Está en la página 1de 1

Sr.

Director: La expectacin existente durante estos das por el millonario pozo acumulado en cierto juego de azar, evidencia no slo un afn colectivo por el dinero fcil, sino que las consecuencias a gran escala de nuestras carencias educacionales en matemticas. Debera bastar con ver el suculento negocio que sistemticamente significa para los organizadores, para entender quines son los que sistemticamente pierden ms de lo que ganan en el colectivo de apuestas. El impresionante pozo que se publicita no se compensa con la probabilidad astronmicamente baja de ganar. Por cada millonario ganador publicitado, hay muchsimos ms millones de perdedores y sus pesos. El costo de la aficin a los juegos de azar es el impuesto que paga por su anumerismo quien ignora los rudimentos bsicos de las probabilidades. Este costo afecta proporcionalmente ms al bolsillo de los ms pobres y peor educados. La nica certeza razonable que entregan los juegos de azar es la de empobrecer an ms a quien lo juega. Atte. Luis Len Crdenas Graide