MARZO

Permítanme ... Es un don, es un regalo. Puede se una suave caricia cuando se usa con aprecio o un dardo venenoso que se clava hiriente en los oídos necios. Puede ser dada, tomada, o prestada. Tenida, empeñada, robada. Medida, omitida, perdida. Puede ser de Dios: divina, eterna. Verbo y carne, oráculo del tiempo. De honor, de verdad o de mentira. Poca, pequeña, a medias, mayor, única, última. Genuina, imitada, falseada. Directa o cruzada. Limpia o retorcida. Llevársela el viento puede, o valer toda una vida. Puede estar en todas las bocas o ser un secreto tesoro que guardado se castiga. Puede abrir o cerrar una herida. Puede ser sensible o ruda, alegre o triste, vana o prometida.

Suave o punzante y viperina. Vacía, plena de ingenio o malicia. Es mitad de quien la pronuncia y mitad de quien la escucha Está unos instantes en mi boca, pero enseguida es tuya. Es la carne de mis pensamientos para que comulgues o desprecies; para que asientas o niegues. Y si la quieres, siempre está ahí para ser compartida.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful