P. 1
Estudio sobre Jezabel

Estudio sobre Jezabel

|Views: 719|Likes:
Estudio biblico sobre una experiencia con el modelo jezabelico que busca destruir una iglesia.
Estudio biblico sobre una experiencia con el modelo jezabelico que busca destruir una iglesia.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Claudio Enrique Miranda Coronado on Jun 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/05/2013

pdf

text

original

Jezabel

‫איזבל‬
El espiritu que mata a los profetas y roba tu heredad
Por: Claudio Miranda Coronado 1

Al inicio del presente estudio biblico debo confesar que este no nació producto de la necesidad de enseñar sobre el tema a mis hermanos, sino que fue una obligación provocada por una experiencia pastoral que nos sucedió a mi esposa y a mi en la localidad de San José de Maipo, donde ministramos la Palabra del Dios y enseñamos el evangelio del Reino (palabras que pesan mucho en un corazón sensible a los resultados que Dios nos exige). Nunca hasta el verano de 2011, la enseñanza sobre Jezabel había sido mi prioridad; de hecho, en el circulo pastoral donde me cobijo desde hace unos tres años, se me conoce como un principiante en temas que tienen que ver con el Tabenáculo y algo de conocimiento de las parabolas del Señor, en donde el Espiritu Santo me ha dado algo de conocimiento para poder entender un poco de dos de ellas: El Sembrador y el Rico y Lazaro; también algo entiendo de escatología y me atrae mucho el tema del rapto de la iglesia, que lo recibí desde pequeño en la iglesia donde servía a Dios con mi madre, y que hoy en día ha sido rebajado por un sector importante del movimiento apostólico, sobre todo aquel que está profundamente influido por lideres centroamericanos que estudiaron y se perfeccionaron en institutos de Estados Unidos que no creen en el rapto premilenial, por eso que recomiendo a los discipulos de nuestro país, “goglear” a los predicadores extranjeros, y conocer sus biografías y saber QUIENES LOS MINISTRARON Y DONDE ESTUDIARON y de esa forma profundizar en el conocimiento que imparten (y por el que cobran también, al revés de un verdadero maestro que solo debe conformarse con una ofrenda de amor). Digo esto porque mucho del conocimiento que nos a impactado siempre tiene una raiz que nunca está de mas conocer en detalle. Al respecto y en mi corta experiencia como pastor me he llevado tremendas sorpresas leyendo quienes son. Doy como ejemplo a una pastora mexicana, muy conocida a nivel latinoamericano, que se hace llamar “generala de intercesión” (título que no existe en la Biblia) cuyos antecedentes investigados en detalle dan cuenta que mucho de lo que dice y escribe esta tergiversado o es producto de una mente muy fecunda en fantasias. Es como si yo contara que al momento de escribir este estudio, mi PC se ha apagado en dos ocasiones sin haber ni un motivo aparente y este mismo suceso lo adornara con experiencias misticas, en circuntancias que lo mas probable es que el desperfecto se deba a que estoy conectado a un servicio de P2P (intercambio de archivos) y la sobrecarga o un “endiablado” script de esos que instalan los servidores de búsqueda, tropiece con el antivirus y me desconecta el computador. Por eso quiero aclarar que el conocimiento de lo sobrenatural no debe velar nuestra capacidad de examinarlo todo; y digo esto porque estudiar a Jezabel es entrar en un mundo teñido de misticismos que fluyeron de muchas experiencias de pastores y hermanos que hablan del tema como algo intangible. En mi caso y en la ayuda de este mini estudio, estuvo la mirada direccionadora de un profeta joven de la red a la que pertenezco y las angustias de mi esposa que posibilitaron la luz que definitivamente me abrió el camino para entender en algo quien es Jezabel o Iesabel como se podría transliterar su nombre al español (nombre del cual se deriva el español Isabel). Asimismo, debo decir que esta no es la primera vez que me meto en estos caminos; ya antes tuve que lidiar durante meses de estudio con la figura de otra mujer, mas mística que esta pero no menos interesante y que se llama Lilith, que pulula fueremente en el imaginario judío 2

cabalistico, pero que solo sale nombrada una sola vez en la Escritura y es en Isaias 34. Jezabel en cambio, es mas prodiga en darse a conocer; aparece por primera vez en el libro de 1ª de Reyes capitulo 16: 31, cuando se casa con Acab, séptimo en la historia de los reyes de Israel (las 10 tribus que se separaron a la muerte de Salomón y la asunción de su hijo Roboam) hasta 2ª de reyes capitulo 9:37 cuando muere arrojada desde un segundo piso por eunucos leales al rey Jehú. Su proxima aparición será con el mismo nombre en el mensaje que Jesucristo le envía a la iglesia de Tiatira en Apocalipsis capitulo 2: 20, desde donde se entiende que es el mismo Señor quien nos está revelando como doctrina que Jezabel sobrevive como una forma, una enseñanza y una forma de acción al interior de nuestras iglesias; algo que podemos explicar dando como ejemplo a Pedro, que tras decir que Jesús era el Cristo se sintió con el derecho de manipularlo en su camino a Jerusalem ganándose el reto y la etiqueta de ser Satanás; y no es que Pedro fuera Satanás, no, pero estaba actuando como la figura del mismo. Entendemos que eso mismo es entonces lo que nos está diciendo el Señor por medio del mensaje a Tiatira; no es que Jezabel se haya mudado en el tiempo y haya reencarnado cientos de años después en una hermana de esa iglesia, no, lo que debemos entender es que el ejemplo de Jezabel, su conducta y sus obras aparecen promoviendo las mismas acciones en el campo espiritual de la iglesia. Eso fue lo que nos sucedió en nuestro ministerio pastoral, nos vimos enfrentados a una mujer, una hermana que reunía en si actitudes que durante el tiempo que estuvo con nosotros fue configurando acciones que por su resultado nos hicieron comprender que existe una forma de actuar, un espiritu al que podemos etiquetar de Jezabel, o “jezabelico” como gustan muchos pastores de llamar a quienes asumen las actitudes que vamos a detallar a continuación.

Efeso, Esmirna, Pergamo y TIATIRA...
El primer detalle interesante que nos da a conocer la Escritura, es que Jezabel no es nombrada en el primer mensaje de Jesús a las iglesias, sino que en el cuarto mensaje, el que corresponde a la iglesia de Tiatitra. Y el segundo detalle revelador es la forma en que se presenta, Dice: • • • Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. 3

• • •

Luego entendemos que a Efeso el Señor les dice que todas las iglesias están en su mano, a la de Esmirna que tiene el poder de la vida y la muerte, a Pergamo que él tiene el poder de la Palabra (en Pergamo estaba la estatua a Esculapio dios de la salud y simbolo de los farmaceuticos) sin embargo, a Tiatira le dice que “tiene los ojos como llamas de fuego” y a continuación le da a conocer su juicio. La iglesia de Tiatira por definición no era una iglesia apostata, todo lo contrario, era una iglesia de amor agape, de fe, servicio, (diakonia, ministerio) y de aguante y cuyas obras postreras eran mayores que las primeras; es decir, era una iglesia correcta y de ser alabada por el resto, que a nuestros ojos podría ser una gran iglesia que por definición sería una iglesia en crecimiento debido a que sus obras son cada vez mayores y no necesita ser observada con atención; sin embargo, SI tenia que ser objeto de una mirada profunda, pero no cualquier mirada, sino que de una mirada especial, de ahi que Jesús se presente como el que “tiene ojos como llamas de fuego”. Sobre el particular debo decir que esta figura es muy especial y que solo dos hombres han tenido la ocasión de “disfrutarla”; uno fue el profeta Daniel en las riberas del río Ulai (rio Eufrates) en el exilio en Babilonia (Daniel 10) y Juan en la isla de Patmos. Nadie mas vio a Jesucristo en esta dimensión, ni siquiera Pedro en el Monte de la Transfiguración y que tanto lo impactó (Mateo 17:1-13; Marcos 9: 2- 13; Lucas 9:28-36) que al hablar de su naturaleza divina recordaba siempre ese momento tan tremendo ( 2ª de Pedro 1:16-18). Solo verian resplandecer su rostro, pero no vieron sus ojos, sino el relato de Pedro lo diría. En cambio Daniel y Juan si vieron sus ojos y lo que les sucedió después es calcado en ambos casos y determinante para los dos. Dice Daniel 10: 4 - 8 • Y el día veinticuatro del mes primero estaba yo a la orilla del gran río Hidekel. • Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz. • Su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud. • Y sólo yo, Daniel, vi aquella visión, y no la vieron los hombres que estaban conmigo, sino que se apoderó de ellos un gran temor, y huyeron y se escondieron. • Quedé, pues, yo solo, y vi esta gran visión, y no quedó fuerza en mí, antes mi fuerza se cambió en desfallecimiento, y no tuve vigor alguno. Apocalipsis 1:10 • Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, • que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. • Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, • y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, (vestido de una 4

• • • •

ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

Tanto Daniel como Juan SE QUEDAN SIN FUERZAS AL VER LA VISION; y mi modesta opinión es que se debe al ver “sus ojos como llamas de fuego”. No es lo mismo tener una idea del Señor, que verlo en persona y menos aún que él dirija su mirada a nosotros. Si no que lo diga el apostol Pedro que ante una mirada del Señor lloró amargamente (Lucas 21: 61-62). Del mismo modo y para quienes comprenden lo que significa el término hebreo “neshamá”, en el mismo capitulo 10 versiculo 17, Daniel, tras recuperarse de la caída frente al Señor, le dice: “¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? Porque al instante me faltó la fuerza, y no me quedó aliento.”, o sea, el profeta está diciendo que se quedó sin espiritu, sin aliento de vida. Puesto en contexto, la figura de los ojos de fuego a la iglesia de Tiatira, la iglesia donde se había instalado Jezabel, era una clara advertencia a todos, que él lo escudriña todo y sabe todo lo que pasa, aún un espiritu tan destructivo como la mujer de la cual tomó su nombre.

¿Cómo llegamos a conocer al espiritu jezabelico?
Nuestro ministerio está en el Cajón del Maipo, una zona de vegetación, montañas y ríos que invita al paseo y al descanso; es también una zona de mucho misticismo, brujería, chamanismo y que fue declarada capital Ovni mediente un Decreto Municipal del año 2002, adelantándose a la ciudad de La Serena que también buscaba lo mismo por medio de la alcaldesa Adriana Peñafiel. Le ganó el alcalde de San José de Maipo, Miguel Márquez Olivares, quien tiene el triste record de ser quien con el entonces ex-intendente de Santiago, Marcelo Trivelli, llevaron a cabo una ceremona de solsticio en el pueblo de San José, con invocaciones a la madre tierra y la ministración de una chamán. Después de eso el alcalde perdió su matrimonio, sus inversiones, perdió la reelección y hoy está viviendo con su madre después de haber tenido una vida prometedora. O sea, lo perdió todo. Podemos contar todas estas cosas, porque yo arribé al Cajon del Maipo en el año 1995 como reportero gráfico de un medio de comunicación puentealtino llamado “Puente Alto al Dia”, en tiempos que estaba alejado del Señor; de hecho siendo pastor estaba totalmente negado al ministerio y nunca jamás pensé que sería recogido de nuevo. Restaurado en el año 2005, entendí que mi labor pastoral debía tomar curso de nuevo, porque asi me lo hizo sentir el Señor y obviamente eso partió en la comuna donde desarrollo toda mi labor miniempresarial. Pero mas de 15 años alejado del Señor dejó sus secuelas y cambió mi forma de pensar. Comprendí lo que era la gracia del Señor; siendo nacido y criado en la iglesia hasta los 28 años, muchos de los paradigmas cristiano- evangelicos se cayeron dando paso a una mirada 5

mas cálida y objetiva del evangelio del Reino. Comprendí que para llamarnos Dios no se fija en la ropa que vestimos o como somos, sencillamente nos llama. También entendí que la mucha religiosidad imperante en las iglesias denominacionales mata el espiritu y las vuelve almaticas y sectarias, por lo que al reiniciarse mi vida pastoral decidi que eso tenía que cambiar; no podía ser siendo el mismo hermano canuto con pinta de canuto y actitudes de canuto, porque comprendi que eso alejaba a la gente del Señor; ser evangélico confeso a veces es un problema, nos convertimos en un obstáculo para las almas. Tras regresar a la iglesia donde había sido ministrado hasta los 28 años (ahora tengo 49) el Señor me devolvió las fuerzas y comenzamos a trabajar con mi esposa en el ministerio en el Cajón del Maipo. Primero fue una pequeña iglesia en una casa refugio de donde tomamos el nombre “Casa sobre la Roca” , donde comenzamos a acoger a gente diversa, pero mayoritariamente otro tipo de gente; es decir, aquellas personas que nunca irían a una iglesia tradicional, ya sea por los prejuicios de los evangelicos o viceversa (las danzas, las lenguas y el desorden general que caracteriza a los pentecostales). Y aunque yo no tengo problemas con todo eso, fue mejor abrirnos a quienes necesitan con urgencia conocer al Señor, pero no pueden por las dificultades antes señaladas. Fue asi como la primera familia que tuvimos el honor de acoger fue toda una sorpresa; eran gente de clase media, con estudios universitarios y lo mejor, sin pasado evangelico, asi que se les podía discipular sin problemas, obviando por supuesto algunas cosas como los garabatos y el vicio del cigarro, pudimos presentarles a Jesucristo como Señor y Salvador, concepto que entendieron rapidamente, lo mismo que la forma correcta de adorar. Con ellos comenzó a llegar gente del mismo tipo y nos fuimos dando a conocer como la iglesia diferente; en ese mismo tiempo nos enteramos que un empresario de alto nivel de la comuna y reconocido a nivel de todo Santiago, tenía una hija poseída por un demonio; su única hija de 13 años había jugado con la Tabla Huija y las consecuencias estaban siendo terribles y desesperantes para quienes no saben o no comprenden lo que un hijo de Dios sabe por enseñanza; porque nosotros manejamos conceptos que una persona que nunca a oído hablar de Jesucristo no conoce. Fue asi que por medio de la familia que antes nombré, pudimos alcanzar a este empresario, orar por su hija en su casa (la niña ya estaba recibiendo ordenes de atentar en contra de su papá) y ya, Sin embargo, con oración y liberación en la casa de este empresario, el demonio se fue y la chica hoy está sana y estudiando una carrera universitaria; de esa familia pasamos a otra, la de una Mayor de Carabineros en retiro cuya esposa tenía cáncer y nunca tendría hijos. En este caso no vimos milagro, pero si la voz profetica del Señor que dijo que la sanaría y les daría un hijo. Quiero advertir a quien me está leyendo, que explicar todo esto es necesario, sin esta explicación no se podría entender lo que viene después. El hecho es que no solos eramos una iglesia diferente, sino que además comenzamos a llamar la atención de las iglesias locales que comenzaron a observarnos con atención: primero fue la visita de un grupo de hermanas que querían conocimiento y cambios en su iglesia (ojo con ese detalle) y luego la misteriosa llegada de una mujer que nunca supimos quien era, que llegaba a las reuniones de oración los miércoles y se sentaba a mirar; nunca se integró a la iglesia, pero nos dejaba la atmosfera pesada., hasta que le pedimos que se fuera. Cuento esto, porque mi 6

deseo era acoger a cualquiera que entrara a nuestras reuniones, sin estigmatizar a nadie; de hecho, no reparar en algunos detalles importantes me pasaría la cuenta después. Porque detalle fundamental fue aceptar que la gente viniera a nuestras reuniones como quisiera, “porque la ropa no es lo mas importante” les decía (y lo sigo creyendo) y en esa condición les permití comenzar a subirse al altar. Claro, porque la necesidad de discipular me llevó a permitir que algunas cosas irrenunciables del evangelio comenzaran a ser pasadas a llevar. Primero fue la inclusión en las coordinaciones de hermanos y hermanas que aún fumaban (yo lo sabía) y que decían garabatos y lo mas importante para una iglesia, nunca habían diezmado a la obra del Señor, porque a mi personalmente me incomoda mucho tener que insistir en ese mandato; aunque en ese tiempo era un incomodidad provocada por la mala fama que se han hecho quienes ministran por interés al dinero, obviando que es un mandato del Señor. Hasta en eso quería ser diferente y no es que renunciara a la idea del diezmo, sino que sencillamente lo dejaba en las manos del Señor, para que él lo hiciera sentir, a mi me daba vergüenza. Ese fue otro detalle fundamental con lo que vendría después. Pasado un poco mas de un año, el crecimiento rápido que llevabamos se estancó, se nos fueron las familias que con tanto esfuerzo habiamos discipulado y sin perder el reconocimiento de iglesia en crecimiento en una área nueva, nos trasladamos a la capilla del hospital de San José, donde fuimos afortunados en conocer el trabajo hospitalario. Fuimos bendecidos con almas ganadas de entre enfermos terminales (Sida, Tuberculosis, Cirrosis y otras enfermedades mas). Fue mas de 1 año conociendo en terreno otra forma de predicar el evangelio del Reino, que duró hasta el terremoto del 27 de febrero de 2010, sin ganancia de almas para la iglesia (los enfermos volvían a sus comunas) salvo un muy querido discipulo cuya familia era de una iglesia pentecostal, que nos siguió a la siguiente estación en la sede de una junta de vecinos. Al hermano se allegó su hija, una jovencita de 16 años con un precioso don magisterial que se integró al servicio de las coordinaciones igual que su papá (un gran ayudante, pero con un problema no corregido por mi), es decir, padre he hija se involucraron con la obra, con las mismas deficiencias antes señaladas. En la sede se nos agregó la esposa del hermano, que se mueve en lo profético y luego el hijo, un niño de 12 años que toca la guitarra. Todo bien pensé yo, llegó la hora del crecimiento. Sin embargo, todo era el preambulo para el golpe que la iglesia recibiría después, porque mi espiritu comenzó a ser confrontado ante dos actitudes. Primero, nos habíamos convertido en una iglesia casi pentecostal, cambiando nuestros tradicionales servicios de la mañana de los domingo, a la tarde, con predicaciones a la calle. Faltaba el puro carrito con la batería y el megafono. La segunda fue que eramos reconocidos porque al obviar la enseñanza directa de los diezmos, nos ganamos el reconocimiento de iglesia con buena enseñanza escritural, pero sin obligaciones y cualquiera puede venir e esta iglesia y al tiempo tener responsabildades en la obra, porque el pastor pone a todos a coordinar y si tienes habilidades, a predicar. Ese fue mi error y debo reconocer que el camino para entender lo contrario a sido largo. El orden del Señor requiere una disciplina que no debe ser pasada por alto. Como Salomón que levantó el templo, pero obvio mandamientos clave en su propia vida. La ley enseñaba que 7

un rey no debe tener muchas esposas y menos si son extranjeras; Salomón pasó a llevar ambos mandamientos, allanando de alguna forma el camino a lo que vendría después con Jezabel, siete reyes después de él y que casi termina con el ministerio profetico, según veía el profeta Elías. En mi caso, gracias a Dios, no pasé a llevar mis votos matrimoniales, pero aludí una responsabilidad al permitir que el altar fuera ocupado por hermanos que no cumplían sus obligaciones, porque después llegó a la iglesia otra hermana, una mas comprometida con la obra, QUE DIEZMABA, pero que al poco andar me dijo que buscaba un pastor que la entendiera, que estaba dispuesta a ser enseñada, pero que ella solo recibia ordenes del Señor. Claro, una iglesia como la nuestra, donde el pastor enseña que todos somos iguales, que no pone obstáculos para que un hermano se suba al altar, que no exige la obligatoriedad de los diezmos y que es acogedor con todos, da pie a creer que en esa iglesia me puedo desarrollar sin que me pongan frenos. Y eso fue lo que pensó la hermana, que a poco andar comenzó a mostrar un carácter sutilmente dominante, ejercido de ante mano con su esposo (ojo con ese detalle). En primer lugar hizo pareja con la otra hermana y las reuniones comenzaron a ser controladas por la danza profetica. No hubo caso que se les hiciera ver que todo tiene que ser ordenado, que la Escritura enseña que las lenguas DEBEN SER ENTENDIDAS, sino es desorden; que un mensaje debe ser filtrado y no se puede soltar cualquier cosa, en fin, comenzó una suerte de conflicto interno dificil de sobrellevar. En ese mismo tiempo la iglesia comenzó a orar para que el Señor nos diera un lugar definitivo donde congregarnos, porque al salir de la sede de la junta de vecinos, fuimos a parar a la casa de la hermana en cuestión, la última en llegar, donde además comprobamos que su casa era un desorden (otro detalle a tener en cuenta) con hijos que solo le obedecían a ella y no al papá. De las oraciones nada que decir, (cada familia con acuerdo del pastor lo hacía en su casa) el esfuerzo se vio coronado y al mes el Señor nos abrió una puerta en un lugar arrendado, un sitio ideal para levantar un templo a un costo bajísimo. Hicimos el contrato y nos preparamos para los trámites correspondientes (permisos municipales, plano, en fin, todo lo legal). Sin embargo comenzaron a suceder cosas extrañas. Primero fue una de las hermanas que entró en depresión sin causa aparente y luego, actitudes de desagrado por las decisiones pastorales o porque no se oraba en conjunto. De la molestia pasaron a la acción y sin DECIR NADA AL PASTOR comenzaron a reunirse en sus casas. Paralelamente en la casa pastoral se comenzó a vivir un infierno. A diario empezaron unos ataques espirituales al pastor y a la pastora y sin mediar ninguna actitud que los provocara. Luego de alrededor de dos semanas y tras enterarnos de las reuniones en privado, el Señor levanta la voz profetica y el profeta Gustavo me dice que tenga cuidado con las conversaciones prejuiciosas, porque esas dejan sin cobertura al siervo de Dios, además me lee el versiculo 20 del capitulo dos de Apocalipsis, es decir, por pequeño que sea el comentario poniendo en duda la labor del ministro, este será objeto de ataque espiritual. Dice Proverbios 26:18 - 19 Como el que enloquece, y echa llamas Y saetas y muerte, 8

Tal es el hombre que engaña a su amigo, Y dice: Ciertamente lo hice por broma. Y el Salmo 11:2 - 3 Porque he aquí, los malos tienden el arco, Disponen sus saetas sobre la cuerda, Para asaetear en oculto a los rectos de corazón. Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de hacer el justo? Con esos antecentes encaré a los hermanos y le pregunté el porqué se estaba poniendo en duda la labor pastoral. No hubo respuesta y todo fue negado; es mas, se argumentó que se estaba haciendo lo mejor por la obra del Señor, porque se estaba pidiendo por materiales para levantar el templo, en circunstancias que uno de los hermanos ya me había contado que en medio de las oraciones se ponía en tela de juicio la labor pastoral. Esa misma semana se fue una de las familias y en el dolor de la salida, el Señor me recordó los dichos del profeta y por primera vez apareció el concepto de Jezabel en todo esto. Asimismo, ese mismo día domingo el en el dolor de una oración, el Señor le habla a mi esposa e identifica a la hermana; era quien menos pensabamos. Movido por el Señor y dándome cuenta que algo serio está pasando, bajé unos estudios sobre el tema y me dispuse a enseñarlo en el discipulado de la semana; con un familia menos, el servicio se redujo a mi familia y la única hermana que me quedaba, que ya había sido identificada por el Espiritu Santo. Acusando el golpe, la hermana se fue a la semana siguiente y en la meditación de todo lo que había hecho hasta el momento, recordé cómo todo el tiempo estaba manejando las reuniones; no solo era por medio de la danza, sino que además había empezado a corregir mi forma de predicar y a ministrar falsa profecía; eso sin nombrar los comentarios en las reuniones particulares que tenía en las casas. Con estos antecedentes, cualquiera podría pensar: “Qué pastor mas ingenuo, cómo no se daba cuenta”; bueno, no tengo nada que alegar en mi defensa, solo decir que mi amor por el Señor es tan grande, que pensé en hacer lo mejor por la obra, sin percatarme que el Espiritu Santo siempre me estuvo advirtiendo de todo, incluso cuando nos advierte después que todo a pasado; era una suerte de lección al ego pastoral, que no inhibe el conocimiento como enseñador, pero que nos enseña a ser pastor, y que nos hace comprender por esta vía que hay cosas que Dios no transa, aunque la lección duela. En efecto, el arribo de Jezabel a Israel viene precedido de una serie de acontecimientos previos, de la misma forma que el espiritu de Jezabel no aparece en la iglesia de Efeso, ni en Esmirna, ni Pergamo, sino que en la iglesia de Tiatira, que es la cuarta en el orden dispensacional (eso es para los que creen y lo entienden asi). No en Efeso, porque la iglesia de Efeso (el periodo apostólico) la mirada estaba muy clara y podían discernirlo todo, tampoco es en la iglesia de Esmirna (la iglesia de las persecuciones después del año 100) por lo mismo, porque en el dolor la iglesia se fortalece; tampoco es en Pergamo, porque si bien esta iglesia es la que vino después de las persecuciones del Imperio Romano, supo conservar a hombres que eran capaces de guardarse en santidad, incluso “donde mora Satanás”. 9

Sin embargo, el siguiente periodo de la iglesia, la de Tiatira, representa la unión de la iglesia con el Estado y el nacimiento de los Papas y todo promovido por Jezabel, pues este espiritu es acusado de enseñar y seducir a los siervos del Señor a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. El espiritu de Jezabel es el triunfo y el control de Satanás sobre una iglesia, a la busca destruirla (Elías y los profetas) o gobernarla, (la iglesia Catolico Romana) que controló sin contrapesos hasta la siguiente dispensación que fue la iglesia de Sardis o la iglesia de la Reforma Protestante, donde una obra imperfecta y sin vida en el espiritu, logra levantarse y comenzar a salvar almas.

A continuación la voz de Dios...
Lo que vino después fue dramático, pero sanador; porque sin iglesia fisica donde hacer los servicios, nos fuimos al terreno que arrendabamos para motivarnos y empezar de nuevo con unos pallets de madera de pulpito y asientos al aire libre. Entusiasmados y convenciendonos de qué igual podríamos salir adelante y levantar la obra, el golpe de gracia vino unos días después que me entregaron el plano de la futura iglesia; un templo de madera precioso, con todo lo indispensable para que la congregación esté cómoda; pequeño pero ad-oc a las circunstancias, de 48 metros cuadrados y con muchas facilidades para financiarlo. Con todos los permisos casi listos, fui donde el propietario del terreno, le entregué el plano para que lo visara y lo firmara (hasta ese momento todo era perfecto y nada hacia presagiar lo que venía). Sin embargo, tres días después cuando me citó para conversar y con una sensación de mucha angustia en mi corazón, porque algo presentía, me dio la noticia final; se deshacía el contrato y quería el terreno de vuelta, porque según él nosotros habiamos fallado, la casa a levantar era demasiado buena, casi definitiva. De nada valió mi palabra, que la casa se desmontaba en dos días, que no eramos sinverguenzas, que somos hijos de Dios, en fin, todo aquello que un pastor esgrime cuando quiere salvar una situación. Fue la gota que rebalsó el vaso y ahora era tiempo de reflexionar nuestro futuro, porque lo primero que hace un pastor ante tamaño descalabro es cuestionarse, meditar en los errores y muchas veces culparse del fracaso, porque sin fracaso no habrá un trinfo memorable después. Solo pasaron unos días, y en el silencio de mi estudio donde leo la Escritura y medito cada mensaje, donde su Presencia me ha visitado en muchas ocasiones, donde mis pensamientos se aclaran, comencé a sentir en mi espiritu el silbo suave de su voz en medio de este terremoto. Era el Señor que me quería traer entendimiento en medio de tanto desconcierto. Primero fue un reproche amoroso pero firme; esto no detonó aquí, me dijo, fue la culminación de varios años de intentar hacer las cosas a tu manera. No se puede subir nadie al altar que no cumple con las obligaciones de sujeción; es decir y en primer lugar sus diezmos, que son la señal de la sujeción de sus finanzas; el Señor me hizo entender en esta área, que el diezmo es la primera señal que da un hermano que a entendido que el Reino es una responsabilidad, no importa lo que diga la gente. Segundo, sujeción a sus pastores; un hermano que ama la obra del Señor, no pela a los siervos, todo lo contrario, la Biblia dice: “El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye” (Galatas 6:6); 10

Tercero, hijos totalmente sujetos al padre de familia, esa es una excelente forma de conocer quien es el sacerdote de la casa Y cuarto una boca consagrada a Dios. La Bibia dice: “nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo”. (1ª Corintios 12:3) Si bien es cierto debo reconocer que todas estas cosas estaban y han estado siempre en la enseñanza, fue su aplicación lo que me dio problemas, ser flexible con el fin de atraer almas fue mi error. La enseñanza del apostol Pablo es: “Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente.” (Romanos 14:5) y yo estaba convencido, pero por una gracias mal entendida, no la aplicaba como corresponde. Fue lo primero que le enseñé a mis hermanos (mi familia en este caso y una familia con que el Señor nos bendijo para comenzar el discipulado) ahora se que hay cosas con las que el Señor no transa.

La caída de Israel
El piso sobre el cual se paró Jezabel en Israel, comenzó a preparse muchos años antes con un rey sabio pero que no admitía el ministerio profetico, porque que yo sepa, las Escrituras no dicen nada de profetas en la vida de Salomón; de hecho, es el Señor el que lo reconviene sobre la idolatría, pecado abominable, pues “...siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas.” . Años después Acab, el marido de Jezabel elevaría culto a Astoreth a la calidad de divinidad oficial de Israel. Por lo cual el Señor le dice a Salomón que dividirá su reino en días se su hijo Roboam, que se quedará con dos tribus (Judá y Benjamín) en tanto otro rey tomará el mando de las otras diez y será el que definitivamente pasará a llevar todos los mandamientos del Señor al levantar un ministerio sacerdotal que no provenía de la tribu de Levi ( para ser sacerdote se debía ser solo de esa tribu); luego cambió las fechas de las fiestas solemnes y lo mas abominable, asustado que las diez tribus siguieran a Roboam a adorar a Jerusalem (donde estaba el Templo construido por Salomón) mandó fabricar dos becerros y puso uno en la tribu mas lejana que era Dan y el otro en Betel, lugar simbólico por varios motivos: Fue donde Abraham construyó el primer altar (Genesis 12:8) Allí Jacob vio la escalera que subía al cielo (Genesis 28:18) El profeta Samuel juzgaba en Betel (1ª Samuel 7:16) Y en tiempos de Acab, el marido de Jezabel, se levantó Hiel, nacido en Betel, quien trató de reedificar Jericó, la ciudad que había sido maldecida por Josué (1ª Reyes 16: 34) Asimismo, esta ciudad se convirtió en vergüenza para el Señor tal como dice el profeta Jeremías “Y se avergonzará Moab de Quemos, como la casa de Israel se avergonzó de Bet-el, su confianza.” (Jeremías 48:13) De ahi en adelante, de cada sucesor de Jeroboam que transgredió los mandamientos del Señor se dirá: “y anduvo en el camino de Jeroboam, y en su pecado con que hizo pecar a Israel.” pecado que finalmente sentenció a las diez tribus a la desaparición absorbida por el imperio asirio.

11

Cada una de nuestras acciones tendrá como consecuencia otra; es una ley divina no dejar cabos sueltos. Si Jezabel llegó a existir, es porque el pueblo de Israel no cumplió los mandamientos dados por Dios. Falló la tribu de Aser porque “Tampoco (…) arrojó a los que habitaban en Aco, ni a los que habitaban en Sidón, en Ahlab, en Aczib, en Helba, en Afec y en Rehob.” (Jueces 1:31) Asimismo, la inmoralidad sexual de Sidón, de donde es originaria Jezabel, denunciada en el mensaje a la iglesia de Tiatira, se debe a que Sidón es descendiente de Canaan, el hijo maldecido por Noé “y espina desgarradora” a la casa de Israel (Ezequiel 28:24). Si Jezabel llegó a sentarse en el trono de Israel, fue porque existió un camino; el camino de Jeroboam, un rey que quiso cambiar el orden sacerdotal, exponiendo al pueblo de Dios a la idolatría; del mismo modo, la Iglesia del Señor está expuesta hoy al imperio idolatrico de Jezabel, que al llegar a puestos de autoridad, pone su sello matando a los profetas y a quienes tienen heredades en el Reino. Eso hizo Jezabel con los profetas de Jehova y con Nabot al quitarle su viña para que su marido agrandara los jardines reales. Eso mismo tratará de hacer Jezabel con la iglesia, matar la profecía y robar la heredad y luego instalar la idolatría. Por ese motivo tuvo que huir Elías, situación que llevó a Eliseo a pedir LA DOBLE PORCIÓN del espiritu de su padre espiritual., porque solo nos podemos enfrentar a ella con el doble de la unción. Este estudio entonces, tiene como finalidad advertir amis consiervos y hermanos en Cristo, que no podemos cambiar lo establecido por Dios; y para que usted me entienda, no estoy hablando de las formas (la ropa y esas cosas que tanto gustan a los hermanos pentecostales) estoy hablando de nuestras responsabildidades en el mantenimiento del Reino, de la santidad de nuestras acciones para de esa forma poder ministrar a otros; de nuestra vida diaria y del respeto y la obediencia de los hijos y la sujeción de la esposa, que es nuestra “ayuda idonea” no nuestra sierva o empleada. Debemos cerrar la puerta a este espiritu, no podemos “dejarlo ser”, porque esa es la explicación mas correcta de “tolerar”. Si Jezabel se instala para matar a los profetas y robar la heredad, es porque nosotros se lo permitimos. Que Dios les bendiga. Junio 2011

12

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->