Está en la página 1de 2

De la contraportada

:
La canción de nosotros es una novela del exilio: el autor evoca su tierra
prohibida, y la recrea a través de las aventuras que en sus páginas se
entrecruzan, sobre el trasfondo de la dictadura militar, en el tiempo de los
horrores y los desafíos.
Los libros de Eduardo Galeano son inclasifcables, porque alevosamente violan
las fronteras que dividen los géneros literarios. Esta obra, sin embargo, puede
ser defnida como una novela. Así lo entendió el jurado del concurso Casa de
las Américas, que en 1975 le otorgó ese premio, compartido con Mascaró, el
cazador americano, de Haroldo Conti.
‘‘Alucinante testimonio sobre la tragedia de nuestro tiempo: presencia
estremecedora de lo real en el mundo mítico de lo imaginario, en el ámbito
imperecedero de un cantar de gesta.” Augusto Roa Bastos, Crisis, Argentina.
“Este gran libro nos deja una canción, que se canta bajo la máscara ‘con voz
de ciego’.” Albert Bensoussan, La Quinzaine Littéraire, Francia.
“Una muy buena novela, que se lee rápido y que deja un buen pedazo de
espina metido entre vena y vena.” Poli Délano, Cambio, México.
“Restos del naufragio que Galeano transforma en una totalidad artística,
metáfora de un mundo en trance de destrucción y, ante todo, conciencia del
lenguaje, búsqueda creativa a partir de los fragmentos del recuerdo y del
deseo.” Hugo J. Verani, Revista de Crítica Literaria Latinoamericana, Perú.
Eduardo Galeano
nació en Montevideo en 1940. Desde principios de 1973, vivió exiliado en la
Argentina y en la costa catalana de España. A comienzos de 1985 regresó a
Montevideo, donde actualmente vive, camina y escribe. Es autor de varios
libros, traducidos a numerosas lenguas. En ellos comete, sin remordimientos,
la violación de las fronteras que separan los géneros literarios. A lo largo de
una obra donde confuyen la narración y el ensayo, la poesía y la crónica, sus
libros recogen las voces del alma y de la calle, y ofrecen una síntesis de la
realidad y su memoria.
En dos ocasiones fue premiado por la Casa de las Américas de Cuba y por el
Ministerio de Cultura del Uruguay. Recibió el American Book Award de la
Universidad de Washington, los premios italianos Mare Nostrum, Pellegrino
Artusi y Grinzane Cavour, el premio Dagerman, en Suecia, y la medalla de oro
del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Fue elegido primer Ciudadano Ilustre de
los países del Mercosur y fue también el primer galardonado con el premio
Aloa, de los editores de Dinamarca. Fue distinguido además con el Cultural
Freedom Prize, otorgado por la Fundación Lannan, y el Premio a la
Comunicación Solidaria, de la ciudad española de Córdoba.

Intereses relacionados