P. 1
Violeta 20 | Mujeres indígenas

Violeta 20 | Mujeres indígenas

5.0

|Views: 11.721|Likes:
Revista del Instituto Estatal de la Mujer
Revista del Instituto Estatal de la Mujer

More info:

Published by: Gobierno de Nuevo León on Feb 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

07/25/2013

VIOLETA

ÍNDICE

5 8

MANZANA EDUCACIÓN

Por una educación diversa y plural TODAS Y TODOS SOCIEDAD

¿Dónde quedaron los derechos de las empleadas del hogar indígenas?

10

MUCHO GUSTO ENTREVISTA

El empoderamiento de las comunidades indígenas

2

TODAS Y TODOS SOCIEDAD Indígenas en Nuevo León

13

DE BUENA FUENTE REPORTAJE Son mujeres indígenas víctimas de triple discriminación y violencia

17

REPORTE ESPECIAL CDI

Concluye con éxito atención a mujeres de población indígena en NL

24 28

ASUNTO PÚBLICO PROYECTOS

Proyectos federales en apoyo a las mujeres de los municipios EL SITIO DE SOFÍA CULTURA

6

Un espacio dedicado a la recreación y a la reflexión: cine, literatura, música e internet en un solo espacio

VOZ EN CUELLO POLÍTICA El reconocimiento de los derechos y la cultura de los pueblos indígenas en México

30

DESDE LA REDACCIÓN NOTAS

Un resumen de las actividades más importantes de lo hecho en los últimos meses en el IEM

EDITORIAL

VIOLETA

VIOLETA
CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Cecilia Pérez M. de Sada
Presidenta

Jaime Alonso Gómez
Vicepresidente

Arnoldo Téllez Diana Perla Chapa Gonzalo Pérez Escobar Jaime R. Espinosa Maru Buerón R.M. Catalina Ahedo Rebeca Clouthier Susana González Z. CONSEJO EDITORIAL Alejandra Rangel Felipe de Jesús Rodríguez Vértiz Francisco Gómez Graciela Ríos Jorge Villegas Rosaura Barahona JUNTA DE GOBIERNO Lic. José Natividad González Parás Gobernador Constitucional del Estado Sra. Cristina Maiz de González Parás Invitada especial Lic. Rodrigo Medina de la Cruz Secretario General de Gobierno Lic. Aldo Fasci Zuazua Secretario de Seguridad Pública Lic. Luis Carlos Treviño Berchelmann Procurador General de Justicia Lic. Rubén Martínez Dondé Secretario de Finanzas y Tesorero General Dr. Reyes Tamez Guerra Secretario de Educación Dr. Gilberto Montiel Amoroso Secretario de Salud Ing. Alejandro Páez Aragón Secretario de Desarrollo Económico Lic. Alejandra Rangel Hinojosa Presidenta del Consejo de Desarrollo Social Profra. Gabriela del Carmen Calles González Directora General del Sistema DIF

Con este número de la revista Violeta se cumplen 20 emisiones temáticas que coadyuvan al estudio y análisis de las diferentes situaciones y problemas que acontecen con las mujeres en nuestro Estado, mismas que son preocupación y quehacer constante del Instituto Estatal de las Mujeres, su Consejo Ciudadano y del propio Comité Editorial. En éste en especial, se estudia y comenta lo que acontece con las mujeres indígenas que se encuentran asentadas en Nuevo León; a sus situaciones de desventaja no sólo en su propia condición femenina, que culturalmente nos permea a todas en diferentes grados, se aúna, la discriminación por ser integrantes de nuestros pueblos y raza de origen, previas al mestizaje, como si fuera de menor valía; a éstas se agrega su vulnerabilidad por la pobreza y su condición migrante, ya que tuvieron que abandonar sus comunidades solas o con sus grupos familiares, buscando primero sobrevivir y luego tener mejores condiciones de vida y desarrollo para ellas e inclusive para sus familiares. Hoy se expresan a través del lenguaje escrito lo que estas mujeres saben, sienten y buscan en los diferentes artículos elaborados por Carmen Farías, José Cerda, Severine Durín, Joel Morales, Catalina Ahedo, y la relatoría de Esther del Ángel sobre las tareas desarrolladas por el IEMujeres con financiamiento de fondos federales a través de la CDI en estos grupos en el área metropolitana, personas interesadas y preocupadas por visibilizar, entender y apoyar en la transculturación de estas mujeres, que buscan ocupar el sitio que por derecho tienen en la lucha por la igualdad, a través del acceso a las oportunidades y a los beneficios del desarrollo en cada uno de los ámbitos que desempeñan a diario. Deseamos amable lector(a) que estos análisis, reflexiones, informes y propuestas sean instrumento eficaz para proponer estrategias que permitan fortalecer y reorientar las políticas públicas y acciones afirmativas que requieren esta nueva ola de migración de ciudadanas mexicanas y ahora nuevoleonesas por decisión.

INSTITUTO ESTATAL DE LAS MUJERES María Elena Chapa H. Presidenta Ejecutiva María del Refugio Ávila Carmona Secretaria Ejecutiva María del Consuelo Chapa Directora Operativa de Programas Guadalupe Elósegui Coordinadora de Difusión e Imagen Reyna Ramírez Vázquez Dirección general Margarita Flores Coordinación de diseño Leonardo González · Rigel Lazo Fotografía Olga Arriaga Ilustración interiores y portada

Dra. María del Refugio Ávila Carmona Secretaria Ejecutiva del Instituto Estatal de las Mujeres

Esta publicación fue posible gracias a los recursos otorgados por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Violeta es una revista trimestral del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León. Es un espacio de libre expresión. Las opiniones aquí vertidas no reflejan necesariamente la postura de la institución. Certificado de Reserva de derechos al uso Exclusivo Número 04-2004-072014370400-102. La correspondencia se recibe en Morelos 877 Ote.entre Dr. Coss y Diego de Montemayor, Barrio Antiguo, Centro, Monterrey, N.L. C.P .64000. Tels: 8345 7771, 2020 9773 al 76. Lada 01800-00-EQUIDAD ( 01800 00 3784323) E-mail: instituto.mujeres@mail.nl.gob.mx. Violeta se reserva los derechos de los artículos que publica. Pueden reproducirse siempre y cuando se cite el nombre de esta revista. Se aceptan colaboraciones.

2

VIOLETA

TODAS Y TODOS / SOCIEDAD

Indígenas en Nuevo León
- Por María del Carmen Farías Campero

a composición multicultural del Estado de Nuevo León es innegable, sin embargo, poco se conoce acerca de los diferentes grupos indígenas que en años recientes han emigrado al estado en búsqueda de mejores condiciones de vida. Su población indígena estuvo conformada en el pasado por tribus nómadas, como los tobosos, alapaguas, huajucos, coapaliguanes y borrados entre otros, y por los tlaxcaltecas, que, aunque no eran originarios de la región, llegaron con 1 los españoles para ayudarlos a dominar a los salvajes, como eran llamados en esa época los pobladores originales de esta región. Ellos se asentaron en la Villa de Nuestra Señora de Guadalupe de Horcasitas (Ciudad Guadalupe) y en San Miguel de Aguayo (Bustamante)2 en el siglo XVII. Los grupos de pobladores originales desaparecieron por causas diversas; para fines del siglo XIX se tienen los últimos reportes de esta población en Bustamante y es hasta 1970 que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) reporta nuevamente la presencia indígena en la entidad con una cifra cercana a los 500 hablantes de lengua indígena. En los años noventa es cuando se inicia el crecimiento significativo de esta población.

L

Para 1990 había 4,852 hablantes de lengua indígena mayores de 5 años; en 1995, 7,467 y 15,546 en el año 2000, llegando a 29,538 personas el número reportado por 3 INEGI para el 2005. Si consideramos el total de personas viviendo en hogares indígenas (por hogar indígena consideramos aquel donde el padre o la madre es hablante de una lengua indígena) tenemos que la cifra llega a 59,174 personas en 4 2005. Actualmente en la entidad se hablan 56 5 de las 62 lenguas indígenas reconocidas en el país, siendo el náhuatl y el huasteco o tének los que tienen un mayor número de hablantes en el estado como podemos apreciar en la siguiente gráfica.

Población indígena en el Estado de Nuevo León por Grupo Etnolinguístico, 2006.

Náhuatl 21,935
Náhuatl 37.07% Otros grupos 48.25%

Huasteco 6,157 Otomí 2,530 Otros 28,552

Huasteco 10.40%
Otomí 4.28%

(Fuente CDI Informe interno junio 2007, con datos CDI-PNUD,. Sistema de indicadores sobre la población indígena de México, con base en INEGI, II Conteo de Población y Vivienda, México, 2005).
Roel, Santiago. Nuevo León Apuntes Históricos Tomo I 1938, Pág. 73. Íbidem. Fuente INEGI Censo de Población y Vivienda, México, 1990, 2000, y Conteo de Población y Vivienda 1995, 2005. 4 Fuente: CDI-PNUD. Sistema de indicadores sobre la población indígena de México, con base en INEGI, II Conteo de Población y Vivienda, 5 México, 2005.INEGI Conteo de Población y Vivienda 2005.
1 2 3

TODAS Y TODOS / SOCIEDAD
Entre los indígenas que viven en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) podemos destacar formas de residencia diversa que podríamos clasificar como congregada, dispersa o semi dispersa. Los grupos congregados han sido mayormente estudiados y atendidas sus necesidades por las distintas entidades gubernamentales a pesar de que representan una minoría en relación al total de esta población. Entre los grupos congregados podemos mencionar a los otomíes originarios de Santiago Mezquititlán, municipio de Amealco, Querétaro, quienes viven en las colonias Genaro Vázquez y Ampliación Lomas Modelo, en Monterrey. En este grupo, la actividad económica primordial es el comercio ambulante con la venta de semillas, algunos hombres tejen las sillas de bejuco y hay mujeres que elaboran y venden las muñecas tradicionales. Otro grupo es el mixteco, quienes viven en la colonia Héctor Caballero en el municipio Benito Juárez; en este grupo destaca la participación de los hombres en bandas de música, mientras que las mujeres se dedican a la venta ambulante de tejidos de palma y otras artesanías.

VIOLETA

3

Los mazahuas, originarios del Estado de México, se dedican al comercio de flores en las calles, viven en la colonia La Alianza, en el municipio de Monterrey y en la colonia Emiliano Zapata, en Escobedo. Entre los nahuas destaca la comunidad originaria de Chahuatlán, municipio de Llamatlán, Veracruz, quienes viven en distintas colonias del área metropolitana; la mayoría radica en Arboledas de los Naranjos, en el municipio de Benito Juárez, (85 familias) a donde fueron reubicados en 2003; el resto de la comunidad vive en Fernando Amilpa, Colinas de Topo Chico y La Unidad, en Escobedo; Nuevo Almaguer y Xochimilco, en Guadalupe; Los Nogales, en García y Crispín Treviño, en Monterrey. Ellos mantienen una red estrecha de parentesco y paisanaje reforzada por las celebraciones, bodas, bautizos o quinceañeras. En este grupo destaca como actividad principal de los hombres la jardinería, mientras que las mujeres se dedican al bordado y a la venta de dulces en el 6 comercio ambulante. Las poblaciones congregadas conforman una parte pequeña de la población total de este grupo étnico. Estudios elaborados por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) en

6

Farías C. Estudio etnográfico de un grupo nahua asentado en las márgenes del río La Silla, Guadalupe. N. L. 2003

4

VIOLETA

TODAS Y TODOS / SOCIEDAD

coordinación con Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Nuevo León (CDI) nos refieren que: la Población Hablante de Lengua Indígena (PHLI) se asienta de manera dispersa y aislada en el entorno urbano y en muy baja proporción de manera 7 congregada. Los migrantes indígenas procuran ejercer alguna actividad económica de acuerdo a sus conocimientos, generalmente se dedican a actividades de comercio ambulante, servicio doméstico o a la construcción. Los jóvenes indígenas tienen como punto de reunión, los fines de semana, la Alameda Mariano Escobedo, en el centro de Monterrey, donde conviven con paisanos/as y amigos/as de otras comunidades. Son pocas las investigaciones que se han realizado acerca de quienes viven de manera dispersa. La presencia indígena en Nuevo León es un fenómeno que a pesar de no ser nuevo apenas empieza a ser reconocido; el Estado ha implementado algunas políticas públicas dirigidas a este segmento poblacional. Entre algunas de las dependencias gubernamentales que apoyan o brindan servicio y asistencia están INICIA, el Departamento de Educación Indígena (DEI) dependiente de Secretaría de Educación; la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas que, desde el 2003, cuenta con una oficina en la entidad; hay además dos centros comunitarios interculturales del Consejo de Desarrollo Social de Nuevo León que este año abrió un departamento especial para la atención a indígenas. A nivel de la población en general, sigue prevaleciendo un desconocimiento acerca de la realidad de los pueblos y comunidades indígenas que radican en Nuevo León, contra quienes se ejerce un alto nivel de discriminación. Esperamos que, poco a poco, esta invisibilidad vaya dando paso al reconocimiento de la riqueza cultural que estos grupos aportan a nuestro estado y que puedan ejercer sus derechos en plenitud.

En Zihuame Mochilla, A.C., tienen algunos programas entre los que destacan: la regularización de actas de nacimiento; apoyo a familias en crisis; becas a jóvenes de preparatoria y universidad; capacitación y desarrollo de habilidades de liderazgo en jóvenes; capacitación y desarrollo de habilidades de liderazgo en mujeres; centros de lectura y biblioteca comunitaria; rescate cultural, formación de grupos de danza y música tradicional. Zihuame Mochilla, Esperanza) está ubicada en Narciso Mendoza 4416, en la colonia Niño Artillero, en Monterrey, N.L. El teléfono es el (81) 8351 8431 y el correo electrónico es:zihuame_mochilla@yahoo.com
Ilustración: Olga Arriaga. Fotografías: Archivo IEM, Leonardo González.

A.C. (que significa Mujeres con

La autora es antropóloga social por la Universidad Humanista de las Américas. Es Presidenta de Zihuame Mochilla, A.C., organización ciudadana cuya misión es: Contribuir al desarrollo de los pueblos indígenas, a través de proyectos y programas que fomenten el respeto a la diversidad cultural, eliminando cualquier tipo de marginación exclusión y discriminación.
7

Durin S. Documento Interno CIESAS-CDI “Procesos de inserción de las mujeres indígenas en el área Metropolitana de Monterrey”.

MANZANA / EDUCACIÓN

VIOLETA

5

Por una educación diversa y plural
La Secretaría de Educación en el Estado cuenta con un departamento de Educación Indígena que en 1998 echó a andar un proyecto piloto, y ahora es toda una realidad: se trata del Programa Intercultural que atiende a 911 niños y niñas indígenas que radican en Nuevo León. Dado que en la última década ha habido un auge importante de migración indígena a la entidad y por ende, de población infantil hablante de otras lenguas, Nuevo León fue el primero en el país en adaptar su sistema de enseñanza primaria a una educación intercultural. La Secretaría de Educación se apoya en maestros bilingües (que dominan alguna lengua indígena) para asistir a los grupos. La dinámica consiste en que los alumnos que hablan alguna lengua indígena no sean separados del grupo, al contrario, buscan la integración por ese motivo, a una clase habitual, le sigue otra hablada en lengua indígena. Generalmente niñas y niños se sienten intimidados cuando su español no es muy bueno, no platican con nadie, no lo hablan ni lo entienden y se sienten discriminados. Con esta dinámica, en la que en una hora un maestro bilingüe ofrece la clase, todo el grupo es partícipe y los niños indígenas aprenden. Esto, en lugar de generar burlas o discriminación, genera interés en los demás por aprender. De acuerdo al Departamento de Educación Indígena de la Secretaría de Educación en Nuevo León, este programa surgió cuando inspectores, supervisores y jefes de sectores se dieron cuenta que algunos alumnos no aprendían y eran enviados a grupos de educación especial, lo que en realidad sucedía era que no hablaban ni comprendían el español, por ello era necesario encauzar el trabajo de los docentes apoyándolos con un departamento bilingüe. El Programa Intercultural cuenta a la fecha con un equipo de 11 maestros bilingües, trabajan en escuelas con población indígena y la contratación de maestros con dichas características es por convocatoria. Los libros se envían de la Ciudad de México y están escritos en diversas lenguas como: náhuatl, nañú, mixteco y huasteco. Se busca con este programa, erradicar la discriminación, crear una identidad orgullosa de ser mexicano, valorar y rescatar las lenguas indígenas (en muchos casos, lenguas maternas) y revalorar y fortalecer usos y costumbres.

en Nuevo León en la preparación de materiales didácticos que apoyen esta iniciativa. De acuerdo al boletín informativo,la UNESCO colabora en la preparación de materiales que apoyan la tarea de los 11 profesores del Departamento de Educación Indígena de la SE, que trabajan en 57 escuelas del estado. Profesores y personal técnico y directivo de la UNESCO realizan tareas de diagnóstico, planeación didáctica y manejo de materiales en náhuatl, mixteco, nañú y tének para la atención de alrededor de 19 mil niñas y niños indígenas que asisten a escuelas primarias en Nuevo León.
Fuentes: Con información del periódico Hora Cero y la UNESCO, Comité Regional con sede en Monterrey, NL.

Colabora UNESCO con SE
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a través del Comité Regional Norte (CRN) con sede en Monterrey, colabora con la Secretaría de Educación

Falta garantizar justicia social a los pueblos indígenas: AMDH
Presenta la UNAM investigaciones sobre derechos indígenas
El Estado mexicano ha fallado en su compromiso de garantizar justicia social a los pueblos indígenas y, por ello, este sector continúa sufriendo los niveles más altos de discriminación e injusticia social, afirmó la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH). Al presentar en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) los resultados de dos investigaciones sobre la situación de los derechos de los pueblos indígenas en Sinaloa y el Distrito Federal, representantes de esta organización aseguraron que ni los tres poderes de la Unión, ni los tres niveles de gobierno están “haciendo la tarea” en materia de derechos humanos indígenas. Entre los datos que se desprenden de estas investigaciones realizadas por la AMDH, está que Sinaloa es uno de los estados que han quebrantado el mandamiento de la reforma del 14 de agosto del 2001 al artículo segundo constitucional, el cual establece que las entidades federativas deben reformar sus constituciones a fin de legislar los derechos de los pueblos y comunidades indígenas. En este estudio se afirma que el 40 por ciento de los indígenas de ese estado no tiene acceso a los servicios de salud; los trabajadores agrícolas reciben malos tratos y violaciones a sus derechos laborales por parte de patrones y mayordomos, viven hacinados en cuartos, es común que los niños trabajen en el campo y la Comisión para la Atención de las Comunidades Indígenas estatal cuenta tan sólo con una plantilla de cuatro personas. Otro de los fenómenos que se han detectado en esa entidad es el aumento de migrantes indígenas. En el caso del Distrito Federal, los indígenas viven constreñidos en actividades económicas marginales, tales como comercio informal, trabajo sexual o mendicidad. A este panorama se agrega que en la mayoría de las delegaciones políticas existe un desconocimiento sobre los derechos de los pueblos indígenas y, por lo tanto, no hay políticas integrales de atención, promoción, respeto y conocimiento de los derechos de los indígenas originarios y migrantes. Por otro lado, en el Distrito Federal se carece de ordenamientos jurídicos en los que se reconozcan los derechos de los pueblos indígenas migrantes.

Fuente: La Jornada.

Fotografía: Archivo IEM.

6

VIOLETA

VOZ EN CUELLO / POLÍTICA

- Por José Cerda

No obstante que la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos realizada en 1992 reconoció por primera vez la presencia de los pueblos indígenas en nuestro país, fue hasta casi una década después, que a raíz de la reforma realizada en agosto 1 del 2001 a los artículos 1, 2, 4, 18 y 115 constitucionales, se reconoce la composición pluricultural de la nación, contemplando además la definición legal de pueblo y comunidad indígena, la libre determinación y autonomía, y señalando los derechos indígenas que pueden ejercerse en el marco de la Constitución y las leyes con respeto al pacto federal y la soberanía de los estados. Esta reforma constitucional en materia de derechos y cultura indígena, reconoce una serie de derechos demandados históricamente por los pueblos indígenas en México, cuyo antecedente más cercano es el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el Estado de Chiapas en 1994 y la firma de los Acuerdos de San Andrés Larráinzar (1996) entre el EZLN y el Gobierno Federal. Fundamentalmente el artículo 2º se refiere a los derechos de los pueblos y comunidades indígenas en su apartado A, y a las obligaciones de la federación, los estados y los municipios para con ellos en el apartado B. No obstante el desconocimiento de esta reforma por parte del EZLN, debido a sus alcances limitados en relación a los planteamientos de los Acuerdos firmados, es un hecho que ésta representa un avance muy significativo en la lucha de los pueblos indígenas para alcanzar la justicia y la igualdad en el acceso al desarrollo. El reconocimiento de determinados derechos de los pueblos indígenas como el acceso al desarrollo, a acceder plenamente a la jurisdicción del Estado, a la preservación de la identidad cultural, a la tierra, a la consulta y participación, etcétera, no son más que derechos fundamentales que como ciudadanos deben gozar plenamente, como todos los mexicanos. Otros derechos como el reconocimiento como pueblo indígena, a la libre determinación y la autonomía, a la autoadscripción, y
1

a aplicar los sistemas normativos propios, son derechos mucho más específicos que se enmarcan dentro de las necesidades y demandas de los ciudadanos de una nación multicultural como lo es México. Aún falta mucho por hacer para lograr el respeto pleno de los derechos indígenas en México. Por un lado, el gran desconocimiento de los propios indígenas sobre los derechos y las garantías que les asisten, y la falta de información suficiente que les permita defenderse ante cualquier abuso o amenaza, aunado a otros factores, como la discriminación, el rechazo social, y el limitado acceso a la educación, entre otros, se convierten en obstáculos difíciles de vencer para alcanzar una sociedad equitativa. También, desde el mismo Estado no siempre se observan y respetan estos derechos, hablemos de la falta de traductores que asistan a los indígenas en los procesos judiciales en los que toman parte, o bien las múltiples situaciones en que individuos o grupos ven violentados sus derechos para preservar su cultura, su organización o para promover su desarrollo integral. Falta mucho por hacer en nuestro país para alcanzar el reconocimiento pleno de los pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho público, esto es un reconocimiento mucho más allá de lo ya establecido en la Constitución Mexicana, lo cual implica reconocerles derechos territoriales y de representación política. Un asunto pendiente, además, son los alcances muy diversos que la reforma del 2001 ha tenido en los diferentes

Diario Oficial de la Federación, 14 agosto, 2001.

Ilustración: Olga Arriaga.

El reconocimiento de los derechos y la cultura de los pueblos indígenas en México

VOZ EN CUELLO / POLÍTICA
procesos legislativos que las entidades federativas del país han realizado a fin de adecuar su marco jurídico a lo establecido por la Constitución Federal. En ese sentido, a raíz de esta reforma, distintas constituciones políticas en los estados del país atendieron el mandato constitucional de adecuar dicha legislación a las disposiciones establecidas por la constitución federal. En este proceso algunos estados han retomado en sus respectivos procesos de reforma a sus marcos jurídicos locales, aquellos derechos que consideraron necesario reconocer, y otros han quedado fuera. Tal es el caso de legislaciones muy avanzadas como las de Oaxaca y San Luis Potosí, en contraste con algunas entidades del país como Tamaulipas, Nuevo León o Zacatecas, que aún
Baja California Sur

VIOLETA

7

no han plasmado en su marco jurídico local el mandato constitucional a partir de la reforma de 2001. De los nueve derechos fundamentales reconocidos a los pueblos indígenas por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a partir de la reforma constitucional realizada en el año 2001, se deriva el reconocimiento de todos o algunos de ellos en los ámbitos locales de los estados de la República. Resulta evidente que en algunos de los estados del país, las constituciones presentan mayores o menores avances comparadas entre sí y con respecto a los derechos reconocidos en el ámbito federal, mientras que en otros estados del país no se presentan avances en el reconocimiento de estos derechos.
Edo. de México San Luis Potosí Quintana Roo Nuevo León Tamaulipas Michoacán

Aguascalientes

Distrito Federal

Baja California

Conv. 169 OIT

Campeche

Guanajuato

Chihuahua

1 2 3 4 5 6

Reconocimiento como pueblo indígena Autoadscripción Libre determinación y Autonomía Aplicar sus sistemas normativos internos Preservación de la identidad cultural Tierra

7 Consulta y participación 8 9
Acceder plenamente a la jurisdición del Estado Desarrollo

Cuadro 1. Los derechos indígenas en las constituciones locales y leyes reglamentarias. Tomado de: “La Vigencia de los Derechos Indígenas en México”, CDI, 2007.

Para el caso de Nuevo León, este asunto pendiente representa un gran reto para el conjunto de las instancias que deberán trabajar en el proceso de reforma, tanto a la Constitución Política local, como a las leyes que de ella emanan. Es evidente que las condiciones particulares en que se asienta, vive, se desarrolla y reproduce la población indígena en la entidad, implican la necesidad de un análisis de su entorno, condiciones y aspiraciones. Al identificar a profundidad estas características, se podrá generar un modelo de reforma que responda de manera eficaz a esas condiciones y necesidades.

El autor es licenciado en Antropología por la Escuela de Educación Superior en Ciencias Históricas y Antropológicas de San Luis Potosí. Desde 2001 trabaja para la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (antes Instituto Nacional Indigenista) en distintas áreas, algunas de ellas relacionadas con los procesos de reforma para el reconocimiento de los derechos indígenas, la conservación y protección de lugares sagrados del pueblo wixárika, la atención a indígenas migrantes, entre otras. Ha publicado algunos títulos como "Lo que relatan de antes: kuentos tének y nahuas de la Huasteca", Conaculta, 2003. Actualmente dirige la Oficina de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los pueblos Indígenas en el estado de Nuevo León.

Zacatecas

Querétaro

Veracruz

Guerrero

Coahuila

Durango

Tlaxcala

Tabasco

Chiapas

Yucatán

Morelos

Hidalgo

Oaxaca

Sinaloa

Nayarit

Sonora

Jalisco

Colima

Puebla

DERECHOS RECONOCIDOS EN LA CPEUM

8

VIOLETA

TODAS Y TODOS / SOCIEDAD

¿Dónde quedaron los derechos de las empleadas del hogar indígenas?
- Por Dra. Séverine Durin
1

En el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) desde hace poco más de quince años, en los sectores acomodados es común contratar empleadas del hogar de origen rural, y en general, indígenas. Suelen ser nahuas y tének de la Huasteca, y las menos son zapotecas, otomíes, mixtecas o totonacas. En un estudio solicitado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Nuevo León (CDI), nos enfocamos al estudio de los procesos de inserción de las mujeres indígenas en el 2 AMM. Mostramos que en un 80% las indígenas se insertan en el mercado laboral como trabajadoras domésticas, y que una minoría trabaja como comerciantes y empleadas en el sector de servicios. Las empleadas del hogar suelen ser muy jóvenes, trabajan “de quedada” por lo que sus jornadas de trabajo son de aproximadamente 12 horas. Esta población es vulnerable por aspectos vinculados con el género y su carácter migrante. Así, cuando se embarazan, se enferman o son objeto de abuso laboral,
1 Centro 2 Estudio

suelen ser objeto de violación de sus derechos como mujeres y trabajadoras. Además, no consideran ser sujeto de derecho por lo que es raro que pidan apoyo. Cuando las empleadas del hogar viven plenamente su vida de pareja en la ciudad y llegan a embarazarse, esto las lleva siempre a un mismo término en materia laboral: en la mayoría de los casos son despedidas y, una vez madres, no volverán a trabajar ahí. Ahora bien, el artículo 123 Constitucional prevé que la mujer trabajadora embarazada, además de descansar seis semanas antes y después del parto, deberá percibir su salario íntegro y conservar su empleo, y en la Ley Federal del Trabajo existen disposiciones para penalizar al empleador en caso de despido por incumplir a las normas en el trabajo de las mujeres. Si consideramos que la protección legal abarca el embarazo, el parto, el puerperio y la lactancia, los despidos por embarazo constituyen una grave falta a los derechos de las mujeres trabajadoras, y hacen falta campañas de comunicación que

de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Programa Noreste, durin@ciesasnoreste.com.mx

realizado entre abril y septiembre de 2008, financiado por la CDI y coordinado por la Dra. Séverine Durin (CIESAS Noreste). Junto con ésta participaron Lic. Diana García Tello, Mtra. Rebeca Moreno Zúñiga, Lic. Alejandra León Saucedo y Lic. Nydia Prieto Chávez.

TODAS Y TODOS / SOCIEDAD

VIOLETA

9

recuerden este derecho específico de las mujeres así como módulos, o instancias, ante quienes denunciar estos delitos. En caso de embarazo, también son vulnerables por su condición migrante. A diferencia del pueblo donde las familias ponen a los jóvenes frente a sus responsabilidades, en la ciudad las jóvenes no cuentan con el apoyo de sus padres y suele suceder que sus parejas no se hagan responsables de la paternidad. En caso de encontrarse desamparadas, durante el embarazo pueden ser atendidas en Casa Mi Ángel, A.C. o Vida y Familia, A.C.; algunas canalizarán sus hijos en adopción. En estos casos, el dilema entre trabajar y ser madre, pesa. En materia de salud, observamos que sus patrones, por más buena que sea su relación con éstos, jamás les pagan las consultas en caso de enfermarse, y cuando mucho, les pagan las medicinas (o les dan las que quedaron de algún tratamiento anterior). Se cree que el empleo doméstico es un empleo informal porque no se suscribe un contrato escrito de trabajo, sino verbal. Esto es un error: la Ley Federal del Trabajo contempla los derechos de las y los trabajadores domésticos en el artículo 337. Por lo mismo, los patrones tienen obligaciones en materia de salud. Finalmente, si bien la Ley Federal del Trabajo es evasiva en su definición de la jornada de trabajo, los trabajadores y las trabajadoras domésticos/as deben tener un descanso nocturno suficiente y recibir apoyo para su formación. Cuándo una persona termina las tareas domésticas a las 22.30 para levantarse a las 6.30 horas para limpiar la banqueta, ¿tiene un descanso nocturno suficiente? Estas jornadas largas también significan que no cuentan con el tiempo necesario para seguir formándose, asistir a cursos de secundaria, preparatoria o alguna carrera técnica. Con esta investigación descubrimos que muchas de esas mujeres vinieron a la ciudad anhelando estudiar, y algunas lo hacen en fin de semana en escuelas de cómputo, otras dirigidas por religiosas. ¿Dónde queda su derecho a desarrollarse como persona y el tiempo libre para ello?

La autora es investigadora del Programa Noreste del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Es Doctora en Antropología por la Université de Paris (Sorbonne Nouvelle, Francia) y Maestra en Ciencias Económicas por la Université d’Orléans, Francia. Desde 2004, ha coordinado varios proyectos de investigación sobre los indígenas en el área metropolitana de Monterrey. Es autora del libro Entre luces y sombras. Miradas sobre los indígenas en el área metropolitana de Monterrey (diciembre 2008). Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 1.

Ilustración: Olga Arriaga.

10

VIOLETA

MUCHO GUSTO / ENTREVISTA

El empoderamiento de las comunidades indígenas
Entrevista a Joel Morales Hernández, integrante de la Asociación Civil “Nuevo León, árbol de todas las raíces”
- Por Reyna Ramírez

¿Cómo se llama la asociación civil a la que perteneces y cómo está integrada? Nuevo León, árbol de todas raíces es una iniciativa civil de organización ciudadana, que se ha ido conformando desde hace un año, como iniciativa indígena, es decir, básicamente por integrantes de algunas comunidades indígenas que viven en Nuevo León, como los mixtecos, otomíes, nahuas, mixes y mazahuas. ¿Cuáles son sus objetivos? El objetivo principal es reconocer que en el estado de Nuevo León hay una gran presencia de población indígena, que la sociedad en general reconozca su presencia porque pareciera que son invisibles, que no existen y que están de paso; pero hay comunidades con muchos años de vivir aquí, como los mixtecos. A mediano y largo plazo, se busca el reconocimiento que tienen esas comunidades de acceder a derechos básicos para cualquiera, no solamente a ellos porque son indígenas, sino los derechos que son para todos. La asociación se ha ido estructurando poco a poco: actualmente la integran dos asociaciones civiles con registro que son: Por nuestra identidad mixteca, A.C. y Procuración de Justicia Étnica, A.C., también somos promotores culturales independientes; todos coincidimos en un proyecto a largo y mediano plazo que se va diversificando y desarrollando. Platícanos, ¿cuáles son sus planes a mediano y largo plazo? Primero se diseñó una estrategia, por ser una asociación civil estamos buscando cómo generar nuestros propios recursos, aunque no somos una asociación con fines de lucro. Arrancamos con un presupuesto federal que nos proporcionó la Comisión Nacional para el Desarrollo de los pueblos Indígenas en el Estado de Nuevo León (CDI) a las asociaciones Procuración de Justicia Étnica y Por nuestra identidad mixteca; a partir de ahí nos unimos y estamos desarrollando una línea de trabajo. Les comparto que hasta el momento se están abriendo tres líneas de trabajo: 1) Una es la organización de Expo-Ventas artesanales, como una alternativa para una problemática tan concreta como es la falta de espacios para la comercialización de productos artesanales que fabrican las personas en las distintas comunidades indígenas. Para ello, estamos abriendo

MUCHO GUSTO / ENTREVISTA

VIOLETA

11

Fotografías: Leonardo González.

espacios, solicitamos lugares donde haya gente a la que podamos vender, como la Universidad Autónoma de Nuevo León, que a través de sus facultades nos han abierto las puertas, por ejemplo de las facultades de Filosofía y Letras, Psicología, Enfermería, Nutrición, donde hemos estado para darnos a conocer entre la población estudiantil. Se busca que se comercialicen las artesanías, pero también que se conozca el trabajo y se les reconozca como comunidad, platicando de viva voz. Además de la ExpoVenta, se agregan otros elementos para compartir con la No es fácil la apertura de los grupos comunidad como la indígenas, pero buscamos su flexibilidad Banda Mixteca, que es y debemos empezar por el música de viento; reconocimiento a su identidad cultural, también nos acompaña el reconocimiento a su multiculturalidad, un chamán que empezando por ellos mismos. comparte parte de su cultura y sus conocimientos y ofrece conferencias o charlas. Es necesario que se sepa que lo indígena no es solamente lo que se vende, 3) La tercera parte del proyecto de la asociación consiste sino que es toda una cosmovisión. La idea es que más en formar una Asamblea de Representantes Indígenas. Se adelante se forme en una cooperativa y todo lo que implica pretende que en dicha Asamblea se compartan cada una hacer una, con sus leyes que la rigen y que no significa de las experiencias que se viven dentro de las comunidades hacer una empresa ni un negocio, sino un espacio de donde hay población indígena y que cada representante, cooperación entre personas que se unen para lograr un sea el mediador o sea la figura que medie entre las políticas apoyo mutuo. públicas en materia de derechos indígenas y las problemáticas que viven en cada colonia donde hay 2) La segunda parte del proyecto de nuestra asociación es comunidad indígena. hacer trabajo de Intervención Comunitaria. Con el presupuesto que otorgó el CDI se armó un proyecto de ¿En los proyectos, puede participar la comunidad en general? trabajo para ciertas temáticas como: Derechos de la Niñez, Derechos de las Mujeres, Derechos Indígenas y Derechos Si la comunidad en general está dispuesta a colaborar, nos Humanos. Con base en esas temáticas se desarrolló un sentaremos a platicar a ver si es viable. Hasta el momento, plan de acción para trabajar en cinco colonias que es donde se trata de una iniciativa intercultural, no es meramente hay la mayor cantidad de presencia indígena: las colonias indígena, sino que participan personas de otros ámbitos, Héctor Caballero y Arboledas de los Naranjos, ambas en como promotores culturales. el municipio de Benito Juárez; la Emiliano Zapata en el municipio de Escobedo, Lomas de Ampliación Modelo y La No es fácil la apertura de los grupos indígenas, pero Alianza, en Monterrey. Se trata primero de hacer buscamos su flexibilidad y debemos empezar por el acercamiento, lo ideal es hacer un diagnóstico comunitario reconocimiento a su identidad cultural, el reconocimiento y que se comparta esa información, después de lo que se a su multiculturalidad, empezando por ellos mismos. derive, se desarrollen líneas de acción. Eso implica tiempo Estamos en la fase de planeación y de Intervención y presupuesto, vamos a empezar con talleres de Comunitaria, esperamos que se sume más gente, más sensibilización en los que se brinde información básica y personal profesional con conocimientos superiores a los necesaria y que grupos bien definidos sepan de primera nuestros, que puedan hacer investigación a mayor mano lo que implican los derechos de la niñez, los derechos profundidad, para que nos ayuden en las estrategias que de las mujeres, los derechos humanos y los derechos queremos desarrollar y a formar redes. indígenas. Para el año entrante, el plan anual después de la Intervención Comunitaria, es la creación de Redes Como puede verse, nuestro proyecto es a mediano y largo Comunitarias. Éstas consistirán en establecer grupos, plazo, sin embargo, con todas las barreras que hay y que establecer redes entre los grupos, plantear una organización puede haber, hemos desarrollado muchas cosas. Actualmente comunitaria con base en el concepto de red mucho más estamos en pláticas con la UANL para que estudiantes horizontal, en donde la toma de decisiones implique la hagan el servicio social en nuestra asociación y contar con discusión pública de las cosas, en donde existan asambleas su experiencia para el próximo año. Buscamos estudiantes comunitarias, en donde se traten problemáticas concretas de Filosofía y Letras, Psicología y Trabajo Social. de cada colonia, como el paso de una calle, por ejemplo, la basura que no se recoge, el agua que se desperdicia y Esto que mencionabas de las redes y las asambleas es una todo eso que va relacionado con los derechos fundamentales forma de politizar a las comunidades indígenas… como el derecho a la salud, el derecho a la educación, Sí, en el término correcto de la palabra que es organizar, derecho a un trato digno en sí mismo y en el entorno social. claro que sí, es organización civil, ciudadana, es participación

12

VIOLETA

MUCHO GUSTO / ENTREVISTA
en cada colonia. La idea es proponerles una organización más horizontal, más de red, con traductores. Sabemos que ya cuentan con tequio o la faena, como le llaman, que es la responsabilidad comunitaria de la resolución de necesidades y eso lo comparten todos, es una aportación voluntaria de su tiempo para el beneficio de su comunidad. Trabajar en red ha dado resultados en muchas otras partes, como en Estados Unidos, donde las etnias ya están muy bien organizadas, en Sudamérica, en el sur de México, en Oaxaca, Guerrero, Chiapas, que ya cuentan con esquemas parecidos de trabajo y no dista mucho de lo que se hace en las colonias en nuestro estado. ¿Algo que quieras agregar? Buscamos desarrollar un proceso social incluyente y participativo al que se integren cada vez más ciudadanos (indígenas y también no indígenas) a fin de garantizar una sociedad plural, en igualdad de derechos y oportunidades, enriquecida bajo el marco de la diversidad cultural y la libertad de expresión. Empezamos con las expo-ventas, rifas y sorteos, después organizaremos una cena-baile.Ya han tenido exposición de artesanías en La Alameda, en la explanada de varias facultades de la UANL y en las plazas principales de algunos municipios. Con el tiempo, buscaremos que enriquezcan su trabajo aprendiendo nuevas técnicas o perfeccionando las que conocen. Nuevo León, árbol de todas raíces, Asociación Civil, la integramos alrededor de 20 personas. Actualmente tenemos un programa de difusión en Radio Universidad en el 89.7 de FM, los lunes a las 15:30 horas. Las personas interesadas en estos temas pueden comunicarse con nosotros por correo electrónico a las siguientes direcciones electrónicas: la.buena.idea.mty@gmail.com, nlarboldetodasraices@gmail.com

ciudadana que implica el ejercicio correcto de la política, de buscar el bien común para todos y para todas, y que sea la Asamblea la que trate la problemática indígena, porque ya sabemos que son quienes deben hablar y ponerse de acuerdo en sus colonias y dar a conocer sus problemáticas reales, sus conocimientos y con ello, puedan buscarse los canales adecuados para que el presupuesto sea ejercido de manera directa, equitativa y transparente para la solución de sus problemas. ¿No resulta complejo que comunidades de etnias tan distintas entre sí por su lenguaje y creencias, se pongan de acuerdo? Si es complicado, por supuesto, por eso pretendemos que haya un representante de cada comunidad, que conozca muy bien sus problemáticas, es la figura que estamos buscando; nos hemos dado cuenta que entre sus diferencias están el lenguaje y la forma de organización

A ti, valiosa adolescente
- Por Dra. Catalina Ahedo(*) ¡Oye! Es a ti a quien le hablo. A la chica que está en la edad de los sueños, ilusiones, de la transformación de niña a mujer, quiero transmitirte algunos conocimientos que te ayuden a lograr tu proyecto de vida, apoyándote en tus valores, tus creencias religiosas, la unión familiar, el respeto a ti misma y a los demás. Estos valores harán que te protejas de los cambios negativos que hemos tenido actualmente en la sociedad, donde se ha validado como importante, el ser libre, irresponsable, egoísta, violentar a los demás, iniciar la vida sexual muy tempranamente, darle derechos y no responsabilidades a los amigos y/o novios quienes se vuelven demandantes, celosos, agresivos, no permiten que crezcas intelectualmente, que puedes beber licor cuando quieras y la cantidad que quieras, que ya puedes manejar derechos de adulto sin cubrir las responsabilidades que ellos implican. Sabes que en el último año el 20 por ciento de los embarazos son en mujeres menores de 19 años, que el 30 por ciento de las adolescentes abandonan la educación secundaria por múltiples causas, pero principalmente por falta de motivación, falta de recursos o por embarazo; que un 30 por ciento aproximadamente d e l a s j ó ve n e s s o n víctimas de violencia en el noviazgo como:

2) Violencia física: jaloneos en las discusiones, golpes en la

cara para callarlas, golpes en el cuerpo por cualquier causa, pueden llegar a herir con alguna arma ya sean piedras, navajas o armas de fuego, y en casos extremos llegar hasta el homicidio. 3) Violencia sexual: forzar a las jóvenes a tener relaciones sexuales ya sea diciendo que es la prueba de su amor y que si no lo hacen es que no lo aman; cuando están ebrios o bajo los efectos de alguna droga, llegan a forzar físicamente la relación sexual, eso es violación y es un delito grave. Estos son los mayores riesgos que tienes, pero también quiero decirte que cuentas con inteligencia igual que cualquier hombre, que tienes todo el derecho a elegir cuándo y con quien iniciar tu vida sexual, sin ser forzada a hacerlo, recuerda que el beber alcohol o ingerir cualquier sustancia que altere tu conducta también alterará tus decisiones y puede llevarte a cometer errores que afecten tu futuro. Recuerda que no hay mejor apoyo emocional que los valores inculcados por la familia y tu religión; no son limitaciones ilógicas sino que son indicadores de conducta y de amor que te llevarán a la felicidad y se te dan desinteresadamente, sin condiciones, pero sí con responsabilidades, el amor, la comunicación y la unión familiar son los cimientos más importantes que llevan por un camino feliz al ser humano. Tienes que tener presente que tu cuerpo es solo tuyo, que lo debes cuidar, respetar y amar, que nadie tiene derecho a decidir por ti qué hacer con él, a maltratarlo o a ultrajarlo, conservar el cuerpo sano es importante para tener una vida larga y tranquila, consérvalo cuidándolo, evitando acciones que pongan en riesgo tu integridad. Ten presente que asistir a la escuela y aprovechar al máximo los conocimientos que ahí te dan, te llevarán a tener las herramientas suficientes para ser una adulta productiva, próspera y con bienestar económico.
Ahora que ya leíste cuáles son los grandes valores y recursos con los que cuentas para poder seguir tu crecimiento, tanto físico como psicológico, social e intelectual y espero que logres a través de esto, tu proyecto de vida al que tienes derecho y ser una mujer feliz, realizada y productiva para ti, tu familia y la sociedad.

Ilustración: Olga Arriaga.

cuando les gritan, les exigen que solo hablen con ellos, que no se arreglen, que no asistan a la escuela, que solo se verán cuando él quiera, que si no le da dinero ya n o l a q u e r r á , o l a abandonará, etc.

1) Violencia psicológica, que es

* Consejera del Instituto Estatal de las Mujeres 2008-2009.

DE BUENA FUENTE / REPORTAJE

VIOLETA

13

Son mujeres indígenas, víctimas de la triple discriminación y violencia
- Por Reyna Ramírez y Guadalupe Elósegui

Muchas de ellas llegan solas a Monterrey, otras lo hacen acompañadas de amigas, pero todas llegan con sueños y anhelos de trabajo o de estudio sin saber a ciencia cierta el destino que van a enfrentar. Como antaño, llegar a Monterrey no resulta fácil, por su clima, su complejidad vial y sus largas distancias, sin embargo, mujeres migrantes provenientes de Zacatecas, Oaxaca, San Luis Potosí o Veracruz, entre otros estados, se lanzan a la aventura buscando una mejoría de vida.

14

VIOLETA

DE BUENA FUENTE / REPORTAJE

CONVERSACIÓN EN LA ALAMEDA
Caminando por los verdes jardines de La Alameda observamos a muchas mujeres, jóvenes en su mayoría, quienes vinieron de sus lugares de origen pasando por situaciones difíciles debido a su interés por progresar, confrontando a sus padres y en muchos de los casos, cuestionando los usos y costumbres de las etnias a las que pertenecen. Una vez llegando a su destino, su objetivo es encontrar un trabajo y un sitio donde vivir. Para Marina Acosta, joven de 22 años, oriunda de Veracruz, su llegada a Monterrey representaba la apertura de muchas puertas, como estudiar y trabajar, pues en Las Lomas, Ver., terminó la preparatoria. Sin embargo, su inexperiencia, el desconocimiento de la ciudad y la falta de oportunidades la llevaron a una de sus pocas opciones laborales: el trabajo doméstico. Entrevistada en La Alameda, Marina no quiso decir a qué etnia pertenece, no obstante, comentó que es bilingüe pero prefiere hablar en español para no tener “problemas”. Señaló que desde su llegada –hace dos años- nada ha sido fácil, pues así como se “abren muchas puertas, otras cosas son muy complicadas, como el transportarse de un municipio a otro, sin conocer la ciudad, eso se dificulta”. Comentó que tanto ella, como su hermana Leo, encontraron a su llegada, trabajo –doméstico-, pero no duraron mucho tiempo en él, por el trato que recibieron. “He recibido maltrato psicológico, me hacían sentir una inútil y la verdad eso sí cala”. Afortunadamente para ellas, ahora trabajan de dependientas en una tienda. Josefa es una mujer de 40 años. Vino a Monterrey con sus dos hijos adolescentes que trabajan en la construcción y otros dos, menores de 10 años, huyendo de la violencia que vivía con su esposo, quien era alcohólico y no intervino para detener el abuso sexual que cometió contra ella un amigo de éste en su propia casa. “Ya después de eso, él me decía que yo lo había sonsacado al amigo y me pegaba así recio, con el puño. Por eso vine acá, trabajo en casas, pero siempre tengo miedo que él venga y luego capaz que me corre la señora o ya no me deja trabajar. Mi amiga dijo ‘vaya a la consulta’ y la señorita de la camioneta (módulo de atención) dijo que me van a ayudar. Yo no vuelvo allá (San Luis), todavía me da miedo, estoy mala por eso, si viera. Está bueno que no cobren la ayuda, porque no alcanza ni pa’ camión. Yo vivo muy lejos, pero voy a venir otro domingo a ver si ya arreglo papeles para que (los niños) tengan su escuela”, dice con voz muy queda, en la que sin embargo, se percibe la determinación.

DE BUENA FUENTE / REPORTAJE

VIOLETA

15

VIOLENCIA DE GÉNERO
Las mujeres rurales son, a su llegada a la zona urbana, muy susceptibles al entorno: a la violencia, a la estafa, al timo, en pocas palabras, a la violación de sus derechos civiles, laborales y humanos. Generalmente llegan porque cuentan con algún familiar o amistad que aquí vive y trabaja, y es más sencillo acomodarlas en el trabajo doméstico informal, al que llegan por recomendación. La mayoría de las veces, se quedan a dormir –o a vivir- en la casa de los patrones, lo que representa jornadas muy amplias de trabajo, y carecen de prestaciones de ley, como los servicios médicos, entre otros. La violencia que viven las mujeres migrantes no es exclusiva de ellas, queda inscrita en la que padecen las mujeres en general, denominada violencia de género. Ésta tiene sus implicaciones en la violencia social, económica, laboral, doméstica, política, emocional, cultural, patrimonial y sexual, que las mujeres en general y las indígenas en particular viven día a día. Dicha violencia se sustenta en que las mujeres son consideradas desiguales, con menos valor que los hombres, dentro del sistema patriarcal.

POR LA CULTURA DE EQUIDAD Y EL EMPODERAMIENTO
La situación de opresión, exclusión y violencia que viven muchas mujeres indígenas es resultado de un proceso cultural de varios siglos de antigüedad, que no cambiará ni se modificará tan rápido, requiere de cambios estructurales, de reconocimiento a las comunidades indígenas y de la voluntad de hombres y mujeres para la construcción de nuevas identidades. Como alternativa, se requiere brindar toda clase de información a las comunidades indígenas, que las niñas, niños y mujeres tengan acceso al conocimiento y al ejercicio de sus derechos, como un proceso de empoderamiento personal y colectivo. En Nuevo León son importantes las redes entre comunidades indígenas, aunque pertenezcan a diferentes etnias, con la finalidad de que las mujeres generen empatías entre sí, se creen lazos y espacios para la reflexión, donde manifiesten sus inquietudes y problemáticas y donde puedan hablar abiertamente de su condición de género. Espacios donde además, obtengan aprendizajes para mejorar sus oficios. Sobre todo, que aprendan a conocerse, a no verse a sí mismas como entes devaluados, para que nadie las oprima o subordine, ayudar en su autoestima, que adquieran una conciencia del ser mujer.

16

VIOLETA

DE BUENA FUENTE / REPORTAJE

PANORAMA NACIONAL
Es increíble que en pleno siglo XXI aún se practique en forma estructurada y casi sistemática, la violencia de género y la venta de mujeres. En nuestro país, en comunidades indígenas y campesinas las mujeres son consideradas como un objeto de compra-venta y son vendidas por sus padres a hombres que las convierten más que en sus esposas, en sus esclavas o sirvientas bajo pretexto o como parte de sus usos y costumbres. Si las mujeres “no cumplen” con lo esperado, el esposo puede devolverlas a sus padres, generando actos de vejación y humillación. Pero la violencia de género va más allá; en algunos países europeos la violación –sexual- de mujeres de determinados pueblos, es una estrategia de guerra. En México esta situación quedó documentada por diferentes medios de c o m u n i c a c i ó n t ra s l a militarización de los territorios indígenas. Esto trajo como consecuencias la división de las familias, la confrontación en las comunidades y el incremento de la violencia hacia las mujeres generando una guerra de bajo perfil. De tal forma, conocemos casos de violación a los derechos humanos básicos a mujeres y a comunidades indígenas por demás conocidos como las de Acteal, en la década pasada o Atenco, hace un par de años. Por su situación de vulnerabilidad, las mujeres, niñas y niños son blanco de violencia y abuso sexual, y en el peor de los casos, son asesinadas. El año pasado, un caso llamó poderosamente la atención de algunos medios de comunicación: Ernestina Ascensio, indígena nahua de 73 años de edad, fue violada tumultuariamente, torturada y asesinada en la sierra de Zongolica, en el estado de Veracruz, presuntamente por militares asentados en la sierra. Este año, a principios de diciembre, se dio a conocer que en un acto público en Hueytlalpan, Puebla, un animador incitó a una decena de niños indígenas, de entre 6 y 12 años de edad, a desnudarse por completo. Esto ocurrió en un jaripeo donde según diversas fuentes, se acostumbra desnudar a niños por dinero, como un “tipo de entretenimiento” al que, presuntamente, acudió el Presidente Municipal de Hueytlalpan, Juan Martín Barrientos Ramos. Circuló la noticia de que el “animador de eventos” acostumbra “divertir” a la gente con este tipo de “espectáculos” y que anteriormente, en otras festividades había hecho lo mismo con jovencitas, pagándoles por quitarse la blusa. Toda esta situación ha generado molestia y disgusto por la transgresión y violación a los derechos humanos de niños, niñas y mujeres indígenas. Actualmente existe una denuncia penal contra quien resulte responsable y ya ha intervenido la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para investigar a fondo el asunto. Pareciera que la voz de las comunidades y las mujeres indígenas no tuvieran eco, y que las que se atreven a denunciar, pagan c a r o e l atrevimiento, como el caso de Felícitas Martínez y Teresa B a u t i s t a , periodistas indígenas de una radio comunitaria en Oaxaca que fueron asesinadas y que, hasta la fecha, el homicidio no ha sido resuelto. Otras no han cesado en su andar, basta recordar el discurso de la Comandanta Esther del EZLN en su participación en el Congreso Federal el 2001, dónde hizo patente la situación de opresión que las mujeres viven: “También sufrimos el desprecio y la marginación desde que nacimos porque no nos cuidan bien. Como somos niñas piensan que nosotros no valemos, no sabemos pensar, ni trabajar, cómo vivir nuestra vida. Abusan de nuestra decisión, nosotras como mujer nos golpea, nos maltrata por nuestros propios esposos o familiares, no podemos decir nada porque nos dicen que no tenemos derecho de defendernos… Nosotras las mujeres indígenas no tenemos las mismas oportunidades que los hombres, los que tienen todo el derecho de decidir de todo. Sólo ellos tienen el derecho a la tierra y la mujer no tiene derecho como que no podemos trabajar también la tierra y como que no somos seres humanos, sufrimos la desigualdad…” Ante estas situaciones nos percatamos que aún queda mucho por hacer y la sociedad en general tiene un papel muy importante, empezando por reconocer, valorar y respetar a las comunidades indígenas. Fuentes: Con información de W Radio, El Universal, CIMAC, La Jornada.

Fotografías: Leonardo González.

REPORTE / CDI

VIOLETA

17

Concluye con éxito atención a mujeres de población indígena en NL
- Por Dra. Esther Eugenia Torres del Ángel*

Las mujeres pertenecientes a la población indígena migrante en la zona metropolitana de Monterrey, recibieron atención directa enfocada a prevenir la violencia familiar y de género, a través de los Módulos de atención operados por el Instituto Estatal de las Mujeres con el apoyo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI). El programa se realizó de octubre a diciembre de 2008, con el objetivo de detectar, prevenir y brindar atención jurídica, psicológica, médica y social en forma gratuita a las mujeres víctimas de violencia familiar y de género en dicha población, desde la perspectiva de la equidad de género y los derechos de las mujeres, reconociendo principalmente el derecho de las

indígenas a una vida libre de discriminación y violencia. Para ello, s e i n t e g ra r o n d o s e q u i p o s multidisciplinarios formados cada uno por profesionales del Derecho, la Psicología, la Medicina y el Trabajo Social y una persona auxiliar para el diseño de los materiales de difusión. Tuvo dos modalidades: 1) Trabajo de campo con atención directa y de sensibilización en comunidades con población indígena y 2) Difusión de lo que es la violencia de género y sus modalidades. La primera comprendió los siguientes aspectos: prevención, detección y atención de casos de violencia familiar y de género. Asesoría legal, atención médica y apoyo psicológico y de trabajo social. Atención y prevención de casos de salud bucal, salud reproductiva y educación sexual y de las enfermedades más frecuentes de este sector de la población. Por otra parte, se organizaron talleres impartidos por los i n t e g ra n t e s d e l o s e q u i p o s multidisciplinarios con los temas de: Violencia familiar y de género y derechos humanos y Violencia de género en el ámbito escolar, dirigidos a alumnos y padres de familia de escuelas, centros comunitarios y centros de salud con población indígena. Talleres con instructores externos: con el tema Prevención de la violencia familiar con perspectiva de género, a docentes y directivos de escuelas con población indígena.

18

VIOLETA

REPORTE / CDI

En cuanto a la difusión, se produjeron y transmitieron spots televisivos y radiofónicos con el apoyo del Sistema TV y Radio Nuevo León; se diseñaron y repartieron carteles, dípticos, volantes y se publicaron desplegados de una plana en el periódico Alameda Semanal, con un tiraje de 2 mil ejemplares por semana. Además, se distribuyeron trípticos de derechos laborales, la revista Violeta de la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia y el libro Agenda prematrimonial. Las acciones directas se llevaron a cabo en la Alameda Mariano Escobedo del municipio de Monterrey, donde las personas indígenas migrantes acostumbran reunirse los fines de semana, así como en las comunidades en las que se congrega esta población (principalmente escuelas, centros comunitarios y centros de salud), donde se impartieron los talleres mencionados y se ofrecieron los servicios de asesoría legal, psicológica, social y médica para las mujeres que así lo requirieron después de los talleres. Se gestionaron e instalaron dos módulos móviles facilitados por la Secretaría de Salud en la Alameda para dar atención preventiva de salud bucal en uno de ellos, y en el otro, de educación sexual y reproductiva. Con esta estrategia fue posible detectar por medio del interrogatorio si las mujeres sufrían algún tipo de violencia y poder brindarles asesoría legal, psicológica o social, según ameritara y/o consintiera la persona.

Inducción, capacitación e integración
Los equipos multidisciplinarios recibieron un taller de inducción para conocer la estructura organizativa del Instituto Estatal de las Mujeres y el programa autorizado por la CDI. Para enterarlos de los antecedentes de este proyecto se proyectó el documental realizado sobre la Investigación del perfil sociodemográfico de la comunidad indígena del área metropolitana de Monterrey en 2006. Se capacitaron en temas de equidad de género, violencia familiar, derechos humanos, legislación nacional, local e internacional entre otros, y procedieron a la revisión del Manual de Procedimientos del programa, además de integrar un plan de trabajo y logística en comunidades y sitios donde se ubica la población indígena.

REPORTE / CDI

VIOLETA

19

Para llevar adelante el programa, destacamos la labor de coordinación interinstitucional que se estableció con diferentes dependencias gubernamentales entre ellas: la Secretaría de Salud, la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, el Consejo de Desarrollo Social con sus centros comunitarios y la Secretaría de Educación, a través de la Coordinación de Escuelas Indígenas de Nuevo León, a las que agradecemos especialmente su apoyo. También se gestionó el uso de la Biblioteca ubicada en la Alameda Mariano Escobedo, que no se utiliza los fines de semana y muy amablemente nos facilitaron para realizar el trabajo y fue de vital importancia para lograr la meta.

Reuniones de trabajo con equipos multidisciplinarios
Con el fin de llevar a cabo la supervisión, seguimiento y evaluación del proyecto, se organizaron reuniones de trabajo quincenales con la Dirección Operativa de Programas y la Coordinación a mi cargo, en las cuales se recibieron informes de los avances programáticos de los casos atendidos por primera vez y subsecuentes, de los talleres, pláticas, conferencias, materiales comprobatorios de las actividades realizadas, seguimiento al registro de consultas en la base de datos, información sobre estrategias de difusión empleada, desarrollo de procedimientos de atención utilizados y la entrega de materiales y equipo para trabajar en cada sede.

Los resultados
En el período comprendido del 18 de octubre al 18 de diciembre de 2008, se obtuvieron los siguientes resultados:

Atención de la violencia familiar y de género

ATENCIONES Ingresos Subsecuentes Canalizaciones Asistencia a 42 talleres

MUJERES 605 1248 93 1133

HOMBRES 77 115 9 96

TOTAL 682 1363 102 1229

Tipificación y ámbito de la violencia: Se recibieron 76 casos en octubre, 171 en noviembre y 82 en diciembre, dando un total de 337 casos de violencia atendidos y 345 de otros no relacionados con violencia. TIPO DE VIOLENCIA ÁMBITO

Psicológica Económica Física Sexual Patrimonial Total
OTRAS ATENCIONES

234 63 24 9 7 337

Familiar Laboral Comunidad Institucional Total

229 60 25 23 337

Asesoría legal Atención médica Apoyo psicológico Asistencial Total

103 122 85 35 345

Las atenciones solicitadas por causas no relacionadas a violencia fueron: Legal: regímenes conyugales, derechos laborales, registros de nacimiento. Médicos: Enfermedades respiratorias, gastritis, embarazos no deseados, sexualidad (planificación familiar), dermatosis. Psicológico: Apoyo en sexualidad, noviazgo, relaciones conflictivas y autoestima. Asistencial: Instituciones de apoyo, requisitos para el seguro popular, becas de estudio y empleo.

20 VIOLETA

REPORTE / CDI
la realización se disponía de exactamente dos meses, pues el trabajo de campo lo iniciamos el 18 de octubre y lo finalizamos el 18 de diciembre. La estrategia más viable para lograrlo fue pedir prestadas unidades móviles de la Secretaría de Salud para ofrecer atención médica preventiva y de esta manera poder abordar de manera indirecta el tema de la violencia en mujeres de esta población. Previo al trabajo de campo en la Alameda Mariano Escobedo, acudimos a sondear y a observar y pudimos constatar que no era muy difícil hacerlo si las abordábamos con gentileza y empatía. El domingo 5 de octubre acudimos a Plaza Fátima en el municipio de San Pedro, para observar las características de la población en esta zona, pero constatamos que es baja la afluencia de las mujeres a dicha plaza y ellas nos comentaron que se iban a la Alameda, por lo que decidimos sólo establecernos en ese sitio los fines de semana. La estrategia de atención que se estableció con las unidades móviles de salud, nos funcionó muy bien. También conseguí que nos prestaran los fines de semana la biblioteca central de la Alameda, donde nos pudimos instalar para atender de manera más cómoda y adecuada a las usuarias/os. Conforme nos dábamos a conocer y nos veían instalados todos los fines de semana, se facilitaba más el abordaje de esta población. El entusiasmo del personal de los equipos multidisciplinarios facilitó la labor, pues trabajaron entregando volantes, dípticos y trípticos y se presentaban como integrantes del IEM invitando a la población a sumarse a la erradicación de la violencia familiar y de género, así como a conocer sus derechos laborales y humanos. Conforme nos fueron conociendo y familiarizándose con nuestra labor, teníamos más afluencia voluntaria, recomendada por la misma población ya atendida. Lo más satisfactorio fue ver cómo algunas de las usuarias se iban empoderando, aumentando su autoestima y acudían todos los fines de semana a sesión con la psicóloga, la abogada o los médicos. Este mismo grupo de muchachas al final accedieron a grabar los spots de televisión y radio como todas unas artistas y no querían que se terminara el programa, de tal manera que el último domingo que asistimos, algunas de ellas nos despidieron llorando. Les prometimos que las seguiríamos apoyando, ya que seis de ellas quieren estudiar una carrera, una de ellas de Ingeniería, otra de Leyes y otra más de Medicina. Igual de satisfactoria fue la respuesta de la gente que asistió a los talleres de sensibilización en la comunidad escolar. En resumen la experiencia fue muy gratificante y aunque es muy breve el tiempo en que pudimos apoyar, sabemos que hay mucho por hacer en esta tarea. Nos queda la responsabilidad moral de no abandonarla y continuar luchando por sus derechos, reconociendo principalmente el de las mujeres indígenas a disfrutar una vida libre de discriminación y violencia.Concluidas las acciones en los módulos del programa, el Instituto Estatal de las Mujeres continuará brindando con gusto a la población indígena los servicios de orientación legal y psicológica gratuita en sus instalaciones de Morelos 877 Ote., Barrio Antiguo, Centro y en las líneas de atención telefónica 01800 00 378 4323 y 01800 503 7760.

Asesorías subsecuentes al ingreso
Atención y seguimiento de casos de violencia familiar y de género: 1,248 mujeres y 115 hombres, de los que 462 fueron jurídicos, 371 psicológicos y 455 médicos, para un total de 1,363 casos.

Talleres
Fueron impartidos por los equipos multidisciplinarios en escuelas, centros comunitarios y centros de salud, donde existe población indígena, dirigidos a alumnado de primaria /secundaria y a padres de familia. Los temas de los 32 talleres fueron: Violencia familiar y de género, Derechos humanos y laborales y Violencia de género en el ámbito escolar. A ellos acudieron 991 mujeres y 56 hombres, para un total de asistentes de un mil 47 personas. Asimismo, se contrató a dos instructores que impartieron 10 talleres en escuelas primarias y secundarias con población indígena, a maestros, directivos y personal administrativo. El tema de estos talleres, a los que asistieron 142 mujeres y 40 hombres fue: Prevención de la violencia familiar conperspectiva de género en la comunidad indígena. Se realizaron un total de 102 canalizaciones: 9 hombres y 93 mujeres, a instituciones acreditadas para resolver problemas de violencia o asistenciales, tales como defensorías de oficio, jurídicos gratuitos, DIF Capullos y al Centro de Justicia Familiar COPAVIDE, hospitales del sector Salud, centros de salud, facultad de Psicología, Caritas y Servicio Nacional de Empleo.

Prevención y atención de la salud
Salud bucal: Durante 10 fines de semana se ofreció atención con la Unidad Móvil de Salud Dental de la Secretaría de Salud y su equipo de profesionales (3), quienes realizaron: 360 diagnósticos de salud bucal, 250 limpiezas dentales y 360 aplicaciones de flúor. Salud sexual y reproductiva: En ese mismo lapso se contó con la Unidad Móvil de Educación Sexual de la Secretaría de Salud Estatal, que además proporcionó 2 mil condones y 2 mil 500 trípticos de prevención de enfermedades sexuales y métodos de planificación familiar para repartir entre la población indígena. Esta unidad es un mini consultorio en el que se brindaron 418 atenciones y además, en la parte posterior cuenta con equipo de proyección de video, por lo que se transmitió el documental Los tipos de violencia, en 5 frecuencias diarias con una audiencia aproximada de 10 espectadores por vez. Asimismo, el 29 de noviembre se nos facilitó la Unidad Móvil de Mastografía de la Secretaría de Salud, con la cual se practicaron 38 mamografías a mujeres de más de 40 años de edad o con factores de riesgo de cáncer de mama, cuyos resultados se entregaron el 21 de diciembre y resultaron todos negativos para cáncer.

Comentarios finales
La propuesta en este trabajo para el 2008 fue dar continuidad a un proyecto iniciado con fondos federales de CDI en el año 2006 para atender a la población indígena migrante en Nuevo León. El reto más importante que enfrentamos fue el “cómo” lograrlo, qué estrategia sería la más apropiada para abordar a este sector de la población con sus características culturales y su situación de vulnerabilidad, y hacerlo en un tiempo récord, ya que para

* Dra. Esther Eugenia Torres del Ángel, Coordinadora de Equipos Multidisciplinarios del programa CDI.

REPORTE / CDI

VIOLETA

21

Atienden violencia familiar y de género en la comunidad indígena
La migración de poblaciones indígenas que provienen de otras entidades de la República a Nuevo León se ha incrementado en los últimos años. De acuerdo a datos que proporciona el INEGI (2005), la población indígena en la entidad se duplicó, pasando de 15 mil 446 en el año 2000 a 29 mil 538 en 2004. El 92 por ciento de estas comunidades habitan en el área metropolitana de Monterrey. Las necesidades y demandas en materia de violencia son vastas y complejas motivo por el cual, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el Instituto Estatal de las Mujeres llevaron a cabo el programa Módulos de Atención a la violencia familiar y de género en las comunidades migrantes indígenas del Estado de Nuevo León, del 6 de octubre del 2008 al 19 de enero del 2009, mediante trabajo de equipos multidisciplinarios. Las áreas de trabajo seleccionadas fueron las zonas de residencia de mixtecos, náhuas, mazahuas y otomíes, que viven en colonias como Héctor Caballero y Arboledas de los Naranjos en Benito Juárez; colonias Santa Martha y Nueva Esperanza en Escobedo; colonia Ampliación Lomas Modelo en Monterrey. En estos puntos se trabajó en escuelas y centros de salud. Asimismo se instaló un módulo central en La Alameda Mariano Escobedo, donde convergen todas las etnias. Un módulo más se instaló en Plaza Fátima. A continuación presentamos la experiencia de los equipos multidisciplinarios que integraron el programa.

Equipo de psicólogos
Uno de los desafíos al iniciar este proyecto era saber la idea que tenían las comunidades indígenas acerca de los psicólogos, ya que de ello dependía que se acercaran o alejaran. Averiguarlo no fue fácil, pero nos acercamos con una actitud fresca, sin títulos, buscando empatías, que escucharan sobre la asesoría y ayuda para combatir injusticias. Les mencionamos que por ley debían trabajar jornadas de 8 horas diarias y si pasaban de ese tiempo, les debían remunerar. Esto acaparaba toda su atención y nos daban el pase para indagar más sobre su estilo de vida, pensamientos y angustias. Una vez ganada la confianza, escuchábamos desde inquietudes con su pareja sentimental hasta situaciones de abuso, como jornadas laborales muy extensas sin defender su tiempo ya que algunas son manipuladas por sus patrones por el espacio físico que brindan para dormir; sin mencionar discursos llenos de dolor como que fueron víctimas de violación y/o abusadas sexualmente. Logramos que conocieran acerca de su derecho a vivir una vida libre de violencia. Hacíamos hincapié en que nuestra labor no consistía en juzgar, criticar o censurar, solamente en escuchar y asesorar según la necesidad. Al momento de desahogarse las invitábamos a tomar una decisión significativa que cambiara su vida: ¡vivir sin violencia! dándoles opciones de dónde continuar un tratamiento psicológico, cómo denunciar o dónde buscar empleo y/o becas para aprender algún oficio. Culturalmente no reconocen la violencia, la ven “natural” y siguen sujetas a sus agresores por miedo, por el temor al reproche de los hijos si el agresor pisa la cárcel o al abandono. A la población joven le hablamos de las relaciones envueltas en celos, falta de respeto y control por la vestimenta, gustos y amistades por parte de su pareja; situación que a muchas mujeres les hacia ruido. Hubo usuarias que solicitaban seguir con consultas psicológicas.

Equipo de trabajadoras sociales
El haber trabajado con la población indígena ha sido una experiencia única e inolvidable. Antes de comenzar a trabajar con ellos y ellas, se realizó una observación minuciosa para saber sus costumbres y sus actividades, percatándonos que son muy arraigadas, donde la mayor parte de las personas se mostraban muy desconfiada e insegura, mostrando rechazo e indiferencia al inicio de nuestras intervenciones. Al conversar con mujeres, en su gran mayoría nos percatamos que tienen un nivel básico de estudios y la mayoría se dedica a trabajar como empleadas domésticas; difícilmente toman decisiones importantes respecto a sus vidas; gran parte de población habla su lengua, aunque la mayoría son bilingües. Esta población es víctima de violencia en todos los ámbitos, carecen de información, no cuentan con instituciones cercanas a sus domicilios donde las puedan ayudar de manera gratuita, ni con servicios asistenciales. La experiencia personal más grata fue observar que las mujeres aceptaron la información que se les ofreció y ver en sus rostros una sonrisa de aceptación ante esto que les va a servir en un futuro, ya que anteriormente no lo conocían. Consideramos que la información brindada les abrió un panorama nuevo en sus estilos de vida y en su manera de pensar, y que les ayudará a tomar decisiones que cambiarán sus vidas.

22 VIOLETA

REPORTE / CDI

Equipo médico
Nuestra experiencia fue muy satisfactoria, al comenzar nuestro plan de acción sabíamos que seríamos pioneros en una investigación de campo de este tipo. En un principio el acceso médico aunque solicitado, se veía con desconfianza. El acercamiento fue constante para formar las bases de nuestra relación. El objetivo era proporcionar información básica sobre salud, darles a conocer temas conforme a su edad y sus necesidades y canalizarlos a las instituciones según los casos. Una vez generada la confianza y la empatía, la idea era ayudar a su empoderamiento, para que reconocieran la discriminación y pudieran exigir libremente lo que como mexicanas les corresponde: su derecho a la salud. Se brindó servicio médico a etnias otomí, náhuatl, mixteca, así como en general a las mujeres migrantes de diferentes estados de la República que solicitaran el servicio médico que consistió en revisión de rutina, realización de la historia clínica tomando en cuenta los antecedentes personales patológicos, antecedentes personales no patológicos, antecedentes heredofamiliares, así como antecedentes gineco-obstétricos en el caso de las mujeres. Se les tomó la presión arterial, se hizo revisión de signos vitales y revisión de los sistemas cardiorrespiratorio e intestinal. Uno de los mayores obstáculos fue el lenguaje ya que muchas de ellas solo hablan en su lengua natal y esto las hace presas de injusticias y malos tratos; se observó analfabetismo, pobreza, y situaciones de violencia extrema. De nuestro servicio médico, observamos en general enfermedades crónico-degenerativas como la hipertensión arterial y diabetes mellitus 2, obesidad e hipercolesterolemia, en ese orden de frecuencia, sobre todo en la población adulta mayor pero en muchos casos, en mujeres menores de los 50 años, quienes ya poseen una marcada herencia para padecer este tipo de enfermedades, sin un control adecuado ni acercamiento a los servicios de salud, lo que trae consigo un pobre pronóstico. En cuanto a la población más joven se observó que desconocen sobre métodos de planificación familiar, no saben cómo protegerse para prevenir embarazos no deseados. En general las y los jóvenes son sanos, sin enfermedades observadas pero muchas de ellas con carga familiar de diversas enfermedades crónico-degenerativas, que con un control adecuado se prevendrían. La mayoría de estas mujeres no tienen un control adecuado de inmunizaciones y están expuestas a enfermedades de transmisión sexual. En su mayoría no cuentan con servicios básicos de salud, no poseen una cultura sobre el control de la natalidad, no llevan un adecuado control de su salud ginecológica lo que las pone en riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer de cérvix, de mama, o de ambos.

Equipo de abogadas
En nuestra experiencia de trabajo con la población indígena, nos encontramos con un sin fin de retos a vencer, pues debíamos ganarnos su confianza para cumplir con el objetivo encomendado al departamento legal: identificar si la población sufría algún tipo de violencia, ya sea en el ámbito laboral, familiar, institucional o en la comunidad, así como brindar la información sobre la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Observamos que es una población muy vulnerable, así que trabajamos mucho en la concienciación e información de sus derechos. Comenzamos con lo básico que es darles a conocer sus derechos humanos y sus garantías individuales. Otro reto a vencer fue sin lugar a dudas su lengua, pues se cuidan y se protegen hablándola entre ellas, pero al mismo tiempo es un impedimento para entablar una comunicación efectiva. Una vez establecido el diálogo, haciendo uso de traductores, de amistades o familiares de ellas (mujeres, en su mayoría), les explicamos que, como empleadas domésticas, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, deben trabajar 8 horas diarias, con derecho a días de descanso y a un pago extra en caso de trabajar más horas. Para hablarles sobre sus derechos laborales se les entregaron trípticos sencillos y entendibles con dicha información; otra acción legal de que echamos mano fue entregarles Agendas prematrimoniales para explicarles sobre sus derechos y obligaciones, si optaban por el matrimonio y/o la unión libre. Los casos más frecuentes son de mujeres que trabajan como empleadas domésticas a quienes no se les respetan sus derechos laborales y trabajan largas jornadas diarias, asimismo, refieren que no cuentan con seguro social y en su mayoría, su sueldo es inferior al que establece la ley. Existen además casos donde hay maltrato hacia menores por parte de su familia, en cuyo caso se hicieron los reportes correspondientes al DIF Nuevo León. Se constató que muchas mamás, entre ellas menores de edad, no han registrado a sus hijos e hijas pues están en espera de que sus parejas los reconozcan legalmente, lo cual generalmente no ocurre y dichos/as menores siguen sin registro.También se recibieron dudas e inquietudes y solicitaron información sobre trámites de divorcio, pensión de alimentos y denuncias por violencia.
Elaborado por un equipo multidisciplinario integrado por: médicos David Alberto de Jesús Nava Uribe y Jéssica Cruz Martínez; psicólogas Carolina Lisbeth Serrato Ordóñez y Maribel Cárdenas Valdés; trabajadoras sociales Brenda Tello Alemán y Mónica Violeta Salas Torres; abogadas Gabriela Lisset de la Riva Medina y María Verónica Martínez Dávila. Todos fueron coordinados por Dra. Esther Eugenia Torres del Ángel y la Dirección Operativa del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León, que dirige María del Consuelo Chapa Maldonado.
Fotografías: Equipo multidisciplinario CDI/ Rigel Lazo.

REPORTE / CDI

VIOLETA

23

Testimonios
Vicenta Claudina,
originaria de Veracruz Residente en Arboledas de los Naranjos, Escobedo

Col. Ampliación Lomas Modelo, Monterrey

“Agradezco el apoyo que me dieron, yo sufrí por muchos años violencia por parte de mi esposo pero tenía miedo a hablar ya que él siempre me amenazó para que yo no dijera nada pero gracias a que vinieron a la escuela a ofrecer el apoyo, me siento más tranquila por que no sabía qué hacer ni a dónde acudir por que no cuento con el dinero necesario para cualquier trámite. Gracias que me dieron una orientación adecuada y que me mandaron a los lugares seguros a donde me van a brindar el apoyo que yo necesito, sus pláticas me sirvieron mucho, ya me siento más segura y sé a dónde puedo acudir, muchas gracias espero que puedan seguir viniendo a darnos más pláticas”.

La señora Claudina nos comenta con agradecimiento, que está muy contenta con la información que le brindamos en los talleres, ya que había buscado información anteriormente sobre violencia desde que su hijo mayor iba a primaria, porque su esposo la maltrataba física y verbalmente, lo hizo durante diez años, ahora tiene 15 años de casada y menciona que ya no lo hace y que no se separó de él antes porque no sabía a quién pedir apoyo, o qué tipo de ayuda le brindarían las autoridades. Ahora no se separa, cuenta, porque ya no la maltrata. Es una mujer muy asertiva dentro de su comunidad, es bilingüe, habla náhuatl y español y es la maestra del bordado de punto de cruz en un centro comunitario. De volver a sufrir violencia, dijo que lo denunciaría y aseguró que en cuanto sus hijos vayan a la preparatoria se va a divorciar, porque no ha podido borrar todas las huellas que el maltrato le dejó. Le recomendamos seguir con sus actividades dentro de su comunidad, también le invitamos a seguir estudiando y a tomar terapia psicológica para resolver el pasado.

Erika

Col. Héctor Caballero, Benito Juárez

Jeny,

La señora Erika sufre violencia por parte de su aún esposo, porque no se ha divorciado de él, aunque ella ya tiene otra pareja, su esposo continúa molestándola, acudiendo a su domicilio para agredirla verbalmente; ella le ha solicitado el divorcio pero él no quiere. Nos comenta su asombro al darse cuenta (con las pláticas dentro del taller) que está dentro del círculo de la violencia aunque se encuentre separada de su esposo. Solicitó apoyo psicológico porque siente impotencia para resolver su situación. Debido a su baja autoestima, trabajamos con ella técnicas de asertividad y autocontrol para ayudarla a manejar sus emociones y a poder tomar mejores decisiones. Le recomendamos asistir a los talleres que se ofrecen en el centro sobre autoestima y desarrollo humano. También recibió un chequeo general por parte del área médica y toda la información legal pertinente respecto al divorcio, por parte del área jurídica.

originaria de Veracruz Residente en la colonia Lomas de San Agustín, San Pedro Garza García

“Agradezco mucho el apoyo que me brindaron porque me ayudaron a saber los derechos laborales que tengo, pues como empleada doméstica, sabía que hay ciertos días de descanso y horarios, pero no sabía cómo hacer para que me los respetaran. También agradezco la información que me dieron acerca de la utilización de los métodos de planificación, ya que tengo pareja y me da miedo tener un embarazo no deseado”.

Silvia,

originaria de Xilitla, San Luis Potosí Reside en la colonia Fomerrey 45, La Estanzuela, en Monterrey

“Agradezco al Instituto Estatal de las Mujeres por los servicios que me brindaron, tanto al médico, porque me dijo que no me debía embarazar hasta después de un año luego del aborto que sufrí, porque podría repetirse, y a la psicóloga porque nunca en la vida había tenido oportunidad de platicar con una psicóloga y me ayudó muchísimo a resolver el problema que sufrí a los 6 años de edad, cuando fui víctima de abuso sexual por parte de mi hermano”.

24 VIOLETA

ASUNTO PÚBLICO / PROYECTOS

Acciones a favor de las mujeres en municipios
El Gobierno Federal durante el 2008 asignó recursos federales a los Institutos de las Mujeres estatales para atender a mujeres víctimas de violencia de género a través del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la Secretaría de Desarrollo Social Sedesol-Indesol y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. El Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León llevó a efecto, varios proyectos contra la violencia de género en todos los municipios del estado, que compartimos con la comunidad en general:

Con INMUJERES

El programa “Modelo de Atención Integral de la Violencia Familiar” del Fondo de Apoyo a los Mecanismos para el Adelanto de las Mujeres en las Entidades Federativas (FMVVG) para la atención de las mujeres víctimas de violencia de género, trabajó en cinco líneas de acción durante el 2008 y aquí ofrecemos resultados. En 1) Centros de Atención, brindaron orientación legal, psicológica, médica y social a 6,074 mujeres y hombres en consulta externa que asisten al Centro de Justicia Familiar. En este centro además, se detectaron y atendieron 184 casos de mujeres (150 hijas e hijos menores de edad) víctimas de violencia extrema a quienes se les brindó el servicio de refugio. 2) Atención Itinerante, proporcionó atención médica, asesoría jurídica y tratamiento psicológico a 3,599 mujeres víctimas de violencia familiar en municipios del Estado. Se elaboró un manual de organización y procedimientos de atención a las mujeres; se distribuyeron 4 mil dípticos para la difusión

de la cultura de la no violencia contra las mujeres; se actualizó el directorio institucional y se promovieron 60 espacios de difusión en programas de Mujeralia Radio y TV y en la prensa escrita. 3) Línea de Emergencia fue un proyecto que contó con equipo tecnológico con el cual se atendieron 1,223 llamadas telefónicas como recurso para la atención inmediata y de emergencia a las mujeres víctimas de violencia. Se distribuyeron 6 mil trípticos de información sobre la línea telefónica. 4) En Integración de los Sistemas Estatales se llevaron a cabo 8 reuniones de grupos de trabajo y 2 reuniones con dependencias estatales y municipales, para consolidar el Sistema Estatal para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. El reglamento fue publicado el 17 de diciembre de 2008. 5) En Acceso a la Justicia se buscó profesionalizar al personal de Seguridad Pública Estatal y Municipal en temas de equidad, masculinidad y estereotipos de género para mejorar su desempeño en la atención de los casos de violencia contra las mujeres. Para ello se realizaron 27 talleres con la participación de 1,062 funcionarios/as.

ASUNTO PÚBLICO / PROYECTOS

VIOLETA

25

La violencia contra las mujeres, beneficiando a 203 personas. Vertiente c) Generación y difusión de estudios e investigaciones. Se publicó un compendio de investigaciones sobre violencia contra las mujeres; se realizó un trabajo de investigación sobre el grado de conocimiento de la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia en funcionarios municipales. Se publicó el libro Poder, mujeres y liderazgo: una guía incluyente. Vertiente d) Creación o fortalecimiento de refugios para las mujeres víctimas de violencia y sus hijas e hijos, así como de unidades de atención y protección a las víctimas de violencia, proporcionando en ambos casos, apoyo médico, psicológico y legal especializado y gratuito. Se brindó apoyo al Centro de Justicia Familiar de la Procuraduría General de Justicia y se atendieron 127 casos y 105 hijas e hijos de las mujeres víctimas de violencia en el refugio y en consulta externa 2,650. Se brindó apoyo a la Asociación VICCALI (Vida con Calidad, A.C.) para la atención de 1,634 personas en consulta externa.

Apoyos de SEDESOL-INDESOL
Por tercer año consecutivo con recursos de Sedesol-Indesol, el Instituto Estatal de las Mujeres trabajó el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF), el cual surgió para prevenir la violencia contra las mujeres; en el 2008 se lograron grandes avances en el Estado a través de cuatro vertientes. Vertiente a) Transversalización de la perspectiva de género mediante el fortalecimiento y profesionalización institucional. Participación de funcionarios/as municipales en el taller “Medidas preventivas de la violencia familiar desde la perspectiva de género”. Se realizaron 60 talleres de 3 horas cada uno; capacitando un total de 1,775 funcionarios/as municipales y estatales. Se realizaron 73 talleres; beneficiando a un total de 2,496 docentes del sector académico de los cuales 21 talleres fueron con la Universidad Autónoma de Nuevo León y 52 con la Secretaría de Educación. Vertiente b) Acciones y prácticas de prevención, detección y atención de la violencia contra las mujeres dirigidas a la población. Se atendieron a 7,474 mujeres víctimas de violencia familiar y de género a través de un programa de atención integral especializado, que incluye asistencia legal, psicológica y social en 35 municipios del Estado. Se realizaron 340 talleres de sensibilización por el personal profesional de los equipos itinerantes con la participación de 8,733 personas en los municipios. Se realizaron 2 seminarios con el tema

Fotografías: Equipos itinerantes FONDO MVVG y PAIMEF.

26 VIOLETA

ASUNTO PÚBLICO / PROYECTOS

Acciones a favor de las mujeres en municipios

Fondo para la Transversalización de la Perspectiva de Género-FTG
El objetivo de los recursos federales autorizados al Instituto Estatal de las Mujeres a través del Fondo para la transversalización de la perspectiva de género en el que participaron directamente la Secretaría Estatal de Salud y los municipios de Apodaca, Dr. González y Rayones, además del Poder Legislativo, fue establecer nuevos retos y desafíos que permitan impactar en menor tiempo resultados que fortalezcan las áreas de oportunidad en la Administración Pública Municipal como ente activo en la concreción de avances; así como consolidar dependencias de la Administración Pública Estatal que han venido realizando, con éxitos parciales, la incorporación de la perspectiva de género, como eje transversalizador en sus programas y acciones. El proyecto se denominó Fortalecimiento y Consolidación de la perspectiva de género en la Administración Pública Estatal y Municipal y se llevó a cabo de junio a diciembre del 2008 en cuatro modalidades que se enuncian a continuación: a) Estudios, investigaciones y evaluación de políticas públicas con perspectiva de género. En el que se establecieron y cumplieron tres metas traducidas en estudios sobre: • La situación actual de la homologación y armonización en el Estado de Nuevo León de la Convención para evitar todas las formas de discriminación contra las mujeres –CEDAW, la Convención contra la violencia contra las mujeres- Belén do Pará, la Ley Nacional de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres y la Cumbre de los Derechos de la Infancia; de éste surgieron 48 propuestas consideradas como áreas de oportunidad para continuar las acciones de tipo jurídico. • Las Mujeres en la Administración Pública Estatal de Nuevo León en una segunda visita de cómo han permanecido, cambiado o están ausentes las mujeres en la toma de decisiones dentro de la Administración Pública Estatal;

ASUNTO PÚBLICO / PROYECTOS

VIOLETA

27

• Diagnóstico de la trasnversalidad de los marcos legales en las políticas de la Administración Estatal, vinculadas a la agenda de género, con especial énfasis en la política de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, misma que ubicará que es necesario avanzar en relación con lo ya logrado.

d) Coordinación interinstitucional: • En éste se realizaron los convenios con los tres municipios pilotos mencionados, la Secretaría de Salud Estatal, la Casa de la Cultura Jurídica y el Instituto de Profesionalización, además de propiciar esta coordinación con los Encuentros y el Foro programado y realizado con una e xc e l e n t e r e s p u e s t a a l a s convocatorias y los resultados de los mismos.

Conclusiones
Será estratégico continuar las tareas iniciadas, para garantizar que la transversalidad se convierta en la herramienta estratégica de la institucionalización de la perspectiva de género en los diferentes escenarios estatales y municipales, que permitan alcanzar el fin último de la i g u a l d a d p a ra m u j e r e s y hombres.

b) Modelos de intervención para la incorporación de la perspectiva de género en las políticas públicas: • Donde se desarrollaron no uno sino dos modelos de intervención; el primero de tipo evaluativo transversal en relación a la política pública de prevención y atención de la violencia contra las mujeres a nivel estatal y municipal y un segundo modelo de tipo operativo con el fin de dar acompañamiento a la aplicación de un modelo de este tipo a través de un tema de salud que pueda ejemplificar y clarificar esta tarea de implementar una política pública con mecanismos de seguimiento y evaluación confiables y continuos como fueron la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, el embarazo en adolescentes y las adicciones. c) Formación, capacitación y actualización de servidores públicos: • En éste se realizaron cursos en 25 municipios a través de sus Cabildos y puestos de decisión generalmente constituidos por el Secretario del Ayuntamiento, Tesorero y los diferentes secretarios/as dependiendo de la estructura institucional que priva en cada instancia, tendiendo respuestas positivas en la mayoría y un interés y participación muy importante de los tres municipios pilotos de Apodaca, Dr. González y Rayones, la Secretaría de Salud y el H. Congreso del Estado, con un universo de aproximadamente 337 servidores y funcionarios públicos.

Fotografías: Rigel Lazo.

28 VIOLETA

EL SITIO DE SOFÍA / CULTURA

Esta sección ofrece algunas sugerencias de diversión, entretenimiento y reflexión en torno al tema central de Violeta. Toca el turno a los temas indígenas por lo que a continuación presentamos algunas recomendaciones de cine y música en torno a ellos.

CINE
El violín (Francisco Vargas Quevedo, 2007) describe el valor y el orgullo de comunidades indígenas que por mucho tiempo han vivido humillaciones y maltrato por parte del poder autoritario. Una familia, de tres generaciones distintas, decide unirse a la guerrilla y transportar armamento. El anciano don Plutarco (don Ángel Tavira), campesino y violinista manco, se gana al capitán encargado de los militares, a través de su música. Mientras tanto, la guerrilla organiza la resistencia armada y don Plutarco colabora rescatando armas y municiones que esconde y transporta en el estuche vacío de su violín. Por un tiempo, logra engañar a los militares con su apariencia de anciano inofensivo y su música. Está filmada en blanco y negro y muestra unos paisajes maravillosos de nuestro país. Una película que vale la pena ver. Cochochi (Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, 2007) es un relato sencillo, está ambientada en la Sierra Tarahumara, en el valle de Okochochi, al norte del país. Cuenta con pocos personajes y fue filmada en lengua indígena rarámuri, de una forma respetuosa del habla y las costumbres. Cuenta la historia de dos niños enviados a entregar unas medicinas a un tío abuelo, que vive en una población distante, en el camino pierden el caballo y la pista el uno del otro. Los directores de Cochochi ofrecen un gran retrato de una comunidad indígena, la participación de los niños es muy buena y el registro oral es muy digno. La leyenda de La nahuala (Ricardo Arnaiz, 2007) se sitúa en el año de 1807 en la ciudad de puebla de los Ángeles en la todavía Nueva España. Leo San Juan es un niño de nueve años de edad que vive asustado por la leyenda, según la cual, una vieja casona abandonada es habitada por una bruja conocida como la nahuala, quien 52 años años atrás se apoderó de los espíritus de dos niñas y ahora busca a un tercer espíritu, ya que si lo consigue el Día de Muertos, logrará el poder suficiente para acabar con todos los habitantes de la ciudad. La nahuala atrapa a Nando, el hermano mayor de Leo y la misión de éste será rescatarlo, para lo que tendrá que superar todos sus miedos. Pide ayuda a su abuela, quien ya había escapado de La nahuala en 1755, así como a un fraile y diversos personajes que encuentran en el camino, como un alebrije , unas claveritas de azúcar y un quijotesco fantasma español en armadura. La película es de animación o caricatura. Las voces de los personajes principales están a cargo de Andrés Bustamante, Jesús Ochoa, Martha Higareda, Manuel 'Loco' Valdés, Ofelia Medina y Germán Robles, entre muchos más. Eréndira Ikikunari (Juan Mora Catlett, 2007) filmada en Michoacán y hablada en purépecha, narra un episodio de la Conquista de México. Se basa en una leyenda del siglo XVI: la de una muchacha que muestra un gran valor y una gran entereza ante la invasión de su tierra donde ella lucha por alcanzar la dignidad y el respeto. Para contarnos esta historia, el director recurre a animaciones inspiradas en códices. La historia de Eréndira, así como la de los purépechas, es parte de una cultura viva. Por medio de la tradición oral esa leyenda ha sido embellecida, modificada e idealizada a través de generaciones, por eso el director la filmó con indígenas, hablada en purépecha y en escenarios naturales de Michoacán. Juan Mora Catlett ya tiene experiencia en temas indígenas, pues hizo también la película Retorno a Aztlán (1991), cinta que recoge la resistencia indígena durante la Conquista. ¿Dónde están sus historias? (Nicolás Pereda, 2007) cuenta la historia de Vicente, un joven campesino en Puebla quien cuida de su abuela enferma. Unos tíos quieren vender el terreno de la abuela sin pedirle permiso. Con el fin de evitarlo, Vicente viaja al Distrito Federal en busca del Ministerio Público para que se haga justicia. A pesar de que no ha visto a su madre, quien trabaja en México como empleada doméstica desde que él era niño, decide ir a buscarla a la gran ciudad. Con la ayuda de la señora de la casa, una sofisticada mujer de mediana edad, Vicente llega hasta el Ministerio Público para presentar su caso, que se complica al no presentar las escrituras. Con asombro, Vicente se da cuenta que el sistema jurídico es casi impenetrable.

EL SITIO DE SOFÍA / CULTURA

VIOLETA

29

MÚSICA
Salías del templo un día, llorona, cuando al pasar yo te vi. Hermoso huipil llevabas, llorona, que la virgen te creí
(La Llorona, son popular istmeño).

RIQUEZA DE TRADICIONES: de Semana Santa a Día de Muertos
Desde la época prehispánica, la fiesta ha jugado un papel muy importante en México y, generalmente, tiene que ver con los ciclos agrícolas. Para los pueblos indígenas la llegada de la Semana Santa es muy significativa ya que todo se convierte en festividad. Recientemente encontramos un disco compacto que reúne cantos, rezos y algarabías de algunos pueblos indígenas del país. Semana Santa: pueblos indígenas incluye grabaciones de rarámuris, tomados en el XXII Encuentro de Música y Danza Indígena, en Carichi, Chihuahua, en 1979. A ritmo de tambores escuchamos “Música para la danza de fariseos”, “La resurrección del Señor” (violín y guitarra), correspondiente a la danza de matachines y pascolas. En “Alabadas sean las horas” la grabación es mazahua, recopilada por Pablo Romero en 1994. Se trata de una interpretación con guitarras, mandolinas, concheras, sonajas y canto. “Cuaupepenquetla” (pieza de la danza de xochitini) de origen nahua, es interpretada por violines, jarana y guitarra huapanguera. Esta danza también es conocida como “danza de los tres colores” y se ha difundido entre las comunidades nahuas y tének. El disco Semana Santa: pueblos indígenas, incluye además piezas de origen seri, mame, guarijío, triqui, mayo y otomí, entre otras etnias.

Para quienes gustan del son istmeño, éste es un género musical que se cultiva en el istmo de Tehuantepec, al oriente de Oaxaca . Se trata de un género de compás ternario, muy parecido al vals. Su instrumentación tradicional consiste en guitarra, requinto y bajoquinto. De más reciente introducción es la maimba, que va en retroceso ante el resurgimiento de los tríos tradicionales y de bandas de aliento en ciudades como Juchitán de Zaragoza y Santo Domingo Tehuantepec. Una de las características principales del son istmeño es la versificación en lengua zapoteca, mayoritaria en su zona nativa. Sin embargo, existen varias composiciones en castellano o versiones bilingües. Otra de sus características son las letras románticas, mientras que las piezas picarescas, juzgadas a veces como groseras, han ido perdiendo presencia. Es el principal género musical en el istmo, y es protagonista en bodas, ferias y fiestas religiosas. Algunos de los sones istmeños más conocidos son La Llorona y La sandunga. Entre los intérpretes más conocidos están la Banda Princesa Donashí, el Trío Xavizende, Mario López y el Viejo Lucuxu. Otro son istmeño muy conocido es La tortuga, canción popular que evoca la captura de tortugas y sus huevos en el Golfo de Tehuantepec. Originalmente en zapoteco, existen versiones en castellano.

Letra en zapoteco ¡Ay, ay, bigu xipe carú jma pa ñaca me guiñadoo jma pa ñume ndani suquí nanixe ñahua lame nadxi!

OTROS FONOGRAMAS SON:
La voz de los tres ríos. Aún siguen vivas mis raíces. Música de las regiones mayo, yaqui y guarijío. La voz de las huastecas. Testimonio musical indígena. Danza y música tradicionales de la región tének. La voz de los mayas. Mayapax, Música tradicional maya de Tixcacal Guardia, Quintana Roo. La voz de los vientos. Memoria de los vientos. Música zoque para las danzas de Mokteczu y San Jerónimo. Fuente: La música de los pueblos indígenas de México, puede adquirirse en el Instituto Nacional Indigenista y en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. Más información en su portal en Internet:http://www.cdi.gob.mx/ini/discos/

Traducción al español ¡Ay, ay, tortuga, qué linda pero mejor en un mole pero mejor asada en un horno qué rico si me la comiera hoy!

30 VIOLETA

DESDE LA REDACCIÓN / NOTAS

Instituto Estatal de las Mujeres informa
Actividades de Capacitación
La Coordinación de Capacitación del IEM informó que en 2008 realizó un total de 953 eventos, en los cuales atendieron a un total de 74,906 personas (55,734 mujeres y 19,172 hombres). Realizó 822 talleres entre los que destacan La violencia de género en el ámbito escolar, Poder y Liderazgo, Equidad de Género, Ley de acceso a una vida libre de violencia y Talleres con funcionarios/as públicos, entre otros. Asimismo, se efectuaron 108 conferencias bajo los títulos de “Envejecer con dignidad”, “Los Derechos del Adulto Mayor”, “La violencia de Género en el ámbito escolar”, “Violencia Familiar y de Género”, “Poder y Liderazgo”, “Libertad de expresión con perspectiva de género”, “Banca de las Mujeres y Equidad de género”. Se impartieron un total de 6 Seminarios de Capacitación política y La violencia contra las mujeres. Concluyó el Diplomado “Tejedoras de historia de vida”; se organizaron y apoyaron 11 eventos masivos; trabajaron en la logística de 3 presentaciones de libros y programaron reuniones de trabajo interinstitucionales.

Atención del IEM en el Centro de Justicia Familiar

La oficina del Instituto Estatal de las Mujeres en el Centro de Justicia Familiar reporta que el segundo semestre del 2008 atendió a un total de 207 personas de las cuales, 172 fueron mujeres y 35 hombres. Los motivos de la consulta fueron de atención a la violencia familiar de tal forma que, de los 207 casos recibidos, 56 fueron atendidos por violencia psicológica, 82 por violencia física, 52 por violencia sexual, 8 por violencia patrimonial y 9 por violencia económica.

Un equipo amplio y completo de abogados, psicólogos, médicos y trabajadores sociales (del programa PAIMEF y del Fondo MVVG), así como personal profesional del instituto trabajan arduamente en el Centro de Justicia Familiar brindando atención integral a las víctimas de violencia. De los 207 casos atendidos por las brigadas del IEM en el CJF, las víctimas provenían de los municipios de Apodaca (14), Benito Juárez (5), Escobedo (11), García (11), Guadalupe (39), Monterrey (78), San Nicolás (12), San Pedro (1), Santiago (2), Santa Catarina (25), Zuazua (2), y Ramos Arizpe (2).

Conferencias y seminarios
La feminización de la migración en México, particularmente la que sucede en estados como Zacatecas y los efectos que trae consigo, fueron los tópicos que abordó la investigadora Catalina Gaytán Hernández el pasado mes de octubre. La maestra en Ciencias Políticas y doctoranda en Estudios del Desarrollo por la Universidad Autónoma de Zacatecas, ofreció un avance sobre su investigación a invitación del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León y de la Dirección de Relaciones Federales, Consulares y Atención al Migrante en el marco de la Semana Nacional de Migración. La conferencia tuvo lugar en el Auditorio de la Biblioteca Central “Fray Servando Teresa de Mier” y estuvo presidida por las titulares de ambos organismos, María Elena Chapa y Alejandra Ocádiz. Dentro del marco del “Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres” inscrito por la UNIFEM el 25 de noviembre, el IEM llevó a cabo el Seminario “La violencia contra las mujeres”, dirigido a mayores de 15 años. Éste se llevó a cabo los días 3, 4, 9 y 10 de diciembre de 2008, en el Hotel Ancira de Monterrey. Éstas son sólo algunas de las conferencias y seminarios brindadas por el IEM.

Prevalencia del dolor crónico en mujeres de la zona metropolitana de Monterrey

E

- Por Guadalupe Elósegui

l dolor crónico, en sus diferentes manifestaciones, aqueja aproximadamente al 25 por ciento de la población en Nuevo León. Dicho dolor puede ser originado por factores oncológicos (cáncer) y no oncológicos (como dolores por complicaciones diabéticas o dolores crónicos de columna), es más frecuente de lo que se piensa y afecta definitivamente la calidad de vida y la salud de las mujeres nuevoleonesas. Los datos anteriores son resultados de la investigación Prevalencia del dolor crónico en mujeres de la zona metropolitana de Monterrey, de la Dra. Teresa Adriana Nava Obregón, directora de la Clínica del Dolor del Hospital Universitario de la UANL, quien junto a un destacado grupo de colaboradores/as abordaron el problema del dolor crónico y los medios para tratarlo y prevenirlo. Las y los médicos co-autores del estudio son: Dra. María Victoria Ribera Canudas, Dr. Dionisio Palacios Ríos, Dra. Norma López Cabrera, Dr. Pedro Pérez Rodríguez, Dr. Uriah Guevara López, Dr. Eduardo Ibarra, Dr. César Amescua García, Dra. María del Refugio Ávila Carmona, Dra. Vanessa María Esquino González y Dr. Jonathan Salazar Segovia. La obra fue presentada en conferencia de prensa el pasado mes de octubre en las instalaciones del Instituto Estatal de las Mujeres, encabezada por su Presidenta Ejecutiva, Lic. María Elena Chapa y la doctora Nava Obregón. Acompañaron al grupo de profesionales en este acto el Dr. Donato Saldívar Rodríguez, Director de la Facultad de Medicina y del Hospital Universitario de la UANL; el Dr. Víctor Dryere Noriega, Secretario Técnico de la Secretaría de Salud, así como integrantes del Consejo de Participación Ciudadana del Instituto, entre otras personalidades invitadas, quienes coincidieron en la relevancia y pertinencia del estudio que es de gran

interés para las y los profesionales de la medicina, así como para la toma de decisiones en materia de salud. Prevalencia del dolor crónico en mujeres de la zona metropolitana de Monterrey incluye, también, sensibles testimonios de mujeres que viven dolor crónico de diverso origen, lo que puede ayudar a comprender mejor las consecuencias y las afectaciones que este padecimiento tiene sobre la vida cotidiana, las relaciones familiares o sociales y el trabajo de las personas. Este estudio, publicado dentro de su Serie Investigaciones, es una contribución del Instituto Estatal de las Mujeres para conocer más y mejorar las condiciones de salud, especialmente de las mujeres en Nuevo León y está disponible de manera gratuita para las personas interesadas en su lectura, en las oficinas del Instituto Estatal de las Mujeres, ubicadas en Morelos 877 Ote., entre Diego de Montemayor y Dr. Coss, en el Centro de Monterrey.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->