P. 1
Ensayo

Ensayo

|Views: 4|Likes:
Publicado porAlberto Wilson

More info:

Published by: Alberto Wilson on Oct 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/01/2013

pdf

text

original

UNIVERSIDAD YACAMBÚ FACULTAD DE CIENCIAS JUR IDICAS Y POLÍTICAS DERECHO DEL TRABAJO INDIVIDUAL

Autor: Alberto Wilson Caracas, 30 de Septiembre de 2013 COMPARACIÓN PRINCIPIOS FUNDAMENTALES ÉTICA DE ARISTÓTELES, STUART MILL Y KANT Antes de iniciar una comparación entre estos grandes filósofos es primordial definir la ética como aquella rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, el deber, la felicidad , el buen vivir , la esencia de los actos humanos , la conducta del bien y del mal, de lo qu e debe y lo que no debe ser, resaltando que la palabra "DEBER", es el verdadero verbo de todo juicio étic o. Todo ello a través de la reflexión y la argumentación. La ética tiene una íntima relación con la moral, tanto que muchos la confunden con bastante frecuencia . La ética estudia lo moral, cómo se aplica a nivel individual y social, busca las razonas que justifican un sistema moral y los compara con otros, reflexiona sobre la moral. Desde el inicio de la reflexión de la fil osofía ha estado presente consideraciones sobre los actos conscientes y voluntarios de los seres humanos que afectan a otros, aquellos que depende de la razón y la

libertad, es decir, de la ética. Afrontando dichas perspectivas desde contextos diferentes, evolucionando con el hombre, adaptándose a las nuevas realidades, a los nuevos descubrimientos y las nuevas tecnologías, en su búsqueda permanente del deber de lo correcto y del buen vivir. A continuación explicaremos la perspectiva de la ética según 3 grandes filósofos como lo fueron Aristóteles, Stuart Mill e Inmanuel Kant. Aristóteles define que todas las acciones humanas tienden o van encaminadas a conseguir la felicidad. Todas las acciones tienen un fin, que se identifica con el bien , con el buen vivi r. Para Aristóteles la felicidad consiste en lograr la perfección de la propia na turaleza humana, un ser es

feliz cuando actúa de acuerdo a su naturaleza, con suficiente autonomía (bienes materiales, salud), con compañía, consiguiendo la máxima

perfección respecto a eso. El detalle con esta concepción es que la felicidad o el buen vivir es diferente para cada individuo, para unos puede que la felicidad sea poseer riquezas y/o poder, quizás para otros placeres, honores, etc. Para este filósofo la ética exalt a la virtud del hombre, con la capacidad y la aptitud para comportarse de un modo determinado basado en el sentido común y la experiencia, con una posición firme e inquebrantable, más allá de que la acción sea buena o justa, conllevando así a la perfecta f orma de obrar. La virtud perfecta según él es la sabiduría, el conocimiento y la contemplación de la verdad, y los bienes materiales aunque necesarios hay que disfrutarlos con moderación. Inmanuel Kant partía del punto de vista de que la diferencia entre e l bien y el mal era algo real, que todos los seres humanos disponemos de la capacidad de razonar en cada momento si algo es bueno o es malo moralmente, por lo tanto la capacidad de distinguir entre el bien y el mal es innata como el resto de cualidades de la razón. El detalle está en la elección que haga cada individuo sobre sus acciones, tanto para lo bueno como para lo malo. Universaliza la bondad o maldad de una acción (si una acción es mala, es mala bajo cualquier circunstancia). Las conductas buenas son mandatos, imperativos morales, que no directamente se relacionan con la felicidad, sino exclusivamente por respeto a la ley (por deber). El cumplimiento del deber es tan importante que incluso se ha de elegir aunque su realización vaya en contra de mi felicidad y de la felicidad de las personas a las que quiero . John Stuart Mill sostuvo un criterio utilitarista buscando el máximo bienestar del mayor número de individuos, la felicidad general como criterio y fin de la moralidad, apelando al sentido común de los seres humanos para ser tenido como principio y guía de la acción. Sostiene que la felicidad de los individuos depende de la de los demás . Reserva el calificativo de útil, tan sólo para aquello que, manejado de determinada

manera, proporciona bienestar al mayor número y consiste en ser práctico, valorar las cosas de manera distinta según el uso que se haga de ellas. Piensa que el hombre es por naturaleza bueno, libre y social, que esas son las características fundamentales e inalienables que l e caracterizan como ser humano. Como se aprecia la perspectiva respecto a la ética es diferente en estos 3 filósofos. Un aspecto a destacar es que cada uno de ellos pertenecía a épocas diferentes: Aristóteles 350 a.C., Kant sigl o XVIII y Stuart Mill siglo XIX, por lo que la realidad social en las cuales cada uno de ellos vivía era diferente, las comunidades tenían un desarrollo diferente, la tecnología y las ciencias eran diferentes, pero su objetivo final si era bastante similar: el buen vivir, el bienesta r social, el hacer siempre lo correcto. Las éticas de estos 3 autores tienen fundamentos distintos. En el caso de Kant la ley mor al se basa en el propio sujeto que es capaz de concebir la ley moral. Para el filósofo griego , es la experiencia, en consonancia con su empirismo, el fundamento de la ley moral, ya que es el hábi to y la práctica constante, (la experiencia) los que nos llevan a un obrar correcto. Para Stuart Mill la ley moral no admite justificación racional, las acciones de Utilidad son acciones justas siempre y cuando tiendan a promover la felicidad más abundante para la mayor cantidad de seres. Para Kant el cumplimiento de la ley moral es un fin en sí mismo, no un mero medio para algo, para un premio. Al contrario, para Aristóteles, la virtud es un medio para conseguir el Bien Último Supremo del hombre que es la felicidad. Y para Stuart Mill los motivos los impulsos carecen de importancia; sólo cuentan las consecuencias. No se pueden ver ni medir los motivos de las personas, pero sí las consecuencias de sus acciones. Mill sostiene que debemos seguir las reglas morales estableci das (utilitarismo de la regla) , pero sin olvidar que son generalizaciones que pueden quebrantarse en los casos excepcionales porque no son principios obligatori os de conducta . Para Kant cumplir con nuestro deber entraña obedecer siempre ciertas leyes morales o imperativas por más que nos

resulten molestos o perjudiciales. Para Aristóteles el seguir reglas morales y actuar en armonía con los demás es un medio para alcanzar la felicidad. Para Mill, el hombre tiene derecho a ser feliz pero dependiendo, la de uno respecto a la de los otros . Para Kant la felicidad es un premio que reclama méritos morales . Y para Aristóteles es el bien supremo, es la meta a alcanzar. Para Kant, la posibilidad de que la conciencia

moral tenga la capacidad de concebir el im perativo categórico frente a los deseos e inclinaciones es una muestra clara de la auton omía de la razón. En el caso de Aristóteles , es el deseo de ser felices el que nos arrastra, es el objeto deseado “la felicidad” el que marca la pauta de mi conducta moral. Y Mill descansa en la tesis de que yo no puedo ser realmente feliz si los que están a mí alrededor no lo son. En otro orden de ideas los tres autores consideran que la ética tiene un carácter comunitario claro, que buscan mejorar a la sociedad en la que viven los individuos, tanto desde el punto de vista individual como colectivo. Aunque con concepciones diferentes se hace evidente que la ética está en la constant e búsqueda de mejorar la conducta de los individuos y por ende la de la sociedad, más este objetivo, según mi perspectiva , no se ha podido alcanzar del todo, ya que los intereses individuales hacen que la moral y la ética de algunos individuos se haga flex ible, sin respetar estatus social, sin respetar rango o cargo, corrompiendo a los individuos pero con una fachada de rectitud y honorabilidad. Muchos buscan alcanzar la meta de la felicidad (pero sin importar a quien se lleven por delante o dañando a todo aquel que se le atraviese), pocos cumplen con su deber si ello conlleva a la perdida de mi felicidad, y solo algunos están realmente interesados en actuar correctamente buscando el bienestar colectivo. Todo ello se hace palpable tanto en políticos, fuerzas policiales, dirigentes, dueños de empresas, jefes, profesionales, gente culta y letrada, que más bien deberían ser ejemplo para el resto de la sociedad.

Más no hay que perder la esperanza que la sociedad seguirá evolucionando, que las conciencias seguirán avanzando en búsqueda de una real armonía, de un buen vivir, de un adecuado actuar por parte de cada uno de los individuos.

REFERENCIAS:  http://www.lacavernadeplaton.com/histofilobis/millsimon.htm  http://www.webdianoia.com/aristoteles/aristoteles_etica.htm  http://es.wikipedia.org/wiki/Arist%C3%B3teles  http://es.wikipedia.org/wiki/ Immanuel_Kant  http://www.e-torredebabel.com/Historia -de-lafilosofia/Filosofiamedieval ymoderna/Kant/Kant -EticaFormal.htm

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->