Prologo del libro ALGUIEN COMO TÚ...

de Izaskun Estrada Pérez
A veces pienso que hay seres malvados en los cielos esperando la inoportuna
conjunción de algunos astros para que en el sorteo de las almas que mandan al mundo
haya quienes tengan el sino de la contrariedad, de la mala suerte o del sufrimiento. Pero
después de leer este libro, querido lector, puede que conmigo acuerdes que también los
debe haber más benévolos; otros que intentan reparar el daño de los primeros. Esos que
te digo deben ser los responsables de enviarnos la fuerza frágil.

La fuerza frágil
Sientes la presencia,
aunque te acobarde,
de aquellas brujas
en el aquelarre;
de ángeles y druidas,
demonios andantes.
Por los arrabales.
vienen a buscarte.
Saben que estás viva,
que agoniza el aire.
Vienen con la noche,
de los matorrales.
Llegan en silencio;
quieren acecharte.
Pero no se atreven,
tan amenazantes,
a irrumpir de pronto,
porque tienen miedo
de tu fuerza frágil.
Tibio susurro,
etérea esperanza
que viene y va,
que entra y sale;
ella es la que fluye,
la que se interpone
y así no te arrastren.
Es fuerza que dicta
que eres húmeda tierra,
agua fresca burbujeante,
que eres aire que regresa,
llama que no se extingue,
polvo de estrellas.
Eres…
Iria de luz que no cesa.

Para Izaskun
Juanjo Lamelas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful