola, no existen efecto positivos, sino un mero aprovechamiento de las condiciones “intramuros” para la consecución del fin desarrollista y colonizador.-

VIII. EL PRESIDIO EN LA ACTUALIDAD:

11

Luego de la clausura del presidio en 1947, tres años más tarde, ocupa sus instalaciones la marina de guerra, instalando en el predio la Base Naval Ushuaia. Luego de que se terminaron de construir las instalaciones militares, las instalaciones del presidio quedaron abandonadas por largo tiempo hasta que se dispuso su recuperación en 1997 declarándolo (paradójicamente) monumento histórico nacional. Las tareas de recuperación fueron llevadas por la Armada Argentina en colaboración con el Museo del fin del mundo, y hoy en día se encuentran refaccionadas tres de las cinco alas del presidio, de las cuales una constituye el museo marítimo, otra una reconstrucción de las instalaciones de la época, y otra que mantiene las instalaciones originales.Es importante destacar que hoy es uno de los mayores atractivos turísticos de la provincia de Tierra del Fuego.-

PRESIDIO HOY 1

12

PRESIDIO HOY 2

13

IX. CONCLUSIONES:
Luego de este recorrido por el presidio de Ushuaia, su historia y sus repercusiones, podemos contestar a las hipótesis formuladas al comienzo de este trabajo. Respecto de los interrogantes planteados podemos decir que se construyo una institución penal de estas características por el contexto histórico político y social de nuestro país en las primeras décadas del siglo XX, teñido por una tendencia filosófica positivista e importando teorías criminológicas, ya hoy descartadas, como las que mencione oportunamente, lo cual implica decir que no podemos imaginar hoy en día en nuestro país que tales circunstancias se repitan, haciendo la salvedad propia de que nuestro sistema carcelario tiene miles de falencias y esta lejos de cumplir su rol, cualquiera que fuese este.Por otro lado, otra del as razones de peso fue el contexto geopolítico y militar imperante en el momento de la construcción del penal lo que determinó su ubicación (casi fronteriza) y la misión colonizadora que se le asignó supletoriamente.Ahora bien, respecto al último interrogante planteado, resta decir, que la institución penal no aportaba ningún valor a la sociedad como si, tal que si en vez de ser un penal, hubiese sido una institución militar o una unidad productiva fabril, se habrían logrado los mismos fines, tal como la historia lo demuestra, evitando la crueldad y el abandono que implicó para los presidiarios ser los cuasi-fundadores de una ciudad.Es decir que como se mencionó en el apartado correspondiente, el penal no cumplió un fin social, sino que la sociedad se aprovechó de las condiciones de mano obra esclava, para su desarrollo, mal esta planteado el tema desde la perspectiva de la colaboración de los presos, ya que estos no tenían libertad de optar, ya que si no se trabajaba como esclavo, bajo las mas duras condiciones climáticas, con la amenaza del encierro y el latigazo, se imponían las mas crueles e inhumanas penas, ahí mismo, sin proceso, sin juez, sin defensa.-

14

Las imágenes que inserté en este documento, mas allá del valor ilustrativo, tienen como finalidad que el lector pueda ver e imaginar como eran las condiciones en ese momento y lugar. Ya que sólo las palabras a veces no bastan para dar la real dimensión de un lugar en el que aunque uno entre como visitante, le hiela la sangre.-

15

X. BIBLIOGRAFIA Y FUENTES:
 Violencia y Sistema Penal. Roberto Bergalli, Iñaki Rivera Beiras, Gabriel Bombini (compiladores). Editores del Puerto. Buenos Aires. 2008. Cárceles. Revista Latinoamericana de política criminal. Ediciones del instituto. Buenos Aires. 2005. Vigilar y castigar. Michel Foucault. Trad. Aurelio Garzón del Camino Editorial Siglo XXI. 2005. El presidio de Ushuaia. La ergástula del Sud. Informe del Diputado Nacional Manuel Ramírez. 1935. Revista del museo marítimo de Ushuaia.    http://www.museomaritimo.com/ http://www.portalplanetasedna.com.ar/carcel_ushuaia.htm Visita personal al Ex Presidio de Ushuaia. Referencias en el museo del fin del mundo.

16

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->