Está en la página 1de 6

REPUBLICA BOLIVARINA DE VENEZUELA

MINISTERIO PARA LA EDUCACION SUPERIOR

ALDEA UNIVERSITARIA “CIUDAD ANGOSTURA”

CIUDAD BOLIVAR- ESTADO BOLIVAR

PNF SISTEMA E INFORMATICA

ENSAYO DEL DERECHO DE AUTOR 351

Facilitador(a): Ingrid Manaure

Actor:

Eric Flores

CIUDAD BOLIVAR; ENERO 2.011


¿Qué es el derecho de autor, que abarca y se han hechos cambios en
Venezuela con relación al derecho de autor?

El Derecho de autor

Para empezar el derecho de autor según la Decisión 351:


“Es la persona cuyo nombre, seudónimo u otro signo que la identifique,
aparece indicado en la obra- Tiene el derecho de conservar la obra inédita o
divulgarla, reivindicar la paternidad de la obra en cualquier momento y
oponerse a toda deformación, mutilación o modificación que atente contra el
decoro de la obra o la reputación del autor (derecho moral). Tiene también
derecho exclusivo de realizar, autorizar y prohibir la reproducción,
comercialización, traducción, arreglo u otra transformación de su producción
(derecho patrimonial).”

¿Qué abarca el derecho de autor?

Abarca: obras literarias como novelas, poemas, obras de teatro, documentos


de referencia, periódicos y programas informáticos; bases de datos;
películas, composiciones musicales y coreografías; obras artísticas como
pinturas, dibujos, fotografías y escultura; obras arquitectónicas; publicidad,
mapas y dibujos técnicos.

Régimen Común Andino sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos

Este régimen fue, aprobado el 17 de diciembre de 1993 por medio de la


Decisión 351 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, reconoce una
adecuada y efectiva protección a los autores y demás titulares de derechos,
sobre las obras de ingenio, en el campo literario, artístico o científico,
cualquiera que sea el género o forma de expresión y sin importar el mérito
literario o artístico ni su destino.

Es importante saber que la protección de los derechos reconocidos de autor


dura 50 años después de la muerte de la persona en caso de ser una
persona jurídica, el plazo no será inferior a los 50 años contados a partir de
la realización de la divulgación o publicación de la obra.
Los Derechos Conexos.

Se puede decir que son los derechos de las personas que participan en la
difusión mas no en la creación de obras literarias y artísticas; éstos también
han sido reconocidos y son objeto de protección en la Decisión 351, por un
período no menor de cincuenta años.

Estos derechos conexos han ido desarrollándose en torno a las obras


protegidas por el derecho de autor y conceden derechos similares, aunque a
menudo más limitados y de más corta duración, a:

• los artistas intérpretes o ejecutantes (tales como los actores y los


músicos) respecto de sus interpretaciones o ejecuciones;
• los productores de grabaciones sonoras (por ejemplo, las grabaciones
en casetes y discos compactos) respecto de sus grabaciones;
• los organismos de radiodifusión respecto de sus programas de radio y
de televisión.

Otra reforma tiene que ver la titularidad de los derechos de explotación sobre
las obras creadas bajo relación laboral o por encargo. En los casos se
resguardan los intereses patrimoniales del autor, el empleador puede
beneficiarse de la explotación de creación para la cual contrató y remuneró
al creador. Se reconoce así la titularidad originaria del derecho al autor
empleado o contratado, pero se otorga una presunción de cesión de los
derechos patrimoniales en favor del empleador o de quien ha contratado la
obra, según los casos, salvo pacto expreso en contrario.

En caso de infracción de cualquiera de los derechos reconocidos, la


autoridad nacional competente está facultada para ordenar el cese inmediato
de la actividad ilícita; la incautación, el embargo, decomiso o secuestro
preventivo de los ejemplares producidos con infracción o de los aparatos o
medios utilizados para la comisión del ilícito.

¿Cuáles son los Derechos Conexos al Derecho de Autor?

Los aspectos ampliados por la Decisión 351 fueron los relacionados a la


regulación de programas de computación, bases de datos y las Sociedades
de Gestión Colectiva.
La Decisión 351 determina en qué consisten las limitaciones y excepciones
de los derechos exclusivos de reproducción. Los programas de computación
son regulados igual a las obras literarias; y las bases de datos deben
contener Derecho de Autor, siempre y cuando sean una creación intelectual.
Siguen siendo consideradas obras de ingenio por la selección de las
materias; constituyen creaciones personales.

Así mismo, regula ampliamente a las Sociedades de Gestión Colectiva,


indica los requisitos para su constitución y establece las sanciones para las
Sociedades de Gestión Colectivas que incumplan con los requisitos,
incluidas: la amonestación, multa, suspensión y las que establezcan las
legislaciones internas de los países miembros.

Las tecnologías modernas en la Ley

El régimen legal venezolano toma en cuenta nuevas formas creativas y


novedosas modalidades que han surgido. Los programas de computación,
las bases de datos, las transmisiones por satélite y la televisión por cable,
entre otras, son algunas de las innovaciones tecnológicas a las que la ley
dedica secciones específicas.

Los programas de computación.

Con la decisión 351 se protegen los programas de computación y las bases


de datos. Refiriéndose a programa de computación por la expresión en
cualquier modo, lenguaje notación o código de un conjunto de instrucciones
cuyo fin es que el computador lleve a cabo una función determinada.

Su incorporación se debe a que universalmente los programas de


computación son considerados como obras escritas, ya que el programa de
computación, a partir del código-objeto y en la documentación técnica y
manuales de uso, se expresa por escrito, y así aparece expresamente
sugerido en el Proyecto de Disposiciones Tipo para Leyes en Materia de
Derecho de Autor de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual
(OMPI).

Las obras audiovisuales y las obras radiofónicas.


Se sustituye la denominación “obras cinematográficas” por la expresión
“obra audiovisual” en la ley de derecho de autor en consecuencia, quedan
comprendidas como obras audiovisuales, no solamente las cinematográficas
en el sentido tradicional, sino también las expresadas en medios análogos,
como las telenovelas, los videos musicales o las obras consistentes en
juegos de diapositivas acompañadas de sonido.

Las obras radiofónicas son creaciones dirigidas específicamente a ser


transmitidas por radio o televisión, se les aplicarán las disposiciones relativas
a obras audiovisuales.

De los límites a los derechos de explotación

Universalmente el derecho de explotación del autor es ilimitado, por su


derecho exclusivo de explotar su obra en la forma que le plazca y puede
sacar de ella beneficio, salvo excepción legal. Toda forma de utilización de la
obra pertenece a su creador, o al titular del respectivo derecho.

En consecuencia, a menos que una norma expresa indique lo contrario, es


ilícita la comunicación, reproducción o distribución total o parcial de una obra
sin el consentimiento del autor, o sus causahabientes o derechohabientes.

La Ley, sin embargo, dispone algunas excepciones para las llamadas


"comunicaciones lícitas”, entre las que destacan:

Las verificaciones en el ámbito doméstico, científicos y didácticos, siempre


que no exista un interés lucrativo.

Con relación a las reproducciones licitas; el avance tecnológico, la aparición


de nuevos géneros creativos han estimulado la duplicación y nuevas
modalidades de reproducción no autorizada de obras protegidas. Entre
otras, se permite:

La reproducción de una sola copia del programa de computación con fines


de resguardo o seguridad (back up).

La reproducción individual de una obra por bibliotecas o archivos, cuando


ésta se encuentre en su colección permanente, para preservar la obra.
La copia de las obras de arte efectuada para su estudio. La reproducción de
una obra para actuaciones judiciales o administrativas, en la medida
justificada por el fin que se persiga.

Para finalizar la normativa interna venezolana se amplía incluyendo en su


decisión 351 las tecnologías modernas, protegiendo así el derecho de autor
sin dejar lugar a dudas para su aplicación y sanción en caso de ser
necesario.