Está en la página 1de 4

cyv?i II m .

202.

" » v&cuei

(909)

2&

ce €>ehcniutc

'Se 183-*?.

GACETA OFICIAL.

 

ARTICULO

D E OFICIO.

 

todos

los gefes , oficiales

y

soldados

d e todas

armas

se han

 

S.

M . continúa

sin novedad

e n

su importante

salud.

 

conducido dignamente ¡ la infantería bi hecho prodigios do

valor : la caballería

ha

rivalizado

con su

heroísmo

en repetí

   

el Serenísimo

Señor

<las

y gloriosas

cargas.

l\li escolta

conducida

de mi urden

á

Don

De

igual

beneficio

(li.<friita

Infante

SEBASTIAN GABRIEL á la cabeza del Ejército.

 

la carga por el Teniente general conde d e la Madrira , mi

Ayudante

general,

ha probado

se r digno

de la confianza que.

 

ha

merecido.

Soldados:

un

vasto

campo

se presenta

donde

   

recejar

nuevos laureles.

Volemos::: Vuestro General

os acom

 

Las

últimas

noticias

que se han recibido

 

de Salzburgo

ase-

 

paña : conduzcamos á nuestro Soberano al Solio d e su s ma -

guran,

que continuaban

en aquella

Ciudad

sin la menor

novedad

yores.

Soldados : viva

CARLOS

V. Cuartel

general

de. Her-

en

su importante

salud

S. A.

R. el Serenísimo

Señor

PRINCIPE

rera

d e

los Navarros 36 d e Agosto d e 1837-—Vuestro

Capitán

DE

ASTURIAS ,

los Serenísimos

Señores

Infantes

Don JUAN

General en Gcfc.—INFANTE DON SEBASTIAN.

 

CARLOS

y

Don

FERNANDO

MARÍA ,

SU Augusta

Tía

la

Sere-

nísima

Señora

Infanta

Doña MARÍA TERESA, y la

Serenísima

Señora

Infanta

Doña

MARÍA

AMALIA.

 

PARTE

N O OFICIAL.

 

Noticias

extranjeras.

INGLATERRA.

 

Hemos

recibido,

aunque

con

el

retraso

que

se deja

ver, la

 

Se

le e

en

el

Morning

Post

lo

qu e sigue. — Al mis-

 

siguiente

alocución

de

S.

A.

R.

,

después

de la batalla

de

mo

tiempo

qu e hemos

recibido

la

noticia

dej a

destruc-

la

Herrera.

 

ción

d e la división d e Rurens

no s ha n llegado

los detalles

 

circunstanciados

de l motin y d e lo s asesinatos d e Pamplona; y

SOLDADOS. Ufano el enemigo co n algunas pretendidas

vemos

qu e los liberales

son los

únicos autores d e todos estos

Ventajas debidas únicamente al conocimiento qu e tenia d e

excesos , qu e una gran

parte

d e

la tropa

los detesta ,

 

po r lo

nuestra absoluta falta d e municiones , se presentó ayer á vues-

que

se ha aumentado

considerablemente

la

deserción

á

lo s

tro frente. L e visteis , y llenos d e aquel ardor propio d e los

carlistas.

Ta l será

siempre

e l resultado

d e

las revoluciones

valientes , volasteis

de

vuestro

General

á su encuentro.

Grande

al descubrir en vuestro

fue la satisfacción

denuedo

un

nue -

militares

qu e ocurran

en cualquiera

pre

qu e la porción

no corrompida

parte

de l ejército

d e España.

pueda

 

Siem-

comu -

vo

dia

d e

gloria

á

las armas

de l lejítimo

Sucesor d e San

nicar

con las divisiones

realistas,

abandonará á unos

hombres

Fernando.

 

que.

envilecen

el nombre español

po r medio d e motines y to -

 

El enemigo comenzó su ataque contra nuestra derecha,

do género de crímenes. No s complacemos d e qu e se

mani-

de donde fue repelido

po r los acertados tiros d e la artillería

fiesten

estos excesos,

porque ellos dispondrá! el ánimo

d e

los

y un a brillante carga d e caballería , en qu e muchos prisione-

adictos d e Don Carlos á lomar un partido decidido, huyendo

ros cayeron

en nuestro poder; preludio cierto déla victoria: su s

de

la contaminación

de l campo

cristino.

Nuestros contempo-

fuerzas atacaron entonces nuestro centro ; y allí también se

ráneos

liberales se imaginan que

los tumultos militares son un a

estrellaron. U n solo esfuerzo les quedaba , acometer

nuestra

indicación

d e que

prevalece

el espíritu

democrático

,

y qu

e

izquierda , como

lo hicieron

con ánimo d e envolverla.

Crítico

habrá

d e establecerse

en España

un gobierno constitucional

era el momento ; era el que

debía decidir la victoria:::: Lo vé

bajo un a ú otra forma. Comparan la revolución española co n

vuestro General, y vuela aquella parte como la ma s intere-

la francesa , y están deseosos d e probar que unos mismos ex-

sante. La victoria se decide. En vano los enemigos quieren

cesos producirán

los mismos resultados. Pero n o

reflexionan

defenderse formando dos batallones en cuadro sostenidos pe r

que no hay anología

alguna

en

ambos

casos ,

y que

los ase-

caballería: son deshechos

sus cuadros, dos mil quinientos cua-

sinatos

y trastornos

d e la época

presente

son

síntomas

d e la

s u

renta

y tres prisioneros , d e ellos cuatrocientos y dos

heridos,

decadencia y muerte d e la revolución, y d e ningún modo

d e

quedan en el campo d e batalla en nuestro poder. Cerca d e

regeneración hajo una forma permanente. La canalla , la he e

cinco

mil fusiles

, su artillería

, gran

número

d e caballos

,

in -

de

la sociedad

e s

la única

perpetradora

d e tamaños horrores,

mensa

cantidad

d e municiones y pertrechos y

su brigada,

y es preciso qu e resulte

la reunión

d e todas

las clases con el

son

testigos

elocuentes

d e vuestro

arrojo, y solo

algunos

res-

objeto d e clamar po r Don Carlos, como el único medio d e

tos

miserables ,

prevalidos

d e la

oscuridad

d e

la

noche

, se

restaurar

la tranquilidad

y someter

á

esta cuadrilla d e saltea-

salvan para

sembrar

el terror entre su s partidarios,

v anunciar

dores

y

asesinos.

la

superioridad

d e nuestras

armas.

Ta n brillante jomarla

n o

 

ha

podido

menos

d e costar

la sangre

d e algunos

valientes,

 

que murieron, ó fueron

heridos gloriosamente

por la mas justa

de las causas. Testigo el REY N . S. d e vuestro valor y es-

Si el público ingles ignora algunos

á

lo menos

sabe

los suficientes

sucesos d e la convencerse

Península,

d e

qu e lo s

inevitable.

fuerzo,

m e manda

os d é las gracias

e n

su Real

nombre. Y o

erisíiuos

caminan

mismo

para apresuradamente á su ruina

se considera

como

extinguido

Des-

cumplo

este

precepto

con la satisfacción

d e

que

lo merecéis.

de

ahora

e l

ministerio

Os

las do y también

co n la confianza

d e qu e la munificencia

que derribii ¿i Mendizabal , y se ha tenido un a reunión d e

Soberana

sabrá

recompensaros.

Lo s dignos

Generales , mis

diputados á

instigación

sin duda

d e este

desesperado aventu-

Ayudantes

d e campo

, el

General

gefe

d e

E

M . G. y

su dis-

rero, en

la

qu e se ha resuelto

privar á la reina Cristina

 

d e

la

tinguido

Cuerpo,

los

Comandantes

-generales

d e

división y

 

ia , y perseguir como

traidores á Espartero y sus partida-

       

rios. E n suma , d e todas partes vienen Bnüfiiu.íatales á la causa

(910)

de la revolución: y C9 mas que probable que todos los que tienen algún juicio clamen por su lejílimn Mo

dio

de

restaurar

la tranquilidad

de

la

Nación. Pueden ¡preva-

 

lece r por

un

momento

los

partidarios

de

la

anarquía

,

i

j a

no

hav

bienes que

 

embargar , haciendas que confís' ar ni

 

otros

muchos

alicientes

que

pudieran

excitar la

insaciable

 

co-

dicia

(le

la

revoló, ion

 

, y

pi>r tinto

podemos

concluir

que

su

ascendiente durará poco tiempo.

 

(Id.)

—Merec e

particula r menció n un a carta

insert a

e n e l

causa

Dici

Constitucio-

 

nal

, un o d e lo» mayore s enemigo s

d e

la

carlista.

cart a

:

''lia n

sido

tales

y

 

Últimos

cuatr o

años,

conseguid o

,

qu e

si

y

la s calamidade s ta n desdichad a

temier a

e l

sufrimientos d e la libertad

qu e

s e

resentimient o

d e la s

lia

so

-

ciedade s

secreta s

n o s e revolucionarias,

la mayoría

de l pucb H

d e

Ma -

dri d

s e

declararí a

decididament e

po r Do n Cirios. "

 

(Id.)

 
 

El

Heraldinserta

 

la .siguiente

carta d e Madrid .

E l

ministí-

rio Bard.iji

u.o uued e

,durar Auuchu

Ueiiqio ,

.poj'quc

DO *aJas-

a

ningún

pariólo

,

y

po r la oposición

sistemátic a

qu e s e

face h a n

propuest o hacerl e c e

 

lo . ¿i < 1 i • • - r < • 111 • • s

al

 

lítllflttn

billete ; y e n s u consecuenci a

ha n levantado

va su * batería s

. en -

tra

un o

ilc lo s mfetrrbroi

rterl

present e

gobierno-,

el

Sr.

ri o

l'it.i

, a

quien acusan de haber ¡dirigido varo.- artícatoir ¡m-

 

i>olíanles de la constitución. En ocasión anterior os informé

de que se iialn.i presentado en la cámara una petición contra

 

ministro ,

\

que la comisión habia dado un informe poco

favorable acerca de su conducta. Esta mayoría facciosa lia

presentado esta petici que ba solo reelegido

-nutra

Pita

aá terrorem ,

y abora

, bl ministerio contra

para

el «leseo de

ellos,

no dejaran

piedra

por

mover

parí

derribarle.

FRANCIA . — París.

En la Caceta de Francia se lee:—I.os diarios de Londre s

recibidos

por

extraordinario

dicen ,

que

el

dia

-28 de

Agosto

no

se

habia

rarificado

el alumbramivnio

 

de

la

Ueiea da

Por-

tugal

,

anunciado

equivocadamente

per

los

periódicos

del

dia

24.

En

Lisboa

se

carecía

de

noticias positivas

 

de los ejércitos,

y

corria

la

voz

de que Saldanha habia

obtenido una

gran vic -

toria

sobre

los constitucionales

en

Rio-Grande ,

ocupándoles

Jo s

piezas

de

artillería,

y

que

 

por

consecuencia

de esto era

muy

nada

considerable

se

sabía

la

deserción del ejército constitucional; pero

certeza.

En

el caso

que

los carlistas se

aproximasen

á

con la Capital, no

se

cree

que

la guardia

nacional

la

defienda

con

tesón ; el duque de Tereeira

estaba en Torres-

Vedras, recibiendo diariamente los nuevos refuerzos que le pro-

porciona

la deserción de las lilas enemigas.

 

— Espartero

ba

dirigido al Español

una

carta

 

interminable

y

fastidiosa

,

para

responder

á

los

repelidos

ataques

dirigidos

contra él, y contra los oficiales de su ejército por el general Seoa-

nc: nos abstenemos de copiarla, porque no es mas que

un

pane -

gírico

en

su

favor,

y un cúmulo de invectivas contra sus

enemigos.

El grandísimo Juan ,

que laminen

lia visto en

la car-

ta

del

Condt

de

l.uehana

alusiones indirectas

 

contra

su

con-

ducta

política ,

ba creída

que

debía

contestar,

como en efec-

to

lo

ba hecho:

su

carta

se

reduce

á una

censura

 

violenta de

la

conducta

del

general

en

gefe , elogiando

al mismo

tiempo

de

un

modo

exaltado

la suya ¡ y concluye el antiguo minis-

tr o

de

hacienda

diciendo :

que

está

dispuesto

á

dar

al g. ñe-

ra!

Espartero

todas

las explicaciones

que

quiera

 

relativas á

este asunto.

 

La

división

 

Portuguesa del barón

Das-Antas se Ira insurrec-

cionado

y

dispersado

toda :

se

supone

que la

mayor parte de

«lia se ha reunido a Saldanha.

¡ Cutid. J

 
 

Bayona.

 
 

El

Faro

refiriéndose

"a

la

 

Gaceta

de

Estado

 

de

Pnisia

inserta

una

carta escrita

en

Varsovia, relativa

á

los medios cu -

rativos

contra

el colera-morbo

.

la

cual

dice

asi:—Ayer

luve

n-ottei»

de

que el cólera

se

babia

manifestado

en

Berlín :

v

si

esto

es>

cierto ,

no puedo

diferir

el

comunicar

 

á

V

algu-

nas

noticias

importantes

sobre

esta

enfermedad

:

porque

la

publicación

de

un

tratado

sobre

este, objeto

 

tardará

todavía

algunas

semanas,

y

no

quiero

que el público

deje

de

apro-

vecharse

de

mis observaciones. Estoy

convencido

que

el có-

lera

no

es

una

enfermedad

peligrosa, sino

de fácil

curación:

cuando

se

acude oportunamente, los remedios

litas simples to-

rnados á tiempo la disipan. Comienza por una diarrea que

dura

desde

seis horas

basta

cuatro

(has

,

y" pasado este

líeru-

desenvuelve el mal con toda su gravedad; algunas ve-

ce s

acompañan

al

síntoma,

expresado ,

suciedad

en la lengua,

míuseas

y

eructaciones.

Acostado érenle.roto

luego que sien-

ta

la

diarrea ,

debe

tomaT iinn abundante cantidad de té de

arbusto ,

y

conservar

la

traspiración

 

por

espacio

de cuatro á

 

horas;

teniendo

cuidado

de

no

destaparse ,

 

aunque

ten -

ga

que

satisfacer cualquiera

necesidad. Cuando la diarrea

vie -

ii"

achampanada

de

los

mencionados

accidentes

 

gástricos ,

al

eocimieiilo de té debe pi eceder un voinilivo, no (le tártaro emé -

tico ,

porque

es

perjudicial

 

en

esta

enferasedad*,

auno

reduci-

do

á media

dracma

de

ipecacuana.

Si

la

diarrea está

conipli-

eada con dolores de vientre , se toma una porción de yer-

bas

aromáticas

bien

secas

,

j

se hacen

calentar en una

pala

 

de

lucir»

ó sartén

;

y después

de

calientes

se aplican al vien-

tre

por

la

parte

exterior

 

mientras

dura

la

traspiración ;

y

cuando

se

siente

alguna opresión

en el hueco del estómago, seí

pon"

en

la

misma

parte

una

cataplasma

de mostaza. Sígalen-

iií* este

método

facilísimo,

 

estoy

seguro que

se

precave

el

que la enfermedad lome el carácter maligno de que es sus-

ceptible :

puei de

ochocientos

setenta

y

cinco casos que

88

lúe

han

presentado

durante

la epidemia,

ninguno

lia llegado ;í

tener

OÍ coleta ,

ou .

I ir

el plan i pie acata) de manifestar.

 

Ya

prevea

la

objeción que me liaran muchos médicos, y

es: (pie no lodos lol que tienen diarrea durante la epidemia

son atacado.-, del /olera .

Bata

uhscí vncinn c» muy

justa ; pero

laminen es indudable , (pie lo menos las dos terceras partes dO

bis individuos que la tienen son atacados

del

cólera ,

si no

se

acildc a collar

ejta

afección

primera,

J

es

nías

prudente

el

lomar

algunas

tazas ele

le ,

que no esperar sin ninguna pre -

caución

á que se manifiesten los síntom is peligrosos, que tu rtie

leu

seguir.

También dicen

algunos

médicos , que

han

notado

. en UUe se ha presentado el colera sin haberle proco-

dido

la

diarrea ;

pero

examen

detenido y muy escrúpulo -

so

en

esta

parle

,

que

un he hecho en

los

hospitales

de coléricos 1

condados a ini dirección ,

me hacen

dudar mucho de la exac -

titud

de

esta

observación :

mas

aun

cuando

sea cierta, algún

caso

aislado

enlre

millares

DO

puede

debilitar

la

importan-

cia de la experiencia en lo general.

 
 

Aprovéchese

V.

de

esta» noticias, y

comuníqiicla»

a

su»

amigos:

tan

pronto

como

me sea posible procuraré

dar

mis

comprofesores

conocimientos

mas

científicos y

mas

extensos)

sobre

esta

materia,

pues

el

número

de

visitas

que

tengo

que

hacer

y

mis

muchas

ocupaciones,

no

me

dejan

ni

un

momento

de

reposo

para

poderlo

veriücar

tau

pronto

como

'pusiera.

 
 

• H -

 

NOTICIA S

 

D E

ESPAÑA .

 

Faltan

ya cuatro correos

de Madrid.

En Bayo-

na nada se sabia el

2 6

ni

en Vitoria. Según tar-

ta de Iíurgos del

23 ,

el

Cuartel

Real

confín tirata

en Apganda, y Zaratiegui babia marchado por Gua- dalajara á reunirse á la expedición principal.

Bayona 2f¡ de Setiembre.— Estamos sin cuatro correos d e

Madrid;

peio

boy

vendrá regularmente por lo que

diré á

con -

tinuación.

Solo antes

de

ayer

por

la autoridad

francesa

y

se recibieron dos estafetas, una por el cónsul Español de Olo-

otra

ron ;

ante» de

anoche

otra

por agua,

y

nada

nos dicen, por lo

que lodos se vuelven cálculos y devaneos ; mas aver tuve

ocasión

de

ver una

carta

que

llegó

por

extraordinario

á

(flo-

rón

al embajador

ingles

por

el cónsul

de

su

nación

fecha

en

Madrid

el

'9 ,

en

la

que

le

dice

que

el

1",

diez

llones

carlistas con

mil

caballos (aunque

no

lo

y seis bata- dice

supone -

mos

fuese

Zaratiegui;

entraron

en Guadalajara : Espait.ro ba

reunido

á si á

Lorenzo

y demás,

que

componen

sobre

l.\',000

hombres:

que Üráa entro

el

10

en

Cuenca

con

5000 hombres,

por

lo que calcula a Espartero

en

todo

sobre

21).(MÍO

hombres

contando con Oáa ; y respeto de los carlistas unos dicen -27,000,

olios

110,000 y otros -40,000.

 

CASTILLA. Gumicl de Izan 17 de Setiembre.—''Esto ya e s

uua

borrachera

de

La

columna

de

Mendaz-

\

igp

compuesta

de

prosperidades. 6000 infante» y

000

caballo» ya

es

nula.

Mendez-\ig o

huyó

vestido de

pastor, y

no

se sabe

á

donde;

sus

soldado»

se

desbandan

unos

.i

sus

casas .

v

otros á nues-

i

tras

filas:

hoy

todas las

fuerzas

que

nos

rodean

l. - ; leguas!

son

la»

de

Segovia

ICO hombres : de Hurgo» 800 : de Valla-

dolid

2500 :

de

Soria

SOft

 

Estas fuerzas

uo

salea

de

su

cas-

caron.

Los

pueblos

de

tres y cuatro

leguas

de Hnrgos camino»

de Pancorbo

nos

traen

raciones .

sin

qj e

las

fuerzas de 1»

Capital

se

atrevan

a

salir

á impedirlo.

Tenemos

de

nueve*

formado el batallón

de Guias de Burgos IKK) hombres: 3.«de

(912)

 

"Ayer

entraron

en Yillatiierta

8j' prisioneros

co n i

oficia-

tralizar

las consecuencias!

Este

e s

el

mundo

real

:

pensar

les

,

los

mismos

qu e salieron

de

Peralta

á auxiliar

á

los de

lo

contrario

e s remontarse

al pais

d e las quimeras.

 

Azagra ,

qu e no se pudo tomar el fuerte de este primer pue-

 

blo

por causa del mal temporal, aunque

se principió la mina.''

 

En

todas partes se ha celebrado

 

co n la emoción

ma s

GUIPÚZCOA.—Andoain 2C. "Se asegura que van á embarcar-

se C batallones enemigos para

Castilla.

Esto y la traslación d e

todas las familias comprometidas d e Hernani á S. Sebastian y

de los cañones de Oyarzun a Pasajes anuncian , que los re -

volucionarios

van ta l ve z a levantar su linea y establecer otra

desde Lugariz , Puyo y Amezagaña." "La tropa c u todos sus acantonamientos esta sio oficiales

y obran como unos frenéticos, ya entre sí mismos ya con-

tra los infelices

paisanos que

viven

dentro

d e

su

linea."

"Las obras de fortificación

continúan en la nuestra co n mu -

flía actividad.

Dentro do s ó

tres

días presentarán al enemigo

un muro inexpiuiablo , máxime estando encargada la defensa

á soldados tan valientes."

pura y grande solemnidad la fiesta d e la GENERALÍSIMA

el

<lia

17 del actual,

y

no

solo

en los países

ocupados

po r

nuestras

bayonetas ,

sino

también

en pueblos

espuestos á la*

incursiones

del enemigo. El concurso

extraordinario

co n

qu e

se han llenado los templos

el domingo

d e los DOLORES au n

en

las ciudades populosas sometidas al yugo d e la usurpación,

ha

hecho

recelar

á

las autoridades

revolucionarias ,

qu e los

pueblos e n el fondo

d e

su

corazón

secundaban

las piadosa*

intenciones del mejor d e los Monarcas. E n Logroño se hi -

cieron

algunos

arrestos

e n

la

noche

del domingo ,

interpre-

 

tando

aquella

numerosa

asistencia

á

la

misa

popular ,

como

una demostración

hostil. E s d e creer

qu e lo propio habrá su -

cedido

en otras

partes.

 
 

No

hemos

recibido

sesión

alguna

d e las cortes

revolucio-

Con este motivo debemos observar, qu e en toda España

narias.

sin

excluir

la

Capital

y

las grandes

ciudades ,

donde

 

la re -

 

volución

ejerce

su funesto

poderío , cuantos

ma s templos so

 

Nos

causa

indignación

el oir las sentidas lamentaciones qu e

 

cierran

, cuantos

ma s sacerdotes se confinan , y cuanto ma s

publica

el JUttO-medio

contra los asesinos de Pamplona y de

se

persigue á los creyentes , tanto mas ostensible

se hace

un a

Vitoria.

Horribles

han sido

los atentados

en cuestión

bár-

reacción

marcada

hacia

las prácticas religiosas , notándose au n

baros y mu y dignos

d e

la

execración

, universal. El partido

en muchos qu e fueron estraviados e n algún tiempo po r la s

legilimista reprueba

y abomina

co n toda

la energía

d e su

es-

doctrinas

liberales,

u n cierto

género

do consolador

retroceso

 

píritu

los efectos

y

sus causas.

Pero

e l justo-medio

,

¿ qué

hacia los sanos principios , y no solo en España , sino tam-

derecho

tiene

á deplorar los efectos , cuando él e s

quien ha

bién

en los pueblos

ma s liberalizados d e

la Francia.

Este

e s

creado ó al menos admitido la causa produecnte ? El partido

democrático,

¿ se hubiera

propasado

a cometer

atrocidades

uno

d e los hechos qu e deben confundir

la pobre inteligen-

de

esta línea , si el justo-medio

no le hubiese

abierto

el ca -

cia

filosofante.

La'filosofía

enciclopédica

pugna

mino d e la confusión y la anarquía? ¿Quién preparó el impe-

por

d e la escuela materializar

al hombre , po r extinguir

la religión

,

y

co n

rio

d e las asonadas?

¿Quién

desencadenó

la sangrienta

fiera

ella

lanzar

d e la sociedad todos los sentimientos

de l honor y

de

la revolución , cuyos furores

tenia

comprimidos

la cordu-

del

deber.

La sátira , la persecución , la indiferencia ,

todo

ra

d e nuestras antiguas leyes ? ¿ Quién

derramó el primer fue-

cuyas

se ensayó

para

facilitar

el triunfo

d e

la impiedad y de l ateís-

go en este combustible

inmenso ,

llamaradas siempre en

mo. Pero el espíritu d e religión , n o solo se ha sostenido e n

creciente

amenazan

ho y al Cielo

y

á

la tierra ? La

usurpación

de Cristina sostenida por. el justo-medio

impracticable y

desas-

medio d e borrasca tan deshecha , sino qu e va recobrando to -

troso. Uno y otro son responsables a Dios y á la Patria d e los ma-

da

la plenitud d e sus derechos. Pasó la moda d e se r implo:

les que la abruman.

Y lo mas irritante para el hombre

imparcial

el

filosofismo e s y a un a vejez : el desprecio

qu e inspiran su s

es,

que debiendo recaer d e lleno sobre las imprudentes

cabezas

máximas

incuestionable : toda

la

animadversión

del justo-medio

la odiosidad

d e tales atentados , quieran los pe-

y

todo

e s u n hecho el ridículo co n

qu e atacó al cristianismo refluye

afor-

riódicos

d e aquella bandera

ridicula

imputarlos

á

la

reacción

de CARLOS V. E n esta imputación juegan á la pa r la mala fe

tunadamente

contra

su s degradados

autores.

Confundiéronse

y

la estupidez

ma s degradante.

Consúltese

la

historia

d e la

todos

los pronósticos;

se falsificaron

los cálculos d e ese

filo-

revolución , y se verá

que en las naciones

todas donde po r al-

sofismo

desorganizador,

qu e osó extender

su mano impía para

gún tiempo ha ejercido su funesto poderío , se han cometi-

subvertir

el orden

social

po r sus ma s Íntimos

fundamentos:

do

los mismos

atentados,

las mismas

espoliaciones , los mis-

fallóles

u n plan

tan maquiabélico. L a religión

es obra de Dios,

mos asesinatos , y e s evidente qu e alli no estaba CARLOS Y,

ción

d e ninguna

especie e n aquellas épocas d e terror. N o e s

y

n o

la

destruyen

los hombres !

sus fundamentos

están e n

y en muchas de ellas ni au n se ejecutaba n i se temia reac-

nuestra

naturaleza , y

nuestra

naturaleza

po r fortuna

e s inde -

pues

CARLOS

V ,

n i

e s la reacción

carlista

la causante

d e es-

pendiente

de l poder

d e los sofistas.

 

tas escenas, en qu e ni ha influido ni influye bajo d e nin-

 

gún

concepto. La revolución

principiada

siempre por el

justn-

ANUNCIO .

 

incdio

, termina

esencialmente

po r el furor

demagógico de los

 

exaltados:

esta

e s su progresión natural,

vires

adquirit

cundo.

En Lazeano

se necesita

u n regente

para

la botica.

Los as-

Dése

el primer

impulso

á

las pasiones ,

y lo demás corre

d e

 

pirantes

podrán

dirijirse

á D . José Ramón Mugica,

alcalde d e

su

cuenta : ¡ Qué

mano

habrá

U n robusta

qu e pueda

neu-

aquel

pueblo , para

tratar

de l ajuste.

 
 

E N

L A IMPRENT A

REAL .

Intereses relacionados